Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 01/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Ir abajo

I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Miér Mayo 21, 2014 6:12 pm




Empty World



H
oy, después de mucho tiempo, esos malditos demonios por fin me han dejado hablar con él. Y fue maravilloso... Al menos, los primeros veinte minutos. Después todo volvió a ser lo mismo de siempre. Sentí como si, de repente, me despertara de un sueño sumamente profundo en el que me había sumergido sin darme cuenta. Pude apreciar la nitidez del mundo, los brillantes matices de todos los colores que lo componen, los sonidos que a diario inundan mi casa sin que yo me de cuenta. Estaba confusa, alterada, pero feliz. Feliz porque ver a mi marido sin esa venda en los ojos iba a ser algo estupendo, memorable, algo que los dos íbamos a recordar para siempre... Pero, como te dije, solitario diario, eso sólo ocurrió durante los primeros minutos. Después, su actitud volvió a ser fría, distante. Después, volvió a tratarme como si ya no fuera la misma, como si no me quisiera. ¿Por qué me desprecia de esta forma tan terrible? ¿No se da cuenta de lo mucho que lastima?


¡O
h!, que terrible fatalidad. Aún cuando recupero la consciencia y logro salir de este miserable pozo de confusión, siguen viéndome como si fuera una simple chiflada. ¿Cómo quieren que les demuestre que cuando vuelvo a ser yo misma, lo soy sin limitaciones? ¿Cómo puedo hacerles saber que necesito su ayuda para volver a recuperar mi libertad? Los demonios tienen razón, triste diario, ellos ya no me quieren. Se han olvidado de mi, del yo sano, del yo divertido. Del yo que siempre fui, antes de convertirme en el yo que ellos conocen. ¡Qué horrible destino me aguarda! Si ni siquiera el padre de este monstruo que crece en mi interior confía en que pueda salir para siempre de esta oscuridad. Yo creía que siempre sería mi caballero de armadura blanca. Y ahora ya no es nada. Un desconocido, un hombre triste y gris que acompaña a una enferma que ya no es motivo de su felicidad. No me ama. ¿Cómo podría amarme? Si quizá nunca podré recuperarme. Soy un fracaso.


¡J
uro que lo intento! Pero los demonios son más poderosos de lo que yo jamás llegaré a ser. Se esconden en cada esquina, en los ojos de cada uno de esos estúpidos cuidadores que él contrata para mi, para deshacerse de mi, y que hagan ellos el trabajo sucio. Los odio. Los odio a todos, con todas mis fuerzas. Y a Clyde también. Odio amarlo tanto, y odio que ese amor duela más de lo que puedo soportar. Y odio aún más que él ya no me demuestre que me ama, y no me importa nada que sea por miedo o por resentimiento. ¡Qué culpa tengo yo de que ellos me persigan! ¡Qué culpa tengo yo de haber caído enferma por culpa de todo lo que me hicieron! No permitiré que se deshaga de mi. ¡Juro por mi vida, y por la vida del monstruo que crece en mi vientre, que no podrá deshacerse de nosotros! Loca o no, aún tengo mucho que demostrar. Venceré a los demonios con, o sin su ayuda. Y después destruiré a todos los que están en mi contra. París arderá bajo mi rabia.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ


Última edición por Bethany S. Dunne el Dom Jun 05, 2016 2:14 am, editado 1 vez
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Lun Jun 30, 2014 7:31 pm




Scars



M
e duele. Me duele muchísimo. El alma, el corazón, estas largas cicatrices que ellos me están haciendo desde dentro, que ahora se ven por fuera. Pero los doctores dicen que soy yo. Que yo misma me hago daño para llamar la atención. Para llamar su atención. ¿Qué creen, que no puedo conseguirlo de otra forma? Por estar loca no dejo de ser una mujer. Hermosa, a mi manera. Sigo siendo la misma que cuando nos conocimos, más alta, más ida, pero la misma al fin y al cabo. Que triste que ellos no se den cuenta. Ellos piensan que hacerme daño lo hace acercarse. ¡Y todo lo contrario! Eso lo aleja más y más de mi. Cada vez más, a algún lugar donde yo ya no puedo alcanzarlo. ¡Y siguen sin creerme cuando les digo que no soy yo quien lo hace! Mis demonios son reales. Están a mi alrededor en todo momento, y soy la única que puedo verlos porque nadie más les presta atención. Sólo yo. Sólo yo...


