Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Una transacción mas || Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una transacción mas || Privado

Mensaje por Zina Dimitrieva el Vie Ago 07, 2015 7:48 pm

No estaría de acuerdo, ni ahora, ni nunca. Para ella no existía una razón por la cual tuviera que llevar a todas partes a un guardaespalda, - porqué debería hacerle caso - había sido su comentario, al leer la extensa misiva que su tío, el virrey Liniers, le enviara insistiendo en la necesidad de buscar quien la protegiera. - no son momentos para dejar desprotegida la misión, y si no lo haces por tí, hazlo por la extensa lista de revolucionarios que esperan lograr sus objetivos y liberar éstas tierras de la dominación de un monarca tan demente como el rey de España - terminaba aquella carta, donde volvía a exhortarle a buscar con urgencia un grupo de hombres a los que no le temblara el pulso, si era menester mandar al infierno a personas inocentes.

Sonrió satisfecha, al final de cuentas su tío era del mismo tipo de espíritu que ella. Para todos los demás Liniers apoyaba incondicionalmente los deseos del monarca ibérico, aunque muy por el contrario, hubiera mandado a su propia sobrina y mano derecha, para buscar el apoyo necesario para levantar las colonial españolas. Militarmente, la misión estaba a cargo de un militar cercano a la corona francesa y esperaban las directivas para llevar adelante el plan de invasión, que le abriría las puertas al territorio americano. Por el lado social y cultural, el movimiento filosófico y librepensador, estaba buscando las personas y familias que podrían influenciar en la sociedad Platense. Solo restaba el trabajo de Marienne, el cual consistía en la parte económica, buscar apoyo tanto interno, como externo, dado como carnada, las posibles rutas comerciales que quedarían libres al dejar de depender de la corona española. Con respectoa éste punto, la joven tenía ya investigada a un posible aliado, pero no había podido localizarlo, buscar el momento adecuado para proponer y cerrar acuerdos con dicha empresa.

Marienne, bajó la mirada del papel que aun sostenía, lo sostuvo en su mano, arrugan para luego arrojarlo a las llamas del hogar. No podían caer en malas manos, de ser así, su vida no valdría ni dos peniques, al igual que la de sus camaradas y familia. Con su mirada puesta en las siluetas que dibujaba el fuego, se mantuvo en silencio, recapacitando en lo que debía hacer. El día anterior había hablado con gente de su total confianza, quienes le habían dado el nombre de un cazador, un asesino a sueldo, podríamos decir, aunque estaba segura que aquel extraño preferiría que le dijeran simplemente, guardaespaldas. Pensando en él se encontraba, cuando los golpes en la puerta de entrada advirtieron que alguien llegaba, - que puntual - pensó, recordando que lo estaría esperando  a las ocho de la noche, momento en que las calles quedaban casi desierta, la noche caía y nadie se tomaría la molestia de husmear quien llegaba a la mansión de Liniers. Sonrió complacida, cuando la doncella se presentó ante ella para anunciar la llegara de su invitado, - hazlo pasar y retírate, si te necesito ya lo sabrás - le habló de forma cortante, mientras observaba entrar al caballero.



Zina Dimitrieva
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 29
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Oliver T. Bergstrøm el Miér Sep 02, 2015 11:17 pm

Una carta había llegado a donde me encontraba hospedado aquel hostal de mala muerte, al principio pensé que no era gran cosa a lo mejor algún niño rico que necesitaría protección o tal vez algún viejo que desee que libre a su “poblado” de pestes. Estaba muy cansado como para leerla así que me digné a dejarla con el resto de cartas dando paso a la siesta de la mañana, recién había llegado de un encargo. Pero cuando uno más desea dormir las personas alrededor no dejan a uno descansar, al instante en que mi cuerpo tocó las roídas sabanas, un golpe en seco en la puerta me despertó seguido de tres golpes y luego nada, silencio.

