Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ÚLTIMO ACTO - PARTICIPAN CIRO, FAUSTO Y ÉLINE RIMBAUD. EL CONEJO DE LOS SEIS - PARTICIPAN HANIA DOE Y HÉCTOR LEBEAU-FORTIER. EL RASTRILLO Y LA PALA - PARTICIPAN DAMON LANDVIK Y BRIANNA DE MONTREIL ENCHAINED SOULS - PARTICIPAN ELORA PAINE, LEIF PAINE, KETHYR PAINE, REYDEK PAINE, XARYNE AKERMAN, STEIN AKERMAN, AVELINE BLACKMORE, AXEL BLACKMORE Y ALETHEIA BRUTUS.



Espacios libres: 08/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Nirole Eilen el Vie Oct 23, 2015 8:29 am





Un encuentro entre máscaras

El lugar perfecto para acercarte…

 


No mas allá de mi último encuentro he sabido de su ubicación, tal y como advertía. No suelo hilar frases sin sentido al menos que lo haga a propósito con tal de desorientar o hacer creer lo que no es, dependiendo también de la situación en sí, pero en la mayoría de las veces indirectamente digo lo que haré y sin darle vueltas al asunto en si y quien lo hace solo es por ganar tiempo ante su reacción y a pesar de ello sigo actuando así. No me importa si recibo un golpe o una mala contestación, puede entonces que no garantice que su cabeza siga sobre sus hombros o su corazón dentro de su pecho.Pero no es el momento de decir que haré y no haré cuando lo vea allí, en la fiesta de máscaras que esta noche se celebra. Llevo tiempo deseando ir y mezclarme con los que una vez forme parte con la misma posibilidad de morir y  ello  fue antes de que alguien decidiera  por mi, que no sería igual a otros.

Llevo días días moviendo los hilos para poder obtener las invitaciones y ver que tan creíble es que aún prevalece el apellido Eilen o Black  entre los nobles y organizadores de la fiesta, otras veces no me ha importado usar seudónimos antiguos pero que sabía que aún eran reconocidos entre ellos. Esta vez quería hacer las cosas mediadamente bien, más si quería hacerle ver aquello en lo que se equivocaba el muchacho, respecto a mi y la forma de actuar, al mismo tiempo que podría descubrir sobre él sin tener que indagar en sus  acciones a través de mi don de clarividencia u al menos no al primer contacto si es que él había decidido aceptar el reto que suponía ver a su enemigo entre tantos otros que como yo  podían ocultarse bajo una máscara, al menos por esta noche. Por suerte aún constan de qué familiares lejanos conservan alguno de los apellidos que me aferra a los vivos.

Dos invitaciones acabaron en mis manos, traídas por mi fiel guardián, Gregory que cuida de mi seguridad cuando duermo y cuando no, que otras tantas ocasiones ha sido mi acompañante en estos bailes y en otros eventos diferentes, aunque esta vez le pedí que viniera  a parte con cualquier otra muchacha del servicio o también alguna fémina que se encontrara entre sus amistades, ya sabía que tenía carta libre para eso  y otras tantas cosas que no cabe mencionar aquí.

Hice llegar la invitación al Inquisidor con la simple nota que ponía, “¿me concede este baile?” ,junto a  las iniciales de mi nombre y segundo apellido, era fácil averiguar quién era pero no su decisión. No obstante ya estaba todo listo el carruaje me esperaba fuera y a mi tan solo quedaba acomodar el corsé con ayuda de Tiara-una de mis sirvientas-enlazar  los lazos y cremalleras que me permitirían lucir este hermoso vestido,junto a ella una máscara de mi colección,tratando de ir acorde sin ser objetivo de miradas que no deseaba y asistir como una de muchos en esa fiesta.

Una vez preparada y con la máscara en la mano  bajé por las escaleras,agarrandome las faldas para no tropezarme.A mi lado seguía Tiara que me ayudaba,sujetandome de la mano hasta que terminamos de bajarlas.Me puso una capa sobre los hombros mientras abrian los portones y así salir para montarme en el carruaje que me espera para llevarme alli...  


CODE BY AILEEN KYRGIAKOS



Desde la sombras observaré que estés bien,aunque el fin no sea estar juntos.protegeré a mi familia...
Music:

Gracias Gael:

avatar
Nirole Eilen
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 676
Puntos : 163
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/10/2011
Edad : 1016
Localización : Paris.Mi lugar de nacimiento,muerte y el renacer como consiguiente.Aunque no me gusta estar mucho tiempo en un lugar fijo.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Athan Avramidis el Lun Ene 04, 2016 11:31 pm

Había tardado varios días en descifrar a quién pertenecían las iniciales de la invitación que le habían hecho llegar. La elegancia de las letras, así como una tipología muy poco usada en la actualidad, sólo podían hablar de alguien lo suficientemente viejo como para escribir con letras pulcras y cuidadas, pero sencillas y sin tantos giros enrevesados, tal y como era la caligrafía actual. Se encerró en las bibliotecas de la inquisición, buscando nombres y apellidos, mientras el instinto ya le decía a quién debía aceptarle el baile. Sin embargo, su orgullo herido, al saber que había dejado escapar a una presa, le decía que quizás era otro enemigo, más, al final, la realidad se impuso cuando encontró su nombre entre otros vampiros sospechosos.


Era terrible ver cómo un encuentro le había llegado a afectar hasta el punto de no querer ir a un encuentro con aquella vampiresa, nada deseaba el verse ante su rostro hermoso, hablando de nuevo de su necesidad de darle muerte, así como de lo terrorífico que era el saber que poseía aquella habilidad capaz de hacer doblegar la voluntad férrea de un hombre. Había abandonado su ansia de muerte, para dejarla viva. Más ello no era más que una contradicción, pues no podía dejar vivir, a alguien que ya no contaba como "viva" para los ojos de Dios. Ella ya no era su hija y él debía liberar su alma, para que fuese juzgada ante la divinidad que se la había otorgado.


Sin embargo, cedió a la invitación, aceptando las normas sociales que le obligaban a vestir con un traje de fiesta masculino y realmente costoso. Una inversión a la que esperaba poder volver a sacar partido cada vez que tuviera que mezclarse con la alta clase, pues no era un hombre de gasto frugales. Había sido criado como un espartano, al menos en lo referente a la lucha y el escaso apego a lo material. En cuanto a su pensamiento y fervor ideológico, era un monje. Incluso su timidez e inocencia eran propios de aquellos que en el noviciado se habían negado a ceder a cualquier instinto bajo o íntimamente sensual.


