Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Una buena noticia [Gemma]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una buena noticia [Gemma]

Mensaje por Solange C. Pemberton el Lun Ene 04, 2016 5:36 pm

Solange se encontraba leyendo un libro de historia mientras jugueteaba con un mechón de su cabello. Tenía la cabeza en otra cosa y le costaba entender lo que estaba leyendo, pero se obligaba a terminar, por lo menos, uno de los capítulos antes de ir a dar una vuelta. En realidad sabía muy bien lo que quería: Encontrarse con Caliban. Pero eso iba a tener que esperar. Parpadeó un par de veces y se humedeció la punta de los dedos para pasar de página, con cuidado. Parecía que el tiempo se había detenido solo para burlarse de ella porque, por más que retumbaran las manecillas del reloj en el cuarto, parecía que los minutos no pasaban. O quizás solo eran imaginaciones suyas, algo que tan solo ella sentía al estar desesperada por salir de entre esas cuatro paredes y poder ir a dar una vuelta, hablar...Cualquier cosa, pero con él.

Una voz grave la sacó de sus pensamientos, se erguió sobre la silla en la que se encontraba, como si hubiera sido sorprendida haciendo algo impropio de una señorita y levantó la vista del libro, observando a la persona que acababa de entrar en la sala donde la muchacha se encontraba.-¿Puedo ayudarlo en algo, padre?-le preguntó, ya que no había entendido demasiado bien las palabras que el hombre había pronunciado. Él se limitó a hacerle un gesto y a pedirle que dejara lo que estaba haciendo para acompañarlo a su despacho. Ella recogió todo lo que tenía en la mesa, volviendo a colocar los libros en la estantería y depositando la pluma en una cajita y partió hasta el despacho de su progenitor. A pesar de que había sido él el que la había ido a buscar, ella tocó a la puerta con los nudillos y aguardó a que la dejara entrar.

Una media hora después, tal vez cuarenta minutos, Solange corría por los jardines de su casa, buscando a su madre por todos lados. Las palabras de su padre no paraban de resonar en su cabeza y tenía ganas de reír y llorar, de saltar y gritar, todo al mismo tiempo. Por fin la vio, a lo lejos, sentada bajo la sombra de un árbol, leyendo un libro. La muchacha se detuvo unos segundos y la observó con curiosidad. Siempre parecía tan elegante y delicada, incluso estando a metros de distancia. Sí, ella sería como su madre, aprendería de ella. Tomó el bajo de su falda y corrió a su encuentro.-¡Mamá!-exclamó cuando llegó a su altura.-Padre me ha dado una magnífica noticia-añadió y volvió a sonreír, como si no puediera evitarlo.



Hurt me with the truth:

Solange C. Pemberton
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 14
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 12/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una buena noticia [Gemma]

Mensaje por Gemma Pemberton el Dom Mar 27, 2016 6:55 pm

Habían decidido que sería Ambrose el encargado de darle la noticia a Solange. A Gemma le gustaba otorgarle momentos de una autoridad que no poseía, especialmente frente a la hija que había criado solo. Sentía que lo desacreditaba como hombre, a pesar de que él jamás se quejaba, acostumbrado y resignado a la posición que le había tocado en la vida. Lo cierto era que la decisión había sido casi unilateral; a la hechicera le convenía una unión entre dos familias tan poderosas, y si bien Caliban no tenía los recursos para mantener a Solange como la princesa que era, había decidido que el linaje estaba por encima de cualquier comodidad económica que ella podría darle a ambos. Les compraría una casa cómoda, les pondría personal y les daría los lujos a los que su hija estaba habituada y a los que quería acostumbrar al muchacho. Tendrían hijos, que continuarían el legado de ambas familias. Era una jugada maestra, que no involucraba sentimientos, algo de lo que Gemma podía alejarse con la misma facilidad con la que se inmiscuía en las intensidades de su alma.