Caí en un sueño profundo y una voz en el me pedía que en la tarde fuera a una dirección, que él me había dejado todo lo que necesitaría saber en aquella carta que recibí y que no se me ocurriera arrojarla al fuego o él sería capaz de cobrárselas. Di un salto en la cama por aquella pesadilla de imágenes y de aquella voz amenazante, fui a lavarme la cara pensando que solo había sido eso, un mal sueño. Cuando regresé aquella carta estaba sobre mi cama, no tuve más remedio que abrirla.

Ahí estaba el apellido que no quería saber, con eso ya sabía lo que tenía que hacer. Luego de un baño rápido y de una inspección de armas fui al lugar pactado en aquel papel, era una casa en ruinas, quemada y destruida por completo solo quedaba en pie algunos cimientos pero sobre todo el jardín era lo único que no habían destruido, directo allá me fui para encontrarme con una mujer oculta entre las sombras, una vampyr rápidamente pensé y lo era por sus ojos

—Qué quieres, mujer. Para que me has llamado— la mujer sonrió con odio, como si quisiera matarme.

En eso una voz tras de mi advirtió el peligro junto a la daga que saque en el cuello de aquel hombre —Tranquilo— me advitió —Estás aquí por un trabajo, sabes que te refirieron desde España— fue todo lo que dijo.

Yo ya sabía de quién se trataba, pero algo que detestaba era las malditas sorpresas.

—No me interesa sus cosas, yo trabajo para mí, no para ustedes— enfundé la daga regresando mi vista a la vampira que ya no estaba ahí

Un golpe vino a mi espalda cuando otra mujer apareció, sin dudarlo también la golpee en el vientre alejándola de mí —Tranquilo hombre— fue todo lo que dijo riéndose —Vaya que tienes buen gancho, serás útil— murmuro con una sonrisa —Verás, se trata de cuidar a una amiga de los jefes, ya sabes lo de siempre Oliver— la mujer había hablado claro.

La cita se daba en la propiedad de aquella mujer. Según los datos que recogí de ella era una de cuidado y que tenía enemigos por todos lados gracias a su fortuna y contactos; ya con eso me hacía una idea del tipo de persona; estaba recién llegada a la ciudad y requería de un guardaespaldas. Accedí, no es que me atraiga cuidar niños ricos pero en épocas de escases no se puede desperdiciar nada. El apellido era “Liniers” ya, eso era la muestra clara de jovencita mimada y consentida por sus padres para hacer sus caprichos a voluntad, la tendría difícil conmigo la muchachita esa. Cruce mis brazos sobre mi pecho y fue entonces que decidí hacer lo que mejor se hacer. Toqué a la puerta y aquella doncella fue la primera en atenderme muy cándidamente, mis ojos iban por toda la propiedad en una rápida inspección, sé que las mujeres siempre piden una muestra de lo que uno puede hacer. Seguí a la mujer hasta que me anunció con la señora.

Ingresé. Mis ojos se fueron directos a los de la mujer, no vacilé ni hice reverencia alguna, yo era y soy un guardaespaldas. Con mi mirada penetrante divisaba todo el terreno y a la mujer para ver si no tenía alguna arma —Necesito su horario con todas sus actividades detalladas, además de un par de llaves extras para mí y claro necesito revisar la propiedad, una inspección minusiosa. Mis honorarios los paga mensualmente, a fin de mes. No hago de niñera, no hago de cargador de paquetes, solo estoy para evitar que le metan un balazo en la cabeza. Entendido. Dormiré aquí, no hace falta estaré en el área de servicio o donde mejor que acomode. ¿Acepta o no? No estoy para negociar solo para decirle lo que tiene que hacer si le gusta lo hará y si no entonces me iré. No negocio con la mercadería— enarqué una ceja esperando que la mujer dijera algo, que se negar, que me reclamará para largarme de ahí, o al menos que hiciera algo que demostrara que no era otra mimada como a las que solía cuidar por mandato de sus familiares.


