Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 01/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Ir abajo

Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Jue Dic 17, 2015 9:54 pm


Golpes

Siempre me pregunto aquello, noche y día me encuentro pensando si fue la decision correcta hacer ello, traer aquel lastre a mi vida perfecta. Pero la respuesta es más que obvia, mi mente me la grita con mi subconsciente que siempre se encuentra destrozando el rostro de aquella impertinente.

“Nó, nunca debiste traerla”

Es más que obvio que este matrimonio no fue más que una farsa, solo podré asegurar que tendré un heredero, alguien que llevará mi Imperio aún más alto, pero me hace dudar el que venga de aquel vientre, que salga igual que esa mujer sin gracia. Ello sería la decepción más grande. Esperemos que al menos una cosa pueda hacer bien, al menos el ser mujer sepa serlo y no sea otro fracaso como todo en su vida.

Estoy más que seguro que fallará, esa mujer ni en ello puede funcionar.

Es tan aburrida que no inspira, no llena ni puede saciar mental y físicamente; leo cada noche la acta matrimonial para encontrar alguna forma de deshacerme de ella pero quedándome con su dinero y posición, pero no hay nada, no puedo incluso con las cláusulas que he planteado, a escondidas del padre de esta infeliz.

Su rostro me provoca náuseas y asco, es tan simplona y poco agraciada que ni matar vale la pena. ¿Siempre fui así con ella?, me sumerjo en mis pensamientos recordando cómo fue que la conquiste y por qué me interesó.

Su dinero

Esa es la respuesta que obtengo de mis propios pensamientos, y voy recordando como fui con ella en antaño, como engañé y actué para que todos creyeran que era el mejor partido para aquella soltera.

Que gran golpe

Lastima que ella no tenga dos dedos de frente y sea tan estúpida
© HARDROCK


avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Dom Ene 17, 2016 9:28 pm


Desastres

Aunque el matrimonio se concerte jamás podría ser uno verdadero, aquella mujer era tan insulsa, tan simple y aburrida. Siempre queriendo hablar de sus gustos y pasatiempos, con palabras de “querer ser Buena espoa para usted” como si ella pudiera lograrlo, ni aunque muera y renaciera.

“Esto fue un gran error”

Verla andar por la casa era todo un suplicio, no tenía ni lo más minimo que llamara la atención, incluso en las noches maritales resultaba ser una tumba y por ello no podía tocarla, lo único bueno fue su virtud de ahí el resto si tuviera que calificarla hasta me tendría que deber de tanta insuficiencia que presenta.

Tendré que tomar otra esposa, una mejor.

Pensar en “accidentes” no era una idea muy provechosa, sobre todo por el tiempo de matrimonio que llevábamos, era muy temprano para aquella solución por ello tendría que pensar en otra cosa pero aun así cada uno de ellas resultaba sospechoso en mi contra. Ni en eso ella sirve. Solo para arruinar la vida es bueno.

En estos días que ha pasado en mi hogar solo ha cometido error tras error, la comida quemada, la ropa arrugada, la cama sin estar lisa, el polvo comiéndose a todo el lugar, mi vida se estaba desmoronando a causa de aquel estorbo y solo ponía su sonrisa y mirada de “lo haré mejor mañana”, como si ella pudiera entender que no hay mañana que justifique sus faltas.

Solo es una mimada que nunca hizo nada por si misma

La recepción que daré a mis mejores inversionistas se dio en mi hogar, como de costumbre ya que era parte de lo que ofrecía a ellos para me dieran sus dineros, bienes, aportaciones o sociedades que pueda beneficiarme. Solo rogaba que aquella mujer no hiciera algún daño a mi reputación, aunque eso era pedir mucho.

Y como lo suponía, nuevamente volvió a hacerme quedar mal con mis invitados, su forma de cocinar incluso su forma de desenvolverse con los demás dama mucho que decir, las risas de mis colegas era lo que más se oía en la reunión, risas y coqueteos a aquella infame, era la burla de todos, yo era la burla de la sociedad gracias a aquella estúpida.

Imperdonable

Lo bueno fue que después de la cena, aquella estúpida recibió por vez primera su castigo por tanta ineptitud.
© HARDROCK


Antiguedad:

avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Mar Abr 19, 2016 10:23 pm


Dolencias

La estúpida se lo buscó, todo es por su culpa si no fuera tan ínutil y poca de gracia no tendría que alterarme tanto pero no, esa mujer logra hacerlo con cualquier burrada que suelta de aquella matraca que tiene de boca.

“¿Cuánto durará?”

Aquel hematoma quedará en ella por varios días y más los de su rostro, tendré que inventar alguna excusa creíble para despistar su ausencia por aquellos días, quizás un viaje o una visita inesperada al campo, o pero lo mejor es que la mandaré al ático a encerrarla hasta que su áspera piel recupere su color y matiz verdadero, y mientras ese tiempo podré meter a las furcias de los burdeles a la casa para poder divertirme con verdaderas mujeres.

