Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Lun Oct 12, 2015 1:08 pm

Afueras de París
01:45h

Dacian se sentía hoy más que nunca capaz de relajarse y no era para menos pues era una de esas noches especiales en las que el cielo se teñía de negro. La luna no estaba presente, así que las estrellas parecían brillar más que de costumbre. Los chicos habían decidido hacer una fogata en la laguna, lejos de cualquier curioso que pudiera interrumpir aquella magnífica noche en compañía de aquellos que consideraba familia. No faltaba la comida, incluso aquellas jarras de vino que a todos les gustaba en particular. Para Dacian aquella laguna era un lugar mágico, uno en el que podía sentirse más a gusto que cuando el instinto animal se metía en su piel, sin provocar muerte alguna ni nada de lo que luego pudiera arrepentirse; simplemente amaba ese lugar.

Dacian se mezclaba con el resto, sentado sobre las raíces de un viejo árbol mientras el resto hacía de las suyas, algunos cantaban cual piratas, otros simplemente comían, el resto sin embargo se reía a carcajadas a costa de uno de los chicos que planeaba casarse con una joven campesina, la cual ya formaba parte de la manada gracias a su encanto –y a la genial idea de que alguien allí supiera cocinar-. Los chicos la recibieron de buen agrado, sin pensar quizás que en un futuro tengan que abandonar la manada por el bien de su futura familia. Dacian se sentía feliz por ellos y por haber llegado a tener una familia tan extensa, pero al fin y al cabo ninguno de ellos compartía su sangre; quizás se sentía frustrado -sin reconocerlo jamás- de no poder formar una familia ya que comprendía que las cosas eran demasiado complicadas en su vida como para pensar en su propia felicidad y anteponerla al resto.

Sin que nadie se diese cuenta, Dacian desapareció de la escena con una botella de vino en mano y se alejó del resto, para aparecer nuevamente al otro lado de la laguna, dónde podía disfrutar del lugar sin necesidad de perder de vista a sus hermanos.
Dacian se dejó caer al suelo, pegando la espalda a una gran y fría roca que allí había. Observó los bonitos colores que la fogata creaba en el lugar, dejando casi en la penumbra el lugar dónde se encontraba. Pensando -quizás demasiado- el futuro tan incierto que le aguardaba.


Última edición por Dacian Bassarides el Dom Sep 25, 2016 3:19 pm, editado 1 vez



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Miér Oct 21, 2015 9:31 pm

Olían como huelen los niños pequeños: a tierra y a hierba dulce, a pura inocencia.
Nicholas Sparks

Formar parte de la manada de Dacian era complicado para Roxanne, o al menos parecía serlo la mayor parte del tiempo. Casi todos los pertenecientes eran hombres y las escasas mujeres que había no eran nada como Roxanne, quien se les ponía a la par a todos y cada uno de los hombres miembros de la manada, incluido Dacian cuando ella creía que obraba de una manera poco adecuada. Claro que la relación que llevaba con el líder era muy diferente a la que mantenía con el resto de la manada; para la licántropo, Dacian era como un hermano, era el hombre que le había liberado de un infierno y por tanto el único al que tomaba como un superior.

Aquella noche sin embargo, la manada estaba de fiesta y la hermandad que muchas veces se veía tan frágil, demostraba no serlo. Todos estaban cerca de una enorme hoguera, charlando y divirtiéndose como si el mañana no fuera a llegar jamás y ese fuera el ultimo día de todos en aquella tierra; en momentos como ese, Roxanne agradecía de manera silenciosa al destino por haberle llevado hasta todo aquel grupo de salvajes, patanes, hombres de buen corazón y torpes que se habían convertido al final en la única familia en la que verdaderamente podía contar. La licántropo bebía del vino que tenían, comía de lo mismo que los demás y charlaba como si nunca tuviese malos entendidos con nadie, de hecho, hasta podía escucharse su risa cuando alguien hacía algún comentario sobre ella o contaban una anécdota divertida o de la que ella hubiera sido testigo y aunque pareciera estar distraída, Roxanne observaba en dirección a Dacian cada determinado tiempo, buscando asegurarse de que él también estuviese pasando un buen momento con los suyos y de hecho así pareció ser, hasta el momento en que discretamente el líder se fue alejando y de un momento a otro desapareció de la vista de todos.

Roxanne por el contrario permaneció un poco más alrededor de la hoguera, esperando que volviera, pero al ver que no era de esa manera, suspiro y termino por levantarse y seguir los pasos de su líder. A la francesa no le resultaba extraño que Dacian buscara la soledad, lo que le inquietaba era tal vez que la buscaba en los momentos donde podía decirse que todo estaba más tranquilo que nunca. Con paso decidido siguió el que seguramente era el sendero que el lobo había seguido y después de cerca de cinco minutos andando, termino por encontrarle con la espalda recargada contra una piedra y la vista perdida en dirección a donde se hallaban los demás.
La alegría de todos es notoria incluso desde esta distancia – mencionó mientras se acercaba hasta él y tomaba asiento en el pasto, justo al lado de él. Con una sonrisa en los labios le miro; Dacian era siempre tan apuesto, incluso con aquella ligera sombra de preocupación en la mirada – ¿Qué ocurre Dacian? Y no me digas que nada, porque no es común que te escapes con toda una botella de vino para ti solo – aseguro,  estirándose un poco para poder arrebatarle la botella y darle ella un sorbo.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Miér Nov 11, 2015 11:54 am

Si de algo estaba seguro, era de no arrepentirse de ninguno de sus actos. Dacian no usaba la palabra error, sino lección, ya que aceptaba de una forma u otra lo ya vivido anteriormente como sí eso fuese parte del destino que le deparaba la vida. Roxanne era una parte vital de su sino; había llegado a su vida de una forma un tanto detestable, pero él sólo podía ver lo bueno que le deparaba aquella profunda amistad, olvidando aquella oscura parte de la historia.

Dacian sonrió negando, aún le parecía curiosa la forma que tenía ella de encontrarle, justo cuando más se escondía, justo cuando más necesitaba compañía. — No te preocupes, pequeña. Igual deberías regresar, te estás perdiendo la fiesta. - Dijo burlón, sacudiéndose la tierra que se le iba metiendo en los bolsillos, aún sin perderla de vista. - Sabes que no necesito motivo para perderme, simplemente, en ocasiones me gusta ver las cosas de otra perspectiva.- Y así era realmente, aunque ésta vez sonase a escusa. Prefería ver a los demás disfrutar del ambiente, formar parte de él, pero luego necesitaba tiempo para estar solo, pensar en todo aquello que lo hacía fuerte, incluso en lo que lo hacía débil. No podía permitirse el lujo de flaquear ante situaciones duras, ni mucho menos cotidianas. Simplemente debía permanecer fuerte, pero ahí estaba Roxanne para recordarle que era de humanos sentir miedo, miedo por perder todo cuanto conocía. Tan sólo ella sabía qué decir para calmar su rabia y qué hacer para calmar su corazón, lo supo desde el día en el que la rescató y pasó a formar parte de su vida.