Última edición por Oliver T. Bergstrøm el Miér Dic 02, 2015 9:05 pm, editado 1 vez


Su boca estaba cerrada, su rostro apartado. Nadie corre, nadie gana. En esta vida solo se pierde si no se anda correctamente.








Oliver
Bergstrøm

Oliver T. Bergstrøm
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 23
Puntos : 18
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 22/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Zina Dimitrieva el Dom Oct 11, 2015 9:47 am

Cruzó los brazos a la altura de la cintura, en clara señal de autodefensa,  enarcó una ceja y le contempló con cierto gesto de arrogancia, no era que siempre se comportara así, pero la forma atropellada y prepotente, en la que se dirigía a ella le había causado una impresión un tanto desagradable. Más pronto se repuso de ese primer impacto, cuando el hombre se quedó en silencio, Marienne comenzó a rodearle, caminando despacio alrededor de él, como si estuviera observando un vestido que se fuera a comprar, tal vez podía dar la impresión que estuviera admirando las cualidades físicas, si era atractivo y con ello un posible obstáculo para pasar desapercibido. Pero en realidad, solo tenía en mente darle una pequeña lección, - nadie me llama niñata y se libra de mi venganza – caviló mientras le sonreía de forma pura y sin malicia.  

Suspiró de forma audible y como si se hubiera desilusionado, se detuvo, parándose a escasos centímetros del posible guardaespaldas, - ¡no! – le dijo con voz suave pero firme, mientras negaba con la cabeza - aquí no existe ninguna mercadería, y por supuesto… no soy tal cosa – la mirada de la mujer se clavó en las pupilas del mercenario, - no soy ingenua, eres un mercenario y solo estás a mis servicios, mientras pague tu precio, el que pronto podría cambiar de hacerte una oferta alguno de mis adversarios – en un rápido y certero movimiento, hizo caer  la imponente humanidad del caballero, acto seguido se subió encima de él, sentándose literalmente sobre el estómago y pecho, he inclinándose hasta volver a estar con el rostro a pocos milímetros del ajeno,  colocando una daga en el cuello del adversario, - no necesito una niñera, ni un niño de mandados, quiero un hombre dispuesto a jugarse el pellejo por algo más que una paga mensual o unos cuantos  céntimos  de propina– le dijo todo aquello casi acostada sobre él y antes de salirse de  aquella incómoda posición, inspiró el cuello masculino.

Se paró a un metro de distancia, guardando su daga en el vestido y arreglándose con las manos el cabello que se había alborotado, - ¡ah!  Por cierto, llámame Anne, no soy una vieja para que me trates de señora, o una niñata para hacer de cuida bebés… y ya que podrías jugarte el pellejo en ésta empresa, comencemos tratándonos de una manera más…. cercana… mmm… que tal si te llamo… Gruñón… - sonrió divertida, le gustaba  intentar cabrearle,  que tuviera carácter, solo  necesitaba que supiera, que en ésta transacción comercial, ella, era la que llevaba el mando.

Le extendió la mano para ayudarle a levantarse, - dormirás en la alcoba adyacente a la mía, la que está unida por una puerta secreta… si… existen visillos, para que mantengas la vigilancia, pero es lógico que te retirarás de ellos cuando deba arreglarme o tome un baño – sonrió con picardía, en verdad no le molestaría que la observara, era demasiado segura de sí misma y hacía tiempo que había perdido los pudores de las vírgenes.



Zina Dimitrieva
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 29
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Oliver T. Bergstrøm el Miér Dic 02, 2015 10:01 pm

Un eminente dolor de cabeza comenzaba a producírsele por tanta palabrería de la que sería su nueva protegida, o como suele llamarse “mercancía”. La mujer hacía gala de todo el desplante que las mujeres de su “clase” suelen hacer, todas unas niñas malcriadas y mimadas que no han hecho nada más por sus vidas que solo señalar con sus dedos dejando que el resto haga todo el trabajo, simplemente unas mandonas sin conocimiento previo.

