Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Nightmares and dreamscapes [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Autumn De Lacour el Sáb Mar 28, 2015 1:45 am

El golpe que me llevé en la cabeza me hizo ver las estrellas en la oscuridad.
Stephen King


La noche cayó sobre París y los pies de la bruja se apuraban a llevarla a uno de los refugios que había conseguido encontrar para pasar las noches. Era definitivo que ya no temía tanto a los encuentros con otros seres; el trauma generado por su encuentro con inquisidores estaba siendo dejado lentamente de lado por la seguridad que ahora le comenzaban a brindar sus poderes, sin embargo, ella aún era demasiado inexperta en el uso de sus habilidades y eso era lo que jugaba en su contra, al igual que esa naturaleza bondadosa que aún cargaba dentro de ella.

Autumn había aprendido gracias a las compañías que llego a tener, que era necesario ser algunas veces frío y calculador para tener las cosas que se querían, sin embargo, ella solo aprendió a robar para sobrevivir y en todo lo demás, seguía siendo la misma bruja que deseaba pasar desapercibida y vivir de una manera apacible, sin nadie que le mirase o tratara de lastimarle. Hasta ese momento, sus esfuerzos se habían visto recompensados, pero cuando las brujas que trataban de ser buenas salían por las noches, cosas malas sucedían.

La joven trato de no emplear demasiado tiempo en la búsqueda de algunas cosas que pudieran servirle para el estudio de sus propias habilidades mágicas y quizás hubiese terminado todo a tiempo para regresar aún con la luz del sol presente, sino hubiese desviado sus pasos a una pequeña tienda que lucía prometedora y en la cual, la bruja tardo más tiempo del esperado solo para darse cuenta de que no existía nada ahí que valiera la pena. La anciana que atendía le despidió con una sonrisa, pese a que llevaba las manos vacías y ese simple gesto, hizo a Autumn feliz a pesar de que la oscuridad ya había caído en las calles y le quedaba un largo camino por recorrer hasta llegar a su destino final. Parada a las afueras de la pequeña tienda en la que antes estuviera, lanzo un suspiro al aire; comenzaba a pensar que lo mejor era buscar un lugar cercano para quedarse pero antes de que esa sencilla idea, se transformara en una resolución, ya había emprendido la carrera con dirección al sitio donde últimamente pasaba las noches.

Corría tratando de llegar lo más pronto posible a aquel pequeño refugio que casualmente encontró. Era un sitio donde varias personas sin hogar fijo se quedaban por las noches, un lugar donde sabía ella que estarían seguros de los peligros que asechaban en la oscuridad que ahora le rodeaba. Mientras giraba en una esquina, se decía a si misma que estaba a salvo, que lograría llegar a su destino sin ninguna inconveniente y que nada ni nadie, le haría daño esa noche. Aumento la velocidad de sus pasos, una sonrisa de seguridad llego a sus labios y termino por girar en otra esquina cuando se impacto de lleno con lo que parecía ser una pared muy dura; tan dura que trastabillo y sintió que la cabeza le daba vueltas. De manera automática llevo su mano derecha hasta su cabeza y se quedo unos segundos inmóvil, ahí, donde había chocado con una pesadilla que le recordaría porque debía temer a todo cuanto le rodeaba.



Pero el soñar con algo improbable tiene un nombre.
Lo llamamos «esperanza».


The witch:



avatar
Autumn De Lacour
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 56
Puntos : 63
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 20/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Edric della Rovere el Sáb Mayo 23, 2015 12:09 am


La Noche, tan clara, se oscurecerá,
y las estrellas nos arrebatarán su brillo
desde sus altos tronos en el Cielo.

—Edgar Allan Poe.


Otra noche más en París, ¿hasta cuándo tendría que continuar en aquel maldito lugar? Ya ni de día podía refugiarse las de las imágenes que atacaban su mente y las dudas con respecto a sus memorias se acrecentaban aún más. Deseaba tanto poder hablar con Malebranche e incluso enfrentar directamente a Malacoda, pero era inútil. Edric lo supo desde el primer momento en que aquel vampiro lo evadiera, no por temor sino con una clara advertencia. Se sentía frustrado, abatido. Derrotado en su propio juego, maldecía internamente al desgraciado de Cagnazzo por haberlo puesto en aquella maldita situación, pero se vengaría y para desconocimiento de aquel, Della Rovere ya sabía cómo. Había planificado su jugada durante días, en la soledad de su residencia, en su propio limbo. Sabía que algo no andaba bien en él y lo descubriría, tarde o temprano así lo haría.

Se había lanzado a las calles parisinas como un león hambriento, sediento de sangre y de energía. Ahí era en donde sus dos realidades chocaban y luchaban entre sí. La realidad del vampiro ansioso por consumir sangre y el del demonio que se alimentaba de la energía propia de los seres mortales. El ouroboros le ardía en el brazo, era común que eso ocurriera justo cuando dejaba pasar demasiado tiempo sin siquiera alimentarse.