Será que esta mujer podrá aprender de una de las furcias, quizás si le dejo tener clases ilustrativas pueda ser mejor en la cama.

No, sería una pérdida de tiempo pero estoy seguro que podría lograr que su cuerpo reaccionara para poder tomarlo al menos no sería tan seca y doloroso en aquella parte.

Esa es la razón de que su rostro y cuerpo este ahora marcado de aquella forma, la sangre en su rostro y el ojo morado solo hace que me enoje más, sobre todo con esa mirada de mustia que pone, esa mirada de puta e idiota que tiene como si no pudiera hacer más que soportarlo en silencio hace que me enfurezca más hasta querer agarrarla de los cabellos y ahogarla contra la almohada.

Aunque eso ya lo hice en otra ocasión
© HARDROCK
avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Vie Ago 19, 2016 11:44 pm

La natal ciudad que le vio nacer siempre permanecerá en su corazón, ese corazón que ya no late como antes pero que aún sigue ahí. Pero también aquel lugar es parte de su pasado y lo único que quiere vivir ahora es el presente y ni siquiera pensar en el futuro, uno el cual no se llega a percibir con plenitud de lo lento y extendido que es.

Con una camisa negra acompañado de una chaqueta igual de negra, pantalones y zapatos del mismo color se encaminó sin rumbo alguno recorriendo las partes menos pobladas de la ciudad, son esos momentos en los que quieres encontrarte con la mínima cantidad de personas si es posible. El bullicio de los humanos es algo estresante de vez en cuando y este es el dia elegido por él en que no se le antoja andar entre tanta gente como otras veces en las que disfruta de la compañía de todos ellos y agradece que tengan un aroma apetecible fluir de ellos, una veces las cosas no pasan a mas; simplemente aspira el olor de la sangre que corre por su sistema y otras no aguanta, unos tienen un aroma exquisito aunque cuando lo prueba es un asco, otros se salvan y unos mas hacen honor a su aroma; pues el sabor de aquel vital liquido rojo es impregnable y pasa un buen lapso de tiempo en que se desaparece el sabor de la garganta. Y al parecer hoy es un buen dia para dar uno que otro mordisco, pues no muy a lo lejos de donde se encontraba pudo percibir un buen olor gracias a las corrientes de aire que chocaban contra su rostro y hacen revolotear su cabello de un lado a otro como si se tratara de una pieza musical de vals. Con las manos metidas en las bolsas de la chaqueta aceleró el paso hasta llegar en aquel lugar sin rastro de gente, el cementerio. Pero allí había alguien, un humano, quizá un vagabundo pero es algo ilógico pensar que alguien así pueda oler tan rico, pero en fin; hay cosas que te sorprenden día con día. Siguió caminando por el césped y se encontró con una pequeña criatura de cabellos negros sentada junto a una inscripción dándole el adiós a una mujer quien debió ser su madre; ¿pero que carajo hacía ahí sola en la noche?, ok, visitando a su madre pero ¿una niña sin compañía?; en fin, no duró mucho ya que de repente apareció un hombre un poco mayor que en apariencia quien con una linterna corrió en dirección a la infante que terminó llorando en sus brazos; drama familiar, no estaba para eso, pudo acabar con su sufrimiento en ese momento sino fuera por su padre a quien le sonrío y le aconsejó que tuviera mas cuidado con su hija; como si a él le importara lo que les pasara.


Antiguedad:

avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Sáb Nov 19, 2016 7:06 pm


Escape

No había día en que su presencia no me irritase, incluso en momentos tan leves como solo oirla respirar me fastidiaba y quería matarla ¿cuántas veces estuve a punto de hacerlo con mis propias manos en su cuello? Pero siempre terminaba alguna criada ayudandola para que se escapase de mis manos.

“Tenía una suerte del infierno”

Mi odio contra ella era desmedido, quizás por su asquerosa enfermedad de personalidad era que la detestaba tanto y por ello tenía que humillarla hasta el punto de destrozarla, realmente deseaba que se muriese para dejarme su fortuna y el camino libre para tomar otra esposa más bonita y silenciosa, alguien que si podría pasar como un florero en mi mansión. Aquella noche el esperpento había decidió hacer una cena, lástima que tengo asco a todo lo que toca, prefiero mil veces las manos de una ramera que las de ella, mi hogar ya era un infierno para vivir, necesitaba encontrar otro lugar para descansar

A ella no le mentía, siempre le decía que me iba con alguna otra mujer mucho mejor que ella, que ella no servía y que solo era una cosa, un trapo viejo y sucio que esta para que mis zapatos se limpiaran. Así que para irme de viaje le dije la razón “su presencia” era tan fastidiosa que tendría que alejarme con algunas rameras del burdel a descansar, que podía hacer lo que le venga engaña pero que si me engañaba la mataba de la forma más horrible.