Lo que ignoraba, era que su cuerpo, musculoso por el arduo entrenamiento al que se sometía para poder aguantar las batallas con los seres sobrenaturales, destacaba entre los demás invitados, inclusive las ropas elegantes que aquella noche lo envolvían, hechas a la medida de su cuerpo para que no colgasen sobre él sin encanto, le dotaban de un aire sofisticado y seductor. Pues si de algo no podía quejarse, era de los genes que lo constituían, aunque si alguien le dijese que era hermoso, tan sólo recibiría una mirada indiferente de Athan. Era un muchacho sencillo, sin ninguna pretensión a ser más de lo que veía en el espejo. Y él tenía un espejo muy escaso.


La máscara negra se adaptaba a su rostro, iluminando sus ojos verdosos bajo la luz de aquel lugar demasiado elegante para alguien como él. Se paseaba con cierto nerviosismo entre las personas, buscando a aquella mujer que había osado no sólo invitarlo a un evento con cierta importancia, sino a tener la desfachatez de solicitarle una pieza de baile. ¿Es que nadie le había dicho que eran los hombres quienes solicitaban, y las mujeres quienes declinaban o aceptaban la oferta?. Aquello sólo lo hacía sentir absurdo, como una presa que danzaba engalanada para su depredador.

- ¿Dónde estás?- Murmuró, acechando a todos los invitados.



Gracias Ionel
Premios:

avatar
Athan Avramidis
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 68
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Nirole Eilen el Vie Ene 08, 2016 11:55 am




Un encuentro entre máscaras

¿Cumplirá con aquello que antes no pudo?

 



No era largo el camino que emprendí hasta el Palacio Royal, mi lugar favorito después del Teatro donde pasé mis inicios de ser una criatura en las sombras, sin embargo tomaron su tiempo para llegar, formando  parte de la cola de carruajes que al igual que yo pretendían acudir a un baile de máscaras a modo distracción u encuentros de todo tipo e incluso carnales, siendo infieles al otro con quien contrajo matrimonio ya fuera  por conveniencia o porque simplemente ya no hay llama que dé calor y fuerza a  el vínculo que una vez los unió.

Me acomodé la máscara de manera que quedara correcta, retiré la cortina que tapaba la ventanilla y observe como avanzábamos, mi cochero  no era muy hablador que digamos por lo que tenía que buscar otro  distracción diferente que el mirarme las uñas o los zapatos que elegí para esta ocasión.

Mantuve el pensamiento  en lo que acontecía, cuál sería la reacción del otro después declararme sus intenciones en el Cementerio de Montmartre, lo que llevaba a preguntarme si pondría en práctica su sentencia, aunque esperaba por su parte que me dejara mostrar lo equivocada que estaba al respecto, así como también  soltar su lengua y  hacerle hablar de aquello que le hizo llorar sobre la tumba, entender más allá de lo que vi aquella noche.

Por fin después de  lo  fue un largo tiempo oí la música que probablemente venía del interior del Palacio Royal, mis sentidos agudizados me permitían anticiparme a la melodía escogida para esta noche, paramos en seco dando un golpecillo en la espalda, seguía mirando  fuera, avanzamos de nuevo y por fín pude ver a otros desfilar hacia la puerta, escuché  los pasos de mi cochero hacia la puerta, abriendo y ofreciéndome su mano para salir.

Y así lo hice un par de escaloncillos hasta tocar el suelo y allí estaba, camino a la puerta que no tarde en cruzar, después de dar la invitación que me acreditaba para poder asistir. Todo estaba iluminado a la perfección, cada color elegido para que luciese el contraste que pretendían, multitudes de parisinos haciendo uso de gala con sus trajes y máscaras, saludé a aquellos que por  simple protocolo, a pesar de no conocer al otro.

Me hice hueco entre ellos, tratando de localizar su voz, pero eran demasiadas a la vez, no lograba separar o poner en pequeños grupos, seguí caminando, dejando que algunos atrevidos entre copas y bailes  se divirtieran, fragancias múltiples que llaman mi atención, así como también el olor de aquellos que no eran humanos en su totalidad, una  sonrisa se dibujó en mis labios al preguntarme si la mitad de ellos sobrevivirían esta noche.

Seguí buscando, intentando hallarlo entre la multitud y lo hice sin darme cuenta, dándome contra su hombro, miré sus ojos a través de esa máscara negra, destacando en cada pestañear que su músculo involuntario –a veces– proporcionaba.

Bonjour mesie— dije haciendo reverencia una vez me colocaba frente a él, cogiéndome los pliegues a mi vestido—..al final habéis aceptado—sonreí con amplitud, mostrando parcial mi colmillos—..¿Que os hizo decidiros a venir…?— dije mirándole de arriba abajo, asombrada por tan atractiva apariencia gracias a su porte y vestimenta elegida—….os queda bien— dije a modo de halago, esperando su respuesta—..y ahora es cuando vos, me pides bailar una pieza…—dije mirándole fijamente al tiempo que reía con brevedad, esperando su reacción.


CODE BY AILEEN KYRGIAKOS



Desde la sombras observaré que estés bien,aunque el fin no sea estar juntos.protegeré a mi familia...
Music:

Gracias Gael:

avatar
Nirole Eilen
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 676
Puntos : 163
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/10/2011
Edad : 1016
Localización : Paris.Mi lugar de nacimiento,muerte y el renacer como consiguiente.Aunque no me gusta estar mucho tiempo en un lugar fijo.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Athan Avramidis el Jue Feb 04, 2016 9:00 pm

Toda aquella parafernalia le incomodaba, incluso algunas miradas curiosas que recibía por seguir aún de pie entre las columnas que decoraban uno de los costados del gran salón, manteniéndose así apartado de todos aquellos que pudieran tener el valor necesario de cruzar la distancia e ir a su lado. No es que evitase sociabilizar, sino que nada tenía que ver todos aquellos hombres elegantes, mucho menos con sus mujeres brillantes y hermosas. Él por fin podía entender los relatos medievales de la inquisición que hablaban sobre la incomodidad del ejército al entrar en los salones del Rey, notando por primera vez que toda la vida que conocían no era nada comparada con la de los señores que protegían.


Sentía malestar por verlos beber en exceso, como si sus gargantas en cualquier momento pudieran abrirse y derramar vino en vez de sangre. Una idea tan perturbadora que seguramente le agradaría a la mujer que lo había invitado. Aquella cosa retorcida sin duda disfrutaba haciéndolo sufrir. Era horrible saber que la había dejado escapar sólo para ser convertido en un muñeco zarandeado en dud manos.Lo que le llevaba a la pregunta que había hecho a su llegada, ¿ Dónde estaba ?.