Ya era un vampiro bastante antiguo, perfectamente podía pasar largos días sin probar sangre y extrañamente, aquel demonio encerrado en su cuerpo le mantenía con sustento. Pero a veces era tanta la espera, que la bestia perdía los estribos y amenazaba con arrasar todo a su paso. A veces se cuestionaba cómo le hacía Cagnazzo para controlar al lobo durante cada luna llena. Una punzada en el brazo le dio la respuesta. Alquimia, la más oscura y antigua alquimia. El otro demonio no era tan idiota y siempre tuvo a su alcance el conocimiento necesario para mantenerse firme sin que las incertidumbres lo derribaran. Edric lo detestaba por eso, porque ahora él era incapaz siquiera de organizar su mente.

Se internó en la soledad adornada de penumbras y pestilencia de los callejones de la ciudad, quizás se encontrara con alguna víctima que no le fuera a causar demasiados problemas. Al menos eso esperaba. Della Rovere no estaba en su mejor momento y quería que las cosas ocurrieran del modo fácil, al menos en esa noche. Incluso había ignorado las cartas enviadas desde Roma. Caraffa quería contactarlo para enviarlo a Nápoles, pero era inútil, Edric se sentía atado a París y hasta que las borrascas de su mente no se disiparan, no tomaría otro rumbo. Se estaba arriesgando demasiado, lo sabía, pero ya hallaría la manera de compensar a su ambicioso líder. Siempre lo hacía, sólo era cuestión de esperar lo necesario y sin esforzarse mucho, las oportunidades buenas llegaban a él. Sin embargo, en ese momento estaba tan confundido, que ni siquiera esas ideas eran capaces de tranquilizarlo.

Los callejones hacían la ilusión de convertirse en un laberinto y extrañamente es lo recordó a uno de los pasajes infernales que describió Dante. Una sonrisa burlona se asomaría en el rostro del vampiro, quien no podía evitar sentirse exaltado ante tal pensamiento, se preguntaba por la víctima que caería en el laberinto del minotauro, ¿quién cedería ante las punzantes flechas arrojadas en ese infierno confuso? Pero ahora no era el minotauro quien custodiaba los terribles pasajes, era Alichino quien hacía la burla de imitar a la mascota de Minos, en busca de sangre. Sangre que llenara sus entrañas y aumentara su propio caos. Era tan “afortunado” el maldito que muy cerca, quizás demasiado, el ratoncillo asustadizo corría directamente hacia una trampa mortal. Edric se detuvo a mitad del camino oscuro, el aroma de la inocencia inundó sus sentidos y antes de poder girarse, el inocente ser que destilaba miedo, golpeó contra su espalda.

—Buenas noches… —Dijo finalmente al girar sobre sí mismo. Su mirada oscura se clavó sobre la figura de una joven que no alcanzaba los veintes años—. Debería fijarse mejor por dónde camina, jovencita. Los callejones no son lugares apropiados para alguien como usted.





"I am the hellequin, my mask is red and black. I'm the sneaking devil..."

Jester of the hell...:


avatar
Edric della Rovere
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Puntos : 56
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Localización : Primer círculo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Autumn De Lacour el Jue Ago 20, 2015 8:47 pm

La noche era algo a lo que Autumn aún debía temerle, no conocía lo suficiente sobre sus poderes y la manera de defenderse como para sentirse tan avalentonada y terminar corriendo sonriente por las calles oscuras de París. La bruja se hallaba plenamente segura de que su trayecto hasta el refugio donde permanecía, no tendía inconveniente alguno pero si algo puede saberse, es que la vida siempre da muchos giros y nunca se sabe donde es que las personas van a terminar; Autumn se dio cuenta de eso en el preciso instante que choco terriblemente con una supuesta pared. A lo que la bruja recordaba, en aquella vuelta no debía existir pared que le impidiera el camino, así que una vez se sobo la frente y levanto la vista, descubrió que no fue contra un muro de roca solida contra lo que se estrellara sino que era un hombre. Una sonrisa infantil e ingenua apareció en los labios de la bruja, quien noto el aura sobre natural que rodeaba al sujeto pero no desconfió de él debido a que las palabras ajenas no le parecieron hostiles en lo absoluto.

¡Buenas noches! – respondió con naturalidad y buena energía, como si aquella criatura de la noche fuera un viejo conocido suyo que se topaba casualmente. La hechicera aun creía en la bondad de los corazones ajenos puesto que muchas personas le demostraban diariamente que no podía esperar lo peor de todos los que la rodeaban, aún así era necesario que ella supiera distinguir a aquellos en los que podía confiar de los que únicamente aparecían en su vida para llevarle desgracias. La precaución nunca estaba de sobra y pese a que sintiera que era precavida en extremo, la realidad es que a Autumn aun le faltaba un largo camino que recorrer y seguramente ese camino lo recorrería a las malas – Lo lamento, no ha sido mi intención chocar con usted pero llevaba algo de prisa y es por eso que no preste nada de atención al camino. Igual tampoco podía saber que estaba usted justo al girar, así que le pido una sincera disculpa y por cierto ¿Se encuentra usted bien? ¿No le hice daño al estrellarme de esa manera, o si? – dando explicaciones innecesarias, preguntando cosas que estaban de sobra y mostrando sonrisas confiadas, la bruja respondió a las palabras de advertencia de aquel sujeto y sintiendo que estaba a salvo debido a las ultimas palabras pronunciadas por el hombre, Autumn negó – No va a pasarme nada, además de que no es todos los días los que ando caminando a estas horas, es solo que hoy se me ha hecho tarde para regresar al refugio – dio un paso a un costado, con toda la intención de regresar al camino que antes llevaba – así que si me permite, es hora de que me retire – y estaba a punto de echar a correr cuando algo inesperado para ella ocurrió y tanto los temores como las pesadillas de antes, hicieron posesión de su cuerpo y pensamientos, una vez más.



