Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




No nos llamemos a engaños [Privado]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Sáb Dic 12, 2015 7:16 am

A esas alturas de mi vida, a mis cortos dieciséis años, creía conocer la diferencia entre el engaño y la mentira. La mentira era unilateral; sólo se necesitaba que una lengua soltara palabras que, a sabiendas, no coincidían con la realidad. Mas el engaño era diferente, pues requería que la otra persona creyera en dichos términos. Todos los engaños constituían mentira, pero no todas las mentiras se convertían en engaños, como en una relación de género-especie.

Mi encuentro con Baldassare, el ángel del rostro sucio, me despojó de mi calma para dormir por las noches, pero al mismo tiempo me dio un valioso obsequio: verdad. Gracias a él,  escapé de la etapa del engaño y pude reconstruir docenas de escenas, pero ninguna como aquella…

Mas ocurría que sentía la necesidad de rematar los hechos. Y no pensaba esperar para ello; iría a buscar la respuesta y la encontraría, como que me llamaba Simonetta Vespucci.

Fue así como esperé pacientemente a Soren Kaarkarogf en el lugar acordado, a la misma hora de nuestra nada convencional primera reunión, pero compuesta esta vez. ¿Me diría él lo que era si lo aventaba lo suficiente o tendría que forzarlo a ello? Lo desconocía, pero si tenía las mismas habilidades que Baldassare, entonces él ya sabía lo que yo era. Tomando el toro por los cuernos, nuestras posturas se volvían simétricas, por fin.  

En cualquier momento tendría una verborrea, pero debía contenerme, aferrando el abrigo contra mi pecho, generando el calor que el señor Kaarkarogf jamás experimentaría. Sólo precisaba decir un par de cosas, pero mi mente atrofiada me daba tantos caminos, tantos escenarios diferentes, que ya presentía que las cosas podían salir únicamente de dos maneras: mal o excelente.

Temblé, no por temor, sino por ansiedad. Mis ojos serpenteaban entre los arbustos a lo lejos, tratando de adivinar de dónde vendría a quien esperaba, el asesino mortal disfrazado de oveja. Y murmuré, porque ya no podía mantener más discursos en mi garganta.

Sepa que no me espanta el miedo, porque de otra manera acabaría conmigo. He tomado el camino atrevido, el que ningún padre quiere que su hija tome, pero la verdad es una amiga que nos conduce por caminos inciertos; a veces nos torna rebeldes, pero eso la hace tan deseable, ¿no cree usted?



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Dom Dic 13, 2015 9:20 pm

No olvidó la cita con Luciana, la niña que había conocido en medio de esa fiesta nocturna felina y a quien prometió que tendría terminada la ilustración de su gato en un par de noches. Todo el asunto le ponía extremadamente nervioso, no recordaba la última vez en la que había dibujado para alguien y mucho menos que hubiese cobrado dinero por sus obras, el definitivamente no se veía así mismo como un artista, él era un crítico de arte, un profesor de historia y le era inevitable criticar duramente su propias obras hasta el punto de encontrarlas vacías, simples, mal terminadas y sin gracia.

No consideraba que tuviera talento con el pincel, nunca lo tuvo, ni siquiera cuando estaba vivo en el castillo Kaarkarogf 200 años atrás tuvo la oportunidad de aprender a pintar, nunca tuvo una formación real como pintor en una escuela, así que su conocimiento era literalmente empírico. Soren no entendía como se había metido en ese embrollo y porqué no había simplemente rechazado la propuesta en el momento en que Luciana le había hablado aquella noche.

Desechó varios bocetos antes de decidirse por uno en particular, había pasado horas enfrascado sólo dibujando los ojos del maldito gato porque cada que lo miraba le parecía falto de vida, plano y predecible. Él quería capturar la viveza que había visto en esos ojos redondos y brillantes, la esencia de ese animal perfectamente adaptado para asesinar y aún así dócil y cariñoso, compartiendo su lecho con una niña.

Esa noche en particular en la que habían acordado encontrarse iba vestido, con un suéter de lana gris gruesa que le quedaba un par de tallas más grande y unas botas de cuero negras, traía el mismo sombrero y un maletín colgado en el brazo derecho, con cada paso su nerviosismo acrecentaba ¿Y si a ella no le gustaba el cuadro? ¿Y si no hacía justicia al gato?.

La voz de ella lo sacó de sus pensamientos y se demoró un momento en procesar lo que había dicho. Había olvidado que la niña sonaba tan madura como una mujer en los 30.

- Buenas noches Señorita Luciana – Exclamó saliendo por entre unos arbustos – De... ¿Qué hablas? ¿Miedo de qué? - Preguntó con inocencia notando que el gato no estaba con ella.


Última edición por Soren Kaarkarogf el Lun Dic 14, 2015 11:06 pm, editado 1 vez




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Lun Dic 14, 2015 5:51 pm

Su inocencia. Su inclemente inocencia. Me hacía sentir mal de enfrentarlo tan directamente, de ir a la batalla sin espada ni escudo; sólo con palabras. Los riesgos que estaba corriendo eran proverbiales, pero con seres como él dominando el planeta, ¿qué más daba hacia dónde corría?

Mantuve mi mirada mortal clavada en esos ojos de vidrio que no veían la luz del día. Le estaba diciendo que no me echaría para atrás, que no escondía la mano que había lanzado la piedra. Era más; mi mente era un costal rebalsado de ellas.

No-haga-eso. — le exigí firmemente. Ya debía darse por entendido de lo que le estaba hablando. Basta de juegos, que ahora jugábamos el mismo — Míreme. ¿Piensa acaso que se dirige a la misma que hace tres noches? — dejé la pregunta en el aire, flotando — Sé el porqué del destello de sus ojos, de que no necesite este abrigo, de que los gatos lo vigilen con mayor cautela que a un perro, y yo imagino que usted sabía que llegaría el momento en que me enterase o lo descubriese por mi cuenta, pero sin tener la habilidad de leer su mente, apuesto el dibujo que carga que no esperaba que fuese tan pronto.

Sin darme cuenta, estaba caminando por el mismo sitio una y otra vez, repasando en voz alta la lista de premisas y deducciones. Había dejado el protocolo y las delicadezas de lado, harta de la sensación de la ignorancia. Y lo soltaba todo sin tapujos, sin protocolo, sin secretos.

