Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Hojas al viento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hojas al viento

Mensaje por Helenna Quarell el Mar Ago 18, 2015 7:15 pm

ALTERACIONES.
Cazadores y Presas .

No te puedes confiar ni de tus amigos…

Estábamos de viaje por la ciudad de moda y lujos de Londrés, habíamos sido contratados diez de los mejores cazadores, aunque sé que faltaban algunos con los que tiempo atrás me había cruzado en alguna cacería personal; habían jóvenes pupilos con sus viejos maestros que tomaron aquello como una “prueba”; algo no pintaba para bien me lo decía mi instinto, uno que nunca fallaba. Decidí no prestar atención a las señales de alerta

¡Qué tonta! Ahora lo veo mejor…

El lugar de hospedaje era más un tugurio de mala muerte donde los que están a punto de morir acuden para tener al menos un techo y que las aves no se traguen sus cuerpos, o al menos algún alma note que están pudriéndose y no queden en el olvido como simple abono.   Todo iba bien en los tres primeros días de nuestra estadía, aun no se nos informaba de que estábamos haciendo allí todos reunidos, lo único que recibíamos eran sobres en la madrugada con dinero, mucho dinero ¿por qué?.

Nadie parecía importarle más que a mí.

Cuando el sol anunció que era el cuarto día encontramos una pequeña sorpresa, más que ello era como una cruel broma de muy mal gusto. Uno de los cazadores había sido asesinado anoche en su habitación ¿cómo? Esa fue la pregunta que todos nos hicimos. Su cuerpo estaba completamente descuartizado y la sangre pintaba toda la habitación, no quedaba nada de aquel bastardo. Los más fuertes nos quedamos observando el lugar para sacar nuestras conclusiones, y, solo los jóvenes, se apartaron con náuseas y mareos. En cuanto a la escena de horror que era aquello no había pista alguna de que o quien hubiera realizado semejante carnicería humana.

Esa noche fue la noche más tensa de todas, nadie bebía, no se dormía, todos estábamos haciéndonos preguntas, preguntas que no tenían respuesta alguna quedando en el aire. A la mañana siguiente del quinto día dos jóvenes fueron encontrados de la misma forma que el primer cazador, la diferencia ahora es que había un rastro, una huella muy clara…

¡Lobos!

¿Cómo habían entrado lobos sin haberlos oído, sin haber oído el barullo de la transformación, algo había de raro ahí y más que nada ¿por qué el lugar parecía inmutarse por las muertes” ; aquello representaba el mayor reto de mi vida. Opté aquella tarde por salir a recorrer los alrededores, al menos con el sol tendría algo de ventaja. Buscando entre aquel pequeño poblado muy alejado de todos, casi colindando con un pequeño bosque, encontré una propiedad que estaba toda cercada con alambres de púas bañadas en plata, la pequeña cabaña tenía ventanas reforzadas parecía más una trinchera contra lobos.

Guiada por mi curiosidad irrumpí en aquellos dominios para buscar las respuestas, lo que encontré no fue nada de mi agrado…

Al encontrar las respuestas ya había anochecido, por lo cual tuve que quedarme ahí siguiendo las indicaciones de aquel viejo diario. Pude escuchar los aullidos, las antorchas y gritos de guerra. Todo había sido una trampa, un maldito fraude y ahora nosotros éramos los cazados por las bestias. Aunque había una pregunta en mi cabeza ¿Cómo mataban en silencio?. No pude dormir aquella noche y seguí leyendo a poca luz de vela, había pequeños fragmentos que darían con mi respuesta pero todo estaba perdido por las polillas. Solo me quedaba una opción, esperar a que aquellos seres asquerosos regresen por el camino y a uno tomarlo como rehén.

¡Arriesgado!

Espere toda la madrugada solo contaba con una revolver y una daga, pocas municiones de plata, así que tenía que ser rápida. Dos horas antes del alba salí del escondite directo a los árboles trepando como nunca antes, aguardando en silencio. Cuando faltaban los últimos minutos aquellos seres comenzaron a correr de regreso a los bosques sobre todo a una cueva ocultada entre una formación rocosa. Aguardé hasta que los primeros se fueran, debía haber uno que se rezague…y así ocurrió, un pequeño lobo quedó lejos de la manada, era un joven lycano, ese sería perfecto.

