Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




The new season [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The new season [Privado]

Mensaje por Morgan Strauss el Vie Oct 09, 2015 10:57 pm

El invierno llegaba a París y junto a él, un montón de eventos sociales para los pertenecientes a la alta alcurnia de dicha ciudad. Bien sabido era que Morgan apenas y llevaba algunos meses en aquella ciudad, pero como hermana de Alessa era su obligación hacer acto de presencia en todos los eventos a los que le invitasen además que creía, de esa manera podía conocer muchas mas personas e indagar sobre la muerte de su hermana mayor, motivo principal por el que había abandonado su residencia para ir hasta París e iniciar una nueva vida.

Para la asistencia a las fiestas que debía asistir, la Strauss necesitaba todo un guardarropas nuevo, algo que le hiciera lucir como alguien verdaderamente parisense y que además fuese apto para la época del año a la que estaba entrando la ciudad. Por todas las calles se respiraba el espíritu de las festividades vecinas y para la alemana si bien le ayudaría para sus planes, era en gran medida una molestia deber lucir tan alegre; la bondad y la felicidad no estaban ella después de todo, aún así, caminaba por las calles luciendo una enorme sonrisa en su rostro, observando cada escaparate que se le cruzaba por enfrente y buscando claro, la persona indicada para encargarse de sus atuendos festivos. Encontrar a la persona apta para dicha labor era también un asunto complicado, después de todo ella no podía pedirle a cualquiera que se encargara de adecuar sus vestidos para portar armas sin que fueran notorias y aunque quería dar con quien arreglaba los vestidos de su hermana mayor, Alessa no había dejado pistas de eso, así que Morgan debía conseguir por su cuenta a una persona discreta.

Entre su caminata despreocupada y aparentemente alegre, la búsqueda de una modista adecuada y la cantidad de gente que se aglomeraba en las calles e iba de un sitio a otro, Morgan termino caminando hacía cualquier sitio sin darse cuenta de que se alejaba cada vez más de las calles céntricas de París y se sumergía poco a poco en sitios menos transitados y solitarios, siendo hasta que se encontró en un callejón sin salida cuando se percato de lo distraída que había sido. Aún le faltaba aprender mucho sobre las calles y perdiéndose cada vez que salía no era la mejor manera.
Demonios… – murmuro para si, volviendo sobre sus pasos y buscando a quien pudiera indicarle el camino para regresar a las tiendas de ropa. Prestando mucha más atención que antes, avanzó algunas cuadras hasta encontrar a un hombre que parecía estar sumido en sus propios asuntos pero a ella no le importo acercarse a interrumpirle – Disculpe, ¿Podría indicarme como volver a las tiendas de las modistas? Me he perdido en el camino – en sus labios apareció una sonrisa mientras aguardaba que el caballero le prestara atención y le dijera a donde era necesario que se dirigiera.



Toda tu vida tiene la misma forma que un solo día

Gracias:




The killer:





Morgan Strauss
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 130
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 20/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The new season [Privado]

Mensaje por Sean Wyatt el Lun Mar 07, 2016 3:19 pm

Tensó ligeramente los nudillos un poco antes de aproximarse con cautela hacia aquel hombre de edad avanzada, bajo la manga de su costoso abrigo sujetaba un arma blanca y en cuestión de segundos clavó de lleno la misma en el costado del extraño. Un par de forcejeos y de inmediato colocó la diestra en su boca para evitar que pidiera auxilio, en su vano intento solo halló un par de puñaladas más. Como era costumbre, los labios de Sean moldearon una semi curva ante su víctima.

–Nadie te buscaría en un lugar como este, bastardo. Ahora sonríe para mí–

Susurró con delicadeza antes de dejarle caer con cuidado en una de las callejuelas.

