Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 01/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Letras Encarnadas (Privado)

Ir abajo

Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Simonetta Vespucci el Sáb Oct 24, 2015 12:33 pm

Déjame sentarme, Simonetta.

A veces olvidaba que mi abuela ya tenía ochenta y dos años, y que no podía seguir mi ritmo acelerado para mover los pies. Culpa mía, no sólo por mi falta de consideración, sino porque mi mente se evaporaba tan fácilmente que cada cierto tiempo era menester recordar que me hallaba en una plaza, sólo paseando, con una mujer mayor. En cada carta mamá me recordaba que tuviera paciencia, asignatura en la que no podía ser más réproba.

Mas me quedé de pié al lado de mi nonna Francesca mientras ella elegía una banca para descansar. Fue ahí cuando me percaté de que en el espacio a su lado, unas descuidadas páginas permanecían. Sólo por mero aburrimiento y un toque de curiosidad las recogí.

¿Qué es eso? — preguntó mi abuela.

No lo sé. — contesté monótona. Aun así, me puse a leer. Conversar con quien tenía al lado no era lo más interesante para hacer.

Decir que lo que mis ojos hallaron fue inesperado quedaría corto. Fue más bien un deslumbramiento ante esa incógnita prosa oculta tras un ingenioso seudónimo, o su nombre, quizás.

Pero qué palabras excepcionales, de fuerza. Me dije que si tomasen la forma de un ser humano, el piso cedería ante su andar, mas no por la intensidad de las pisadas, sino porque frente a ese ímpetu, de la amplitud de sus lindes, y de la bajura de su enjundia, no podría sino flaquear.

Varias páginas así, hasta que de pronto no quedó ninguna. Qué injusticia, qué vano y malogrado sentimiento. Acababa de tomar el aroma de la fragancia de una rosa y me la habían arrebatado. ¿Por qué, con tanto imberbe cegatón escribiendo banalidades a sus pares, justamente las palabras más hermosas debían ser tan escasas? Amaba a Dios, pero algunos hechos me hacían quedar furiosa con Él, para luego pedirle inmediatamente perdón.

Ay, Simonetta, deja eso ya ahí. No sabes quién le puso antes las manos encima.

Esa era la cuestión; no conocía la mano tras esas letras oscuras. Porque eran oscuras, sí señor. Lo sabía porque mi mente era sombría, y reconocía aquello que podía ser nebuloso para otros.

✩✩✩

Así fue que me propuse encontrar a la mente maestra. Por días no tuve éxito, hasta que tras piedra y piedra, una pista brotó. Más bien era una persona, que me habían dicho que debía ubicar al autor. Me preguntó si quería conocer al individuo o al artista. Pregunta caprichosa, pero seguí su juego, contestándole que quien buscaba apagar la sed, se echaba agua a la boca, mas quien cuyo afán implicaba una necesidad continua, precisaba de la fuente.

Tras eso, recibí una dirección, y allí me presenté, una tarde después de las seis, cuidando de no estropear el té del sujeto. Siendo honesta, el lugar me espantó, pero mi soberbia me propiciaba de osadía, así que acomodé mi capa e hice el ademán de ingresar, pero justo alguien me salió al paso. Parecía el pobre diablo modelo que se creía dueño de las calles. Irritante, pero había que pasar por él.

¿Con quién desea hablar?

No me dejé intimidar, y alcé bien en alto mi pase y arma mortal.

Con la persona responsable de estos escritos… señor.



¿Alguna vez has sentido eso? ¿Que la luna nace y muere en la palma de tu mano?:

In dreams he came:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 129
Puntos : 150
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Christopher Marlowe el Jue Dic 17, 2015 12:33 pm


La silla de madera que solía acompañar al escritor en sus noches de mayor esplendor literario impedía el paso ahora tumbada en el suelo, rota. Las hojas volaban por los aires y la habitación se había convertido en un hervidero de furia y palabras malsonantes que amenazaban con escandalizar a cualquiera que prestara sus oídos.
No solía ser difícil ver al vampiro perdiendo los nervios, pues no dejamos de hablar de una persona cargada de pasión cuyas mejillas se encienden a la mínima. En este caso, Christopher Marlowe había extraviado uno de sus escritos. Nada de pseudoliteratura para mentes débiles, no. Se trataba de algo bueno por fin. Así pues, ¿qué menos que enfadarse ante la pérdida de tal pedazo de paraíso?