Partí rumbo a Londres a visitar a unos amigos, en mi viaje lleve a dos prostitutas del burdel de Madame Rose, estaría en las mejores manos de todo Paris, y que decir de las de Londres, pues a mi llegada me esperaba una gran fiesta como solo mis amigos podrían organizar.

Unas vacaciones no venían mal, a mi regreso castigaría a esa cosa con alguna excusa creíble, pero por ahora a disfrutar
© HARDROCK



Antiguedad:

avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Dom Feb 19, 2017 6:57 pm


Escape

Me gustaban los lugares oscuros, pero como todo, dependía de la calidad del lugar. París era una bella ciudad, el hogar de donde procedía mi difunta madre. Pocas veces había salido de Londres, ciudad en la que nací y había decidido buscar algo en lo que soñaba y ansiaba.
Estuve andando por las grandes calles y los pequeños callejones todo el día, sin parar a comer o beber, y mi estómago ya empezaba a protestar. Mi lengua hacía lo mismo -pero me decantaba más por una buena cerveza que por agua fresca-. Por mucho que hubiera caminado, no encontré una taberna de mi agrado en todo el día.
Tal vez sea cierto lo que dicen sobre los franceses, pensé, que son demasiado educados, por decirlo de alguna manera...Ensimismado en ese pensamiento, que estuvo a punto de volverse una critica en mi boca, me choqué con alguien. Ese alguien no pareció mucho afectarle, pues me choqué contra su espalda y me tiro hacia un lado como si fuese un muñeco.
-¡¿Por qué me has empujado de esa ma....?!-llegué a preguntar con algo de enfado, pero al ver que aquel alguien era un hombre bastante corpulento y que me sacaba media cabeza de altura me intimidó. Miré un lado y a otro, y volviéndolo a hacer, me puse a correr delante de sus narices.
¡Seguro que me destroza antes de que yo le haga un moratón!, pensé.
Seguí corriendo varias callejuelas, hasta que quedé sin aliento, pero aún así, corrí aún. Hasta perder el equilibrio dando un paso en falso y cayendo cuan largo era. Oí la voz de una mujer.
© HARDROCK



Antiguedad:

avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Miér Abr 19, 2017 11:25 pm


Desastres

Tomamos tierra en un santiamén. En realidad estaría mejor dicho que yo tomé tierra en un santiamén, pero era lo de menos. Llegamos delante de una posada, de aspecto entre viejo y nuevo. No sabría definir bien el lugar. Lo que si reconocí... era el aroma de la carne sudada, las manos veloces y las ropas que caen al suelo. Una posada... ya, una mierda. Aquello se usaba más como un burdel que una posada. En cada esquina las mujeres adictas a su oficio preparaban sus artimañas para llevarse a los mejores machos a sus camas... y con mejores no me refiero a los más atractivos, sino aquellos que podían pagar sus compañías. Demasiado conocía el juego de la prostitución. Yo mismo participé, hace mucho ya, vestido con la piel de una joven mujer a la cual su virginidad nunca le fue arrebatada. Aún me estremezco de placer al recordar como los jóvenes, mayores y mujeres de todas las edades se peleaban por pasar la primera noche conmigo. Noche que nunca llegaba, pues siempre terminaban en oleadas de carne sudorosa y estridente.

Unos ojos, abiertos como platos, me miraban. La muchacha estaba alegre, sorprendida, fascinada... Algo dentro de mi se movió y me hizo sonreír. El silencio del mundo fue quebrado por la voz de una... fulana. Al parecer conocía a la joven. ¿Zam la llamó? Así que Zam era su nombre. Pequeño, corto, fácil de recordar... Zam dijo que se llamaba. La mujer iba acompañada por un palurdo, un mortal que no podía permitirse otra mujer que no fuera de pago... Infeliz... sonreía aún más con esa expresión en su cara, triunfal y a la vez de perdedor. Los ojos de la mujer sin embargo, de la puta, me miraban.

- Ahora mis manos están ocupadas. Si quieres en otro momento... - dejé la frase sin terminar. Les encantaba lo misterioso. Fáciles de manipular. Casi me daban pena... casi. Sugirió que Zam estaba conmigo, trabajando. Si supiera la verdad... Eso afectó a la muchacha. No sabía de lo que estaba hablando. Habló sobre la venta de las manzanas. Robadas le faltó decir. Dijo algo referente al dinero que sacó, orgullosa por ello. Yo la miraba desde arriba, sonriendo de medio lado. La voz de un hombre hizo que temblara en mis brazos. Salió con un farolillo en sus manos, iluminándonos. Observó a la pequeña y a mi y nos hizo entrar.
© HARDROCK



Antiguedad:

avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Mar Sep 19, 2017 11:41 pm


Desolación

Sigo encerrado en este mundo y no hay nada que pueda liberarme hasta que con mis propias manos pueda matar a aquel esperpento pero aun no puedo hacerlo aun la necesito, bueno aun puede ser algo útil esa perra. Aunque realmente ella sirve más que solo como un adorno, bah ni como eso puede server porque es tan inútil e inefisiente que los propios adornos de la casa son superiores a ella, pero al menos como una cosa simple y barata puede servir, aunque a mi me salió cara el comprar a aquella mujer, tanto como tener que morir por su mano ambiciosa, pero se como cobrárselas una a una sus cuchilladas.