Mientras aguardaba que Solange la encontrase –la conocía lo suficiente para decir que, en cuanto Ambrose la informase, correría a ella para compartir la buena nueva- leía sobre unas pociones. La tapa era ordinaria, como de esas novelas ridículas para señoritas, porque no se fiaba de nadie, y no quería que ningún trabajador de la residencia husmease en sus cosas. Era celosa de su intimidad, y no toleraba que se entrometiesen en ella. Sólo una de las mucamas estaba autorizada para limpiar la habitación que dedicaba al secretismo, y no había copia de la llave, la cual llevaba consigo a todos lados. Un suave viento corría, obligándola a acomodarse algunos mechones de cabello que le caían sobre el rostro, a pesar de llevarlo recogido. La brisa trajo consigo el perfume de su adorada hija, y alzó la vista para verla correr como si aún fuese una niña. Una puntada de culpa le amargó por unos instantes la expresión, especialmente porque los sentimientos que Solange profesaba por Caliban no eran recíprocos, pero eso, bajo las circunstancias en las que se encontraban, era lo de menos.

Respira, hija, respira —la recibió con una amplia sonrisa endulzándole la expresión. A pesar de que ya había pasado su época dorada, aún conservaba cierta inocencia en su belleza madura. Gemma cerró el libro, lo dejó a un costado y se puso de pie, para tomar las manos de sus hijas. Era tan hermosa… —Creo que sé a lo que te refieres, y no te imaginas lo feliz que me hace tu felicidad — ¿estaba siendo realmente sincera? A pesar del amor infinito que profesaba por su niña, no era la clase de mujer que priorizase los sentimientos, y eso, en la maternidad, podía llegar a ser contraproducente. —Pero quiero oírlo de tu boca, cariño. ¿Qué te ha dicho tu padre para que estés tan resplandeciente? —aflojó la presión de sus dedos, pero no se separó por completo.



"Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche."

Matriarch:
S A W Y E R:
Fatum Fatis ego perea:

Gemma Pemberton
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 18
Puntos : 12
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 05/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una buena noticia [Gemma]

Mensaje por Solange C. Pemberton el Mar Abr 12, 2016 7:08 pm

Si Solange se hubiera encontrado sola en la intimidad de sus aposentos, se hubiera puesto a dar saltos de alegría. Casi desde el momento en el que sus ojos se posaron por primera vez en los del aprendiz de su madre, había soñado con una noticia así, pero estaba a punto de pensar que no era más que eso. Un sueño, algo sin importancia que la consumía lentamente. Sin embargo, tras la charla con su padre, veía las cosas de otro color y tenía que contener sus ganas de gritar y reír. Ambas cosas podría haberlas hecho en su cuarto, era cierto, pero necesitaba hablar con su madre. Ella era parte fundamental de la familia, quien llevaba el peso de la casa sobre sus hombros, aunque de puertas para afuera pudiera parecer que era su progenitor el que llevaba las riendas, el que tomaba las decisiones. Sí, había nacido en una familia atípica para la época en la que vivía, pues eran las mujeres las que eran educadas desde pequeñas para poder afrontar cualquier problema y tomar las decisiones oportunas. Sí, Gemma estaba detrás de todo eso. Y la muchacha solo quería encontrarla y abrazarla como hacía demasiado tiempo que no lo hacía.  

La había echado de menos, por supuesto. Ambrose, y las doncellas que trabajaban en la casa, solían encontrarla sentada en las escaleras que llevaban al piso superior, observando con detenimiento un retrato de Gemma, como si quisiera memorizar su rostro por el temor a olvidarla. Sí, demasiado tiempo separadas, pero eso no había hecho mecha en el hecho de que la joven quisiera parecerse a su madre, pusiera todo su empeño en conseguirlo para que ella se sintiera orgullosa de su hija. Cuando la localizó, se quedó unos segundos observándola, mientras intentaba recuperar el aliento, algo que no logró. En otra ocasión, se habría detenido mucho más tiempo y habría sonreído ante la elegante postura que la mujer había tomado para leer, incluso la habría intentado imitar más adelante, pero ese no era el momento. Necesitaba sentarse a su lado y contarle aquello que la tenía tan emocionada. Y por eso fue corriendo a su lado, no podía esperar más.

