Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Journal of Storms

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Journal of Storms

Mensaje por Rasmus A. Lillmåns el Sáb Nov 01, 2014 7:12 am

Hoy he soñado con el momento en que perdí todo lo que siempre me había importado. Aquella fatídica noche en la que mi mundo se sumergió en una oscuridad aún más profunda, oscuridad de la que aún hoy no he podido escapar. Cuando vi a Leire partir en aquella carroza, sentí que mi universo se hacía pedazos, resquebrajándose. El mismo sentimiento que ya había tenido una vez antes cuando su madre, aquella a la que tanto amé, decidió que era mejor arrebatármela. Lo mismo que sentí también cuando murió. Lo mismo que he sentido tantas veces en estos larguísimos seis mil años... Pero multiplicado por cien. Porque la mayor diferencia entre aquellas otras veces, era que en ellas el resultado fue predecible. El dolor, pasajero. El tiempo acabó por curarlo. ¿Pero cómo sanaría la herida que provoca perder a una hija? Y más cuando esa pequeña criatura, de la que me enamoré nada más verla, era toda mi fuente de luz. Lo único que me mantenía despierto, consciente. Vivo. Sí, Leire me contagiaba su vida, su alegría, sus fantasías e ilusiones. Era mi Sol, el más hermoso y brillante que nunca tuve la oportunidad de ver. Sus palabras siempre me reconfortaron, tanto como la primera vez que la oí decir mi nombre.

No puedo describir con palabras el dolor que sentí cuando le tuve que pedir que se marchase, porque no creo posible expresar con estas pocas líneas lo mucho que la echo de menos. Hace mucho que perdí su pista, su rumbo, desde que se decidió a dejar la Inquisición. Aunque el día en que me enteré de su decisión me sentí inmensamente feliz por saberla alejada de aquellos muros opresores que nos obligaron a separarnos, supe en ese mismo instante que probablemente no volviera a verla. ¿Me habrá perdonado, después de todo este tiempo? ¿Se seguirá acordando de mi? ¿Seguiré siendo para ella aquel padre protector? ¿Habrá entendido que el hecho de alejarme fue necesario, que sólo quería ponerla a salvo? Mil y una preguntas trae consigo este sueño, hasta el punto de ocupar mi mente por completo, sin dejar sitio a nada más. Lleva días acudiendo a mi memoria, como una especie de cruel recordatorio de un pasado del que no me siento precisamente orgulloso. Me persigue, me lastima, quizá como un modo de mantener aún más vivo su recuerdo. Aún puedo ver su carita, debilitada por todo aquel caos, por las heridas provocadas por mi falta de previsión, llorando y suplicando mi perdón. Como si yo tuviera algo que perdonarle. Era ella quien debía perdonarme a mi, por estar ausente, por ponerla en peligro. Por no ser el padre que debería haber sido.

Porque los muertos no sabemos actuar igual que los vivos en estas situaciones. Quizá debí haberlas dejado marchar. Y quizá ahora todo fuera diferente. Y ella tendría un padre de verdad en el que apoyarse.




Ignis Fraternitatem: La cruzada eterna:


Never felt so alive:


Another Face of me:

avatar
Rasmus A. Lillmåns
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 99
Puntos : 235
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 23/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Journal of Storms

