Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» ¿Sigues creyendo en las casualidades? Yo también. [Privado]
Ayer a las 11:55 pm por Nessanië

» APERTURA DE FICHAS
Ayer a las 11:54 pm por Leήeth D'Aramitz

» Et viventem in me [Romana]
Ayer a las 11:51 pm por Romana Warwick

» ¿Nos conocemos? [Privado]
Ayer a las 11:48 pm por Týr Von Streigner

» La noche es joven (privado)
Ayer a las 10:37 pm por Týr Von Streigner

» Busco algo significativo
Ayer a las 10:04 pm por Týr Von Streigner

» ¿QUIÉN ROLEA?
Ayer a las 10:01 pm por Santhiago Morel

» Caza mayor [Libre] (Flashback)
Ayer a las 10:00 pm por Santhiago Morel

» << Encadenados >>
Ayer a las 9:51 pm por Ebony A. Cassia



Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Dęliã Perrault el Jue Abr 02, 2015 9:42 pm

Nadie escoge su amor,
nadie el momento,
ni el sitio, ni la edad,
y mucho menos a la persona...




Cuando era pequeña y preguntaba a mi madre como era el amor, ella solía describírmelo entre cariñosas palabras como algo que calentaba tu pecho, logrando que en tus labios siempre hubiera una sonrisa que provocaba tu mirada resplandeciera volviéndote mas hermosa a los ojos de esa persona, que no podia ocultarse a nada ni a nadie porque se veía a todo tu ser, mientras yo sonreía imaginando como seria sentir todo aquello mirando a mi madre, ella ya era muy hermosa, ¿Acaso mi padre la vería aun mas hermosa? Seguramente si. Cuando crecí y ella ya no estaba a mi lado para recordarme como se sentiría la primera vez que me enamorara, imaginaba que el amor sabría mucho mas dulce que la miel de las abejas, mas suave que el betún de los pasteles al deshacerse en tu boca, mucho mas caliente que un bollo recién salido del horno, seria tan delicioso como el aroma de un pastel de chocolate al hornearse, así lo imaginaba, lo anhelaba pero no lo buscaba, aunque Cony solía decirme que lo imaginaba así porque estábamos fuera de la panadería y teníamos antojo de un bizcocho con mermelada de fresa, sus favoritos.

Una pequeña y traviesa risita se me escapa mientras incorporo una taza de leche a la mezcla del pastel que hace Paulette -¿Señorita?- niego sonriendo -No es nada, solo un recuerdo- ella devuelve la sonrisa y dejando un momento yendo por un par de huevos, mi dedo indice se desliza por la superficie girando y llevándomelo a la boca -Señorita Delia- me reprende riendo mientras mi sonrisa se curva nuevamente en mis labios de forma traviesa. Girando yéndome por el otro extremo de la habitación. Es momento de ir a ver a mi abuelo.

¿Intuición?, eso no se me da bien aun así creo que hoy sera un lindo dia, se que lo esta siendo pues mi abuelo se a parado de la cama y a salido al balcón a tomar un poco de sol, le veo mejor, mucho mas animado que días pasados, o porque mi pequeño hermano no ha dado tanta guerra en lo que va de la mañana debido al regreso de Paulette a la finca de la famila, no se por cuento tiempo pueda mantener su estadía aquí, supongo que una o dos semanas antes de el esperado dia de su boda. Suspiro pensando en lo afortunada que es mientras subo las escaleras. Al menos nana y Maurice ya no se sentirán tan solos.

-¿Abuelo?- al entrar a la habitación miro cinco cartas en la mesita de centro. Estoy casi segura que son las que me comento me pediría enviara en cuanto las escribiera ayer por la tarde, seguro son importantes si les ha escrito tan rapido -Abuelo- susurro besando su frente. Tomo las cartas caminando de regreso a la planta baja, meditando si llevarlas al pueblo, el clima a estado cambiante y hoy esta libre mucho mas que de costumbre. Lo are, las llevare de una vez.  

Entro a la cocina una vez mas y pidiendo a Paulette y mi nana cuiden de mi abuelo en lo que llevo las cartas. Ellas afirman y yo salgo al jardín por el lado de los establos.

Galopar a pelo es de muy mala educación para una señorita con la educación que se me impartió y mucho menos porque estoy enseñando poco mas de que los tobillos pero la tela no alcanza a taparme mas y es que en este momento no hay suficiente solvencia para pagara a un mozo de cuadra, Maurise apenas y se puede encargar de sus labores por su avanzada edad. El galope junto a vanille continua, podría pedirle a Cony que deje las cartas, ella va seguido al la ciudad y -Wooouuu, no, no, tranquilo vanille- Un disparo le a asustado mucho, y yo pido acariciando su cuello aferrándome a sus opacos cabellos intentando que se tranquilice -¡¡Espera Vanille!! ¡¡Calma!!- pido nuevamente pero es inútil. Esta asustado y cabalga con fuertes haciéndome gritar en el acto. -¡¡AAhhhh!!- son esos cazadores de nuevo.

Mi asustado caballo se detiene casi haciéndome volar por los aires y gracias a un milagro sigo aferrada a mi lugar. Con las mejillas rojas y el corazón latiendo a punto de salir huyendo miro lo que a hecho nos detengamos. Es un enorme y  hermoso ciervo con pelaje obscuro y grandes astas, terriblemente asustado, mucho mas que mi viejo corcel. -Corre, vete- otro disparo y lo sucedido minutos antes ocurre una vez mas. La cierva se a ido mientras que yo grito asustada aferrándome como puedo rogando no caer. -¡¡Vanille, detente te lo ruego!!- Escucho el galope de los cazadores.




Última edición por Dęliã Perrault el Jue Nov 26, 2015 1:02 pm, editado 7 veces

Dęliã Perrault
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 46
Puntos : 14
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Bruno L. Đømęćq el Dom Abr 12, 2015 8:26 pm

Bellos paisajes con la mirada de los cielos cristalinos
En tonos azulados y blanquecinos, la brisa otoñal que trae notas de amores
Amores y cuentos de hadas que obligan a todos a creer que pueden ser.


Cantos de aves que trinan por todo la ciudad desde los altos cielos hasta postrados en las ventanas de las mansiones más lujosas, ya sea desde el centro hasta las afueras de la ciudad siempre se encuentran las almas con los cantos de las hermosas aves. Dulce trinar que lleva felicidad como si de un vals se pudiera tratar, y así va y va aquellas melodías alegrando corazones que jovencitas y niños tararean para sentirse más cerca de algo tan hermoso. Así mismo que hay gente que adora ese sonar existen otras que repulsivas le parecen odiando a todo lo hermoso en la creación.

Quizás ellos están muertos y no pueden sentir aquel júbilo que es el del despertarse con esos coros, cual ángeles y no se está equivocado porque aquellos seres repudian todo lo concerniente al sol, al nuevo día y al mismo dios que pone a sus aves a alejarlos. En las afueras de la ciudad la mansión se levanta poderosa cual caserío de príncipe donde dos hermanos conviven en horarios diferentes, el mayor que solo en las noches aparecer y el menor que quien pone la cara ahora por aquella familia. Dos hermanos de sangre separados ahora por la misma, distintos destinos les aguardan pero aun así uno conserva la fe de seguir unidos.

La mañana con el sol en lo alto y con el sonido de una corneta anuncia la cacería de siervos, es otoño y por ende un buen momento para montar dicho deporte, no es de su agrado para Bruno pero tiene que hacerlo es tradición en su familia. Con amigos y escoltas sale montado en sus caballos, el de él luce gallardo y lustro a color blanco con un estandarte del escudo de la familia noble a la que pertenece. Su vestimenta entallada y sin mancha o signo de arruga. Su galope es firme con las poleas tensándose para arriar al caballo, todos marchan por el bosque en busca del premio aquel ciervo que sea digno de portar la cabeza sobre la chimenea de la mansión.

