Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Viola de Lesseps el Vie Abr 03, 2015 12:23 pm



Los ojos de la bestia  y el alma del angel
Mihaita y Viola






¡Viola! – los gritos se intensificaban a medida que el galopar del caballo fueron aumentando de velocidad, mis cabellos sueltos ondeaban dejando la estela de mi aroma penetrar por todo el bosque, mi corazón agitado golpeteaba en mi pecho a gran fuerzas, su voz me causaba sensaciones diferentes, miedo, ira, sensualidad, erotismo, pasión, angustia, libertad. Una serie de emociones que no podía describir, todas juntan hacían que estallara mi corazón… el caballo se detuvo sin previo aviso  sentí como mi cuerpo seguía la inercia del movimiento y entre arboles ramas llegaba al suelo húmedo del bosque, las pisadas estaban cerca, lo podía oír respirar; sentí un dolor extraño en mi espalda, no quería abrir mis ojos, no quería ver… el miedo comenzó a consumir mis sentidos, a consumir mi vida en ese momento. – La flor del jardín marchito – fueron sus palabras, me negué abrir mis ojos mientras sentía como si fuera una pluma mi cuerpo era tomado en posesión, acaricio mi cabellera dictando bellas palabras… bellas para una bestia que parecía desear más que mi vida…  fue ahí donde me di cuenta que la escena la veía de lejos, el sin que nadie lo viera trataba a mi cuerpo como si fuera porcelana, un cristal que temía que le hicieran daño… pestañee dos veces y su rostro fue más claro, volvía hacer yo la que sostenía entre sus fuertes brazos, el silencio entre ambos cuerpos era puro y supremo. Sentí la necesidad de acariciar su rostro de rasgos firmes, fuertes, de una bestia que podía ser domada con la calidez de mi piel… sin darme cuenta ya había aferrado su cuello y mis labios rosaban los ajenos que destilaban pasión, un pequeño roce para despertar su hombría oculta… - Viola – susurro besando mis labios de una forma única, sensual, con sabor a chocolate y café… con sabor a él…

Abrí los ojos desesperada no sabía dónde me encontraba, había perdido la noción del tiempo y del espacio, me levante de la cama que me acunaba mirando en todas direcciones, encajando piezas, podía sentirlo… y preguntas inundaron mi cabeza como si fuera un torbellino de sensaciones ¿Desde cuándo lo sentía? ¿Por qué estaba soñando con aquella bestia? ¿Qué era aquello… que sentía en mi pecho una combinación de angustia… de necesidad? ¿Por qué recordaba el aroma de su piel?  Tome mi cabeza con ambas manos, tratando de detener aquellas interrogantes. No podía recordar con precisión que había hecho anoche…  Termine por levantarme de mi cama y me dirigí al escritorio los papeles estaban ordenados y entre ellos había uno escrito.

Noche de Lobos, Pasión lunar, Aullido al anochecer, parecían nombres y así eran continuamente había una lista de ingredientes para una nueva fragancia que carecía de nombre pero que tenía un aroma clave el  del café y chocolate, la mezcla de la madera y la humedad, como si fuera de madera recién mojada por el roció de la lluvia… y abajo muy pequeño un nombre que hizo temblar mi espíritu, mi cuerpo y mi alma a la vez…

El nombre de aquel hombre que me había capturado… y esa era la palabra clave en todo esto, había tomado sin mi permiso cautiva mi alma y parecía no dejarme tranquila… una parte de mi necesitaba saber de su paradero pero otra lo rechazaba por la simple razón de que no éramos… me detuve ante mis pensamientos… no, no podía estar pensando en aquel hombre como un hombre, él no era más que una bestia que amedrentaba mis pensamientos, y mi hogar… lo podía sentir cerca, podía sentir como sus ojos me observaban y no me dejaría en paz…  

Abrí uno de los cajones del escritorio y un pequeño frasco descansaba ahí, lo abrí con cuidado y a mis sentidos llego aquel aroma, que me hizo desear, desear tener cerca al portador de tan fantástica mezcla y me odie, por sentir eso mientras mis ojos se movían inquietos fije mi vista en una de las ventanas y ahí pude ver… ver al culpable de esto que no podía explicar y con rabia tire el frasco rompiéndolo en mil pedazos, dejando mi habitación impregnada de aquel aroma… avance cortándome levemente la planta de los pies y abrí la ventana sin quitarle la vista de encima – ¡Vete! – grite y caí de rodillas, temblando la fiebre volvía… y los recuerdos con ello, la gripe me había tenido en cama por largos cinco días… el frio entro por mi ventana pero ya no tenía fuerzas para hacer algo más.



Última edición por Viola de Lesseps el Jue Oct 08, 2015 3:45 pm, editado 1 vez






Awards:






Simplemente Yo:










Viola de Lesseps
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 2401
Puntos : 2585
Reputación : 364
Fecha de inscripción : 17/06/2010
Localización : Paris

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Mihăiță el Lun Mayo 04, 2015 3:56 pm

Viola, aquella mujer de cabellos carmín le conquistaron, no habia hallado a una con la cual deseara de maneras diferentes, esa atracción le incitaban a poseerla, hacerla suya, con ella tuvo lucha, era la primera que lo enfureció, le hacía liberar un poder para hacerla caer. Con el hecho de negarse ya le provocaba al perro y es por ello que aúlla el deseo enloquecedor, no está tranquilo desde que las llamas atravesaron sus pupilas, ¡Esos seductores cabellos, fuego viviente que le enjaulan! y solo en esos rayos carmín a permanecido, manteniendo la calentura de fulgor, un grotesco sentir que altera su templo porque ni las entrañas se hallaban en sopor, tienen hambre; devorar quieren, como las malditas cadenas se agitan,  como los vaivenes que la pasión libera. ¡Ved! Es una noche de gala, ya está por salir el alba y el lobo aguarda tras el frente de la vivienda que mantiene cautiva a su dama, tras figurarse como un fantasma que no deja tranquila aquella alma, ¡Está por deslumbrar el aclarecer! ¿Mujer bella, porque no te asomas?