A mí tampoco se me hubiese ocurrido. Ellos lo sabían. Los gatos dicen poco, pero nunca se equivocan. Fui yo quien falló en la labor de verlo a usted tal como es. Pero usted, señor Kaarkarogf, no cometió conmigo el mismo error. En efecto, es incapaz de hacerlo, porque hace mucho tiempo, no importa cuánto exactamente, que nos ve desde arriba a los humanos y a los no tan humanos. Ahora estamos a par; sabemos lo que somos a viva voz.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Lun Dic 14, 2015 11:24 pm

Sin duda nunca se esperó esas palabras de parte de ella, el iba medianamente preparado para recibir un juicio por su dibujo y no una revelación de ese tipo. Se quedó mirándola con expresión anonadada casi bobalicona mientras la escuchaba hablar, no era capaz de descifrar si estaba enojada con tal descubrimiento, definitivamente no estaba asustada, de haberlo estado habría huido del lugar sin vacilar.

Habían pasado sólo 3 días y para Soren quien se había dedicado a pintar furiosamente encerrado en la cabaña abandonada, no era consciente de que el mundo afuera de ella seguía girando y que la chica que tenía frente de si podría haber experimentado cosas que la llevasen a esa conclusión. ¿Habría conocido a otro ser de la noche en esos 3 días?.

-¿Sabes lo que soy? - Preguntó, aunque la respuesta era obvia - ¿De verdad? - Agregó parpadeando rápidamente, él no podía notar algo inusual en ella, Luciana simplemente olía como los demás humanos, podía escuchar su corazón palpitando dentro de su pecho, pero por su forma de hablar, Soren dudó si se encontraba frente a una criatura sobrenatural y no una simple niña.

- Es verdad... los gatos así como los demás animales pueden sentirlo – Aceptó desviando la mirada hacía las ramas de los árboles – Cuando te dije que estaba buscando lechuzas la otra noche no estaba mintiendo, estaba intentando dibujarlas, pero así como los gatos, huyen de mi – Se encogió de hombros – Es complicado conseguir modelos – Dejó escapar una risita nerviosa que ocultó con el dorso de su mano enguantada pues no le gustaba que le vieran reír.




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Mar Dic 15, 2015 10:06 am

¿Le costaba conseguir modelos? No parecía estarme mintiendo, pero claro, seres como él acumulaban experiencia irrisoriamente en el arte del engaño. Pero más allá de lo técnico, ¿y si estaba diciendo la verdad? No era difícil imaginarlo; podía deducirse de su peculiar conducta que no era de los avasalladores que tomara lo que necesitaba cuando se le antojaba porque eran objetos. Una curiosidad. Era imposible que, de todos los vampiros, se hubiera colado por mis paredes el más despiadado de todos. Si la naturaleza humana era destructiva, ¿por qué no la de un vampiro?

Ya más tranquila, pero por ningún momento menos alerta, di unos pasos acercándome al señor Kaarkarogf, buscando en su mirada ficción y falsedad, mas no las encontré.

Qué raro; usted no se parece mucho a él, aunque me lo recuerda en parte. — no despedía un aura maligna tan intensa como la de Baldassare, pero el blanco de su piel era exactamente igual — Es casi de papel.

Escalofriante. Y podía serlo todavía más.

Sé que usted es maestro, pero ahora yo quiero enseñarle.

¿Me atrevería a hacer lo que tenía pensado? Negué con mi cabeza; demasiada mente. La magia requería de sentimientos, acción y sólo una pizca de reflexión. Con un vampiro, aquel parecía un plan fatal, pero si me dejaba intimidar con el sólo hecho de su condición, estaría autodestruyéndome prematuramente. Pensé: "Si Don Soren quisiera mi vida, sólo tendría que tomarla"

Abra ese maletín — ordené, clavando mi vista en el objeto — Muéstreme lo que quiero mostrarle de vuelta.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Miér Dic 16, 2015 7:48 pm

La escuchó hablar en silencio, seguía intrigado sin saber como la niña había descubierto su verdadera naturaleza. Cuando hizo mención de otra persona, la mente de Soren empezó a divagar ¿Habría conocido a otro vampiro en ese par de noches que habían pasado desde la última vez que se vieron? Si estaba viva, seguro que el vampiro no le había hecho daño y había sido un encuentro tranquilo.

Le prometió que le enseñaría algo y Soren se apresuró a abrir el maletín con cierto nerviosismo, no se sentía preparado para revelar la pintura que había hecho, seguía sin estar del todo satisfecho con el resultado final del mismo.

Tomó la pintura que estaba sobre un grueso pergamino de 30 centímetros `por 25 centímetros y la sostuvo entre sus manos dividendo la mirada al suelo.

-Espero te guste – Murmuró – He hecho mi mejor esfuerzo, ten en cuenta que no soy un ilustrador profesional, hago esto más por placer personal y nunca por encargo... así que no estoy acostumbrado a hacer trabajos para otras personas – Agregó intentando de justificarse y de ganar un poco de confianza en si mismo.

En el pergamino, el gato estaba sentado con la cola enrollada hacía un lado, sus ojos eran redondos y brillantes, estaban llenos de vida, aunque el trazo no era muy estable y la técnica carecía de precisión o detalles.




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Lun Dic 21, 2015 12:39 pm

Agridulce. Así se sintió la vista de mi gato, bajo las pinceladas de Soren Kaarkarogf. Dulce porque el felino que me observaba de vuelta me decía que era inmortal, mas agrio porque no podía disfrutarlo. ¿Qué tenía de humano ese retrato animal? Poco y nada, pues el artífice del mismo debía haber olvidado la sensación de estar vivo. Esa dependencia, círculo permanente de necesidades, agonías y satisfacciones.

Me acerqué con cautela y tomé la pintura procurando hacerlo con delicadeza. Me era complicado asimilar que algo así estaba entre mis manos.

Y pensar que mi corazón hubiera bailado en espiral de dicha de no haber conocido la naturaleza de la mano detrás de esta obra — expresé con amargura —  Así que este es el trazo de quien goza de vida ilimitada: Impoluto, carente de ostentaciones, pero así y todo real. Real y aun así cuesta creerlo. Qué ironía.