Cálmate, Christopher. A lo mejor nunca escribiste tal cosa. A lo mejor sólo fue un sueño.

- ¿¡Eso te gustaría, verdad!? Oh, estarías encantado de que lo hubiera soñado. Llevas riéndote de mi desde hace ya tantos años que temes que llegue un momento en el que ya no puedas, ¿no es así?

La voz de William Shakespeare en su cabeza acostumbraba a hacer de todo menos complacer al vampiro con halagos y si éste consiguiera dejar atrás su peor faceta como escritor, esperaba que aquella retahíla de desprecios finalizara para siempre, pudiendo enterrar canto tan despreciable que todavía conseguía azotar su pobre corazón a cada palabra.

Por fin, derrotado, Marlowe se dejó caer sobre sus piernas y apoyó su cabeza entre éstas mientras sus ojos hacían el resto. Desconsolados, lagrimeaban. Y Marlowe, sollozaba.

Vamos, no seas un crío. Levántate y ordena esto. Así nunca vas a encontrar esos maravillosos escritos –dijo con sorna-.

- Te hace gracia, ¿no es así? –entre lágrimas y sollozos todavía-. Vives para torturarme y ni siquiera te importa cuanto me haces sufrir. ¡Ya no te importaba antes, menos lo hace ahora!

Si, en eso tienes razón.

- Eres un monstruo. Ya lo eras entonces y lo has seguido siendo a lo largo de los siglos. Si todo el mundo supiera como era en verdad William Shakespeare te arrebatarían tu inmerecida corona en el acto.

Es curioso como habiendo vivido tantos años, eres todavía alguien tan inocente. ¿Crees que si un borracho como tú hubiera ido pregonando en alto cuan maquiavélico soy, algo hubiera cambiado? Si algo me gusta de este siglo tanto como del resto que hemos vivido –vivido-es que  los seres humanos son los animales más fáciles de engañar. Coges un escrito antiguo, cambias un par de cosas y todo el mundo te llama genio. Siendo como son las cosas, mi obligación no es otra que la de aprovecharme de ellos.

William Shakespeare, un visionario adelantado a su época, al siglo XVIII e incluso al XXI. Seguro de la ingeniudad humana y de su propio poder lo suficiente como para aventurarse a hacer una crítica que aúna no sólo la literatura, sino la música y el posterior cine.

Una voz se coló por la ventana. Con la persona responsable de estos escritos… señor. Una voz que hizo alzar su rostro al escritor para, a continuación, alzarse él y mirar hacia afuera antes de comenzar su marcha escaleras abajo en busca de aquello que parecía pertenecerle.
Una vez abajo y asiendo violentamente los escritos en manos ajenas sin permiso alguno, observando estos absolutamente loco por ellos, alzó la mirada para contemplar a la persona que los sostenía junto con él, todavía manteniendo esa mirada poco corriente.

- Tú. ¡Tú! –gritó abrazando efusivamente a aquella desconocida y dando metafóricos saltos de alegría ante el descubrimiento-. ¿Quién eres? ¿Cómo te llamas? ¿Dónde estaban? ¿Los ha leído alguien más? ¿Te estoy asustando?




Pathetic • Alcoholic • Obsessive:

There is no sin but ignorance:

Hell is just a frame of mind:
Lost between words:
Madness is a gift:

avatar
Christopher Marlowe
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 192
Puntos : 201
Reputación : 125
Fecha de inscripción : 03/01/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Simonetta Vespucci el Vie Dic 25, 2015 12:20 pm

No tuve tiempo de procesar. De un momento a otro estaba casi de puntillas ante aquel sorpresivo abrazo Y aunque la brisa que se generaba daba una ligera sensación de libertad, me sentía prisionera. Era rehén de los brazos que me sujetaban, unos robles firmes y desconocidos.

Los músculos de mi cuerpo se tensaron de los pies a la cabeza con la. Me sentí tan invadida que casi no presté atención a sus palabras. Un hombre, un desconocido poniéndome las manos encima, ¡qué desatino!