Y fue que se hundió en sombras, iba a perseguirla, su perfume aún memorizado lo cautiva, no puede olvidar sus latidos, su voz, y sobre todo su llameante finura, a ella es que caza, se volvió su perro, iba detrás de ella, ¡maldita sea la pasión que desprende! a ella es que quiere y hasta obtenerla no le dará su libertad, quería inducirle a un mundo que se figure a su mirada, ese horror que para unos representa la sangre, que caiga en las bajas pasiones... a Viola como Violar, posesionarse de su ser por completo, ofrecerle aquella lujuria emanaba de sus ojos. Así es como quiere jugar, engatuzarla, que caiga rendida o que luche contra el lobo hambriento. No tiene escapatoria, este es su única salida: rendirse.

¡Porque! Presente esta junto con sus cadenas aunque estas no cayeran, las tenía adheridas al templo, no era una pesadilla aquel encuentro, la realidad sobredomina las ilusiones y sus cadenas se agitan y es como el reloj que le quieren despertar, retumban conformen se mueve, una vez más sus grilletes y bozal no le impiden ir tras lo que ya está queriendo.  ¡Vaya porte! Como aterroriza y enamora, su gabardina grisáceo, combinado un pantalón de vestir y el brillo de sus zapatos negros, declarando que se adueñara de ella, someterla con sus encantos y esta vez no le dejaría hasta impregnarse en su perfume, captar sus deseos y castigarle por no esperarle en la cama ya desnuda.

Mientras escucha su respiración, altivo por el grotesco choque de vidrios, percibe unas pisadas pero el aire le atrajo su propia esencia, motivo por el que liberó una media sonrisa, aceptando que ya era parte de ella.

Sueños rotos…

«¡Ahí estás!» Niega por completo a su grito de rechazo, le aumentó el vigor que corre y examina cómo subirse y adentrarse por su ventanal, no demoró ni fue dificultad alguna, caminaba por las rejas y a su vista ejecutó un salto más adentrándose al alcoba que ya no era prohibido…—¡Te dije que te rindieras! ¿Por que te empeñas en resistirte?—En lento se acerca a ella, al apreciarle en el suelo, ¿El desespero la dejo caer de rodillas?, aún con ese estado, no tuvo piedad, le llevo a sus brazos y compartian la calentura quizás de otra indole pero no dejaba de ser enfermedad. —Escuchame, yo se que me deseas Viola, yo sé que me necesitas entre tus sábanas, sueñas con que el amor te haga…—Le penetraba con la mirada, deleitando el detallado de su finura y la sangre que evidenciaba la ruptura de un objeto…— Aquí estoy, no tienes porque mantener mi esencia en tu cuarto si puedes llevarla en tu cuerpo...— ¡Por la fricción del aliento! Se desenvuelve en plena necesidad— Viola...Viola, solo rindete porque esta bestia siempre verás —le tiende en su cama y frente a sus ojos, se desprende de su ropaje, declarandole que la quiere hacer suya. Siendo un perfecto escenario para encamar a pleno día naciente.


« El dolor dado por las mordidas es el arrepentimiento por el pasado y una advertencia para el futuro, pero esa roja sangre derramada se convertirá en el alimento para el rey»
¿Qué es lo que quiere el perro? Que una dama este en su camino:

Trăiască Regele:
Lupi printesa:
AWARDS:

Mihăiță
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 83
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 11/05/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Viola de Lesseps el Dom Sep 20, 2015 5:18 pm



Te libero
Mihaita - Viola





El fuego penetro hasta lo mas profundo de mi ser, no era gripe, era ansiedad, no era fiebre era calor, estaba ahí cubierta de mi propio sudor, de mi propia lucha contra lo que deseaba aquel día no sabia cual bestia había liberado si a el o  a mi propia bestia interior, sus palabras inundaron mis sentidos.. .podía sentir la piel pero no podía dar lucha no quería esa lucha pero tampoco quería despertar, soñar, imaginar… - Tu eres el culpable de todo esto - dije intentando alejar su cuerpo del mio, sabía que eso era imposible pero no podía ser de otra forma tenia que hablar era mi arma… era lo único que poseía frente aquella bestia que visitaba mis sueños y pesadillas - Hicimos un pacto, Mihăiță, y lo vas a cumplir- dije entre dientes, el mismo me había dicho que no confiara y ahí estaba confiando en el… o en mi… o en nosotros… moví mi cuerpo hacia un lado pero no luchando si no en completa armonía con el… - Tengo que decir algo… antes de todo… antes de nada - dije como si el aliento se me fuera en ese momento, quería que escuchara, necesitaba sacar lo que ahogaba mis pensamientos desde ese día en la laguna. - Fuiste el único hombre capaz de unir los pedazos rotos de mi cuerpo como de mi alma… y te odio en el alma por eso… te odio bestia por ser tu… quien con toda tu brutalidad haya podido hacer eso… ¿Como lo se? son cosas que se sienten maldita bestia… es por eso que no puedo dejar de pensarte, de soñarte… ni  mucho menos de imaginarte… creí en algún momento que era una especia de brujería… pero simplemente ya no se… cambiaste algo ese día… y te odio por eso - dije lo ultimo casi en un grito desesperado uno que viene de la garganta, le di golpes en su pecho pero no luchando para que se fuera… si no mas bien para descargar la rabia que tenia… - Lo peor de todo que entre mas te odio, mas quiero tenerte… y eso me hace odiarme a mi también - apreté mi cabeza contra su pecho, su aroma simplemente me enloquecía, tenia ese control para conmigo que nunca nadie había logrado me aleje y lo mire a los ojos con rabia.