Un par de semanas atrás el ahora occiso había descubierto al inglés en la cama con una mujer de renombre y bajo la amenaza de hacer publica dicha infidelidad el más joven se las había arreglado para estudiar con escrutinio su rutina. Sabía que era un hombre poderoso y con suficientes medios para hacer estallar la bomba y echar abajo todo el plan. Fue precavido en sus movimientos, el hombre era solitario y muy pocos se preocuparían en donde terminaría su cadáver. Ese detalle sin duda alguna fue un punto a favor de Sean. La hora resultaba poco transitable y era bien sabido que quienes deambulan por esos lugares estaban precedidos de cierta fama que no era bien vista a ojos de la sociedad gala.

Aunque de igual modo le renombre de esas mismas personalidades bastaba para cubrir con dinero las notas amarillistas o rumores que pudieran cernirse sobre ellos.

No tenía el mínimo interés en permanecer en dicho paraje, pero tampoco se mostraba nervioso o ávido por huir. Conocía aquellos rincones como la palma de su mano a pesar de ser un hombre extraño a Paris. Ese era su modus operandi desde hace un tiempo, sobrevivir por medio de engaños para no ser asolado por la desgracia y podredumbre que le había visto nacer. Respiró el aire taciturno y por unos breves instantes cerró los ojos creyendo que era un residente más con el alma libre de macula. El tono suave de una mujer llegó a sus oídos a través del viento y con una sonrisa en el rostro arqueó una ceja y detuvo su mezquino andar.

–Es fácil perder el camino cuando se camina a solas madmoiselle–

Con cierto atrevimiento y descaro levantó el brazo hacia ella.

–Permítame escoltarle nuevamente a un lugar más seguro–



Última edición por Sean Wyatt el Dom Mayo 08, 2016 1:52 pm, editado 1 vez


Some people are just broken:

mother, where have all your roses gone?:


Sean Wyatt
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 17
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 20/01/2016
Localización : Arriba o Abajo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The new season [Privado]

Mensaje por Morgan Strauss el Vie Abr 15, 2016 9:21 pm

Morgan no se preocupaba por las calles que transitaba, no porque desconociera París que era en parte uno de los motivos, sino que además, ella sabía perfectamente como defenderse de todo lo que se le apareciera, detalle que siempre le provocaba seguridad al momento de andar por las calles y que le brindaba esa misma seguridad al hablar con extraños. La alemana ocultaba perfectamente su naturaleza mortífera detrás de una fachada de simple seducción que podía hacer caer a cualquier hombre en sus garras, claro que a ella no le interesaba cualquier clase de hombre, solo buscaba aquellos que pudieran brindarle beneficio ya fuera como amantes, compañeros de negocios o simples presas. Sin embargo en aquel peculiar día, se acercaba a buscar compañía masculina simplemente para recibir indicaciones respecto a las calles, por supuesto que no se esperaba que al hacerlo, algo en su interior despertara.

Y resulta mucho más fácil perderse cuando no se es de por aquí – aseguró a aquel individuo que despertaba en ella cierta familiaridad, no porque el rostro le pareciera conocido o alguna cosa por el estilo; esa sensación le surgía siempre que estaba con su familia, siempre que miraba a los ojos de aquellos quienes no únicamente eran testigos de la muerte sino ayudantes de la misma – Gracias, es usted sumamente amable pero creo me encuentro a salvo en cualquier parte – sonrió divertida – menos en las tiendas, ahí corro peligro de perderme durante horas enteras – respondió al tiempo que tomaba aquel brazo de manera confiada. La mente de Morgan se sentía en paz, tanto que sin pensarlo dos veces, comenzó a andar junto a aquel desconocido, después de todo, ¿Para qué tener cuidado cuando podías estarte topando con uno de los tuyos?.