Dacian alargó entonces el brazo para alcanzarla y la invitó a sentarse entre sus piernas. Era un gesto que solía hacer, ya que así podía sentirla más cerca que nunca. - Deja de robarme la bebida o tendré que ir a por más y ya sabes que la custodia un gran y fiero cerbero. - Mintió descaradamente, aguantando la risa.



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Lun Nov 30, 2015 12:16 am

Una mueca de desagrado fue lo que recibió su líder de parte de ella cuando le sugirió que debía regresar a la fiesta. Dacian bien sabía que para Roxanne era mucho más agradable pasar el tiempo con él que con el resto de la manada así que por más que fuera a insistir, no pensaba abandonarlo, menos en un momento que parecía tan crucial para él.
No me estoy perdiendo absolutamente nada, desde aquí soy perfectamente capaz de ver lo que esta sucediendo en la fiesta y tampoco es como que me necesiten ahí – su voz era absolutamente firme y decidida – Lo que necesitas para perderte es estar en otra situación, nunca en una fiesta – enarcó la ceja y le miro con atención al decirle esas palabras – Vamos Dacian… Estamos para apoyarnos y si existe algo en lo que pueda ayudarte, solo pídelo – la mano de la licántropo acaricio suavemente el brazo ajeno – Haré cualquier cosa para que todos estén a salvo y para que estés tranquilo – les debía todo a aquel grupo de hombres salvajes y Dacian.

Roxanne no se negó a acercarse a él en el momento que el brazo de su líder la invitaba a sentarse entre sus piernas. Aquellos gestos entre ambos eran comunes y parecían tranquilizarlos a ambos y sumergirlos en un mundo donde nada malo podía pasar. De hecho, eran por gestos como esos y por esa conexión misteriosa que parecían tener, el por qué del enamoramiento secreto de Roxanne con Dacian.
–  Te he robado solamente un trago – se rió antes de devolver la botella a su dueño original – así que no hagas drama, lo que queda de la botella será después de todo, únicamente para ti – hasta donde se encontraban, llegó entonces una animada canción que varios de los miembros de la manada optaron por bailar. Con diversión observaba desde su asiento preferencial la manera en que todos se divertían; un suspiro salió entonces de sus labios y se recostó más sobre el cuerpo de Dacian – Me encantaría que el tiempo se detuviera y que esta alegraría que vivimos hoy la viviéramos diariamente – aquello era un sueño alimentado más que nada, por la presencia masculina.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Miér Dic 09, 2015 10:24 am

Dacian sentía que era inútil discutir con Roxanne, sobre todo cuando intentaba alejarla ya que de algún modo se lograba colar nuevamente a su lado, por mucho que le dijese y ciertamente amaba la forma en la que pasaba por alto sus recomendaciones, porque aún en la soledad, necesitaba su compañía.
- No desvíes el tema... Vas a tener que comprarte un vestido para la boda de ese par. - Aguantó la risa, escondiendo así tras de ella una sonrisa que Roxanne no podía ver, aunque sí intuir. - Será raro verte como una señorita, presupongo que habrá mucha bebida, así que todos perderemos un poco el norte. - Se burló, aunque ciertamente la idea de verla de tal forma sería un shock para el licántropo, ya que solía verla como una más de la manada, una igual, no alguien a quien cortejar.

Cortejar... extraña palabra, pues aunque Dacian no tuviera sentimientos hacia ella como lo tendría por una mujer exuberante, siempre se sorprendía acariciando su piel de forma lenta, disfrutando del roce entre sus dedos como en aquel momento.

- ¿Te imaginas casada? ¿Y con hijos? - Dejó un breve silencio, denotando que su mente trabajaba en aquel instante, a sabiendas de qué otra burrada se le ocurriría comentar. - Sería raro, pero no duraremos para siempre. De seguro que en unos años cada uno de la manada tendrá una vida completamente ajena a lo que conocía ahora. - Comentó, como todas aquellas dudas existenciales que le venían a la cabeza en cuanto estaba a solas con ella, pensando en voz alta más bien. Dacian rodeó con los brazos la cintura de ella, dejando el mentón por encima dela hombro de ésta, dejándose llevar por el olor que despedía. Pensar en ella como una mujer era extraño, por ello se dejaba llevar sin pensar en qué pudiera o no ocurrir, ni las consecuencias de ello. - Pobre del perro que deba pedirle tu mano a tu padre. - Se echó a reír, pese a que ambos sabían lo duro de aquella vieja situación que él más que nadie prefería verlo como algo no tan dramático, por el simple hecho de no crear un trauma en la vida de Roxanne.



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Miér Ene 06, 2016 10:23 pm

No estoy desviando el tema absolutamente de nada importante Dacian – aseguró antes de enmudecer completamente ante la palabra vestido y tensarse entre los brazos de su líder. Si bien Roxanne sabía que lo que su líder le decía era solamente para burlarse de ella ambos eran conscientes de que realmente llegaría el momento donde ella debería verse como toda una señorita y el problema para la licántropo radicaba en que podía ser muchas cosas pero nunca una señorita refinada. Detestaba las reglas de etiqueta, detestaba la formalidades… ella estaba hecha de otra manera por lo que sencillamente le era imposible imaginarse a si misma buscando un vestido para la boda y si no se imaginaba eso, mucho menos el usarlo – ¡CALLA! – sacudió ligeramente el cuerpo como si fuera a quitarse un insecto de encima – Vestidos… actuar como señorita… no quiero hablar de nada de eso, al menos no por ahora, no me hagas sufrir con tanta antelación que el día de la boda ya tendré mucho sufrimiento – sus ojos continuaban enfocados en la enorme hoguera y una risita salió de sus labios – ¿Perder un poco el norte? Sabes muy bien que todos terminaran ahogados de borrachos, así que digamos las cosas como son y listo.

