Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Sueños Rotos || Libre

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Sáb Sep 19, 2015 11:57 pm

Los recuerdos persiguen la mente de todos, no solo los humanos tienen aquello de que sus memorias regresen siempre que puedan o les den cabida, incluso a los inmortales los recuerdos de lo que un día fue y nunca volverá nos atormentan día y noche, bueno sería la noche el momento indicado para ser atormentados por sus recuerdos, y eso es lo que pasar por mi mente, aún está el recuero de él, sus labios, sus caricias incluso esos ojos que me siguen a cada paso que doy, le siento muy cerca de mí como si estuviera atrás mío sonriéndome, protegiéndome.

Entre suspiros camino por la ciudad parisina todos los rostros me parecen iguales no les veo diferencia, y ¿cómo hacerlo? Si he pasado años sumida en el dolor y el sufrimiento que me causó aquel que ahora desprecio y por el que aun siento un profundo cariño, aun después de que él esté muerto, o eso me dijo su tío antes de matarme.

1846 Londres.
La luna cubría la ciudad, en lo alto del cielo su brillo era tenue, luna nueva, abro los ojos pero no veo los tengo vendados solo oigo el viento golpear hojas ¿árboles? El aroma a pinos me hace creer que estoy en el bosque, trato de mover mis manos pero están sujetas –AUCH- gimo de dolor, duele mucho las muñecas de las manos, están tensadas ¿una cuerda? Muevo el cuerpo y los pies también los tengo imposibilitados, otra vez el dolor es igual que el de mis manos, no sé dónde estoy ni que hago en aquel lugar en medio de la nada, solo el sonido de aves y el fuego crepitar ¿una cueva en el bosque? Entonces siento a mi espalda la dureza de una mesa de piedra ¿cueva, piedra, bosque, viento?.
Es ahí que caigo en cuenta, no es una cueva, estoy en medio del bosque en un altar de piedra atada y con el vestido rasgado entre las piernas, el escote y los brazos por eso siento frio, seré parte de un sacrificio, la sola idea de morir así provoca lágrimas en mis ojos, y entonces la risa y el cuchillo clavándose en mi vientre fuerte removiéndome gritos de dolor.


-NO- grito y veo que la gente me queda viendo como una loca, sé que no puedo sonrojarme pero aun, con tantos años encima no me despego de mi piel y sentimientos humanos así que siento como si mi rostro ardiera de la vergüenza, los pasos presurosos para escapar de aquello me llevan a perderme entre las calles viejas de la ciudad Parisina, oculta tras el manto negro de la noche y de mi propio vestido, o quizás no tan oculta para todos porque aun caminando entre las personas podía sentir la pesada mirada de alguien.




Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Dom Sep 20, 2015 8:06 am

Se había hecho demasiado tarde ahora para poder volver a enmendar el viaje hacia España de vuelta, entonces se le ocurrió buscar su carruaje en el que volvería a su mansión parisina en mitad de medio apogeo parisino. Lo que le llamo la atención conforme caminaba por varias calles era el tumulto de gente que había y de todas clases. Temería por Vivianè, su inocente hermana la cual podría ser inducida por estos lares peligrosamente. Actualmente sus padres gozaban de buena salud. Su madre, ahora estaría en Zaragoza, preparándose para las fiestas del Pilar y su padre estaría en su temporada de caza. Su hermana estaba con él pues no tuvo más remedio que llevársela consigo. Ella solamente tenía 35 años al igual que él, pero había sido tan bendecida que parecía diez años más joven.

Su hermana recién enviudada, se fue con su hermano a Paris al menos para poder cambiar de aires. Sus sobrinos viajaron con su abuela a Zaragoza para que se empaparan de la bella cultura Española. Otra cosa más que añadir a la lista de la que se estaría preocupando Vivianè en este instante. Era divertido verla preocuparse de aquella manera. Pensó en llevarle un obsequio, pero ahora mismo las tiendas estarían cerradas y en lo que pensaba Juan, su mente se distrajo con la aparición de una silueta en las sombras que zigzagueaba, que grito un “no” al aire como si estuviera delirando.

Observo detenidamente como la silueta se metía en el interior de un callejón y Juan, por puro instinto de preocupación, se acercó hasta la silueta, vislumbrando a la tenue luz de una farola que era una mujer, posiblemente en problemas – Señorita –Dijo calmado - ¿Os encontráis bien? –Pregunto con el ceño fruncido debido a que no mostraba mucho de su rostro la mujer, no podía verla correctamente y espero a que hubiera respuesta alguna - ¿Quiere que la lleve a algún lado? ¿Oscila de algún problema? –Siguió preguntando, pero malgastaba banalmente su saliva así que prefirió dejarlo estar.

Juan de inmediato, por obligación de su personalidad se quitó la chaqueta de sus hombros para colocarlos sobre los de la mujer a la que siguió acercándose con cautela, observo que solamente estaban ellos dos, que no había nadie más. Sus sospechas de que pudiera ser solamente un juego le llevo a echar unos pasos hacia atrás, sentía los nervios de que pudiera ser una trampa en la que él estuviera cayendo por ser tan buen caballero. Tosió varias veces y entonces valiente y varonil, tomo de la mano a la mujer sintiendo una corriente escalofriante recorrerle la columna vertebral, congelándose hasta las entrañas pero aun así, levanto el mentón de la mujer, alzando a la luz para ver un rostro…pálido - ¿Qué demonios eres?


Última edición por Juan Rivera el Vie Ene 15, 2016 8:53 pm, editado 1 vez

Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Mar Oct 20, 2015 12:13 am

Sumida en pensamientos de tristeza y nostalgia con la mirada perdida en el horizonte, viendo como la vida ocurría de manera distinta a lo que antes conocí, como incluso las personas hasta me sonreían a modo de saludo cuando antes ni una mirada podían dirigirme, todo había cambiado ya, así iba mi alma con los pensamientos de aquellas noches donde solo él estaba, donde sus sonrisa y sus caricias eran el plato que abrían mi corazón, un corazón que solo latía por y para él pero ahora no estaba, no había eso todo fue arrebatado por la ambición del poder y de la gloria, eso nos separó y siempre nos tendrá separados.

Entre suspiros me encontré maldiciéndole en la mente deseándole no haberle conocido en aquella fatídica noche cuando llego al burdel y nos miramos pero luego una mujer lo quiso y nos peleamos, la iba a dejar a ella porque era mi primera vez en ese mundo y no sabía las reglas pero al darle la espalda la mujer lo tomo como una provocación y me aruño el rostro tomando una botella para desfigurarme pero solo me dejo una cicatriz por la ceja de sus garras gracias a que mi dulce príncipe de cuento me salvo y desde esa noche solo venia por mí y solo estaba con él.

Al recordar aquella noche sonreí tocando la marca que llevaba y justo en ese momento un mechón de cabello cubre aquella parte de mi rostro, sabía que si alguien de ellos me veía me reconocería así que debía estar un paso de ellos y evitar de que supieran que era yo, que era la verdadera Arianne.

Justo cuando iba a retirarme a mi cómodo hogar para pasar la noche frente a la chimenea viendo el recuerdo de él quemarse, cada vez que lo hacía más albergaba dolor contra él, pero en ese momento una voz me arranca del sueño, me arrastra a las entrañas del infierno nuevamente. Un tono de voz que denotaba preocupación
“Será ingenuo”
Pensaba en voz alta que me dolían los oídos de solo hacerlo, su presta ayuda para socorrer a la damisela en peligro hizo que esbozara una sonrisa de incredulidad
“Aun existen tipos así”
Volví a pensar moviendo la mano en una clara negación, acaso los mortales no se daban cuenta de quienes eran los que les rodeaban. Acaso podían pretender ser ellos los dueños del mundo cuando no son más que títeres usados al antojo de aquellos que están por encima de ellos. Pobres almas que aun desean en sus latentes corazones la inmortalidad cuando no saben que es el precio más caro que hay que pagar.

Traté de incorporarme, pero lo cierto era que no había bebido en aquella noche y el aroma de sangre infestaba toda la ciudad haciéndome enloquecer. Aun con ello traté de disimular mi estado de conmoción; una reverencia y la mirada apagada ante sus palabras de ayuda –No se preocupe señor, me encuentro bien en lo que la gracia de Dios me permite estar– al menos fingiría que soy como cualquier mujer normal, al menos con esas palabras, palabras que no alcanzan a mi muerto corazón.