Teníamos un pacto… sin mi consentimiento… aun no lo tienes que quede claro bestia… - dije acercando mi rostro al suyo un movimiento torpe y quede sobre el, le pegue una bofetada en su mejilla y luego le di un beso hundiéndome en su sabor… cayendo en el odio que le sentía y por mas excusas que le buscara sabia que no era aquel sentimiento, su sabor era tal cual lo había soñado amargo como el café y fuerte como el mismo. Un beso suave y pulcro, por que no sabia de otra forma e besar o de hacer lo que fuese que estábamos haciendo.

Tenia una de las respuestas y necesitaba decirla, al menos no viviría con la angustia dentro de mi, una mujer condenada pro el abandono… primero Dorian… luego Nicolas… ahora el… - Te odio por que para ti soy una mas - lo mire la rabia en mis palabras eran naturales, estaba harta de todo… pero al parecer no podía acabar con mi vida… si no mas bien tenia seguir viviendo… - Te libero bestia… rompo el pacto que teníamos solo con una condición… o dos… - tome aire inflando mi pecho - Si te vas… no vuelvas mas…. y si te quedas… - no sabia que decir a eso… no tenia respuestas para todo aquello, así que guarde silencio y lo bese como si fuera el ultimo beso que  le daría - Puedes… tomarme - le susurre, besando la mejilla, luego sus labios donde repare en una mordida detonando la pasión contenida en mi interior, solo un camisón de seda cubría mi cuerpo, y la piel era lo único que le cubría a el… - Mihăiță - me atreví a decir… para pactar mi silencio a la espera de que tomara mi cuerpo y mi alma.






Awards:






Simplemente Yo:










Viola de Lesseps
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 2401
Puntos : 2585
Reputación : 364
Fecha de inscripción : 17/06/2010
Localización : Paris

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Mihăiță el Jue Oct 08, 2015 12:31 pm

Hermosa figura...Sueño de Sodoma...
imagen perfecta, seducción absoluta,
de los más bajos deseos de cama,
y de la más efímera pasión adjunta.

Seduces con tu boca...
haces prisioneros de tu cuerpo


—Culpame, si, culparme de todo, pero de que te haga mía, de cómo he dejado tu cama mojada, de dejarte posada sin poder cerrar las piernas. De eso culpame y ódiame, no antes, sino después, de ser el culpable de dejarte el olor a sexo, de llenarte salvajemente y arrebatarte los jadeos y la sudoración extrema. Viola, eso quiero y más, que me odies por desearte, por sentir esta excitación por mi torrente sanguíneo, la cual también eres culpable, has dejado que se acumule el deseo y ahora explota, la vorágine que provoca el esperar por lo que tanto has querido me obligan a tenerte; esta ansiedad de euforia, desesperación, pasión... Ódiame más, por no seguir el pacto, ya no aguanto.

Habla la perversidad del calor, un volcán alocado que se desnuda, su carne es entregada a los ojos más ardientes, esos que están siendo tocados por el fuego del deseo, como el sueño de toda una “virgen” ser poseída, experimentar la excitación en su máximo fulgor. Y tras mirarla fijamente, ya posee la perversa imagen de tocarla insanamente y voraz, elevandolo a cometer un desorden, un caos que se tatuara en esas sabanas, ¡Las quiere manchar de sus fluidos! que el aroma del semen quede impregnado junto con el sudor de los cuerpos candentes, excitado no la deja escapar, ya era demasiado tarde para cumplir una promesa que jamás tenía la intención de seguir. Sin oponerse a los golpes, le mostraba ya la debilidad, y por ello continuó — No lo hagas, no dejes de pensarme, ni soñarme, quiero estar presente en todas partes. Hasta en tus sueños humedos. ¡Ríndete de una vez! entrégame ese desdén pero tócame Viola, es momento de que esos pensamientos y evocaciones sean exteriorizadas. ¡Cede de una vez! Porque quiero hacerte mía. Te necesito, déjame entrar en ti de una vez.

Su voz le provocaba, las ganas de luchar con su instinto salvaje, le seducían, cayendo de una vez en la cama, debajo de ella, mirándola con un gruñido, ya que su peso, y el roce de su hombría hizo dotarse, endureciendose, y tras la bofetada, en seguida del beso. Atrapó su labios, presionando uno, después el otro, queriendo atrapar su lengua pero se quedó con la boca entre abierta, obteniendo solo su aliento en vez de su boca. ¡Que crueldad! Parecía jugar con él, lo provocaba y a su vez lo refrenaba, le enloquecía solo disfrutar de ese sabor dulce.

Alzándose para arrebatarle otro beso, pero sus palabras, verdades que parecían dolerle, y las cuales eran ciertas, era una más, pero, ¿Desde cuándo lo fue? Realmente se había convertido en la única al rechazarlo. Ya la quería intoxicar con el sudor, rozar ese caos pasional de sus curvas, dejando expuesto ese libido liberado mediante su respiración agitada, la provocación de sus palabras, pareciese que quiere enfurecerlo, alocarlo más de lo que ya se hallaba. En verdad quería que esa bestia la tomara.

De ese modo prueba la delicia de su cuerpo, esa fragilidad y a su vez dureza que le está atrayendo. Sigue husmeando dentro de ella con esa desesperación recia, ¡Y solo ella lo ha provocado! Ninguna víctima le atraía con esa magnitud. Su violencia, la crueldad que empeña sobre ese cuerpo al alejarlo, sabe que la calentura se elevaba, reconoce la lujuria que emana por su tacto. Ansiaba corromper esa esencia, poseerla y hacer con ella un sin fin de pecados. Que así como lucha por liberarse de la bestia, ésta es perversa y logra envolver con su atmósfera lo bizarro, lo morboso de capturar su aliento. Obligándola a que siguiera su instinto, lo que su mismo cuerpo estaba rogando, y eso era; sus caricias.

