Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS. THE MEANING OF LIFE - PARTICIPAN MIKLÓS L. DEGRASSO Y DOMINIC CUSTLER. THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS.



Espacios libres: 19/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Julianne MacFarlane el Dom Feb 01, 2015 12:33 am

Julianne Basarab
París, Francia. Año 1800.
Al fin me atrevo a convertir en palabras éste gran secreto. Quizá me siento tan abrumada y aterrada por él, que tengo la necesidad de expresarlo, aunque sea en éstas páginas amarillentas que nunca nadie leerá, pues me encargaré de ello. Es tan tórrido y rebuscado, que le he dado cientos de vueltas, pero es una verdad demasiado peligrosa para que se sepa. En cada ocasión que pienso en las consecuencias, si alguien llegase a enterarse, me estremezco y no puedo hacer más que rogar al Universo que confabule a mi favor, y esto no llegue a oídos de nadie, menos de mi marido. Soy la única conocedora de éste saber que está consumiéndome, por consiguiente, de la única manera que tiene alguien de enterarse es invadiendo mi privacidad; hecho que dudo que ocurra, pues a mi marido no le interesa mi existencia, y los empleados no tendrán acceso al sitio donde esconderé éste diario.

Cuán difícil se me hace asumirlo. Asumir que mi hijo, mi adorado Mihai, no es hijo de mi esposo, sino de su hermano. Listo. Lo he dicho. Esa es la catastrófica afirmación que puede acabar con mi vida y la de mi niño en tan sólo un segundo. Sin embargo, no me arrepiento de nada de lo que vivido con Vladimir. No fue lujuria, ni siquiera un arrebato de pasión; fue soledad y una profunda admiración, al menos de mi parte. Mi cuñado es un hombre maravilloso, algo peculiar y con un carácter…volátil, pero le tengo un cariño que supera cualquier barrera, por ello, me alegra que mi hijo sea suyo, y no del monstruo con rostro bonito de Luca. Luca es una bestia, ni siquiera siente aprecio por Mihai, y eso que cree que es su hijo. ¡No quiero imaginar lo que ocurriría si se entera que fue engañado! Me mataría; ya lo ha intentado en un par de ocasiones, pero es demasiado cobarde o sádico como para darle fin a mi padecimiento.

Mihai es el ser más dulce que he conocido, y no es porque sea mi retoño; tiene la sonrisa más bella que he visto, con sus pequeños dientitos y sus ojos pícaros, está completamente ajeno a los males que nos rodean. Me encargo de que esté lejos de mi esposo cuando éste me está rondando, no soporto el desprecio que pregona por quien, se supone, lleva su sangre. A mi puede hacerme lo que quiera, lo acepto con la mayor de las dignidades posible, pero cuando pronuncia alguna frase que hace referencia a mi pequeño, es cuando pierdo los estribos. Pero no tengo el tupé de hacerle frente, y sólo me limito a llorar. Y como sabe que me hace daño cuando se atreve a meter a nuestro hijo en el medio de la relación, ha empezado a optarlo como una manera sistemática de tortura. Es un espectro que se cierne sobre mi alma y me atribula de angustia, me ensombrece cada día. Pero he aceptado éste destino porque no puedo hacer más para salvar lo poco que queda de mi familia y resguardar el futuro de mi hijo, si es que Luca se digna a no dilapidar su dinero en alcohol y prostitutas.

Haría bien en quemar éstas páginas, pero necesito recordarme ésta verdad, porque en ocasiones suelo creer que no estoy más que contagiada por la perversión de mi marido, y creo mundos paralelos en los que logro hacerle daño, aunque sea arañándole el orgullo. Quizá en algún momento, cuando ya sea una anciana y mi hijo un hombre hecho y derecho, pueda entregarle éstas memorias, y que él sepa su verdadera historia, y no crea que el hombre que decidió rechazarlo, por la sola y sencilla razón de haber nacido de mi vientre, es su padre. Sé que se sentirá orgullo de Vladimir, y procuraré que se críe lo más cerca de él posible, para que el vínculo sea tan estrecho, que simplemente cambien las rotulaciones y no el amor.