M
e arde. Me arde el alma, y el corazón. Porque él ya no yace a mi lado, en esta cama desierta. Me deja a merced de los demonios. Me deja abandonada a mi suerte. Porque tiene miedo. Tiene miedo a que ellos sean más fuertes de lo que había pensado en un primer momento. Tiene miedo de no poder volver a rescatarme. Y yo sólo tengo miedo de que mis armas de mujer ya no funcionen. Esta cosa que crece en mi vientre me recuerda la última vez que fui yo a quien amó, carnalmente. Después de mi otras muchas le persiguen. Y yo lo sé, porque los demonios me lo dicen. Y son esas palabras las que crean estas cicatrices que ellos ven. ¡Y siguen sin darse cuenta! No se dan cuenta de que lo necesito, su calor, su pasión, que vuelva a sentir por mi lo mismo de antes. Lo que nunca debió dejar de sentir. ¡Oh! Que calvario. Sé que Clyde me ama, pero además de amarme quiero que me desee. Que me desee, y me odie. Quiero que quiera poseerme y destruirme, elevarme y enterrarme. Quiero ser suya como siempre, que ambos seamos otra vez los mismos... Y entonces estas heridas dejarán de sangrar, de doler, de crecer. Le necesito, siempre, a mi lado, y dentro de mi. En todas partes.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Dom Mayo 03, 2015 6:40 pm




I Can't Escape



¿P
or qué por más que luche, por más que grite, por más que llore, por más que suplique, estos demonios no me dejan ni un momento de tregua? ¿Por qué soy incapaz de escapar de este ciclo, del dolor que me produce estar a su merced, condenada a padecer por siempre las infinitas torturas a las que me someten? ¿Por qué ni siquiera el amor de mi Clyde es suficiente para liberarme de las cadenas a las que me anclaron los muchos traumas que he tenido que superar en toda mi vida? Apenas me quedan fuerzas para seguir peleando, para seguir manteniéndome a flote cuando todo parece estar siempre en mi contra. Todo y todos parecen turnarse para seguir con su martirio hacia mi persona. Y ya solo puedo preguntar, ¿por qué a mi? ¿Qué he hecho tan terrible como para que se sientan tan inclinados a querer destruirme?


¿S
erá acaso una especie de castigo divino por haber protegido el terrible secreto de mi esposo? ¿Pero no se supone que las esposas tienen como misión garantizar la felicidad de sus esposos? ¿Tan terrible es que protegiera su secreto, que velara por su seguridad, por la nuestra, por la del hijo que nos arrebataron? Apenas me quedan lágrimas por derramar ante toda la tragedia en que los demonios han convertido nuestras vidas. Me impiden acercarme a mi esposo, me impiden recordarle lo mucho que lo amo. Me obligan a alejarme de él, me dificultan el decirle lo que realmente deseo, y necesito. Y es su cercanía. Me hacen decirle cosas horribles, ofenderle con mis palabras. Me complican diferenciar entre el mundo real y el de mis pesadillas.

A
unque lo peor de todo es saber con total seguridad, que jamás podré escapar de ellas.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Vie Ago 14, 2015 10:27 pm




Nightmares



E
sta mañana desperté de ese profundo sueño en el que me sume la medicación, únicamente para darme cuenta de que tú no estabas a mi lado. Que todavía no regresaste. Que probablemente nunca lo hagas. Y quise volver a dormir. Quise morir. Quise hundirme por siempre en esa espiral de brumas que me arrastra hacia la oscuridad más absoluta. Quise que todo fuera un sueño, una terrible pesadilla de la que aún no hubiera podido deshacerme. Pero era real. Dolorosamente real. Y cuando quise darme cuenta, ya estaba llorando, de nuevo, sobre la almohada que hasta hace apenas unas semanas solíamos compartir. ¿Por qué me has abandonado?