Si bien el resultado no estaba ni cerca de ser brillante, para mí eso era lo que menos importaba; estaba sosteniendo entre mis dedos la creación de un ser detenido en el tiempo, que fácilmente podía multiplicar por diez mi corta existencia, y que no tenía fecha de expiración. Apreciaba aquel fruto no como quien contemplaba un majestuoso ejemplar, sino como un curioso indagaba en un insólito experimento.

Dije que le pagaría un precio justo y lo haré, pero compleja tarea es calcular lo que no tiene precio. ¿Quién ha calculado antes el valor de la inmanencia? ¿Puede un mortal tomarse dichas atribuciones? A lo mejor sus similares podrían tasar esta pintura y explicarme cuántas vidas me tomará pagarlo. O puede ser que ni así, porque para llegar a esto, no creo que hayan sido pocas las almas humanas sacrificadas. Por ende, este lienzo contiene más que solamente pinturas; encierra espíritus. Dígame entonces, para estos efectos, ¿a cuántos ha asesinado, señor Kaarkarogf? — esperé pacientemente, adelantándole que no serviría de nada que me lo negara — No estaría aquí de no haber matado a alguien. Lo escucho.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Lun Dic 21, 2015 8:21 pm

Sus nervios fueron en aumento con cada segundo que pasaba mientras ella observaba la pintura, luego lo que dijo le hizo sentir como si un cubetazo de agua fría hubiese caído sobre su cabeza haciéndole estremecer. ¿Había querido decir que si él fuera humano, ella habría apreciado más su obra? Un sentimiento frío como un cuchillo deslizándose por un pedazo de tofú crudo se instaló en su pecho, de repente se estaba sintiendo muy triste y él era una persona bastante optimista y tranquila, no solía entristecerse con facilidad, además para ser francos, pocas cosas entristecían a un vampiro.

Soren era consciente que no era el mejor pintor y no estaba esperando una falsa apreciación de su dibujo por parte de ella para hacerle sentir mejor, sin embargo las palabras de la chica le dolieron más que un simple “Está muy feo, no me gusta”, le llamaba asesino y en cierta forma le decía que su obra era el resultado de la muerte de muchos.

-No voy a negar que alguna vez he tenido que matar – Comentó con un nudo en la garganta, nunca creyó que discutiría esas cosas con una niña – Pero no soy un asesino, no voy por ahí matando gente para mi goce personal - Agregó y decidió que si quería convencerla tendría que explicar con más detalles – No soy un vampiro joven y se controlar mi sed, por lo tanto no es necesario para mi matar a mi victima cuando me alimento – Aquello sonó bastante macabro y pensó que quizás la chica saldría despavorida del lugar, aún así continuó – Mi mentor me enseñó bien, a ser cuidadoso y a elegir muy bien a las victimas -

Tomó un montón de aire hasta que sus mejillas se inflaron por unos instantes.

- Finalmente, esta pintura no carga con la muerte de nadie – Exclamó abatido.




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Mar Dic 29, 2015 10:50 am

Que no lo negara. ¡Que no se atreviera a negarlo! No siempre había sido el peculiar y hasta tierno señor Kaarkarogf. La docilidad no había formado parte de él desde su renacimiento. Podía aceptar que el Soren de ahora fuera amable y solícito, pero no que olvidara que si no estaba muerto, era gracias al torbellino de sangre que había desencadenado en sus supuestos tiempos de descontrol. Casi podía verlo devorando París completa y seguir con hambre.

¡Meridiano que sí! — espeté, conteniendo lágrimas que no sé por qué quisieron salir, si ni conocí a esas personas. — Una cosa se conecta con la otra. Si pintó a Paolo, es porque sigue aquí. Si sigue aquí, es porque mató. ¿No lo entiende?

Sujeté mi cabeza con una de mis manos. Tenía que calmarme. No podía permitirme un colapso en medio de la nada, y menos frente a un vampiro. Esos seres tenían un poder aterrador que conseguía magia y emociones por igual. De a poco fue obligándome a respirar lenta y profundamente. El oxígeno tenía que ayudarme, si es que el escenario no lo hacía.

Pero no lo juzgo; no he venido a eso, yo… quería que lo reconociera, para sentirme menos majareta. Pasa asentar estas nuevas verdades. Es tanta información que tengo la sensación de que mi mente no lo resistirá, pero es sólo momentáneo, lo sé. Después de este trago amargo, vendrá el placer que invariablemente me ha traído hasta entonces el saber. Supongo que lo que dice es verdad, que no es una máquina de matar; si lo fuese, yo no estaría con vida. Sin embargo, está tan cerca de acabar conmigo por el sólo hecho de existir que me hace sentir como una criatura. A lo mejor no lo entiende hoy, pero ayer tal vez. ¿Recuerda cómo se sentía, no ser más que un frágil humano?



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Miér Dic 30, 2015 8:17 pm

De repente Luciana había subido la voz casi gritando exasperada, Soren sintió como si ella lo estuviera tratando como a un tonto, le molestó su tono de voz y deseó simplemente irse de allí y dejarle la pintura sin más. No había vivido 300 años para que una niña le hablara como si supiera lo que significaba cargar la maldición de su especie por la eternidad. Frunció el ceño y su rostro se mostró más apático, la amabilidad y tranquilidad de sus ojos desapareció por completo.

Escuchó lo siguiente y su enojo fue disminuyendo lentamente, de pronto comprendió que la jóven estaba simplemente asustada y los humanos siempre reaccionaban de manera irracional cuando lo estaban. Todo lo que decía tenía sentido, debía sentirse indefensa e insegura ahora que descubría que habían seres como él habitando la ciudad, escondiéndose entre las formas dispuestos a atacar. Era como una ruleta rusa en la que se podía dar con un asesino a la vuelta de cada esquina.