Usted… señor. — un hilo me salió de voz por pura molestia. Hasta que la molestia se convirtió en coraje — ¡Óigame, caballero! ¡Suélteme ya!

Apenas me vi libre, murmuré que sus modales no podían ser más réprobos. Haciendo a un lado su impertinente abrazo, había pedido mi nombre sin dar antes el suyo. ¿Y de dónde había salido? ¿Qué le importaban mis asuntos? A no ser que… meridiano que sí; podía haberme escuchado. ¿Tendría algo que ver? Tenía que averiguarlo. Debía evitar hacer estupideces como manifestarle la importancia que tenían esos textos para mí. Decían que los grupos humanos que habitaban sitios alejados de la mano de Dios eran capaces de vender a sus mujeres por dinero, aunque consiguiesen medio miserable franco por ello. Siguiendo esa misma línea, ¿por qué no podía tratar de engañarme?

Seguía fastidiada, pero forcé la tolerancia. Estaba en territorio ajeno; las reglas las ponían ellos. Cosas que por testaruda me pasaban. Quizás sí me había merecido esa impetuosa bienvenida. Y miré fijamente al hombre, respirando lenta y profundamente, para no enojarme.

No esperaba compañía tan intempestivamente. ¿Le puedo servir en algo, caballero?

Más tarde me reiría de mí misma, estupefacta por mi hipocresía. Ay sí, tono humilde y servicial de gata traicionera, cuando lo que realmente quería decirle era “tóqueme un pelo de nuevo y le retorceré los intestinos hasta que los expulse por la boca, energúmeno bastardo”.



¿Alguna vez has sentido eso? ¿Que la luna nace y muere en la palma de tu mano?:

In dreams he came:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 129
Puntos : 150
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Christopher Marlowe el Vie Mar 25, 2016 5:55 pm



Cuando la euforia entra por la puerta, los modales salen por la ventana. Descripción exacta del amasijo de sensaciones en que se había convertido Christopher Marlowe al recibir noticia como aquella, que sus preciados escritos no se habían extraviado más que por un absurdo lapso de tiempo y ahora volvían a sus manos.

El vampiro se alejó, confuso. Sus maneras no eran las más correctas, pero por desgracia para él, acostumbraba a actuar antes que a pensar.
Comenzó a pasar sus dedos entre mechón y mechón, así como a rascarse intranquilamente, llevado por la incomodidad de dicho momento.

- Mis inconmensurables disculpas.

Alma y corazón de caballero isabelino que por desgracia debía compartir el cuerpo de un pirata desarrapado cuya maldición parecían ser el mal vocabulario, las mujeres y el vino.

- Permítame que me presente, por favor. Le diré únicamente mi nombre porque después de perder por completo los modales de los cuales debería hacer gala ante todo, no se merece otra cosa. Charles es mi nombre -Charles Murdock, el alter ego que daba nombre a su situación literaria actual-. Y el motivo por el cual he de mantener mi cabeza gacha ante usted es porque en sus manos se encuentran una serie de escritos que de no ser por mi inventiva no hubieran visto la luz. ¿De qué otra forma puedo pedirle sino que me los devuelva?

El pirata se encontraba bajo el yugo de los grilletes que pone gustosa la cordura, mientras el caballero buscaba la comprensión ajena haciendo acopio de respeto y educación.

- Que tonto, ¿verdad? ¿Cómo puede usted saber que esos escritos son un pedazo de mi ser? Le invitaría al lugar donde acostumbro a plasmar todo lo que por mi mente pasa pero supongo que sería un descaro y al mismo tiempo, no parece de esas personas que acostumbren a confiar en desconocidos. Menos aún en barrio similar. No le culpo. ¿Qué puedo darle a cambio que esté a la altura de tan rico y valioso presente?

No podía permitir que lo único de valor, cargado de sentimiento -y sí, talento- que había logrado escribir en los últimos años, desapareciera sin más. No sin oponer resistencia o hacer lo que estuviera en su mano para recuperarlo.



off:
No existen disculpas suficientes para el paso del tiempo. Sin embargo, me disculpo de nuevo.