¿P
or qué a pesar de las muchas faltas que te perdoné, decidiste marcharte de mi vida, sin más, incumpliendo esa promesa que me hiciste cuando éramos pequeños, de que nunca me dejarías sola? Eres un traidor Clyde, el peor y más mentiroso de todos los traidores. Y yo ya lo sabía. ¡Eso es lo peor de todo! Que yo ya sabía desde hace mucho que esto ocurriría. Lo supe desde el primer día en que olí sobre tus ropas el perfume de otra mujer. Lo supe desde que vi que mis besos y caricias no te complacían tanto como las suyas. Lo supe desde que vi en tu mirada que no podías soportar más mi enfermedad, mi dolencia. Lo que no sabía era que serías tan cruel como para marcharte, y dejar conmigo a tu hijo. Tanto que decías que lo amabas, tanto que rogabas porque esta vez no nos fuera arrebatado... ¡Palabras vacías! ¡Huecas! Nunca debí creerte. Nunca debí enamorarme de ti, ni de esa mirada que conseguía sacarme a veces de este terrible abismo en que me hallo.

T
e odio. Te odio a pesar de que te amo. Te odio porque aún te amo, ¡a pesar de todo el daño que me has hecho desde que estamos juntos! Por tu secreto me arrebataron la cordura, y también al único hijo tuyo que realmente quise. ¿Cómo pude ser tan estúpida? ¿Cómo pude ignorar lo que era evidente? ¡Soy una loca necia, locamente enamorado de un brujo! Tú me hechizaste, me envenenaste, me destruiste. Y lo peor de todo, es que te has salido con la tuya.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Lun Sep 14, 2015 11:33 pm




Lúgubre



A
ún puedo divisar su figura, vagando entre el sueño y la vigilia, dándome la espalda, alejándose de mi. Abriendo la puerta para no regresar jamás. Los primeros meses han sido una pesadilla. Y los siguientes están siendo, simple y llanamente, engullidos por este vacío que se abre paso en mi interior. Lo único bueno que puedo sacar de esto es que los demonios, desde que la desesperación dio paso a la creciente indiferencia hacia todo -y sobre todo hacia el lado desierto de la cama-, han dejado de atormentarme durante periodos de tiempo más largos. Lo suficientemente largos para que me haya dado cuenta de que hay cosas que no encajan.


S
us ropas, impregnadas con su inconfundible aroma, siguen ocupando el mismo espacio de siempre en el vestidor. ¿Quién se marcha dejando todo atrás? ¿Quién, a menos que tenga intención de volver, olvida llevarse algo tan importante como sus utensilios como médico? Si no fuera porque lleva más de cinco meses sin regresar, todo apunta a que aquella salida había sido una más de tantas otras. Una nota con hermosa caligrafía y perfume de una mujer desconocida, descansaba dentro del bolsillo de aquella chaqueta que tanto le gusta. Le citaba para aquel día, el día en que me abandonó. Puedo estar loca, pero no soy una estúpida. Yo ya sabía que aquella mujer apodada simplemente como "M" era una de sus amantes. Y naturalmente me dolía, pero ahora empiezo a pensar si realmente hubiera sido lógico que mi Clyde, aunque se hubiera, en efecto, enamorado de esa ramera, hubiera decidido huir con ella, sin llevarse nada con él. Ni siquiera algo de valor. ¿Quién abandona a una mujer enferma, y rica, en lugar de permanecer a su lado y seguir viéndose con otras? Era igualmente rastrero, pero más propio de alguien al que yo considero inteligente.


D
esde que me he dado cuenta de estas cosas, y aunque la tristeza sigue manteniéndome con este nudo en la garganta, todo parece distinto. Ahora sé que mi Clyde no me ha abandonado sin más. Me lo han arrebatado. Porque por mucho que pudiera dudar del amor que mi esposo pudiera sentir por mi, jamás he tenido dudas del que profesaba por nuestro pequeño demonio, incluso cuando aún no había nacido. Aquella mirada de ilusión no puede fingirse. Él no podría fingirla. ¿Dónde lo tienen? ¿Volverá, acaso, alguna vez? Son cuestiones que por más que quiera, no puedo responder. Porque los demonios no me dejan sola el tiempo suficiente para ello.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Mar Abr 05, 2016 8:06 pm




