Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Ir abajo

Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Jue Oct 22, 2015 10:32 pm


Juegos de Pasiones

Nyra´s Memory

Admirando a través de la ventana las estrellas que fulguraban sobre el cielo nocturno suspirando porque todo fuera un sueño lo de esta noche, una noche que me lleva a recordar la soledad y desesperanza en la que me encuentro inmersa, Me encontraba en una encrucijada, una pequeña nota me había sido entregada diciendo que tenía que encontrarme con un caballero francés no sabía su nombre más solo lo que le habían dicho de que él me ayudaría a encontrar las respuestas que tanto ansiaba, pero tantas veces me habían tendido trampas de las que apenas y había salido librada, por tantos engaños que se me habían presentado me encontraba cansada de buscar y nunca encontrar. Pero al menos esta parecía más seria ya que provenía de viejos inquisidores

Busqué la hora en su reloj de bolsillo dándome cuenta de lo tarde que era, así que con la esperanza de encontrarlo y por otro lado la ilusión de que se haya marchado, apagué el cigarro, tomé la daga de mi hermano y me dirigió al lugar pactado, llevando en las mente las plegarias que de niña que había aprendido junto a las preguntas que iba a realizar, aquel encuentro no iba a ser para nada agradable para ambos.

Llegando al lugar saqué la nota que guardaba en el cinturón de la falda, para comprobar si estaba en el lugar indicado, al entrar no vi a nadie, no había nadie en aquel lugar, me encontraba sola esperando aquel que supuestamente me ayudaría; los sentidos se agudizaron buscando algún indicio de que aquello fuera una trampa más para tomar por sorpresa a los dos, tanto a mi hermano como a mí; con gran ímpetu coloqué la nota en la mesa a la caza de aquel sujeto, sin importarme nada, solo estaba tras la búsqueda de respuestas.

A la media hora, como era de esperarse un joven se acerca con una copa de vino, informándome que había sido solicitado por un caballero que sobre aquel tiempo llevara a la joven de cabellos rojos un vino tinto de igual color que la melena de ella. Bufé molesta mientras rodando los ojos un claro gesto de hastío ante aquella actitud. Mecí la copa de lado a lado pero sin bebérmela, no iba a ser tan ingenua, si algo podía ser peligroso es tomar algo que uno no ha pedido; el tiempo pasaba y me estaba cansando de esperar y de los juegos de aquel hombre. No soy una mujer paciente y eso se estaba notando a medida que los minutos pasaban ya no podía disimular la impaciencia.

Picaba los dedos sobre el mantel, con la otra mano haciendo de respaldo al mentón, aburrida, fastidiada y sobre todo decepcionada seguí esperando por una hora más, todo por la necesidad de saber la razón por la cual se encontraba ahí,…con la pequeña ilusión de que aquel hombre me ayudaría a encontrar al asesino de mi familia.

Todo ello de manera secreta, sin decirle a su hermano una sola palabra porque sabría que él se negaría rotundamente a ello…y tenía razón, porque el sujeto, jamás llegó.

Aunque siempre me sentí observada, quizás solo fue mi imaginación o quizás, quizás fue una trampa en la que caí a ciegas.
© HARDROCK



Última edición por Nyra/Nathaniel Slamdong el Dom Nov 22, 2015 9:51 pm, editado 1 vez


Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Dom Nov 22, 2015 9:49 pm


El dolor del Amor

Nathaniel´s Memory

Una cita donde el destino se cerraría para dos almas que habían jurado amarse incluso después de la muerte, una pasión inmortal que solía gritar cuando el par de amantes se encontraban y solo con miradas se podían enviar todos aquellos sentimientos; otros, solían llamarlos “un amor rebelde” que solo lo hacían por llevar la contraria a los padres y a la familia (por parte de la joven), pero habían pocos, contados con la mano que se atrevían a soñar con esa clase de sentimientos llamándolo un “amor del destino”.

El lugar se enciende con las risas, los fuegos y las contorciones de los integrantes de aquel circo que había llegado la ciudad; aquel que esperaba en la entrada nervioso era un hombre, joven aun, pero no por ello dejaba de ser el encargado de cuidar de su hermana; ¿su trabajo? El más peligro y secreto de todos, ser un soldado investigador de la santa Sede Católica, claro que ese tipo de profesión no se puede ir contando a todos los vientos, su estrategia era mantener la fachada de “dibujante” uno que se trabajaba para la iglesia en cuadros católicos, algo más digno pero no tanto.

