Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 02/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Erik H. Ralph [ID]

Ir abajo

Erik H. Ralph [ID]

Mensaje por Guillaume de Beaune el Sáb Feb 28, 2015 9:20 pm

23 años aparentes 26 años reales
Vampiro
Heterosexual
Clase Alta
Londres, Inglaterra
Erik H. Ralph
La historia de Erik inicia como la de cualquier mortal, nace en la ciudad de Londres un mes de octubre, siendo el tercero de seis hermanos, todos hombres. Desde luego, el hogar en donde se crió Erik no era el más digno, al contrario, su hogar fue siempre de escasos recursos y se las apaleaban de la mejor manera para sobrevivir. Su padre se la pasaba trabajando arduamente para poder mantener a su mujer e hijos, pero a sabiendas de que todos eran chicos, Philipe, siendo un hombre de carácter rígido y que medio sabía leer, prácticamente obligó a sus hijos a trabajar desde que eran unos infantes, pues según él, no iba a mantener vagos y aunque su esposa siempre quiso de que sus pequeños al menos aprendieran a leer, eso para Philipe quedaba completamente descartado. Fue por esta misma razón que empezaron los problemas con Erik.

A diferencia de sus demás hermanos, Erik no estaba conforme con su vida. Aunque al principio, cuando  ólo un niño simplemente se acomodaba a las reglas del hogar, pero por criterio propio, prefería pasar más tiempo al lado de su madre y cuando ésta le enseñó a leer y a escribir, el chico no pudo sentirse más complacido y quizás fue esto el inicio de su descontento con la vida que llevaba. Su madre era la ayudante de un sastre bien posicionado y cuando Erik era tan sólo un niño de unos 7 u 8 años solía acompañarla a aquella faena. En ese entonces conoció al hijo del sastre, un chico con inclinaciones hacía las artes y la filosofía y quien se dio el lujo de poder estudiar, algo que Erik envidió mucho más adelante. ¿Por qué él no podía tener esas oportunidades? Al principio, siendo tan sólo un niño fue algo que lo entristeció bastante, pero en la adolescencia ese desanimo se transformó en un rencor terrible. Se lo cuestionaba a su madre todo el tiempo y ella a su modo buscaba de animarlo. Erik admiraba la paciencia de la mujer, por eso evitó de presionarla demasiado, ambos eran tan parecidos.

Los problemas comenzaron cuando el joven Erik le empezó a exigir a su padre que deseaba estudiar y éste en su ignorancia le refutaba que eso era una completa pérdida de tiempo. Como Erik se había ganado la simpatía del sastre, halló la oportunidad de trabajar con él ya siendo mucho más grande. El buen hombre sería quien viendo la necesidad de Erik de querer estudiar, le ayudó. El muchacho aprovechó ese tiempo de buena manera y fue cuando descubrió su vocación por la pintura.

No tenía el dinero suficiente como para costearse estar en una academia de arte, pero si podía buscar la manera de hacerse alumno de algún pintor, Erik lo lograría sin importarle nada. Claramente, su ambición por sobresalir y aspirar a más iba creciendo a medida que pasaba el tiempo. Él sólo perseguía sus propios intereses egoístas y luchaba hasta cumplirlos. Pasaba más tiempo metido en el taller del viejo pintor y con otros más, que ayudando en casa. Al principio sólo conseguiría trabajar en el lugar y luego se convertiría en pupilo de aquel artista, era un plan brillante, desde el punto de vista  de Erik. Había conseguido matar dos pájaros de una sola pedrada: Aprender el oficio del artista de taller y academia y obtener dinero a cambio de esto. Viendo el talento del chico en la pintura, no tardarían en llegarle encargos, los cuales aprovechó bastante bien. En ese momento Erik pensó que su vida empezaba a tomar el rumbo que deseaba. Quizás sí.