Era complicado para ella imaginarse a si misma como las demás chicas que pertenecían a la manada (las que eran muy pocas) todas y cada una de ellas realizaban labores hogareñas, eran amables y reían de manera baja; todo lo contrario a Roxanne, quien no era para nada amable ni cariñosa, las labores hogareñas le aburrían de tanto haberlas hecho en el pasado y al reír parecía competir con los hombres, sin mencionar su mal genio con la mayoría y las constantes riñas en que se metía como si fuera uno más de los hombres de la manada. Con el único que podía decirse que llevaba un trato diferente y especial, era con Dacian.

Si la broma sobre el vestido le había parecido demasiado, la de imaginarse casada le hizo mover la cabeza de manera que pudiera observar a su líder de reojo.
¿Me lo preguntas en serio? – le cuestiono con la ceja enarcada, solo para darse cuenta de que estaba en uno de esos momentos de seriedad total, así que suspiro – Algunos se irán de la manada, otros se quedaran pero definitivamente todos tendremos vidas hechas– se volvió a observar el lago con cierto grado de tristeza; Roxanne podía imaginarse perfectamente a Dacian con una mujer e hijos, cuidándoles tanto como lo hacía con la manda y siendo feliz, pero el hecho de imaginarse eso provocaba que le doliera el pecho pues sabía que era imposible que ella fuese esa mujer. Aún así, a pesar de la tristeza, Dacian logro arrancarle una carcajada cuando menciono a su padre y lo complicado que sería pedir su mano. La vida con su padre había sido complicada pero si algo debía agradecer es que todo lo vivido, le llevó hasta aquella nueva familia. – Lo bueno de todo este asunto… – recargó ligeramente su cabeza sobre la de su líder y le acaricio suavemente los brazos que rodeaban su cintura – es que nadie, nunca, pensaría en pedir mi mano – volvió a reír pero en esa ocasión con algo de desgano – No soy una mujer hecha para el matrimonio Dacian y los demás lo saben – hizo referencia a los otros miembros de la manada – así que es imposible que vaya a estar casada y tener hijos… ¿Quién me querría con mi personalidad? Y no estoy hablando en broma – aclaró ese punto antes de que al lobo se le ocurriera alguna cosa que le hiciera olvidar todo eso y estallar en carcajadas.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Vie Ene 08, 2016 2:48 pm

Conforme ella hablaba, Dacian sonreía a sabiendas de que ella no podía verle, pero de igual forma... ¿Por qué esconderse? A Dacian le encantaba la pasión con la que ella hablaba, era la única persona que conocía que realmente fuese fiel a sus instintos, a sus creencias y le importaba bien poco el hecho de qué era lo políticamente o lo protocolariamente correcto; ella había nacido para disfrutar de la vida plenamente y ahí estaría él para concederle cada uno de sus deseos, aunque ninguno se escapase de su boca ya que ella no era vanidosa o al menos a día de hoy no había conocido ese lado suyo.
No le gustaba pensar en el futuro a largo plazo, pero era inevitable dado su cargo dentro de aquella pequeña manada, su familia, porque por nada del mundo abandonaría a los suyos, aunque él mismo decidiese formar una familia. Lo difícil sería mantenerlos a todos a salvo, esa era su prioridad.

- Algún día tendrás hijos. - Musitó aún en su hombro, rozando la piel con su simple respirar. - Y sabes tan bien como yo que los malcriaré, aunque a tu marido no le guste. - "Marido". Se sintió extraño al oír de su propia garganta tal palabra, como si ya existiese aquel hombre que le robaría los suspiros a Roxanne y éste, se sintiese molesto con su figura.

"¿Pedir la mano?" En cuanto ella nombró aquella frase, Dacian acariciaba la piel de sus brazos, hasta llegar a sus finos dedos de princesa, tal y como si narrase una historia con sus caricias. Quiso hacer la prueba para ver cómo se las solventaba para salir airosa de aquella situación, pero en lugar de aquello, decidió levantarse.

- Dame tu mano. - Dijo misteriosamente, colocándose frente a ella, alargando la mano para ayudarla a levantarse. - Voy a enseñarte a bailar.

No era que fuese un experto en cualquier materia, ni tampoco un erudito; pero había cosas inscritas en su piel, en su sangre, que le eran innatas, como si en aquella otra vida la cual no recuerda, hubiese sido alguien bien instruído en cualquier arte, lo cual ayudaba mucho en ocasiones. Bailar, qué locura viniendo de un hombre que por el veneno que lleva en la sangre se rija por instintos, por la brutalidad de un acto, por el hacer y no pensar; y sin embargo, ahí estaba, tratando de enseñar a una mujer a bailar. Lo curioso de todo no era que él supiera o no bailar, ni tampoco a quién pretendía enseñar aquel arte, sino el simple hecho de que buscando alejarse del resto en busca de la paz propia, encontrase aquello que llenase su mente y corazón a partes iguales sin saberlo, sintiéndose pleno.



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Lun Feb 15, 2016 10:47 pm

Agradeció que el asunto de las fiestas, los vestidos y el actuar femenina quedara de lado, con todo y que el tema que había salido a colación después era casi igual de molesto para ella. No importaba todo lo que Dacian dijese para hacerla sentir mejor, Roxanne sabía muy bien la clase de mujer que era y lo que podía y no esperar de la vida; aún así, daba gracias porque su líder fuera aquel maravilloso hombre del que seguramente siempre estaría locamente enamorada.

La mirada de Roxanne se encontraba fija en el lago y su cuerpo disfrutaba de las suaves caricias ofrecidas por Dacian, no así de sus palabras.
Aja… Síguelo diciendo a ver si algún día te lo crees – dijo negando con la cabeza y haciendo una mueca que Dacian no podía ver – Nada de marido… – sacudió los hombros – mejor dejemos ese tema y hablemos de otra cosa que esto ya me esta poniendo de nervios – pero más que ponerla de nervios, todo aquello la entristecía. La loba era fuerte y una luchadora, pero igual poseía un corazón que sufría y lo hacía hasta de pensar en su líder con otra mujer que no fuese ella. Igual eso era algo que tarde o temprano sucedería y Roxanne, debía hacerse a la idea… mientras tanto, estaba decidida a disfrutar de Dacian tanto como le fuera posible.