La batalla no duró mucho pero si tuvo grandes consecuencias, terminé herida de un costado y con una costilla rota y el hombro dislocado, aquel tipo termino con cortes y un ojo morado. Lo lleve a la cabaña atándolo con alambres de púas bañadas en plata, al despertarse trató de gritar pero tenía una viejo trapo atragantado en el hocico, pero lo que no podía creer era saber quien era el lycan.

¡El hombre que nos contrató y se hizo pasar por amigo nuestro!

Todo aquello era un maldito juego de lobos, un juego en donde los cazadores que más odian terminan siendo su festín. Todo el pueblo está contaminado de aquel espécimen, por eso no se oye nada porque la comida, bebida y en las habitaciones hay plantas con esporas que drogan a la persona que las percibe, por tanto quedan en un estado de inconsciencia total. Astuto, pero no tanto.

Mi arma terminó con su vida con una bala en la cabeza.

Tenía que avisar a los cazadores, pero al llegar me enteré que solo quedábamos cuatro personas, un viejo con sus dos pupilos y mi persona. Que dilema. Al viejo le avise con pequeñas señas que capto la cosa era  ¿cómo salir de ahí si todos eran lobos?. Teníamos que esperar a la noche, pero yo no aguantaría una noche cerca de escorias. Tomé mis cosas y me dispuse a marcharme, al salir de la posada las personas se me acercaron pidiéndome ayuda, evitando que me fuera, pero con sacar mi arma y disparar al aire dos veces se alejaron, una niña se acercó a mí con un rostro angelical pidiéndome que no me fuera que quería que me quedará ahí a “protegerlos”, claro, lo que le di fue le mismo fin que al tipo que me dio la información.
¡Se convirtió en polvo!
Angustiados por la pérdida de un nuevo miembro quisieron atacarme pero solo bastó con que los pupilos y el anciano salieran con sus armas para alejarse de nosotros.

Fuimos los únicos que volvimos, y por ello es que aquel poblado terminó en fuego y cenizas porque el viejo con sus contactos llamó a aquellos seres de la iglesia y yo llamé a otros cazadores para acabar con esa plaga. No quedó vestigio del pueblo y sus habitantes, ahora todo es un extenso campo verde.
1795 — Londres — 20 de Julio
avatar
Helenna Quarell
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 43
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 14/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hojas al viento

Mensaje por Helenna Quarell el Dom Oct 18, 2015 10:15 pm

ALTERACIONES.
Cazadores y Presas .

Hoy hace más frío que antes, la ventisca que sopla es bastante fuerte que no me deja movilizarme como deseo. Los ojos pesados se me vuelven a medida que el calor del cuerpo me abandona, algo blando cubre el cuerpo y mis dedos se entumen con ello…suave, delicado. Dulce muerte fría.

¿Dónde estoy?

Abruptamente el sueño se borra dejándome completamente anonadada al ver el campo en donde estaba mi cuerpo, hay nieve por todo lados, nieve blanca y roja, cadáveres fresco sobre esta que junto a las antorchas aun no extintas daban el aspecto más lúgubre de todos. Podía a penas mover las extremidades, ligeros movimientos para asegurar que aún no he perdido la completa motricidad del cuerpo; otros cuerpos se retuercen, los oigo más que ver, el sueño es inminente junto a la fría ventisca que se agita del norte.

Nuevamente regreso de la inconsciencia gracias a un crujido; un golpe seco llega hasta mi espalda, pero aún no puedo moverme se me hace imposible hacerlo. “Estaré herida” es lo primero que atiza mi mente cual rayo fulminante. Levemente mueve la zurda sintiendo la clara evidencia del punzante dolor, no grito porque mis labios siguen sellados y morados, pero me mata, es muy ensordecedor ese dolor que hasta la cabeza comienza a estallarme. Pero aun me sigue remordiendo el saber ¿Dónde demonios estoy metida?

FLASHBACK
España — 1795

La bella ciudad española, tan mágica y romántica, como el cuerpo cálido que descansa junto a mí, puedo sentirlo a través de la fina tela de la sábana que nos cubre los desnudos cuerpos. Es otro cazador, lo sé porque nos cocimos en el campo de batalla la noche anterior, y ambos luego de festejar por la cacería nos dimos un festejo privado e íntimo; claro que no conté con el que hombre no pudiera aguantar más de un round.

Entre soplidos de resignación voy alejándome de la cama con rumbo al tocador, para terminar como todo y salir en busca de una nueva cacería, para una mujer como yo, cazar es lo único importante.