Así estaba aquel hombre, aguardando a que su cita, su gran amor llegara, tenía un plan que deseaba cumplir desde hace dos años, pero no había podido mil factores pero ahora estaba seguro y su hermana le había ayudado a planear todo para que saliera a pedir de boca.

Las horas pasan y sigue aguardando, acomoda sus ropas, alisa sus cabellos y frota las manos contra si ansioso, nervioso, sus labios no paran de moverse practicando lo que va a decir, lo que está a punto de proponer y que cambiará la vida de ambos. Sigue aguardando, pero nada. La función acaba de empezar junto al asombro de los más pequeños, y su compañía lo ha plantado; no se desilusiona si no que aguarda pacientemente mirando a todos lados imaginando mil y un percances que pudo suscitarle.

Avanza la noche como la función, está a la mitad y sigue sin llegar aquella mujer, suspira pesadamente alejándose con una profunda herida en su pecho, el camino que toma lo lleva por los bosques, no iba pensando que dirección tomar solo quería caminar y alejarse de ahí pero su subconsciente lo traiciona llevándola a la villa donde vivía aquella mujer, y lo que vio no era lo que esperaba encontrar.

Las gotas de lluvia comenzaron a precipitarse a la ciudad, la cándida vela observaba a su gran amor sonriendo a otro hombre, cenando con él en su casa y la familia de la joven aceptándolo; al principio se negó a creer que era de algún pretendiente, sino de un familiar, pero, mientras más observaba más se convencía de lo contrario hasta que el beso que el joven robó a la damisela dueña de su vida fue todo lo que necesito.

Aquella mujer, su “Bambie” había escogido una vida más digna con alguien de reputación noble y no como la que tenía con su apellido. Se alejó en la oscura y lluviosa noche con rumbo desconocido.

La maldijo y guardó aquel anillo que lo uniría a su tonta idea del amor eterno.
© HARDROCK




Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Vie Abr 22, 2016 7:41 pm


Tormentos

Nyra´s Memory

No podría decirse con anterioridad si todo lo que había pasado era real o quizás solo una invención por los sentimientos que se ocultan y rallan en los corazones y cabezas de los que somos esclavos de ellos, dejándonos a merced de la amargura, odio y soledad cuando todo se termina de maneras trágicas.

Por años había apartado los sentimientos y toda clase de esperanza de mi corazón, pero solo bastó un segundo, con una sola mirada para que todo lo que había construido se desmorone terminando presa del dolor del amar y desear a alguien como aquella fuerza en que las doncellas enamoradas se entregan. Incluso las saladas lágrimas del sufrimiento más agudo y tenaz que se clava en el corazón como una espina que no puede ser arrancada fácilmente. Todo eso viene con un solo nombre, el nombre de un hombre que logró lo imposible, Eogan, más conocido como Eon.

Un amor de infancia para una niña que no conoce nada del mundo, es algo maravilloso que se desarrolla con planes de las ilusiones futuras y añoranzas de hacer realidad todos esos sueños bobos, así fui en ese entonces con aquel que compartía el patio de juegos conmigo y mi hermano, si fue gracias a Nath que llegué hasta aquel crio hasta el punto de ser el primero en robar mis labios, el primero en cautivar mi corazón y el primero en romperlo en pedazos. Quizás deba agradecerle por eso.

En mi futuro veía una vida de noble señora casada con mi gran amor, teniendo hijos y una familia muy grande y ruidosa, viviendo en un casita en las afueras donde la chimena siempre estaría arrojando humo, día y noche, con animalitos de granja y un huerto con árboles de frutas para poder disfrutarlos a cualquier hora, pero todo se esfumó aquel fatídico día en el que mi vida se destrozó, donde aquel hombre que se consideraría mi padre terminó por devorarlos rompiéndolos.

Busque cobijo en mi corazón, pero solo recibí el rechazo, uno que sus padres fueron los transmisores de ese odio por lo ocurrido, por el hecho de saber que ahora era la mujer de varios hombres que me usaban a su antojo, su desprecio y palabras de odios me arrojaron de lleno a ese mundo, me arrojaron a esos brazos para olvidar y odiar a los hombres, o quizás para aprender a usarlos como ellos lo hicieron conmigo.

Así fue hasta ahora, y es justo en estos momentos que esa misma mirada vuelve a hacer sucumbir todo mi mundo, en mi lugar de trabajo y mi fachada de espía de la iglesia, ahí estaba él como otro inquisidor más como un soldado que como otra cosa. Ambos enfrentados en aquella habitación en la oscuridad más grandes sin poder decirnos palabra alguna más que solo las miradas de asombro y ¿odios?, si porque lo odiaba, lo odio pero aun así mi corazón late tan fuerte que puedo oírlo, me retumba en la cabeza de manera descomunal.