Pero el soñar con algo improbable tiene un nombre.
Lo llamamos «esperanza».


The witch:



avatar
Autumn De Lacour
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 56
Puntos : 63
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 20/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Edric della Rovere el Dom Nov 15, 2015 8:10 pm


"Y la bestia arrivó desde las
profundidades, tan terrible y hambrienta que
su presencia era capaz de oscurecer el día."



Finalmente aquella criatura había caído en su trampa; estaba ansioso por probar el delicioso líquido carmesí que corría por las venas de la muchacha que no pudo evitar sonreír. Era inusual que Edric pasara tantos días sin probar siquiera una gota de sangre, pero su mente inestable le estaba haciendo una mala jugada. Pasaba la mayoría de las noches encerrado en su residencia, caminando por los salones como un león enjaulado. Estaba furioso con todos, especialmente con Cagnazzo, sabía que había caído en la trampa que le había tendido el licántropo y eso le agotaba la existencia. Sin embargo, Edric no era de los que se rendía tan fácilmente. A pesar de ser aquel que guardaba el limbo y cuyo objetivo era dispersar y confundir a las almas, él no deberia estar en la misma situación, sino, su función se vería ofuscada completamente.

Había estado deambulando por varias zonas de la ciudad aquella noche, las cosas no lucían tan diferentes a lo de siempre y aunque se tentó en ir a ese lugar de mala muerte, como lo era el burdel, se arrepintió cuando estuvo en frente a su fachada. No era por querer resguardar su reputación como duque, eso poco le importaba, bien sabía que habían muchos de su estatus que se la pasaban por esos sitios, sino, por algo que no comprendía del todo. Estar cara a cara en aquel lugar le causó una sensación extraña, pero como su mente, en esos momentos, tenía demasiados vacíos, prefirió alejarse.

Y en definitiva había tomado una buena opción; mientras se escabullía entre los callejones, el premio de su victoria había llegado directo a él sin mucho esfuerzo.

Observó a la joven y por las tonalidades de su aura dedujo que se trataba de una hechicera. Saber eso le taladró la cabeza unos segundos y su sonrisa desapareció para mostrar un ceño fruncido y un semblante oscurecido por la duda y también por la sed. La chica se excusaba inutilmente, podía notar sus nervios aflorando en cada palabra pronunciada. Sin duda, ella había tenido la pésima mala suerte de toparse con el demonio esa noche, porque más que ser un simple vampiro hambriento, Edric della Rovere era uno de los trece que guardaban los círculos infernales.

—Sin embargo, yo no tengo demasiada prisa esta noche y no me vendría nada mal un poco de compañía —dijo al interceptar su camino nuevamente—. Y ya que no siempre sale a caminar a estas horas, podría aprovechar la ocasión para, ya sabe, hacer nuevas amistades, ¿no le parece?

La voz de Edric no era nada amigable, es más, su figura se oscurecía y más que causar tranquilidad, despetaría temor en cualquiera que lo viera en ese estado. Las sombras parecían incrementarse más alrededor de ambos y las farolas que iluminaban el camino, se volvían tan distantes que daba la sensación de que iban desapareciendo entre las penumbras. El brazo del vampiro rodeó la cintura de la joven y la acercó lo suficiente a su cuerpo, mientras con el pulgar acariciaba los labios femeninos.

— ¿Va a dejar a alguien desamparado en medio de la noche en un lugar como este? No lo creo, usted sería incapaz de hacer algo así y precisamente por eso es que me ayudará —Alzó su mentón y clavó su mirada en la de la mujer—. Tu sangre ha de tener un sabor maravilloso y vivo por probarla.

Su sonrisa se ensanchó, sus últimas palabras eran ironía pura. Con su mirada y voz empezaba a persuadir a la joven para que fuera incapaz de contradecirlo. El juego había comenzado.



"I am the hellequin, my mask is red and black. I'm the sneaking devil..."

Jester of the hell...:


avatar
Edric della Rovere
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Puntos : 56
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Localización : Primer círculo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Autumn De Lacour el Vie Feb 26, 2016 8:46 pm

Continuar su camino como si nada pasará, eso era justamente lo que la hechicera planeaba hacer. No detectaba nada en aquel hombre que le indicara que debía temer y si bien algo dentro de ella le advertía que no confiara, Autumn se entregó casi voluntariamente a aquel ser. Hablaba al vampiro como si fuera un gran amigo y no una amenaza potencial, incluso le daba explicaciones sobre lo que hacía y a donde iba. Una vez que se despidió, su camino fue impedido por aquel inmortal y una mueca de extrañeza apareció en su rostro, mientras que en sus ojos, el temor del pasado se volvía presente.