Mensaje por Rasmus A. Lillmåns el Dom Nov 30, 2014 8:01 pm

Mañana
12 diciembre
1799
Mazmorras
Instintos
A veces despierto al oírme a mi mismo gritar, en mitad de mi descanso, preso de ese pánico que me asalta siempre sin avisar. Las pesadillas se repiten en mi mente día sí y día también. Me acosan, me desvelan, me persiguen hasta que consiguen arrancarme de los brazos de este sueño que sólo quiero que se haga eterno de una vez por todas. La idea de una hipotética muerte definitiva lleva rondándome la cabeza durante semanas. No tengo motivos por los que luchar, ni ganas de continuar. Mi hija ha encontrado su rumbo. Ya no soy necesario para ella. Me convertiría en un lastre en caso de reaparecer de la nada. Pero aún así, aunque sé que lo que conseguido, mantenerla a salvo tras todo este tiempo, sus gritos me siguen haciendo el mismo daño que años atrás. No puedo desprenderme del hecho de que destrocé la vida de la persona a la que más he querido en toda esta eternidad. No puedo perdonármelo, ni sé si lograré hacerlo alguna vez. Tan sólo la paz que promete la muerte me parece lo bastante cierta como para querer perseguirla. Porque es todo cuanto necesito. Descansar, por fin, lejos del vacío que ésta soledad ha instalado en mi interior.

Al menos, antes de que enloquezca del todo. Siento al monstruo revolverse en mi interior, como si este vacío, además de hundirme, quisiera echar por tierra las muchas barreras que he conseguido levantar entre él y todos los inocentes que me rodean. ¿Cuánto tardaré en terminar por rendirme? ¿Controlaré sus impulsos por mucho más tiempo, o volverán a vencer? Sé que no me permitiría fallar de nuevo. ¿Pero cómo evitarlo? ¿Cómo evitarlo si la sed es tan intensa que duele? Esos instintos que creía bajo control parecen ceder con increíble facilidad cuando la tristeza se aferra a mi muerto corazón. Y eso no puede significar nada bueno. Ni para mi, ni para los que me rodean.

Llegó la hora de aislarme. Cerrar esas puertas y echar a todos.

Llegó la hora de cerrar la jaula. Para siempre. Así la bestia o explota, o morirá de hambre.



Última edición por Rasmus A. Lillmåns el Mar Mayo 03, 2016 7:22 pm, editado 2 veces




Ignis Fraternitatem: La cruzada eterna:


Never felt so alive:


Another Face of me:

avatar
Rasmus A. Lillmåns
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 99
Puntos : 235
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 23/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Journal of Storms

Mensaje por Rasmus A. Lillmåns el Sáb Mar 14, 2015 10:33 pm

14 Enero 1800, Después del reencuentro.

Siempre había pensado que mi reencuentro con Leire sería mucho más sencillo de lo que finalmente lo ha sido. Supongo que tenía la absurda ilusión de que podría aparecer ante ella sin más, como un muerto regresado de la tumba -metafórica y no tan metafóricamente hablando-, y que ella aceptaría mi presencia con agrado, con simpatía, que saltaría a mis brazos en busca de aquel padre que creía perdido y que finalmente había recuperado. Que no sólo se alegraría de verme, sino que además me aceptaría de forma inmediata... Y no sólo no ha sido así, sino que su rechazo ha sido una de las sensaciones más crueles que he sentido en muchos años de historia. Y no porque haya expresado explícitamente con palabras que no quiere volver a verme, sino porque en sus ojos no brillaba la chispa que yo llevaba años esperando volver a ver. La chispa de la esperanza renovada, de la alegría por saber que finalmente había cumplido la promesa que le había hecho de volver a por ella, para reemprender el camino juntos que nunca debimos abandonar.

Pero Leire ha crecido. Ha encontrado un nuevo camino que quiere seguir en su vida, un camino en el que no hay espacio para mi. Un camino diferente al nuestro, al que teníamos antes. Un camino del que debo alejarme, para dejarla continuar. Aunque nunca pueda olvidarla, aunque nunca me aleje del todo, aunque permanezca en la sombra, vigilante... Es hora de dejarla marchar. Pese a saber que si lo hago, la oscuridad volverá a apoderarse de mi alma. Ahora sé que eso es lo mejor. Para ella. Y eso es lo único que me importa.