La mano se empuña sobre la tela del vestido, justo donde debería estar mi corazón, pero no hay nada, solo un enorme hueco con una piedra en ella. Sonreí ante su nueva actitud, el de un caballero ¿hace cuánto que no veía ello ya? Hace tanto, que perdió la cuenta. Más el mismo gesto de armadura brillante terminó por convertirse en el eco de los reproches. Atenta escuché su pregunta, su cuestionamiento y sorpresa ante la frialdad de mi piel ¿podría mentira más? ¿podría ocultar lo que soy y que aquella persona me trate sin conocerme?. Aquello fue lo más arriesgado de todo.

–Ha oído hablar de seres que vagan por ahí sin almas ni vida propia, que toman de otros el sustento para vivir, aquel vitae que hace que podamos estar cálidos con el pulso y palpitaciones de nuestros cuerpos mortales, ¿ha escuchado sobre ello?– el frío viento soplo y fue con ayuda de este que dejé un susurro, un susurró que viajó directo a su oído silenciando el resto de sonidos –Vampire– una sonrisa dejé que viera para que apenas se vislumbraran los colmillos, mi diestra tomó la chaqueta del caballero dejándola caer para que mis pasos oscuros regresen por aquel camino.

No tenía ganas de crear una historia convincente para que olvide y deje pasar lo que soy, no quería crear otra ilusión de algo que no soy.




Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Mar Oct 20, 2015 2:11 pm

Con cierto aire de reproche se encontraba el español conforme escuchaba a la mujer relatando fabulas que no eran ciertas pero que al ver su dentadura blanca y perfecta, mostraban un par de colmillos con lo que posiblemente su idea de fábula inexistente  pudiera volver hacerse realidad mientras observaba a la mujer caminar pasos seguros por los adoquines de las calles oscuras de Paris. Parecía como si se ocultasen entre las sombras las fuerzas del mal entorno a la mujer, pero a la vez peligroso y tentador con lo que la siguió lentamente, con los brazos hacia atrás, con una sonrisa ladina y recogiendo su chaqueta, sacudiéndola y colocándosela de nuevo en su cuerpo, siguió más de cerca a la joven desconocida - ¿y tenéis un nombre? – Preguntó con cautela, observando de que no les estuviera observando alguien aunque en realidad, le daba igual.

Las maneras en que pensaba la gente de otros era simplemente retrograda o simplemente que no querían adentrarse en un mundo mucho más amplio. Juan se encontraba en su segundo hogar, habiendo estado con varias personas de pequeño en diferentes países por tiempos indefinidos le había hecho pensar un poco más abiertamente, simplemente por el hecho también de que era una persona sociable y abierta a nuevas experiencias en su vida.

Como la mujer que ahora seguía en mitad de la noche.

Cuando vio o creyó ver de la mujer un leve traspié, Juan inmediatamente la cogió de los hombros, pero soltándola con rapidez tosió con incomodidad, ajustándose el chaleco rápidamente y la chaqueta anteriormente prestada a la mujer desconocida. Había silencio entre ambos, pero ahora mismo se preguntaba que había sido esa corriente al tocarla. Pensó  que había sido por su pálida y enfermiza fría piel, pero negó para sus adentros, no, no había sido eso. Había sido otra cosa pero misteriosamente, dichosa como la misma noche no sabía de qué podría tratarse aquella extraña sensación anteriormente sentida en el sistema nervioso de su piel.

Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Mar Oct 27, 2015 11:30 pm

El camino por las calles había sido una mortificación, el andar lento me estaba comiendo viva, la sed me devorada hasta la locura, no podía seguir así, debía tomar algo de sangre de algún animal o estaría a merced nuevamente de mi hacedor hasta el punto de obligarme a beber sangre humana y así tenerme en la locura y el terror sumida; aún recuerdo los rostros de mis victimas de aquella ocasión en la que la sangre humana me contaminó, aun me atormentan al punto de tirarme al abandono hasta la muerte, más los esbirros de mi “padre” lo impidieron, todo por la satisfacción de él, aun no puedo creer las palabras de mi padre.

“Buscaré una sangre que no te altere, solo para poder hacerlo a mi gusto y luego tener así”

Saber que por ahí puede haber una sangre que no me afecte tanto es imposible de creer, porque el solo hecho de ser de un mortal ya me afecta, quizás tenga que ver con el alma de la persona, el solo considerarlo me asquea. Toso con fuerza tomándome de la garganta, es como si estuviera enferma realmente, y lo estaba, enferma de hambre. Alejo al muchacho porque no quiero herirlo más su pregunta me descoloca un poco.

“Acaso no se iba a ir lejos”

Le miro respirando con dificultad, la verdad no respiro pero es un auto reflejo de mi aun ansiada humanidad, una que murió hace varios años atrás. Me recargué sobre la pared esperando que aquella aflicción pasara, mantuve los ojos cerrados y la diestra sobre el rostro a la altura de la perfilada nariz que poseía, no deseaba oler al humano. Medité en su pregunta y lo importante que es para un ser de la noche como yo el develar su verdadero nombre trae muchas implicaciones y todas ellas tienen la palabra “peligro” inmerso.

Guardé silencio por unos momentos tratando de calmarme, recuperé el semblante de siempre, me repuse dándome vuelta para mirarlo aún entre el oscuro callejón –Pensé que este tipo de creaturas te asustaban, como a todos los mortales, pero ahora estás aquí preguntándome mi nombre ¿por qué? Acaso es que quieres matarme con ello– sonrío pero con un deje de tristeza –no tengo ánimos para mentir, mi nombre a Arianne, Arianne Vermelle y usted señor, ¿a qué nombre responde?– contemplo sus ojos justo cuando una brisa invernal cruza entre los dos.




Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Vie Nov 20, 2015 9:15 pm

La mujer se le quedo mirando con firmeza y él no podía responderle con menos. La miro fijamente a los ojos, sonriente respondió al nombre de Juan Rivera. Todo esto era nuevo para él y simplemente no sabía que hacer – He sentido una corriente correr por mi cuerpo al tocarte y he sentido nostalgia, no sé porque he sentido aquello cuando ni siquiera la conozco apenas.

-Podemos ir a mi hogar, allí podrá descansar plácidamente y no deambular por estas frías calles, en realidad, podría ofrecerle algo de comer, no sé qué coméis ustedes, pues tengo poca o poquísima, casi nada, es decir, nada en absoluto de lo que necesita su especie para sustentarse – La tomo de los brazos, abrazándola contra su pecho – Pero no quiero dejaros sola, no en un momento en el que os sentís realmente mal –Se quedó fijamente mirándola a los ojos, teniéndola aun sujeta entre sus brazos.

Varias personas los miraban con firmeza, él estaba pendiente de Arianne y no hacía caso de las miradas ajenas. Él posiblemente bien ataviado con ropas caras e ilustradas mientras que la mujer que abrazaba no aparentaba demasiada alto cargo social, más bien con esas prendas trasparentes y oscuras parecía el hermoso ángel caído que se había disfrazado de noche para poder engatusar a los caballeros de alma pura y bondadosa para llevarlos al infierno – No recibiré un no por respuesta, déjame ayudar –La tomo de la cintura de nuevo con un brazo y la ayudo para llevarla al interior de un carruaje que los llevaría a la residencia de Rivera, justo en las afueras de Paris – Bueno, infórmame, ¿Qué eres? –pregunto a Arianne con bastante curiosidad.

Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Sáb Nov 28, 2015 7:26 pm

Acaso los humanos eran ¿estúpidos?, habrían ya perdido el miedo a los seres infernales que merodean por las noches buscando alimentarse de ellos, buscando por todas las formas habidas y por haber tomar lo más preciado para ellos, sus vidas, acaso no sabían que eran las presas por lo que en cualquier momento cualquier individuo haría lo que fuera por tomar aquella sangre por voluntad o a la fuerza.