En el momento que su líder se levanto, la loba le siguió con la mirada y al verlo frente a ella y estirarle la mano, sonrió como una chiquilla.
¿Ya nos vamos con los demás? – cuestiono mientras sujetaba firmemente la mano masculina y su cuerpo eral levantado sin mucho esfuerzo. La sonrisa que entes luciera en sus labios fue suplantada por el asombro que la declaración de Dacian provocaba en ella – Ba… bailar – su cuerpo se quedo congelado en el sitió – Tú y yo… bailar… – Roxanne no bailaba, nunca en su vida lo había intentado y la razón era que se encontraba segura de que sería un caos. Y aún creyendo eso de si misma, no se atrevió a apartarse de Dacian por temor a perderlo, así que la licántropo se quedó quieta mientras que notaba como su líder se acercaba a ella y le daba indicaciones sobre la posición a mantener – No sabía que bailabas – mencionó sorprendida. Su líder era diestro en muchas cosas pero ni en sus más remotos sueños ella imagino que la danza lo fuera. Roxanne era de las que más lo conocía pero no le cabía la menor duda de que aún ignoraba mucho de él.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Vie Mar 11, 2016 10:48 am

Nada de marido; eso fué lo que dijo y Dacian sonrió. No porque le gustase la idea de verla en eterna soltería, sino por ocultar el hecho de que renegaba de cualquier hombre que quisiera aspirar a convertirse en algo más que un amante pasajero. Aún así, Dacian la tomó de la cintura con cierta seguridad en cada uno de sus movimientos, comenzando a guiar sus pasos al mismo tiempo que él lo hacía.
- Es más fácil así, de otra forma se notaría que bailas como un cangrejo de río. - Dacian bromeó, esperándo recibir cualquier amago de golpe que ella le propinase tras aquel estúpido ejemplo. Lo cierto era que teniéndola así sujeta, ella tan sólo tendría que preocuparse de caminar y respirar a la vez. El baile, sencillo, no muy distinto a los que se solían ver en cualquier tipo de fiesta ya fuese de gala o menos ostentosa. Pero quizás y sólo quizás, aquello no fuera más que una perfecta escusa para sentir cómo el aire se escapaba entre ambos para así dejarles algo más de intimidad. Verla tan dependiente en sus brazos le hizo querer alargar más aquella pantomima, pero no debía, no quería hacerle eso a expensas de sacarla de su zona de confort.
Un giro más, seguido de un abrazo, tomandos ambas manos de ella a cada costado, situaándose a su espalda nuevamente, mirando hacia la luz que emanaba de la fogata de la fiesta que se libraba a lo lejos. Él, volvió a apoyar los labios sobre su hombro. Fuera de cualquier pretensión, para él, aquel era el lugar más maravilloso del mundo; le ayudaba a pensar.

- Parece que quieras volver, no te retendré aquí; recuerda que fuiste tu la que viniste a verme. - Su voz sonaba suave, tal y como cuando se disponía a hablar con toda la sinceridad del mundo, porque así era como ella se merecía que actuase. Sonrió sobre su hombro, sin dejar de sujetarla, pues prefería el calor ajeno a la soledad del propio.
- Yo tampoco lo sabía. Hay muchas cosas de mí que quizás aprendan los demás, mucho antes que yo mismo. Sobre todo tú, que eres la que mejor me conoce.
Dacian entonces la soltó con suavidad, no sin antes depositar un beso allí dónde había estado hacía pocos segundos. Dió un paso hacia atrás y apoyó la espalda en una roca que dejaba la altura perfecta.
- Veamos cuánto sabes de mí y yo de tí. Digamos cosas que creamos que el otro no conoce. Empezaré yo. - Una de sus comisuras se elevó, dándole un toque drástico a su tez, demostrando que sabía demasiado sobre ella, tanto, que sabía que iba a ganar aún sin haber empezado.
- Cuando estás en las nubes, cuando piensas, te muerdes el labio inconscientemente, como si eso te ayudase a pensar y eso me gusta, demasiado diría yo. - Se echó a reir y cruzó los brazos, esperando la réplica.



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Mar Mar 15, 2016 11:34 pm

En raras ocasiones le negaba algo a Dacian por no decir que nunca le negaba nada, detalle que la llevaba a estar de pie, con el cuerpo demasiado cerca del ajeno para llevar a cabo un baile del que ella no sabía absolutamente nada. Roxanne fue criada para llevar a cabo otras tareas, no para danzar y mucho menos para casarse, aunque daba gracias al universo porque ese tema ya hubiera quedado a un lado. Tratando pues de parecer lo más calmada y relajada posible, tomo aire de manera profunda, preparándose para lo que venía, aunque antes de poder entrar en un perfecto papel de seriedad, una carcajada la ataco gracias al comentario de su líder.
No es divertido Dacian – aseguró entre sonrisas – Nunca aprendí a bailar… – levanto entonces la mirada para encontrarse con la ajena – aunque tampoco creo que los cangrejos de río bailen mal – arrugó la nariz de manera divertida, para entonces dejarse llevar por su líder.

Al lado de Dacian le era terriblemente sencillo relajarse, dejar a un lado el pasado y disfrutar simplemente del momento. Bailar no le pareció nada fuera de lo convencional, no era después de todo lo que ella se imaginaba y como siempre, a guía de su líder le ayudaba demasiado. Con esa sensación de que todo iba a estar bien mientras que se mantuviera al lado de Dacian, Roxanne se dejo llevar y recargo suavemente su cabeza en el pecho masculino. La cercanía entre ambos no era extraña pero en una actividad diferente y novedosa, adquiría un significado mayor.
Eres un buen maestro – susurró – Yo pensé que terminaríamos en el suelo no bien hubiéramos comenzado – dicho eso, notó como su cuerpo giraba para quedar en una de esas posiciones típicas en las que ambos solían estar. La licantropa le permitía permanecer en esa posición tanto tiempo como lo requiriera él; después de todo sabía de ante mano que eso lo tranquilizaba.

Él no la veía pero de seguro intuía la mueca que hacía al escucharlo.
Exacto, yo vine a verte y no voy a irme – bufó – a menos que quieras deshacerte de mi para quedarte nuevamente sumido en tu mundo – no le agradaba verlo de esa manera. Roxanne se preocupaba sobre manera cada vez que observaba aquel vació inexplicable en los ojos de Dacian; verle aquella mirada perdida le hacía sentir que Dacian algún día se iría a un sitio donde ella no le podría alcanzar y esa idea la aterrorizaba, por eso odiaba dejarlo solo.