Segundos que se hacen minutos y los mismos se hacen horas a galopes hasta que la mirada de Bruno se cruza con el ejemplar más bello, aquel ciervo tan grande como sus cornamentas que sería el mejor ejemplo a lucir, una a una van las escopetas rompiendo el silencio del bosque y una flecha surca a uno de los árboles, la cacería a comenzado.

—Vosotros dos, vayan por el flanco este mientras los tres restantes por el oeste, yo iré de frente para atraparlo y dejarlo sin salida, no lo maten solo asústenlo lo suficiente para que pueda tener un disparo limpio con mi flecha en su corazón—

Los hombres asientes y galopan rumbo a las direcciones que se las ha comandado, mientras el jinete principal, Bruno, avanzada con su caballo a donde el ciervo se ha detenido pero antes de poder ensartar una flecha a su arco, sus ojos cambian de dirección, pues una joven es la causa de aquel disturbio que aleja al ciervo de su mirada, la joven sale disparada galopando sin montura alguna, enfila su caballo hasta ella para ayudarle a ralentizar su andar

—Ohhhh bonito, para— se escucha decir al alcanzarla —Mademoiselle, no debería andar a caballo sin rienda alguna, es buena para evitar que el caballo salga a tropel— sus ojos se posan sobre los de la jovencita que le parece cual sol de amanecer —Más debo acotar que en mi vida he visto unos ojos tan hermosos como los suyos, creo que fue la buena fortuna y Dios quien hizo que su corcel despotricara, Señorita— la sonrisa embobada en el rostro de la mujer cuyos cabellos lo han atrapado junto a esa mirada y labios finos. Es decir todo ella.



Bruno L. Đømęćq
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 31
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Dęliã Perrault el Vie Abr 24, 2015 8:24 pm

Un calor inesperado, mejillas sonrosadas.
Mis rodillas se aflojan y una risa tonta me respalda.
Mi presión arterial se eleva y siento como me arrastra la euforia.
Mi corazón se acelera y soy más que consciente de ser víctima
de un flechazo de amor.

A primera vista - Pedro Romeu





Desde que tiene memoria la vida de la joven a girado en torno al amor, al amor de sus padres, al amor que le profesaban al igual que su abuelo y abuela, el amor que siente y profesa a su pequeño y travieso hermano menor así como el cariño de todos los que trabajaban con el difunto padre de la chica a los que consideraba familia aunque no lo fueran. El amor siempre ha estado presente en su vida pero después de todo, nunca lo a buscado, nunca a conocido a un hombre que llamara su atención solo con mirarle, bien, no es de una señorita decente y educada conocer hombres sin ser presentada adecuadamente junto a su tutor, protector o padre, pero... Alguna vez soñó con el momento, siempre imagine que seria perfecto, especial y mágico ahora sin percatarse se da cuenta que no hay momentos perfectos... solo suceden, se crean y lo que el joven que ahora ha detenido a vanille hace que se sienta extraña. Puede que sea su voz, sus palabras o simplemente es su presencia, es decir, todo él.

Cierra los labios recuperando un poco de aliento -Estoy bien... yo, lo siento.- sonrió mientras las mejillas se sonrojan con la respiración agitada, algo provoca que no pueda dejar de mirarle y la sonrisa abandonde los carnosos y rosados labios. Puede que la haga soñar o haga sentir de esta forma -Mi viaje pretendía ser corto y lamentablemente no se desempeñar las actividades de un mozo de cuadra- suspira mientras ambos corceles cabalgan dando círculos en el mismo lugar -Pero... casi mata de un susto al pobre- suspira nerviosa por la osadía de hablarle de tal forma, aprieta los labios intentando contener lo que el joven frente a ella causa en mi corazón -¿Que le ha hecho joven para que tenga que perseguirle con tanta ferocidad?- acaricia despacio a vanilla para que se mantenga tranquilo y sosteniendo con fuerza escucha que pregunta por si conozco al ciervo o porque mi ahincó al hablarle con tanta pasión -Si, de hecho. Es un conocido, apenas le conocí hoy... pero al mirarlo a los ojos y el a los míos... intuí que aun tenia que hacer algo grande con su vida, es todo- expresa con convicción aunque realmente le tiemblen las piernas, su corazón lata con mucha fuerza aprisionado en el pecho, la respiración es irregular y por mas que lo intenta continua sintiéndose extraña junto a él.

Lo que había sido una mañana hermosa con el astro rey en lo alto del cielo azulado ahora estaba lleno de nubes, es momento que deje de hablar demás y termine el encargo de su abuelo -No lo lastimes te lo pido, no porque sea lo que se hace signifique que esta bien hacerlo. Por favor.- casi suplica con clemencia sintiendo la brisa en las piernas desnudas... ¿Desnudas? -¡Hay dios! Perdóneme joven- Se apresura a decir bajando la falda de su vestido inclinándose mostrando sin percatarse ni intención alguna sus pechos aprisionados en el escote a ojos del joven que le acompaña en ese preciso momento.

Al incorporarse de nuevo le mira aun con el rubor en las mejillas, oculta la mirada jugando con sus dedos entre los cabellos de su yegua que sostiene al montar. ¿Acaso es el destino? ¿Se a vuelto tan compasivo a ella que le a obsequiado una visión de como seria el amor a primera vista? Su pecho sube y baja ante el suspiro inesperado que hacen brillar su mirada. Sonríe se muerde los labios y aleja la mirada al escuchar el galope de diversos caballos acercarse a donde ellos se encuentran -Creo... creo que es momento de continuar mi viaje- el deseo de permanecer junto a él es extraño e inserto -Gracias por perdonar y ser tan benevolente con el ciervo. Ha sido un placer conocerle joven... ?- espera su respuesta. La voz de él gruesa, firme y calida de alguna forma le calienta el cuerpo como los rayos de sol que se han ocultado tras grandes y extensas nubes que se tornan obscuras. A poca distancia alguien parece llamar o solicitar la atención de su joven acompañante, ambos boletan mirando a lo que ella cree es su séquito de acompañante y puede que amigos. Ella le mira ensoñada por ultima vez, pues el mágico momento a acabado, es momento de decir adiós hasta no sabe cuando nuevamente.


Última edición por Dęliã Perrault el Jue Nov 26, 2015 1:04 pm, editado 3 veces

Dęliã Perrault
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 46
Puntos : 14
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Bruno L. Đømęćq el Mar Mayo 12, 2015 11:29 pm

Los destellos del atardecer
Son muy hermosos,
Pero no pueden compararse
Con el brillo de tus ojos.
El tiempo pasa deprisa
Todo se va consumiendo
Menos la ilusión por ti
Que continúa creciendo



La voz cantarina que lo recibe no se asemeja a nada que haya conocido, es aún más melodiosa que los coros de la iglesia, incluso un coro de ángeles celestiales cantando al alba no se comparaban con la belleza y armonía de aquella voz aterciopelada, los ojos son tan claros que puede perderse en ellos, muestran su alma tan pura e inocente como si fueran pequeñas gotas que saltan fuera de la fuerza de una cascada directo al jardín de flores veraniegas que crecen a su alrededor. Eso es aquella figura femenina, un ángel que ha venido a estremecer toda su vida, a replantearse el tomar a alguien como la señora Đømęćq.