“Patético era todo”
Recargo mi cuerpo sobre la pared alejando su mano, golpeo la tibia mano de aquel ser humano para evitar que se acerque más, alejo su cuerpo del mío, su pecho caliente y latente lleno de vida que me mata al tragar, el dulce aroma de la vida que se puede escapar desquiciándome por ello, mis manos van a mi pecho agarrando la tela del vestido, presionándolo como si quisiera arrancarme de una vez el corazón, comienzo a crear una respiración falsa ¿por qué? Inercia de mi aun mortal deseo de volver a ver y sentir los cálidos rayos del sol

–Tan patética me veo que tienes que venir con armadura brillante de caballero a rescatarme– cuestiono con una sonrisa que se va tornando en una risa  –No te creas tanto humano, no ves lo que soy, acaso no sabes que puedo matarte en cualquier momento, deberías irte pronto a casa dejarme sola es mejor– río ante la ironía que presenta la escena, un mortal ayudando a un inmortal asesino.

Mis ojos van a los de él negando lentamente –Soy un monstruo que bebe de algo preciado, muy preciado por ti y los tuyos– con esfuerzo y de manera tambaleante me acerco a él sonriéndole. Mis manos rodean su cuello recargándome el peso de mi cuerpo sobre el de él, acerco mi nariz a su cuello rozándole lentamente por el lóbulo de la oreja para así tener la oportunidad de mostrarle lo que soy, con la lengua que roza la piel de su cuello saboreando su esencia, su aroma, su ser –Si te dijera que sangre es lo que me ayudaría a sentir bien ¿me darías la tuya sin dudar?– los labios los abro mostrando los colmillos que juegan a intentar incrustarse en la piel del caballero.

No lo haría, sería una advertencia para él.

Lo empujo con ojos cerrados alejándolo de mí –Deberías dejarme aquí como estoy, tú no puedes hacer nada y quien puede no lo hará porque castigarme. Patético verdad que un cazador de la “iglesia” esté en estas condiciones, que un monstruo se odie por ello– rio sin abrir los ojos pero mostrando los largos y filosos colmillos.



Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Dom Dic 20, 2015 6:02 pm

Juan estaba observando la prueba de la monstruosidad mas estaba dispuesto a correr el riesgo - No, pero quiero que vengas conmigo, creo saber ahora que criatura eres pero la mia no. Hay más soluciones pero debes venir conmigo - La llevaria a un lugar donde podria situarse en el limbo, en el purgatorio pero ahora mismo querria ayudarla.

No se daría por vencido, la necesidad de actuar bien pues condenado estaba ya. Un humano que necesitaba reconstruir su alma. Si mas hermanas Castello supieran porque las ayudaron llevandolas con unos conocidos...Se querria perdonar por ello ni sus amistades le perdonarian.

El clero era muy persuasivo pero si la criatura como decia quitaba sangre de la vida de un humano o cualquier criatura aun con alma, podrian llegar a un acuerdo. Necesitaria de todo su ingenio para convencerla - Venid conmigo bella dama y os daré plena satisfacción con lo que necesiteis pero no conmigo....- Recalco para dejar claro lo que queria decir al respecto.

Insto en llevarla hacia el carruaje, estaba dispuesto y en cuanto llegaron le abrio la puerta para asi estar el seguro de que se ayudarian entre ambos y asi él apiadarse de su gran pecado y error.

Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Lun Dic 28, 2015 10:25 pm

La determinación es un valor al que hay que temer, pero, es mejor enfrentarlo y cortarlo de raíz para que continúe causando estragos mayores. Ver con que determinación y agallas aquel joven se presentaba ante mí, con su seguridad de que podría hacer algo útil por mi mal estado, provoca solo risa en gente como yo. ¿Qué puede saber aquel ingenuo sobre los problemas de seres como yo? De personas que son monstruos y trabajan con la santa iglesia en otras monstruosidades. Nada

“Y aun así mantiene esa seriedad y preocupación”

–Eres tan tonto– me alejo de él recargándome nuevamente en la pared para tomar algo de aire, la falta de alimento era insoportable pero más aún el pensar que aquel sujeto dejaría que bebiera sangre de algún otro humano. Él debía tener una razón para semejante acto de fe, entregarse a ciegas a un ser como yo…Eso era –Ya veo, ¿quieres pagar algún pecado? Redimir algún acto nefasto tuyo y por eso entregas en bandeja de plata tu cuello para que una asesina pueda tomarlo, al menos así tendrás abiertas las puertas del paraíso, no es verdad– una risilla muestra, una risilla de molestia.

–Que pena, alguien como yo no te va a servir, no te daré ese gusto, porque me parece hipócrita lo que haces– levanto la mano mostrándole las uñas, no, no eras uñas si no garras para cortar árboles y cabezas –Un hombre que se muestra con un caballero de brillante armadura solo por expiar pecados no es más que un cobarde y su solicitud de “ayudar” no puede ser tomada enserio– tosí un poco mirando hacia el callejón, el sonido de unas ratas llamaron mi atención.

–Discúlpame, quizás fui muy grosera o atrevida, la verdad no me incumbe nada de ti y si me disculpas, tu no sabes realmente como ayudarme– tambaleante me adentro al callejón con ojos cerrados esperando, aguardando en silencio hasta que una rata logro alcanzar, su pequeña y cálida pero pastosa sangre alivia un poco el ardor de mi cuerpo.

No importa si aquel ser me ve, es más no importa la idea que se haga de mí, lo único que puedo pensar es que él se parece a aquella persona y eso me llena de odio.



Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Miér Ene 20, 2016 4:27 pm

]Ya estaba disperso, no sabia realmente que poder hacer para acercarse un poco más a esa mujer con la que no compartia nada y a la vez todo. Dejo que el carruaje siguiera su camino poco a poco, que se olvidara en la distancia, lo que le llevo en ese instante a Juan ir tras la mujer a través de quel callejón casi a oscuras - Dime entonces como puedo ayudarte si no es ofreciendote algo a cambio -suspiro demolido cuando se apoyó en la pared, se levanto de nuevo y fue a apoyar una mano sobre el hombro de la mujer y enseguida, como de la nada brotaron imagenes de dos personas, una persona igual que él y la misma mujer, se separo repentinamente, sujetandose la mano como si le estuviera ardiendo en ese mismo instante.

Observo con determinación a la extraña mujer y su comportamiento - ¡BRUJA! -Grito hacia la susodicha - ¿Que es eso que acabo de ver? - Con la misma sorpresa aún en el cuerpo seguía mirando a la mujer, la cual por muy atrevido que era se volvio a acercar, procurando no tocarla demasiado - Dime - Se agacho, estando a la altura, observando como degustaba una rata su acompañante - Dime como puedo ayudarte -murmura - Enseñame lo que eres...aunque ya he visto parte de ello, quiero que me enseñes mas de tu mundo -Dijo intentando acercar una mano a la desconocida.

Estuvo un rato ahi agachado, dispuesto a auxiliar a la joven que tenia delante, le quito la rata que tenia entre las manos lanzandola lejos de donde estaban ambos, la puso con suavidad contra la pared para poder con un pañuelo de él mismo retirarle los restos de sangre que aun goteaban por aquellas extrañas fauces del rostro ajeno - ¿Como se encuentra? ¿Asi se alimenta? ¿De sangre de los vivos? -Preguntaba mas que nada para conocer más sobre el terreno, seguía sujetando de los hombros a la mujer de nombre Arianne - Mi nombre es Juan rivera señorita Vermelle -dijo con suavidad estando cerca de ella, sosteniendola pues no le hacía falta saber de medicina para saber que la muchacha necesitaba sustento - ¿Si le doy mi sangre, podrá vivir? -murmura estando un poco mas cerca de aquellos labios de tinte carmesí.

-¡ALLI ESTÁ! ¡EL MONSTRUO! -Comenzaron a gritar gente con antorchas en dirección hacia donde estaban ambos, se referían a Arianne - ¡USTED SEÑOR, QUITESE DE ENMEDIO! -Intentaron apartar a Juan de enmedio, pero rápidamente echó de empujes con fuerza fuera a varios que intentaron separarlos. Tomo de la mano a Arianne y huyó con ella por los callejones oscuros de París. No sabía en realidad lo que estaba haciendo realmente. Ayudando a un monstruo, un monstruo que él quería ayudar, pero que para él especialmente le resultaba demasiado familiar y solo la acaba de conocer en esa noche.

¿Que misterios puede traer la vida? ¿Qué misterios puede traer el destino para los mundanos?  

Siguió caminando hasta que supo que estaban a salvo. Cuando quiso darse cuenta, había ayudado a Arianne a huir de la mano, pero no de cualquier forma. Cuando observo ambas manos juntas, estas estaban entrelazadas, se solto con sutileza, sintiendose familiarizado con ella nuevamente. Esta vez la enfrentó - ¿Nos conocemos de algo? -Preguntó extrañado - Me eres muy familiar y no sé porque el destino juega asi con nosotros.

Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Jue Ene 28, 2016 5:25 pm

El cálido torrente de sangre que corría a través de mis fauces, llevándose consigo parte del hambre, la ansiedad, y el malestar con una onda tibia que solo un ser de la noche como yo podría apreciar. La sensación de bienestar y fortaleza que siente a través de la vida de alguien más es única y no se puede explicar con palabras, más solo se debe mostrar. Algo que ni imágenes, ni ilusiones podrían superar, solo quedaba el paso a la realidad, una que podría atormentar la cabeza de quien quedara en pie.

Era una contienda, una entre la cordura y la locura, una en donde se debate la vida y el peligro, ¿Quién puede ganar? Solo el orgullo y temple de aquella persona que tome la posta para ganar, una victoria que le asegura el camino solitario de los triunfadores, de los que se llenan de ríos de sangres y cadáveres por cada paso que dé.

Suspiro pensando en aquel, aquel que se asemeja al joven que tengo en frente, sus palabras son ecos muertos que se quedan atrás, una sonrisa se muestra ante sus preguntas, trato de alejarlo, de arrancar sus manos de mi porque son nocivas, contaminante y me hacen daño –Si, soy una bruja, una bruja que puede matarme en cualquier momento, así que aléjate de mí– río mirándole directamente a los ojos, tiene los mismos que él, el mismo brillo, la misma V que se forma en su frente, es él. Suspiro pesadamente como si se desgarrara mi alma, aunque no la tenga –A quien viste fue el hombre que una vez amé, un hombre que me traicionó, un hombre que hizo que terminara en este mundo de esta forma, un hombre que decidió por su cuenta morir sin luchar. Un bastardo al que odio con todas mis fuerzas– la mirada seria llena de una melancolía y tristeza que se iba transformando en odio.

–¿Mi mundo? Por qué quieres saber de este mundo maldito, acaso quieres entrar en este círculo de asesinos, que patético niño– lo empujo con la fuerza, aunque poca, recuperada –Matamos a personas como tu, las dejamos secas sin gota de sangre alguna solo con un poco de su vida que se escapa entre sus suspiros de ayuda, entre sus ojos llorosos que se arrastran por algo de ayuda, una que no recibirán. Algunos han encontrado una forma de vivir con los suyos, atando a gente como tú a un esclavismo, vivir para la sangre de ellos, desgarrarse hasta la locura por probar la sangre de un ser nocturno vendiéndose en cuerpo y alma, humillándose por ello hasta la muerte, hasta que su dueño decida cuando cortar ese vínculo– di apenas unos pasos hasta que el sonido de un tumulto llegó a mis afinados sentidos.

Aquel grupo de cazadores, que ya venía siguiéndome la pista por asesinatos del pasado, me ríe al verlos porque los reconocí a varios de ellos –Vaya nos volvemos a ver, como siguen tus hijos– reí y la mirada del hombre se encendió en furia visible, pero antes de comenzar una batalla, una mano tiraba de la mía llevándome corriendo hasta adentrarnos más por los oscuros callejones, doblando esquinas, siguiendo largo por otras, volteando en otras direcciones. Sin seguir un rumbo fijo o marcado, aquel acto despertó en mi una interrogante ¿por qué?.

Solté su mano abruptamente porque realmente aquel tipo me lastimaba, le di la espalda mirando hacia el cielo ennegrecido sin presencia de luna o estrellas –Aunque ofrecieras voluntariamente su sangre no la aceptaría jamás, por una razón, no puedo tomar sangre humana– apreté los puños en muestra de molestia –Esos hombres venían a matarme por un acto del pasado, un acto que involucra al hombre que viste en tus imágenes, Juan, por matarlo a él maté a personas inocentes, maté a algunos de los camaradas de aquellos que ahora vienen a buscarme y no estarán felices hasta que pague por el crimen, es mejor que te alejes Juan terminarás muerto, alguien como tú no puede estar cerca de mí, no otra vez– si tuviera un corazón estaría rompiéndose nuevamente, pero para felicidad no existe ello ya.



Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Sáb Feb 20, 2016 3:28 pm

La mirada del español influjo espero influir en la mujer Arianne.

-¿Pero te has escuchado? ¿Te has visto en un espejo? Simplemente es por el dolor que sientes en este instante, o en el dolor que sufres del pasado, el pasado puede doler pero puedes huir de él o aprender –Dijo con calma – Arianne, deja que yo te ayude en este amargo camino del cual te hieres a ti misma, te haces mucho más daño – Termino hablándole como si en un principio la conociera de algo pero nunca la conoció de más. Se quedó a su lado esperando algún ápice de esperanza de que entrara la mujer en razón, de que él mismo quería ofrecer su ayuda.

Lo que relataba Arianne era algo maquiavélico pero simplemente sabía de alguna manera que Arianne podría estar atrapada entre la espada y la pared. No la conocía de nada pero él quería conocerla, quería saber de ella y simplemente ella no le dejaba, no cedía en absoluto lo que de momento le iba a suponer un reto para sí mismo en volver a conquistar esta vez a una mujer y más a la criatura de la noche que tanto se atormentaba a si misma – Déjame ayudarte, por favor y no me digas que me vaya porque no lo haré –Jacto como últimas palabras acercándose más aún hacia Arianne.

Juan entonces sintió como por dentro de su cuerpo un escalofrío le recorriera por dentro, situándose dentro de una sensación de peligro instantáneo que podría estar afectando a ambos en este instante pero alrededor no ocurría nada de nada. Solo llegó a suspirar profundamente, apoyándose en la pared pero queriendo estar cerca de la que se hacía llamar vampiro.  

Vampiro.

Esa palabra adquiere un nuevo significado para él. no está hablando de fábulas e historias para no irse a dormir por la noche. Esas cosas existian entre los humanos y estos se alimentaban entre si e igual de la gente mundana, de aquellos que no tienen poder alguno para defenderse, las presas fáciles. Se imaginó cuanta gente paso por sus ojos, cuantas mujeres, hombres conocía que podrían ser criaturas sobrenaturales, pero no pensaba, últimamente había soluciones para todo tipo de problemas, incluso para gente que era pálida y se echaban polvos para coger color. No sabía de ello pero su hermana era pálida pero por que él sabia de la enfermedad de su hermana y Viviane se echaba polvos que bronzeaban su rostro y siempre siempre la vio a la luz del sol.

Una nueva experiencia para él. Esto le hacía replantearse muchas cosas, como por ejemplo lo primero era saber de estas criaturas, de momento sabía que bebían sangre pero ¿Cómo morían? Confiaba en Arianne pero ¿habría más como ella? ¿Cómo serían? ¿Iguales de pálidos y moribundos que ella? O él conoce a gente con esa misma condición y que se han ganado su confianza. Todo lo pensó en un instante que exploto por dentro sintiéndose como si no tuviera fuerzas en su cuerpo. Se sujetó a la pared como pudo y solamente intento recobrar el sentido.


Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Dom Feb 28, 2016 5:09 pm

Palabras que vienen y van las cuales son arrastradas por el viento quedando todo en el más frío olvido de la existencia, pero para mí desgracia aquello no podía contemplarse a mi especie, la memoria de un ser condenado a la eternidad jamás se olvida de nada y eso era lo que los mortales no podían comprender, ni debían hacerlo. Sonrío como evidencia de burla ante sus palabras de apoyo, de insistente ayuda, aquel hombre no merece la condena que yo tuve que tomar, aunque tuviera el mismo rostro que la razón de que yo me lanzar a esos brazos malditos.

El aire de mis pulmones jamás fue necesario pero en aquel momento un suspiró evoqué muestra del cansancio que presentaba, pero no era uno corporal si no más del alma, ¿tendría realmente un alma?, claro que no, porque ya estaba en infierno ella. Miro sobre mi hombro con el reflejo de la sonrisita –No puedo verme en los espejos, ¿sabías eso? Los seres como yo no tienen reflejo porque no tienen alma, estamos muertos, aunque nos gusta tener espejos en nuestras mansiones para seguir con cotidianidad de lo que antes fuimos, por ahí me enteré que unos si pueden verse pero gracias a que son espejos con embrujos, no lo he probado yo – recargo el cuerpo contra la pared buscando un punto tranquilo para calmar la nueva hambre que sentía –Mi pasado me hizo esto, el fue que me condeno eternamente y no lo puedo olvidar, nosotros no olvidamos nunca nada– de ser mortal nuevamente estaría al borde de una crisis de llanto, pero ahora solo era un ataque de risa.