Sin esperar más, poseyó sus manos en un momento de opresión, encarcelando su cuerpo con el propio, compartiendo la fricción cuando de un tirón, destroza su camisón y su desnuda piel deleita. Con la aceptación, la cadena era imaginaria ante ella, lo tenía atrapado ya. Y en esos besos, más aquella mordida, le incito a tirarla sobre la cama, de un girón, y presiona sus manos sin permitir que las usara, dirigiéndose a sus labios donde presiona uno y tira de este en una succión.

Las palabras no eran necesarias. Su boca se enfocó en la tersa piel, en el aroma de esta y el sabor cuando besaba, empezando desde su cuello, paseando por sus pequeñas curvas, remarcando la redondez de sus senos con la extremidad de la lengua y de paso su barba junto con el bigote regalaban caricias. Pero eso no era todo, iba descendiendo, recorriendo una línea imaginaria en su vientre, hasta topar con el ombligo. Le fascinaba conocer el cuerpo de quien iba a relamer sus huesos, ¡Y más este! Que no deja de gustar esa piel, entre más baja, ya quiere llegar a su sexo, donde los vellos ya le esperan para perderse con su bigote. Y de esa manera fue, aspiro entre estos, sin soltar esas manos, ronroneando entre cada lamida y mordidas liberadas por los propios labios. Sin embargo, con las falanges, libera esas manos y las dirige hacia sus piernas, abriendolas en lo que su cabeza se encuentra entre estas, en lo que su lengua humedece más esa abertura, ese sabor amargo, que entre unos vaivenes con la lengua, muerde sus vellos y tira de estos, haciéndose hacia atrás, que era momento de sentarla, su miembro en su pose espera ser coronado.


« El dolor dado por las mordidas es el arrepentimiento por el pasado y una advertencia para el futuro, pero esa roja sangre derramada se convertirá en el alimento para el rey»
¿Qué es lo que quiere el perro? Que una dama este en su camino:

Trăiască Regele:
Lupi printesa:
AWARDS:

Mihăiță
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 83
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 11/05/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Viola de Lesseps el Mar Nov 03, 2015 7:36 pm



Pecado Original
Mihaita - Viola





Me persigues impetuoso
por los largos laberintos de mi lecho
y me haces sucumbir muy lento
a la invisible alquimia del embrujo de los besos
que me aguardan en la hoguera de tu cuerpo.

La locura de tu fuego me alucina
cuando escribes en mi piel cuentos secretos
jugando a ganarlo todo o a perderlo
cada vez que me tocas y me enredas
en el hilo de tu ardiente fantasía.

La pureza inexistente en mi pensamiento a esa altura reflejaba el fuego ardiente que me estaba consumiendo, cada segundo que pasaba era una eternidad entre su aliento, su aroma varonil que me enloquecía de mil maneras yo era el laberinto que quería ser descubierto y él un jugador queriendo perderse en mis trampas que solo habían sido hechas a esas alturas para él. No era el primero pero solo Dios sabia que en ese momento todo parecía girar  a su favor, cada beso proporcionado por mi tersa piel hacia que el libido subiera, entre su cuerpo y la cama me encontraba, y no era una prisionera sino mas bien estaba siendo libre… libre de querer y desear con todas mis fuerzas lo que estaba haciendo…  contener mi respiración era contener un millón de sensaciones que inundaban mi cuerpo, que lentamente se humedecía de placer, mi entre pierna que oculta estaba emanaba aquello que dejaba libre la entrada…

Era suya aun antes de siquiera pensar serlo, y ahí me encontraba entregando mi cuerpo a la bestia que atormentaba mis sueños y pesadillas una bestia que deseaba, mi espalda se arqueo cuando su lengua jugueteo en mi intimidad, no había cabida para el sonrojo… mas solo podía dar y recibir, desear y ser deseada… no aguante mas y me levante solo un poco para que la malicia y el jugueteo se comenzara apoderar de mi, alcance su labio y lo mordí fuerte, quería tanto como el zacear mi sed… esa sed de ser poseída por lo deseado…

Lo atraje hacia mi mientras mis pernas separadas esperaban inquietas que todo fluyera, en el fondo quería que me poseyera como una bestia… mas solo era un pensamiento al que le temía de todas las formas posibles… como alguna vez dijo alguien… Lo prohibido se vuelve tentador… y tentar a la bestia era el principio… Mis ojos se clavaron en los suyos, con una mirada lujuriosa levante una ceja, sorprendida de mí propio acto saboree mis labios y susurre muy sutilmente – Que más tienes… Bestia… - deje escapar el aire de mis pulmones, mientras mi mano recorría con ligereza sus costillas, demarcando su escultural cuerpo… era el pecado hecho persona y yo parecía ser la Eva que caería en tentación…

Seguiría jugando con el… hasta consumar lo que ambos deseábamos en ese momento… mi entrepierna emanaba un ardiente deseo de ser poseído tome una de sus manos y la lleve hasta mi pecho para que apretara con fuerzas… necesitaba aquello un poco de locura… fuego y placer en mi vida… ¡Ho! Señor seria condenada… condenada a sentir el placer que aumentaba… lentamente agarre con una de mis manos su virilidad, que dura como un tronco se encontraba ardía del calor que emanaba… y sentí como me derretía… no solo el pensamiento se me hizo agua si no también la boca, apreté con lentitud guiándolo hacia el monte de Venus donde comencé aflojar y apretar lentamente sin quitarle los ojos de encima… continúe apretando lenta y fuertemente sintiendo como palpitaba de manera singular… Lo deseaba… y me quemaría mil veces por ser suya una y otra vez…







Awards:






Simplemente Yo:










Viola de Lesseps
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 2401
Puntos : 2585
Reputación : 364
Fecha de inscripción : 17/06/2010
Localización : Paris

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Mihăiță el Lun Dic 07, 2015 5:49 pm

Libido...