Estaba más que acostumbrado a ellas, a todo tipo de mujeres a las que se les suele cuidar el trasero para que no caigan en más desgracias, e igual a hombres que se portaban de la misma manera, tan predecibles que resultaban tan molesto sus actitudes de arrogancia y sobre valor que tenían que simplemente cerré los ojos dejándola hacer toda su demostración de mujer poderosa, todo aquel desplante del que de verdad no tenía ni la más remota intención de prestar atención.

El filo de aquella navaja me obliga a emitir una risa cuando de pie logro ponerme rechazando la mano de la mujer, limpio las ropas que traigo sin mirarla en lo más mínimo la verdad sus palabras me eran de lo más mínimo. Cuando terminó y me quedó viendo con aquella miradita de pícara dejé que los dedos frotaran la sien para atenuar el dolor de cabeza que se estaba produciendo lentamente. Enarco una ceja mirándole como diciéndole “ya has terminado”

—Usted no manda señora— Remarca esa última palabra viendo que no dará ese tipo de concesión con nadie.

—Su dinero es el que manda, y permítame recordarle ya que al parecer no tiene conocimiento de quien soy realmente, no soy un hombre que se venda por ahí al mejor postor, mi trabajo es serio donde la lealtad y la confianza es lo primero, no lo digo para que se sienta cómoda si no para que vea que no me interesa en lo más mínimo lo que pueda ocultar bajo sus enaguas costosas y que le pueda beneficiar a otros, solo estoy para proteger su trasero de problemas que se busque usted— saque la daga que tenía enfundada arrojándola hacia la mujer, el arma pasó junto a su cabeza para clavarse en la pared.

—Tengo agallas incluso para matarla si hace falta, sé que no querrá caer en manos de sus enemigos y que esto hagan con usted lo que sea, así que incluso en esos momentos no me temblará la mano para acabar con su vida— sonreí porque ello ya lo había hecho en anteriores trabajos. No era algo nuevo para mí.


Camino hasta donde está la mujer tomándole del brazo zarandeándola un poco —Puede llamarme como guste, ese es su elección lo único que no está en discusión señora, es sobre donde dormiré, no voy a dormir junto a su recamara créame si la quieren matar será en su habitación y al primer lugar que buscarán será las habitaciones contiguas, jamás en las del servicio donde solo doncellas duermen, por lo tanto nadie sabrá que tiene a alguien que le está cuidando, eso y que para mí es más accesible a su propiedad, todas las noches haré guardias en diferentes horarios y estar junto a su habitación me lo impediría, señora— no dejaba de llamarle señora más que nada porque sabía que ello molestaba a la mayoría de “señoritas”.

Le solté el brazo mirándola desafiante, no iba a aceptar que aquella mujer dispusiera de mi campo de trabajo, si ella pagaba pero era para protección y eso obtendría bajo mis métodos, por algo era el mejor en lo que hacía.


Su boca estaba cerrada, su rostro apartado. Nadie corre, nadie gana. En esta vida solo se pierde si no se anda correctamente.








Oliver
Bergstrøm

Oliver T. Bergstrøm
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 23
Puntos : 18
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 22/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Zina Dimitrieva el Lun Ene 11, 2016 5:36 pm

Le dolian los brazos por la presión que el sujeto le hiciera al querer - según él - dar sus razones para hacer su santa voluntad, en lo que se trataba el trabajo de cuidarla. Le miró con desprecio, aunque en realidad un atisbo de admiración surgia en su mente, - vaya, que bueno que no es un pelele - caviló mientras seguía observándole con la frialdad que la caracterizaba cuando deseaba molestar.