Pero yo tengo que llegar al refugio – volvió a moverse tratando de regresar al camino, todo para que el cuerpo masculino nuevamente le impidiera el paso – De verdad que me encantaría hacerle compañía más no me es posible – el nerviosismo provocó estragos en su voz, la que se escuchaba ya bastante temerosa y ¿Quién no temería de una figura tan imponente? Cualquiera temería, en especial aquella hechicera a quien la vida ya le había golpeado lo suficiente. Y con palabras que simulaban una amabilidad que su tono no demostraba, el vampiro insistía en que sería algo de provecho que fuera con él – En otra ocasión me parecería mejor que nos encontráramos – Con el temor volviendo presa su cuerpo, Autumn dio un par de pasos hacía atrás, poniendo tanta distancia como creía posible del inmortal aquel, aunque claro, ninguna distancia era suficiente cuando el aura de los vampiros comenzaba a cambiar, justo como pasaba con la de aquel que estaba frente a ella.

La oscuridad parecía devorar nuevamente a Autumn, como un ente que no se encontraba dispuesto a liberarla. ¿Qué hacer en situaciones como esas? ¿Qué hacer cuando no importa que tanto corras, la maldad siempre te encuentra? En un momento la hechicera pensó en correr en la dirección en que llegó, pero hacerlo era tomar apenas unos segundos de seguridad. Su habilidad de barrera se activo al sentir la mano ajena sobre su cintura, siendo aquello algo que realmente no dañaba significativamente a un vampiro.
Yo no quiero… – de manera inútil intento liberarse, recibiendo a manera de respuesta una caricia en sus labios y palabras que nuevamente sonaban exigentes, pero existió algo diferente. La mirada de ambos se mantenía fija en la ajena y ante aquel hecho, Autumn se sintió débil, relajada y segura. Prueba de ello fue el momento en que su barrera cesó y una sonrisa ligera apareció en sus labios, sustituyendo la mueca de temor que tuviera antes – Yo te ayudaré en lo que sea – garantizó, no por voluntad propia sino por la habilidad que aquel inmortal usaba sobre ella. Habilidad que llevaría a Autumn a caer en las peores garras.



Pero el soñar con algo improbable tiene un nombre.
Lo llamamos «esperanza».


The witch:



avatar
Autumn De Lacour
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 56
Puntos : 63
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 20/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Edric della Rovere el Jue Mar 17, 2016 5:13 am

Edric no solía vacilar cuando centraba su atención en alguien, iba detrás de esa persona como depredador hambriento, hasta acorralarla y obtener algo que valiera la pena. No siempre los resultados le contentaban, pero en escasas ocasiones tuvo buena suerte y al parecer, esa noche, la tendría. Su malestar logró disminuir gracias a la aparición de aquella jovencita, quien, para su deleite, resultó ser una hechicera. Reconoció esa aura tan característica de los suyos y al escuchar los latidos del pequeño corazón de la joven, su sonrisa se marcó aún más. Ella estaba convencida de que Edric no iba con buenas intenciones. Quizás tenía razón. Quizás no la tenía. Él tampoco estaba muy seguro de lo que haría; sólo se dejaría llevar por la oscuridad de su esencia y que ésta dictara lo que tendría que hacer con la muchacha.

Al tenerla entre sus brazos, se dedicó a descubrir su interior, mientras detallaba aquel rostro redondo y fino. Delineó su mentó con el pulgar, sin apartar la mirada de sus ojos; aquel olor y su calidez, habían despertado más su sed, pero se controlaría. Quería sacar provecho de aquel encuentro, en lo que su mente continuaba silenciosa, sin causarle la confusión que parecía seguirle todas las noches.

—Oh, sí. Claro que quieres estar aquí... a mi lado. Puedo verlo en tu mirada —le susurró, llevándole la contra en lo que la persuadía aún más, ignorando todo ataque inutil que viniera de ella. Él se le había adelantado—. Y dime, ¿en qué deseas ayudarme? Seré condescendiente contigo si te quedas a mi lado.

Recalcó aquellas últimas palabras, influenciando más en su mente, siendo completamente exigente con ella. La veía tan dócil  y pérdida que tal vez, pudo haber sentido un poco de pena, pero no lo suficiente como para que desistiera en dejarla en paz. Se sentía vacío, solitario. Sabía que algo le faltaba o mejor dicho... alguien le falta y no lograba recordar su rostro. Era indignante verse en esa situación y más siendo un vampiro antiguo, con una marca maldita en su brazo. Una marca que indicaba quien se ocultaba tras su faceta de vampiro.

Edric jugueteó un poco más con el rostro de la muchacha e inclinó su rostro para depositar un casto beso sobre sus labios, soltándola luego, pero no era para dejarla ir, sino, para entretenerse un poco más con ella. Estrechó sus manos, alejándose unos centímetros para observarla y mejor y hacerla girar.

—¿Me permite esta pieza, madame? —Inquirió, mientras hacía una leve reverencia y besaba el dorso de su mano—. La noche apenas comienza y estaré encantado de que me acompañe por esta última vez.

Parecía que hablaba en serio, pero sólo estaba actuando. No era muy amante del teatro, ni de esas cosas, sin embargo, solía sacarle provecho a esas cosas cuando le convenía, como en esa ocasión, en donde más que simplemente querer saciar su sed, quería que su mente se ocupara en otra cosa que no fuese en pensar en todo lo que le había ocurrido en las últimas semanas.




"I am the hellequin, my mask is red and black. I'm the sneaking devil..."