Ahí estaba embelesado en el vuelo de sus cabellos apenas notorio por la brisa otoñal, y sonreía como un bobo, un tonto enamorado, sí, se había enamorado a primera vista de aquella mujer cuyo nombre no conocía pero aseguraba que debía de ser el más hermoso de todos, con esos labios rojos como las manzanas, su piel blanca como la nieve en un tono bronceado que el hizo soltar una pequeña risilla, le matiz de sus cabellos rubios como el sol cuando besa los campos de trigo, y esas pequeñas pecas que son imperceptibles a simple vista, si la estaba estudiando, estaba absorto solo en ella, que no se percató que ambos corceles galopaban en una danza formando círculos.

Sabe que tiene que hablarle, pero su ángel le ha robado las palabras, la garganta se le ha secado y cree que no podrá hablar pero en el fondo de su ser sabe que si no lo hace podría perder la oportunidad de seguir con tan bella musa, tose un poco recuperando el aliento perdido. —No se preocupe mademoiselle, todos nacemos sin saber hacer ciertos menesteres, míreme a mi soy un simple aprendiz— ríe porque en cierto modo lo es aún, un aprendiz de los labores que hacía su hermano.

La facilidad de palabras de la joven y su frescura al hablarle así sin saber de quien se trataba le anudó más la garganta, esa fuerza en defender sus convicciones y a los más débiles como aquel ciervo, sonrió entrecerrando un poco los ojos, creyendo que la joven nunca había participado en una cacería. — ¿acaso no es lo que se hace cuando se está de cacería? Dar en caza al animal más bello de todos— la inminente respuesta lo deja perplejo con una sonrisa y asintiendo —Tienes razón, haré que mis hombre dejen de buscarlo, por ti, porque has abogado muy bien por tu amigo, tu reciente conocido; aunque espero que también puedas abogar por mí en algún momento porque también usted tiene que hacer algo grande, algo que ya ha comenzado desde ahora a plantar, señorita…— cae en cuenta que no conoce su nombre y es lo que más desea, saber aquel bello nombre de ángel, la única mujer a la que se le ha permitido tutearlo y tutearla en esa forma tan íntima que solo se la da a los familiares.

Ella era la conjunción en perfección, su sonrisa, incluso esas manchas carmesíes que se brotaban en las mejillas producto de él, si eso creía, que él provocaba ello y quería ser el que provoque eso y más, se quien cause su sonrisa, su alegría, se su razón de vida.

—No se preocupe señorita, más bien pido y ruego a usted que me perdone por haber olvidado el protocolo correspondiente en estas ocasiones y no haberme presentado, Bruno señorita, el aprendiz, agradezco a usted por enseñarme que debo perdonarlo mostrándome lo mal que estaba mi actuar, otra enseñanza que aprendí y espero, con ansias, seguir aprendiendo de usted— el pensar que va a continuar su viaje lo pone nervioso tanto que aprieta de más las riendas de su caballo en el puño, no quiere perderla, quiere y necesita estar junto a ella —Dígame señorita— impetuosamente se lanza contra la joven antes de que parta —Podré verla de nuevo, un segundo encuentro donde me enseñe más cosas, cosas que al parecer solo usted puede apreciar y de las cuales me gustaría conocerla— mueve el caballo con sus riendas de un lado a otro como si así no quisiera darle el paso a la joven —Quiero saber de usted, ¿de dónde viene y a dónde va? Aunque el viaje sea corto— sus palabras han salido cual declaración de amor hacia los ojos de la bella dama que brillan bajo la luz del sol.




Dark Spells for a Charming Kingdom
Antes y Después

Bruno L. Đømęćq
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 31
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Dęliã Perrault el Jue Mayo 28, 2015 10:58 pm


Un loco enamorado sería capaz de hacer fuegos artificiales
con el sol, la luna y las estrellas,
para recuperar a su amada.

Goethe







La hermosa sonrisa se dibujares sin  poder evitarse  en los carnosos y rosados labios femeninos,  reflejando en su mirada la admiración, ilusión, asombro, ensoñación  y timidez al escuchar la grave y firme voz masculina que transmite bondad y seguridad junto a un disimulado asombro por la joven de clara apariencia humilde en comparación al joven de pulcra y elegante vestimenta que hacia un sólo momento practicaba un deporte de la clase alta, a la que ella misma perteneció en algún momento de su vida junto a su padre y abuelo, ambos que se negaron en su momento a participar en dicho deporte inculcando el valioso pensar que expresa y defiende la delicada mujer ante el inmponente joven de amable carácter.

Por supuesto, ella deseaba hacer algo grande y no se refería a llegar a ser una Reyna u obtener algún titulo noble, recuperar la fortuna y lujos de su familia o incluso ser realmente alguien que marcara una diferencia en la historia, no, no, para nada, ella deseaba ser importante para su familia, repetir la historia de sus padres, ser importante para esa persona y crear un reino en su propio mundo.

El sonrojo es fuerte a causa de las insolentes pero sutiles palabras que hacen referencia a ella como -Yo… no se que decir, aun así, provocas me sonroje y lata mi corazón en anhelo ¿Qué podría ofrecer a un joven aprendiz como tú siendo yo una joven de clase media que no posee más qué sus ideales y convicciones?- susurra un poco agobiada -Estaría encantada de poder brindar algo que añada a su ya extensa cultura e idealismo.

Alguien a lo lejos le llama nuevamente mientras el pide clemente verla una y muchas veces mas, oculta la mirada, feliz y apenada al hablar con un desconocido que desea deje de serlo y lo deja de ser al escuchar su nombre, Bruno, ese es su nombre, un nombre con el que soñara e idealizara cada que lo pronuncie -Joven Bruno, mi nombre es Delia, Delia Perrault- suspirando y tomando valor afirma en silencio mirándole con locura adoración pues se encandelado de aquel que demanda misericordioso saber más de ella si es posible -No es correcto- expresa en gracioso juego a lo que ríe afirmando que si lo es –No, no lo es- y el responde de la misma forma nuevamente -Lo haré, si lo permiten sus futuras actividades y así lo desea usted podría… podría sin llegar a ofenderle la forma en la que me dirija a usted y pretenda tomar en ofensiva actitud mi inocente invitación… acompañarme a dejar unas cartas al pueblo- mantiene quieta a Vannila en la que pasa sus dedos enredando en la cabellera de la yegua nervosa, no pretende y mucho menos desea prestar a malas interpretaciones pero sin alguien adecuado a su alrededor para hacer las presentaciones correspondientes y de forma adecuada no queda mas que hacerlo ella misma.

Bruno, su acompañante ahora presta a dirigir indicaciones aquellos que le han estado llamando indicando que ira en compañía de la joven de cabellos rubios. Ambos dirigiéndose a galope tranquilo en dirección al pueblo -Parece que el cielo a cambiado de opinión- el viento comienza a tirar un poco mas frio y con fuerza. El ofrece apresurar el paso para evitar el mal tiempo de lluvia que se llegue ante ambos.


Última edición por Dęliã Perrault el Jue Nov 26, 2015 1:17 pm, editado 3 veces

Dęliã Perrault
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 46
Puntos : 14
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Bruno L. Đømęćq el Vie Jun 12, 2015 10:54 pm

Alas estrellas un deseo les pedí
Que en tus ojos yo pueda vivir
Con tu última mirada yo sería capaz de morir
Tu aliento fue quien me dio la vida
Tus palabras moldean mi ilusión
De tener contigo una vida entera…por toda la eternidad.