A lo que había objetado sobre el dormir en la habitación contigua, ella simplemente hizo un gesto de despreocupación, - por mi puedes dormir en el palomar, que me importa poco y nada, mientras que en los momentos álgidos estés en el lugar correcto - se giró a observar la daga clavada en la pared, - y por supuesto, los daños que hagas en ésta propiedad, saldrán de tu bolsillo, no necesito que te pavonees como  gallo de riña, podrías haber usado otro modo de demostrar tu machismo herrumbrado -, tomó la daga, la que le costó desenterrar del entelado  y la guardó, - puedes ir olvidándote de ésta cosita linda, será un buen pago por tu tropelía - sonrió de costado, divertida por hacerlo rabiar.

Caminó hasta una pequeña mesa auxiliar en donde una bolsa de terciopelo rojo llamaba la atención, la tomó y se la tiró para que la cogiera en el aire, - con ésto puedes comprar unos trajes, botas y... córtate el cabello, acuérdate que en algunas ocasiones harás de mi acompañante... ah!, no te olvides de un perfume decente, que el olor a hombre está bien para el campo, pero no para ésta sociedad de cretinos -, le dio la espalda y contempló un cuadro de su tío, - necesitamos la lealtad de la que hablas... - se giró, sus ojos estaban algo enturbiados por la emoción,  - estoy segura que será un honor, morir en tus manos, si con eso la libertad de los pueblos americanos llega a ser una realidad -.



Zina Dimitrieva
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 29
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Oliver T. Bergstrøm el Mar Feb 02, 2016 9:05 pm

La cabeza comenzó a latir nuevamente, ya no había duda alguna de que un dolor de cabeza se estaba cociendo rápidamente. ¿Cuántas veces no había pasado por ello? ¿Cuántas de esas me había prometido no volver a aceptar el mismo trabajo? Pero ahí estaba dando de bruces en la misma piedra, masoquismo se puede considerar a ello, pero mentiría si lo diría, la verdad era muy diferente, ya que gente de ese tipo eran los que mejores pagaban, tanto como para vivir decentemente por varios años o comprar las mejores armas.

Agarro la bolsa en el aire viendo cómo se guarda la navaja, eso me hace reír por la razón de que esa cuchilla ha pasado de mano en mano, de faldones en faldones pero siempre regresaba a mi puño porque no había hombre ni mujer que pueda manejarla de la mejor manera como para que brille en la garganta del enemigo.

Pobre chiquilla ilusa.

Sus requerimientos de moda que se imponen a fuerza arrancan risas a carcajadas, ¿acaso de verdad que ella creía que podría imponerme su voluntad en todo? Rueda los ojos caminando en dirección opuesta a la mujer, le daba la espalda, dejándola hablando sola.

—Cree realmente que necesito de ello. Es más que evidente que nunca a tenido un guardaespaldas señora— reía con fuerza por su osadía, aquella mujer no era la típica niña consentida y mimada, al menos no del todo.

—Señora, con este dinero habrán armas para cuidarla de usted y su empresa, ¿un traje? Tengo ello, ¿perfumes? No gracias, no hay nada que un buen jabón no cure. Usar perfumes atrae los sentidos de otra gente y muestra el camino que puede tomar para huir. ¿Corte de cabello? Así estoy bien. ¿acaso no entiende señora? Soy su protector, pero no soy su perro o mono que bailará si usted le dice. Claro que iré a con usted a sus compromisos sociales, estaré ahí pero no tan cerca de su persona, al menos por unas horas, luego quizás si, pero ni me notará— sopeso la bolsa de monedas.

—Trataré de no destruir mucho su villa, pero no prometo nada, y no me descontará nada ya que entre su choza y su vida ¿Qué le vale más?— enarco una ceja viéndola desde lejos. Viéndola desde ese punto parecía una niña caprichosa que estaba dando la contra a su padre.