- Creí, inocente de mí, que no asistiríais.- Se separó un poco de ella, llevando una de sus manos al lugar en el que ambos hombros habían mantenido contacto. El frío glacial de la piel de Nirole había atravesado las capas de tela que lucía, provocándole un estremecimiento que indicaba el comienzo de un encuentro para nada convencional.


La vio dirigirle una reverencia, como si aquello fuera normal, una vampiresa dedicándole un movimiento tan natural y formal a un inquisidor como él, que nada tenía. Sus posesiones más preciadas se contaban entre los cinco dedos de su mano, y aún así, le sobraban dos.


- Olvidad mi aspecto, pues yo no voy a elogiar el vuestro. - Apretó sus labios con suavidad, respondiendo con cierta brusquedad al notar que ella lo estaba manejando hasta el punto de ordenarle qué debía decir o hacer. ¿ Es que no iba a ocultar sus maligna esencia ni siquiera en presencia de almas puras ?. Era indudable que no cabía salvación para aquella criatura acostumbrada a lucir sus colmillos ante los demás.


- Comportaros con decoro, a menos que queráis que os estaque el corazón cuando terminen las últimas notas del compás.- A pesar de su amenaza, representó su papel, inclinándose ante ella con un movimiento fluido que llevaba toda la mañana ensayando para no quedar en ridículo, mucho menos cuando estaba ante un vampiro poderoso como Nirole. Debía recordarse alejar sus ojos de su cuerpo joven y hermoso, en no caer en aquellas palabras perniciosas y terminar lo que dejó sin finalizar.


Así que estiró una de sus manos en ofrenda a Nirole, haciendo gala de una etiqueta perfecta que le impedía tocar a cualquier mujer que no le ofreciera antes su mano para poderla tomar, y de la forma más encantadora que pudo, le ofreció el placer de un baile.


- ¿ Me concedéis el primero de vuestros bals, señorita Eilen? - Susurró, estirando una de sus manos hacia ella, dejándola en el espacio que separaba a ambos, deseando saber qué había en aquella mente.



Gracias Ionel
Premios:

avatar
Athan Avramidis
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 68
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Nirole Eilen el Mar Feb 09, 2016 8:30 am




Un encuentro entre máscaras

¿Comportaos…?

 




Me quede quieta ante él—tan solo unos minutos—, a la espera de que aquella acción ocurriera y comenzáramos a bailar, pero me equivocaba al creer que sería en el orden que quería. De hecho, tengo la mala costumbre de no controlar aquellos impulsos de mandato sobre el otro y sé que antes no era así — o si lo fui—, sabía cómo manejarlo para no dejarlo salir más de lo necesario, lo que también sé y reconozco que, su presencia me  pone nerviosa y creo también  influye en mis actos recientes.

..Oh,.oh..oh..,ya veo.Al parecer os  vuestra intuición fue equivoca— dije con un tono ligeramente burlesco, marcando una fina sonrisa en los labios y que rápidamente cambie por lo contrario sin retirarle la mirada, labios lineales antes de exhalar y hablar  después—…prefiero la sinceridad ante todo, me complace saber que trato con un hombre de carácter, también diré…que no esperaba que el halago fuera devuelto y menos,después del desencuentro…— dije  con tranquilidad, no pretendía callarme con lo que pensara y creo que en eso  coincidiríamos ambos.

Alguna que otra curiosa mirada se posa en nosotros mientras hablamos en un tono medio-alto, sin llegar a ser elevado como para que nos amonestaran. No quería eso, después de lo costoso que fue mover los hilos y ser admitida.

…veo que vuestras intenciones siguen siendo las mismas, Messie Avramidis— dije, viéndole al fin devolviendo el gesto como se debía hacer y que tal vez en otra situación no se daría ni merecía.

Sonreí con amplitud, después de que me tendiera la mano, a lo que no tarde en afirmar con la cabeza, al tiempo que mi mano se posaba sobre la ajena—…por supuesto— dije,acercandome a un paso y colocándome como debía para iniciar el baile, momento que también a proveche apara disculparme ante mi impulso de dominar— ..os debo una disculpa, Monsieur…a veces me olvido de las formas con y para el otro…— dije y trague saliva —al menos el mismo gesto mortal e involuntario otras veces— ,acaricie   uno de mis colmillos en el interior de la boca, esperando sus palabras. La pieza inicia  y  cada uno empieza a dar los primeros pasos, al igual que yo haré cuando sus pasos me guien, como todo caballero.


CODE BY AILEEN KYRGIAKOS




Desde la sombras observaré que estés bien,aunque el fin no sea estar juntos.protegeré a mi familia...
Music:

Gracias Gael:

avatar
Nirole Eilen
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 676
Puntos : 163
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/10/2011
Edad : 1016
Localización : Paris.Mi lugar de nacimiento,muerte y el renacer como consiguiente.Aunque no me gusta estar mucho tiempo en un lugar fijo.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Athan Avramidis el Vie Mar 04, 2016 11:17 pm

Intentó no reaccionar a sus provocadoras palabras, comenzaba a entender que el problema que residía en ambos era precisamente la mejor de sus cualidades, aquella brutal sinceridad con la que se lanzaban frases sin importarles realmente si alguien a su alrededor captaba sus palabras. Era imprudente, lo sabía, más cuando ella estaba ante sus ojos, reaccionaba sin que pudiera contener su lengua.

Suspiró levemente, tomando aquella mano que le era finalmente ofrecida, para llevarla junto al resto de personas que se colocaban para iniciar aquella danza moderna que se había traído desde Inglaterra. O al menos eso era lo que se decía, ya que sospechaba que en Europa habían músicos mucho más ilustres. Probablemente sólo fuera aquel brabucón de sus compañeros inquisidores, que seguía insistiendo en que Inglaterra era la mejor nación, entre cualquier otra. Y si bien era cierto que los modales en los ingleses eran más refinados que los parisinos, no cambiaba la espontaneidad de los franceses, tan parecida a la abrumadora forma de ser de la mayoría de los griegos.

- Debo pecar de arrogante Miç Eilen, más debo implorarle que me dejéis deciros lo que mi lengua no puede callar por más tiempo. - Le conrespondió a aquella sonrisa burlona, con una cálida y sencilla, una muestra más que evidente de que se estaba divirtiendo a pesar de que jamás reconocería aquello.