Jester of the hell...:


avatar
Edric della Rovere
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Puntos : 56
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Localización : Primer círculo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Autumn De Lacour el Miér Abr 27, 2016 1:51 am

Su vulnerabilidad al momento de tratar con el mundo en general era en muchas ocasiones simplemente asombrosa. Autumn creía que de la misma manera en que ella actuaba amable con los demás, ellos también actuarían de la misma manera con ella; siendo precisamente esa creencia la que le llevó a tratar de entablar una conversación normal con aquel hombre que imponente aparecía ante ella. La bruja trató de calmarse, de decirse que aquel inmortal no llevaba malas intenciones, siendo el momento en que deseo alejarse de una buena vez, el que las intenciones del inmortal se hicieron presentes, provocando que el corazón de Autumn se acelerará y sus ojos se abrieran cual animal que sabe que esta en una situación donde su vida estará en peligro.

En un intento bastante escueto, la hechicera trato de activar su habilidad de barrera, aquella que aún era la única que sabía como usar a voluntad.
De verdad que tengo que irme… es tarde… – removiéndose en los brazos del vampiro, los ojos de la hechicera terminaron por encontrarse con los ajenos y con la perdición que ellos simbolizaban. La habilidad de persuasión del inmortal actuó de manera certera dentro de la frágil mente de Autumn, provocando que el temor desapareciera y hasta llevándola a sonreír – Voy a ayudarte quedándome a tu lado porque eso es lo que me has pedido – que fácil era dominar una mente tan pura e ingenua como la de la hechicera, que ante el más ligero uso de habilidades sobre su persona, modificaba un pensamiento básico de supervivencia, transformándolo en una confianza increíble por aquel de quien antes temiera.

Cuando los brazos que la sujetaban se apartaron, ella permaneció en su sitio. Algo dentro de ella le decía que tenía que estar ahí para lo que el vampiro necesitara, aunque él no supiera que era exactamente que era. Un beso se posó sobre los labios de la hechicera, uno que hubiera respondido quizás de saber como es que se hacía aquello, pero como su desconocimiento de aspectos básicos era inmensa, se limito a observar el rostro del inmortal sin comprender del todo que hacía. Si bien los labios de la hechicera se abrieron para cuestionarle, nada fluyo de sus labios más que una risa divertida al verse girando.
¿Qué estas haciendo? – cuestiono al tiempo que era obligada a detenerse y mostrando nuevamente una sonrisa confiada, esa que el vampiro había logrado sacarle mediante sus habilidades, Autumn realizó una reverencia algo torpe a manera de respuesta – Por supuesto que estoy dispuesta a concederle una pieza – y con curiosidad ante las siguientes palabras, ladeo ligeramente el rostro – ¿A dónde es voy a acompañarte? ¿Ya lo pensaste? – preguntó con emoción, esa que se le escapaba por cada poro pero que antes, escapaba de su cuerpo como terror ante lo que el vampiro pudiera hacerle.



Pero el soñar con algo improbable tiene un nombre.
Lo llamamos «esperanza».


The witch:



avatar
Autumn De Lacour
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 56
Puntos : 63
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 20/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Edric della Rovere el Miér Jun 29, 2016 10:19 pm

Las últimas semanas en París se le habían hecho insoportables, no terminaba de acostumbrarse del todo al ambiente que le rodeaba. Edric estaba acostumbrado a la serenidad de Nápoles, unido siempre a su pasado; unido a la mortalidad que había dejado atrás desde el momento en que Alichino despertó en su interior. Desde ese momento se sintió solo, a pesar de estar rodeado de sus hermanos (si es que así puede llamársele a los nueve demonios mayores que cuidan los círculos del averno). Aunque esto no era gran problema para él, le daba completamente igual, por eso había optado por trabajar siempre solo, distante de los demás esbirros. Pero no contaba con el castigo que se le había impuesto desde el cielo, (o al menos eso creía).

La mujer solía aparecerse en sus sueños, como recuerdos borrosos que su mente no pretendía reconocer. Pero siendo él un demonio, estaba seguro que esto era producto de alguna alquimia hecha por los suyos; ella de seguro existía en este plano y lo más probable es que, sintiéndose amenazados, especialmente Cagnazzo, hayan ideado algo para que terminara separado de aquello a lo que se aferraba con insana devoción. Aquello que amenazaba con volverlo loco; con dejarlo en el limbo de las memorias. Sin embargo, se había jurado a sí mismo convalecer ante semejante maldición. Esa noche había visto esa ocasión de permitir que la detestable ciudad le resultara agradable, después de tantos meses. Lo que se suponía era un sencillo plan de caza, se convertiría en una "cita" inesperada. La víctima que hizo aparición ante él se había convertido en algo más que eso. Quizás era por esa ingenuidad en su mirada, por la fragilidad de su espíritu... Por ser el alimento preferido de un demonio como Alichino, quien sonreía complacido por haber atrapado en su telaraña a aquella jovencita.

—Me llena de gozo que acepte compartir la noche con esta pobre alma en desgracia —dijo con evidente sarcasmo, mientras colocaba una mano en la fina cintura de la muchacha y sostenía su diestra, adoptando una postura de baile—. Sólo quédate aquí... conmigo. —Respondió en el momento en que guiaba el cuerpo de la joven en el vals que él mismo iniciaba—. Uno, dos... tres. Mira, qué encantadora luce la noche porque nos acompaña en esta pieza.