Sucias son sus fantasías al deleitarse con los sentidos. El placer no solo sexual, sino que un lazo afectivo lo está dominando, algo estaba incluido en ese éxtasis. El sabor de su sexo le incita una y otra vez a gustar, lamia la abertura y mordisqueaba sus pliegues, aquellos carnosos labios humedecidos que aceptaban la lengua del perro sin duda, meneando la lengua en vaivenes al principio lentos y después desesperados por beber de su libido, ese líquido derramado entre sus piernas. Pero tras el jugueteo de ella. Con la mordida en el labio, le atrapó su carnosidad en cuanto fue guiado a su cuerpo, rozando el miembro entre sus piernas, emitiendo meneos en contra de su genital.

—Solo siénteme y veras todo lo que tengo para ti…— liberó la lengua, con la voz deseosa, aclamando entregarse a ella. Y con la extremidad delineo sus labios, descendiendo de su mentón hasta su cuello, bajando aún más hasta hallarse con el seno que pidió que le presionara, lo estrujo con fuerza, sin herir, más darle placer pero no es satisfactorio, así que mordió su pezón al ir mamando de este y succionar hasta que se endurezca, mientras su otra mano no espera, y hace posesión del propio miembro para que con este acaricie su entrada, sin penetrar. Desesperada la observa, de la misma magnitud que el perro, aun cuando tomo el miembro por ella misma, le brindo mayor placer, sabía cómo provocar, como hacer que un perro al darle vida con una presión, un toque le empotre. ¡Ah! Con la intensidad emanada, lo hizo de aquella manera tras sentir el erotismo de su parte.

Con cierta violencia tomó ese vigor, de un empujón le penetro que el cuero de su miembro al ser movido le produjo un gruñido, fue invitado a menearse para que pudiera estar en el fondo, entrar en ella por completo y sus manos se deslizaron a la espalda, alzándole un poco. Curveándole para que sus cabellos, como un fuego descendieran hacia la cama.

Sus rodillas tomaban fuerza, ejecutó choques, resonando estos golpes de pieles amándose, percibiendo como palpitaba su falo en la cavidad, adelante y hacia atrás se movía, con lentitud, púes el mayor placer se situaba en la potencia, en el empuje que llegara al punto débil y le haga gemir como él ronroneaba por la delicia. —Vamos mi Viola, ¿Te gusta? Tanto tiempo me has hecho esperar... atácame, muéstrame todo de ti. Ya que serás solo mía, ¿Escuchaste?

Ascendió la falange para alzar su cabeza, mirándole fijamente su vientre ya que parecía danzar caliente, agitado y sobre todo necesitado. Que entrelazando los dedos entre esos cabellos y tira un poco de estos, mordiendo su mentón tras declararle en un empujón salvaje que le pertenecía.


« El dolor dado por las mordidas es el arrepentimiento por el pasado y una advertencia para el futuro, pero esa roja sangre derramada se convertirá en el alimento para el rey»
¿Qué es lo que quiere el perro? Que una dama este en su camino:

Trăiască Regele:
Lupi printesa:
AWARDS:

Mihăiță
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 83
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 11/05/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Viola de Lesseps el Mar Dic 29, 2015 4:36 pm



Pecado Original
Mihaita - Viola





Mentiría a la luna en decir que no deseaba todo aquello que me estaba pasando, mentiría en su cara aun cuando el placer me estaba inundan… pero ni siquiera yo me lo creería, todo lo que él hacía era encender aquello que bajo mis perfumes escondía, aquello solo era una máscara que hacía que me viera como una mujer de clase y con clase pero en ese momento me sentía sucia, coludida por el deseo de que no acabara en ningún momento ni de ninguna forma, su jugueteo intensificó mi calor, de mis labios brotaba algo así como la hiel del deseo, sus mordidas accionaban mi cuerpo como teclas de un piano mis gemidos iban en aumento. Suspiros uno tras otro agitada de pies a cabeza…

La penetración fuerte y dura hizo que de mis labios saliera un grito que se fue ahogando mientras me daba el permiso para morderle su hombro, el dolor y el placer se juntaban en ese momento el grosor de su virilidad había raspado placenteramente mi cavidad… las embestidas comenzaron con ligereza, con su ayuda comencé a moverme sus palabras fuertes deseaban una respuesta-  Eres un maldito demonio que me corrompe mis pensamientos, mi cuerpo y mi alma – le dije con firmeza en su oído mientras al terminar lamia con cual ímpetu…  saboreando su sudor, inspirando su aroma que abría mis sentidos…

No puedo ser tuya si tú no eres mío – dije apretando mis piernas contra él, causando que mi interior se apretara, lentamente me afirme de su espalda en la cual mis dedos jugueteaban y con cada fuerte embestidas mis uñas se clavaban con fuerza – Primero se mío… y seré toda tuya – volví a morderle con fuerzas… no sabía de relaciones sexuales, no era ni una santa  ni una puta… era una mujer que se había privado de aquello… pero que no quería esperar más…

En un movimiento brusco de él quede encima de aquel cuerpo escultural, la cohibición se había ido y comencé a moverme sobre él como si montara un caballo, meneando mi caderas dejando que su virilidad entrara y pasando a llevar sus testículos una de mis manos apretó mi pezón y la otra fue a parar al pecho de él… al momento que las dos estuvieron en su pecho enterré las uñas marcándolo como mío, mis ojos se clavaron en los del que parecían ser de fuego en ese momento, gemí del fondo de mi garganta  mis movimientos se intensificaron y comencé apretar mis músculos para que el placer aumentara, si es que fuese posible sentir más… -  Dame mas por que lo necesito– dije entre dientes… estaba preparada para todo en ese momento…
[/b][/color]


Última edición por Viola de Lesseps el Miér Mar 02, 2016 3:02 pm, editado 1 vez






Awards:






Simplemente Yo:










Viola de Lesseps
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 2401
Puntos : 2585
Reputación : 364
Fecha de inscripción : 17/06/2010
Localización : Paris

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Mihăiță el Lun Ene 11, 2016 9:21 pm

Ávido, asaz candente se despliega su cuerpo, detonando los músculos ejercidos en los movimientos; la espalda, sus brazos, las piernas, hasta sus redondas nalgas al contraerse para el empuje, todo se mezclaba en una perfecta escultura viviente, untándose el sudor en esas pieles deseosas, el calor que inundaba desde su miembro hasta las entrañas de su abdomen, una conexión exquisitamente acoplada entre sus piernas. No perdía su esencia, al contrario, pasaba a ser envuelto con ella, transformándola en un perfecto aroma.