El melodioso canto de su dulce ángel lo embelesa por completo, sus ojos se pierden ante el canturreo de aquellos labios induciéndole en un sueño tan vívido del cual el solo puede observar a una musa con lira en su manos hablándole sobre como cruzar las puertas del infierno para llegar al paraíso. El aroma que desprendía aquella belleza era celestial para él, sus cabellos dorados a los que quiso acariciar, eran el oro perfecto que cualquier señor quisiera poseer, era la mujer perfecta, una combinación de mujer con el suave rostro de una niña tan cándida que daría miedo rozar con un pétalo por el miedo a que se esfume, que sea solo una ilusión de aquellas que se llevan el corazón y la cordura.

Los más anhelado llega a sus oídos como un rayo de los antiguos dioses al momento que se oye el nombre prohibido en los labios de los mortales, un nombre que tiene tanta conmoción para él y para su corazón que palpita acelerado, intenta repetir el nombre de la joven pero tiembla su alma con la sola idea. Sus palabras lo han abandonado, no tiene nada que decir pues solo quiere hacer con ella, hacer todo lo que nunca se permitió realizar. ¿Matrimonio?, si hasta eso cruzaba por la mente del hombre que no simulaba su devoción por aquella ninfa, su hada de la suerte. Un suspiro dejó escapar al nota que sus sentimientos y emociones eran correspondidos.

—Mis actividades han culminado y por ello se daba, esto que nos ha logrado que nos encontremos, además creo que los demás pueden esperar menos usted y ellos estarían felices de saber que fueron de segundo lado por un bello ángel que salvo la vida de un ciervo y dio una lección a un tonto aprendiz, mi bella Delia— el pronunciar su nombre provocó una corriente que subía por su columna vertebral. El caballo llevaba el ritmo del de la joven completamente nervioso, no parecía ser el hombre d negocios líderes de familia que solía ser, pues jamás lo habían preparado para aquello, para el amor. Acarició en su mente esa sensación de regocijo, tosió asintiendo ante la posibilidad de acompañarla hasta la última hora del día, si fuera posible —Por usted y con usted iría hasta el fin del mundo, hasta las puertas del infierno si así usted me lo pidiera, mi bella Delia— ruega al mismo dios que el tiempo se detenga en esos ojos atónitos y mejillas sonrojadas, pero el tiempo no perdona y todo lo acelera.

El paso se ve irrumpido por uno más aprisa, el arreo del caballo se más vehemente, las riendas las sostiene con fuerza mientras las corrientes de aire agitan los árboles y los cabellos de la joven; celos siente de como arremolina aquellas hebras, suspira tensando los músculos de su mandíbula, es entonces que se le ocurre algo para al menos conocer donde vive su bello ángel —Señorita el camino al pueblo es largo desde los bosques, y el clima azota para las lluvias de la estación, no es de caballero dejar que una dama fina y hermosa como usted se gaste en tareas como ello y más a sabiendas de que puede agarrar un resfriado por lo tanto propongo lo siguiente. Vayamos a su casa, le haré de guardia y luego como su fiel mandadero iré a dejar las cartas, no…no piense que voy hacerle algo malo o a mentirle, es más le daré algo a cambio, como un aval para volver a verla y que sepa que sus misivas fueron entregadas, además si seguimos a este paso, incluso más a prisa corre el riesgo que de sus cartas se mojen y no lleguen completas— responde calmado ante los ojos dubitativos de la joven, tratando de convencerla, aunque a parte de hacer aquel labor por ella, desea tener el perfume que se impregna en las cartas sobre su ropa para sí llevarla por siempre y toda la eternidad. Extiende su pañuelo de lino para que la joven coloque ahí los papeles y poder ganar también él.

Los hombres que le acompañaban se han marchado dejándolo solo con aquella mujer, con su futuro amor y futura esposa. Arreando ambos los caballos en dirección que la dama muestra, es su guía, es su musa, es su eterna estrella a la cual admirar.




Dark Spells for a Charming Kingdom
Antes y Después

Bruno L. Đømęćq
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 31
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Dęliã Perrault el Sáb Jul 11, 2015 6:45 pm


Y para estar total, completa, absolutamente enamorado,
hay que tener plena conciencia de que uno también es querido,
que uno también inspira amor.

Mario Benedeti





Permanece embelesada, escuchando la fuerte, gruesa y varonil voz, sus ademanes la hechizan, su sonrisa es cálida, mágica envolviéndola en felicidad y gloria, su respiración se agita de emoción, su nerviosismo se vuelve evidente ante la muestra clara de interés por ella. Se pregunta si es verdad, si no es una cruel jugarreta del destino. Pero no lo es, sabe que no lo es pues Bruno cabalga cual gallardo príncipe en corcel blanco, mostrando sinceridad en acto y palabra. Se siente en un sueño del que no desea despertar, es demasiado bueno para ser verdad. Él es perfecto, de pieza cabeza, con aquellos ojos azules cual del color del cielo, pero mucho mas hermosos, mas resplandecientes y brillantes como el astro rey, sus cabellos rizados castaños, y piel pálida pero sobre todo esa aura cálida que le recuerda a su padre, generoso pero sobretodo bondadoso, clemente al permitir escuchar lo que una mujer en su posición siquiera se hubiera atrevido a dirigirle la palabra a un hombre claramente superior en estatus social a la joven que aun avergonzada con mejillas sonrojadas mira tierna sin saber que responder.

-Joven Bruno… insisto no creo que sea correcto porque yo...- El noble corazón de la joven se regocija inquieto, desesperado de tal forma que es casi podría desmayarse, acompañarla hasta tal fatídico lugar y aun permanecer junto a la joven la eleva en un hermoso sueño, demasiado hermoso hasta que culminan sus sueños, es imperioso que detenga tan buenos intenciones provenientes del joven Bruno ya que desgraciadamente el peso del pasado recae en sus hombros, el peso de su querida tía aprovechándose de las situaciones, recordándole que no puede dejarse llevar ni aun siendo por un caballero en toda la palabra. Se ofrece y ella simplemente se siente cada vez mas y mas avergonzada por sus palabras. De ninguna forma pretende aprovecharse de la situación. -Son hermosas las palabras que me obsequia, no creo ser digna merecedora de tales alagas provenientes de usted… yo… es decir, solo soy una simple chica indigna de sus atenciones y- La respiración entorpece lo que intenta expresar -No pretendo ser imprudente joven Bruno, mi estatus social es claramente el no adecuado para usted y no me perdonaría que se confundiera tan laureada amabilidad con arrogancia de parte mía- Agacha la cabeza sonrojada sin prestar la suficiente atención que cabalgan en dirección a su hogar junto al joven que acaba de conocer. El impetuoso viento mese los rubios cabellos de la joven obsequiando un escalofrió erizando la piel que se enfría al contacto de la joven dama. -Se que es peligroso que me interne en el bosque ante la inminente tormenta que esta por aproximarse y… bueno, es decir estoy con usted, no estoy sola esta vez- El ofrece, insistiendo que permita aceptar su caballerosidad y sin opción alguna ofrece las cartas dubitativa estirando la mano mientras tiemblan sus dedos sonriendo con las mirada empañada en amor y regocijo sin apartar la mirada de aquellos que son tan hermosos y misteriosos como el color del mar,  mordiéndose los labios por los nervios -Joven Bruno, os pagare este enorme favor que hace a una joven desconocida- Las pálidas mejillas permanecen rosáceas  adquiriendo un tono mas intenso al tocar sin querer con dedos temblorosos la mano del joven gallardo que se encuentra a tan solo unos pasos de ella.