Julianne




"Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma."

J U S T I C E:
No hay zapato de cristal para ésta princesa:
avatar
Julianne MacFarlane
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 43
Puntos : 48
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Julianne MacFarlane el Mar Mar 31, 2015 11:27 am

Julianne Basarab
París, Francia. Año 1800.
Presa del imaginario popular, cuán atormentadora se me hace la actuación cotidiana, la sonrisa fingida. Cada día me pesa más la sensación de impunidad que me cubre los hombros y me estalla en la espalda. ¿Cuánto tiempo más tendré que sostener ésta farsa? Lo hago por amor a mi niño, lo sé; y quizá porque mi orgullo maltrecho me impide sacar a flote las miserias, y prefiero que todos sospechen a confirmarlo con mis actos. Es un demonio, un verdadero demonio que nació para amargarme la existencia, para hacer de mis horas un calvario, para dejarme en la ruina y hacerme olvidar quién soy. Con cada golpe, con cada insulto, con cada humillación que acepto con horrorosa sumisión, me doy cuenta que me he convertido en la peor de mis sombras, me desconozco, no soy yo. Y odio no hallarme en el espejo, no hallarme en mi reflejo, no hallarme en mis pensamientos. ¿De qué me sirve quejarme de un sistema corrupto y miserable, si entre los muros de mi hogar permito que mi esposo me desvalorice y me trate como a un pedazo de carne podrido? Pienso en mis padres, en cómo deben de revolcarse en su tumba cada vez que agacho la cabeza y permito que Luca me veje física y emocionalmente. Fue así desde el primer día y nunca hice nada para cambiar las circunstancias, mas ¿qué podría haber hecho? La herencia que con tanto esmero construyeron para mi hermano y para mí, estaba siendo dilapidada, y a pesar de que lo material no importa, quiero conservar lo que ellos nos dejaron, porque será el recuerdo vivo que mi hijo tendrá de sus abuelos. Los extraño y necesito tanto, que el dolor suele cortarme la respiración cuando pienso en ellos. Una presión en el pecho me impide ver con nitidez, y sólo anhelo los días felices de lucha junto a ellos, recorrer el East End codo a codo con mi madre, escuchar disertar a mi padre; ambos eran intelectuales prodigiosos, y fueron tratados como menos que animales. Es mi deber mantener viva su memoria y honrar sus batallas por las reivindicaciones sociales de los más vulnerables, pero mi posición es contradictoria, clandestina y está repleta de inacción. Debo esperar, y sólo deseo que la espera no me mate…

Julianne




"Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma."

J U S T I C E:
No hay zapato de cristal para ésta princesa:
avatar
Julianne MacFarlane
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 43
Puntos : 48
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Julianne MacFarlane el Miér Mayo 20, 2015 11:40 pm

Julianne Basarab
París, Francia. Año 1800.
¡Mihai está tan grande! Es increíble verlo crecer día a día, seguir sus pasos, aprender de él, lo que le gusta y lo que no. Suele asustarme su madurez, es muy pequeño, pero me da la sensación que comprende todo, que me entiende. He descubierto que se retrae ante la presencia de Luca, como si comprendiese que no es su padre y que tampoco lo ama, a pesar de creerlo suyo. Es un niño perceptivo y receptivo, muy sensible,  por lo que tengo que estar siempre muy atenta a mis palabras o a la energía con la que me acerco a él, pues cuando sus ojitos dulces se fijan en mi rostro, siento que puede verme el alma. Y quizá tiene esa capacidad y, a medida que vaya desarrollando su cuerpo y su mente, éste sea uno de los dones con los que ha nacido. A pesar de todo, se nota que es un bebé feliz y alegre, su sonrisa franca y sincera ilumina el ambiente en el que está, y no lo digo yo que soy su madre, empleados y amigos coinciden conmigo. Es mi pequeña campanita.