Mentía de manera descarada, aumentando más su efecto de persuasión sobre la mente de la hechicera, quien a duras penas pudo defenderse de él. La movía a un lado a otro, con pasos firmes y elegantes, deteniéndose únicamente para estrechar de nuevo el cuerpo femenino entre sus brazos, clavando su mirada en la de ella.

—¿Me ayudarás? No quiero estar solo —susurró cerca de sus labios, sujetándole el rostro con la mano—. También me complacería saber tu nombre, ¿cuál es? —Desvió la mirada a su cuello, sintiendo la sed quemándole por dentro—. Prometo que no te va a doler... no demasiado.

inclinó el rostro y tras recorrer la suave piel de la muchacha con sus labios, clavó los colmillos justo cerca de la yugular, para probar el precioso néctar carmesí que brotaría de ésta.



"I am the hellequin, my mask is red and black. I'm the sneaking devil..."

Jester of the hell...:


avatar
Edric della Rovere
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Puntos : 56
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Localización : Primer círculo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Autumn De Lacour el Mar Oct 04, 2016 12:21 am

La suerte de la bruja no era buena y ya fuera de día o de noche todo parecía estar en su contra. Quizás su alma pura y carente de maldad llamaba toda la oscuridad que existía en las calles cercanas a las que ella recorría, porque entonces no existía otra explicación de cómo es que las desgracias le sucedían solo a ella. Primero había perdido a toda su familia, había sido atacada por inquisidores que experimentaron con su persona, logró escapar de los cuarteles de la inquisición con ayuda del espíritu de su madre pero igual, debía vivir en las calles donde definitivamente no le iba bien y ahora, era atrapada por un vampiro que jugaba con ella.

Ante los ojos de cualquiera que pasará por ahí, aquel par de jóvenes debía tener una cita, en especial si su atención se posaba sobre la bruja, quien sonreía de una manera amplia e infantil, como si los peligros que acechaban París fueran meros inventos de los padres por hacer que sus niños se fueran a la cama temprano.
Es un placer para mi poder acompañarte y no eres un alma en desgracia – aseguró – Eres el alma más bondadosa y afortunada que he visto – Jugar con una mente tan manipulable debía ser sumamente divertido para aquel vampiro, quien rápidamente la tomo entre sus brazos para bailar con ella. Nuevamente las risas fluyeron de los labios de Autumn, risas que se mezclaban con su propia voz – Me pediste que me quedara y eso haré, porque yo tengo que hacer lo que tú quieras – eso aunque en el fondo de su mente, su consciencia estuviera luchando por salir, aterrada ante la idea de lo que pudiera pasar ahora que estaba a merced del hombre del cual trató de huir.

Su cuerpo iba de un lado a otro, guiado por el vampiro aquel que oscurecía cada vez más la consciencia de la hechicera.
Te ayudare en lo que quieras – respondió veloz – y mi nombre es Autumn – el baile cesó en ese instante en que las palabras del vampiro recibieron como respuesta una sonrisa – No va a doler… – repitió ella, como si las palabras del inmortal fueran un hechizo que ella debía repetir. Los labios fríos del vampiro llegaron hasta su cuello, la mirada de Autumn se clavó en la oscuridad del cielo, una de sus manos se aferró a los cabellos masculinos, una lágrima solitaria rodo por su mejilla derecha y su mente gritó al sentir los colmillos del inmortal perforar su carne.

La conciencia de la realidad que había sido atrapada por el vampiro gritaba con toda su fuerza pero en el exterior, la hechicera se mantenía inmóvil, solo una ligera expresión de dolor aparecía en su rostro adornado por aquella lágrima que se deslizaba lento.



Pero el soñar con algo improbable tiene un nombre.
Lo llamamos «esperanza».


The witch:



avatar
Autumn De Lacour
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 56
Puntos : 63
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 20/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Edric della Rovere el Dom Ene 01, 2017 11:18 pm

La bestia abrió sus fauces para devorar al desamparado cordero que tuvo la desgracia de tropezarse con un verdugo hambriento. Desde el abismo de su mente, Alichino emanaba en la oscuridad, como una deidad primigenia que permanecía bajo el letargo por un hombre que se negaba a aceptar su realidad. Aun así, su despertar estaba mucho más cerca, porque aquellas visiones de sus pesadillas se iban a desvanecer en algún momento, cuando la muerte blandiera su guadaña y arrastrara consigo lo que una vez fue. Estaba escrito. Es que ni siquiera los demonios podían escapar de la mano que todo lo que escribe, y menos del gran amo que da la fuerza al cosmos para continuar en su infinita marcha; porque, aunque intentaran negarlo, ellos también formaban parte de la existencia de algo que consumiría en la nada. Y ese Ouroboros en su brazo así se lo recalcaba.

Si bien Edric se había dejado llevar por su mente confundida, la ansiedad de estar bajo el hechizo de alguien y la sed de su naturaleza, no negaba que disfrutaba cometer actos nefastos. Alimentarse de la incertidumbre e ingenuidad de los mortales era, sin duda, lo que lo mantenía en este mundo, perdiéndose entre tinieblas. Era un cazador furtivo, un ser abismal, el emisario y el guardián del limbo. ¡Jamás debía permitirse sucumbir ante las debilidades del espíritu! Estaba consciente de que en su condición era inevitable no sentirse expuesto, pero su propia oscuridad serviría de escudo. Sólo era cuestión de tiempo para que todo volviera a ser como antes, mientras tanto, debía seguir con su teatro con aquella dulce joven, a quien tomaría como un pequeño banquete.

