Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Lumier Cavelliet el Sáb Nov 28, 2015 11:31 pm


Prologo



El alma simple e insignificante puede ser interesante en su último suspiro

¿Cuanto tiempo ha pasado desde aquello?; ¿Cuánto tiempo ha tenido que transcurrir para olvidar todo lo que pasó?. No hay tiempo exacto que determine ello porque es imposible borrar de las memorias de la mente y el cuerpo todo lo que acontece alrededor de uno, no hay nada ni nadie que pueda hacerte olvidar, ni tu propia voluntad.

Los recuerdos se quedan clavados como ardientes estacas de plata en tu pecho, adentrándose cada vez más hasta que al final no puedas sentir nada, seas solo un ser inerte cuya vida será destinada por la rutina, así rondan las calles todos los seres, así gobiernan los cielos y los infiernes, con aburridas rutinas que solo son el comienzo de una eterna condena, más, en el albor de una oscura vida se puede alzar la creación funesta de una mente perturbada. Una capaz de obviar aquellas insignificancias.

Pero aun así no puedo olvidar, porque no fue creada de aquella manera como se esperaba, fue mortal un tiempo atrás, fui alguien con sentimientos que esperaba ser aceptada por su familia y por los mismos dioses que me habían creado, si, yo nací del aliento de los grandes Dioses, pero incluso ellos me dieron la espalda orillándome a las sombras, refugiándome en los brazos de la loca esclavitud. Aunque quiera olvidar esa parte de mi vida no puedo hacerlo porque está tan presente, porque fue aquella negra etapa la que dio paso a la mujer que ahora soy... ¿Puedo considerarme mujer? ¿Realmente puedo ser llamada así?, no, no puedo ser tomada como ello porque fui destruida como mujer.

El solo cerrar los ojos cuando el sol sale hace que recuerde los momentos de mi antigua vida, cada instante, quedándose congelada mi memoria en el instante en se me convirtió en la "Bestia" que soy ahora, todo lo que aconteció ese "acto de creación" con el objetivo de una "buena" causa, con el fin de dar a un Rey una Reina que merecía la pena; puras mentiras, solo fui parte de un plan elaborada, un plan con engaños que buscaba la destrucción de todo un reino, de todo un pueblo, de toda persona que se cruzara en camino de aquel mal nacido. Ese fue mi plan de vida, mi razón de haber nacido y por lo cual los Dioses me odiaron maldiciéndome.

Maldita quedé, maldita estoy y así estaré por el resto de mi vida, por los milenios que aun me faltan por vagar, por las miles de almas que aun me quedan por devorar, por lo inocentes a los cuales debo asesinar...por mera diversión y placer.  

La sangre correrá por toda la tierra, la sangre goteará de mis colmillos, la sonrisa sanguinolenta que se ve tras el manto oscuro de la noche que será mi testigo y cómplice.


–Lumi–


Última edición por Lumier Cavelliet el Mar Ago 02, 2016 4:48 pm, editado 3 veces



Nobody loves the hells creatures
avatar
Lumier Cavelliet
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Lumier Cavelliet el Lun Dic 28, 2015 11:49 pm


Consciencia




Inlcuso en el último momento un suspiro puede ser desgarrador

Colores y olores de muerte que se mezclan con la vida fugaz de individuos silenciosos que se han atrevido a perturbar el descanso de aquella que mantienen una mirada perdida y absorta. El aire le trae el aroma de cada uno de ellos así como el ruido ensordecedor que efectúan al moverse entre las sombras; pobres almas desdichadas que no conocen realmente lo que es el sigilo y la sorpresa ante una emboscada.

La efímera soledad que se mezcla con notas de silencio se ve interrumpida abruptamente con el paso del tiempo, un tiempo que no espera ni se guarda reservas, aquel fino cuerpo se levanta de su descanso al igual que sus manos que con dedos firmes van desatando uno a uno los cabellos hasta dejar una trenza que cae hacia un lado, el semblante tranquilo cambia bruscamente desechando todo rastro de apacibilidad y apatía ante la inmersa cacería, una que le hace gracia y diversión extendiéndose la invitación a participar por una sola razón.