¡Sabía que tenías que estar detrás, mamá!─exclamó, entre risas, mientras la miraba y se mordía el labio inferior. Sí, estaba casi segura de que Gemma había sido la que había ideado todo, por lo que Solange no podía estar más contenta. Acarició el dorso de la mano de su madre cuando esta apretó sus dedos y la muchacha la abrazó, sin poder evitarlo. Normalmente intentaba mantener las distancias, actuar de forma correcta, pero la cantidad de emociones que sentía en ese momento no se lo estaban permitiendo.─Papá me ha comentado que tiene la intención de que Caliban y yo contraigamos matrimonio─desvió ligeramente la mirada, notando como sus mejillas se sonrojaban, pero pronto volvió a clavar su mirada en la de su progenitora. ─¿Tú también crees que hacemos buena pareja, mamá?─le preguntó, con curiosidad, demostrando de sobras lo entusiasmada que estaba ante esa idea con todos y cada uno de sus gestos.




Hurt me with the truth:

Solange C. Pemberton
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 14
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 12/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una buena noticia [Gemma]

Mensaje por Gemma Pemberton el Lun Ago 08, 2016 9:55 pm

La felicidad de Solange, era la suya. La maternidad era un amor sin egoísmos, y a pesar de las ataduras que significaba, Gemma había logrado adaptarse a ella. A su manera, intentaba ser una madre presente y comprensiva, también amorosa y recta. En la familia se sabía que ella era la que poseía la autoridad, y que en el futuro sería de Solange. Sin embargo, en esos momentos que la veía tan exultante, la sentía una niña incapaz de cargar sobre sus hombros la responsabilidad del legado que tenía. Si Solange fallaba, también lo hacía ella, por haberse esfumado de su vida durante tantos años. Había descuidado a la sangre de su sangre, y a pesar de que era la clase de mujer que no se arrepentía, la incomodaba, de cierta manera. Le agradaba ver a la muchacha tan alegre, pero le habría gustado, también, que fuera más medida y se despojase de la ingenuidad que aún la cubría. Pero se llamó al silencio, no arruinaría el clima jovial que había entre ellas, que era tan poco común; Ambrose y Solange eran los inseparables. Y aunque fuese incorrecto, Gemma solía sentir que había irrumpido en sus vidas para quitarles la paz.

Tenemos todas las intenciones de que te unas a Caliban, cariño —dijo, finalmente. Le sonreía con completa sinceridad. —Son una pareja perfecta. Adoro verlos juntos y seré muy feliz cuando se unan en matrimonio —era verdad. —Tú eres preciosa —extendió su mano para acariciarle una de las mejillas tiernamente enrojecidas—, eres heredera de un imperio, eres poderosa y por tus venas corre sangre de hechiceros milenarios. Tienes una misión. Y Caliban es el compañero perfecto para ayudarte a afrontar todos lo que te espera. Es bello, noble, y tiene en sus venas, al igual que tu, la sangre de grandes e importantes brujos. No tengo dudas que juntos explotarán al máximo las cualidades de ambos —le acomodó un mechón que caía sobre su rostro. Debía dejar en claro cuál era el principal objetivo de la unión entre ambos. —No tengo dudas de que llegarán a amarse y a formar una familia preciosa —luego entraría en otros detalles, no era necesario acabar con la festividad.

Dime, Solange… ¿Sabes todo lo que respecta a un hombre y a una mujer? No quiero que llegues a tu noche de bodas sin saber de qué se trata —había llegado el momento de tener esa conversación. Dudaba de que Ambrose hubiera sido capaz, además, era lo que le tocaba a ella por ser su madre. Gemma era una mujer desprejuiciada, así que hablaba con naturalidad de cualquier cuestión. Esperaba que Solange llegase a ser de esa forma algún día, pues una líder debía tener capacidad para adaptarse a todas las situaciones, fuesen las que fuesen; no debía tener discursos moralistas y debía ser directa, como lo estaba siendo Gemma en esos momentos. —Quiero que seas completamente sincera conmigo y que evacuemos todas las dudas que tengas. Además, debemos ponernos a organizar la boda, tu ajuar, buscar una casa para que vivan, hay muchísimos preparativos. Y quiero lleguemos holgadas con el tiempo —esos momentos femeninos que se avecinaban, ayudarían a afianzar el vínculo entre ambas. Era la hora de enseñarle a Solange todo lo que tenía que saber.



"Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche."

Matriarch:
S A W Y E R:
Fatum Fatis ego perea:

Gemma Pemberton
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 18
Puntos : 12
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 05/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una buena noticia [Gemma]

Mensaje por Solange C. Pemberton el Jue Ago 18, 2016 6:35 am

Solange se había criado con la certeza de que acabaría heredando un imperio, el mismo que ahora su madre dirigía. Fue educada para eso, y seguía recibiendo un exquisita educación, pues el saber no ocupa lugar y ella tenía que estar preparada para poder enfrentarse a cualquier situación. Se sentía orgullosa de su familia, de la sangre de brujas milenarias que recorrían sus venas. Siempre había sido así, y eso no era algo que fuera a cambiar. Estaba orgullosa de sus ancestros y lo estaba también de su madre, aunque con ella no hubiera compartido casi nada de su tiempo. La complicidad se había generado con su padre, pues había sido él el que había estado día tras día, cuando algo no se le quedaba, cuando enfermaba y su cuerpo se debilitaba. Y también en los buenos momentos, por supuesto. Pero Solange tenía la intención de que el mismo tipo de complicidad surgiera entre ella y su madre, ahora que Gemma había regresado a casa. Se imaginaba a ambas, recogidas en su cuarto, mirando al techo y hablando de todas las cosas que trataban una madre y una hija, entre risas. Deseaba que eso ocurriera, quería aprovechar el tiempo perdido.

La joven bruja estaba emocionada por las palabras de su madre. No solo pensaba que Caliban y ella harían buena pareja, sino que pensaba unirlos en matrimonio. Aunque hubiera pasado mucho tiempo fuera, ahora que estaba de regreso, volvía a tomar el mando. Solange sonrió levemente. Estaba contenta, pero el comentario de su madre hizo que, también, despertara de un gran letargo el temor que la atosigaba de pequeña. Bueno, y ahora también, cada vez que pensaba en la responsabilidad que tenía.—Mamá—la llamó, mirándola directamente a los ojos. Se hacía extraño pronunciar esa palabra y que ella estuviera a su lado, un ligero hormigueo recorrió su estómago, pero a pesar de todo, le gustó la sensación.—¿Crees que seré capaz de...bueno, ya sabes, de ser cómo tú?—le preguntó, algo asustada. Uno de sus mayores temores era que todos pusieran sus esperanzas en ella de manera errónea, que no fuera capaz de cumplir las expectativas. Asintió levemente cuando Gemma comentó que Caliban era noble. Ella también pensaba eso.—Caliban aprende rápido—dijo con una sonrisa—Es muy despierto y tiene mucha curiosidad, eso es bueno—añadió, sonriendo levemente. Formar con él una familia...Ahora sí que sentía cosquillas en el estómago, como si mil mariposas hubieran decidido volar justo ahí.

Pero esas mariposas se detuvieron en seco al oír a su madre. ¿Saber todo lo que respecta a un hombre y una mujer? Su garganta se secó y la boca se le puso pastosa en un momento. Tomó aire y respiró lentamente antes de contestar. —Bueno...—se ruborizó todavía más—Sé...la teoría...—y eso era cierto. Había leído varios libros al respecto, aunque no estaba demasiado segura de que pudiera comentar algo de eso fuera de las cuatro paredes de su casa.—Los niños y...—¿de esas cosas hablaban madres e hijas? Porque era la conversación más dura que había tenido nunca. Se sentía incómoda, como si Gemma le fuera a hacer un examen para comprobar si su educación cubría todos los aspectos. Sí, sabía algo de teoría, pero solo había leído sobre el tema. ¿Qué pasaba si Caliban esperaba otra cosa de ella? ¿Qué pasaba si se daba cuenta de que ella no era lo que estaba buscando? Comenzó a agobiarse, y eso era algo que no le solía ocurrir. Se incorporó y comenzó a pasear de un lado a otro, retorciendo sus manos y desviando la mirada, clavándola en sus pies, pues no se atrevía a mirar a su madre.



Hurt me with the truth:

Solange C. Pemberton
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 14
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 12/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una buena noticia [Gemma]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:27 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.