Era realmente espeluznante el decir en voz alta que una vampiresa podría ser una buena compañía, al menos en lo que se refería a alegrar su noche con aquel juego que había comenzado por su propia imprudencia; nunca se debía fallar en un apuñalamiento al corazón de un vampiro, pues todos sabían que te convertías en su fuente de entretenimiento. Así pues, ¿quién realmente jugaba con el otro?. ¿ Quién tenía el as que ganaría la partida?.

- Os encantará saber, que además de ser un hombre de carácter, abrumadoramente sincero y fiel a sus valores, recordándole precisamente mi fervor a terminar ese pequeño asunto que dejamos sin resolver en nuestro anterior encuentro, poseo además, el recuerdo de que un caballero siempre debe elogiar a una dama antes de iniciar un baile con ella. - O al menos eso era lo que se le había dicho cuando llegó a París. Era duro dejar atrás su tierra natal para adentrarse en una sociedad distinta con numerosas reglas para todo, incluso la forma de sorber la sopa. Pero había aprendido rápido, lo suficiente como para que la Inquisición lo dejase a sus anchas en medio de bailes y ciertas personas de la alta clase parisiense.

- De ese modo, le extiendo mis felicitaciones por su agradable aspecto esta noche, Miç Eilen. ¿ Me excedería si os considerase digna de los territorios del Tártaro ? - Y sin más, colocó su mano suavemente en la cintura de la vampiresa, antes de empujarla suavemente hacia él, comenzando así el inicio de aquella hermosa canción, demostrando una sincronía perfecta a pesar de ser un mero asesino guiando a una depredadora.

La guió entre los demás bailarines, sorprendiendo a algunas parejas que iba esquivando con agilidad a medida que la entonación parecía ascender de ritmo para dejar que le diese una vuelta a la mujer antes de volverla a atraer de nuevo a sus brazos y seguir danzando con ella, manteniendo en todo momento su sonrisa, sin que en algún momento, se le escapase una carcajada contenida, divirtiéndose al recordar que todas aquellas lecciones que le habían ganado burlas entre sus compañeros inquisidores, por haber tenido una alta calificación en ellas, le servía ahora de algo. Era abrumador pensar que, de no trabajar para la inquisición, podría pasar las noches así, danzando y riendo, guiando a una mujer entre sus brazos, protegiéndola del resto mientras las notas continuasen.



Gracias Ionel
Premios:

avatar
Athan Avramidis
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 68
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Nirole Eilen el Vie Mar 11, 2016 10:44 am




Un encuentro entre máscaras

Valores

 



Dejándome llevar, pasando entre aromas exquisitos de perfume y sangre digna de hincar el diente en cualquier momento, —a escondidas o a simple vista—, aunque en estos momentos no me conviene darle razones al joven  Avramidis para que revele su don entrenado y meterme en problemas, al menos por ahora.

Observe también a mí alrededor antes de detenernos. Sus elegantes trajes y máscaras a juego, aunque en  esto último puedo retractarme, pues para mi gusto alguno que otro eligió mal su máscara—poco discretas—  hasta el punto que quedaban ridículas al no cuadrar en su rostro.

De nuevo una sonrisa vistió mis labios, está  más amplia que la anterior después de escuchar cómo se definía y como hacía hincapié a lo que mis palabras  alzaron de nuevo de lo inacabado, no pude evitar repetirme en el gesto, puedo incluso sincerarme y decir que  apreciaba la sinceridad con la que revelaba su intención, más  no de ese pequeño halago que estoy segura fue arrastrándose  forzosamente  por su garganta hasta pronunciarlo.

Finalmente un halago,… mer…ci— salió de recato de mis labios, un diminuto susurro que solo podía  escucharlo quien fuera cercano, tanto como aquel pequeño paso al frente con el que fui atraída hacia él, elevando su aroma hasta  casi  revelar el deseo por probar aquella sangre, si aquellas peculiares  venas grisáceas aparecieran, podrían revelar tan pronto mi naturaleza y no lo deseaba, al menos que ya lo haya hecho ya mi color de piel.

Vista al frente sin perder el contacto visual con Athan, correspondiendo a aquella sonrisa sin permanecer constante en mi boca, sin descuadrar cada paso por el que me guiaban entre los presentes, asombrada por lo bien que se desenvolvía en este ámbito, siguiendo a la perfección el ritmo— y creer que te subestime…— dije mientras reafirmaba mi agarre sobre su hombro antes de  girar bajo se brazo y de nuevo tan cerca que podía morderlo—…debo reconocer que sois todo un bailarín…mesie—reí antes de proseguir por lo que a continuación dije—…y vos que queréis matarme sin permitirme un nuevo baile…— dije esto último cerca de su oído, como si fuera un secreto, aunque creo que si alguno  poseyera  un don parecido al mío, ya no lo sería.

...y decidme pues, ya que hoy es el día señalado en la que vuestros labios  no pueden callar...¿cuáles son esos valores a los que os aferráis tan lealmente, Sir?—Fruncí ligeramente el ceño después de pronunciarme y sin dejar de bailar.


CODE BY AILEEN KYRGIAKOS




Desde la sombras observaré que estés bien,aunque el fin no sea estar juntos.protegeré a mi familia...
Music:

Gracias Gael:

avatar
Nirole Eilen
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 676
Puntos : 163
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/10/2011
Edad : 1016
Localización : Paris.Mi lugar de nacimiento,muerte y el renacer como consiguiente.Aunque no me gusta estar mucho tiempo en un lugar fijo.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Athan Avramidis el Lun Abr 04, 2016 8:43 pm

La música se filtraba en aquel amplio espacio con la misma perfección que la seda sobre la piel. Era una situación ociosa y festiva que traía con sigo esa paz muy cercana a la naturalidad. Como si por una noche, todo el mundo girase bajo el son de las notas de aquel vals que representaba la alegría y la llegada de la madurez femenina. Pues si de algo era consciente como hombre, era precisamente de que en aquellas reuniones, en las que las mujeres se abrían como flores dejando que su fragancia y belleza atrajera a los incautos a admirarlas, antes de entregar una prenda para probar su néctar. Aquella alegoría no correspondía a un sinónimo pecaminoso que desencadenaría en la deshonra de la mujer, sino precisamente en la unión matrimonial.


Muchas mujeres eran presentadas en la sociedad con el único fin de encontrar un esposo. Los matrimonios, a su vez, servían para dar herederos a los apellidos o títulos ilustres, engrosar las arcas familiares o aumentar el estatus social. Si alguien creía que el amor mediaba en las uniones, era precisamente, por pecar de iluso. El amor era algo que llegaba tras los años de matrimonio en los casos afortunados, en los demás, quizás hubiera cariño o afecto, sino sólo era un mero arte el aguantarse mutuamente como se pudiera.