Desde la sombría oscuridad de los infiernos la vida es arrancada por las grandes manos del devorador de cuerpos, aquellos que han decidido pagar el precio de una traición ajena, la luz de una luna sangrienta que se observa tocar en el horizonte del enrojecido, fuego y sangre en una sola mano con los gritos agónicos de aquellas almas encadenadas al sufrimiento eterno.

La reina de las bestias sentada en su trono observando entre sus cadenas el horror de su hacedor, la pútrida e infame mentira que se lleva entre los patios de juego del demonio, es ahí donde radica el poder de su hija de su creación de destrucción, muerte y sangre, de su perfecta y atormentada marioneta.

No hay emoción en aquel rostro, no hay nada que refleje más que los pecados que consumen al ser. Su sed es grande y su apetito voraz, no respeta condición alguna y aún así es amada por su padre a quien también devoró, pero ¿pero?, si pero su hacedor, su verdadero creador se oculta entre la tierra que cubre el mismo infierno, es aquella criatura olvidad en el tiempo y maldecida por todos.

El mismo demonio la ha creado por eso le ha dado belleza y perfección, que se configura en una forma letal, pero ella lo odia, detesta a su hacedor por el crimen que ha cometido, el crimen de darle aquella vida, aquella infame vida junto a él.

Una vida que nadie entenderá.


–Lumi–



Nobody loves the hells creatures
avatar
Lumier Cavelliet
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Lumier Cavelliet el Mar Ago 02, 2016 4:54 pm


Origen



Asi es como comienza siempre el mal, con buenas acciones que acaban en malas decisiones

El polvo ya ha cubierto todo lo que tenía que cubrir dejando solo pequeños vestigios de algo que no se conoce a ciencia cierta creando hipótesis y falsos sueños de irrealidades que nunca se convertirán en verdad. Son como los cristales rotos que buscan incesante convertirse en aquella copa de llena de vida, lástima que solo queda vacía con el líquido carmesí corriendo por todos lados, junto a los gritos desesperados de quienes tratan de huir de la cálida llama de la muerte.

Todo tiene un inicio que, y este fue la chispa sagrada que llevó a la muerte a muchos, pero para ello hay que que ir muy atrás, tanto como el mismo tiempo y creación para llegar a ese punto donde la guerra era un plato que se servía a diario, donde se buscaba la mejor arma y guerrero que pudiera portarlo, donde el mando estaba en manos de reyes idiotas y títeres que servían solo para el entretenimiento sanguinario de los verdaderos dueños del poder, las sombras.

Así pues, en la ciudad romana, el imperio del poder y la grandeza surge de una familia muy acomodada, entregada a los dioses más altos, venerados por aquellos mortales y con los designios de los oráculos sagrados llega a esa familia la nefasta noticia de una criatura concebida con amor pero criada con odio, aquella niña de cabellos blancos y mirada perdida era como un cadáver andante, solo esperaban la muerte la pequeña por ser asociada al mismo averno o por tener como protector al mismo rey del inframundo, aunque de eso se valieron para tomarla el mismo demonio y convertirla más adelante en una reina diabólica.

La noche llegó violenta y luego de años de espera la niña encontró la salida de su prisión, por otra más lujosa, o quizás solo en palabras porque donde terminó en manos de su captor fue en los sótanos más lúgubres de la casa imperial. Una niña encadenada y llevada a límites inimaginables por la mente terminó en un oscuro lugar a punto de romperse, todo con la promesa de convertirse en la consorte del emperador, que todo aquello no era más que un “entrenamiento” para soportar lo que vendría. MENTIRAS, a ella le arrancaron a golpes y sangre el alma, arrojándola a las fauces del cancerbero para que la devore por completo.