Durante los fines de semana, trabajaba con el sastre, ayudándolo en su negocio. Erik pensó que necesitaba más dinero, al menos para tener ahorros e irse de casa en cuanto pudiera y así lo hizo. También era una forma de agradecerle al hombre por la ayuda que le brindara y que haya reconocido su talento. Eso aumentaba más el ego del chico. Pero no faltaría poco para que iniciaran los problemas más pesados en casa. Su padre estaba harto de la poca consideración de Erik y se encargaba de estarle bajando la moral cada vez que podía, diciendo cualquier clase de horrores sobre los artistas de ese entonces. Eso irritaba tanto a Erik que en más de una ocasión, ya pisando los veinte años, golpeara a su progenitor y ese mismo día decidió marcharse para siempre de aquella casa. Ya no le importaba más nada, su madre había muerto hacía un año atrás.

El sastre lo acogió en su morada durante un tiempo, Erik continuaba con sus trabajos y así sobrevivía, pero quería más, no deseaba estar viviendo medianamente. Lo que impulsó más este pensamiento fue una de las visitas de rutina que hacía a casas nobles y de aristócratas con alguno de sus maestros. Esa vez iría a casa de un importante conde, un hombre llamado Lucern Ralph. Su residencia estaba ataviada de lujos y por supuesto, de exquisitas obras de arte que dejaron boquiabierta a Erik, más que el simple de hecho de que la visita fuera durante la puesta de sol y no en el día como se hacía normalmente. El muchacho no preguntó demasiado o no preguntó nada. Prefería no incomodar con interrogantes absurdas. Sin embargo sus dudas sólo fueron disipadas por el notable interés en el conde, ¿por qué su padre no fue un miembro de la realeza? ¿Por qué tuvo que haber nacido en una familia mediocre? Todas esas inquietudes golpearon el ego de Erik y entre tanto no se dio cuenta cuando comenzó a hablar sobre el contenido de los cuadros e incluso de las técnicas empleadas en algunas pinturas. Esto sin duda atrajo la atención del vampiro (verdad que supo luego Erik por parte del sastre). El maestro del joven comentó al conde que su ayudante también cursaba clases de bellas artes y asistía a una pequeña academia.

Sin duda alguna, su talento en la pintura le daría oportunidades al muchacho que no se esperaba. Lucern Ralph le pidió que realizara un encargo de pinturas para su colección exclusiva, no le importaba si Erik fuera reconocido o no. Pero algo que desconocía el muchacho, es que todo aquello se trataba de una prueba por parte del hombre. Erik se encargó de dar lo mejor de sí durante cada visita y sin siquiera pensarlo tan detenidamente, él empezaba a concebir la idea de ser alguien tan distinguido como lo era el conde Ralph. Al poco tiempo, ya luego de haber pasado casi un año, Erik se convierte en el pupilo de aquel vampiro. Lucern lo moldearía a su semejanza y para el joven pintor eso no representaba problema alguno, él deseaba ser alguien importante y lo lograría sin importarle más nada. Quizás eso fue lo que más convenció al aristócrata de ver en Erik a un sucesor. Compartían una inigualable sed por la ambición y el poder.

Aprendió de los negocios del conde, se entrenó durante casi doce meses en las faenas de las cuales Ralph no podía encargarse durante el día. En ese transcurso, Erik adoptaría sólo el apellido de su madre “Harper”, para honrar a su memoria y cuando fue el momento, Lucern le concedió la magnífica oportunidad de llevar el apellido suyo. Desde ahora sería conocido como Erik Harper Ralph y eso no podía hacerlo sentir más orgulloso. Su esfuerzo estaba obteniendo los resultados deseados. Sin embargo, una terrible le asaltó, perturbando de nuevo su memoria.

La inmortalidad le empezaba a resultar atractiva, quería vivir muchos siglos sin siquiera tener una arruga, de poder obteniendo todo lo que quisiera sin necesidad de esforzarse demasiado. Aunque la vida vampírica tenía sus contradicciones, para Erik no eran obstáculo. La idea empezaba a atormentarlo sumergiéndolo en una locura que sólo calmó sus turbias aguas cuando Lucern finalmente lo convirtiera en un hijo de la noche y por supuesto en su fiel discípulo, en ese elegido del cual se iba a sentir orgulloso en algún momento de su eterna existencia. El conde le enseñaría todo lo necesario para lidiar con los malestares propios de su condición, en especial para un vástago. A diario tenía que poner a prueba su resistencia a la sangre y así poder controlar la sed que quemaba sus entrañas todas las noches. La cacería debía ser bien preparada, sin dejar nada al azar y eso requería un enorme esfuerzo mental. Sin embargo, para Erik no representaba gran cosa. Su enorme orgullo le hacía querer pensar en lo maravilloso que resultaba ser un inmortal, en los poderes que podría desarrollar y que no habría nada que detuviera su ambición y sed de poder, de ser el mejor.