Todas las mañanas se levanta con un cansancio y su rostro de inutil toda demacrada ojerosa pero solo es por mi presencia, que devora su energía, pero hay algo que aquella maldita ha hecho para evitar que pueda matarla lento, ha buscado la ayuda de una bruja. Aquella bruja le ha extendido su mano caritativa a cambio de una porción de mi dinero, la maldita sabe. Aquella infeliz hechicera le ha dado unas piedras y hechizos con amuletos para protegerse de mi, pero hay algo que ignora aquella mujer tan estúpida que es.

A la bruja, no la encontró a ella, yo la busqué para alargar su sufrimiento más y más, fui yo quien llevó a aquella bruja a que se encontrara con ella y le soltará toda esa letanía sobre mi y como deshacerse de mi espíritu maligno y todo eso a cambio de unas pequeñas monedas de oro. Lo único que ella hace es conseguir energía para darme a mí, ser un conducto de energías para mi y cuando termine, cuando aquella idiota se de cuenta de la verdad estará tan jodida como muerta que no podrá hacer nada.

Oh si, y para terminar con broche de oro, cuando ella muera su alma estará condenada a vagar mil años entre los vivos, es decir su alma no descansará y pasará por todo lo que yo tuve que pasar. Es la mejor venganza para esa mujer
© HARDROCK



Antiguedad:

avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Horatio Flēming el Dom Oct 29, 2017 8:25 pm


Cruda Realidad

No siempre se puede tener lo que se desea.

Esa es la lección de la vida, pero en algunos momento si. Aún recuerdo como si fuera ayer, las veces que cada una de esas mujeres se ofrecían a mis pies y como terminaban envueltas entre sábanas rojas hasta terminar en una fosa común donde yacían más traidores. Eso es lo que se llaman el tanque de la perdición a donde van todos los que anhelan el poder del dinero uno que manejo tan bien.

Esta historia no comenzó así realmente, es verdad que mi fin fue la muerte en mano de ella, pero es mejor comenzar la historia por donde debe empezarse.

Yo era un hombre próspero, atractivo y un semental. Un hombre que controlaba el mundo bajo de la ciudad Escocesa, mi círculo de amistades siempre fueron las altas esferas y la nobleza de la cual se servía de mis servicios. Muchas veces fui llamado el perro guardián, pero solo era un apodo para mi semblante. Aunque en mi familia todos tenían algo en común, aquella marca en la espalda lo cual significaba que todo nuestro linaje era puro y bendito. O al menos así siempre lo decían las viejas chismosas y adivinas.

Me mudé a Inglaterra, era una tierra que me gustaba más que cualquier otra, todo para servir a mis propios intereses, llegar a tener la red más grande en el mundo negro de los barrios bajos. Sabía de todo y tenía el control de cada uno de ellos. Yo era quien decidía que se hacía y que no. Pero tanto poder llamó la atención de gente no deseada y uno se ve obligado a lucir la manera más decente que tiene. Comencé a invertir en negocios de puerto. Embarcaderos de asociaciones. Por el momento estaba tranquilo, pero poco a poco la necesidad y ambición de la gente, me obligó a tomar una esposa.

Solo que mi esposa no resultó ser lo que esperaba. Era todo un desastre, en todo lo que hacía le salía mal. Incluso en los quehaceres más simples y sencillos ella perdía como ama de casa y como mujer. Y aun así tuve que desposarla pese a mis contrariedad y el buen sentido común. Pero nunca evitó que yo tuviera otras mujeres fuera de casa. Ella más cumplia con el rol de semi amante ante los ojos de la sociedad, porque hasta en la materia conyugal intima era lo peor que ocurría, siempre lloraba, gimoteaba y terminaba a uno por aburrirlo.

Quizás ella siempre lo hizo para así mantenerme lejos de ella, quizás porque es otra zorra que tiene otro hombre, lo cual espero porque así podre al menos yo deshacerme de ella.

Lástima que ella fue la primera que lo hizo.
©️ HARDROCK



Antiguedad:

avatar
Horatio Flēming
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 46
Puntos : 18
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las líneas de la vida y la muerte entre tintas oscruas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.