Me desespera no poder protegerlo de todo mal. No poder protegerlo del desamor y la suciedad de Luca, no poder protegerlo de la verdad que nos condenaría, de mí misma y mi causa, de sí mismo cuando sea mayor. Ser madre es lo más maravilloso que pudo haberme pasado, no hay mejor rol en la vida que ser la mamá de Mihai. Él es mi fortaleza, mi refugio, mi principio y mi fin. Por él dejaría todo, y es también uno de los motivos por los cuales tolero éste matrimonio atormentador.

Anoche, cuando Luca llegó borracho y asaltó mi cama -hacía mucho tiempo que no lo hacía, por lo que perdí la costumbre de cerrar con llave-, mi dulce Mihai dormía conmigo. El maldito no me permitió llevarlo a su alcoba, me vejo allí, con mi hijo al lado. Hice acopio de una fuerza sobrehumana para no gritar, me mordí el puño y soporte sus embates violentos entre lágrimas, rogando para que mi niño no despertase. Estoy muy asustada porque no logre empujarlo antes de que explotase, y su simiente termino en mi interior. Se quedó dormido sobre mí, aún con su miembro entre mi carne mancillada y dolorida, y sólo cuando tuve la certeza de que no interrumpiría su sueño, me atreví a quitarlo y correrlo a un costado de la cama. Tomé a Mihai y nos encerré en su habitación. Me quedé dormida en el piso, al lado de su cuna, y esta mañana descubrí los rastros de sangre seca entre mis piernas, como si fuera una virgen. Me lastimó tanto! Es una bestia. Y si hay un Dios, ruego no haber quedado embarazada. Moriría si eso ocurriese.

Julianne




"Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma."

J U S T I C E:
No hay zapato de cristal para ésta princesa:
avatar
Julianne MacFarlane
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 43
Puntos : 48
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Julianne MacFarlane el Lun Ago 31, 2015 11:10 pm

Julianne Basarab
París, Francia. Año 1800.
Aún sigo sin creer que Vladimir me haya hecho tan hermoso regalo. Un camafeo espléndido, tan hermoso que estuve a punto de llorar en cuanto abrí la caja de terciopelo que lo contenía. Me trajo memorias hermosas de mi niñez, cuando mi padre llegaba con joyas de valor incalculable para mamá, y cuando entre ambos decidían vender aquellas cosas innecesarias para darles a los pobres. Parecía que las joyas de mamá se reproducían, nunca repetía un conjunto, siempre tenía uno nuevo, y cuando le preguntaba por tal o cual, sonreía con picardía. Con los años comprendí que la posición social que por aquel entonces ostentábamos, obligaba a que nunca se utilizase ni el mismo vestido ni las mismas joyas, por lo que las vendían y entregaban eso a la caridad. Me pareció una revelación increíble, pero seguía envuelta en mi nube; la desgracia le pertenecía a otros, la pobreza sólo estaba en lo ajeno. Yo, sin darme cuenta, tenía esos gustos caros, me enojaba si papá no me regalaba un tocado, unos chapines o unos aretes. Cuando tuve que despojarme de absolutamente todos mis lujos, sentí un vacío enorme. Ahí comprendí que en eso material no sólo estaba el fin de una vida repleta de felicidad, sino que estaba el esfuerzo de mis padres, la sonrisa de mamá al verme lucir un vestido, los ojos brillantes de papá cuando me mostraba unos nuevos pendientes, la mueca de celos de Boy cuando algún amigo le pedía, en broma, ser mi marido. Todo lo bueno que conocía se fue con esas riquezas, pero no por el hecho en sí de perderlos, sino por lo que significaban: el fin de los MacFarlane.