Menudo susto que me voy dando al salir ya vestida, aquel tipo en la cama invitándome a acomodarme otra vez, toda la habladuría nos llevó a forcejeos, golpes y por ultimo mi arma amenazando su hombría, eso junto a un golpe del culetazo fue todo lo que ganó. Luego de dos horas España me esperaba para la aventura, pero no me imaginé que ello me llevaría más lejos de lo que quería imaginar…

Fin.

Mis ojos se abren atónitos, ya recuerdo que estaba haciendo en aquel lugar y donde mismo estoy, estábamos en Rusia. Inmediatamente comencé a buscar al que nos había traído a todos, pero no estaba. Solo había un ser horrible que se devoraba a los cadáveres que aun contenían un ápice de vida y a los otros a pulverizarlos

Un lobo…

Maldije para mis adentros, porque aun trataba de recordar que me había pasado…

FLASHBACK
Rusia — 1797

Han pasado dos años desde aquel encuentro en una taberna en España, ahora estábamos todo un gran grupo de cazadores experimentados reunidos en las traicioneras planicies del norte de Rusia, las grandes ventiscas nos dificultaban el traspaso por aquellas áridas tierras, pero era nuestro deber seguir aun en esas condiciones.

Un gran número de hombres y mujeres de todas partes fuimos reunidos para la caza de una gran manada de lobos, sobre de un líder de una secta que estaba infectando a jóvenes aldeanos ¿trabajo fácil?, quizás, pero no tanto por una sola razón, aquel hombre era muy poderoso e influyente y sería difícil darle muerte sin entrar primero a sus dominios.

Eso era lo que pensábamos…

Dos noches anduvimos vagando por aquellas desoladas y frías tierras, hasta que en una noche de luna llena, la bestia atacó, uno a unos nos fue desarmando, pero no estaba solo y lo peor aún que lo hizo a campo abierto, como si supiera nuestros movimientos, nos dejó completamente a su merced y alimento. No supimos cómo lo hizo pero terminó por dejarnos fuera de combate a cada uno.

Di pelea, estoy segura que maté a uno de ellos con una chuchilla de plata que clave en su cuello, eso es, el forcejeo hizo que la bestia me arrojara con fuerza algo lejos de ahí, con el hombro dislocado.

Ese era el dolor

Fin.

Ahora entendía, pero ¿Cuánto tiempo ha pasado? Por la sangre en la nieve y el aroma de los cuerpos diría que una semana y media, tanto tiempo pase inconsciente. Tenía que buscar la forma de huir de aquel sitio, al menos hasta saber cómo vengarme, porque aquello no les quedaría fácil a esos malditos lobos.

Abro los ojos nuevamente con una cálida sensación, muy agradable y confortable. Me llena de vida. De golpe abro los ojos sentándome al ver una cabaña muy limpia, arreglada y un hombre sentado frente a la chimenea leyendo. Su sonrisa es tan afable que me da nauseas, ha curado mis heridas y me ha alimentado por tres días consecutivos, al estar bien, o eso creer, trato de salir pero el me lo impidió, asegurando que la temporada de lobos no termina y que ahora con los 30 cazadores se estaban dando un festín de mil lunas, que ello era el plan desde el principio. Él ya lo había visto años atrás y sabe que nadie sale vivo, excepto yo. Me quedé con él unos meses más que nada por pago por la ayuda recibida, pero la verdad es que ese sujeto resulto ser más útil de lo que pensé, gracias a él aprendí algo nuevo…
1795 — Londres — 20 de Julio



El sonido de una bala golpeando tu cerebro, me haría feliz

Cazadora:

Stuff:
Secreto:

Obsesión:


avatar
Helenna Quarell
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 43
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 14/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hojas al viento

Mensaje por Helenna Quarell el Miér Mayo 11, 2016 7:07 pm

PESADILLAS.
El recuerdo de un pasado falso .

Rumania

No era nada fuera de este mundo, cada uno de nosotros estábamos en lo que se consideraría “una misión normal” solo explorar, recoger pruebas y si había suerte terminar en alguna violenta y sangrienta batalla con aquellas bestias infernales; lástima que los dioses no nos acompañaban.

El poblado cerca de las montañas se veía muy desolado, aun cuando la nieve de invierno cubría la calzada y plaza, uno esperaría ver a niños jugando en cada esquina pero solo podíamos oír las maderas que se azotaban por los gélidas ventiscas. Era un pueblo fantasma. Lentamente habíamos decidido con el grupo acampar en la plaza a la espera de alguna señal de vida o peligro, claro que antes habíamos tomado las medidas necesarias con trampas y vigías ocultos en algunos rincones, solo había que esperar.