La dureza seguía siendo masturbada con los labios menores, una cavidad humedecida, tibia y a su vez friolenta cuando el miembro se salía de su sendero. Su mayor placer fue cuando comenzó a escuchar los gemidos, le transmitía ese dolor gratificante y con el minué de ella, quiso bailotear, que la música fueran esos choques y los quejidos de ambos; ella por morderle y elevar su placer, y él por seguir penetrando, aventando y trayendo su cuerpo, puesto que las manos delineaban su espléndida figura. Por consiguiente, un gemido más, ríe como el cómplice de sus sentires, haciendo de lado el rostro, por el efecto que causó su lengua en la oreja. Seguido de otro gemido, fue su miembro presionando con una fuerza que intensificó el trozo de carne a comenzar a ser hormigueado…¿Cuantos quejidos ya habrá liberado? Demasiados, enloquecía en esos brazos, en sus uñas incrustadas en la espalda, de su boca que había mordido, invitado a elevar el ritmo. Descendiendo las manos sobre sus caderas, una en cada costado, empujando... empujando una y otra vez, meciendo un poco la cama.

Sintiendo de momento la tersa sabana por su espalda, había caído, cedió a su dominación de curvas, se entregó a ella que, estaba siendo domado. Sus manos tomaron ambos senos y los presionaba, ayudando con la parte baja a moverse contra ella, entreabriendo la boca, liberando el aliento y gruñendo por ser marcado en el pecho, clavándole la mirada para que viera el orgasmo que estaría a punto de recibir. —Di que eres mía.

Decreto, atrayéndola desde su espalda para mamar uno de sus senos, jugando con su pezón y muerde, la había arqueado, disfrutando de tan perfecta belleza. —Aparte de exquisita eres audaz, no te aproveches de que me tienes loco…—Con una mano tomo su cuello y le atrajo, besando con demencia sus labios, entreabriendo su boca al adentrarse la lengua y prácticamente devorar esa boca. —Eres mi piel de Venus…

Murmuró, tomando su lengua, succionando juguetón, deslizando los brazos debajo de sus axilas y le abraza, girándola y encimándose en ella que continuó con las embestidas. — Estoy siendo castigado en manos de una mujer… —Espéculo, sin aliento, con los deseos revueltos. Mientras, posa las manos a los lados de su cabeza, ejerciendo un bailoteo denso y ferviente, iba a correrse y eso le incito a menearse entre batallas de posesión por su templo. —Me correré y ahí será cuando sea completamente tuyo. Y tú mía. Nadie, nadie podrá ocupar ya mi lugar.

Lamió su cuello, alocado por el clímax. Y despues de unos golpes, su esencia fue arrojada. Sin detenerse, reconociendo que era un afrodisiaco peligroso para seguir en su interior hasta que se carcoman sus energías.



« El dolor dado por las mordidas es el arrepentimiento por el pasado y una advertencia para el futuro, pero esa roja sangre derramada se convertirá en el alimento para el rey»
¿Qué es lo que quiere el perro? Que una dama este en su camino:

Trăiască Regele:
Lupi printesa:
AWARDS:

Mihăiță
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 83
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 11/05/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Viola de Lesseps el Miér Mar 02, 2016 3:06 pm



 Pecado Original
Mihaita - Viola 



 La sencillez se veía brutal en el acto mismo que causado por ambos era una perfecta sincronización todo lo que destilaba de aquella bestia era lo que necesitaba en ese momento y tal vez por el resto de mi vida, mi respiración se aceleraba como si de una batalla estuviera escapando, mis caderas seguían el vaivén de su cuerpo, sus manos fuertes agarraban cada centímetro de mi cuerpo que parecía ser solo un trozo de seda blanco que junto a él formaban una tonalidad aun no descubierta su mordida en mi pezón causo más de un estragos en mi cuerpo sentí como la humedad de mi crecía la suavidad con que se movía su dureza en mi interior era prácticamente el erotismo puro, la pureza de mis actos se mezclaban con la malicia de sus palabras ¿a caso el no lo comprendía? – Soy tuya desde el momento que penetraste en mi mente – por que antes de tenerlo dentro de mi cuerpo había penetrado mi mente no dejándome espacio para pensar en nadie más que el… -Cubierto el fruto de mi apetito con los ropajes de cama; escondido el morbo en tu sonrisa, dibujando neblina rosa tus ojos... reflejada así en mis ojos te contemplo; 
un estruendo en mi piel y mis manos respirando en mi cama. – dije a sus oídos quedándome sin aliento entre cada palabra - Caen mis labios al abismo  llegan a su primer destino dorado 
se pasean por tu amplia frente  resbalan por tu faz de encanto conquistan tus mejillas inquietas; un estruendo en mi piel 
y el dueño de tus labios soy.
– termine de decir mientras mi cuerpo perdía las fuerzas lentamente y sentía el estruendoso gozo ingresar en mi interior como si expulsara todo lo que tenia para entregarme, me aferre a su cuerpo para no soltarlo el aire ya no entraba a mis pulmones y todo parecía ser liviano mi cuerpo sudoroso no quería despegarse del, quien había acabado de  forma lenta, excitante… saciando mi pecando llenándome de la lujuria que emanaban sus ojos, ¿Qué mas tendría que decir. Si ya estaba todo dicho?  lo abrace con fuerzas… el acto sexual había concluido pero no quería separarme de él.. por miedo a que nunca más sintiera aquello otra vez – Te condeno a mi… por que de ahora no le pertenezco a nadie más que a ti – susurre mientras depositaba un beso en el lóbulo de su oreja… lentamente separe mi cuerpo del ajeno…