El oír sobre su empresa y de que trataba en si llenó de nostalgia al recordar aquella tierra en la que pasó más tiempo que en su casa, aunque también sentí el odio por otras cosas que aun me ataban a la tierra ajena —Señora no se meta en tantos problemas, esa tierra nunca será libre, solo lo será cuando todos los perros blancos regresen. Pero no lo harán, siempre habrá esclavitud, no sé de qué “libertad” habla usted, si tiene la boca llena de hipocresía y mentira— una mueca con una sonrisa a gusto por el problema que iba a causar a mi jefa.

Solo buscaba hacerle entender por su propio bien el significado de libertad y como conseguirla, hasta eso era parte de mis funciones y de mi lealtad. No ser como los perros lambiscones que rondan por las calles dejando que a quien tienen que proteger hagan y deshagan.


Su boca estaba cerrada, su rostro apartado. Nadie corre, nadie gana. En esta vida solo se pierde si no se anda correctamente.








Oliver
Bergstrøm

Oliver T. Bergstrøm
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 23
Puntos : 18
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 22/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Zina Dimitrieva el Sáb Abr 30, 2016 11:43 pm

- ¿dejar de luchar por mi tierra? -, Marianne no podía creer que aquel hombre, le estuviera diciendo que mejor sería olvidar sus planes y quedarse segura en Europa, ¿para qué? ¿para buscar un buen partido con el quien desposarse? en verdad había creído que aquel hombre podría comprenderla, al fin de cuentas era un ser que vivía para la lucha y que  - pensó - entendería lo importante y trascendental que podía llegar a ser una lucha como la americana.  la mirada de la joven cargada de asombro y disgusto, se posó en los ojos de aquel que se suponía debía cuidar de ella.

Se fue acercando hasta él, con paso lento pero seguro, con su rostro cargado de rabia, se detuvo muy cerca, apenas separada por milímetros, al ser un poco mas pequeña que su empleado tuvo que levantar un poco su cabeza, con el dedo indice de su mano derecha, golpeó  el pecho de aquel que pretendía hacerle cambiar de idea. - si te crees demasiado asustadizo para seguirme en ésta misión, puedes irte ahora mismo - sus labios estaban tan cerca del mentón masculino, al igual que su nariz, que podía distinguir el perfume que  el hombre llevaba puesto, - ¿o era el olor particular de su cuerpo? - se quedó un tanto cortada, ¿porque pensaba en tan tonto e inútil tema, cuando tenía que dejar claro que debería acompañarla si o sí a Córdoba?

Carraspeó y se alejó rápidamente de Oliver, dándole la espalda, para luego sentarse en uno de los sillones cercanos a la chimenea en donde unos leños, crepitaban y daban calor a la habitación. Apoyó los brazos en el sillón y sus manos se juntaron tocándose dedo con dedo, - ahora decide, ¿estas dispuesto a éste viaje, si o no? no tengo tiempo que perder y me molesta en sobremanera hacerlo -, su mirada era fría, porque estaba enojada, no le gustaba que pensaran que por ser una mujer, no podía luchar o valerse por si misma.



Zina Dimitrieva
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 29
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Oliver T. Bergstrøm el Lun Mayo 02, 2016 11:25 pm

El dolor llego cuando la chiquilla tomó asiento con esa mirada de desafío e imponencia, sabía que sería eso, todas las mujeres ricachonas presentan ese mismo tipo de comportamiento y aun así terminaba cayendo en esos trabajos que solo aumentarían años a la gastada vida que llevo. Froto la sien y el puente nasal tratando de entender a aquella mujer, pero era imposible hacerlo realmente; no tengo opción más que aceptar.

Niña rica, si supiera.