El galope de la vieja legua Vanille es lento a comparación del semental blanco que cabalga el caballero que le escolta. El cielo se a cubierto de nubes grises teñidas en distintas tonalidades grisáceas, los relámpagos se escuchan asustanto al caballo de la joven de clase media que intenta tranquilizarla. El viaje al parecer es un caos completo. -Lo lamento joven Bruno- Se disculpa ella sintiendo las primeras gotas que mojan la piel de su rostro junto al azul de su sencillo vestido. El nerviosismo se vuelve latente ya que sabe que su pequeño hermano no soporta las tormentas sin su compañía.  Al paso de no más allá de un cuarto de hora se detienen en una de las granjas pertenecientes a Lady Rousseau, antigua amiga de la madre de la joven. -Mi yegua esta lastimada, es por ello que e tardado tanto y el incidente con el no ayuda mucho asi como el clima la pone nerviosa joven- Acaricia al animal intentando que se calme, desmonta en las caballerizas saliendo al encuentro un joven de alrededor de los dieciséis años acercándose a los visitantes. -Le e causado más molestias de las necesarias, lo lamento mucho en verdad- Sonríe al joven y llamándolo por su nombre le pide que cuide a Vannile, a lo que el responde abrazándole e informa que la dueña no se encuentra, ha salido de viaje a reunirse con su esposo cerca de la costa. Sonríe al chico y pide se encargue de la yegua informándole que el día de mañana mandara a recogerle.

Al regresar junto a Bruno estruja sus manos nerviosa escuchando la impetuosa lluvia que continua derramándose con fuerza desde el cielo. -Él es Andrei, es hermano de una amiga, mi madre era amiga de lady dueña de esta hermosa casa, solo que no se encuentra en este momento, por ello no puedo pedir que se me proporcione otro corcel.  Sé que me veré muy abusiva joven Bruno pero le pido lleve las cartas con bien al pueblo en cuento le sea posible… y debo regresar con mi hermano, regresare a pie, no falta mucho para mi hogar- Reverencia al hombre parado frente a ella, obsequiando al incorporarse la sonrisa mas cálida nacida de su amable corazón.

Puede que lo solicitado no sea lo correcto pero la ansiedad por regresar a su hogar se vuelve cada ves mas exigente y necesaria, presiente de alguna forma que algo malo sucede. Los minutos pasan, la grave voz con aquel exquisito acento la hace sentir protegida con cada palabra dicha. Se sorprende por lo sugerido y deja de respirar ante el toque de la mano de el en su cintura.


Última edición por Dęliã Perrault el Jue Nov 26, 2015 1:19 pm, editado 2 veces


THE CURSED TALES [Amigo invisible 2015]:


En el pasado:

En el futuro:

no existe y vivieron felices por siempre:



Dęliã Perrault
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 46
Puntos : 14
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Bruno L. Đømęćq el Sáb Nov 28, 2015 11:16 pm

Bajos cielos que cubren las tierras áridas
Lluvias extensas que buscan encontrar la primavera
Labios fríos que me recuerdan el invierno de mi muerte
Junto a tus ojos que me muestran un paraíso terrestre.



La joven atractiva cuyos cabellos se rebelaban al agarre, volando lentamente alrededor de ella despojándola de aquel perfume cándido que poseía, una fragancia de flores recién aplicada o quizás de hace varias horas atrás pero que se ha aferrado con fuerza a quedarse en ella. Sonrisa suave y cándida que se esboza en su rostro al ver a aquel ángel sonrojarse y tratar de buscar las excusas a la buena fe de la alejar o evitar aquellas atenciones que él tenía para con ella, atenciones que surgían de una sola razón, un hechizo de aquella sonrisa inocente y pura, de sus palabras severas y sabias,

Las dulces palabras en post de disculpas por las atenciones entregadas lo desarman pero aun así solo crece el deseo de quedarse aún más tiempo con aquel ángel que le lleva lentamente al mundo onírico de las fantasías celestiales donde ella se ha presentado para rescatarle de su soledad y vida descolorida.

Llegan a una villa hermosa con acabados arquitectónicos lujosos que detallan una vida de ostentaciones y riquezas, la tierra con un valor insuperable junto a los acres que delimitan el territorio de propiedad. Un joven los atiende, uno cuyas atenciones para con la dama lo obligan a tomar las riendas de su caballo con fuerza, el cuero de los guantes rozando y chirriando con las correas del corcel que mueve la cabeza con enojo por la tensión que recibe. Sonríe por protocolo y diplomacia más en su interior un volcán de celos ante la sonrisa de ambos jóvenes que se miran y se tocan las manos de manera susceptible, casi un roce al entregar a la yegua. No soporta más y mira hacia otro lado haciendo que el corcel de trotes en círculos haciéndolo relinchar en contadas ocasiones

El corcel se acerca a donde la dama impidiéndoles caminar un paso más, gallardo y bravío se eleva en sus patas traseras junto a un relinchido, baja la violencia con la que impide el adelanto de aquella joven, para y baja del caballo acercándose a ella —Mi querida Delia, no puedo permitir que vaya a pie, que clase de hombre sería si dejara que ello ocurra, no me lo perdonaría y no solo eso, no me lo perdonarían sus familiares si algo le ocurra, la sociedad, ni dios me darían descanso, pasaría días y noches pensando y mortificándome hasta el punto del suicidio— sonríe extendiendo su mano a la joven, mirando de lado al joven con una mirada fulminante pero cambia cuando ve al supuesto mozo alejarse sin prestarles atención alguna.

—Llegaremos más pronto a su hogar antes que se desate más la torrencial lluvia, luego de ello iré al pueblo señorita, además creo que me lo debe— eleva el dedo sobre el cual reposa la orden de silencio pero con una sonrisa —Si, me lo debe por todas las cosas que ha dicho en su contra y en la mía. No me mire con esos ojos, es verdad, ¿Acaso yo me veo como un hombre de alta cuna? Tanto se me nota. De ser así, cree que me importa que usted no sea de mi misma cuna y posición, se equivoca y eso me ha ofendido y mucho, porque usted podría ser la vendedora de rosa de la esquina y para mí sería la más hermosa vendedora del mundo a la cual yo le compraría todos los días una rosa para verla, usted es más digna que muchas señoras de mi rango que se hacen las dignas, así que por favor page las ofensas que ha lanzado en mi contra aceptando viajar conmigo— sonríe mirándola directamente a los ojos, unos ojos que lo siguen hechizando.

A los segundos desciende del caballo acercándose a la joven, su diestra se posa en la cintura de ella trepandola al corcel aun en contra de su voluntad —No se preocupe, cuando lleguemos a su casa podrá reclamarme por este atrevimiento de mi parte, aunque le pediré que sea con un delicioso café casero, de aquellos que preparan moliendo los granos y haciéndolos tostar y filtrar de manera que queda concentrado, de pequeño los probaba y me encantaban, ya hace años no pruebo uno igual, me contentaré con ello— trepa al caballo con la joven delante de él, aunque la coloca de lado y él de manera normal, la siente y no solo su cuerpo si no también su alma.

Azota las riendas del brioso corcel que relincha arrancando el corrido directo al rumbo marcado por las botas de su amo que se encuentra junto a una dama cuyo aroma lo está embriagando y perdiendo completamente.

Llegan a la morada de la joven, pero algo no está bien, las empleadas surgen llenas de lágrimas y abrazos acompañadas de rayos y truenos que no paran de hacer más oscura y densa el día.




Dark Spells for a Charming Kingdom
Antes y Después

Bruno L. Đømęćq
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 31
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Dęliã Perrault el Sáb Dic 26, 2015 1:38 pm


Cinco minutos bastan para soñar toda una vida,
así de relativo es el tiempo.