Symphony of Destruction



S
e me hace extraño estar de vuelta en esta tierra después de tantos años... ¿Cuántos han sido en realidad, exactamente? Perdí la cuenta al cruzar la barrera del milenio. La gente piensa que cuando estás en el infierno, todo el sufrimiento, todo el dolor que se infringe a las almas que allí están encadenadas, hace que el tiempo pase más rápido de lo que en realidad lo hace. Claro que también hace mucho que dejé de ser la torturada, para pasar a ser la torturadora. ¿Cuántas almas he quebrado, durante mi eternidad en el fuego? Miles. Millares. Nunca perdí la capacidad de innovar, sin embargo, aunque sí debo reconocer que hacía mucho que dejó de ser lo mismo. Las almas humanas son predecibles. Todas lloran. Todas suplican una clemencia que jamás recibirán. No allí abajo, desde luego. Nosotros, los demonios que más tiempo llevamos habitando el universo, si a algo hemos aprendido es a ignorar semejantes muestras de debilidad. Nos parecen absurdamente aburridas. Especialmente a mi.


I
ncluso en vida, mi naturaleza siempre estuvo marcada por la crueldad. Por supuesto la época en la que viví tuvo mucho que ver con ese sadismo que con el tiempo se grabó a fuego en mi carácter. Digamos que en las antiguas tribus de los fiordos el brutalismo estaba visto como normal. Casi como necesario, ya que consistía en una muestra de poder de unas tribus frente a las otras. Yo, como mujer, tuve que demostrar mi valía más veces que cualquier otro varón de mi misma edad. Y por ello me gané un nombre. "Ker". Como posteriormente sería llamada la deidad griega de la muerte violencia. Mi sed de sangre sería recordada durante cientos de años, incluso después de mi muerte. Claro que nadie se esperaba que después de morir fuera a renacer en forma de algo mucho, mucho peor.


L
os demonios no necesitamos comer. No necesitamos dormir. No nos vemos guiados por necesidades banales, ni nos vemos limitados por una conciencia que murió junto con nuestra humanidad. Eso nos convierte en las armas perfectas, en los asesinos más despiadados y crueles. En las bestias perfectas. Sembramos el caos al regresar al mundo, no con nuestra piel, sino invadiendo cuerpos ajenos. Los cuerpos de aquellos humanos demasiado débiles para resistirse a nuestra presencia, a nuestra influencia, a nuestra malicia... Y por eso estoy aquí. La dulce y quebrada psique de Bethany me ha dado un recipiente perfecto. Y esta vez, he venido para quedarme.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Dom Jun 05, 2016 2:42 am




Las apariencias engañan



A
veces me sorprende enormemente lo mucho que un rostro en apariencia amable puede facilitar el noble arte de la manipulación. Una simple sonrisa, un pequeño roce -inocente a ojos del otro-, todo un torrente de palabras cuidadosamente escogidas, y esos pequeños seres ya están comiendo en la palma de mi mano. Pero, ¿estas no son realmente mis manos, verdad? No, son prestadas, robadas, sin el permiso expreso de esa criatura que aún noto retorcerse en algún confín dentro de este cuerpo. Inútilmente, debo añadir, si no fue lo bastante fuerte para resistir mi entrada, ¿cómo lo va a ser para retomar el control, ahora que yo lo poseo? Ni siquiera una persona cuerda lo tendría fácil, mucho menos alguien tan maltrecho como Bethany...