Su pregunta me obliga a enarcar la ceja viendo como si fuera una broma el que esté ahí, diciendo indirectamente, no, no era así, era muy directo Que narices crees que hago aquí todavía con un fuerte y sonoro suspiro me dejó caer en frente de ella en otro de sus sillones y antes de que salga con algún disparate interrumpo sus palabras con la el dedo diestro alzado en frente de aquel rostro finito y de niña bonita que tenía, se ve a leguas que no ha visto un combate real

—No es de miedo lo que le digo Señora, si no a que abra sus ojos, acaso ¿usted estará al frente de la batalla? Serán los más estúpidos que mueran y usted se llevará el crédito, acaso no ve todo lo que tiene a su alrededor de mal hecho por el mismo hombre blanco. Soy mestizo no tengo tierra propia porque vengo de dos tierras, y aun así no soy libre porque trabajo para ti mujer con tus exigencias y malos tratos. Ahora ves el punto niña mimada— rio frente a ella cansado de todo el peso del trabajo.

—No he dicho que no aceptaré el trabajo, tengo necesidades y por aguantar tus berrinches mujer no hay nada que unas cuantas putas no arreglen en mis días de descanso, ahora es tiempo de hablar de la paga, los requerimientos y esas cuestiones técnicas de mi contrato, esto será otra pelea para ambos— ya me duele los cojones de solo pensarlo —Si aceptaras todo lo que dijera sería más fácil mantener tu trasero a salvo, pero sé que no dirás que si a todo. Dios bendito líbrame del pecado de caer con mujeres así— ruedo los ojos bufando pero con una sonrisa, se porque vuelvo a esas andadas, es divertido ese tipo de mercancías al tratar.

No será un negocio y resultado fácil pero valdrá la pena, al menos en el principio.


Su boca estaba cerrada, su rostro apartado. Nadie corre, nadie gana. En esta vida solo se pierde si no se anda correctamente.








Oliver
Bergstrøm

Oliver T. Bergstrøm
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 23
Puntos : 18
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 22/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Zina Dimitrieva el Jue Jun 30, 2016 10:56 pm

Sonrió complacida, ahora solo faltaba contactar a las personas indicadas, esperar la carta de su tio y zarpar. Sería cuestión de días, antes que debiera embarcar, así que no podía perder el tiempo, - muy bien,  así me gusta, que tus decisiones sean claras y rápidas – dijo  dando vuelta al escritorio y sentándose en el cómodo sillón.  Tomó unos documentos y comenzó a hojearlos, como si el guarda espalda ya no estuviera en el lugar. Al sentir aún allí su presencia, levantó la vista y la clavó en los orbes del cazador, - si supieras en verdad que soy una cambiante – pensó sonriendo levemente, para volver a endurecer su mirada, - ya, que esperas, ve a acomodarte en la mansión, vigila, has lo que te plazca, pero no me estorbes, necesito estar sola, pensar en los pasos a seguir y tú, me desconcentras – le espetó.

Enarcó una ceja y se levantó del asiento, apoyando  las manos en el escritorio e inclinando su torso hacia adelante, dejando expuesto el escote de su vestido, - ¿y, que esperas?  VE…TE, vete, vete – le gritó, lo hacía apropósito, por todas las veces que le había hecho sentir una niña malcriada, ella quería respeto de parte de quien se suponía pondría en peligro su vida por salvar la suya.  Pero al ver que no se movía  gruño como si de un gato se tratase, - pues si te vas a quedar allí, no hagas ruido, vuélvete una maldita estatua – refunfuño, mientras se desplomaba en el sillón y volvía a intentar concentrarse en los documentos.

Media hora más tarde seguía levantándose de su asiento y buscando mapas, documentos, cartas, libros y demás papeles importantes.  Dio un vistazo por la habitación y allí lo encontró en silencio, observándola como de un halcón se tratase. Dejó de acomodar los papeles y resopló, antes de apoyar los libros en el escritorio, darse la vuelta  y mirarle a los ojos, - vamos, tengo hambre y quiero comer en el restaurante del hotel arenes y tú me acompañaras, pero antes deberemos pasar a comprarte algo decente, que tienes unas fachas de vagabundo que espantas – le picó.



Zina Dimitrieva
Cambiante Clase Baja
Cambiante Clase Baja

Mensajes : 32
Puntos : 29
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una transacción mas || Privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:46 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.