- Os recuerdo señorita Eeilen, que os dije una vez el estar familiarizado con el hecho de ser subestimado.- Aquel comentario afloró una sonrisa en su rostro, alejando con ello todo pensamiento acerca del matrimonio o presentaciones sociales, cosa inaudita en sí, ya que normalmente no solía dibagar tanto sobre temas que ni siquiera le eran posibles. Un inquisidor que había jurado entregar su vida para evitar la propagación del mal, no tenía la oportunidad de formar una familia, a menos que hubiera entregado numerosos años de servicio, o se retirase por amor, como había hecho su padre y su abuelo.


Aún así, su familia seguía entregando a sus hijos a la Inquisición, asegurándose de que su " jubilación " fuera algo que no se perdiera sin más. En realidad, si se pensaba con frialdad, era más un contrato con la mismísima Iglesia, para cumplir con aquella promesa que habían dado una vez. La vida de los jóvenes, a cambio de la que ellos debieron realizar en su momento. Athan era consciente de ello, así como de su deber de mantenerse con vida lo suficiente como para que sus hermanos pudieran tener una vida diferente a la que poseía. Nada que apestase a muerte.


- Creo que sería un desperdicio para todas aquellas horas que invertí para danzar con naturalidad, prefiero terminar el baile y después matarla. - Continuó así la broma que le había lanzado la vampiresa sin temer el haberse vuelto loco con toda aquella actuación. Pues en cierta forma, estaba divirtiéndose y hacía mucho tiempo que no disfrutaba del emitir una sonrisa sin que esta tuviera nada que ver con el haber sobrevivido una noche más. - Soy un caballero, señorita Eeilen. No me perdonaría el que perdiera la oportunidad de exhibirse antes de reposar para toda la eternidad.


Rió con soltura, como si con ello se soltase de aquellas firmes cuerdas que parecían estar estrangulando siempre la parte más humana de sí mismo, aquella que se ocupaba del disfrutar de la vida. Era un problema de exceso de trabajo, tener tanta muerte rodeándolo, con todos aquellos muertos vivientes atacándolo, podía hacer que uno se volviera un poco frío.


- Mis valores no son más que el proteger la vida, señorita Eeilen. Mi código ético es tan firme como mi fe en Dios, no en vano danzo con el pecado y me mantengo replicando la palabra de Dios.- Apretó un poco los labios para no sonreír abiertamente, sabiendo que acababa de hacer una perfecta analogía de la situación que estaban viviendo. Todo, sucediendo mientras ambos seguían bailando con naturalidad, sin perder el compás, entre miembros de una clase social selecta que llegaba a abrumar por su histeria y falta de total inocencia.



Gracias Ionel
Premios:

avatar
Athan Avramidis
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 68
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Nirole Eilen el Dom Abr 24, 2016 2:29 pm




Un encuentro entre máscaras

Objetivo Claro

 



Un paso tras otro, siendo alterado por el cambio de ritmo pero sin duda eso no impedía ir coordinados y seguir el ritmo marcado, podría decirse incluso que me sentía cómoda poco a poco en su presencia, aunque de igual modo debía  estar alerta y controlarme ante la situación, no era necesario derramar sangre o eso creo.

Reí  al tiempo que el después de que recalcara sus intenciones conmigo una vez acabara todo, descubriendo así nuestro verdadero ser—..Ni por un momento dudaba que eso será así, lleváis repitiéndolo cada vez que podéis...que incluso podría llegar a copiar vuestra tono de voz… a creerme que acabarás cumpliéndolo… — dije entre risas que no fueron largas.Auqnue tampoco la continuación de su argumento me dejó con las ganas de ello, hablaba enserio, podía verlo en sus ojos y por una vez tenía miedo por mí, ¿y si esta vez cumpliese su palabra?, que la muerte fuera por otro y no por mi elección.

Durante el tiempo que aquella la pieza sonaba, hilándose con otra similar hasta cierto punto, alzándose por varias notas. Mi gesto no cambio en toda la noche, a pesar de que con naturalidad  seguí mostrándome, escuchando — ¿Fe?—;respondí en el tono apropiado , tratando de no darle vueltas al asunto, incluso llegue a sonreír una vez volví la vista a él— ¿Dios, Dioses?…—; negué al tiempo que cambiaba de paso.

..¿Por qué  el hombre pierde el tiempo en creer en lo que no existe?… — Volví a repetir el gesto y añadí —..¿Cómo creer en algo que no puede ver?…¿acaso no se da cuenta de la mentira? —.



CODE BY AILEEN KYRGIAKOS




Desde la sombras observaré que estés bien,aunque el fin no sea estar juntos.protegeré a mi familia...
Music:

Gracias Gael:

avatar
Nirole Eilen
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 676
Puntos : 163
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/10/2011
Edad : 1016
Localización : Paris.Mi lugar de nacimiento,muerte y el renacer como consiguiente.Aunque no me gusta estar mucho tiempo en un lugar fijo.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Athan Avramidis el Sáb Jul 23, 2016 7:42 pm

El fluido movimiento de sus cuerpos, adaptándose al unísono, deslizándose por el suelo con la misma sencillez que lo hacía la música en el aire. Notas que se enlazaban, abrazándose para crear una melodía que tenía un significado que podría preocupar a la Santa Iglesia; la medición de dos criaturas destinadas a luchar la una con la otra. Una en busca de redención, pero, ¿qué inspiraba a aquella vampira a seguir caminando, noche tras noche, alimentándose de desconocidos?.

Sus dedos se deslizaron por la espalda de Nirole, cerrándose con firmeza sobre su cintura antes de empujarla contra su cuerpo, para impedir que nadie más que ellos pudieran escuchar su conversación. Permitiendo así el introducirla de manera brusca a una intimidad que no solía permitir a nadie. Tenía siempre una barrera que solía mantener, no deseaba que nadie ocupara su espacio personal, el que estuviera rompiendo con aquella tendencia tan propia, sólo indicaba lo serio que iba con sus palabras.

No apartó sus ojos de ella, saboreando aquella sombra ligera de preocupación. Lo entendía. Él había lucido la misma mirada ante algunos seres a los que había asesinado, nunca habían muertes que fueran fáciles. Todas tenían su complejidad, sobretodo cuando sus rostros eran tan humanos que su pecho dolía.