Dejé de ser Julianne MacFarlane, para convertirme en Julianne Basarab, una mujer que coquetea con la pobreza, pero ahora desde adentro. Una mujer con un marido que nunca la quiso, que nunca la deseó, una mujer que cometió adulterio con su propio cuñado, y no contenta con eso, engendró un hijo suyo. Mis sueños de familia fueron diluyéndose en el fervor de las protestas, convirtiéndose la política el sitio donde deposité mi alma. Pero Luca me arrebató todo lo que soy, la dignidad, la fuerza, el amor propio, la dicha, la sonrisa. Cada desprecio, cada golpe, cada violación, todas y cada una de sus palabras pronunciadas con tanto odio, fueron diezmando lo que alguna vez fui y que, creo, nunca recuperaré. Vladimir fue y es esperanza, esperanza para mi niño; sé que, llegado el momento, podré confiar en él para que cuide de Mihai, pero no de mí. No hay nada que Vladimir pueda hacer por mí, porque no me perdono el hecho de haberme abandonado en el camino, de haber permitido que mi esposo arremetiese con toda su fuerza contra mis ideales, que no son ni más ni menos, que los mismos de mis padres.

A veces, quisiera culpar a Boy, hacerlo responsable de todas mis desgracias; lo insulto en silencio, lo maldigo y le deseo el mal, pero inmediatamente me arrepiento. No deja de ser mi hermano querido, con un corazón errante y una vida sin rumbo; y no lo culpo. La  figura de nuestros padres era muy fuerte, ellos eran el sostén de nuestra estructura, los pilares que mantenían todo incólume, cuando los asesinaron, cuando los ejecutaron como si se tratase de dos traidores a la patria, también nos mataron a Boy y a mí. No volvimos a ser los mismos, y nunca volveremos a serlo. Ambos tenemos demasiado dolor para sanar, nos hacemos demasiado daño estando distanciados, juntos aún más. Quisiera saber que mis sobrinos tienen deparado un futuro mejor, que ellos realmente no serán tocados por éste brazo oscuro que se cernió sobre nosotros, y lo mismo anhelo para Mihai.

Increíble lo mucho que despertó en mí, el simple y hermoso regalo de Vladimir. No podré usarlo, Luca lo vendería para emborracharse, y quisiera, al menos esto, preservarlo de él.

Julianne




"Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma."

J U S T I C E:
No hay zapato de cristal para ésta princesa:
avatar
Julianne MacFarlane
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 43
Puntos : 48
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Julianne MacFarlane el Lun Ene 18, 2016 6:29 pm

Julianne Basarab
París, Francia. Año 1800.
Suelo sentir que es en vano todo el esfuerzo que realizamos. Cada semana me entero de compañeras que caen en la lucha por nuestros derechos; todos los días veo cómo la desigualdad social crece y se agiganta, cómo la brecha que separa a los ricos de los pobres se vuelve abismal. No vemos el fruto del esfuerzo, no logramos voltear instituciones ni disolver el patriarcado que tanto nos oprime, no conseguimos que las mujeres seamos consideradas iguales. Continuamos sometidas al yugo de los hombres, a su mano de hierro que se posa sobre nosotras y nos disminuye, nos vuelve nada. No hay momento en mi vida que no me plantee si seguir con esto o no, pero recuerdo a mis padres y su lucha, y me digo que tengo que continuar, que la batalla es larga y que, quizá no sea yo quien vea los frutos, pero sí las generaciones venideras; que ésta semilla que estamos plantando, germinará para que, el día de mañana, logremos la liberación, la equidad y la justicia.

Necesitamos acceder al poder, ¿pero cómo hacerlo si no nos permiten instruirnos? Ni aún en las castas más altas de la sociedad, las mujeres tenemos acceso a una educación formal. Se nos enseña a ser esposas y madres, dejando de lado la autosuficiencia y la independencia. Yo tuve suerte, pero sé que soy la excepción de una regla dolorosa y sangrante, que lleva siglos arrastrándonos al fango. Soy testigo del horror al que estamos expuestas, en carne propia sufro los vejámenes de una sociedad culpable de nuestras dolencias, pero como género debemos unirnos y dar pelea. ¡Es tan difícil hacernos escuchar! La mayoría de las mujeres tienen sus cabezas cerradas, otras tienen miedo, y somos pocas las que nos atrevemos a confrontar con un sistema que nos encasilla.

¿Llegará el día en el que floreceremos? ¿Lograremos ser consideradas seres humanos? ¿Será posible que, dentro de cien años, las mujeres podamos acceder a los escalafones políticos, a los derechos civiles y a la educación?