«Afortunada y bondadosa. Ingenuidad en su máxima expresión.»

Hambriento como estaba, aquella sangre le fue como un elixir que lo arrastraba al mundo corrupto al que pertenecía. Alichino parecía manifestarse con exaltación después de tanto tiempo. El líquido carmesí que emanaba de las venas de aquella muchacha era joven y poderoso; era la sangre de un marcado con herejía. Y no existía nada mejor que poder poseer a uno de aquellos entre sus preciados y descarriados corderos. Ella era una de las almas que caían en el limbo, que, a pesar de sus buenas acciones, su marca no les garantizaba algún tipo de salvación.

Finalmente se separó, saboreando la sangre que quedaba en sus labios. Continuaba con aquel abrazo traicionero, sin intenciones de dejar ir a la joven; sus ojos se mantenían cerrados y la sonrisa cada vez se iba convirtiendo en una mueca sombría.

—Autumn... —susurró—. Es un precioso nombre. Tan digno de ti. —Tomó la mano de la mano de la joven y besó el dorso con galantería—. Ah no, no. Nada de lágrimas; eso arruinará tu belleza. Mejor sonríe, pequeña golondrina —dijo, mientras limpiaba aquella lágrima cristalina con el pulgar—. Eres una buena chica. Muy buena.

Y sin más, estrechó por completo el cuerpo de la hechicera, apretándolo más contra el suyo, como si intentara refugiarla entre sus brazos. No existía nobleza en aquel sutil gesto, sólo maldad. Era como la bestia que resguarda su presa entre las garras, haciéndole creer algo completamente diferente.

—Nuestra velada no ha finalizado. Anda, quédate más tiempo conmigo; sólo un poco más antes de que el gallo lance su primer cuchillo.





"I am the hellequin, my mask is red and black. I'm the sneaking devil..."

Jester of the hell...:


avatar
Edric della Rovere
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Puntos : 56
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Localización : Primer círculo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Autumn De Lacour el Sáb Mar 11, 2017 1:10 am

Cayó en las garras del depredador de una manera tan ridícula que su conciencia atrapada sufría por ello. Era necesario que en ella despertara algo de oscuridad o de lo contrario, estaría condenada a ser abusada en todo aspecto posible por los otros hasta que su vida llegara a su fin. Si bien la joven hechicera era consciente de que su vida no sería eterna, no quería morir aún, quería vivir, descubrir el mundo y sus poderes, ser feliz. Como si eso fuera posible para alguien que probablemente moriría esa noche.

La sangre que corría por sus venas estaba sirviendo de alimento a un ser oscuro, uno que disfrutaba demasiado no solo de su sabor, sino del poder que le hacía sentir, ese poder que era oscuro. De todos los inmortales con los que la joven hechicera pudo toparse, justo debió encontrarse con uno que en el interior ocultaba un demonio deseoso de destrucción.

El cuerpo de la hechicera comenzaba a debilitarse y un suave quejido fue la prueba de eso. La conciencia de la bruja, prisionera en su propia mente estaba por aceptar su destino cuando los labios del inmortal se apartaron de su cuello y de ellos fluyó el nombre de la hechicera, quien sonrió a petición del vampiro aunque en sus ojos se notara el vació de su consciencia.

Su cuerpo fue aprisionado nuevamente entre los brazos del vampiro, solo que en esa ocasión, la conciencia de la hechicera sintió la certeza de que habría escapatoria.
Me quedaré contigo el tiempo que quieras – susurró, en esta ocasión no del todo en contra de su voluntad. Algo dentro de ella le decía que aquel inmortal estaba tratando de aferrarse a algo que estaba perdiendo,  algo que perdería cuando el primer rayo de sol amenazara con salir. Su presa.



Pero el soñar con algo improbable tiene un nombre.
Lo llamamos «esperanza».


The witch:



avatar
Autumn De Lacour
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 56
Puntos : 63
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 20/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Edric della Rovere el Lun Jun 19, 2017 4:13 am

Fue un plan de cacería brillante, como hacía mucho que no disfrutaba, como aquellos que tanto arrancaban su maldad desde lo más profundo. Después de tanto había conseguido realmente sentir una aberrante atracción por alguna presa, ¿acaso no era precisamente eso lo que estaba buscando? ¡Sí! Desde luego que sí, simplemente no había coincidido con alguien capaz de hacerlo despertar de una manera correcta, aunque, claro, todavía continuaba esa apatía atada a su esencia, luego de... de algo que no valía la pena rememorar en ese instante.

Estaba demasiado concentrado en aquella jovencita ingenua, que, a pesar de sus habilidades como hechicera, había caído irremediablemente en su aura oscura. Sólo tenía atención para ella, para su querida Autumn, aquella que reflejaba en su mirada los paisajes otoñales de los bosques europeos; la nostalgia que representaba la vejez de los árboles bañados en tonos ocres... ¡Ay! Estaba siendo tan ridículo, pero poco le importaba, porque realmente le divertía. ¡Cuánto había extrañado esa sensación! La misma que creyó haber abandonado por tonterías. ¿Qué le iba a decir a su sire? Oh, que había sido tan idiota; no más que Cagnazzo, de eso se aseguraba por completo.  