–¿Quieres ayudarme Juan?– siseo su nombre acercándome a él, los largos dedos con aquellas uñas cual filosas armas recorren su cuello, termina siendo atrapado por los brazos en algo que sugeriría un abrazo cariñoso, dejo un beso en su cuello percibiendo su aroma –Te ves como él pero hueles diferente, me pregunto si sabrás igual o distinto– suspiro cerca de su oído tentando la suerte.

Los colmillos rozan la fina piel, puedo sentir los pulsos de su vida en sus venas que saltan de adrenalina y ¿miedo? –Si quieres ser parte de mi alimento esta noche, deberá ser en un lugar en donde esté encerrada, y donde tengas un arma lo suficientemente perfecta para que encajes en mi pecho cuando me descontrole contra ti– lo empujo con toda la fuerza porque casi se entierran en él mis colmillos.

Le miré molesta con una ceja enarcada –¿Sabes que armas usar, verdad?– muy molesta estaba, tanto así que estaba buscando cualquier pretexto para alejarlo de mí, aunque quería tenerlo cerca, tanto que podría terminar matándolo entre mis brazos y eso me partiría nuevamente lo poco que quede de mí, quizás eso era lo que mi creador quería, terminar rompiéndome para hacerme la bestia que se supone que debo ser, quizás si el desaparece terminaría entregándome a aquella maldición de la sangre humana y sus estragos en mí, pero, aun no les daré ese gusto.



Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Dom Mar 20, 2016 7:01 pm

Las palabras que le ponía en la mente la que ahora creía como un ser de la noche, una vampira, él no pudo hacer más que asentir – Vale, te abriré la cabeza con una escopeta o con lo que tenga a mano pero vámonos antes de que cambies de opinión o yo lo haga ahora mismo –Acabo por decir aquello como si tuviera un cronometro de cuenta recesiva hacia atrás, estaba con ganas de proteger a la mujer pero ella nunca se iba a dejar a no ser que jugaran en base a las peticiones de dicha mujer.

Sin embargo ahora mismo, podría escuchar las repentinas voces de mal presagio y de los que seguían a la mujer, a Arianne – Oye, vamos ahora mismo –Tomo de la mano a Arianne para volver a entrelazarla entre sus dedos, él comenzó a correr hasta encontrar por fin un carruaje que estaba libre – Residencia Rivera –Dijo con pretexto fijo de no cambiar de opinión hasta que llegaran al domicilio.

El silencio entonces era incomodo en el interior del carruaje. Juan observo con detenimiento a la mujer ya que antes no había podido hacer nada. Observo su cabello de oro apagado, semi largo hasta los hombros y ondulado se entremezclaba en semejantes ondas. Sus ojos claros eran curiosamente de una profundidad oscura y vacía -¿Se siente así? ¿El ser vampiro? ¿Vacío por dentro? – Con la curiosidad de un infante Juan preguntaba a la criatura que tenía a su lado, no era una criatura. Era una mujer de buenos atributos que Juan no ignoraba para nada. Puso una mano en sus muslos y fue llevándolo hasta la rodilla. Después esa misma mano fue hacia las pálidas mejillas sin rubor alguno. Ese ser estaba muerto pero vivo.

Siguió con la exploración en el cuerpo de Arianne. Rozo con el pulgar sutilmente los labios rojos de la vampira, este sin darse cuenta movió su cuerpo hacia ella, acercándose, acortando las distancias para ir acariciando poco a poco y finalmente poder acercarse a ella, posar sus labios contra los ajenos nuevamente. Fue separándose, mejor era buena idea hacer aquello pues ahora mismo habían llegado ya, o eso creía.

– No hemos llegado –Dijo mientras miraba y cuando volvió al interior del carruaje sujeto a Arianne de la muñeca para que no se alejara de él - ¿Puedes deshacerte de la molestia? –Pregunto hartándose de que les interrumpieran a cada momento, de que siempre hubiera obstáculos en su camino y por ello le pregunto a Arianne – Seguro que podrás divertirte matando algunos cuellos –Dijo sonriendo con algo de malicia pues en Juan, no siempre era todo bondad y unos cuantos modales de caballero de brillante armadura.


Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Lun Mar 28, 2016 7:34 pm

La cercanía del hombre solo inquietaba más y más al hambre que no cesaba, al contrario solo retumbaba en mi cabeza y colmillosa que termine con aquella agonía, pero no, no debía dejarme llevar por el momento, por la persona, por el lugar…entonces, ¿por qué mis manos se fueron a sus hombros?, mis ojos se cerraron ante el contacto y mis labios se entreabrieron sintiendo los suyos posarse con aquella ¿curiosidad? Sentía a mi cuerpo reaccionar nuevamente ante las caricias de un hombre, ¿Cuán estúpidas podemos ser las mujeres?.

El viaje se hizo largo, para mi gusto, pero igual mantuve el silencio en todo el camino incluso cuando me había acercado a mi presente y futuro, ¿Vacío por dentro?, por supuesto que lo era, poco a poco con los años nos vamos arrancándonos el alma lentamente hasta quedar solo cuerpos que se mueven con el instinto de cazar, buscando en ese sentido el no aburrirse de la inmortalidad y terminar en la locura de arrojarse a los brazos de la luz ardiente y cegadora. Le miré sin mirar mucho, ya lo había registrado en mi mente y sentidos de todos los aspectos posibles y no posibles, suspiro mirando por la ventana a las personas pasar, su mano me inquieta pero calma a la vez, y por vez primera, cedo. Cedí ante él tomándole de la mano pero sin verle –Ellos no representan peligro para mi, siempre y cuando esté alimentada y ahora no lo estoy. Sus cuellos me resultan desagradable pero una vez que empiezo… – regreso la mirada a él con un deje de tristeza –No hay forma de detenerme, no hay límites para mí una vez que comienzo con ello– regreso la vista a la ciudad oscura y solitaria como mi alma.

–No verías a esta mujer que acabas de acariciar, aunque tenga le mismo cuerpo, mirada y presencia cambia completamente. La dulce mujer accesible que ves se muere para dar paso a la bestia que soy, al monstruo usado como instrumento de venganza y de tortura de dios y hombres, aunque también de seres como yo– rio en sarcasmo soltando su mano en ese momento. No era bueno estar cerca de él, pero tampoco quería evitarlo –Si lo hago, tendrás que clavar una estaca en mi corazón y cortarme la cabeza. Tendrás que arrancarme el corazón y aplastarlo– la sola idea producia escalofríos a cualquier ser de la noche, pero para mí era la mejor idea, no tenía el valor de hacerlo yo misma, pero quizás otra persona si lo haga.

Muestro los fieros colmillos, no en una sonrisa sino en clara señal de ataca, eso hace que me abalance contra él quedándose sobre su cuerpo, con la punta de la lengua saboreo la piel de su cuello lentamente sintiendo las pulsaciones de su pulso –¿Quieres que te lo demuestre? ¿Quieres que aleje a esas molestias?– susurro sonriendo, para luego apartarme abruptamente quedando frente a él en la esquina más oscura del carruaje –Claro que no, no tendrías la fuerza para encerrarme en un lugar tan oscuro y frio para desintoxicarme de la sangre humana– reí, reí por el hecho de no poder llorar y destruir todo, por el simple hecho de saber que todo estaba perdido para mi.



Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Miér Abr 20, 2016 4:32 pm

Sin embargo él estaba planteándose ser algo menos suave con la que se afirmaba ser una criatura malévola de la noche. Juan Rivera podría tener faceta de caballero con aquellas personas que necesiten de su ayuda, de preguntarse qué hacer cuando otras necesitan de su ayuda pero lo que pedía la mujer, lo que pedía Arianne era algo que le produjo un escalofrió estrepitoso en el interior de su cuerpo.

Se quedo observando a la vampira desde su asiento en el interior de aquel estrecho carruaje, en el que solamente cabían ellos dos de momento. Los movimientos del carruaje, del transporte que los llevaban hacia la mansión Rivera era solamente unos tumbos que entorpecían la tranquilidad de la tensión del interior de aquel carruaje, sin embargo, todo pareció cambiar en cuanto comenzaron por ir por un camino liso, sin tumbos causados por los adoquines de las calles de Paris y entonces, en aquel momento que duro poco Juan se había colocado en el otro asiento, al lado de Arianne, se había desanudado la corbata y en cuanto estaba abriéndose parte de la camisa el carruaje se detuvo.