Pathetic • Alcoholic • Obsessive:

There is no sin but ignorance:

Hell is just a frame of mind:
Lost between words:
Madness is a gift:

avatar
Christopher Marlowe
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 192
Puntos : 201
Reputación : 125
Fecha de inscripción : 03/01/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Simonetta Vespucci el Vie Mar 25, 2016 8:49 pm

Identifiqué varios de mis tics obsesivos en ese hombre tan extraño. Al principio lo vi como a un animal desconocido, sin saber si me era nocivo o no. Daban ganas de apartarlo sólo por ese motivo. Me pareció oír la voz de mi padre diciéndome que el entorno de los artistas estaba plagado de chiflados. Yo era consciente, pero no me importaba. Sólo un genio podía dar vida a un gran loco. El resto lo ubicaba en la categoría de retrasados.

Ahora, ¿cómo saber si me estaban tomando el pelo o no? Mi orgullo me mortificaba con esa pregunta; mi sexo y mi juventud me volvían el blanco preferido de los mentirosos a la hora de embaucar. Usé mis armas y lo miré intensamente, que supiera que estaba lejos de ser una desvalida, que me defendería si se le ocurría abalanzarse, y que aquellas hojas no dejarían mis manos sin una razón de fuerza.

Lo primero sería deshacerme de las distracciones, partiendo por el sujeto que me salió al paso como si fuese una delincuente. Lo miré y dije:

Estimado, le doy las gracias por su oportuna intervención. Le estaría doblemente agradecida si tuviera la gentileza de dejarnos. — inclinó la cabeza y se retiró.

Charles se llamaba el extravagante personaje que no tuvo la cortesía de darme su apellido. No me miraba a mí, sino a los escritos. Escarbaba en ellos nada más con los ojos. De inmediato noté esas ojeras propias de todo escritor. Ladrón no era, o me hubiese atacado. Para qué decir que nadie se hacía rico escribiendo.

Simonetta Vespucci, es un honor. — me reverencié con modestia para no prolongar cosas innecesarias. Estaba ansiosa por conocer la mente tras mi tesoro. No valía la pena perder segundo alguno.

No le había contestado y ya me estaba ofreciendo una lluvia de recompensas por los escritos, considerando mi integridad en primer lugar, como lo haría un caballero. Sin embargo, yo lo miraba. Lo miraba y pensaba que daba a conocer demasiado de él con su apariencia descuidada. El inconfundible olor a alcohol no hacía más que incrementar mis sospechas de vida poco cristiana. Era una lástima, porque no era un hombre antiestético, sino maltraído. Me aventuraba a pensar que debajo de eso existía un caballero de buen parecer.

Hablé claro.

Si es suyo verdaderamente, alguna manera habrá de probarlo. Como usted mismo ha dicho, se trata de material precioso y no hay que descuidarse. Podría pedirle que me recitara algunas frases de memoria, pero esas palabras que leí no pueden salir de la mente, sino del alma, del ímpetu, lo que sea que levante las emociones. Siendo más racional, le diría que escribiera unas cuantas palabras de las que aparecen aquí, para comprobar si el trazo es el mismo, pero nadie me asegura que usted no sea únicamente un escriba y que el que ideó esta preciosura le haya dictado.

Podía percatarme del síndrome de abstinencia en los ojos de él, tan claros y turbios a la vez como un espejo antiguo. Tener esa clase de poder sobre un hombre así me gustó, no sé por qué. Quizás se debió a que toda mi vida fui tratada como una niña indefensa, una pequeña pieza dentro de un mundo dominado por machos. Estar encima, sólo por media tarde, era un lujo que no estaba dispuesta a desperdiciar. Mas era un lujo mantenido por otra razón más honorable.

Me pregunta qué quiero. Quiero más. Usted como hombre puede mentirme todo lo que quiera, ser un excelente actor y yo le creeré, hipnotizada por una actuación que a juzgar por los restos de bebida que capto en sus ropas será fenomenal. Pero sus letras… sus letras no pueden mentir. Escriba lo que quiera, pero hágalo, frente a mí. Tómese su tiempo, no tengo prisa. Si es usted el dueño de estos escritos, ellos me lo dirán.

OFF:
Mitiga la espera la gloria de leerte.