-Por supuesto que lo recuerdo – Comentó al fin, luego de una pausa, su semblante no volvió a ser tan amable ni a mostrar el nerviosismo de antes – Estuve enfermo y casi muero por culpa del frío, pasé una noche al a intemperie porqué me perdí en un bosque durante el invierno – Comentó, a pesar de que habían pasado tantos años, aún recordaba vividamente el miedo que sintió y el viento gélido colándose entre su ropa, arañandole la piel - ¿Porqué crees que me preocupé por ti hace unas noches? Porqué se lo delicada que es la salud de los humanos, por eso te presté mi abrigo -

La curiosidad por saber como se había enterado de la existencia de los vampiros lo embargó y no pudo evitar preguntar.

- ¿Cómo te has enterado de que soy un vampiro? ¿Has conocido a otros como yo? -




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Sáb Ene 02, 2016 4:24 pm

¿Me estaba pasando de límite? No, yo no era así. Arranques así hablaban más de una vagabunda que de una hija de familia. Mi orgullo de bruja y de mujer podía haber recibido una estocada por no haber tenido la astucia y conocimiento suficientes como para darme cuenta de la naturaleza de Don Soren, pero eso no me despojaba de mi deber como descendiente de cristianos. Porque ningún individuo que perdiera la compostura podía ensalzar a sus padres.

Disculpe esta falta de propiedad que mi poca afortunada salida suscitó. No volverá a pasar. — miré hacia el suelo, avergonzada. Debí haberlo mirado a los ojos, pero no era lo mismo enfocarse en un hombre que en un vampiro; éstos últimos me daban la sensación de estar robándome la vida solamente con mantener el contacto visual.

Pero, ¿y si estaba robándome a mí misma la chance de salir del mundo sombrío para entrar a las luces? Qué cruel ironía que la verdad se hallase en los callejones más oscuros. Podía entrar en ellos y arriesgarme a perderlo todo, tropezando y hasta cayéndome, y nadie me podía garantizar que volvería a levantarme. O bien podía permanecer en las luces, que enseñaban un cuarto de la realidad muy cómodamente, pero ¿qué haría yo con esa sed subversiva de investigar lo que tocaban las penumbras?

Diálogo de locas entre la bruja y la devota. Y yo ahí, con el único depredador más voraz que el hombre, prolongando la agonía, mas adentrándome en la neblina para conseguir ver a través de ella.

Sólo a uno; invadió mi casa. Mató a mi criada y yo lo sorprendí, o él permitió que lo descubriese. La muerte atravesó alada mis ventanas; me vio y yo le miré de vuelta. El resto se me hace confuso. Ni siquiera sé por qué me permitió vivir. Si tuviera que explicarlo, diría que era su voluntad verme así, y está observando orgulloso el resultado desde dondequiera que esté. En cuanto se haya aburrido, es posible que vuelva a mí para concluir el juego eliminándome, o puede que le sea tan corriente que se olvide de mí. De un modo u otro, a pesar de que no me mordió, llevo su marca. Es invisible, pero quizás usted pueda verla. — me acerqué hasta que quedamos separamos por un metro aproximadamente, como un paciente acudiendo a su doctor — Hizo una fascinante tarea desentrañando a mi gato. ¿Qué percibe en mí, señor Kaarkarogf?



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Lun Ene 04, 2016 1:59 am

La actitud en ella fue cambiando, se fue calmando lentamente pero Soren notó que el miedo seguía allí, podía olerlo como un Tigre podía oler la adrenalina de un desprevenido conejo, el era un depredador al fin y al cabo. Inclusive, si se acercaba un poco más podría escuchar los latidos de su corazón, pero no quería, algo le decía que debía mantenerse al margen.

Entonces Luciana comenzó a relatar su encuentro con ese otro vampiro y Soren se mordió el labio escuchando aquello. Trató de imaginar el miedo de ella, las incontables interrogantes revolviéndose en su cabeza, la incertidumbre de saber si ella sería la próxima víctima, la angustia de verse tan desprotegida y pequeña. Porque para un ser de la noche eso era lo que era, sólo una presa insignificante, una pequeña llama de un candelabro que se puede extinguir si se le antoja.

-Comprendo – Murmuró desviando la mirada a sus zapatos – Definitivamente la peor manera de enterarse de nuestra existencia – Agregó, no sabía que decir, el tema le daba vergüenza ajena. No sabía quien era el vampiro que había matado a la criada ni bajo que circunstancias – La sed de sangre es difícil de controlar... pero es posible alimentarse sin matar – Agregó, ladeó la cabeza un poco, ella se acercó y dijo que el otro vampiro le había marcado. Soren entrecerró los ojos confundido, no veía nada, no sabía de que tipo de marca se trataba.

- No logro ver la marca – Comentó con sinceridad - ¿Te ha hecho daño físico Luciana? - Preguntó luego de unos instantes en los que examinó el rostro de ella, tan inocente y angelical que parecía mentira que palabras tan complicadas salieran de su boca – Lo pregunto porqué también hay otras formas de dañar a una persona sin tocarla – Le explicó y luego se llevó una mano a la frente – Un daño mental – Agregó. ¿Porqué le estaba preocupando lo que pasara con esa chica que acaba de conocer? No era su responsabilidad al fin y al cabo.




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Lun Ene 04, 2016 7:32 pm

Un desánimo puntiagudo se alojó en mi espina dorsal con la rapidez con que don Soren me leyó. Esto es un vampiro, pensé mientras asentía. Un amable y mortífero vampiro. Así de sencillo era indagar en mi mente; sólo no debía resistirme y ya estaba. Fascinante y escalofriante.

¿Ve que no ha perdido ese talento de captar la esencia del alma? Bienaventurado sea por disponer de ese ojo escrutiñador. Comparado con él, los retratistas de la Corte son unos callejeros cualquiera, que no retratan, sino inventan. Mienten, adulan y traicionan. Está bien; adúleme y traicióneme. Es de buena cuna camelar a otra persona y ponerse en último lugar. Y hasta donde yo sé, la traición sólo tiene lugar entre humanos. — Era cierto. No se necesitaba conocer a los vampiros para horrorizarse; con los humanos bastaba y sobraba — Pero, y ruego no entienda con esta petición que pongo en tela de juicio su honestidad porque jueza no soy y usted tampoco imputado, no me mienta en la pregunta que le haré a continuación: ¿son esos seres impíos los que dominan nuestra tierra?

