Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Sólo pensamientos → Diario

Ir abajo

Sólo pensamientos → Diario

Mensaje por Frauke Neumann el Mar Oct 16, 2012 4:22 pm

Estoy frente al abismo oscuro, abajo están los hombres con cadenas que aguardan mi caída.
¡Oh, compañero! soy tan pequeño para el viento que hala, si mis piernas son frágiles espigas. Pero oigo tu voz que también al viento teje el universo y hará de la caída un tránsito, de cuatro muros un arroyo con palabras que palpitan donde tu voz me sostendrá… Y ya no temo.

Del libro "Las horas de la espera"



La historia empieza cuando las cadenas comienzan a caer, yo tenía muchas, cada una de ellas eran arrastrada con poca o mucha fuerza, dependía del día y la situación. Se me relacionaba con un trofeo, de esos que pulir bien los hace brillar para que llamen más la atención. Mi brazos viejos son sostenidos por unos jóvenes. La vida cambia, y la sociedad juzga, pero mientras ella habla, se envenena y busca destrozar mi alma, yo simplemente soy feliz.


Última edición por Frauke Neumann el Sáb Nov 05, 2016 9:49 pm, editado 1 vez


Prisionera de lo que conozco y amo:
Recorrido:
avatar
Frauke Neumann
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 93
Puntos : 134
Reputación : 58
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 27

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sólo pensamientos → Diario

Mensaje por Frauke Neumann el Lun Jun 10, 2013 11:11 pm



DEREK

○ Él estuvo. Él se fue. Él volverá. ○

Entre sus memorias puede tener presente un niño de apenas unos años más que ella. Sus rubios cabellos incluso le parecen más bonitos que los rayos del sol. Lo recuerda como esa figura, la única que siempre le ha dado amor, ese incondicional, del que hablan las mujeres enamoradas, las madres orgullosas, y las hermanas, como ella, afortunadas. Su infancia nunca fue algo de lo cual se pudiera lamentar. Para su buena suerte su padre siempre poseyó un gran imperio que se resumía a un poder adquisitivo enfermizo, pero eso no es lo importante, lo que de verdad valía era él. Aquel pequeño que siempre quiso, que siempre la cuido, y que ella amo.

Derek es el hermano mayor de Frauke, la madre de la misma relata que era un pequeño muy hermoso, con aquellos hoyuelos que difícilmente pueden pasar desapercibido. Un niño con extrema inquietud, demasiado hiperactivo, pero para su mala suerte, con problemas del corazón. Él como cualquier niño gustaba de salir a correr por los enormes jardines propiedad de su padre, pero al poco tiempo terminaba por caer sobre el pasto verde gritando por cuidas y atenciones. Con el tiempo se fue alejando de eso que tanto le hacía feliz, y ahora su motivo de vida era alguien más: su hermana. Desde pequeños ambos se mostraban con una conexión especial, envuelta en el amor verdadero que dos hermanos se pueden tener. Por una parte, sus primeros pasos de la rubia fueron estimulados al ver a su hermano salir de la casa. Había llorado tanto por que la dejaba sola que no dudo en seguirlo, aunque claro, a medio camino cayó, y Derek regresó para con ella. Lou fue la primera "palabra", que la rubia dijo, para así poder llamar la atención del pequeño que se distraía jugando a los barcos de madera, todo en ellos estaba bien.

Fue el primer profesor de Frauke, claro, si se le relaciona con las enseñanzas de vida, gracias a él, el carácter de la mujer se fue puliendo, mostrando a una hermosa señorita, que aunque sumisa por las enseñanzas de su progenitor, también sabía portar el honor de su apellido, y ser la mujer que todos esperaban, la que sería la esposa modelo, la madre abnegada, la que aceptaría el destino de su cabeza con el matrimonio que le otorgaban, pero ante tal obviedad de la vida. Derek mostró un lado distinto al que se le habían inculcado desde pequeño, pues a la llegada de Horst, todo cambió.

- "Ese no es un hombre para ti, Frauke, tú conoces la parte pública, esa cara que todos desean admirar, pero son simples mentiras, serás infeliz con él, no te cases con él hermana, por favor" - Pequeño si, tonto no, y el tiempo le ayudaba a reafirmar sus creencias. Las primeras reuniones que su familia tuvo con la Neumann comprendió que aquel ambicioso adolescente sólo traería desgracias a su familia. Por un lado, su rubia hermana parecía cada día más enamorada de él, o más bien de su mentira, pues entre palabras galantes, y claro, detalles que se podrían considerar dignos de una reina, poco a poco ella fue cayendo en la tentación, y aunque Derek, el hermano siempre fiel estuvo para sostener su vida, y la de su hermana, sus palabras jamás fueron escuchadas, para su lamento, y en un futuro para el dolor de la que sería la futura esposa de Neumann.