Una sonrisa apareció en los labios de Roxanne cuando el beso fue depositado en su hombro. Con lentitud se giro entonces a observar a su líder recargado contra la roca y dio dos pasos en su dirección.
Existen cosas de todos nosotros que los demás no conocen pero… – entre cerro los ojos – Tú siempre me sorprendes y debe ser porque precisamente soy la que se supone te conoce más – los ojos de la loba brillaron ante la idea de un juego como al que la invitaba Dacian, motivo por el cual no dijo nada y solamente le permitió comenzar, soltando una risita divertida al escuchar que era lo que tenía para decir sobre ella. ¿Roxanne hacía eso? Claro que si, era una manía bastante peculiar que trataba de erradicar pero que al parecer, le era imposible evitar. Cruzó los brazos sobre el pecho, aceptando el reto y caminando hasta situarse frente a él apenas a un paso de distancia – Tienes esa mala costumbre de querer dar a los demás tanto como puedes, ya sea físicamente o materialmente. No te preocupas por ti mismo aunque piensas que si lo haces, por eso siempre estoy insistiendo en que duermas, comas y guardes cosas para ti, de no hacerlo estarías flaco, cansado y sin ropa – le sonrió – pero me agrada que seas así, de esa manera puedo cuidarte.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Miér Mayo 04, 2016 10:10 am

Roxanne no podía estar más en lo cierto, haciendo que tuviese una verdadera lucha interna por diferentes motivos, ya fuese por el hecho de que le conociese tan íntimamente bien que le pudiese acarrear algún problema en el futuro. Debía pensar en alejarla, en no tenerla tan cerca como solicitaba, ya que más bien la necesitaba como si entre ambos fuesen una única persona, pero en cambio, sobre los hombros de la muchacha recaían muchos de los problemas con los que no debería de lidiar, simplemente por el egoismo de Dacian.

No hacía falta ahondar en la herida para que ésta saliese a flote, simplemente había cosas que no podía dejar pasar y entre ellas estaba aquella memoria perdida, que quizás sería mejor ocultar, por el simple hecho de que no resultase ser tan bueno como aparentaba. La ansia, la angustia por saber de ese pasado le impedía ver el futuro entre sus manos, ya que habían muchos que dependían de él, de su liderazgo, uno que no se merecía, aunque tanto Roxanne como los más fieles compañeros le impidiesen renunciar, es más, no podía, porque el sentimiento sería similar al de abandonar una familia. ¿La habría tenido alguna vez? Tenía la sensación de vacío que le decía que si, razón de más para ahondar en ese tema aún cuando se lo hubiesen "prohibido" por el bien general. Pero luego, miró a Roxanne y todo se disipó nuevamente, dando cabida a una sonrisa que había perdido segundos atrás con motivo del acierto de su compañera.

- Touché. - Fué lo único que dijo, dando a entender que habían encontrado un punto intermedio en aquella disputa.

- Pero debo decirte que deberías dejar de comportate como una madre. No la necesito y de seguro que tienes cosas más importantes de las que ocuparte. - Su sonrisa estaba impuesta, una sonrisa relajada, pero sus palabras llegaban desde otra perspectiva, una, que por nada del mundo lograría domar del todo. - No te estoy apartando de mí, es más, agradezco toda la ayuda que me has aportado todo éste tiempo pero ambos sabemos que es completamente inútil que te vincules a alguien que lleva perdido mucho tiempo. - Hizo una pausa para mirarla fíjamente a los ojos y entendiese que hablaba completamente en serio. - Mucho.

Dacian permaneció en el mismo lugar, aparentemente sereno, haciendo un leve repaso por todo ese tiempo que sí recordaba. - He sido esclavo, he estado perdido en la miseria, he matado, Roxanne, y aun así no me acuerdo de la gran mayoría de mi vida. Aunque de algo estoy seguro y es que no soy un buen hombre. - Muy lejos de sonar apesadumbrado o nostálgico, sus palabras se tornaron frías, directas y sin ningún tipo de apego, más que ese escozor en la garganta que le proporcionaba el hablar de sí mismo, como si su subconsciente supiese que sus palabras eran más que ciertas. - Puede que no me acuerde de cosas, pero hay sensaciones que se me hacen familiares así como el asesinato, el placer de una cama caliente y el profundo olor a azufre. Los relatos de Dacian bien pareciesen de alguien que estuvo viviendo en el infierno de una forma real, como si hubiese estado presente en cada círculo del infierno procurando no salir de él ileso, tal y cómo había pasado ya que su memoria le delataba. - Si, quizás me diesen una segunda oportunidad o una tercera, nunca lo sabré pero de lo que si estoy seguro es que no quiero que os impliquéis y mucho menos que tu salgas herida. - Ahí sus palabras salieron desde lo profundo de su corazón, diciendo la verdad que necesitaba decir ya que siempre solía alejarla de él de cualquier forma con tal de que no se involucrase en aquella locura.

Dacian tomó un silencio, sin dejar de mirarla, como si tras decir aquellas palabras, sus ojos fuesen los que culminasen aquella conversación que no salió de su boca. Sin decir más, se dió media vuelta y se hundió en el bosque con paso lento, buscando como siempre una huida o algo que le hiciese evadirse de aquel maldito mundo real, como era el simple correr junto a los venados que pastaban en la nocturnidad del bosque.



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Dom Mayo 15, 2016 11:06 pm

Dacian y Roxanne tenían una relación extraña, una que se creo de manera accidental desde el momento en que él apareció en su vida, salvándole de las garras de aquel que era su padre y tenía para ella nada más que una vida siguiendo ordenes, nada de explotar su potencial y mucho menos pensar de manera libre, algo que al lado de aquel licántropo a quien decidió le ofrecía. Dacian le permitió a la loba conocer aspectos de sí misma que nunca antes creyó ser capaz de explorar. Se había descubierto a si misma fuerte, independiente, capaz de hacer las cosas por si misma y sin necesidad de tener siempre a un hombre al lado, aunque claro, si se trataba de Dacian podía hacer una excepción. La unión de ambos era tan intima que en muchas ocasiones se descubrían pensando el movimiento del otro antes de que ese se llevara a cabo, detalle que por supuesto, a la licántropo no le molestaba en absoluto a menos claro que el se sumiera en ese estado en el que ella incapaz de ver dentro de él, ese estado que ella siempre odiaría. Roxanne amaba a Dacian y estaría siempre para él, en buenas o malas.

Una vez que la respuesta al reto ofrecido por Dacian salió de los labios femeninos, Roxanne pudo notar el vació en la mirada ajena, provocando que al instante se arrepintiera de lo que acababa de decirle. Los brazos que antes cruzara de manera segura a la altura del pecho descendieron hasta sus costados y sus ojos se posaron sobre los ajenos.
¿Dacian? – el nombre de su líder salió de sus labios de manera suave y dudosa, todo para recibir como respuesta una sonrisa que no llegaba a iluminarle la mirada y una simple palabra que la hizo sentir peor de lo que ya se sentía; para terminar de darle el golpe final, su líder le pedía que se alejara, no de manera directa pero si de una manera que a ella le dolió – Espera un poco, ¿Estas diciendo eso de verdad? – la cara de la loba no tenía expresión alguna, parecía encontrarse en el limbo. La incredulidad le hacía presa junto con el dolor en el pecho que amenazaba con por primera vez desde que dejara la manada de su padre, mostrarla vulnerable.