Si la mayoría era como Baldassare, estaba perdida. Si eran como Don Soren, sería demasiado bueno. ¿Qué eran los vampiros? ¿Podía tomarme la atribución de clasificar en dos a los inmanentes? Parecía una tarea osada, inútil. Pero si estaba en medio del tablero de unas manos que yo no conocía, más me valía aprender las reglas del juego.

Decían que acercarse a la verdad era acercarse a Dios, por ser la verdad y la vida. Sin embargo, resolver estos acertijos era una hazaña que parecía invocar a Lucifer.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Lun Ene 04, 2016 10:15 pm

Escuchó a Luciana con expresión confundida, ella podía parecer joven pero siempre hablaba de forma complicada, así que se tomó unos momentos para responder a su pregunta. En su mente se cuestionaba como había terminado hablando de ese tipo de cosas con ella, él había salido de casa con la intención de entregar la pintura del gato, ni siquiera había pensado en lo que le iba a pagar por ello. Parecía que su noche sería más agitada de lo que esperaba.

Buscó una roca cercana al claro pues parecía que la noche iba para largo y se sentó en ella, esa noche no nevaba por lo que la roca no estaba mojada, las nubes habían cubierto la luna menguante por unos instantes volviendo el bosque más oscuro y amenazador. Luciana había ignorado las preguntas que le había hecho y no supo porqué debía el responder a las de ella, ¡Que conversación tan extraña era esa!

-Es una pregunta compleja... pero si te refieres a que si los vampiros dominamos París... la verdad lo dudo – Respondió al fin luego de varios minutos – Como podrás imaginar no soy del tipo sociable y no porque sea un vampiro, aún cuando era humano tampoco me gustaban las fiestas o eventos sociales – Le aclaró para que ella no se hiciera ideas – Pero se que existen vampiros poderosos en la ciudad, viviendo en la clase alta, con puestos en el gobierno... supongo que esos si deben tener poder para dominar – Agregó, entonces recordó a las demás criaturas sobrenaturales que habitaban ese mundo y no supo si debía revelar todo aquello a la chica, sólo con descubrir a los vampiros parecía estar a punto de perder la razón.

- Pero no somos... los más poderosos... hay otros... inclusive... que pueden matarnos – Comentó de forma entrecortada, se le venía a la mente los Licántropos por ejemplo, y ¿Ni que hablar de los cazadores y los inquisidores?.




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Mar Ene 05, 2016 12:01 pm

¿Estaban… en la Corona? La presión que sentía en mi espalda se trasladó a mi garganta de un brinco. Suponía, erradamente, que seres como él jamás se atreverían a desempeñarse públicamente. Los había comparado con los maleantes, cuyas vidas insoslayablemente demandaban reserva si pretendían no ser atrapados. Pero los vampiros, ¿a qué tenían miedo? Lo que decía don Soren tenía sentido. Así como los seres humanos temían a otros humanos, lo mismo debía pasarle a los imperecederos.

Bendita la ignorancia de los humanos comunes y corrientes, pues su mundo era pequeño, como también sus problemas. A ellos les gustaba magnificarlos, que era otra cosa. ¿Pero qué le causaría más pánico a un eterno? ¿La muerte o la soledad?

¿Los otros depredadores le dan miedo? ¿Morir? ¿El desamparo, tal vez? Yo admito que pensar en la muerte me da espanto. No querría jamás dejar de aprender, de cultivarme, de maravillarme y horrorizarme al mismo tiempo con lo que descubro en lo material y en lo personal. Si es la voluntad de Dios que algún día forme una familia, tendré más todavía de qué sentirme desasosegada. Pero, ¿qué hay de usted?

Todos teníamos algo que perder, con los días contados o no. Si no, nada nos movería. Pensé en Don Soren y traté de ponerme en sus zapatos. ¿Para qué pintar? ¿Para qué perfeccionarse? Tenía tiempo; no era un problema. Había vencido ya al enemigo mayor del reloj.

Antes de que me contestara, me di cuenta de que estaba demandando mucho y entregando escasamente algo que le sirviera de utilidad al buen señor. Que su tiempo fuera ilimitado no quería decir que él hallase placer en derrocharlo con una parlanchina.

Reflexionaré sobre lo que ha compartido conmigo. No tenía la obligación de hacerlo, pero accedió. Sin embargo, yo también debo hacerle una confesión, aunque no me lo haya pedido, pero es justo. Mi verdadero nombre no es Luciana. Discúlpeme, pero la noche en que lo conocí imaginé cualquier cosa de usted, como con cualquier desconocido introducido de manera nada ortodoxa. Fue por seguridad de mi familia y mía que lo oculté. Mas ahora, con este intercambio, no vale la pena seguir ocultando quién soy. Mi nombre es Simonetta Vespucci. Todo lo demás es cierto. No sería prudente escondérselo. No más.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Miér Ene 06, 2016 1:02 am

La pregunta lo tomó desprevenido, creyó que ella seguiría preguntando por vampiros o por otras criaturas, la pregunta era de un carácter más reflexivo y profundo por lo que prefirió pensarlo con más detenimiento antes de responder. Entonces ella le reveló que su nombre no era Luciana y el vampiro se sintió infinitamente tonto. No era la primera vez que le engañaban fácilmente, el solía confiar ciegamente en las gente conocía tomando sus palabras como ciertas y sin dudar en ningún momento de sus intenciones. ¿Y además porqué abría de dudar de las intenciones de una jovencita como ella?, bien podría tener la edad de alguna de sus estudiantes.

Se dio cuenta de que no era capaz de verla como a una adulta así lo quisiera, para él, ella era una niña que deseaba aprender más del mundo que la rodeaba, una mente ávida de conocimiento y llena de preguntas.

-Oh... Simonetta Vespucci... un gusto en conocerla – Comentó levantándose de la roca donde se había sentado para hacer una venia cortés como se acostumbraba en la época – Es usted una chica muy astuta – La aduló con sinceridad – Es mejor ser prevenido cuando se encuentra con desconocidos, especialmente si se es mujer – Agregó, no quería asustarla, pero aquella era una realidad que había que tener presente. No sólo por los vampiros sino por los hombres que no tenían ni el más mínimo ápice de decencia e intentarían robarle o violarla si les daba la oportunidad.