Extrañado estaba Juan de la repentina parada en el sitio.

Echo una mirada afuera y ahí estaba su residencia. Bien altanera pero modesta mansión Parisina que con el tiempo la había decorado a su manera más propia, dándole obviamente el toque español que caracterizaban sus raíces, sintiéndose como en casa. Los sirvientes, todo tenía un aire español. El conductor se bajó de su asiento y abrió la puerta de par en par, dando luz de los farolillos de la calle un poco hacia el interior del carruaje. El cochero esperaba y Juan solamente estaba pendiente de Arianne – Vamos –Dijo con sequedad. Tomo a Arianne del brazo para poder salir él antes y que la otra le siguiera el paso – Te daré lo que gustes –Dijo firme con su plan de ayudar ahora mismo a Arianne de aquel malestar que la estaría molestando de repente.

- Francisco, ve y guarda los caballos. Deben de estar cansados y procura no hacer nada de ruido –Dijo molesto ya de que Francisco, sirviente y cochero de los Rivera era poco cuidadoso en sus tareas domésticas que algunas veces tenía que mandar a otro que si hacia bien su trabajo. Tras haber ayudado un poco a las Castelló dejándolas con los Chevallier, Juan ahora tenía más espacio para sí mismo y para ahora sus planes con Arianne. La ayudaría de momento en lo que pudiera – Vamos abajo del todo en donde te sentirás cómoda –Dijo Juan enseguida mientras se quitaba la corbata, las puertas de su modesta mansión se cerraron con llave y así lo hicieron con ventanas y puertas, encerrando por dentro la mansión y Juan abrió una puerta que se solo se podría abrir mediante un poco de sangre Rivera, un especie de código para la seguridad de todo aquel que no quisiera ver nada desagradable – Abajo tengo algo para ti Arinne.


Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Dom Mayo 01, 2016 8:31 pm

Sus palabras eran inciertas, lejanas tanto así que mi mente solo grabó una de todo lo que decía. Sus ojos proyectaban el deseo de ayuda cual caballero de los cuentos de antaño que protegen a las doncellas del peligros peleando valerosamente contra el mal hasta conseguir el corazón de la princesa. Lástima que en este cuento la princesa sea el mal y no haya corazón alguno que brindar.

La mano amiga que se extendía sin vacilar en ningún momento es lo único que puedo ver con el retumbar de sus palabras en mi cabeza. Verdad o mentira pueden ser, ya a ese punto no importa nada ni nadie si lo único que uno se busca es la muerte sin verle –¿Qué puede haber para mi ahí si no es… – el dolor del pecho aumentaba conforme la sed crecía, el hablar era difícil y el mantenerse en pie aun más; los labios morados casi al punto de la muerte misma, la piel más pálida que hace juego con la mirada de deseo que se produce. Mantenerme de pie es difícil pero lo logro al dar un paso con todas mis fuerzas hasta el la pared de aquella casa que me servía de soporte mientras miraba al cielo sonriendo.

–Crees que con darme sangre se aliviaría. Te equivocas, no se te ocurra darme algo humano jamás. Creo que es mejor que vaya a casa ahí tengo lo que realmente necesito, un humano como tú no sabe en lo que se está metiendo ni el peligro que corre por algo inneceario– trato de infundir las pocas energía a todo mi cuerpo para que regrese a su estado normal lo que me da el suficiente tiempo para llegar a casa a devorar unas cuantas ratas que mi padre mantiene para mí. Sonrío tenuemente al incorporarme dejando que los pies den solo unos pasos –Es mejor que nunca aparezcas por los bosques de esta ciudad, en la profundidad de ellos encontrarías la muerte y te aseguró que será de mi propia mano algo que no te gustará ver– regreso a verle con una sonrisa muy amable que dolía en el lugar donde se suponía estaba mi corazón y que solo hay cenizas.

Antes de dar los pasos para alejarme la energía se acaba dejando en el suelo. Patética como ser de la noche, como una bestia soy de lo peor realmente sin cumplir el objetivo de mi creación que es acabar con todos aquellos insectos de humanos y de los Moriarty, pero ahí esto inerte postrada en el suelo como un muerto más con los ojos clavados en el suelo odiando a la imagen y recuerdo de mi único –¿Soy patética verdad? Pudiendo quitarme a esos estorbos de cazadores y hombres no lo hice todo porque aún conservo la humanidad en esta piel, en este cuerpo, todo por amar a alguien, todo por haberle amado tanto que no supe el límite de ello. ¿Por qué, por qué no quiero descontrolarme?– regreso la vista furiosa hasta él con los colmillos mostrándose dispuestos a atacar, pero sé mejor que nadie que no lo haría.

Aunque no quería decir en voz alta la razón.



Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Jue Mayo 19, 2016 8:07 pm

Juan observaba desde su posición a Arianne.

Su mirada cristalina era fija y no parpadeaba. En su interior padecía de sentimientos, Juan que era cálido y bondadoso, sentía que Arianne se estaba burlando de su persona.

Un suspiro inmediatamente salió de su tórax, desinflando su cuerpo al límite de que volvía a verse a Juan respirando tranquilamente - ¿Te burlas de mí? –Mofó- ¿Crees que por tener un don de la oscuridad te conviene burlarte de mí con tales palabras? –Parpadeo – Cuando os toqué por primera vez sentí que me inundaba en recuerdos de otra persona, algo que puede haberme pasado en otra vida, pero me siento identificado con vos – siguió hablando hasta que acabó, se cayó y sinceramente, este se agacho para estar a la altura de la mujer de feroz mirada – Solo os brindo mi buena voluntad para así vos podáis satisfaceros – La coge de los brazos levantándola del suelo de un movimiento acompañado de una suave brisa, pero ve que aún no mantiene equilibrio por lo que valientemente la coge en brazos cual princesa.

-El descontrol a veces es bueno para poder recuperar el equilibrio
–tose pues un picor enturbio su habla por unos segundos pero pudo continuar al final – pero en lo que a mí respecta, prefiero descontrolarme, pues no tengo una vida plena y eterna como lo puedo entender de vos. Si, pude haber desconocido su raza pero las matemáticas las puedo hacer fácilmente –Suspiro y caminó hacia una sala, un pequeño salón adornado con una chimenea de piedra, adornos, armaduras, espadas, todo una sala de trofeos en donde en el centro había una mesa de roble oscuro cerca de dos sofás de cuero marrón algo desgastados.

– Espera –dejo con delicadeza a Arianne, no sabía si precisaría de alguna manta, pero le acercó una - ¿Precisáis de manta alguna? –Suspiro – Claro que no, que estúpido –rio para sí mismo pero comenzó a pensar en si los vampiros beben té o algo - ¿Degustáis té? O algún otro tipo de bebida o ¿solo son cenizas en su paladar? – Ahora sentía curiosidad, se preguntaba si para un ser de la noche como Arianne, los condimentos alimentarios eran realmente exquisitos para ellos o solamente eran olvido entre sus pupilas de gustativas muertas y putrefactas.

-Da igual, traeré té y si os atrae la idea, os serviré con gusto
–Hizo una reverencia – No te vayas, por favor…-la miro antes de irse hacia una pequeña cocina, no era una cocina, pero estaba abastecida de comida y una tetera para llenarla de agua caliente.



Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Miér Jun 01, 2016 10:22 pm

¿Cuánto más tengo que pagar por su amabilidad? Ver aquellos ojos cristalinos con la mirada más pura e inocente solo lograba que mi dolor creciera, me estaba matando él porque se estaba volviendo en mi debilidad; no pude decir nada ante su trato y ofrecimiento, la realidad era que no había manera de oponerme la falta de ingesta del vitae necesario estaba consumiéndome viva, era mi propio infierno que debía pasar cada noche hasta quedar satisfecha por mi traición.