El amor que aquellos hermanos se tenían, y que hasta la fecha tienen jamás nadie podrá negar, mucho menos cuestionar, pero su separación fue evidente desde el día en que la mujer tomó el apellido Neumann como suyo. Derek ya no se veía más a los alrededores de la esbelta figura de su hermana, era como si una parte de ambos se hubiera roto, se hubiera muerto, pues aunque la felicidad de ambos estaba destinada a compartir con otras personas, la verdad es que ellos eran parte de un complemento especial, uno indiscutible, uno diferente a lo normal.

Con la separación de los hermanos Eichelberger la desgracia se hizo presente en la vida de Frauke, por un lado no tenía a su acompañante fiel, a ese hombre que siempre le apoyaba incluso en cada enfermedad o caída, pero mientras ella se hacía cada vez más infeliz, y poco a poco iba cayendo por un precipicio, Derek se iba haciendo de riquezas, de poder, y sobre todo de un amor que ni el mismo imaginó tener. Dos años más tarde del matrimonio de cada uno, los primeros hijos del mayor llegaron, pero en ella eso no pasó, y jamás pasaría, no sólo eso, también se hizo presente el maltrato psicológico que el marido de la rubia le otorgaba, y al poco tiempo el físico. Cartas eran el único medio de comunicación que tenían, la única manera de saber el uno del otro, pero el tiempo se iba acabando y el marido de la mujer le fue prohibiendo aquello, dejando a una marchita esposa de Horst Neumann en la obscuridad, entre las sombras, y muriendo lentamente, de tristeza, de dolor y de desamor.

Actualmente no hay día que Frauke no le pida a Dios por su hermano, los recuerdos la azotan y las advertencias que aquel hombre le daba serán siempre pensamientos llenos de dolor y arrepentimiento. Lo extraña, y lo sigue amando como cuando pequeña, pero quizás de una manera más profunda, en silencio, a escondidas y en medio de añoranzas malditas. Lo último que supo de él es su estancia del hombre en Paris por negocios, la esperanza de volver a verlo no ha muerto ¿Sucederá?

"El era mi hermano, pero también mi amor, con él aprendí lo que era la compañía incondicional, lo extraño, y lo buscaré hasta el final" .

copyright · lumsx



Prisionera de lo que conozco y amo:
Recorrido:
avatar
Frauke Neumann
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 93
Puntos : 134
Reputación : 58
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 27

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sólo pensamientos → Diario

Mensaje por Frauke Neumann el Lun Sep 02, 2013 11:00 pm



Hunter

○ Él primero. Mi amor. Mi hijo. ○

Frauke sigue recordando ¿Qué otra cosa puede hacer después de estar tanto tiempo encerrada. Supone que más nada. ¿La razón? No le permiten salir. Horst la ha castigado. Está enfadado con ella ¿Por qué? Es simple, su enojo siempre recae en ella si se encuentra cerca. Por eso bajo llave se encuentra en su habitación. Su figura se encuentra cómodamente sobre una amplia cama de dos plazas. Ella no invade más de lo permitido porque sabe que a él le molesta, incluso su olor, aunque por dentro sepa que le embelesa. Cierra los ojos porque es momento de llevar un rostro entre sus oscuros pensamientos.

El pequeño rostro rubio aparece. Es apenas un niño chiquito, un crío que no debería estar pasando por esa situación. Ella que tanto anhela tener un hijo propio no puede, porque su cuerpo dice que algo está mal en ella.

Hunter llegó para cumplir una meta, un objetivo y entrenarse, pero no por decisión propia, sino por la idea de su marido, quien deseaba poder tener un guerrero que hiciera el trabajo sucio, y también le cubriera su paso. Tan indefenso de encontraba que a ella su corazón (que de por si ya es muy doble) se le movió. La idea de tener a un varón en casa la llenó de ilusión. Fue así cuando el amor, el verdadero amor le llegó, lo conoció y lo cuido.

Frauke veía a escondidas al pequeño Hunter, en las noches le contaba cuentos de fantasía, mientras que en el día él se entrenaba. Curaba sus heridas, y lo hacía de dormir, llenándolo de paz, pero sobretodo de amor. Ese que ella ya creía no tenía, y que él sin darse cuenta se ofrecían. Ahí descubrió que para ser madre no se necesita llevar nueve meses en su vientre a una criatura, sino más bien, aprender a criar a un pequeño que no sabe lo que es amor, y familia. Richelle se había convertido en su pequeña familia. y él de ella; Hunter fue creciendo, no sólo aprendía el arte de las armas, también se le pagaba un instructor que le mostrara de modales, pero también de leer y escribir, y Frauke pagaba y se organizaba para eso. La mujer era feliz al tenerlo en casa. Y aunque su amor por el pequeño era a escondidas, era evidente que todos en casa le daban ese trato de "El heredero de la casa" aunque no lo fuera. Todos los sirvientes la aman a ella, y por eso, cuidan lo que la hace feliz. Porque ella es buena.