Aquella no era la primera vez que Dacian trataba de alejarla, pero si era la primera vez que lo veía tan decidió a lograrlo, además de ser la primera ocasión que él no detenía sus palabras. Incapaz de hacer que se detuviera, Roxanne se mantuvo silente, escuchando todo lo que él tenía para decir y que a ella no le importaba en absoluto. Nadie en aquella vida era perfecto, las historias de todos eran complicadas, no por eso iba a abandonarlo y sin embargo, fue él quien la abandono. Asegurando que no deseaba verla salir herida, su líder la miro como si de alguna manera se despidiera al hacerlo, todo para después dejarla ahí sin saber que hacer.

Una profunda tristeza la hizo su presa y antes de darse cuenta las lagrimas ya resbalaban por sus mejillas. Ahogo un grito de frustración en su garganta y al hacerlo el pecho le dolió como nunca en la vida. Desesperada, sola, dolida y triste, Roxanne se dejó caer de rodillas sobre la hierba.

De nuevo era una mujer inútil, alguien que tenía prohibido actuar por si misma y hacer lo que se le viniera en gana. ¿No había dejado todo el dolor con su verdadera familia? ¿Acaso no era ya una mujer libre? Lo era, por supuesto que si. Pensar en eso provoco entonces dentro de ella algo que no se esperaba; la tristeza y el dolor se transformaron en ira y decisión. Dacian era su líder, pero no tenía derecho alguno en decidir por ella. Llena nueva fuerza Roxanne se levanto de donde se hallaba para sin detenerse a pensar mucho correr siguiendo el rastro de su líder.

Correr, llenar sus pulmones de aire limpio y descargar de cierta manera sus temores y frustraciones al hacerlo la hicieron sonreír. Sonrisa que duró apenas hasta que pudo reconocer después de algunos minutos de carrera la figura de Dacian, a quien le cerró al paso al ponerse frente a él.
Estoy harta de que otros decidan por mi – soltó decidida – Mi padre lo hizo durante mucho tiempo y aunque yo decidí seguirte como un líder eso no significa que te di derecho a decidir por mi. No te cuido porque quiera actuar como tu madre, te cuido porque eres la cabeza de la manada y necesitas estar bien para que todos los demás lo estemos. – le miraba fijamente – También tengo que decirte que es muy tarde para no quieras que me vincule a ti y lamento informarte de paso que no eres el único que esta perdido, yo también lo estoy y te aseguro que el resto de la manda también se ha sentido así – dio un paso para acercarse más a él – ¿No eres un buen hombre? No voy a juzgarte por eso porque nadie lo es. Todos llevamos a cuestas una historia pero no vale la pena estar siempre pensando en ella, tenemos que ver para adelante y enfocarnos no en lo que fuimos, sino en lo que somos – le sonrió entonces, levantando una mano para acariciar su mejilla – No voy a alejarme de ti por más que lo quieras, yo he optado por estar a tu lado y nada, ni nadie, ni siquiera tu me harán cambiar de opinión al respecto. No soy una niña, puedo cuidarme sola y sé tomar mis decisiones – alejo entonces su mano de la mejilla de Dacian y con voz solemne culmino su discurso – Espero eso te quede muy en claro.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Jue Jun 02, 2016 11:43 am

"Cause I never knew, I never knew
You could hold moonlight in your hands."


No pretendía hacer de aquello un melodrama, ni hacer nada para que ella lo siguiese, de ehcho, creyó que ella había entendido hace tiempo la necesidad de Dacian por estar sólo, por meditar y alejarse de todos, sin que tuviera connotaciones dramáticas. Pero al igual que ella le dejaba el espacio necesario, también sabía cuándo era necesario el rechazar la petición, sabiendo perfectamente cuándo era el momento de retarle, de desobedecerle, de hacerle ver que el camino que estaba tomando no era tan bueno como se imaginaba en su cabeza. Sus pasos iban hacia delante, pero quizás no en dirección a dónde todos necesitaban que fuese, sino para dónde él creía que era necesario y aunque lo fuese, no sería correcto desaparecer teniendo tal respondabilidad sobre sus hombros.

Alzó la vista, casi obligado por la cercanía de ella, que pese al par de pasos que le diferenciaban, cargaba el aire de completa rabia cosa con la que Dacian empatizaba, haciéndole sentir algo parecido, como cuando se pasaba largas etapas corriendo por el mundo, descargando su ira sobre cualquier cosa que fuese destructible, dejándose los puños e incluso la piel con tal de sacar fuera todo lo que se había llevado tiempo en contener. Aquella noche que se suponía que sería para festejar, se estaba convirtiendo en algo mucho más doloroso para el propio líder, que sentía tal decepción consigo mismo que la rabia estaba a flor de piel, pero la veía a ella y sus ánimos se calmaban de un modo que tan sólo ella podía y haciendo de él un hombre completamente abierto a sus consideraciones y sacando de sí una parte que no creía posible, así como la admiración que sentía por ella y el lamento por no ser todo cuanto ella necesita, siendo algo muy lejano de lo que se suponía que debía ser como líder.

Sus ojos contactaron con los de ella y aquella leve caricia recibida le hizo sentir una calidez de alma que nadie había hecho posible, Ella, que era fiera con él cuando él así se sentía, siendo la única persona en la faz de la tierra capaz de mantenerse en sus trece cuando todo alrededor parecía irse a la mierda. Ella, el único ser humano que había tratado como a un igual y de lo cual se arrepentía en ocasiones, ya que ella se merecía algo mejor que un hombre con un carácter de mierda. Simplemente ella.

En lugar de dar un paso hacia atrás, caminó hacia delante, en lugar de contestarle, le replicó con un beso tan cargado de todo aquello que reprimía, que ninguna palabra podría especificar mejor todo cuanto necesitaba decir. No la amaba, aquellas palabras eran muy fuertes como para replanteárselas siquiera, pero la necesitaba; así como ella necesitaba saber lo que su alma indómita se moría de ganas por expresar. Un paso más hizo que Dacian la acorralase contra la ruda corteza de un árbol, tomando su mejilla con una de sus manos, mientras que la otra hacía de apoyo contra el árbol, ya que de olvidarse de sus impulsos y su fuerza, podría hacerle un daño irreparable. Sus labios sabían a melocotón, tal y como siempre lo había imaginado. Pese a la fiereza con la que la besaba, de sus labios brotó un suspiro que bien pudo notarse en su pecho, como si un nudo se terminase de desatar dentro de él, como si tan sólo necesitase de aquello para calmar todo cuanto le hacía dudar en la vida. Dacian, después de unos segundos, se separó de ella, abriendo los ojos lentamente, como si aquel fuese un nuevo despertar, como si aún no se creyese lo que acababa de hacer.