Mario Benedeti





La joven doncella no se percata de lo que acontece en el hombre al que acaba de conocer, la furia y celos lo enervan, lo vuelven seductoramente peligroso. Un hombre que puede ser como el mar en todo aspecto, pacifico, pero tempestuoso como una tormenta marina. No admite reproche y es claro el ver que esta acostumbrado a dar órdenes, a ser el que gobierna y lleva con paz, armonía y amabilidad. Ordena con carisias cálidas carisias en palabras determinadas

El impulso del caballo la espalda y no es más haya de unos segundos cuando el toque la hace perder el aliento, ha dejado de respirar mirándolo con absoluta devoción. Los cálidos ojos castaños miran los azules, mientras su cuerpo despierta sobresaltado debido a las fuertes manos, aquellas que con decisión, idéntica a la de su cuerpo la toman de la cintura cargándola con una increíble facilidad, moviendo el cuerpo de la femenina que se asombra y gime en sorpresa al sentir la cercanía masculinas en su cuerpo -Bruno- susurra con un hilo de voz al mismo instante en que monta por igual pero distinta posición, pasa los brazos rozando de nuevo la fina cintura de la joven que tiene las mejillas rojas, al instante el aferra las riendas con fuerza y ella sus temblorosas manos a la chaqueta verde que porta el hombre escondiendo el rostro de la vergüenza -No, no para nada… jamás fue mi intención incomodarlo o siquiera insultarle… Bruno- gime ahogada aferrándose al cuerpo cálido de él al cabalga por una senda peligrosa -Perdone... es decir Joven Bruno… - susurra en un hilo de voz casi imperceptible siendo imposible el no quedarse sin habla al sentir la mano de él tomarla de la cadera y pegarla más al cuerpo que la cubre por completo fácilmente.

El trayecto es imperceptible. El azote a las riendas del brioso corcel al galope enfebrecido, relincha arrancando el corrido directo al rumbo marcado por el jinete entre gemidos y susurros de indicaciones de la joven que aferra con fuerza a su cuerpo siendo a su vez él caballero la sostiene de la cintura con fuerza. El camino se abre paso dejando ver una casona descuidada, alguna vez llegando a ser señorial. La lluvia a mojado a ambos jóvenes, el cabello de ella se ha descolocado y varios mechones caen en cascada mientras que la historia de su ropa es muy distinta, estando mojada deja ver mucho mas haya al necesitar muy poca imaginación cualquier caballero para observar los encantos escondidos entre la tela de su vestido.

Sin embargo no hay tiempo, la joven del servicio corre a su encuentro con lagrimas en los ojos, delirando cosas incomprensibles, la joven de cabellos dorados toma de los hombros a su amiga -Calma, respira ¿Es mi hermano?- dice con toda la calma que logra juntar -¿Es… Es mi abuelo?- la voz se quiebra, y un escalofrio de nervios y dolor atraviesa todo su cuerpo. -¿El doctor ya está aquí?- la mujer afirma -Ve, anda adentro, iré en un momento… Aleja a James y … llévatelo a su cuarto a jugar- la respiración dispareja hace subir y bajar los delicado pechos girando en busca de la mirada azulada de su caballero -Pe.. Perdóneme mi señor, es un momento delicado y yo… yo no podré pagarle todo lo que ha hecho el día de hoy por mi- retuerce entre sus manos la tela de su falda sin atreverse a mirar directamente sus ojos -Pero no pretendo ofenderle, os pagare toda vuestra amabilidad en cuento me sea posible- apresura a decir ofuscada con tantas cosas en la cabeza rondándole. -Joven Bruno le pido que pase, no puedo ofrecerle mucho, sin embargo permítame brindar cobijo hasta que pase la tormeta - con una diminuta reverencia y un gesto de su delicada mano señala la entrada por sonde minutos antes a entrado la otra mujer. -Las caballerizas están rodeando la casa, me disculpo de antemano por no poder proporcionar las atenciones de un mozo de cuadra… y perdone pero debo entrar a la casa- no espera mas y entra corriendo.

Al subir las escaleras encuentra a su pequeño hermano hacendó rabietas, lo toma en brazos -No es momento James- reprende con voz seria mirando a Bruno que ha entrado y la mira en las escaleras. Ella baja el rostro y se lleva al niño por el pasillo entrando a la habitación cerrando la puerta. Deposita al pequeño en la cama -El abuelo esta muy enfermo, no es momento cariño- mira los ojos lloros del pequeño y sus pequeños labios que hacen pucheros -Se que no te llamo por tu nombre a menos que este enfadada pero no es momento mi niño- acarisiando los cabellos rubios besa su frente antes de ponerse en pie -Quedate aquí, no quiero que salgas, juega un rato y te mandare la cena, se buen niño, regresare a dormirte ¿Trato hecho?- ofrece la mas dulce de su sonrisas junto a su meñique para que el pequeño jure por igual.

Al salir y cerrar la puerta, suspira recargándose en esta misma intentando obtener fuerza y valor de algún lugar desconocido para regresar por el pasillo admirando antes de entrar a la habitación de su abuelo una escena que la petrifica. Su abuelo habla con Bruno, como si le conociera ¿Por qué? Espabila y entra -Abuelo- sonríe tristemente tomando la mano del anciano antes de mirar con devoción al hombre que está a su lado aun empapado por la lluvia.



THE CURSED TALES [Amigo invisible 2015]:


En el pasado:

En el futuro:

no existe y vivieron felices por siempre:



Dęliã Perrault
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 46
Puntos : 14
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Bruno L. Đømęćq el Lun Feb 08, 2016 10:08 pm

Una clara tormenta, tan oscura y aterradora es el grito de silencio del alma que se desgarra por dentro.



El aroma de las flores de primavera estaba impregnada con fuerza en aquella joven, negándose a alejarse de los cabellos dorados de sol, de la piel tan suave y perfumada que poseía aquella mujer en cuestión. Todo los atributos de una verdadera ninfa que ha nacido para ser admirada y cuidado por un guardián, por un ser que comprendiera la realidad de lo que ella implicaba, la fuerza y delicadeza que la volvía vulnerable para proteger. La cercanía de aquel ángel como él llamaba, terminaba por tentarlo más de lo que se podía permitir, pero en un desesperado momento se dejó arrastrar a las imaginaciones más infernales de la carne y la mente, del aroma que aquella mujer desprendía y lo enloquecía

Suave y melodiosa voz que pronunciaba el nombre ajeno, uno nombre acompañado de una palabra honorífica que despertó de aquella ensoñación a aquel que tomaba las riendas con mayor fuerza, como si tratara de frenar sus caballos internos. Quizás era lo que pasaba por la mente de aquel que ahora tomaba el mentón de la jovencita alzando esa mirada clara como los cielos de verano, esa mirada de cielo que le traspasaba el alma.

—Bruno, solo Bruno no quiero que marque entre nosotros mi querida Delia un abismo, recuerde que no soy más que un aprendiz y usted el ángel de aquel ciervo— sus dedos acarician la piel de aquel rostro de porcelana, sus ojos se clavan en los labios de ella pero se detiene, frena su mirada y pensamiento respondiendo solo con una sonrisa dejándola bajar, no era momento y él lo sabía mejor que nadie que aquello podría significar la muerte para él. Escucha atento sin prestar atención obvia a lo que conversa su joven ángel y el otro caballero, su atención estaba en el caballo al que acariciaba la crin como si con ello diera su propio espacio a la dama, pero era mentira porque había escuchado todo atentamente y eso le pesaba, porque las complicaciones que acarreaba la muerte de aquel hombre, un hombre que al parecer era el único jefe de familia, sin él todos en esa casa estaban perdidos.