 
Mi pecho se volvía a inflar, el aire ocupaba mi cavidad torácica y mis manos acariciaron lentamente su pecho, su rostro, con cuidado me levante tan solo un poco para quedar a un lado de su cuerpo totalmente recostada, no había vergüenza ni pudor… no había nada en mi cabeza en ese momento, me dedique a observar sus ojos, sus labios, su cuello… su abdomen, lo que ocurriría de ahora en adelante era incierto para mi, solo me había entregado a la lujuria que él había activado en mi interior, deseándolo ahora, deseándolo antes… no había culpa en mi cabeza solo una gran satisfacción, pase mi mano entre su cabello  - Dime algo que no sepa… dime algo que necesites decirme… dime algo de verdad – lo que había ocurrido no era el fin si no el comienzo, tenía mis dudas pero no remordimiento, tenía ganas unas inmensas ganas de vivir, de traer de vuelta todo el tiempo perdido que había pasado soñando con un caballero de la noche que se había esfumado tal cual había llegado…
 
Este era mi momento… y no lo dejaría escapar…  




Última edición por Viola de Lesseps el Mar Abr 05, 2016 1:52 pm, editado 1 vez






Awards:






Simplemente Yo:










Viola de Lesseps
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 2401
Puntos : 2585
Reputación : 364
Fecha de inscripción : 17/06/2010
Localización : Paris

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Mihăiță el Miér Mar 23, 2016 10:13 pm

Como el sexo podría ser un poema, y hacer el amor esa poesía, justo como ella recitaba versos, palabras sublimes después de haber entregado todo, de compartir el sudor, los alientos, el aroma que sigue impregnado en ambas pieles, en mezclar los fluidos tanto íntimos como los bucales, entregando lo más sublime hasta lo peor de los instintos, dolor gozoso, pasión desenfrenada, sensaciones dispersas provocadas uno por el otro, locura, y un querer.

Ese había sido el verdadero minué, las respiraciones acompasadas en una alteración que no pierde su suavidad, ella excitada, anhelosa, candente, y él por igual, una magnitud equilibrada donde el reposo es esa cama. Había llenado su ser, su intimidad marcó al fin, le pertenece en cuerpo y alma, ya no era ni de ella misma, era de ese lobo que terminó con devorarle, arrebatarle hasta los gemidos que lo arroparon a su clímax.

Gimiendo por el calor abrasador, las energías apaciguadas pero que potentes están a la espera de chocar contra la otra. Su corazón alocado se sumerge a un placer inexplicable, era la primera vez que una mujer lo dominaba, que se entregaba a una hasta desnudar su boca.

Victorioso, sus brazos se tornan a su finura, la envuelve con sumo cariño, sabiendo que la ama por esa extrema necesidad de estar con ella, de sentirla, de tenerla. Así como ese beso en el lóbulo, aclama, quiere ser de ella.

Por lo que cansado pero deseoso de mirarle, deleitar su mirada después del acto carnal, recorrer con los dedos su pecho, siguiendo a su vientre. Mantenerse pegado a ella, por lo que al salirse su pelirroja, recargo el codo en la cama y la palma sirvió de base para su cabeza, permaneciendo de lado, deleitando y ejecutando lo que antes ansiaba.

—Mi viola...—Con la voz gruesa pero baja, salido de un susurro, acariciando sus labios tras delinearlos con la yema de un dedo. — ¿Que me has hecho? Que solo te quiero a ti, nunca he dejado de pensarte, desde esa vez que te encontré, no quise soltarte, me vuelves loco; tus cabellos, esos ojos y tus labios ocuparon un lugar especial. —ascendía el dedo, acariciando su mejilla con la mano, subiendo a entrelazar los dedos entre sus cabellos. — Te estoy queriendo Viola, te estoy amando con desenfreno, me arrebataste todo y eso quiero hacer contigo.

Silencio la boca, bajando la cabeza lentamente, presionando los labios con sus labios, posando un beso lento pero demandante en sus roces.

Subiendo una pierna para enredar el pie con la ajena, apoderándose de su lengua al haberla hallado.


« El dolor dado por las mordidas es el arrepentimiento por el pasado y una advertencia para el futuro, pero esa roja sangre derramada se convertirá en el alimento para el rey»
¿Qué es lo que quiere el perro? Que una dama este en su camino:

Trăiască Regele:
Lupi printesa:
AWARDS:

Mihăiță
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 83
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 11/05/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Viola de Lesseps el Mar Abr 05, 2016 1:55 pm



 Sensaciones
Mihaita - Viola 



El aire comenzó a circular de manera pausada mientras mi cabeza volvía a mi cuarto, mis pensamientos intentaban poner orden en mi cabeza que daba vueltas como si de un baile se tratara ¿Acaso no lo era? Precisamente la danza de nuestros cuerpos habían provocado en mi sentir que en lo terrenal estaba lo que deseaba, no era un sueño tampoco era de noche, ni mucho menos era en el bosque, sino que era en el lugar más privado e intimo que podía existir, al menos para mí… ni más ni menos que mi propia habitación un lugar pulcro donde soñar estaba permitido pero poner los pies en la tierra era una realidad y aquella bestia me había mantenido atada a él, con la cabeza en aquel lugar… con mi alma anclada al, y lo cierto era que nunca había experimentado aquella sensación carnal, donde podía ser condenada por lujuriosa… dejándome con ganas de mas pero mi cuerpo poco reaccionaba… no era una virgen ni mucho menos una santa… se me había permitido sentir y por propia elección me había entregado a aquel hombre que se apoderaba de mi entorno, todo en ese momento me sabía a él… mis ojos clavados en el techo se movieron lentamente hasta chocar con los ajenos, no me avergonzaba… ya que de algo estaba segura… aquel acto había sido tan puro que ni pecado ya podía llamarse…