Y ya apartando de nuevo la tormenta de pensamientos incongruentes, aquellos que sólo lo hacían estar de mal humor, volvió a fijarse en ese rostro de facciones no tan delicadas como el de las damas remilgadas de la alta sociedad, pero no menos atractivo.

—¿El tiempo que yo quiera? —preguntó, mostrando una sonrisa no menos siniestra, pero igualmente encantadora y peligrosa—. Oh, mi dulce ave, ¿acaso pretendes que te encierre en una jaula de oro? No sabes cuánto me complacería...

Sabía hacer uso de la mesura en sus palabras, tiñéndolas con ese nefasto control mental, ese veneno letal de la persuasión tan detestable de un vampiro. ¿Qué idea perversa se le cruzaba por la mente? ¿Quizás querría llevársela consigo? En un principio lo pensó, pero luego no. Porque lo atacó la amargura de no poder brindarle ese espacio vacío de su lecho a más nadie. O mejor dicho, no a cualquiera. Y, para fortuna de ella, Autumn no era la indicada, así que se salvaría de las garras de aquel vampiro presuntuoso.  

Edric se apartó de inmediato, separándola de sus brazos, aunque no fue un movimiento brusco, sin embargo si resultó repentino, incluso para él. El amanecer estaba peligrosamente cerca y no podía permitirse continuar arriesgándose por cualquier capricho repentino de su naturaleza tan errática. Era una verdadera lástima que la joven Autumn no resultara ser quien cumpliera con los requisitos para ocupar un lugar a su lado, porque tenía una ingenuidad que a él le iba agotar en algún momento, y jamás podría llegar a asemejarse a su Deyanira, esa mujer a la que se aferró su lado mortal.

—Mejor regresa a tu casa, joven golondrina, ya el amanecer está cerca, y mientras tú disfrutas de los días humanos, yo debo depositar mi cuerpo en tinieblas —dijo con galantería, besando nuevamente el dorso de su mano y luego la comisura de sus labios—. Aunque me alegra haber coincidido contigo, mi dulce Autumn. Espero poder verte de nuevo, en algún futuro nada distante.






"I am the hellequin, my mask is red and black. I'm the sneaking devil..."

Jester of the hell...:


avatar
Edric della Rovere
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Puntos : 56
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Localización : Primer círculo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Autumn De Lacour el Lun Sep 18, 2017 12:56 am

La lucha por la supervivencia había terminado. La parte de ella que era ligeramente consciente de lo que estaba sucediendo, decidía entregarse completamente a aquel vampiro que no le estaba permitiendo sufrir sino que la llevaba a experimentar dicha mientras que su sangre era drenada lentamente. ¿Ocurría de la misma manera con todos los vampiros? Probablemente. La verdad es que Autumn nunca tuvo un encuentro con un inmortal y ahora que lo tenía, quizás fuera su último día de vida.

Con tranquilidad, con el alma y los pensamientos carentes de dolor, preocupaciones o cualquier otra cosa, la hechicera sonrió.
Por supuesto, estaré a tu lado tanto como tú lo quieras después de todo, no tengo más que hacer – en otras circunstancias, admitir que no tenía nada más que hacer o nadie más por quien vivir sería para Autumn doloroso, pero dominada de la manera en que se encontraba, la soledad obtenía un significado diferente o más bien, con el vampiro a su lado no estaba sola, no era miserable, al menos de momento – No habría nada de malo en estar dentro de una jaula, no si es que es una jaula que has puesto para mi – menciono completamente segura de que lo que quería era estar al lado de aquel vampiro, convencida de que a su lado sería feliz, convencida de la mentira que Edric dibujaba para ella.

La noche, aquel momento del día al que la hechicera tanto temía estaba llegando a su fin y con eso, parecía ser que su vida o su libertad también y cualquiera de esas dos opciones hubiera estado bien para la hechicera bajo la influencia del inmortal que en un segundo la alejó de su cuerpo.
¿Qué pasa? ¿Hice algo mal? – preguntó, confusa porque en su mente ya cansada de la lucha y entregada del todo a la voluntad del vampiro, ella era especial para él, era alguien que recibiría respuestas si es que las pedía y efectivamente, Autumn recibió una respuesta a su pregunta, aunque no precisamente la que cualquiera hubiera esperado. Edric la dejaba vivir. Daba la oportunidad a la hechicera de continuar viviendo y creciendo, eso, aun a pesar de que bajo la influencia de las habilidades del inmortal, ella no deseaba irse; de hecho, tuvo que ser Edric quien se despidiera de ella y la dejará en el sitio.

Confundida y sin ser capaz de moverse de su sitio, Autumn contemplo la figura de Edric hasta que desapareció, siendo ese el momento donde el cansancio, la realidad y la debilidad de su cuerpo debido a la perdida de sangre se hicieron presentes. De manera abrupta la hechicera terminó cayendo al suelo, donde permaneció sentada, tratando de comprender que era lo que había experimentado esa noche y observando en dirección a donde vio desaparecer la figura del vampiro, dirección desde la cual comenzaban a aparecer los primeros rayos del sol.

TERMINADO.




Pero el soñar con algo improbable tiene un nombre.
Lo llamamos «esperanza».


The witch:



avatar
Autumn De Lacour
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 56
Puntos : 63
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 20/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmares and dreamscapes [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.