¿Por qué será?
© HARDROCK



Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Miér Jun 22, 2016 11:15 pm


Dolorosa Decision

Nathaniel´s Memory

El dolor y la traición habían empañado todo sentimiento de amor que podia albergarse en el corazón, ya no había nada absolutamente nada de sentimiento más que la amargura y desolación que se vuelve la propia traición de uno. Entregando de lleno la mente y vida en lo único que puede ayudar a evitar que se piense en aquellos momentos más dolorosos no se piensa que incluso ocultando el dolor solo se hace más grande la herida.

El trabajo en la santa sede ayuda por el momento, pero no por mucho, entre las líneas de misiones el espionaje a una familia donde se presume que ha habido herejes y actos de “traición” hacen revelar la naturaleza verdadera. Para desgracia es el mismo apellido de aquella mujer que ha traicionado todo recuerdo anterior. ¡Regresar o no, esa es la cuestión! Si vuelve tendrá que enfrentar la realidad, pero si huye tendrá que hacerlo de por vida por lo tanto la bestia tras el hombre prefiere dar la pelea cara a cara sin importa lo que ocurra. Algunos momentos es ventajoso.

El encuentro no se suscita aun cuando se lo planea, pero nada sale acorde a lo planeado al contrario sale peor; los días se van acabando y el informe está listo, la última noche de la investigación casi a la media noche con el cielo completamente nublado en aquel bosque con la fogata y una guitarra en mano los pasos en ruidos de alguien acercándose alerta los sentidos pero el aroma es de alguien conocido, trata de aquella mujer, se mantiene en su sitio como si no la hubiera escuchado incluso cuando saludó no hubo respuesta alguna solo las cuerdas que buscaban la entonación perfecta, así como el ponerse con una reverencia y marcharse a dormir dejando el trato más distante, frio y severo entre aquella infiel y aquel que ahora ha decidido olvidarla.

Pasa la página arrancándola de su corazón y de su mente con todas las promesas que se habían realizado y que ahora se volvía cenizas junto a la guitarra que la mujer al ver comenzó a llorar, porque un regalo de ella a él se trataba, lástima que ahora se estaba volviendo solo polvo que le viento lo llevaría lejos
© HARDROCK




Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Vie Sep 22, 2017 11:52 pm


Tormentos

Nyra´s Memory

Nunca pensé que tras todo ese odio se escondía un gran y fuerte amor, si, yo amaba a Eogan tanto como para dejar aquella vida de prostitute para ser su amada esposa, su compañera dentro de la inquisición y aun más, ser su aliada por siempre. Ese era mi más grande sueño.

Por años que pasábamos de peleas, Eon siempre me cuidad, para él no había otra mujer a la que echar el ojo que no fuera yo, y siempre decía que era porque yo era quien atraía más problemas que cualquier otra de las inquisidoras, y eso era por mi excesivo color rojo en el cabello que llamaba mucho la atención, además de mis finos modales. Siempre me reía de sus bromas sin tomarlo nada enserio, aunque para ese momento frente a él me hacía la digna dama, ofendida por sus tontas bromas, pero por dentro las adoraba.

Yo sé que mi sueño no se puede hacer realidad, él viene de una familia próspera, conozco y odio a su hermana aquella bruja, sus padres son dos inquisidores de renombre mientras que mi hermano Nathaniel y yo apenas y somos unos recogidos de la calle por su eminencia quien vió en nosotros las mejores piezas de sus ambiciones y propósitos.

Pero aun con todo lo que teníamos en contra, Eon, siempre buscaba la forma de pasar más tiempo cerca de mi, aun cuando ambos nos engañábamos y usábamos a Nathaniel para no demostrar nuestros sentimientos. Éramos unos idiotas enamorados.

Yo sabía que Eon pasaba más tiempo en Francia que en Italia, aunque eso le traía siempre problemas con sus padres y sus superiores, porque él no estaba siempre designado ahí, a hacer monta de guardia en los burdeles donde yo solía trabajar de espía, pero al final mi hermano y su eminencia ayudaban, quizás porque al final solía ser de ayuda cuando mi hermano no podía. Entre él y yo no habías secretos, pero realmente lo había y teníamos dos secretos que nunca nos lo diríamos abiertamente, el primero la condición de mi hermano y el segundo nuestros sentimientos.