La calidez con la que sus palabras crean el eco en la mente solo puede compararse con miles de puñales de plata incrustándose en el pálido cuerpo retorciéndose una y otra vez –Juan no entiendes realmente, no quiero decir que me burlo de ti, solo que recién estás viendo lo que se oculta en las sombras entre las calles y partes de este mundo que desconocías y ahora de la nada aparecen frente a tus ojos – el calor de aquella chimenea solo volvía más penoso los recuerdos –Si pudiera quemar mis recuerdos y dejarlos en el olvido como los tuyos todo sería diferente, pero no, no puedo hacer eso – una pequeña sonrisa con la que trato de mostrar mi agradecimiento, pero se que fallo en ello porque se muestra claramente mi abatimiento.

Sus atenciones solo estaban lastimándome más y más, porque su rostro y vos eran las de él, era él en otro cuerpo y solo podía verlo alejarse y volver, moverse con naturalidad rompiéndome en mil pedazos irme era la mejor opción pero no podía seguía encandilada en aquel que solo me traía mis recuerdos del pasado al menos hasta que mis ojos lo ven nuevamente y aquellas frías lágrimas carmesís salieron de mis ojos –¿Acaso esto es un castigo? No ves, que realmente me estas lastimando, eres como él en todo– alargo la mano para tocar su rostro pero la detengo a mitad del camino y la oculto tras la manta –¿Acaso esto es un castigo? No ves, que realmente me estas lastimando, eres como él en todo– suspiro buscando en silencio mi compostura de mujer, de vampira, de inquisidora, el que debe tener toda asesina

Evito que trate de sacar el tema, viendo la comida con una sonrisa habitual -La comida no tiene sabor alguno en mi paladar, solo hay recuerdos porque no sabe a nada para mí, aunque antes de esto me encantaban comer frutas, eran deliciosas, más lo que ahora me nutre y satisface me mata así que busco sustitutos– suelto la manta porque el frio no es problema para aquel cuerpo que llevo –Tu y yo tenemos muchas diferencias, Juan, para ti descontrolarte no puede ocasionar mucho daño, para mí significa acabar con cientos de personas en unas horas, en días soy insoportable e irreconocible, en semanas estoy completamente perdida y dejo un caos a mi alrededor, no puedo descontrolarme unos segundos porque sería fatal eternamente, como bien dijiste tu vida es plena y corta la mía no, es eterna y la condena que cargamos lo hace aun peor– miro el fuego crepitar sonriéndole –Ustedes son como este fuego, que se mueve y crepita mientras dure su tiempo, pueden hacer cosas que no causan tanto estragos, pueden amar y olvidar, para mí, no es una opción porque el tiempo se congela, somos un fuego que no se mueve tanto, estamos estancados y el amar y olvidar no es una opción ya que sería eterno el dolor, así como el resentimiento, el odio y la venganza–

Indico con mi mano que se sirva que eso para mí no tiene sabor alguno o deleite –Algunos de los míos descartan esas emociones “mundanas” aunque son más humanas, pero yo no puedo sigo atada a mi piel, a mi vida de mortal y lo que tu viste cuando me tocaste es lo que me sigue matando a mi condena que ahora parece que se ha materializado, al parecer el no murió si no que paso su alma a alguien más– rio con ironía tratando de levantarme pero no lo logro ya que la sangre ingerida no fue mucha.




Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Dom Jun 19, 2016 5:22 pm



Se trataba de eso.

Tan necio fue que no se dio cuenta de los sentimientos de Arianne. Habia perdido a alguien probablemente no hace mucho y él la estaba forzando de una manera en la que él creia correcta.

Sintiéndolo muy a su pesar, quiso dar espacio a la bella joven que permanecía hablando a traves de aquellos labios rosados cual carmín, a través de cada movimiento gestual que ella hacía, ella quiso levantarse pero Juan instó en que permaneciera quieta en donde estaba, en aquel sofá de cuero que estaba desgastado por el tiempo y el desuso - Tenéis razón. Es probable que este descubriendo los secretos que esconde la noche pero aún no estais en forma. Además, necesitas...de "eso" - Juan detuvo su habla para desabrocharse un par de botones despues de quitarse el pañuelo del cuello.

Se ofrecería como bolsa de sangre para que al menos tuviera con que sobrevivir - Bebe Arianne o come...o bueno, como lo hagaís vuestra especie. Lo último que quiero es verte de esta manera tan débil y fébril - suspiro brevemente, trago con seguridad y cogiendo la mano ajena la acercaba hasta su vena catorida - He aqui lo que deseas y necesitas....tóma de mi Arianne, sé que podrás detenerte a tiempo - sonríe - Por alguna extraña razon, se que puedo confiar en ti y que harás juego de conciencia - mostro brevemente una sonrisa aun más ancha que la anterior.

Estaba aterrorizado por la locura que estaba a punto de cometer, pero, por amor se hacen locuras y con más motivo si es alguien con quien te sientes conectado desde hace mucho, mucho tiempo atrás.



Última edición por Juan Rivera el Lun Jul 18, 2016 5:48 pm, editado 1 vez

Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Vie Jul 01, 2016 8:16 pm

¿Los humanos eran así de imprudentes y temarios? No, así no los recordaba, al contrario siempre pensé que eran temerosos y la valentía solo corría en parte de aquellos que recibirían algo a cambio, pero ahí estaba frente a mí un hombre que con una locura desmedida estaba intentando jugar con la muerte de una manera descarada y hasta podría decir que se veía seductora esa idea, pero tendría que rechazarla, tendría que tomar fuerzas y decir que no.

Entonces, ¿por qué mis manos van a su cuello?, recorro sintiendo las pulsaciones de su vena, está nervioso y no es para menos, será la primera experiencia de él ante alguien como yo y eso solo muestra mi indecisión; su aroma es delicioso, al igual que su piel al roce se que debo controlarme y evitar morderlo pero no puedo la sed es tan grande que mis colmillos se muestran pero aun así temo no poder detenerme en el momento exacto en que su corazón deje de latir. Trago en seco –Y si no me detengo en el momento antes que tu corazón se dentea… – las palabras se quedan en suspenso total mientras la mirada se pierde en los ojos que parecen los mismos, pero no, no lo son y eso me duele tanto.

Acaricié su rostro lentamente acercando peligrosamente los colmillos su cuello pero sentía que me descontrolaría, aun así la sed fue más grande y entraron los colmillos perforando su piel, las uñas filosas se clavaron en su nuca y la espalda dejándome tomar de él, cada sorbo de su sangre me perdía lentamente aumentando la presión en beber de él. La calidez de su sangre revivía mis sentidos pudiendo oír el latido de su corazón acelerándose a cada trago que daba, eran lentos y pausados pero lo suficientemente profundos para acabar lentamente con la presa.

Debes parar Arianne, debes detenerte o lo matarás

Una punzada de dolor en lo que era mi corazón me obliga a separarme de él dejando la marca de su sangre correr en el cuello y en mi mentón hasta la ropa. Lo deplorable que me veía cambió drásticamente al revitalizarme con su sangre, pero, aun queda el problema de aquel ardor excitante de la sangre humana que va quemando mi sistema empujando a desear más. Relamo los colmillos saboreando un poco más lo que queda de su sangre en mí, no me muevo trato de dormir a mi cuerpo para evitar atacarlo, aunque sé que no será todo completo aun. Solo el sol puede ayudar.

–Delicioso. Quiero más– le miro y los ojos se tiñen de rojo pero mi cuerpo no se mueve para nada, estoico quedó, como una forma de protección para aquel hombre y para mi misma.

Amanecer llega pronto.




Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Lun Jul 18, 2016 7:57 pm



Los hechizos no están destinados a estar en el mismo universo. La gente desesperada en busca de una bocanada de esperanza de aquellas criaturas que te quitan de golpe tu vitae con un solo sorbo de sus colmillos de la muerte, pero Juan, aquella noche cuando el amanecer se acercaba lentamente por el horizonte, él y Arianne estaban bajo tierra, debajo de su estancia, apenas rayos de sol entrarían al cabo de dos horas, al menos Juan sentía la seguridad de que Arianne estaba segura en su hogar, al menos en donde estaban, el sótano del español solitario.

- ¿Cómo se siente el tener mi sangre en tus fauces? –Pregunto con mera curiosidad, observando con firmeza a la vampiresa que hace nada obtuvo de su propio vitae encima de aquel sofá, pero raramente Juan estaba tan avivo en esos momentos. Tal y como se encontraba, su cuerpo comenzó a sentir un leve cosquilleo por su columna vertebral, haciéndole temblar, no de dolor, sino que raramente sentía su libido elevarse con una mujer guapa.