Nada evitará que en esta fusión de sentimientos surja de pronto una hoguera de emociones nuevas, desconocidas sensaciones que nacen voluptuosas, estremeciendo la oculta intimidad de nuestro fuego- solté una sonrisa suave al escuchar sus palabras, él decía que le había arrebatado todo ¿Cómo era aquello posible? El tan fuerte, tan lleno de ese fuego que parecía quemar todo a su paso… como era posible que yo una simple mujer le haya quitado aquello que él decía… Me estaba amando en ese momento y me sentía amada, deseada, querida y única… en ese instante en el mundo solo éramos nosotros dos nadie más, nadie menos, prontamente sus labios callaron hasta mis pensamientos, su lengua acariciando la mía, dejando aquel gusto sediento del que cualquiera se podría volver un adicto, la droga que en ese momento necesitaba para ser simplemente yo, aleje mis labios dejando mi frente junto a la suya y dejando mis labios muy cerca de los ajenos - Mira el fuego que encierra nuestros cuerpos enlazados haciendo el amor aun sin después de haberlo hecho. Disfruta de la poesía que encierra el universo que creamos. Permíteme ser dueño de ti, de tus manos que acarician, de tus labios que embriagan, de tu cabello que seduce, de tu piel que excita y de tu corazón que desea mi amor. – no sabía que éramos en ese momento, único deliberado, donde solamente se puede decir la verdad, porque en la intimidad no se podía mentir…


Tome sus labios prisioneros de los míos con frenesí, de entrega, de pasión, porque el ya había encendido en mi un fuego que creí extinto y como la droga que un adicto necesitaba, yo en ese momento necesitaba sentir su cercanía, su aroma, sus besos, sus caricias… había caído en mi cama sin llamarlo y no lo dejaría escapar de mi corazón… porque había penetrado no solo mi cuerpo sino… toda mi alma… - Te arrebate todo… pero  he dejado que te quedes con algo- dije susurrando en sus labios – Me tienes a mi… ámame y quiéreme de todas las maneras posibles… porque si quieres dejarme sin nada tendrás que ocupar todo en mi vida…


Lentamente gire mi cuerpo acercándome al ajeno rozando delicadamente mis yemas en su espada… dejando pequeñas caricias, mientras el beso era eterno. 







Awards:






Simplemente Yo:










Viola de Lesseps
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 2401
Puntos : 2585
Reputación : 364
Fecha de inscripción : 17/06/2010
Localización : Paris

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Mihăiță el Miér Mayo 04, 2016 4:21 pm

Un sentimiento furtivo,  alocado, indomable… La más bella de todas las mujeres, traicionado por el fuego, por la seducción de Viola, el juego de seducción lo llevo a otro panorama. A uno inimaginable, inesperado. Tan impropio de él, tal extraña escena. Que mantenga a una mujer entre sus brazos después del coito, que se porte de una manera apaciguado, en plena entrega cariñosa después de haber compartido los sudores, los perfumes emanados de los sexos, adorar esa humedad en las sabanas, y con ella.

Por el momento, abandonó el salvajismo, estaba embriagado,  exhausto, pleno de sensaciones nunca antes sentidas, vibraciones exquisitas que lo adormecen, lo llenan con su voz, con la adoración de sus versos. Una espléndida manera de acariciarlo, amarlo. Qué mejor que poesía escuchada, interpretada…

Y entre más se deja hundir por su melodiosa voz, acaricia lo que es suyo, su vientre recorre, su pierna hasta dirigirse por su posadera, a la cual aprieta y sujeta con una travesía. Besando la mejilla de su Viola, enredando los dedos de entre sus cabellos rojizos. Una notable entrega y un atardecer que espera ser abrazado en esas irises fogosas, probar de sus labios una y otra vez, lo que significa ella para él. El ama, y eso no cabe duda.

Sin faltar las palabras, ya lo había dicho en el momento de perseguirla, de ser su sombra día y noche, de atar a su cuerpo con el propio, ya se lo había dicho con las mismas pieles. Que el calor que su templo adquirió en cuanto se quedó mirándola fijamente, con la frente junto a la suya, rozando los labios con la respiración calma. Manteniéndola entre sus brazos, sonriendo porque sus palabras le brindaron alegría. Era todo lo que deseaba, y a partir de ese instante no la dejaría. Así fue que se unió en cuerpo y palabra, más que una mujer, su mujer. Quería estar con ella por una larga vida.

—Juro quererte, amarte y respetarte por sobre todas las cosas. Eres el único fuego que he necesitado. Soy tuyo, y eres mía. Solo mía de ahora en adelante. Y me encargare de ser al único que necesites. Ya no tienes derecho a desear a nadie más que a mí, el mirar y el querer. Se solo mi mujer. Mi Viola, mi señora De Lesseps.

Murmura manteniendo los labios en los ajenos, terminando con un beso prolongado por el sentimiento de confesión, y quiso volver  hacerle el amor. Aunque tenia una larga vida para hacerlo.
CERRADO



« El dolor dado por las mordidas es el arrepentimiento por el pasado y una advertencia para el futuro, pero esa roja sangre derramada se convertirá en el alimento para el rey»
¿Qué es lo que quiere el perro? Que una dama este en su camino:

Trăiască Regele:
Lupi printesa:
AWARDS:

Mihăiță
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 83
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 11/05/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de la bestia... y el alma del angel -Privado- [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:38 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.