¡Ese último secreto nos comía vivo a los dos!
© HARDROCK




Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Dom Oct 29, 2017 10:51 pm


Dolorosa Decision

Nathaniel´s Memory

Unos instantes después cierra la puerta tras de sí aún insatisfecho. Necesita algo más fuerte, una más cruda y llena de sabores que le permitan sepultar a la Bestia hasta su nueva cacería. Sus pasos son lentos y silenciosos por el largo pasillo en pos del salón donde los demás continúan con su tertulia. Su mirada se posa en uno de los ventanales que muestran el cielo despejado, la luna que brilla en todo lo alto. Sonríe con locura. No hay ninguna excusa para su comportamiento, simple y llanamente necesita dominar.

Esta noche tiene una esencia propia que le provoca aplastar bajo su pie a todo aquél que se le ponga enfrente. La adrenalina de la mujer está mezclada ahora en su corriente sanguíneo y la cannabis no tiene la potencia para relajarlo. No al menos la que ella tenía en su interior. Necesita más. La satisfacción de humillar, vejar y golpear a cualquiera que se le ponga enfrente es una magnífica opción. Aunque la otra de ir al jardín y fumar un liado a mano de su droga favorita no suena nada mal, pero es una pésima idea, no se vería bien que estuviera drogándose y mucho menos sería conveniente para su condición de soldado y su propia seguridad. Deberá soportar el resto de la velada si es que no encuentra a nadie más con una sangre más contaminada como la que el lleva con su esencia favorita. Gruñe rechinando los dientes, formando arrugas en su frente y parte de su rostro, tensionando las mandíbulas. El portarse irascible refuerza su fama de ser un vástago intratable. Eso le divierte y lo fomenta todas las veces que puede. Hoy no es un buen momento cuando la luna aparece.

No hay nada que lo pueda ayudar, esa noche de luna llena todo se ha perdido y solo queda una esperanza, que es su mayor destrucción.
© HARDROCK




Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Dom Dic 17, 2017 11:31 pm


Tormentos

Nyra´s Memory

Persecuciones de sobrenaturales que tenían que terminar de una forma impoluta, donde se tuviera un resumen de lo acontecido lo más fiel posible para engrosar los archivos del Santo Oficio sin importar las heridas se sufriera al final de la cacería. Esos eran datos innecesarios, poco interesantes. Por lo que los paliativos tenían que ser prodigados con mayor cuidado, siempre a escondidas de sus congéneres. Como alguien supiera que aquel hombre era un inquisidor de la sección de condenados sería una perdición para la célula en si, pocos entenderían o analizarían el hecho de que él fuera un lupino y su hermana no, sería la destrucción para los dos porque serían marginados rápidamente, haciendo que sus congéneres solo quieran encontrar la forma de matarlos a él y a su hermana

Y también estaba el visitar a los informantes para darles ciertas gratificaciones con tal de que siguieran manteniendo actualizados a los oficiales que pasaban por ahí y sobre todo, los que radicaban en la Francia. Procurando que estuvieran satisfechos con pocas cantidades y haciéndoles ver que si algo se les complicaba tenían las formas de solucionarlo o de pedir ayuda. Líneas seguras, les llamaban y siempre estarían a su disposición. Encontrar a personas empapadas en asuntos sobrenaturales era difícil. Algunos de ellos eran miembros de otras razas que buscaban venganza o bien, estaban tan amenazados que no tenían más opción que traicionar a sus congéneres. Y qué decir que si uno moría, entrenar a otro era más que complicado y encontrarse con uno que quisiera "cooperar" mil veces peor. No, por eso les cuidaban mucho, como si fueran los gansos de los huevos de oro. Gracias a ellos muchos de loa soldados y oficiales de rangos altos seguían vivos, otros lograban escapar de las redadas que los malditos por Dios hacían de vez en cuando. Por eso era que se les redituaba su labor de forma económica como era de esperarse de los traidores que solo lo hacían por el dinero para ayudarse a vivir cómodamente o ayudarse a vivir de mejor manera para sus escapes.
© HARDROCK



Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Jue Feb 22, 2018 10:49 pm


Dolorosa Decision

Nathaniel´s Memory

No podía creerlo, pero quien lo haría, caminó lento hasta la mujer, hasta su mujer, tres pasos de ella estaba, lenvantó la zurda, dos pasos, tocó su mejilla, un paso, pega su frente a la de ella, estaba de nuevo junto a Bambie, comenzó a reir, pues no sabía si era real o no, si era solo una ilusión del cansancio y del bosque, le tomó con ambas manos del rostro y la miró a los ojos, esos ojos cristalinos, tan puros e inocentes la miró y más se enamoró, si es que se podía aquello, lo había hecho.