En ese momento sentía que estaba ahí mismo para algo más – Arianne…-Su mano comenzó a deslizarse por la cintura avispada de la vampira, con un leve mareo en ese momento se fijó en lo que no se había fijado antes, en unas bellas curvas que subiendo la cara se observaba a una hermosa mujer de bellos ojos profundos con mucha tristeza en sus pupilas.

Como si no quisiera planearlo, de la cintura tomo a Arianne para montarla a horcajadas sobre su cintura, sujetándola con fuerza el comenzó a mover lentamente sus caderas como si de un hechizo estuviera en ese mismo instante, pero imágenes repentinas de las que desconocía volvían a aparecerse en su mente.

De un movimiento lento y suave aparto a Arianne de sus caderas en las que lentamente la montó, Juan sintió que el mareo se elevaba un poco más y no más decidió recostarse sobre el respaldo del sofá, dándose cuenta de que no había sentido libido momentos atrás.

Habían sido nauseas por la extracción de sangre que había experimentado desde su propia piel.


Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Lun Ago 01, 2016 7:26 pm

Placer, dolor, dicha, agonía, felicidad, tristeza, un remolino de sensaciones se arremolinan en mi interior que no para de quemar, esa sensación de estarme muriendo por dentro, viva, cual llama que surge de mi propi ser subiendo y acabando toda razón para dar paso a aquello que temen y hablan en los libros “Al monstruo”. No, debía controlarlo a toda fuerza aun cuando termine rota para siempre no puedo dejar de aquello se muestre de esa manera tan salvaje

Cálmate Arianne, Cálmate. Respira y no conteste a nada, concéntrate en ti

Eran las palabras que se repetían en mi mente una tras otra sin cesar, aun cuando estaba mi cuerpo detenido y gruñía por la sensación que aquella sangre provocaba, no había de otra tenía que volver a ser la dama calmada o de lo contrario terminaría con la vida de aquell…–Tengo que salir de aquí– susurro esas palabras tomando doa la fuerza de voluntad, o lo poco que queda de ella para dar solo un paso hasta ver como aquel samaritano se acerca, como su aroma cambia drásticamente en uno más conocido; sus manos me envuelven lentamente como las hacía aquel que se llevó mi corazón y razón, quizás eso hizo que mi cuerpo se relajara al punto de centrarme solo en su recuerdo, en aquellas pocas noches que pudimos pasar juntos.

La sorpresa que me llevo al estar tan cerca de aquel hombre, mis piernas lo rodea y quiero besarle, morderle esos labios y cuello pero antes de poder hacerlo me detengo, no, el me detiene bajándome dejándome a la deriva y su aroma cambia al embriagante fragancia de la sangre. La garganta se me seca nuevamente y solo puedo dejar caer mi cuerpo al suelo acercándome, suplicando por una cura a mi desolación. Tomo su mano besando la muñeca lamiendo la piel que oculta aquellas venas, le rozo con los colmillos pero nuevamente esos ojos son los de él, no los del humano –Estás bien Frey…– susurro tocándole el rostro sentándome a su lado recordando el momento en que ambos hicimos el pacto de sangre en aquella playa con nuestras sangres.

Una punzada de dolor agita donde mi corazón debería estar y nuevamente los ojos me han engañado para mostrarme a un humano recostado junto a mí, los dientes me castañean de rabia pero más que nada la sangre hirviendo, y ese sabor burbujeando en mi boca –Debería matarte ahora mismo por hacer esto, pero si lo hago no podré huir luego. Esperaré a que salga el sol, lo necesito para acabar con este sufrimiento, al menos hasta que llegue la noche–mis ojos se llenan de una frialdad como la oscuridad que lega solo para atormentar a las almas.




Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Juan Rivera el Vie Ago 19, 2016 4:07 am

Consigue recuperarse de aquel mareo que tuvo al creer que tuvo un calenton. Observo a Arianne y escucho a su vez las palabras que dijo - Yo me quedaré contigo, asi nos conoceremos más - Dijo esperanzado de que pudiera pasar mas tiempo al lado de ella, solo esperaba que así pudiera ser por lo que ya se podía imaginar la escena, él y ella, acompañandola en aquella sala por debajo de su residencia que constataba de una pequeña mazmorra bien acomodada. Tenia que seguir al menos convencerla de que se quedara otro dia más. Ojala pudiera mantener el sol arriba para que nunca dejara su lado - ¿Frey? ¿quien es...? - Era raro. Aquel nombre le sonaba bastante. ¿Quien diablos era? ¿Porque le sonaba bastante aquel nombre?

Solo se acomodo en el sofá un poco mejor. Se ajusto la camisa y se quedo mirando a su acompañante - Arianne...- empezó a decir - Quiero que te quedes...- pudo ver por encima de su cabeza como el sol comenzaba a entrar por las ventanas pequeñas que habia en aquella sala. Las ventanas construidas estrategicamente sobre el suelo al lado de su residencia simulaban al ojo curioso como rejillas para drenar agua pero eran ventanas normales y corrientes. Juan siguió queriendo hablar con Arianne - la luz no te afectará. Están bien altas - sonrió transmitiendo seguridad y confianza. Acarició el rostro de Arianne con una sonrisa en su rostro y volvio a besarla lentamente sobre la frente y suspiro mientras se alejaba un poquito de ella - Te...te decia que tengo, que quiero enseñarte algo. Ese nombre me suena - dijo esperanzado de tener razón en su intuición.

Con cuidado, llevó a Arianne al interior de otra sala contigua en aquella misma mazmorra, el interior estaba decorada con una cama medianamente ostentosa, una mesa y varias estanterias. En una de ellas había un libro que estaba cubierto con cadenas doradas. Frey cogió el libro y lo puso sobre el escritorio donde alli mismo abrio las cadenas con una llave maestra que llevaba dentro del pantalón. Abrio el libro finalmente y ahi estaba la prueba de que tenia muchos ancestros - Mira..-fue a la "F" y había varios miembros de su familia, pero para su sorpresa no esperaba encontrar una coincidencia. Se quedo de piedra. Vio algo que no se esperaba.

Lo que vio fue una imagen de si mismo pero con otro nombre. Ahora lo entendia todo. Ahora entendia las visiones y la atracción hacia la vampira. Era descendiente de Freyback Moriarty y aquel libro con cadenas de oro lo probaba.

Juan Rivera
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Arianne Vermelle el Vie Sep 02, 2016 3:24 am

No podía creer lo que mis ojos estaban viendo en aquella nueva habitación, aquel libro contenía toda la familia de aquel humano y entre esas viejas páginas estaba el rostro de mi amado, de aquel hombre por el que había estado tan enamorada hasta el punto de permitir que me rompiera a su antojo. Me acerqué y toco aquella página, ya no era una humana, era lo que mi me dice pero aun puedo sentir ese calor en mi corazón marchito, incluso las lágrimas que ruedan lentamente por mi rostro; aquello era cierto, no era una mentira para nada

Le miro a los ojos tratando de que él me diga que es mentira, que nada es real, pero no, solo encuentro una mirada confundida que me mira con esos ojos que se parecen a los de él, imposible…–Imposible, no puede ser cierto…entonces tu eres uno de sus descendientes, la familia de él y la tuya tienen lazos– iba a volverme loca de estar ahí un minuto más, quería salir peor las piernas no me funcionaban y el sol estaba lo más alto. Arrojé aquel libro al suelo con toda la fuerza que tenía, odio, ira, rencor, ganas de matar, todo ello se estaba acumulando en mi interior hasta el punto de obligar a la bestia despertar

Le mire furiosa pero lentamente se fue desvaneciendo aquello cuando veía más y más aquel humano, solté un suspiro de resignación chasqueando la lengua para luego caminar y tomar asiento en una de las sillas –esta bien, es mejor que descanse o mi cabeza terminar perdiéndose y asesinaré a todos los de esta casa, déjame sola por favor– susurré esquivando la mirada de la de él –Quiero pensar sobre esto, sobre lo ocurrido y lo que he visto ahora. Necesito un tiempo para mí y que mejor que dormir en la completa oscuridad hasta que el sol se oculte–el tono de mi voz estaba lleno de melancolía así como de decepción.




Arianne Vermelle
Condenado/Vampiro/Clase Media
Condenado/Vampiro/Clase Media

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Localización : Somewhere in the world

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños Rotos || Libre

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:28 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.