- Yo siempre cumplo mis promesas, señorita Eeilen. Siempre. - Acercó su rostro ligeramente hacia su oído, para que todas y cada una de sus palabras fueran para ella. No le preocupaba que sus actos fueran malentendidos, sabía que aquella mujer no era una de esas doncellas preocupadas porque un joven pudiera propasarse con la confianza entre ambos. No había más razón en su acercamiento que el impedir a los curiosos el escucharles. Aquella era una conversación que contenía palabras tales como: asesinato, muerte y Dios. No podía culpar a los demás por temerle si llegaran a escuchar.

A diferencia de lo que habría hecho en otra ocasión, sólo le ofreció una ligera sonrisa de condescendencia a la vampira. Habían muchas cosas que ella jamás entendería, su alma ya estaba condenada, precisamente por dudar del poder de Dios, su condición había abrazado aquella magia oscura que hacía que siguiera aún moviéndose como alguien que vivía. Ver esa personificación del mal, bailando junto a él, entre sus brazos, le hizo cuestionarse si no debía terminar con aquella situación irrisoria.

- Dios, señorita Eeilen. Sólo uno, omnipotente y lleno de amor. La época pagana ha muerto, así que deje los dioses para los amantes de la historia.- La corrigió para que no cometiera aquella falta dos veces ante su persona. No le gustaba tener que divagar sobre épocas antiguas en las que muchas culturas realmente inteligentes habían desconocido la fuente del poder, la creencia errónea de que todas las características de los humanos debían ser representadas bajo tantas personas como numerosos fueran los sentimientos de aquellos que necesitaban crear dioses que reflejasen sus defectos.

- ¿Acaso cuando la brisa mueve las hojas de los árboles, no alza su voz para hablar del viento?. ¿Puede verlo o tocarlo señorita Eeilen?. - Su voz se dotó de intensidad en su monólogo, en aquella fe que irradiaba luz en cada uno de sus gestos, en la llama cálida que permanecía dentro de su cuerpo, abrasando su alma. - ¿Tan perdida se haya su alma que no puede sentir la caricia del amor de Dios?. Mire a su alrededor, admire su creación, su personificación alzándose en este evento social.

Apartó sus ojos de ella, sin querer mirarla por más tiempo. No deseaba que viera cómo le afectaba su duda sobre la existencia de Dios, pues era uno de esos hombres dotado con una sensibilidad capaz de rozar la afectividad maternal. Odiaba ver cómo los humanos se perdían a sí mismos, hasta el punto de no ser capaces de alcanzar la luz celestial del reino de Dios. Vagarían por la eternidad en el inframundo, sin conocer la dicha de la redención.

- ¿ Es que nunca ha amado, Eeilen?. ¿Nunca ha sentido con ése pútrido corazón que posee?- Volvió a mirarla con lástima, como si no pudiera creer que estuviera tan muerta. Era tan hermosa, tan humana, que verla hablarle con tanto cinismo de la vida, le dolía. - ¿Incluso eso le han arrebatado para seguir malviviendo?.



Gracias Ionel
Premios:

avatar
Athan Avramidis
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 68
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Nirole Eilen el Jue Ago 18, 2016 2:02 am




Un encuentro entre máscaras

¿ Es que nunca ha amado,Eilen?.

 



Dedos que  me acarician la espalda, dejándome envolver por el hilo musical que nos envuelve a cada una de las parejas del enorme salón, engalanado con los mas caros adornos donde incluía  desde las telas que vestían las mesas repletas de comida de un exquisito paladar como lo era el mio en cuestión de sangre, atojándoseme  cada uno que pasaba a nuestro lado en ese “un, dos,tres”,siendo  uno de ellos el más marcado y que me pegaría él con su  mano rodearme por la cintura, oliendo así el aroma de su sangre que  penetra en mis fosas nasales como un chute de la mas prohibida medicina que pudiera existir y que solo conocen quienes consumen a menudo.Delicioso néctar que viste mis labios de rojo cada noche y que ante el inquisidor sonríen, mostrando parcial mis colmillos,pudiéndose interpretar como excitante y que cumpliera allí mismo sus palabras que anuncian muerte.

No obstante en el instante que sus labios  distantes a los míos  se pronuncian me di cuenta  de mi error, de mis dos errores,uno por mal interpretar y otro por seguir con la mirada aquellos labios  que comienzan a susurrarme al oído, solo queda la sombra de esa sonrisa, tan marcadas las palabras que no dudaba de la veracidad de su cumplimiento, por primera vez puedo decir que temía por mi vida, mi condena que ahora no pesa.

Respondía su sonrisa sin apartar la mirada de sus ojos siguiendo los pasos guiados por él y por mi, desplazándonos con soltura por el suelo de aquel salón, pasando de largo a un par de parejas más. Me sentía hipnotizada por sus ojos, entrecierro los propios, diminuta risa sale de mis labios, negué, —..No dudo de su palabra, de echo es la advertencia más firme que me han  hecho, Monsieur— exhalé preocupada y proseguí—… Dios, pues — dije vocalizando sin ser sonoro salvo la última palabra, de nuevo sonreí, —…no, no se puede ver, tan solo sentir su roce, en cambio él, ¿Cómo sentirlo y saber que existe y que no se aferra a la nada? — Negué de nuevo, seguía sin creer el contenido pero si su fe. Miré a mi alrededor  según los pasos me permitían,“la creación”, lo llamo, tan solo olía sus aromas que danzaban al alzarse en un paso donde las damas ascendían por segundos al igual que yo por su mano, mirando tras nosotros, para quedar de nuevo los pies en el suelo y la mirada en él. El gesto me cambia, paso por debajo de su brazo mientras me agarro de su mano, su mirada se aparta de la mía, fruncí el ceño por ello y los labios se curvaron en una mueca, —Si— Dije con fiermeza, deteniéndome por segundos, —He amado y me lo han arrebatado tantas veces a lo largo de este tiempo…— Dije bajando la mirada, moviendo la cabeza, negándome, —no comparéis ese amor, no es el mismo. Ese amor puede recuperarse, el irreal…pero no este — dije con total tristeza y anhelo por lo perdido, razón de mi  sueño, —..¿y vos habéis amado a alguien o solo en quien creéis tan ciegamente?, ese duro corazón, que solo nos odia y juzga aun siendo la creación como tú, como todos… ¿ha querido alguna vez?,¿ ha sentido aquello que supera a la fe? —Niega— Déjame adelantarme antes de que quizás me quites la razón, pero no lo creo…si no hablaríais como si nada… — Hice una pausa—Los sentimientos no mueren,  se hacen aún  mas intensos  diría— dije, deteniéndome, aun sonando la música para aquellos danzantes que no hacen pausa, — No lo llame malvivir, si no sobrevivir era tras era…—Dije separándome de él, —¿Deseáis un  bocado, algo que beber…? — Dije viéndole de reojo, moviéndome con dos dedos la máscara para recolocármela mientras espero respuesta,necesitaba una pausa.