Fue ahí en su momento más lúcido que la verdad sale a la luz, la verdad de la sangre y traición, su vida forjada en esos dos aspectos y siendo forzada a olvidarlo, a cambiar su mente y alma para un bien mayor. Pobre ambición mortal de aquello que pierden todo y quiere hacer lo mismo con los otros. La razón estaba perdida, por años llevó esa vida, aprendiendo lo más bajos recursos, observando todo como alguien errante que vaga por inercia; siguió caminando con cadena y los castigos necesarios o no, aquel sufrimiento de muerte hasta la noche prometida, la noche en la que su “entrenamiento de noble” daría frutos, o eso era lo que ingenuamente creía aquella alma perdida. Que todo aquello que su maestre le decía llegaría pronto a su fin cuando ascienda al trono prometido, que todo daría fruto.

Los dio…

Su mano aún tenía el corazón latiente de su prometido junto con la sonrisa y la aprobación de quien la había creado, de aquel que con la fuerza y la suave caricia de la seda la terminó por convertir en algo opuesto a lo que ella creía.

Mentiras, engaños y ambiciones, todo para quebrar el alma y arrancarle a la mejor bestia, la mejor de todas las creaciones. Una reina que pueda jugar eternamente sin piedad y acabar con todos los contendientes.


–Lumi–



Nobody loves the hells creatures
avatar
Lumier Cavelliet
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Lumier Cavelliet el Dom Oct 02, 2016 5:22 pm


Comienzo


Los primeros pasos son los más duros

La luz del sol tan lejana y deseada que se vuelve cuando el alma se la apresa en la eterna oscuridad la cual deja ver solo el brillo de los barrotes de aquella jaula que mantiene a su prisionera cautiva y sangrando en lágrimas de dolor y odio por todos aquellos que la han llevado a ello. Piel de porcelana que se ha roto innegablemente tomando los colores más deprimentes, el cabello tan liso ahora solo es un maraña de sudor y lágrimas.

La misma flor que rebozaba de fragancia ahora yace marchita sobre la fría piedra…

El sonido del látigo que lacera la carne así como el hierro que perfora las últimas barreras de la resistencia. Enorme frío y hambre que pasa el cuerpo hasta volverse solo una alma errante que vaga sin rumbo propio más que solo el que tiran de su collar obligándola a ciegas a caminar. Se lleva las marcas de la agonía infligida en cada parte de su ser, esas marcas que la han tallado en toda su espalda, signos para el sacrificio, mientras sus labores aumentan y disminuye su atención. La dignidad la ha perdido aunque aún le quedan dos aspectos de ello que no le han sido arrebatados.

Nuevamente las cadenas chillas y el látigo vuelve a devorar la carne tratando de doblegar aquel espíritu pero no lo logran, aunque esté muerta en vida su espíritu lucha por no entregarse a aquellas manos aberrantes. La única manera que tenía de sobrevivir era volverse una esclava en los bajos cimientos de aquella estructura mal elaborada, sabía que si llegaba ahí todo terminaría, pero los Dioses asi no se lo permitieron. El rostro que se ocultaba tras los mechones sin color atrajeron la vista de quien menos se esperaría.

El consuelo de aquella alma eran las horas de aprendizaje, donde podía su mente encontrar la libertad con el frío del agua y aire que se mezclaban en su cuerpo mientras atendía las labores más desagradables y denigrantes, pero en esos pequeños momentos de calma que la lucidez se presentaba, donde el mensajero de los dioses podía acercarse a ella y susurrarle el mensaje que su señor tenía para ella. Oh, si, el mismo señor de la muerte y el inframundo que la deseaba como a ninguna otra.

Su dura enseñanza en esas labores le permitieron arrancarse los sentimientos, sus lagrimas se secaron al punto que ya no había dolor o emoción alguna, lentamente iba a acabándose en la oscuridad. Sus pies sangrando así como su cuerpo y sus ojos que no dejaban de teñirse en rojo y sal cuando su cuerpo era devorado en el altar de sacrificio cada luna llena.