Última edición por Rasmus A. Lillmåns el Mar Mayo 03, 2016 7:22 pm, editado 1 vez




Ignis Fraternitatem: La cruzada eterna:


Never felt so alive:


Another Face of me:

avatar
Rasmus A. Lillmåns
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 99
Puntos : 235
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 23/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Journal of Storms

Mensaje por Rasmus A. Lillmåns el Mar Sep 01, 2015 12:30 am

12 Febrero 1800, Observándola mientras duerme.

Cuando pensaba que para mi, en esta eternidad cruel, no quedaría nada más que sufrimiento y pérdida, ella apareció en mi vida. Al principio, como una especie de corriente eléctrica. Tan chispeante y energizante que ni siquiera pude percibirla por completo. Después, con la intensidad de mil soles brillando todos al unísono, tal era la luz que reflejaba su mirada, la claridad con que iluminaba mi vida, hasta entonces siempre cubierta por sombras de las que no podía escapar. Emilia me sacó de ese infierno, de esa pesadilla, de esa noche eterna a la que mi naturaleza me tiene condenado. Aunque sea momentáneamente, aunque sólo sea libre de ellas cuando ella está presente, ¿cómo no iba a contentarme? Es más de lo que esperaba, más de lo que merezco, más de lo que creí nunca poder volver a tener.

Y ahora, de pronto, me ha sido regalado. ¡Un ángel, dotando de virtud y dicha la vida ensombrecida de este demonio! Y lo mejor de todo, lo más importante, y lo que más me sorprende, es que este amor, tan intenso como inesperado, es correspondido. El único problema que tengo ahora son mis dificultades para deshacerme de las dudas que siempre me asaltan, y más cuando hay personas como ella, tan dulces, de por medio. ¿Puede ser esto posible? ¿Puedo llegar a ser feliz, sin que hayan consecuencias? Ciertamente, lo espero. Aunque no es algo que vaya a dejar de preocuparme.

La quiero. La amo. Pero, ¿podré protegerla de la realidad de lo que soy? ¿De aquellos que aún me persiguen? ¿De un pasado que siempre estará ahí?




Ignis Fraternitatem: La cruzada eterna:


Never felt so alive:


Another Face of me:

avatar
Rasmus A. Lillmåns
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 99
Puntos : 235
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 23/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Journal of Storms

Mensaje por Rasmus A. Lillmåns el Mar Mayo 03, 2016 7:34 pm

22 Febrero 1800, en la soledad de mi cárcel personal...

¿A quién pensaba engañar? ¿A mi mismo, o a los demás? Por más que intentara fingir, sentir, o aparentar ser humano, tener los mismo sentimientos que tuve entonces, cuando realmente lo era, lo que perdí al convertirme en un monstruo nunca podré recuperarlo. Esas pequeñas cosas. Ese control, que aunque parece inexistente, siempre aparece y nos hace reaccionar para impedir que hagamos cosas de las que luego, indudablemente, vamos a arrepentirnos. Yo no soy humano. Llevo milenios sin serlo. Sí es cierto que también he estado milenios intentando no olvidar cómo era, qué era entonces, pero... ¿lo he conseguido? Aunque desearía que la respuesta fuera afirmativa. Aunque siempre he deseado que mis intentos surtieran fruto, al fin me he dado cuenta de algo que era obvio. Un monstruo, no puede dejar de ser un monstruo.

Un monstruo puede fingir, puede cuidar sus palabras, sus gestos, sus acciones, pero un monstruo siempre será un monstruo. Y yo, además, soy del tipo de monstruos que, por no saber controlar esas emociones, o sus propios instintos, pueden ser capaces de hacer daño a otros. Mucho daño. Llevaba siglos sin sucumbir a la necesidad de la sangre. Creía que estaba capacitado para decidir cuando beber, y que no era la ansia por la misma lo que me movía a hacerlo. Pero estaba equivocado. Sólo me estaba reprimiendo, controlando, y en cuanto las emociones han vuelto a escaparse de mi control, otra vez ha vuelto a salir a la luz la verdad de lo que soy. En cuanto perdí el control ante mi progenie, delante de Emilia, y la supe perdida para siempre, toda esa fachada se vino a pique, y ese ser al que odio con toda mi alma volvió a reaparecer. Esa pobre chica... Aún recuerdo sus ojos, suplicando en un grito silencioso que me detuviera.