Saber eso y lo que atraería todo ello la muerte de una persona ponía a Bruno a pensar en miles de opciones, las cuales no eran favorables porque sabía como terminaban todas esas historias; las hijas en los prostíbulos más baratos o caros, los jóvenes trabajando en el campo o como esclavos, incluso el panorama era peor al pensar en el hambre y muerte que les podía acechar. Eso imaginaba mientras la joven le ofrecía un descanso de la tormenta que amenazaba con ser más severa en aquel momento; asintió con una sonrisa que no alcanzó a su rostro. Haciendo caso de las directrices que le había dado la joven dejó al corcel a buen recaudo pero en las mismas caballerizas no se hacía otra cosa que comentar lo que en la casona ocurría.

—El viejo morirá, lo sé y todos lo saben—

—Es hora de pedir la paga y largarnos, es mejor que quedarse aquí hasta que todo esto sea vendido, o un pariente lejano los desaloje y venda a todos a los prostíbulos—

—Aunque no estaría mal, yo visitaría el burdel donde trabaje la jovencita esa, la rubia, Delia—

Ira que consumía su sangre al oír las intenciones deplorables que aquellos hombres pintaban, pero no podía hacer nada porque aquel era el destino que les deparaba si el patriarca de la casa fallecía. Verse impotente sin poder hacer nada lo volvía loco, caminaba de lado a lado dentro de la casa escuchando los rumores y el destino que les deparaba a todos, incluso a los más pequeños, él no podía permitirlo, tenía que hacer algo y más cuando observó al pequeño que deseaba ver a su tutor, a su familiar, a su abuelo. Ver aquel cuadro de dos jóvenes que quedarían en el desamparo no le dejó dudar más y sin más subió por las escaleras a la habitación del hombre, al llegar a la parte alta se encuentra con unos jóvenes y jovencitas reunidos a fuera, una de ellas lloraba en el mayor silencio, ingresó a la habitación y vió a su angel con aquella mirada tan triste y de quien espera lo peor. Sus ojos van a los del hombre de mayor edad que estaba recostado en la cama, con esa misma pesadumbres en su mirada y voz, no tuvo tiempo para pensar solo se lanzó con lo que tenía en mente.

—Señor, yo cuidaré de sus nietos y de los empleados de esta hermosa villa, las deudas que haya dejado las cubriré, me encargaré de su familia. No, no quiero pago alguno por lo que estoy ofreciendo y tampoco exigiré algo a cambio, lo hago como un buen hombre que desea ayudar a alguien que le ha pedido ayuda. Seré el tutor de sus nietos hasta que la villa prospere y puedan hacerse cargo— mira a la joven con tristeza —Y como tutor de sus nietos, a cada uno le daré una dote para cuando contraiga nupcias, me haré cargo de ellos como si fueran mi propia familia— ante el asombro de todos los presentes se acerca con una sonrisa llena de sinceridad y buenos intenciones hacia el anciano al que saluda con una reverencia militar.

Ni siquiera supo lo que había hecho o la razón, pero él si lo sabía, no quería ver que aquel ángel del que se había enamorado a simple vista tuviera un final triste o trágico y por todos los medios él haría de todo para que ello no ocurriese aunque tenga que verla desde lejos.




Dark Spells for a Charming Kingdom
Antes y Después

Bruno L. Đømęćq
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 31
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Dęliã Perrault el Sáb Jun 04, 2016 11:32 pm

Nadie escoge su amor,
nadie el momento,
ni el sitio, ni la edad,
y mucho menos a la persona...






La respiración de la joven se agita en cuento su apuesto caballero de reluciente armadura que a conocido precisamente hoy menciona la palabra “Deudas” comprendiendo el que aquellos hombres ajenos a su casa se encuentren en los establos -No… no es necesario- Los cálidos ojos chocolate de la joven miran con admiración, valentía, un profundo cariño y adoración así como admiración a aquel hombre que dios en su infinita sabiduría ha puesto en su camino, un salvador que puede que no solo ayude a sopesar las calamidades que están por desarrollarse en un presente futuro debido a los acontecimientos que sabe con seguridad están a punto de acontecer, sucesos tristes que desembocaran en problemas, muchos mas de los que puede pensar, imaginar y soportar en ese preciso monteo. Acaso ver a aquel majestuoso ciervo a punto de morir había sido un presagio para lo que aquella noche le esperaba?

-¿De… Delia? Cielo- llama su abuelo atrayéndola y regresándola a la cruel realidad que debe enfrentar en este preciso momento -¿Quién es… ah… el joven?- cuestiona con severidad en los cálida mirada que rara ocasión se le ha negado a la primogénita y heredera -El Joven Bruno- susurra con cadencia y cordialidad, con crédula irrealidad de lo que le acontece -El joven vive a algunas colinas de aquí, el joven Bruno Đømęćq- agrega explicando mirando a su abuelo que le sorprende y deja de mirarla a ella para mirar con asombro al joven -Así que tú eres Bruno… - susurra el hombre con dificultad -Conocí a tu padre, un buen hombre, con un honor intachable… Pequeña… explícale nuestra situación- ella no cree lo que acaba de pedir su abuelo, aun sumida en incertidumbre y acongojada por revelar tan incomoda situación a un hombre que preferiría ofrecer paz y tranquilidad -Mi nombre joven Bruno como ya le había informado es: Dęliã Perrault, primogénita del hijo primogénito de mi abuelo, lamentablemente por mi condición de mujer no puedo heredar tierra alguna, sin embargo mi joven hermano, el niño que me vio cargar y llevar a su habitación es James, solo que como comprenderá, el solo puede heredar una vez cumplida la mayoría de edad para ello lamentablemente falta mas de una década y … - Delia intenta cobrar valor de algún lado, obteniéndolo de un lugar desconocido. -Tengo una tía, si ella llega a tener un primogénito varón por derecho puede reclamar las tierras, sin embargo ella me ha expresado deliberadamente el total desinterés a tal acto, hecho que no lo han demostrado el único pariente que poseo aparte de ella...- las mejillas se le colorean agitando su pulso cardiaco arrugando la falda de su aun húmedo vestido azul -Debo casarme para poder poner en custodia los bienes de James a nombre de mi esposo como su albacea, así su futuro y las tierras de mi familia estarán a salvo, no serán malbaratadas y poder mantener a salvo lo que a mi familia por generaciones ha protegido, cuidado y preservado- una vez explicada la precaria situación Delia permanece sombría y lúgubre -Puede que usted conozca alguna solución- suplica con la cabeza baja a un costado de su abuelo que agoniza mientras el pobre anciano toma la mano de su sobrina y solicita en silencio con un ademan la mano del joven que por igual se encuentra empapado -Cuida a mi nieta, es un ángel, es buena y bondadosa… protégela- ella se queda muda al sentir que hace que ambas manos se tomen antes de exhalar el último aliento de vida.