CODE BY AILEEN KYRGIAKOS




Desde la sombras observaré que estés bien,aunque el fin no sea estar juntos.protegeré a mi familia...
Music:

Gracias Gael:

avatar
Nirole Eilen
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 676
Puntos : 163
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/10/2011
Edad : 1016
Localización : Paris.Mi lugar de nacimiento,muerte y el renacer como consiguiente.Aunque no me gusta estar mucho tiempo en un lugar fijo.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Athan Avramidis el Miér Ago 24, 2016 1:23 pm

Contuvo un suspiro, su conversación estaba siendo más íntima de lo que había pretendido. Entregar parte de su alma era difícil, más cuando se intentaba expresar algo tan grande como el amor o la fe, en meras palabras. Una determinación verbal jamás sería suficiente para delimitar algo que siempre era eterno. Era un buen soldado para la Inquisición, no por su habilidad o destrezas, otros eran mejores en ello. Su fuerza residía en su fe, en que de verdad creía las palabras de su Señor, enmendaba su alma siempre a Dios; cada noche, cada tarde, cada día. No ansiaba otra cosa que no fuera el proteger su obra. Sólo por eso condenaba su vida para que otros siguieran siendo libres.

No podía decirle tanto a una criatura como Nirole, ella jamás lo entendería. Pero era un hombre de palabra, incluso cuando bailaba junto a ella, comportándose como si no supiera que ella era un demonio, seguía el fin de salvar su descarriada alma. El que ella jamás pudiera entenderlo, no implicaba que sus actos dejasen de tener un significado. Quizás era por eso por lo que los inquisidores no solían conversar con sus presas condenadas, ya que al final, terminabas viendo el reflejo del humano que fue una vez. Y no había nada más doloroso, que verse reflejado en aquellos ojos.

- ¿Acaso el amor deja de ser amor cuando no se puede tocar?. La fe parte de un sentimiento de amor, señorita Eilen, aunque no lo crea, lo que permite que no aferremos la nada, es el amor.- Su respuesta emergió con la misma eficacia que tendría una declaración amorosa, cargada de ése fervor y felicidad que movía los pies de un hombre a lo largo del mundo, sin sentir jamás cualquier signo de extenuación.

- El problema con la fe, señorita Eilen, es que requiere valor. No basta con sentir un leve cosquilleo, sino que requiere el lanzarse a algo que se sabe doloroso. - La miró con una leve sonrisa, como si con ello estuviera consolando su confesión de que jamás había tenido suerte en el amor. - Hay muchos tipos de amor, yo amo a Dios y mi fe es para su obra. Amo todo lo que ha creado para mis hermanos, incluso aunque no pueda negarle que no me he enamorado de otra persona jamás, sí podría afirmarle algo que quizás le sea sorpresivo.

Guardó silencio durante unos instantes, como si estuviera planteándose si responderle o no. Había expuesto ya demasiado de sí a aquella mujer, pero jamás había sido de esos hombres que no completaban sus palabras. Era de esas criaturas que terminaban haciendo el ridículo ante las féminas porque desconocía todo sobre el cortejo, de su boca jamás salían palabras que no fueran sinceras, lo que le complicaba el poder consolar el corazón de una mujer cuando había sido herido por otros.

- Si usted hubiera sido humana, la habría amado señorita Eilen. Consolaría su alma como cualquier buen hermano y, si alguien hubiera intentado robarle el alma, la protegería de cualquier mal.- Negó ligeramente, ya que estaba molesto consigo mismo por decirle aquello, más no podía restarle verdad a su declaración. - Y lo haría por mi tendencia a "aferrarme a la nada". Ésa es mi labor.

Apretó sus labios y apoyó su mano en la espalda de Nirole para escoltarla lejos de la pista de baile, el que el humor de ambos estuviera exaltado, no permitía que fuera lo suficientemente desconsiderado con ella como para dejarla acicalarse en medio de otras personas que se colocaban ya, de nuevo, para comenzar la siguiente pieza de baile. Así que la guió a una parte más íntima, dejándola cerca de un asiento donde podría sentarse y descansar sus pies.

- Adelante, llámeme iluso, acúseme de no haberle entregado mi corazón a alguien. Pero, dígame, ¿acaso puede culparme de ello?. No puedo permitir que una mujer se mantenga atado a un condenado a muerte, señorita Eilen, pero si puedo asegurarme de que tengan la posibilidad de elegir vivir con cualquiera que no sea yo. - La miró con reproche, por haberle hecho hablar de lo que no quería. Pero allí estaba, continuando aquella conversación solo para que una vampiresa comprendiera que no era la única a la que el amor le estaba prohibido. Al menos el amor en el sentido más usual al mismo.

- Mi labor conlleva un precio, ha sido mi elección el evitarle a cualquier persona la indignidad de verse privada de una vida que jamás podré darle.- Su rostro se contrajo con dolor, teniendo que apartar su rostro para que no viera cuánto le herían sus palabras.- Puedo amar entre las sombras, protegiendo a los demás, pero no puedo herirla, tal y como han hecho consigo, señorita Eilen. Jamás me perdonaría el hacer desdichado a un ser amado.

Con ello, se calló de nuevo. No tenía por qué decir más de ello. No tenía hambre o sed, mucho menos ganas de explicarle que su padre jamás dejaría que sus hijos se vieran libres del trabajo que llevaba. Que su mayor miedo era ver el dolor en su esposa, cada noche, al verlo partir para luchar contra seres que podrían robarle su fe. ¿Cómo podría entregarle la oscuridad a alguien, cuando incluso él deseaba más de lo que tenía?. No, él era afortunado siendo alguien que jamás se había enamorado. Eso, era lo correcto.
Y, así, permaneció en silencio, sin confesarle que su mayor miedo, era atar a alguien a un hombre como él. Que el cielo se apiadase de su alma, pero no se creía alguien capaz de ser amado.



Gracias Ionel
Premios:

avatar
Athan Avramidis
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 56
Puntos : 68
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Nirole Eilen el Jue Dic 01, 2016 9:13 am




Un encuentro entre máscaras

Elección egoísta...