Los años van pasando y el espíritu va muriendo, lenta y dolorosamente hasta que queda el vació, la nada de la existencia.


–Lumi–



Nobody loves the hells creatures
avatar
Lumier Cavelliet
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Lumier Cavelliet el Jue Feb 02, 2017 9:37 pm


Intentos


El alma se quebró por completo

¿Que queda luego de que el alma se ha vaciado de un cuerpo? Nada, solo la simple existencia vacía y aburrida que se plasma en unos ojos que rehúyen la luz y la oscuridad que solo tiene en su pensamiento el ser autómata, caminar por caminar, seguir por seguir como simples órdenes que se le da un esclavo que ha perdido la voluntad; ese es el camino de quien ha perdido su alma.

Marchita, sucia y abandonada a la suerte, así el cuerpo se encuentra. Ya no hay dolor aun en frente de los más sádicos y crueles castigos, ni un gesto de aquel cuerpo de sentir algo llenando de felicidad a los esbirros de la inmundicia. Ya la princesa de la muerte estaba lista para ascender en sus tareas, dejar de ser la esclava más sucia para ser ahora la doncella de los templos, ¿cuáles? Esa era la mayor mentira que oía y sabía que no daría, los Dioses nunca le permitirían a un ser como ella seguir en un mundo así. No, para ella había otra misión y ese sería el que el Dios del averno le tenía deparado.

Ya no hay látigos, pero las cadenas se mantienen, sus labios están resecos y maltratados, sus cabello se han decolorado tanto que ha perdido su brillo y naturalidad. Sus pies siguen lacerados así como su cuerpo que es atendido por las manos delicadas de unas jóvenes que tratan de quitar toda la inmundicia de aquel jovial cuerpo. Sus tareas ahora son la de atender los menesteres de esas doncellas a los demonios que se ocultan en esos calabozos, saber ello la parte nuevamente con lágrimas que corren por esas mejillas sin mostrar emoción alguna.

No puede más que acceder a cada uno de los nuevos golpes y humillaciones que recibe en el más y completo silencio saciando el hambre de aquellos infernales seres hasta que puede oír el quebrar de su espíritu.

Es ahora cuando su alma por fin se rompió, ya no hay vuelta atrás más que solo el deseo de la muerte, una muerte trágica y dolorosa para al menos sentirse viva porque su realidad está tan divida y distorsionada que ya no sabe a cuál apreciar si a su sueño o nefasta vida.

Solo que hay que tener cuidado con lo que se desea, porque se puede terminar peor ya que no se sabe si el mismo hacedor del dolor y sufrimiento es el demonio que te dará la mano con un trato inconveniente..


–Lumi–



Nobody loves the hells creatures
avatar
Lumier Cavelliet
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Lumier Cavelliet el Miér Ago 02, 2017 9:44 pm

Primer
Paso


Y entonces de los pedazos se armó algo

Y el deseo se hizo realidad. Aquello que pedía se concedió, los dioses tomaron oídos de lo que sus humanos a gritos le pedían, un monstruo que pueda caminar entre la luz y la oscuridad, un ser cuya sed y hambre sea imparable, que nadie pudiese acabarla, una reina bestial, que acabe con todos sin dejar rastro, eso era lo que pedían y eso era lo que tendrían.

Su cuerpo joven magullado por las humillaciones de las bestias de los sacerdotes se volvía con el paso del tiempo más bello a diferencia de las otras jóvenes que se terminaban muriendo al tomar la salida más cobarde al acabar sus vidas. Ella luchaba no había lágrima cada noche que era tomada de aquellas formas y luego dejada en medio de las salas de reuniones de esas bestias sin rostros esperando a que llegaran sus celadores para llevarla de nuevo a los calabazos a ser una sirvienta más.