Cuando Hunter se enamoró, ella lo podía sentir a través de su pequeño, cuando se casó, ella lo celebró tanto como si fuera su momento. Cuando nació su bebé, se comportó como si la abuela de la recién nacida se tratara. Porque lo era ¿Por qué no serlo? ¿Cuántos problemas le vinieron encima cuando Horst se enteró? Demasiados, sin embargo los resistió todo por él, pero cuando Hunter sufrió ella también lo hizo, y su parte le hizo infeliz. Siempre fue así.

Frauke recuerda a su primer amor como la persona que le devolvió a la vida, quien le hizo ilusionarse y comprender que no todo era malo para ella. Por eso cada que piensa en él, una sonrisa se asoma, se dibuja, se plasma en su rostro.


"Él es su primer amor, quien le ha enseñado que la unión no lo es todo, quien le sonríe cuando todo está mal, quien le devuelve las ganas de vivir con solo una sonrisa o algunas palabras escritas. Él es su hijo." .

copyright · lumsx



Prisionera de lo que conozco y amo:
Recorrido:
avatar
Frauke Neumann
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 93
Puntos : 134
Reputación : 58
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 27

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sólo pensamientos → Diario

Mensaje por Frauke Neumann el Sáb Nov 05, 2016 9:49 pm



Pierrot

○ Se conocieron. Se separaron. Quizás volvieron. ○


Jamás pude verlo como hijo ¿Por qué? El cariño estaba ahí, pero la manera e que lo miraba, y la forma en que observaba a Hunter, era distinta, quizás la diferencia radicaba en haber conocido de forma directa a su madre, o porque él no me veía como tal, los niños suelen ser los que gobiernan, los que mandan en ese aspecto, porque si ellos no te ven como sus figuras a seguir, entonces serás uno más, pero entonces ¿qué sería yo para él? ¿La dueña de la casa? ¿La mujer maltratada? ¿Quién lo escondía de las garras de aquel mal nacido de mi marido? Las preguntas se quedarán ahí, no conozco las respuestas, no las sabré hasta que él mismo las conteste.

Pierrot Quartermane, como ahora tengo entendido es su nombre verdadero, llegó a mi casa, llegó a penas comido, desnutrido, demasiado delgado y con poca esperanza de seguir con vida. ¿Por qué? Porque fue robado de su verdadero ceno, fue el desafortunado hermano que se quedó sin nada, pero que aprendió a obtenerlo todo. Mi pequeño, aunque ni tanto, ahora es todo un hombre, uno que ilumina a cada paso que da.

La primera noche que llegó a casa se encontraba asustado, quizás tengo culpa de eso, porque el nerviosismo de ser descubiertos por mi marido, se me nota, todo el tiempo. El pequeño se acurrucaba en mis brazos sin ni siquiera conocerme, me enterneció, pero no sentí que esa forma fuera el tener a un pequeño recién nacido, no como con Hunter, sin embargo si quería protegerlo. Un pequeño lo merece todo, el techo, la comida y el abrigo lo merecen ¿quién soy yo para negárselo? Nadie.

Lo vi crecer sin imaginar en nada de lo que llegaría a pasar, limpiaba su rostro de barro cuando se caía, o incluso secaba sus manos después de que limpiara las vasijas, era un chico especial, lo sigue siendo; tengo recuerdos importantes de él, estoy segura que de sentarme para tomar el té con el joven Quartermane, no terminaríamos de contar anécdotas que vivimos juntos.

Cuando era pequeño, la primera vez que se le quiso enseñar a montar un equino, simplemente lo veía, como esperando a que el pobre animal le diera autorización de montarlo, aunque se le notaba confuso e incluso curioso, no tardó en aprender, sólo bastó una explicación del encargado para que el jovencito subiera al semental, tirara de las riendas y lo pusiera en camino. ¿No era encantador? Claro que lo era, pero no se quedaron sus clases solamente ahí, también en otras cosas, pero esas historias deberían compartirse con el corazón a él, no en simples pergaminos que pueden llegar a dañarse.

Uno de los días más tristes de mi vida, fue cuando él marchó de mi casa, cuando fue a buscar la verdad, le extraño ¿Cómo podría volver a verle? Las cartas no sirven, porque los sentimientos no se transmiten cuando se lee, aunque depende de la emoción de recibir palabras escritas. ¿Lo volveré a encontrar? ¿Qué será de nosotros? Lo extraño, pero no como mi hijo… ¿Cómo será?


"Ese momento llegó, a veces hay que darle tiempo a la vida para acomodar sus piezas, para inyectar felicidad en las desgracias, no todo protocolo debe ser llevado al pie de la letra, no toda relación tiene que tener un fin determinado, la edad no indica quien es merecedor de quien" .

copyright · lumsx



Prisionera de lo que conozco y amo:
Recorrido:
avatar
Frauke Neumann
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 93
Puntos : 134
Reputación : 58
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 27

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sólo pensamientos → Diario

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.