Y yo deseaba detenerme. ¡Aún deseo haber sido capaz de hacerlo! Pero no pude. No pude, y cuando la vida finalmente escapó de su cuerpo, y la vi pálida y lánguida entre mis brazos, las lágrimas, la angustia, la lascivia, la sed... todo ese océano de emociones que normalmente no aparecen juntas, se agolparon en mi interior. Y supe que era un peligro. Corrí hasta mi casa y me encerré, como solía hacer décadas antes, cuando me sentía fuera de control.

Aquí sigo. Esperando. A que mi tiempo llegue a su final, o quizá a que las cosas vuelvan a tener sentido. Pero esta vez, es distinto. No sé qué he perdido. No sé qué parte de mi mismo, de mi mundo, se ha roto en este momento, pero sé con certeza que no volveré a ser el mismo.

Hay heridas que el tiempo no cura.




Ignis Fraternitatem: La cruzada eterna:


Never felt so alive:


Another Face of me:

avatar
Rasmus A. Lillmåns
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 99
Puntos : 235
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 23/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Journal of Storms

Mensaje por Rasmus A. Lillmåns el Miér Nov 09, 2016 5:41 pm

2 Marzo 1800, observando el callado reflejo de la Luna...

Dicen que las cosas siempre ocurren por un motivo. Que las casualidades no son realmente tal, y que aunque el azar exista, tras él se oculta un sino, que a pesar de tener un cierto número de elementos variables, sujetos a cambio, al final se revela como una realidad ya predefinida para todos y cada uno de nosotros. Una realidad a la que ningún ser vivo puede escapar... Aquí, mientras observo detenidamente las pequeñas ondas que se mueven sobre la superficie del agua, parece como si el mundo hubiera frenado su frenético movimiento, a fin de tomarse un descanso. Y suspirar. ¿Cómo definir a un ser vivo? ¿Qué es lo que hace que algo esté vivo? ¿Cuál es la línea que separa una roca inerte, de la corteza de un árbol? Ambas permanecen quietas, sin movimiento. Pero uno está vivo y otro no. Tanto los humanos como los vampiros tienen movimiento, hablan, piensan, sueñan, pero unos están vivos, y los otros no...

¿O sí que lo están? ¿O sí que lo estamos? ¿Qué es lo que nos hace tan diferentes a los seres humanos? Ambos necesitamos alimentarnos para subsistir, si bien el contenido de la dieta difiere (en muchos casos, quizá ni siquiera tanto). Los humanos son sensibles a la temperatura, pueden quemarse y tener frío. Nosotros no toleramos el Sol. Los humanos necesitan respirar, nosotros no, pero tenemos la capacidad de hacerlo... Realmente, muchos detalles son diferentes, pero ninguno parece ser la clave, la línea que dictamina cuál es el depredador y cuál es la presa...

Ningún cambio meramente físico nos convierte en bestias, en seres terroríficos. Los licántropos siguen siendo humanos. Los brujos también. Pero nosotros no.

¿Es el hecho de que morimos en un momento determinado, y luego fuimos despertados a otro tipo de vida? Es posible. Pero hay muchos que siguen comportándose prácticamente del mismo modo que como lo hacían estando vivos.