- Y sobre tu otra pregunta... mmm ¿A que le tengo miedo? - Exclamó y volvió a sentarse en la roca llevándose una mano enguantada a la barba incipiente y dispareja - ¿Sólo preguntas cosas complicadas? Podrías preguntar cual es mi color favorito o cuantos años tengo...- Bromeó con una amplia sonrisa que dejó ver sus afilados colmillos – No temo a otros vampiros más poderosos... es decir, cabe la posibilidad de que pueda morir a manos de uno, pero es una posibilidad remota ya que no suelo relacionarme con ninguno – Le explicó, aquella era una de las ventajas de ser bastante antisocial – Temo más a la inquisición... se han puesto más estrictos en los últimos años y mucho más crueles, los peores son los más fanáticos... sin importar que tipo de persona seas... para ellos eres simplemente un demonio, una aberración de la creación de Dios y por consiguiente no tienes derecho de pisar este mundo -




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Jue Ene 07, 2016 3:22 pm

Sonreí, agradeciendo que Don Soren desinflara la tensión con un piquete de humor. Curiosamente, pero ciertamente aquella nivelación me beneficiaba más a mí que a él. El señor Kaarkarogf continuaba siendo un… ¿adulto, supongo? y yo una moza de dieciséis años. Edad suficiente para darme en matrimonio, pero no tanto para comprender a cabalidad los fenómenos que brotaban a mis espaldas, y sobretodo los que me estallaban en la cara, como aquel. Cuán absurdo era simplemente existir.

Cabía la posibilidad de que fuera mi culpa, el no cultivar las conversaciones banales. En cambio, me hice fama de la preguntona compleja. La gente que hablaba de colores, chismes y de las cortinas nuevas del salón debía ser más feliz que yo. Tenía la seguridad.

Imagino, señor mío, que no estaríamos hablando de preguntarme asuntos de respuestas consistentes en palabras certeras. Debe ser gratificante poder dormir con la mente en blanco, irse rápidamente entre las sábanas y soñar en cuestión de segundos. En cambio, soy de esas para las que la almohada es una amiga conocida, que soporta más mente que cabeza. Es mi defecto. — uno que no me molestaba en lo absoluto.

Atenta seguí sus miedos como cuentas sueltas de un collar hasta que me detuve en una: La Inquisición. ¿Cómo no ver antes que el grupo de mayor poder en el mundo conocido estaba involucrado?

¿La Inquisición? Creí que sólo perseguía las herejías y prácticas como… brujería y hechicería. — se sintió como si hubiese tragado la medicina agria de la abuela, pero peor debía ser para Don Soren, mucho más fácil de detectar que alguien como yo — Ahora lo veo. El suyo es un secreto demasiado grande como para ocultarlo por completo. Así que cayó en las manos de la Iglesia esa información. Celando el conocimiento, guardándolo entre cuatro paredes. Pero, ¿qué pueden ellos hacerle? Es decir, he oído de las torturas a las que someten a la gente, mas son humanos como yo. A ustedes no es posible hacerles daño.

Qué equivocada estaba. Me quedaba un mar de aprendizaje.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Sáb Ene 09, 2016 3:07 am

Al parecer la noche iba para largo con Simonetta, el había ido a su encuentro pensando que sólo intercambiarían el dibujo y un par de palabras, la conversación se estaba volviendo cada vez más complicada e inapropiada especialmente porque ella era una humana y revelar secretos de su raza a una persona que apenas conocía no era una buena idea. Aunque claro, Simonetta parecía ser una niña inocente, pero ¿Quien sabía lo peligrosa que podía ser esa información en malas manos?.

- Normalmente no respondería este tipo de preguntas sin haber algo de alcohol de por medio - Bromeó de nuevo y luego carraspeó - Mentira... a los vampiros no nos afecta el alcohol - Acotó rápidamente y volvió a tomar una actitud más seria con el tema de la inquisición, Simonetta estaba bastante enterada de aquella institución a pesar de ser una colegiala ¿Habría alguna otra razón detrás de su interés? - La inquisición persigue todo lo que no es 'normal' - Comentó meneando la cabeza - Y con normal me refiero a las personas que obedencen al pie de la letra las normas y reglas de la iglesia, cualquier cosa que se salga de este esquema es una herejía - Le explicó y luego agregó con voz suspicas - Inclusive niñas que se encuentran a escondidas en medio del bosque con un hombre aún a sabiendas de que es un vampiro -

No lo dijo en tono acusador, Soren sabía que la curiosidad había movido a Simonetta a encontrarse con él esa noche como habían prometido aún cuando ese otro vampiro que había atacado a la criada le hubiese causado una impesión negativa. En cierta forma admiraba el coraje que había tenido de ir al encuentro a pesar de todo.

- Pero claro que es posible hacernos daño - Dijo al fin - No existe ninguna criatura en este mundo que no sea posible de matar, todo lo que tiene vida, puede morir de alguna forma - Concluyó y decidió preguntar - ¿Y porqué sabes tanto sobre la inquisición y sus torturas? No parece el tipo de conocimiento que alguien de tu edad aprendería en la escuela, tampoco el tema de conversación para una cena familiar... -




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Vie Feb 05, 2016 9:15 pm

Así que tampoco les afectaba el alcohol. Me pregunté si eso sería frustrante para algunos ex amantes de la bebida. Me contesté de inmediato que no dejaban de beber; sólo cambiaban la bebida. Y nunca tendrían entre sus labios un brebaje más maldito y adictivo. Baldassare me había dicho eso, no con sus palabras, sino con su mirada, después de quitarle a Cora la vida.

Sorprendentemente tenían debilidades. Vaya, hasta que por fin. Algún orden que yo conocía debía ser efectivo. Fue un alivio. Pequeño, pero ayudó. No me atreví a preguntarle cuáles eran, a pesar de mi curiosidad implacable, porque no quería ofenderlo o parecerle una enemiga. Don Soren se había convertido en una amistad que no era prudente desechar.

No lo sé. Hace unos días también pensaba que el ser humano era el soberano de la tierra que pisaba. Pero... sí, quizás mi pregunta fue tonta.