Al desaparecer su maestro, Erik tuvo que hacerse cargo de sus negocios y de mantenerlos a flote mientras Lucern estaba ausente. Aunque en un principio, el joven vampiro movió cielo y tierra para dar con el conde, no logró hallar ningún rastro que lo llevara hasta él. Aún así, Erik confiaba plenamente en que el antiguo estaría vivo, pues siendo como era no se dejaría arrastrar por una muerte tan repentina. Hasta los momentos desconoce el paradero de Lucern, pero esto no significa que no continúa buscándolo, sabe que dará con su maestro en algún momento. Una parte de su inexperta condición necesita de quien lo convirtió en un hijo de la noche. Erik empezó a llevar a cabo sus propios negocios enfocados en las artes y a forjar sus propias convicciones.
Historia

► HABILIDADES Y ATRIBUTOS INNATOS

→ Habilidades: Sigilo, sentidos aumentados, buenos reflejos, agilidad, flexibilidad, velocidad y fuerza sobrehumana.

→ Atributos: Colmillos afilados, uñas afiladas (en algunos casos), piel y cuerpo resistentes (aunque suave al tacto y a la vista), e inmortalidad.

► PODERES INNATOS:  

→ Sanación acelerada: Habilidad para sanar rápidamente heridas y contusiones no tan graves (esto no aplica al desmembramiento, si les arrancan un brazo, el brazo no volverá a crecer). El tiempo de recuperación varía según el personaje y la gravedad de la herida o lesión. Cuando se trata de balas de plata o fuego pueden morir si las heridas son muy graves.

→ Percepción del aura: Habilidad para ver las auras de otros seres, cuyos colores indican su humor, identidad y nivel de hostilidad, de este modo saben si están bajo amenaza. Este poder también les permite reconocer a otros vampiros e identificar a los licántropos gracias a su aura colorada y su característico olor.

► PODERES EN DESARROLLO:
→ Telepatía: Habilidad para sondear los pensamientos superficiales de cualquier sujeto cercano y escucharlos como escucharía hablar a esa persona. Con el tiempo suficiente, puede enterarse casi de cualquier cosa sobre el sujeto.

→ Clarividencia: Habilidad para ver y oír sucesos a distancia. Este poder se activa de forma instantánea y sólo tiene que concentrarse en un lugar o persona para ver y oír lo que sucede a su alrededor. Las visiones pueden ser pasadas o presentes.

→ Persuasión: Habilidad para controlar las acciones o el razonamiento de otra persona. Este poder logra que otras personas realicen acciones, sin que éstas puedan negarse o incluso darse cuenta, mediante palabras con entonación imperativa, es decir, ordenándolas.

¿Quién es Erik en realidad? ¿Qué se oculta tras esa máscara de sutiles facciones? Un ser demoníaco, ambicioso y obsesionado con destacar. Un ser egocéntrico que sólo piensa en sí mismo y en que lo único que importa para él son sus metas y objetivos. Erik Harper Ralph no es buen chico, nunca lo ha sido. Desde chico siempre se interesó por sí mismo y eso en partes fortaleció a su espíritu avaricioso, convirtiéndolo en alguien que lucharía por lo que quería sin importarle absolutamente nada. Sin embargo, era de aquellos a los que no les gustaba dejar nada al azar. Planeaba seriamente sus movimientos hasta que daba con lo que deseaba y esto fue lo que lo llevó a parar en la residencia de Lucern Ralph, convirtiéndose en su discípulo. Cosa que claramente enorgullecía más que nunca a Erik, a quien no le importó dejar atrás a su familia para alimentar su terrible ego. Aún sigue manteniendo este tipo de actitudes, medita cada paso que da, pues prefiere ir con cuidado antes de cometer algún error, pues algo que detesta abiertamente.