Julianne




"Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma."

J U S T I C E:
No hay zapato de cristal para ésta princesa:
avatar
Julianne MacFarlane
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 43
Puntos : 48
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Julianne MacFarlane el Mar Mayo 03, 2016 11:37 pm

Julianne Basarab
París, Francia. Año 1800.
Vladimir me besó. Sí, suena tan extraño como lo fue. No lo esperaba, ni siquiera he soñado con la posibilidad que entre nosotros volviera a suceder algo. La descarté, pensando que él lo había olvidado, que no había significado nada. Sin embargo, sentí la memoria de sus manos, de sus labios… Me cuesta poner en palabras la marea de sensaciones que me embargó. Pero si pudiera ponerle sólo una, diría “vértigo”. Me sentí al borde del acantilado, con el estómago hecho un nudo y con el corazón latiendo tan fuertemente, que temí que se saldría de mi pecho. Estoy riendo como una estúpida mientras escribo éstas líneas, me siento una casamentera, cuando lejos estoy de serlo…

Estoy casada, sí. Casada con un monstruo y el único capaz de hacerme sentir mujer, de hacerme sentir completa, es su hermano. Su hermano quien, no sólo es un Duque sumamente importante, sino que es también el padre de mi hijo, información que él y todos, por supuesto, omiten. Sería escandaloso y sería firmar mi sentencia de muerte. Luca me asesinaría, no tengo dudas de ellos. Y sé que Vladimir me protegería, pero eso sólo sucedería si lograse salir viva, algo de lo que dudo.

Luca odia a Vladimir y lo envidia. Sería capaz de cualquier cosa sólo para destruirlo, y si sabe que Mihai es su hijo, no sólo lo movería la humillación a la que lo sometí, sino también la venganza, y sería mi bebé el que pagase las consecuencias de mi falta de juicio. Pero tampoco puedo negarme a mi cuñado, simplemente, no lo consigo. Él rompe con mis defensas, destroza mis barreras, me desarma y me arma al mismo tiempo. Sé que pagaré caro lo que haré, pero sólo ansío volver a sus brazos una y otra vez…

Julianne




"Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma."

J U S T I C E:
No hay zapato de cristal para ésta princesa:
avatar
Julianne MacFarlane
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 43
Puntos : 48
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Julianne MacFarlane el Mar Mayo 16, 2017 11:47 pm

Julianne Basarab
París, Francia. Año 1800.
En nada me parezco a la que fui. Estoy disociada, como si mi alma hubiera sido fragmentada, y todos y cada uno de los trozos, se hubieran dispersado para mantenerse conectados. Fui esa Julianne feliz en mi niñez y primeros años de juventud, fui esa Julianne llena de rencor al perder a sus padres, fui esa Julianne sometida a un marido cruel, fui esa Julianne que en un arrebato de rebeldía, lo golpeó y huyó con su hijo. Soy todas esas Julianne, y soy esta, que engaña a una buena familia para que le de cobijo.

Aquí, con los Satié, descubrí una paz que hacía mucho tiempo no experimentaba. Incluso mi dulce Mihai es otro niño, mucho más alegre y fuerte de lo que ya era. No quisiera tener que irme de éste hogar jamás. Incluso los pequeños que cuido son dulces, siento su amor. Son pequeños tristes, que perdieron a su madre y son ignorados por un padre lisiado. Sin embargo, no pierden la esperanza de que algún día todo mejorará. Me resulta increíble cómo me veo en ellos: no les falta nada material, pero están repletos de carencias afectivas. El amor que les da su abuela no alcanza, ni siquiera el que intento darles yo. Necesitan a su padre, y ruego que él lo entienda.

Honoré Satié no es fácil. Pero he intentado comprender su lugar. No quisiera estar en él nunca.

Julianne




"Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma."

J U S T I C E:
No hay zapato de cristal para ésta princesa:
avatar
Julianne MacFarlane
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 43
Puntos : 48
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No man chooses evil because it is evil; he only mistakes it for happiness, the good he seeks

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.