¿Alguna vez has sentido eso? ¿Que la luna nace y muere en la palma de tu mano?:

In dreams he came:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 129
Puntos : 150
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Christopher Marlowe el Lun Ene 22, 2018 1:49 pm


- Francia es cuanto menos graciosa. De todas las personas que conozco, estoy seguro de que no he escuchado un solo nombre o apellido galo desde que estoy aquí. ¿Su apellido es del este? ¿Es usted de allí? Disculpe mis modales, desde luego puede usted preguntarme todo aquello que desee también.

Tras escuchar petición tan curiosa, aquel caballero que olía prácticamente a alcantarilla, buscaba forzar la forma de no sonreír de manera tan descarada. ¿Qué había en aquella muchacha para no querer desprenderse de los escritos de Marlowe? Si algo intuía el escritor, maestro en su campo e imposible de engañar cuando un corazón se alimentaba de prosa, es que aquella muchacha que con aires de guerrera frente a él se plantaba bebía de las mismas musas que visitaban al dramaturgo desde hacía años.

- Dulce Simonetta… -comenzó el soñador, haciendo un pequeño cambio en el nombre de su protagonista y dando por fin alma a sus últimos escritos- No os zaféis del arma de la vida, pues férreos son los ardides del destino y es por eso que os conmino a que, aún sin ánimo, bebáis de la fuente que vuestro padre cuida.

Juraría que acababa de descubrir un nuevo poder dentro de su naturaleza. Juraría que las calles olían a reinado de Isabel y que el latido de su corazón todavía le acompañaba. Lástima que palabras semejantes evocaran recuerdos tan lejanos y muertos como él mismo. Imposible no adulterar la candorosa ternura que su nueva amiga le transmitía con el regusto amargo del pasado a cuestas. Imposible no fruncir el ceño y no sentir toda aquella melancolía. Imposible también no volver a sonreír con la desconfianza de aquella joven señorita que parecía esperar lo peor del escritor cuando eso era algo que sólo reservaba a unos pocos.

- No puedo darle muestra de nada más que acentúe mi credibilidad. Siento decirle que me es imposible escribir en compañía de nadie. A veces ni siquiera puedo escribir solo… aunque, tal vez… tal vez pueda escribirle algo a usted, personalmente. Ello me convertiría en poseedor de la verdad, ¿no? Aunque sea a solas, en mi buhardilla, un escrito privado acerca del tema que usted escoja. ¿Le parece una idea interesante?

Tras la pérdida de Calliope, Marlowe ya no había podido volver a sentir aquella ternura en la que ahora podía regodearse frente a Simonetta. Ni siquiera la espectral existencia de dos almas embebiéndose de las mismas musas como le sucedía con la joven. Joven que, ahora mismo, resultaba todavía más espectral que el propio sentimiento.



OFF:
Mi reino por escribir como tú.





Pathetic • Alcoholic • Obsessive:

There is no sin but ignorance:

Hell is just a frame of mind:
Lost between words:
Madness is a gift:

avatar
Christopher Marlowe
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 192
Puntos : 201
Reputación : 125
Fecha de inscripción : 03/01/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Simonetta Vespucci el Lun Feb 05, 2018 8:58 pm

¿Por qué tenía que ser adicta a todo aquello con poder para destruirme? Al poder de la magia, a los secretos milenarios (¡que por algo permanecían en clandestinidad!), al conocimiento que a las mujeres nos estaba prohibido, a la vida mortal, a las letras hermosas de almas demacradas como las de ese animal. Qué vergüenza sentí de mí cuando lo oí hablar de esa manera tan endiabladamente angelical. ¿Por qué mi goce intelectual se debía a alguien como él? ¿Por qué no podía ser un hombre de bien? Pudor. Pudor de mí misma, porque no estaba respondiendo como se suponía a la educación que me padre me había entregado.

Nunca antes me había atrevido a mirar a un extraño a los ojos por más de cinco segundos; ahí lo miré. Grandes y redondos, parecían corolas suspendidas sobre el agua. Él tenía certeza de lo que hacía y decía, y yo… ¿de qué lo estaba? Sólo de que no quería dejar ir esos papeles, como si aguardara una recompensa por ellos. No quería dinero. En realidad, no quería nada de ese hombre, pero sí del artífice dentro de él.