- No te voy a pedir disculpas. - Dijo, dejando en claro que no se arrepentía de haberlo hecho, aún con la respiración entrecortada y el aura alborotada, salvaje, rondándole de cerca. Se moría por hacerlo de nuevo, pero sabía que no era lo correcto, aunque aquella era la menor de las preocupaciones en aquel instante.

- Jamás te diría que actuases de una forma que no te nazca de hacer. Nunca te pedí lealtad, ni tampoco pretendí ordenarte a hacer algo que no quisieras. Desde el primer día en el que te conocí y te saqué de aquella mala vida, te dejé bien claro que serías libre. - La observó desde una distancia de al menos unos cuatro pasos, sin perder el hilo conductor que les unía mediante la mirada, una, que desde un primer instante les unió como si fueran uno sólo, como si además de compartir maldición, compartiesen alma, compartiesen existencia.



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Miér Jun 15, 2016 11:59 pm

Roxanne lo siguió de manera más instintiva que nada. Guiada por la rabia y la frustración, fue tras Dacian para hacerle ver sus puntos de vista y decirle de una buena vez y por todas que no planeaba alejarse de él por más que fuera a insistirle. Su decisión de estar al lado de su líder se basaba en la admiración que sentía por él y claro, en su sentimiento de amor, ese que mantendría oculto tanto tiempo como fuera necesario.

A pesar del profundo afecto que sentía por Dacian, la personalidad de Roxanne no era de lo más linda posible y eso también influyó en su decisión de correr con todas sus fuerzas hasta donde su líder se encontraba, todo para cerrarle el paso y soltar todo lo que se le pasaba por la cabeza en esos momentos. Conforme la palabras fluían de sus labios de una manera un tanto atropellada, la loba notaba como la opresión que antes notara en el pecho se desvanecía, al igual que la ira, dejando lentamente un sentimiento de paz acompañando de un ligero temblor de su cuerpo ante la adrenalina y el esfuerzo de correr. No fue sino hasta que las últimas palabras salieron que suspiro. Su misión ahí había terminado y ya habiendo dejado en claro su posición, Roxanne sintió que era el momento de irse.
Eso es todo… – susurró al alejar la mano de él ya un tanto más tranquila, manteniendo la mirada fija en la de su líder cuando de golpe la distancia entre ambos se volvió nula y una vez más el corazón de Roxanne se aceleró pero en esa ocasión por un motivo inesperado.

Aquella no era la primera vez que sentía los labios de Dacian sobre los suyos, el lobo solía besarla fugazmente de vez en cuando, en un juego que algunas veces dañaba a Roxanne más de lo que la divertía o la emocionaba, sin embargo, el beso que ahora le daba aquel hombre era totalmente diferente. La ferocidad con la que devoraba sus labios le aseguraba a ella que era más importante para él de lo que se imaginaba. Con la mente perdida en el momento y sus propios deseos aflorando, Roxanne respondió al beso con la misma necesidad que su líder, aferrándose a las ropas de él. Cuando notó como Dacian comenzaba a alejarse le fue imposible contener un suave gruñido a manera de queja. Quería más de él, mucho más, pero se contuvo obligándose a si misma a mantenerse inmóvil y no ir tras él. El beso no había durado realmente mucho tiempo y aún así, la loba sintió que toda la vida se le había ido en ello o eso sentía debido a su corazón desbocado y a su respiración irregular.

Con varios pasos de distancia entre ambos un suspiro salió de los labios de Roxanne, quien llevó su mano derecha hasta sus labios únicamente para darse cuenta de que aquello fue real y no solo una ilusión de su mente. Las palabras de Dacian también se lo confirmaron, provocando entonces que un tono rojizo se apoderara de las mejillas de Roxanne, quien se mantuvo en silencio, observando fijamente al hombre frente a ella. El momento había sido tan intimo, tan inesperado que Roxanne no podía pensar con claridad. Ella deseaba saber que era lo que le pasaba por la cabeza a Dacian y al mismo tiempo no quería saberlo, porque seguramente la mente de ambos era más una maraña de confusión que cualquier otra cosa.

La licántropo mantenía el silencio. Era incapaz de formar una frase coherente en aquellos instantes en los que solo podía pensar en sus labios junto a los de Dacian.
Yo… – su voz salió dudosa, tanto que prefirió acallarla y carraspear un poco antes de continuar – Yo sé que no me pediste nada, más que fuera yo misma e hiciera todo lo mejor para mi – los ojos de ambos continuaban fijos en los del otro – solo quiero que no me vuelvas a decir lo que has dicho hoy porque sabes que no me alejare de ti – dio un paso en dirección a él – y respecto a las disculpas… no iba a pedírtelas y aunque me las dieras, no las quiero – una sonrisa traviesa, esa que rara la vez mostraba apareció en sus labios mientras que una idea singular le cruzaba la mente – lo que quiero es que tu – se acercó entonces hasta quedar nuevamente muy cerca de él – me devuelvas mi beso – su voz pareció más una caricia en aquellos instante en los que poniendo las manos en el pecho de Dacian se puso de puntas, acercó sus labios a los ajenos deteniéndose justo antes de tocarlos – pero no ahora – susurró antes de volver a sonreír y ser ella en esta ocasión la que se separaba de él.

Roxanne no sabía que era lo que le impulso a actuar de esa manera de hecho, lo único que sabía en aquellos momentos es en que tenían que irse antes de que realmente ella terminara haciendo algo de lo que después se arrepintiera.
¿Vamos de regreso o seguirás vagando? – preguntó tratando de sonar desinteresada y fuerte, a pesar de saber que todo su cuerpo le exigía ir de nuevo cerca de Dacian.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Dacian Bassarides el Dom Sep 25, 2016 3:18 pm

"Cause I never knew, I never knew
You could hold moonlight in your hands."