En la noche necesitaban más manos para atender un banquete del rey y una de sus consortes con su pequeña hija que acaban de llegar de una de las polis. Ella fue peinada y alistada de manera que lograba sobresalir como una bella doncella, el príncipe y quien su futuro prometido y maldición. Junto a ellos estaba el asesor de los reyes, su mano derecha y fiel sirviente siguiendo los pasos de la pequeña cuyos ojos repudiaban la luz pero la atraía al igual que la mirada de todos los hombres del lugar.

Los príncipes encantados con su belleza rogaron a su padre que la dejara como doncella de la princesa, pero el asesor negó ante el pedido susurrando al rey palabras que lo inquietó tanto como para de un grito mandar a sacar a la joven. Fuera del palacio fue atada a un poste con la espalda de su vestido rasgado viendo que en su cuerpo eran muy poco visibles las marcas que tenía pero aún conservaba su belleza.

El rey enfurecido interrogó a la joven por su belleza y al final solo fue culpaba por ser hija de Plutón del señor de la muerte y el tártaro por lo que fue condena por su pasado marchito a servir como oráculo en la torre alta a los nefastos hombres que ahí vivían, aquellos seres despreciables para que con el poder de la belleza de la joven el reino se viera protegido y bendecido ante los ojos de los dioses. Ella no lloró, no mostró nada en su rostro cuando la soltaron, el secretario del Rey se acercó a él logrando que ella solo esté en aquel templo durante la noche, que durante el día esté encerrada en un calabozo sin ser tocada por nadie de ninguna manera.

El camino se iba construyendo para aquel que había orquestado todo y que sonreía detrás del rey al ver su herramienta estaba a punto de llegar a sus manos.


–Lumi–



Nobody loves the hells creatures
avatar
Lumier Cavelliet
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Lumier Cavelliet el Sáb Sep 02, 2017 10:12 pm



Primer
Paso


El camino al tártaro es doloroso pero también es gustoso…

Atada con cadenas mirando hacia la luna mientras aquellas cadenas se tiran de sus muñecas, tobillos y cuello. El pequeño vestido apenas y se sujeta a su cuerpo esta rasgado y tirado como su cuerpo todo estropeado y magullado con golpes y cortes. Sus ojos muestran la indiferencia sumida en su propio mundo, sus pensamientos, donde la imaginación apenas y la alcanza pues su realidad es tan dura que no puede siquiera crear algo propio.

Luego de horas de haber pasado entre las manos y lenguas de aquellos tipos tan horrorosos y deformes aparece al fin el orquestador de todo esa tortura para ella, sintiendo pena por su creación pero solo es un vaga sonrisa pues sus manos toman aquel cuerpo soltando de sus ataduras y llevándola como si de una bella princesa se tratase. Cuanto engaño de parte de aquel hombre que entre las sombras de la noche la lleva al interior.

El salivar y jadeo de aquellas bestias sigue tan fuerte que las lágrimas de la joven caen por sus mejillas y son lamidas por aquel que dulcemente limpia su cuerpo entre agua tibia y esencias, perfumes y detalles que solo las diosas pueden recibir. Las manos sobre sus cabellos deshaciéndose de la suciedad, pero al tocar su cuerpo ella lo detiene con una frialdad en sus ojos que a él lo excitan tanto. Su voz suena dulce, calmada y a la vez tiene una ira contenida que solo provoca un gesto de deseo en su captor.

Es abrazada por nuevas telas y llevada de nuevo a su celda al descender de la montaña de aquellos terroríficos hombres. Al llegar todos murmuran al ser ella conducida hasta los calabozos del castillo. En silencio regresa a su celda su cabeza baja mirando siempre al suelo pero al entrar a su lugar su cabeza se levanta con porte y orgullo como si fuera una diosa.

Eso deleitó a su creador. Quien quitó las cadenas del cuello de la joven dejando una promesa en el aire al despedirse con el alba muy cerca…

Una promesa de “te cuidaré siempre”.


–Lumi–



Nobody loves the hells creatures
avatar
Lumier Cavelliet
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si eso llaman fuego ¿a qué llamaran destrucción? || Memorias de "La Reina Roja de la Muerte"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.