Por amor los hombres realizan, todo, pero que tal por odio, por ira, por aquella emoción de destroza a quien se cruce en su camino para alcanzar lo que más ha deseado, el gran amor, para volver todo en atrás a lo que estaba, eso sentía aquel hombre, el Lycan no podía creer aun lo que sus ojos veían y sus manos tocaban era todo una ilusión para él un mal sueño del que deseaba su alma a gritos potentes despertarse, una pesadilla donde pronto aparecería una bruja para matarlos y así despertar, pero no, no era un sueño no era ilusión, todo era verdad una verdad que le dolía con cada respiro y caricia que recibía de su amada.

El viejo asintió negando ante la pareja antes de retirarse con un susurro que fue audible para el Lycan –No, ella no recuerda, ella no es la misma ya, ella es otra, pero es la misma- esas palabras aquel Nathaniel las guardó en su corazón como una daga de plata caliente al fuego vivo entrando y destruyéndole, quería llorar ¿Los hombres lloran? Por supuesto que si, son seres humanos y lo hacen, sienten y piensan, aman y sufren y en ese momento él estaba sufriendo como nunca antes.

Le tomó las manos a la dama besándoselas lentamente, su beso fue cálido y por supuesto que quería besarle más aquellos labios, quería tomarla, levantarla, besarla y destruir ese campamente con el cuerpo de su amada y el de él juntos sin separarse, incluso sin la ropa, solo ellos dos, pero se contuvo; los hombres siempre desfogan su hombría con las zorras de los burdeles dejándolas usadas y hasta golpeadas, pero Nathaniel no era de eso, es más el no visitaba los burdeles a menos que fuera por algún casó de inquisición y siempre iba con su hermana haciéndose pasar como su cliente, así la cuidaba y hacía su labor, porque para él solo habría y habrá una mujer en su pensamiento, Amberié su eterna Bambie y ninguna mujer podría igualarla en belleza y amor, lo tenía eternamente encadenado su corazón a ella.
© HARDROCK


[/quote]


Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Nyra/Nathaniel Slamdong el Miér Abr 25, 2018 11:21 pm


Tormentos

Nyra´s Memory

El silencio entrando por la ventana con la luz de las estrellas que refulgen en lo alto del cielo, una habitación dentro de una mansión lujosa hay dos cuerpos unidos por las sábanas rojas de seda de una cama, aquellos cuerpo desnudos unidos en un abrazo amoroso, un hombre y una mujer que sin ataduras disfrutan de un poco de descanso luego de tener toda una sesión de pasiones, la mujer de cabellos rojos duerme profundamente junto a su amante, sueña con el pasado, el presente y con un futuro, un futuro que es muy incierto pero en sus sueños se ven juntos y cumplidos esas esperanzas.

La voz de él me despierta pero no abro los ojos aun los tengo pesados, una sonrisa en mis labios se dibuja no más abrazando más aquella almohada pegando mi trasero a la pelvis de él, que deliciosa sensación –Déjame dormir, como tú no tienes que recuperar fuerza, que crees que es fácil satisfacerte y satisfacerme- nos acurrucamos en un abrazo donde sus manos son tomadas por las mías besándoselas –Estás frío- rio colocándolas sobre aquellos senos que solo él tocaría de ahora en más, sus caricias van despertando a mi cuerpo y a mis ojos que en un momento logro girarme para estar rostro a rostro mirándole aquellos ojos que tanto había anhelado volver a ver.

Mi mano se posó sobre su mejilla sintiendo su piel, sintiendo que era real –Nos casaremos de día? En una iglesia? Vamos Eon sabes que ya soy tu mujer, solo tú me follas como me gusta y solo yo satisfago tus instintos de hombre- la otra mano la bajé justo ahí donde ninguna otra mujer o zorra alcanzaría, justo ese lugar donde solo sería mío eternamente ahora –hmm se siente bien aquí- me rió subiendo la mano juguetona hasta su pecho dejando un beso donde estaba su corazón, y ahora no había nada.
© HARDROCK



Invitado que pecado ves
avatar
Nyra/Nathaniel Slamdong
Condenado/Licántropo/Clase Media
Condenado/Licántropo/Clase Media

Mensajes : 85
Puntos : 72
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Localización : por ahí

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños momentos que no vuelven pero se quedan grabados en la mente

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.