Andando entonces entre las calles, permitiendo que aquel sujeto le guiara a ciegas, la alemana sonreía. Sus ojos iban de un lado a otro, no en busca de la seguridad de una calle más transitada o alguna persona, sino que exploraban la zona; aprovechaba pues aquella oportunidad, para identificar calles y la manera en que debía seguirlas para volver a lugares más concurridos y populares. El silencio se había instalado además entre ambos, quienes caminaban como viejos conocidos que no tenían nada por decirse, muy lejos de la realidad, al menos por parte de la alemana, quien dejó de mirar todo cuando le rodeaba para centrar su atención en su joven acompañante.
No me presente debidamente ante usted – mencionó, sonriendo con amplitud – Soy Morgan Strauss y me encuentro, verdaderamente agradecida de que nos topáramos – el muchacho a quien sujetaba del brazo era bien parecido, poseía un carisma nato que atraía las miradas de quienes los veían pasar, detalle que de ser él lo que la alemana creía, podía llevar a todas esas personas a la tumba de manera prematura; aún con esa corazonada tan fuerte dentro de ella, no era correcto que le encarará de manera abrupta pues de estar errada, tendría que acabar con la vida de un inocente. Decida entonces a descubrir más cosas sobre su acompañante, se atrevió a preguntar – ¿Qué es lo que hacía usted por calles tan solitarias? No creo que sean solo peligrosas para mujeres, sino que deben serlo para todo aquel que ponga un pie en ellas – y dicho eso, llevó la mirada al frente, esperando por escuchar la respuesta y notar las reacciones ajenas.



Toda tu vida tiene la misma forma que un solo día

Gracias:




The killer:





Morgan Strauss
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 130
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 20/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The new season [Privado]

Mensaje por Sean Wyatt el Vie Mayo 06, 2016 2:36 pm

La seguridad plasmada en el rostro del inglés resultaba en muchos sentidos apabullante y un cuadro digno de ser admirado. Sin importar las circunstancias, alardeaba a la menor provocación, siendo una de sus muchas armas de seducción si claro, veía un mínimo de interés en el susodicho. Cuando sus orbes pudieron estudiar más de cerca a la joven, un esbozo de sonrisa apareció en sus labios. Ella resultaba ser sumamente hermosa y aunque dejaba en segundo plano la indumentaria claramente costosa, existía un instinto en él que le dictaminaba conocerla un poco más. Podía asesinar o no al final del día, eso no importaba realmente cuando se mostraba caprichoso. Pues aquel artificio de hombre de mundo solo era una mecánica aprendida de principio a fin para atraerles. No respondió nada y se limitó a asentir cuando el cálido roce provocaba en él una sensación distinta cada vez que tenía a alguien demasiado cerca. El dulce aroma que flotaba a su alrededor nubló momentáneamente sus sentidos.

Sus ojos se abrieron un poco más cuando ella demostraba dicha independencia y solidez en su argumento. La mayoría de las mujeres que habían compartido sus noches eran presa del miedo a morir solas o buscaban solo un momento de placer a su lado. No obstante la rubia significaba un panorama completamente diferente o al menos lo que había podido dilucidar hasta ahorita.
Rio ligeramente.

–Vaya, que tenemos aquí, una bella mujer amante de las compras–

No faltaban las miradas curiosas que seguían esa caminata tan peculiar. Había sido como si aquel reencuentro no fuese del todo fortuito, puesto que la familiaridad de sus palabras derrumbaba por completo la barrera de incomodidad que se forja en primera instancia cuando se topa con un extraño.

–Encantado Morgan, soy Sean Wyatt– Explicó antes de besar el dorso de la mano ajena –El gusto es mío, aunque no soy participe de creer en las casualidades–

Guiñó un ojo y movió su cuerpo hacia uno de los costados. Donde una un par de vendedores aún permanecían horas antes de que el sol se disipara en el horizonte de un atardecer más en la capital.