La comida y bebida fueron pocos, incluso la charla, nadie se sentía cómodo en aquel lugar. Incluso yo me sentía inquieta a saber la razón; si la sabía pero no quería decirla en voz alta, ver aquel lugar me recordó inmediatamente la noche en la que murió mi familia en las garras de aquellos seres; mi odio crecía más con el pasar de las horas, no se podía dormir tranquilo realmente, así que el primer turno lo tomé acompañada de dos cazadores más, Sasha y Volka. Entre los tres teníamos que asegurarnos de que no este en calma.

Así lo estuvo al menos hasta la media noche cuando el viento comenzó a agitarse más fuerte, el sonido de ramas siendo rotas y los aullidos agudos nos indicó que estábamos siendo rodeados en aquel pueblo. Todo volvía a mi mente, el fuego, los gritos seguido de los gruñidos y aullidos de los lobos, luego de eso la imagen de mis padres siendo devorados por aquellas bestias sin corazón.

El primer grito provino de la entrada al sendero de los bosques, todos teníamos nuestras armas listas mirando a todo lado, pero nada paso hasta que de la misma nada una enorme bestia saltó en medio del grupo y otras más se le unieron asestando golpes.

El horror se estaba desatando al punto de haber marcha atrás; uno de los lobos fue tras de mí, pero tenía una mirada peculiar, estaba llena de odio hacia mí, no podía pensar en nada más que en acabar, enfrentármele y rajar su cuello hasta verlo con las tripas afuera, pero antes de clavar mi cuchillo una cadena con el emblema de mi familia colgaba de su cuello ajustándole.

Solo dos personas teníamos ese tipo de emblema, mi hermano y yo. Seguía viva y mi hermano había muerto, al menos era lo que aquella noche ocurrió.

Quedé estoica mirando aquel accesorio hasta que el golpe que propinó me mandó a volar lejos, el vientre y espalda dolía dejándome inconsciente. Cuando desperté pocos quedaban de pie ayudando a los heridos, solo la mano amiga del líder fue la que recibí en aquel momento, solo él sabía mi historia y lo que había pasado así que era el único que podía ayudarme a resolver aquel dilema, aquella pesadilla.
1795 — Rumani — 15 de Noviembre



El sonido de una bala golpeando tu cerebro, me haría feliz

Cazadora:

Stuff:
Secreto:

Obsesión:


avatar
Helenna Quarell
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 43
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 14/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hojas al viento

Mensaje por Helenna Quarell el Lun Jul 11, 2016 11:10 pm

RECUERDOS.
El recuerdo de un pasado falso .

Rusia.

El sonido de estallidos de las percusiones así como el del metal Chocando entre si; aquellos eran los ruidos que se agitaban en aquel campo de batalla que se teñía de la sangre de los aguerridos combatientes que fieros se lanzaban contra sus adversarios en gritos de guerra para arrebatarles la poca vida que aún queda deba de pie.  

El aroma a pólvora cubre todo el terreno, siendo llevada por las gélidas ventiscas que soplaban con tanta fuerza como para arrancar las cabezas de los incautos cazadores. Lástima que no todos terminaban revueltos o siendo arrastrados o siendo destazados por aquellas fieras bestias con colmillos y garras con su saliva chorreando ante la carne fresca que llegaba a aquel territorio. Los gritos del líder solo alertaban a los grupos de camino seguir así como las estrategias a tomar, pero ahí dentro de uno de los grupos estaba, alistando mis armas a ojos cerrados esperando mi oportunidad de poder enfrentar a los perros más grandes de la manada.

El aroma que expedía aquel lugar solo me llevaba a los recuerdos de mi niñez; aquella que ocurrió muy lejos de esa tierra, una historia del pasado que traía alegrías y tristezas. Absorta quedé entre los recuerdos al punto de abstraerme tanto como para olvidar el lugar en el que estaba; incluso podía oírla las voces de mis padres y mi hermano que me invitaba a jugar alegremente, algo que sabía que era imposible, pero a medida que me adentraba a ciegas a la guarida del enemigo más claro se volvían esas voces así como los recuerdos que mi cabeza proyectaba a mi ojos en una especie de insólita realidad.