La situación se le escapaba de las manos de una forma sobrenatural. Ella sabía a la perfección cómo se sentía, cómo actuaba, lo que debía decir para atraer su atención o por el contrario dejarlo con un buen palmo de narices cuando la situación lo exigía. Ella, sabía a la perfección qué tono usar en su contra aunque le estuviera haciendo un favor. Ella, la misma por la que se sacrificó en todas las ocasiones pertinentes, sabía lo que tenía que decir en el momento exacto y era por ello por lo que Dacian, paralizado, entrecerró la mirada de la misma forma en que sus labios dibujaban una fina línea que denotaba que aquel juego sólo acababa de empezar.
Su lema siempre había sido que ningún lobo debía atarse por muy desenfrenados que fuesen, porque la represión siempre acababa de una forma un tanto brutal cuando las cadenas eran desatadas. Aquello significaba que por mucho que intentase alejar a Roxanne, él la necesitaba y eso era lo que ella parecía hacerle ver al cabezota de Dacian. Sin embargo, Dacian, tras sentirse rechazado y con un cosquilleo en los labios allí dónde los de ella deberían estar, sintió una nueva adrenalina recorrer su piel provocándole que ésta se erizase.

Incapaz de contenerse, no ahora, Dacian acortó distancias y sin pedir permiso la aupó sobre sus caderas y caminó hasta el árbol más cercano cuyas raíces acariciaban la orilla de aquel lago, apretando su cuerpo contra el de ella. Su cadera era la que permitía la movilidad completa de manos, que no dudaron en acariciar su muslo a la vez que enredaba los dedos en el cabello ajeno, buscando la revancha al beso que ella se negó a darle hacía tan sólo un instante.

- No sabes el error que estás cometiendo conmigo, Roxanne. - Susurró sobre sus labios justo antes de devorarlos con ansia, la misma que llevaba oprimiendo desde que ella le descubrió en el bosque y que ni tan siquiera se había parado a ver qué magnitud tenía hasta el momento. - No sólo me provocas, sino que haces que con una mera caricia se me olvide por qué mierda estaba tan derrumbado.- Volvió a decir, justo antes de dirigir sus labios hacia el cuello de la licántropa, besándolo con la misma intensidad que sus labios, saboreando la piel que atrapaba entre sus labios con la tentación de morderla. - Pero no me malinterpretes, mejor dicho, hazlo, hazlo porque no creo que pueda reprimirme por mucho más, Roxanne. - Parecía que el decir su nombre se había convertido en un mantra que se negaba a dejar de practicar. - Me niego a reprimirme más y mucho menos a hacerlo contigo, te lo diré una vez y no sé hasta cuando lo vuelvas a oir de mi propia boca, pero te deseo y te necesito mucho más de lo que puedo llegar a reconocer. - Estaba seguro que por mucho que no nombrase aquella palabra, ella podría llegar a intuírlo con cada acto, cada caricia y cada atención que sólo a ella le daba y él, sin nisiquiera haberse dado cuenta hasta el momento de que la palabra amor, en su caso, tenía dueña.



Dacian Bassarides
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 94
Puntos : 106
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Roxanne Aimerich el Lun Nov 14, 2016 10:49 pm

Estaba jugando con fuego pero no uno que solo amenazaba con quemarle de manera superficial, juagaba con uno que en determinado momento terminaría por consumirla por completo y la verdad era que eso no le preocupaba en lo más mínimo. El beso de Dacian desencadeno en ella algo que no esperaba. El deseo y la necesidad contenidos por años salían a flote como insinuaciones que ella sabía, su jefe no podría pasar por alto, ¿Cómo lo sabía? Por esa tensión en el ambiente que no terminaba de desaparecer sino que por el contrario, aumentaba a ratos. Fue de hecho esa misma tensión la que despertó en ella una alarma, algo dentro de si que le decía que lo mejor era salir de ahí antes de que la cordura de ambos se fuera al demonio y la relación tanto de amistad como lealtad que habían formado cambiara por completo.
¿Te vas a quedar solo mirándome? – le preguntó después de haber dado algunos pasos, solo observar la llama del deseo arder en aquellos ojos y de un instante a otro, estar una vez más en los brazos de aquel hombre que la volvía completamente débil.

Sus pies abandonaron el suelo, cualquier palabra que pudo haber salido de sus labios fue silenciada por los labios de Dacian y tanto la fuerza como la cordura que ella aún tenía, se desvanecieron por completo cuando su cuerpo llegó al árbol donde su líder no solo continuo besándola, sino que también comenzó a recorrer su cuerpo. Los brazos de la loba rodearon el cuello masculino, su cadera se movía de manera seductora, incitando a Dacian a no detenerse, a olvidarse de todo y dejar que el deseo que siempre existió entre ellos se desbordara en aquel lugar.

Después de que él le dijera que aquello era un error, Roxanne tiró suavemente de sus cabellos para alejarlo.
Esta clase de errores no me molestan, de hecho, me agradan bastante – confesó a su líder antes de morderle suavemente el mentón y reír al escucharle decir que era capaz de hacer que olvidara lo que le ponía mal. Saber que tenía esa clase de poder sobre él no hacía más que engrandecerla e incitarle a sacar ese lado femenino y sensual que poseía, ese lado que Dacian apenas y había visto – Prefiero que pienses en mi, no me gusta verte decaído – ladeo ligeramente la cabeza, dando más espacio al lobo para que recorriera su cuello – No te reprimas nunca más, me harás enojar de verdad si es que te atreves a hacerlo de nuevo – soltó un ligero gruñido tras decir eso y acercó mucho más su cuerpo al ajeno. Le gustaba mucho el calor que despedía el cuerpo de Dacian, tanto que sus manos comenzaron a recorrer el cuerpo masculino buscando sobre todo el contacto con la piel del lobo – Y por favor… – le tomó del mentón para hacer que la mirase – Siempre has sido mejor con actos que con palabras, así que cállate de una vez Dacian que comprendo perfectamente lo que quieres decirme – y tras decir eso fue ella la que lo beso con desespero, recorriendo con sus manos el torso del lobo y moviendo su cadera cada vez más insistente.

Ambos eran malos con las palabras, eran mucho más capaces de expresarse mediante actos y en esos momentos no era la excepción. Ninguno necesitaba hablar más pues sus cuerpos mostraban bastante bien que era lo que sentían por el otro y después de que sus cuerpos se sinceraran con el del otro, ya no podrían existir más secretos entre ambos.



Al dormirme sueño contigo, y cuando despierto desearía tenerte entre mis brazos.

Roxanne:



Roxanne Aimerich
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 67
Puntos : 66
Reputación : 22
Fecha de inscripción : 23/08/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dreamcatchers · +18 · {·Roxanne·}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:09 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.