A
h, Bethany, dulce, dolorida, perdida y abandonada Bethany... Siempre viendo los demonios ajenos, pero incapaz de contener el único que estaba intentando colarse en su interior. Supongo que no me vio venir. Alguien tan pisoteado, tan confundido, tan débil como ella. La desesperación tiene un aroma más que apetitoso para los seres como yo, como un gran cartel que dice, "entra aquí, no opondré resistencia". Y, oye, el concepto de buscar la presa difícil, o la que más se resiste, no siempre es tan divertido. Cuando buscas un cuerpo para utilizarlo y así hacer el mal, casi que prefieres que no oponga mucha resistencia. Así todo resulta más sencillo. A pesar de que su voz, tenue, difuminada por un velo de consistente pánico por su parte, de vez en cuando aparece para oponerse a mis actos, no es que sea una guerra demasiado difícil de ganar.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Miér Jul 06, 2016 5:16 am




Equilibrium



C
ando me siento bastante débil, normalmente a causa de la escasez de almas recolectadas, aún puedo oírla a lo lejos, en algún punto muy dentro de mi mente -su mente-, quejándose, retorciéndose, pujando por salir, de nuevo, al exterior. Y es que nadie dijo que las posesiones fueran entretenidas, y mucho menos para las personas que se quedan encerradas en sus propios cuerpos, conscientes de todo lo que pasa pero incapaces de hacer nada para evitarlo. ¿Cómo podrían? Miles de años a mi espalda, y el firme propósito de sembrar el caos, no es algo a lo que puedan sobreponerse. Y no es tanto falta de edad, de fortaleza o de actitud… es la fragilidad propia de la humanidad, está en su naturaleza. Es fácil de quebrar si sabes dónde aplicar presión. Hay cosas que un humano no puede soportar verse hacer. Como esto. Desangrar a un niño vivo, verlo retorcerse como si de un animal se tratara. Y sonreír ante sus gritos. Los sacrificios son necesarios.


E
star dentro de una psique tan quebrada como esta, además, tiene sus ventajas. La enfermedad que se asienta con intensidad en su cuerpo, en su alma, no sólo hace su cuerpo más fácilmente habitable, sino que también me proporciona un sinfín de ideas tan retorcidas que casi -casi- compiten con las mías. Pensamientos que para ella resultarían obsesivos, terribles, irrealizables, me dejan relamiéndome los labios y planeando por el mejor momento para llevarlos a cabo. Ante esto ella grita, desesperada, diciéndome que no les preste atención, que ella jamás haría eso, que se opone. Aún no entiende el funcionamiento de nuestro “acuerdo”. No es un pacto, en el que yo le aporto algo como pago por dejarme usar su apariencia. Yo tomo lo que deseo, sin hacer preguntas, sin necesitar de su aprobación. Su locura me resulta útil, igual que su posición. No tengo planeado marcharme en breve. Así que puede esperar sentada.



E
ntre nosotras no hay equilibrio, ni nunca lo habrá. Ella es mía, y yo no tengo intención de marcharme.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Vie Nov 11, 2016 1:56 am




Fear



D
icen que el temor es un signo de cobardía. Que las personas deben ser fuertes y valientes en orden de hacerse con el control de las situaciones. De otro modo, pierden su orgullo, su hombría, el respeto... en definitiva, todas esas cosas que por alguna razón son importantes en la sociedad humana, a pesar de ser tan intangibles como el mismísimo miedo. Y a pesar de que tienen mucho menos valor. Yo no estoy de acuerdo. Para mi, el temor es una emoción natural, con la que todos nacemos, crecemos, y que va nutriéndose a medida que nos topamos con distintas fuentes de terror a lo largo de nuestras (en mi caso, larga) vidas. Temer es una muestra de que eres cauto, precavido, y lo bastante listo para no creerte esas falacias de gente hipócrita que se niega a reconocer algo que es tan natural y corriente como el hecho de que el aire es necesario para sobrevivir.

En mi caso, esto último ya no es cierto, pero se capta el mensaje,


T
eme a la mujer que sonríe sin que ésta sonrisa le llegue a los ojos, porque probablemente esté tratando de distraer tu atención para hacer su jugada, sea la que sea. En el mejor de los casos, para robarte la cartera si la susodicha es una ladronzuela de poca monta. En el peor, puedes encontrarte con alguien como yo. Aunque no creo que haya muchos seres como yo, realmente, nunca se sabe. Pero si te encuentras conmigo, deberías sentir miedo. Desde que nuestras miradas se crucen por primera vez, pero sobretodo, si lo hacen una segunda. Yo nunca me fijo en las cosas más de una vez, a menos que hayan captado mi interés. Y lo peor que te puede pasar es que le resultes llamativo a un demonio. Te engatusaré. Te haré caer en mi red, a base de construir una atmósfera cálida y confortable a nuestro alrededor. Una que te haga pensar que realmente me has cautivado, en tu estúpida mentalidad humana, con objetivos más bien lascivos, cuando la realidad es que pasarás a ser uno más de mis "hitos" en la carrera por destruir el orden actual que gobierna el mundo.