–Visitaba a un viejo amigo de mi difunto padre. Negocios principalmente, sabe, esos lazos deben ser forjados mientras el tiempo lo permita– Volvió a asentir –En efecto madmoiselle Strauss nadie tiene la vida comprada–

Era increíble a veces como el cinismo se apoderaba de su cuerpo. En sus frases siempre debía existir una pauta que dejara entre ver que no se trataba de solo un chico narcisista y ambicioso.

–Una rosa por favor–

Lanzó hacia la mujer que con una sencilla canasta pasaba a lado de ambos. Pagó el par de francos requeridos y entregó la misma en manos de la joven.




Some people are just broken:

mother, where have all your roses gone?:


Sean Wyatt
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 17
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 20/01/2016
Localización : Arriba o Abajo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The new season [Privado]

Mensaje por Morgan Strauss el Sáb Mayo 14, 2016 10:56 pm

Los pasos firmes de ambos, las miradas despreocupadas y las sonrisas amables que de vez en cuando se dirigían pintaban un cuadro de familiaridad que ninguno poseía con el otro. Extraño que dos desconocidos se comportaran de esa manera pero para gente del circulo social de Morgan, esa era la manera natural de tratarse incluso aunque no se conocieran realmente. Esa manera de actuar del muchacho era también lo que la llevaba a pensar que se encontraba cerca de uno de los suyos, después de todo nadie se podía mostrar tan tranquilo cuando caminabas de la mano de un desconocido.

Una risita se le escapo de los labios antes de mirar a su acompañante.
¿Qué mujer no ama las compras? Es un lujo del que no podemos privarnos – volvió entonces la mirada al frente – O al menos yo no me privo de ello porque nunca se sabe lo que pueda suceder – miró de reojo al joven – uno puede morir en cualquier momento, así que lo mejor es aprovechar la vida y todo cuanto se tiene al máximo – y como prueba de ello estaba el recuerdo de su hermana. Alessa nunca fue débil, era una asesina extraordinaria y aún así ahora descansaba bajo tierra, en una ciudad que no era la suya y con sus asesinos caminando libremente por las calles de la misma. Recordar entonces a su hermana la sumió ligeramente en la oscuridad de sus propios pensamientos, en los deseos que poseía por encontrar a aquellos que le quitaron la vida a su hermana y en privar a los mismos de su miserable vida. Y ante las presentaciones sus pensamientos volvieron de un momento a otro al presente, a esa caminata despreocupada con el muchacho que sujetaba firme del brazo – Y si no crees en las casualidades, ¿En que crees Sean? – preguntó curiosa. Ella tampoco creía del todo en las casualidades pero no podía negar que en determinados momentos de la vida, no existía otra manera de llamar a los sucesos que acontecían.

Que extraño – aseguró al escuchar las palabras del joven sobre su visita a un conocido – Es poco común que una persona de su clase y con sus ropas visite esas calles por simples negocios, aun así se visite a amigos – era una mujer perspicaz y no pensaba caer ante mentiras tan débiles de fundamentos como las expresadas por aquel joven a quien hubiese creído más de decirle que visitaba a alguna prostituta – pero bueno, todo puede ser posible – agregó después para suavizar un poco sus dudas – así que solo sea precavido, la muerte ronda mucho por aquí y quien sabe – sonrió – puede que hasta la lleve del brazo.

Cada palabra que salía de los labios de Morgan estaba premeditada para hacer que el caballero soltara algo importante sobre si mismo, ya fuera también con su manera de expresarse o con sus actitudes y gestos; hasta aquellos momentos, sin embargo, no era capaz de notar nada en él más que pequeños detalles.
Gracias, es todo un caballero – recibió la rosa, misma que olio ligeramente antes de volver a posar su mirada sobre los orbes ajenos – No solo me ha ayudado sacándome de calles peligrosas, sino que también me regala una rosa, debe ser usted un ángel – y la última palabra el sarcasmo se volvió presente.



Toda tu vida tiene la misma forma que un solo día

Gracias:




The killer:





Morgan Strauss
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 130
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 20/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The new season [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:41 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.