Delia no tarda mas de algunos segundos en comprender que aquel hombre que la crio y protegió ahora se encuentra junto a sus padres. Se siente tan abrumada a tal grado que todo se vuelve obscuro escuchando dan solo su nombre pronunciado por una voz masculina…

Los ojos de la joven ven  se abren poco a poco visualizando un hombre que le pone un trapo en la frente -¿Qué sucedió?- aun no reconoce, solo toca la mano del hombre -Joven Bruno- susurra sonriendo antes de que la realidad la golpee tan fuerte que gruesas y pesadas lagrimas se deslizan por sus ojos -Yo… Yo…- peor no sabe que decir. Se da cuenta que solo lleva puesto un camisón y la bata ni siquiera esta cerrada dejando ver buena parte de sus cremosos pero discretos pechos, acto reflejo sube la sabana hasta taparse. Él hombre se disculpa como todo un caballero y desea buenas noches antes de salir en el mismo instante en que la nana de la joven entra con una cobija ofreciéndosela a él pidiendo que siga a Maurise ya que le mostrara donde puede pasar la noche. Pocos minutos después ella decide preguntar una vez mas -¿Qué sucedió nana?- pregunta tomando la taza con té que le ofrece la mujer de edad avanzada que sonríe tranquila -Él joven Bruno nos informó que tal cual había acordado con su abuelo, venía a pedir su mano este mismo fin de semana pero debido a que su salud empeoraba se vio obligado a asistir esta misma tarde. Pago a esos rufianes malparidos- una pequeña risilla se escapa de los labios de la mujer por decir sandeces -Y los ha echado a patadas amenazando que no se les ocurra pararse por los alrededores nunca más o se las verán realmente mal- Un suspiro involuntario se escapa de la joven rubia la cual tapa sus labios con una mano -¿Bruno ha hecho eso?- la nana de ella afirma y sonríe con orgullo -Ya no te molestaran más mi niña, se lo pensaran muy bien antes de venir a importunar a la futura señora Đømęćq. Ahora duerme mi pequeña, mañana será un día difícil para ti. El joven Đømęćq ha solicitado los documentos del testamento y ha comenzado a hacerse cargo de todos los preparativos. El abogado de tu abuelo ha venido esta misma noche junto con el abogado del joven amo- Delia se sorprendió al escuchar que le llamaba amo a Bruno, así que esto no era un sueño, realmente iba muy en serio -El padre también se ha presentado- Delia abrió la boca pero su nana se anticipó a responder la pregunta que ella iba a realizar -El joven amo a pagado todos los servicios, hablo con Maurise, con Monike y conmigo ofreciendo si aun así lo deseábamos mantendríamos nuestro trabajo, me tome la indiscreción de comentarle que éramos los únicos que trabajábamos para usted- Delia se indigno, ellos no solo eran trabajadores, eran su familia aparte de James y su tía que rara vez le escribía -Dispuso tal cual tu abuelo había previsto si es que llegaba a fallecer antes de que contrajeras nupcias mi niña- Delia aguanto la respiración antes de preguntar -¿Cuanto tiempo?- la mujer acomodo la cobija y se dirigió a la puerta -Un mes mi niña, un mes de duelo y serás desposada por el amo Đømęćq. Ahora descansa- la puerta se cerro y ella se sumio en un mundo de incredulidad. ¿Todo ello había pasado mientras estuvo inconsciente?

Delia estaba apunto de salir dela cama e ir en busca de Bruno pese a ser un acto de total desapruebo -Bruno- susurro tocando como su corazón estaba a punto de salir de su pecho.

Aquella noche ya no podía hacer más que esperar al día siguiente y hablar con el que se convertiría en su futuro esposo.


THE CURSED TALES [Amigo invisible 2015]:


En el pasado:

En el futuro:

no existe y vivieron felices por siempre:



Dęliã Perrault
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 46
Puntos : 14
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Bruno L. Đømęćq el Sáb Oct 08, 2016 11:59 pm

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor..



El silencio que enmudecía todo el lugar, el dolor que llama como la flama de una vela antes de extinguirse para dejar la oscuridad perpétua justo en esos momentos en los que la perdición azotaría la mente frágil de la humanidad es donde la luz de la esperanza cruza por los umbrales devolviendo lo perdido a aquellos que se encontraban sumidos en el llanto.

El joven miró al anciano sonriéndole cuando este le llamo de la mano obligando al resto a salir de aquella habitación; el silencio entre ambos hombres fue evidente aun así el joven no se amínalo y esperó hasta que el de avanzada edad diera inicio a la tan esperada conversación.

—Tu eras quien vendría a pedir la mano de mi pequeña nieta, y aquien yo ofrecería mejor a mi hija Paulette, que casualidad del destino que te haga reunir con la única persona a la que no daría a nadie—

El joven escuchó atento las palabras sonriendo con la ternura que le provocaba aquel hombre.


—La verdad ni yo me esperaba que aquel bello ángel fuera la persona con la que contraería nupcias. Además, no creo que usted mi querido señor me hubiera ofertado la mano de su otra hija aun habiendo concertado el compromiso con mi padre y usted, ya que usted para mi familia ha sido no solo un empleado si no un amigo desde la época de mi abuelo y hasta yo aún recuerdo las cosas que solía hacer y las que usted me cubría o enseñaba—

El hombre tosió y simplemente continuó con aquellas historias hasta que volvió a lo que los llevaba ahí.

—Es verdad, no te daría a Paulette porque eres demasiado bueno para ella y por ello no habría otra como Delia, pero le diré algo joven Bruno, el destino es incierto entre ustedes y aun no se conocen bien, espero que la honres con tu vida y la ames eternamente, no la engañes y sobre todo no la hagas llorar, si es así te daré su mano, su vida y la de esta tierra a que los cuides como el mayor tesoro que has descubierto pero, si la tratas mal me encargaré de que no solo no la tengas que dejar si no que te arrepientas de todo. Dejo en tus manos a la mayor joya que en tu vida jamás podrás encontrar—

Con la sonrisa que le hombre le dedicó fue pactado aquel acuerdo entre caballeros. Salió de la habitación despidiéndose de todos, los pocos empleados que quedaban en aquel lugar, tenía prisa y por ello junto a su compañía de cacería acudieron rápido de regreso a su mansión, no sin antes informar a los criados sobre las nuevas disposiciones y el tiempo que tomaría todo los trámites resolver. Insistió que a la semana se le informe a la dama el tiempo que transcurriría antes de que la boda se celebrara y con ello también el nuevo apellido que ella ostentaría y otras indicaciones

—Todo cuanto sea necesario será enviado a la casa Đømęćq, en cualquier lugar al que vayan solo digan mi apellido y con eso bastará, a cualquier acreedor que venga que sea enviado de inmediato a mi villa y si no desea dejaré después de una semana a un joven que este aquí y será mis ojos y oídos, será mi representante. De los empleados no se preocupes contrataré más para que les ayuden en la casa, todo lo que la señorita Delia necesite o desee se le será concedido aun el más pequeño capricho, ella seguirá siendo la dueña de esta casa y lo será para siempre yo solo soy un albacea, a los otros miembros de la familia tendrán dos semanas luego de ello mi abogado los inscribiera en el mejor instituto de educación así como una cuenta exclusiva para sus gastos personales. De ahora en adelante nadie podrá tocarlos y quien lo haga se lo verá conmigo, y quien se atreva a hacerles algún mal estará sentenciado a la muerte—

Con estas palabras marcó su camino de regreso por el bosque prometiendo que un mes, en treinta días regresaría para llevar a su futura esposa a la casa principal, donde la boda sería celebrada. Una boda de ensueño para una princesa angelical. Los preparativos se encargaría él personalmente, dejando a su bella prometida la tarea de encontrar el mejor traje de novia, además de que no quería verla por los nervios que representaba todo lo ocurrido y sobre todo que cuando se la imaginaba su cuerpo reaccionaba de manera escandalosa así como su corazón que palpitaba tan fuerte que podría oírse claramente.

Los días estaban contados y ya estaban corriendo para el momento crucial de la boda del año.




Dark Spells for a Charming Kingdom
Antes y Después

Bruno L. Đømęćq
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 31
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quand l'amour se trouve }{ Privado~

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:01 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.