T
eme cuando todo te incita a confiar en un completo extraño, cuando sientes que has "conectado espiritualmente", o que el otro te conoce como si llevarais toda la vida juntos. Desconfía de las verdades a medias, y sobre todo si es un rostro anormalmente bonito el que las pronuncia. Nunca sabes lo que se esconde bajo la máscara de alguien, pero bien puede ser un simple mentiroso, como puede ser tu peor pesadilla...


Y
créeme, de ese sueño no será tan fácil despertar.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Bethany S. Dunne el Lun Dic 12, 2016 12:27 am




Crueldad inimaginable



L
a vida honesta, francamente, es un absoluto tedio. Por más que lo intente, sabiendo lo delicioso que resulta saborear la confusión y el dolor en el rostro de aquellos a los que traiciono, es algo demasiado difícil de olvidar. Casi como una droga de la que no soy capaz de despegarme, ni de la que, en realidad, tengo deseo alguno de dejar de hacer uso. Pero los tiempos, desafortunadamente para mi y para mis planes, han cambiado demasiado, haciendo que integrarse entre aquellos a los que odias y a los que tienes intención de destruir, sea necesario en vistas a estar lo bastante cerca de ellos y, sobre todo, no levantar sospechas. Ahora que lo pienso, probablemente esta vida "honesta" de lo que hablo está probablemente más plagada de mentiras que la que solía llevar. Antes, aquellos que buscábamos el mal ajeno lo hacíamos de frente, sin escondernos. Pero ahora, para hacer el mayor número de estragos posible, es imprescindible hacerte pasar por una oveja más.



Y en mi caso, el disfraz de "ganado" me resulta casi asfixiante.  



N
o solo este cuerpo necesita continuos cuidados de los que no necesitaba preocuparme al ser etérea, como comer, dormir, respirar, beber agua o utilizar el baño, también busca, con una desesperación casi dolorosa, la cercanía de otros seres. La primera vez que ocurrió fue semanas después de haber tomado el control, y extrañamente, no era algo que viniese de la dueña original de este cuerpo, sino de los deseos que mi propio ser guardaba. Irónico, ¿verdad? Yo, un ente que lleva milenios sin sentir nada ni remotamente humano, tiene mayor número de pulsiones humanas que esta patética chiquilla a la que habito. Me resultaba tan molesto que me atreví, por primera vez, a preguntar. Todo lo que había observado de ella, después de todo, simplemente era aquello que se veía puertas para afuera, sin tener ni idea de lo compleja que era su psique en realidad. En definitiva, sabía que estaba "loca", pero no conocía hasta que punto el daño era realmente.



P
uede decirse que, para mi, fue toda una sorpresa descubrir que una persona pudiera sufrir tanto y no convertirse en algo como yo, en lugar de transformarse en alguien como ella. Tras dañarse su mente hasta el extremo de no distinguir el mundo que era real del que no lo era, sabía que ese era el objetivo que necesitaba para llevar a cabo mis planes, porque sería más fácil de manejar... Pero no me interesé por los motivos que la habían hecho ser así.



A
hora que conozco de primera mano la crueldad que albergan los humanos en la presente era, estoy incluso más convencida de querer destruirlos a toda costa. Y presiento que ella, de algún modo, quiere ayudarme a hacerlo. Por eso ahora me dedico a tomar el té o entablar conversaciones con aquellos que pretendo convertir en mis objetivos -"mi vida honesta"-, porque he comprendido que la mejor forma de destruir a alguien, hasta el punto de que deje de ser recuperable, es conociéndolo primero.



Así, seré imparable.


Dato | Dato | Dato


Thanks ∑Θ



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 108
Puntos : 153
Reputación : 108
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm hungry, and the world is my Hunting Ground | Bethany's Diary

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.