Mi mente estaba perdida, devastada y hasta cierto punto aferrado a la idea del pasado, gracias al campo lleno de la aroma de pólvora, esa fue la razón por la que entré en ese mundo y ahora, ahora  me negaba a dejarlo porque se sentía tan bien que se podría jurar que es real.
1796 — Rusia — 30de Marzo


El sonido de una bala golpeando tu cerebro, me haría feliz

Cazadora:

Stuff:
Secreto:

Obsesión:


avatar
Helenna Quarell
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 43
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 14/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hojas al viento

Mensaje por Helenna Quarell el Dom Mayo 21, 2017 11:55 pm

ALTERACIONES.
Cazadores y Presas .

No te puedes confiar ni de tus amigos…
Aunque sabe la respuesta, a pesar de la actitud rebelde de Alethia y la consabida sofisticación de Eirin, el cariño que siente hacia las dos es algo que jamás hará que las abandone. Aunque el sol sea tan radiante y acalore tanto que ahora mismo desearía matarlas por traerla sin avisarle y sin proveerla de, al menos, un paragûas. Hace una mueca aunque sonríe al tener a la mano una bebida fría, una limonada justamente que no sabe si fue Eirin o Alethia quien se la envía, pero lo agradece mucho. La toma y bebe un solo trago despacio, saboreándolo y asintiendo, tiene la acidez y la dulzura perfectos para quitarle la sed y no ser tan desagradable.

Y los caballos siguen, los gritos empiezan alrededor conforme van llegando, los que van a ganar, los que perderán sus apuestas. Entusiasmo, locura, dolor, ambición y una fiebre que a ella no convence en lo más mínimo. Hace una mueca y sólo porque su educación es grande, no rueda los ojos con fastidio, pero es que le parece la actividad igual a la cacería: una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo, pero sobre todo un trato inhumano no respecto de los animales, que si bien los caballos tienen mejor esperanza de vida que aquéllas presas en la cacería, a Isabella le disgusta que los utilicen para este tipo de espectáculos. Toma el vaso de limonada y bebe un trago más, esperando a que termine la carrera, aunque sabe bien que faltan algunas otras más. Matará a Eirin y Alethia... oh sí... las matará...
1795 — Londres — 20 de Julio


El sonido de una bala golpeando tu cerebro, me haría feliz

Cazadora:

Stuff:
Secreto:

Obsesión:


avatar
Helenna Quarell
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 43
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 14/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hojas al viento

Mensaje por Helenna Quarell el Miér Jun 21, 2017 5:31 pm

ALTERACIONES.
Cazadores y Presas .

No te puedes confiar ni de tus amigos…
Mucho menos desde que Mason se había ido a Europa.

Pero esta vez no salía para reunirse con él. Muy a su pesar, salía precisamente porque hacía casi dos semanas que no lo hacía. Casi dos semanas en las que Sarah se había convertido en algo más parecido a un alma en pena que a esa chica llena de vitalidad y energía. A pesar de ello, estaba aguantando bastante bien la compostura. Sonreía, aunque lo último que le apeteciera fuera hacerlo y procuraba no ir dando lástima a los demás, que ya sabían de la marcha de su novio. De hecho, no quería ponerse muy pesada con el tema, pero en su mente se sucedían una serie de números que la estaban torturando: 12 días, 288 horas, 17.280 minutos… sin verle. Y sin contar el día en que se fue, que también fueron unas cuantas horas, muchos minutos. Pero en su afán por centrar su mente en cualquier otra cosa que no fuera su ausencia, se había dado cuenta de que no tenía los apuntes de Elementos de composición; como si estudiar resultara ser mejor que pensar en Mason.

Cuarenta minutos después, estaba aparcando en la calle donde vivían él y su amigo, Daniel. Si estaban en algún lugar, debía ser allí. Espero. No era la primera vez que iba desde que se ya no estaba, pero sí la vez que parecía más desesperada por su ausencia. La cabeza iba a estallarle en cualquier momento. Por esa razón y para evitar muchas preguntas, sacó su sonrisa a relucir y, tras usar sus propias llaves del apartamento, abría la puerta y entraba:— ¿Daniel? —preguntó una vez, dejando las llaves en el mueble de la entrada— ¿Dan? ¿Estás solo? —prefería preguntar antes de encontrarse con alguna escena no deseada.
1795 — Londres — 20 de Julio


El sonido de una bala golpeando tu cerebro, me haría feliz

Cazadora:

Stuff:
Secreto:

Obsesión:


avatar
Helenna Quarell
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 88
Puntos : 43
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 14/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hojas al viento

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.