Es avaricioso y durante el tiempo que ha vivido en la residencia Ralph ha desarrollado un gusto por las cosas caras, se ha vuelto excesivamente lujoso y le encanta lucir las mejores prendas. Esto hace ver a un Erik egocéntrico, déspota y materialista, cosa realmente es y no se molesta en disimularlo, al menos que le interese hacerlo por querer hacerse con algo que le importe. A pesar de su constante rigidez, durante el tiempo que se rodeó de lujos y riquezas aprovechó para volverse un sujeto culto, coleccionando no sólo arte, sino también innumerables escritos y relacionándose con grupos de  intelectuales, buscando siempre la manera de sobresalir entre las pequeñas hermandades a las que pertenece.

Erik es malintencionado pero sabe perfectamente disimularlo, luego de volverse vampiro, cualquier indicio de sentimiento en él ha desaparecido o al menos eso parece. La única que era capaz de volverlo un muchacho más consciente y menos egoísta era su madre, pero ahora que ella ya no está presente, Erik se ha hundido completamente en la oscuridad. No le gusta que le lleven la contraria, pues es algo que fastidia al gran orgullo más que tiene y hace evidenciar lo testarudo que suele ser el joven vampiro. Algo que también se esfuerza en ocultar en lo obsesionado que puede volverse cuando sus pasiones se desencadenan, movidas a su vez por la terrible sed de sangre por ser tan sólo un vástago. Quizás sea por eso que necesite aún de las enseñanzas de Lucern, pues es su único ejemplo a seguir.

¿Tolerante? Para nada. Erik suele perder los estribos con facilidad a pesar de que para armar sus estrategias sea excesivamente meticuloso. Esto le ha acarreado uno que otro problema, pero ha sabido manejarlo gracias a su excelente y ágil mente. El hecho de pertenecer a hermandades no vuelve a Erik más social, al contrario, es simple etiqueta. Es un joven solitario y aunque a algunos les parezca terrible, para él no lo es en lo absoluto. La soledad es una delicia para un vampiro tan joven como él, quien se ha dedicado en silencio a cada uno de sus vicios y demonios. Borrando con odio sus inseguridades y frustraciones, volviéndose un ser sin alma. Poco le importa el sufrimiento ajeno, ignora cualquier indicio de humanidad en su interior, pues piensa que se volvería débil si llegase a sentir compasión por alguien.

Personalidad y poderes
code by HARDROCK


My Way:
avatar
Guillaume de Beaune
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 41
Puntos : 41
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Erik H. Ralph [ID]

Mensaje por Lucern Ralph el Dom Mar 01, 2015 12:23 am

FICHA APROBADA
bienvenido/a a victorian vampires
¡ENHORABUENA! YA ERES PARTE DE VICTORIAN VAMPIRES Y TE DAMOS LA MÁS CORDIAL BIENVENIDA.

ANTES DE HACER CUALQUIER OTRA COSA, TE INVITO A LEER LAS NORMAS QUE TENEMOS EN EL FORO PARA QUE ESTÉS BIEN ENTERADO/A DE CÓMO MANEJAMOS TODO EN ESTE SITIO Y ASÍ EVITARTE FUTUROS MALOS ENTENDIDOS. A CONTINUACIÓN TE DEJO LOS LINKS MÁS IMPORTANTES PARA QUE PUEDAS CONOCER LA INFORMACIÓN, Y SI DESPUÉS DE LEER SIGUES TENIENDO ALGUNA DUDA, PUEDES CONTACTARME A MÍ O A OTRO DE LOS ADMINISTRADORES; ESTAMOS PARA SERVIRTE.

¡QUE TE DIVIERTAS!










THE KING OF THE DARKNESS:
AWARDS:
OTHERS:



avatar
Lucern Ralph
Vampiro/Realeza [Admin]
Vampiro/Realeza [Admin]

Mensajes : 7343
Puntos : 2922
Reputación : 287
Fecha de inscripción : 19/06/2010
Edad : 28

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.