Tenía perfecta lógica lo que Don Soren decía. Costaba imaginar, eso sí, que una criatura inmortal pudiese tener un punto débil. Pero de igual forma me era difícil creer que mi ambición de conocimiento me hubiera llevado a reunirme a solas con un vampiro a sabiendas de su peligrosidad. Él me lo recalcaba. Yo no hacía comentarios, para no acobardarme y volver sin respuestas, con las manos vacías.

Tiene usted razón. No lo aprendí en una cena familiar, ni me lo enseñó una institutriz. De la misma manera en que no fue a través de una situación convencional que me enteré de la existencia de los vampiros. Hace tiempo que abandoné el marco a salvo del protocolo, aunque públicamente lo sigo. Camuflarse se vuelve una necesidad imperiosa, casi tanto como respirar. Porque apenas una se muestra tal cual es, está en riesgo. Como ahora.

Mi padre había sido el mediador entre la inquisición y yo. Él no formaba parte de ella, gracias a Dios, pero como médico, su paciente podía ser cualquiera. Y eso constituía una ventana a secretos revelados involuntariamente.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Jue Feb 25, 2016 12:15 am

-Si es difícil de creer al comienzo – Aceptó al escuchar las palabras de Simonetta quien había creído que los humanos eran las únicas criaturas pensantes sobre la tierra, era natural que todo aquello resultara aterrador y sospechoso, de hecho le parecía que se lo estaba tomando bastante bien.

Al escuchar la respuesta de ella, entrecerró los ojos intentando comprender el verdadero mensaje en sus palabras ¿Para que necesitaba camuflaje una simple niña como ella? ¿Qué era lo que escondía? Al vampiro le pareció bastante injusto que ella no fuera completamente sincera con él, teniendo en cuenta la gran revelación que el había hecho esa noche.

Decidió buscarlo por su propia cuenta, se concentró en invocar su habilidad mental para leer auras y lentamente todo se volvió en tonos grises a su alrededor mientras miraba a Simonetta, segundos después sólo el color del aura de ella era visible en la oscuridad. El aura de ella brillaba intensamente con miles de destellos deslumbrantes. La inconfundible aura de una bruja.

Parpadeó con expresión de sorpresa. Había asumido que se trataba sólo de una humana por su olor y porque realmente no tenía motivos para sospechar nada en ella, le había parecido una chica de apariencia inocente como cualquier niña de su edad.

-Eres... una bruja – Murmuró todavía en el trance en el que se encontraba. Le tomó un par de minutos volver su vista a la normalidad, observar el aura en los humanos no era tan fácil como parecía y requería de mucha concentración y esfuerzo, por suerte había bebido recientemente, eso ayudaba a que sus poderes se manifestaran más fácilmente.




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Lun Mar 14, 2016 10:52 am

Oh, Dios. Qué liberador y a la vez espantoso fue oír de la boca de otro lo que ningún par de oídos debía escuchar, a excepción de los míos. Porque yo aún no me atrevía a decirlo. Podía pararme frente al espejo y distinguir esas chispas danzantes en medio de mis pupilas, pero no lo verbalizaba. Podía incluso desplegar la magia que me picada la punta de los dedos, demandando salir, pero mi boca permanecía muda. Eso hasta esa noche.

Una bruja — repetí susurrante.

Fue menos pesado de lo que pensé que sería. Hasta encajaba. Una palabra tan mía como mi sangre. Me dije: Esta soy yo, bruja y mujer, por una niña no sería compatible con la magia. Me toqué la cara, como si algo estuviese transformándose o derechamente hubiese cambiado. Efectivamente fue así, cuando me percaté de que estaba sonriendo. Estaba apareciendo la moza que en los bailes de sociedad prefería quedarse en su cuarto, la prefería callar para no hablar locuras. Se sentía bien, como tenían que ser las cosas.

Lo volví a mirar, esta vez sin miedo ni resguardo, porque me di cuenta de que no era a él a quien temía, sino a verme a través de sus ojos. Hice una reverencia enlentecida, porque no se trataba de cumplir con la etiqueta. Iba más allá.

Gracias. — eso era — Quiero que sepa que si no le expuse mi naturaleza directamente no fue por pretensión mía, sino por la debilidad de mi alma joven, enfermedad que se irá curando con el tiempo. Pasará rápido, y para alguien como usted, que no debe preocuparse por el reloj, transcurrirá como la luz. Sin embargo, yo ansiaba que lo advirtiera, ahora me doy cuenta. Ahí yace la fuente de su arte, señor: En intuir lo que otros no.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Lun Mar 14, 2016 11:33 pm

- Es mejor se precavido en ese aspecto – Comentó al escucharla, no se sentía ya molesto por el hecho pues había entendido que no resultaba fácil para ella decirlo, de la misma forma él ocultaba su naturaleza a toda costa. - =Especialmente con la inquisición respirandoles en el cuello, es mejor mantener un bajo perfil -

Había conocido a una bruja en el pasado. Una mujer extraña y que a pesar de seguir siendo humana lograba intimidarle y hacerle sentir cierto temor, había sido una mujer de pocas palabras, pero lengua afilada cuando estas salían, una mujer que ante los ojos de la sociedad estaba loca como una cabra y que no le importaba mantener una imagen de lo que no era. Una alma libre, finalmente.

-Hace un par de años conocí a una hechicera, pero era muy diferente a ti – Comentó y comenzó a buscar algún sitio donde sentarse y encontró una de las rocas donde unas noches atrás se había sentado a observar los gatos para pintarlos – A pesar de que ella era una mujer adulta, creo que tu eres más madura – Agregó, aquello era un cumplido viniendo de alguien tan viejo como él, pues la madurez no era algo fácil de ver en las mujeres jóvenes de la época, mucho menos en una adolescente como ella – Era una mujer a quien no le importaba lo que pensaran las personas y aceptaba abiertamente lo que era – Le explicó meneando la cabeza, su mirada perdida en recuerdos.