Me aferré fuertemente a los textos. No los iba a soltar, no los iba a soltar. Tampoco me sentía capaz de huir. De huir, ¿cómo, adónde? Si la clave de mi sed de palabras estaba ahí, lo presentía. En la fuente más desagradable de mis pesadillas, esa clase de gente que yo más aborrecía: la de las adicciones. ¡Pero ahí estaba! ¿Qué más podía hacer? El enfrentar a ese hombre me parecía una aventura más accesible que la huida. De exponerme al peligro de enfrentarme a un borracho solitario, sí, me sentía capaz.

¿Y qué importa si quiero ir con vuecencia o no? Debo hacerlo, ¡tengo que! — grité para que llegara hasta su escondrijo la voz de orgullo herido y de mis sentidos literarios. Le di la espalda para recuperar la compostura y me volví a girar luego de un rato. — ¿Ve cómo estoy? Respiro agobiada por la belleza de estas palabras. Por eso quería hallar al autor. Cómo desearía que no fuera usted. Y de haber sabido que esta era la fuente, me hubiera detenido antes de terminar la primera frase. Eso ya pasó. No puedo volver. Las palabras me vuelven una idealista, y como tal, debo cerrar el ciclo o no habrá paz para mí. Esta es una de esas claves que no se pueden encontrar sin temblar. ¿Puede su voz responder a la mía?

Dócilente, sin la desesperación con la que lo desprecié, esperé una acción de su parte. Ah, mi condenada juventud. Me interrumpí a mí misma, sintiéndome ridícula; la que tenía que actuar era yo.

Ya, vamos. Antes de que recuerde quién es usted.



¿Alguna vez has sentido eso? ¿Que la luna nace y muere en la palma de tu mano?:

In dreams he came:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 129
Puntos : 150
Reputación : 52
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Christopher Marlowe el Lun Mar 26, 2018 6:38 am



El idealismo deja una extensa fila de jóvenes cadáveres a su paso sin ni tan siquiera buscarlo. Inunda las mentes fértiles con ansías de vivir y esperanza. Esperanza en todo. Con un nefasto énfasis en creer en la bondad del ser humano y vivir bajo un señuelo de positividad abrumador para el que es ya perro viejo.

- ¿En verdad pensáis así, joven Simonetta? ¿Cómo creéis que escribe el escritor? ¿Cómo creéis que siente? El fatídico recorrido que va desde la creación de la idea. ¡No! Desde la intuición de su propia existencia. Ese camino que recorre y donde se topa con la negación, la composición, el sufrimiento de su Mesías y logra deslizarse por tu brazo con la intención de manchar el papel de una tinta que todavía no sabemos si traerá dolor o fortuna al padre de la palabrería. Admiro en demasía a las personas que saben escribir versos celestiales sin sentirse miserables. Por desgracia no he conocido a ninguna. ¿Usted sí?

Los prejuicios tampoco eran plato de buen gusto para alguien que engullía parte de la eternidad con cuchillo y tenedor. Sin beber tan siquiera un sorbo de agua fresca.

- ¿Estáis aceptando mi invitación? Creí que el hedor de mis pecados era demasiado tufo para alguien de su envergadura moral.

Por un instante pensó cuan importante resultaba aquel escrito para él. No necesitaba que nadie le recordara que clase de persona era, la clase de malas costumbres que podía tener y la triste miseria que acompaña a un alma solitaria como la suya. Shakespeare ya se lo recordaba a diario, boicoteando sus pensamientos cuando más le gustaría prescindir de su visita.

- Tal vez podáis quedaros con esos escritos. Al fin y al cabo, sólo son el eco de un pasado que no volverá jamás.

La verdad podía doler. Mas era cuando se pronunciaba en voz alta que resultaba casi mortal.


OFF:
Espero haber entendido bien la última frase de Simonetta :S




Pathetic • Alcoholic • Obsessive:

There is no sin but ignorance:

Hell is just a frame of mind:
Lost between words:
Madness is a gift:

avatar
Christopher Marlowe
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 192
Puntos : 201
Reputación : 125
Fecha de inscripción : 03/01/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Letras Encarnadas (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.