No. Es algo más. Algo más sutil, y a la vez, más relevante. Los humanos, quieran o no, tienen emociones. Algunos más positivas, otros más negativas. Surgen en su interior, y se ven movidos por ellas, a veces incluso de forma descontrolada. Pero nosotros no. Nosotros tenemos la opción, la capacidad... la maldición, de poder deshacernos de esa facultad, tan importante en realidad, y guiarnos únicamente por lógica, o por instintos. Si bien no sabría decir si eso nos convierte en animales, o en cadáveres andantes (o una mezcla de ambos), creo que es ahí donde reside nuestra principal diferencia. Los humanos sienten culpa. Incluso aquellos que son considerados por sus "hermanos" como monstruos, sienten algo en algún grado. Nosotros podemos elegir no sentirla. Podemos disfrutar haciendo lo que otros consideran terrible, sin tener remordimientos, sentir asco, cansancio, pena... Simplemente indiferencia.

Por definición, no estamos "muertos", pero indudablemente, tampoco estamos vivos. ¿Qué sino nos aguarda? Incluso las rocas se erosionan por el simple paso del tiempo. Pero cuando el tiempo deje de tener significado, yo seguiré aquí. Y si tuviese que describir cómo me hace sentir eso, diría que es... desencantado. Abatido. Perdido. Abrumado.

Y sobre todo, arrepentido. Todo lo que nace, debe morir. Nadie puede vivir para siempre. No sin volverse loco.




Ignis Fraternitatem: La cruzada eterna:


Never felt so alive:


Another Face of me:

avatar
Rasmus A. Lillmåns
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 99
Puntos : 235
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 23/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Journal of Storms

Mensaje por Rasmus A. Lillmåns el Vie Mar 10, 2017 11:43 pm

10 Abril 1800, viéndola dormir...

Estoy convencido de que desconoces esta faceta de mi, y también de que, de conocerla, sonreirías felizmente. Sí, con esa sonrisa que tanto me gusta, esa que te ilumina los ojos. Esa que pretendo ignorar aunque me hace inmensamente feliz a mi también. Desde que llegaste a mi vida, mis días se han iluminado de un modo en que nunca había imaginado. Los lugares por los que pasas, las estancias en las que dejas tu perfume impregnado, todo es maravilloso, una sensación nueva que jamás había experimentado, al menos, no en mucho tiempo. Ilusión. Esperanza. La sensación de volver a nacer.

Claro que soy bueno fingiendo lo contrario. Me muestro frío, hostil, de forma totalmente contraria a como lo hacía antes de que accedieras a cumplir mis "condiciones". Quizá algún día te diga la verdad. Que aunque mis deseos de encerrarte, atraparte, devorarte son casi imposibles de controlar, en el caso de que decidieras marcharte y dejarme, no sería capaz de impedírtelo. Ya no. No después de conocer lo maravilloso que es tu existencia, la luz y la alegría que despiertas allí donde vas. No podría impedir que el mundo te tuviera en él, sería demasiado terrible y egoísta por mi parte.

Ahora es el temor a que eso suceda lo que me mantiene despierto. Eso, y la necesidad de observarte mientras duermes. Es probablemente un hábito un tanto extraño, pero ver cómo tu pecho sube y baja al respirar, lenta pero constantemente, me produce una extraña sensación de calma, de tranquilidad. Saber que estás aquí, que tu corazón late, que sigues viva... Que un día más he logrado controlarme, me hace pensar que tal vez, sólo tal vez, todo puede salir bien.

Que yo no tengo por qué rendirme al monstruo que habita en mi cuerpo, en mi alma, y que tú no tienes por qué cansarte, por qué abandonarme, por qué decidir que quieres compartir tu vida con alguien que en realidad no sea un "algo". Ahora que puedo decir en voz alta que eres mía, quiero que seas tan feliz, hacerte tan dichosa como tú lo has hecho con simplemente estar a mi lado. Mientras descansas, yo velaré tu sueño. Ahora, y por el resto de eternidad que aún me queda.





Ignis Fraternitatem: La cruzada eterna:


Never felt so alive:


Another Face of me:

avatar
Rasmus A. Lillmåns
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 99
Puntos : 235
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 23/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Journal of Storms

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.