 



Aun dando los últimos pasos  aclaro su punto de vista y de nuevo con una pregunta recalcando algo a lo que ya di respuesta de lo que era para mi el amor y que nada tenía que ver con la fe a la que se aferraba creyendo que era la excusa perfecta para acabar con  cada sobrenatural que se cruzase en su camino como si con ello se convirtiera en el Salvador del que todos los de su igual pensamiento,cierto que él ha sido el primero con el que me crucé,pero si su mente está perdida en  la creencia que ilumina sus ojos cada vez que hace referencia.Todos y cada uno de ellos,suponiendo que  existen más,estarían igual de perdidos como dice que lo está mi alma pero al menos no me abrace voluntariamente a la oscuridad,en cambio ellos sí,a eso que llaman fe.

Su explicación fue larga y tendida y escuche con atención,intentando comprender su postura siendo en ningún momento un mal gesto por mi parte que diera entender que no me importaba,siempre me había parecido interesante como aquellos de los que forme parte una vez,manifestaban con libertad su opinión respecto a cualquier tema que si no es gracias a este tipo de eventos,difícilmente podría averiguar entre gritos y sangre mientras me alimento.

..fe,ese amor tan diferente que no es que no quiera entender,sino que dudo de su existencia por palabras que ya os dije, monsieur —Dije y añadi,—.. en este otro amor, ese que vos reconocéis entre líneas no haber sentido.Tampoco  basta con sentir su cosquilleo hay que sentir más allá del solo lanzarse a un vacío en el que sabes puede resultar doloroso o tal vez no,depende de como se mire…—Dije,quedándome en silencio al mismo tiempo donde su explicación,le siguió la mía, expectante por aquello que decía me sorprendería.

Y si que lo hizo,para mi sorpresa pues ¿amarme a mi?,me extrañe por sus palabras hasta que dio argumento para definir esa forma de amar que bien haría aquél que protegería de forma incondicional en situación familiar o allegados,cosa que me excluía de inmediato,mas porque su fin se alejaba de mi protección,siéndolo  para otros,eso lo tenia bien claro desde los inicios de mi inmortalidad—.. entiendo vuestra posición,monsieur Avramidis…,todo por su deber,solo por eso,¿mas que otro motivo si no?—Dije,frunciendo el ceño,manteniendo los pasos hasta acceder a acompañarme,después de detener nuestra danza.

Exhale,—que decepción si,…solo os mueve vuestra fe para amar solo de esta manera.Me resulta,¿como decirlo?…vacio—Dije,al tiempo que su mano y el conjunto de nuestros pasos nos abría pasa entre los enmascarados que aun siguen y otros que se quedaban atrás en espera de una pieza donde no hubiese cumulo de parejas,aunque perdían el tiempo,¿Quién espera?,¡solo hazte hueco y baila!.

Mientras otros se envalentonan,yo me senté en uno de los asientos junto a una de las mesas donde reposaba una bandeja de plata y un par de copas vacías,cuyos dueños estarían disfrutando de esta peculiar fiesta.Alce la vista ante palabras que llaman mi atención,así como lo hacía su aspecto impecable ante mi,desviándo mi la mirada hacia aquellos que pasaban de largo,después de bajar los escalones que seguro llevarían a donde de vez en cuando la realeza reposa su cuerpo,en eventos si no estos,parecidos.

Si queréis que así os nombre u os  descalifique  con esa palabra.No lo haré—Dije con seriedad en cada palabra que formulaba la frase,así como podía verse en mi gesto,donde tampoco aparte la mirada de su mirada azul,interrumpiendo nada mas finalizar su argumento al que le siguió otro,mas no podía callarme y no responder,no terminé por mi parte,pero si dejé que él lo hiciera,respetando el turno de palabra.

Negué—No lo diré,insisto.Tampoco reprocharé como vos haceis con vuestra mirada.El hecho de no haber entregado el corazón a una dama,por el simple hecho y no menos,heroico y amable gesto de no poner en peligro..pero—Hice una pausa,—¿a caso,no estamos atados a esa muerte,independiente de lo que somos o seamos en un futuro?…Eso no nos absuelve de la muerte,ni mucho menos.Athan —Dije levantandome,quedando frente a frente.Alzanando la mano para recolocar la máscara negra que ocultaba su rostro,fijando aun mas cerca,mientras su aliento pausado por cada latido acaricia  cada poro de mi piel.Labios que mantengo en silencio por un minuto, —¡beauté parfaite (perfecta belleza)!—puntualice,interrumpiéndome para recolocársela y proseguí sin separarme en demasia,sin importarme de que invadía su espacio personal.Observe cada una de las formas de la cara del Inquisidor,—…vuestra fe,se encierra tanto en si,que resulta un tanto egoísta hacia uno mismo.Es decir,quien acabe besando estos labios o mirando estos ojos u acariciando vuestra mejilla o vuestro cuerpo,que es toda belleza…—Dije mirando a cada parte pronunciada,acariciando con el dorso del dedo derecho su mejilla,prosiguiendo en el habla,—…elegirá por si misma,sin importar lo que conlleve,love,…—Hice una pausa,—mientras no sea raza enemiga,Monsieur,¿Por qué no darte la oportunidad de amar de esa manera donde dos cuerpos se funden desnudos bajo blancas sábanas?.El amor en todos su sentidos es arriesgar…—Dije y me acerque,atrevida,a su oído para susurrar,—yo,podría intentarlo y mi cabezonería que tras mi inmortalidad aun se mantiene como otras tantas cosos,os aseguro que a lo que menos prestaría atención es a los riesgos…si llegase a amarte—Dije separándome,boca abierta en una diminuta o después de escuchar—¿y por eso se niega a si mismo tomando estas decisiones,por no hacer desdichado a tu cónyuge?,¿que clase de felicidad es esta?…—;Exhalé y añadí para darle espacio tanto en la cercanía,como para escuchar su respuesta al respecto,—permite el lujo de sentir el roce íntimo de una mujer,mas allá de las sombras,sienta…por una noche,monsieur...olvidese por hoy de su deberes como un enviado de fe—Dije lo último en un susurro,desviando la mirada una vez girada.Tomando otra copa llena de champagne de una de las bandejas que pasa a nuestro lado,tomando en el último instante una para mi para disimular el hambre por aquella vena palpitante del caballero que sotenia el objeto,teniendo así una cada uno.Hice un gesto para que se marchara y volví la vista a Athan.



CODE BY AILEEN KYRGIAKOS




Desde la sombras observaré que estés bien,aunque el fin no sea estar juntos.protegeré a mi familia...
Music:

Gracias Gael:

avatar
Nirole Eilen
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 676
Puntos : 163
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 04/10/2011
Edad : 1016
Localización : Paris.Mi lugar de nacimiento,muerte y el renacer como consiguiente.Aunque no me gusta estar mucho tiempo en un lugar fijo.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro entre máscaras..[Priv] con Athan Avramidis

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.