-La inquisición no tardó en descubrir su naturaleza – Concluyó en un tono más sombrío – Recientemente se han vuelto mucho más estrictos al respecto, por lo que a veces hay que sacrificar ciertas libertades para poder sobrevivir – Se quedó unos momentos pensando y luego agregó - ¿Alguien más sabe tu secreto? ¿Tu familia quizás? -


Última edición por Soren Kaarkarogf el Miér Mar 23, 2016 9:15 pm, editado 1 vez




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Mar Mar 22, 2016 6:28 am

Comprendí que con revelar mi naturaleza a otros no sólo me ponía en peligro a mí, sino a quien fuera que le confiara esa verdad. Precio bilateral. Mi voluntad era grande, pero no lo suficiente como para tapar el sol. Asentí y me resigné a priorizar sus palabras antes que las mías. Después de todo, tenía más experiencia escogiéndolas con precisión para no ser descubierto.

Así llegó a mis oídos una historia de lo más atingente. La bruja que don Soren había conocido se me hacía salida de una fábula para que los niños no se descarriaran. Y la niña era yo. ¿Tan diferente era de esa hechicera? Ella había sentido la magia y se había dejado seducir por ella. Yo cada día me volvía más apática en relación a los humanos comunes y corrientes. Además era joven, aunque a veces se me olvidara. Me quedaban, si Dios lo quería, años y años para vivir y desarrollarme. Todavía podía convertirme en esa mujer de la que don Soren hablaba. Podía estar oyendo el mismísimo futuro de Ánima.

Le pediré que si me convierto en aquella de que la vuecencia habla, acabe con mi existencia antes de que arrastre a otros conmigo. No mentiré que las personas, por lo general, no significan nada para mí, o muy poco. Llámeme narcisista, pero mi familia exceptúa la regla. Podría arruinarlos a todos. Lo peor es que no saben nada de lo que me aqueja. — tuve mucho cuidado con las palabras que empleé, procurando ser tan precavida como mi inmortal amigo — Papá, quien comparte mi misma condición, es el único que sabe, pero evitamos hablar de ello por razones obvias. Que esto llegara a oídos poco afortunados sería desastroso. Y usted, ¿tiene a alguien más para hablar de esto? Es la primera vez que trato este tema con alguien por más de cinco minutos y ya siento mitigada mi constante inquietud.

No tenía que darme nombres. Con saber que no vagaba por la eternidad, yo me daría por satisfecha. Con la certeza de que no pasaría el resto de mis días con un hilo atado en los labios.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Soren Kaarkarogf el Miér Mar 23, 2016 9:31 pm

Aquella había resultado una noche muy particular, se habían citado para negociar un cuadro y habían terminado hablando de sus vidas. A Soren le gustaba conocer más sobre personas que le parecían interesantes y Simonetta caía sin duda en la clasificación de persona interesante, ya mucho más relajado y con la guardia baja, decidió confiar en ella pues no le parecía que significara ningún peligro para él.

- Me alegra escuchar que puedes confiar en tu padre - Dijo al fin cuando ella terminó de explicar su situación - No es fácil afrontar este tipo de cosas sólo, yo no soy un expèrto en magia, pero la bruja de la que te hablé, era una persona... perturbada - Comentó intentando buscar palabras para describirla - No todas las personas asimilan la magia de la misma forma, creo que a ella, la magia le estaba destruyendo la cordura - Meneó la cabeza - Le gustaba el dolor...y tenía poca consciencia del valor de la vida humana -

Esperaba que Simonetta fuera más inteligente y que sin importar sus deseos intenrnos, pudiera mantener una coraza externa que le permitiera vivir en ese mundo sin levantar sospechas, pues tal y como ella decía podía dañar a su familia si era descubierta. Su apellido caería en desgracia.
´
- Espero no tener que llegar a medidas tan extremas, eres una niña inteligente - Le respondió con una media sonrisa. Ante su pregunta dejó escapar un leve suspiro.

- Afortunadamente si - Le respondió - Mi creador es un hombre con el que puedo tener conversaciones de cualquier tipo, algo que no todos los Vampiros gozan, muchos no tienen buena relación con sus mentores o inclusive ni los conocen, en mi caso, he compartido más de 200 años con él -


Última edición por Soren Kaarkarogf el Dom Mar 27, 2016 7:51 pm, editado 1 vez




Spoiler:

avatar
Soren Kaarkarogf
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 2593
Puntos : 2834
Reputación : 262
Fecha de inscripción : 05/06/2010
Localización : Entre libros de historia y lienzos manchados.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Simonetta Vespucci el Vie Mar 25, 2016 3:05 pm

Me sonreí hacia abajo con la gentileza de don Soren. Sus alabanzas eran transparentes, nada empalagosas, sin exagerar. Muy diferente a lo que hacían las visitas que llegaban a mi casa en Lyon, al saludar a mi padre. El vampiro hacía que disminuyera la gravedad del asunto, manteniendo la importancia. Un talento no menor del que yo carecía. ¿Qué otras virtudes podían cultivarse a través de la experiencia imperecedera? Nunca lo sabría. Los límites del conocimiento continuarían difusos, aunque mi jaula se ampliara con cada verdad asimilada.

Sentí mis cejas subir automáticamente cuando me dijo cuánto tiempo llevaba junto a su creador.

Doscientos años, madonna mia. Qué ironía que justamente durante la misa del Domingo recién pasado se hablara del vínculo perpetuo del matrimonio. Ahora veo que “doscientos años” aplasta con creces el tan aclamado “hasta que la muerte nos separe”.

Me vino una jaqueca de repente. Me sostuve de uno de los hombros del señor, porque fue lo primero que encontré para mantenerme en pié. Fue algo de golpe, debilitándome durante cinco segundos. Recordé lo que la floreciente amistad con don Soren me había hecho olvidar: que yo era humana y él un vampiro. Todavía estaba acostumbrándome a esa fuerte energía que despedían los de su especie.

Discúlpeme, por un momento creí que hablaba con un humano más. Me fui lejos y no me percaté de que su cercanía me estaba afectando. — dije tambaleándome — Tonta de mí. Papá me estaría regañando ahora, por empujarme más allá de lo que tolero, pero tenía que llegar al fondo de esto. Le importaría si volvemos a nuestras casas, ¿por favor? No quiera usted cargar conmigo.



Ánima:
avatar
Simonetta Vespucci
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 117
Puntos : 133
Reputación : 42
Fecha de inscripción : 13/10/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos llamemos a engaños [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.