Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» ¿Sigues creyendo en las casualidades? Yo también. [Privado]
Ayer a las 11:55 pm por Nessanië

» APERTURA DE FICHAS
Ayer a las 11:54 pm por Leήeth D'Aramitz

» Et viventem in me [Romana]
Ayer a las 11:51 pm por Romana Warwick

» ¿Nos conocemos? [Privado]
Ayer a las 11:48 pm por Týr Von Streigner

» La noche es joven (privado)
Ayer a las 10:37 pm por Týr Von Streigner

» Busco algo significativo
Ayer a las 10:04 pm por Týr Von Streigner

» ¿QUIÉN ROLEA?
Ayer a las 10:01 pm por Santhiago Morel

» Caza mayor [Libre] (Flashback)
Ayer a las 10:00 pm por Santhiago Morel

» << Encadenados >>
Ayer a las 9:51 pm por Ebony A. Cassia



Lesson one: remember how to be a child --> privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Ivka Tolstoya el Mar Ene 26, 2016 5:18 pm

“You have to write the book that wants to be written.
And if the book will be too difficult for grown-ups,
then you write it for children.”
― Madeleine L'Engle






Era tarde ya, o quizás demasiado temprano, estando encerrada en aquel acervo solía perder la relación del tiempo y el espacio. Una de sus obligaciones como parte de la facción a la que pertenecía, era el organizar los relatos de los soldados, darles un orden y en base a ello formar estrategias; un verdadero dolor de cabeza.

Estaba hundida hasta el cuello de papeles, de libros, plumas y tinteros, las mangas del vestido arremangadas y el cabello hecho en un moño que estaba mas suelto que nada, el cuello le dolía y la cabeza la sentía estallar, uno de esos momentos en que cualquier otra mujer comprometida aprovecharía para pedirle a su pareja que la consintiera... pero ella no se encontraba en una situación como esa, motivo por el cual todo su agobio se multiplicaba.

Fue por eso mismo que en cuanto su inmediato superior la llamó ella se sobresaltó ligeramente. Caminaron por uno de los anchos pasillos que llevaba a las escaleras principales mientras el hombre en cuestión le explicaba lo que haría.

―Mademoiselle Tolstoya, si la he llamado es porque creemos es la persona indicada para esta cuestión - Ivka tragó grueso, en alguna otra ocasión le había planteado el regresar a la primera facción debido a sus bastos conocimientos militares y a su entrenamiento tan exhaustivo desde temprana edad, y ahora, temía que esa fuera alguna posibilidad gracias a su insistencia de acompañar a Vasiliy en los reconocimientos y en las carpetas que su superior llevaba bajo el brazo ―A-ah ¿si? - se pasó un mechón de cabello por detrás de la oreja intentando no hacer notorio su nerviosismo ―¡Por supuesto! dentro de los perfiles de los aquí presentes, el suyo es el que necesitamos - el hombre le dedicó una sonrisa amplia justo cuando terminaron de recorrer las escaleras.

La guió hasta uno de los cubículos del segundo piso, en el área de la biblioteca y en la parte que estaba abierta al público, deteniéndose en el marco de uno de ellos; Ivka asomó la cabeza y se encontró con una diminuta figura de cabello rubio cenizo que tenía clavada la mirada en el piso, la mujer agitó la cabeza confundida ¿a que se debía todo esto? ―Su nombre es Yuri, es un hechicero demasiado inquieto y que no sabe dejar de cuestionar las normas - Ivka solamente lo miró con ternura ―¿En que parte entro yo? - le preguntó a su superior sin dejar de mirar al niño, algo en ella se encendió.

Según las indicaciones Yuri estaba bajo una especie de periodo de prueba, habían sido muchas las faltas del hechicero, todas resumidas al carácter inquieto y curioso, su castigo era tener un tutor, alguien que no fuera tan condescendiente como las nanas que el niño había tenido las cuales no tenían un sentido estricto para con las reglas de la Santa Inquisición, las ordenes para Ivka eran mano estricta y nada de permisos, recordar que él formaba parte de la facción quinta.

Cuando su supervisor le entregó la carpeta con los manuales que Yuri debía repasar y la dejó sola en la entrada del cubículo, Ivka sonrió con ternura ―Кто это ? ¿quién es él? - preguntó en su natal ruso haciendo referencia al muñeco de trapo que el hechicero llevaba entre sus manos. La rusa se sentó junto a él, era solo un niño.


It is better to remain silent at the risk of being thought a fool, than to talk and remove all doubt of it

No innocence left:

Ivka Tolstoya
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 24
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Yuri el Miér Feb 03, 2016 11:50 am



Las normas difícilmente encajaban en su vocabulario. No había día en el cual no dejara de preguntar qué pasaba con el regreso de su madre ¿Por qué no había enviado ya una carta? Señales de vida que mostraran interés en el pequeño. Estaba consciente que debía acatar lo regímenes establecidos por los altos mandos, pero todo era tan extraño, aun con la aparición del señor Carvajal, existían muchas dudas flotando en su mente pueril. Se suponía ambos debían regresar juntos, para llevarle lejos de ahí y vivir una vida de lo más normal, como cualquier otro niño de su edad. ¿Dónde estaban entonces? Ese y muchos más cuestionamientos que acababan con la poca paciencia de las últimas niñeras que habían pasado por un largo proceso de selección. El niño era especial, si, poseía dones que pocas veces se ve en un brujo, sí. Incluso un hechicero de rango mayor no podía crear fuego de la nada. Pero también significaba un gasto excesivo, mantenerle a raya con salidas y juegos absurdos para acallar lo que tarde o temprano terminaría derrumbando los muros de las salidas fáciles a su inquietud.

Su falta de concentración había puesto en riesgo la operación de hace una semana, el trabajo era simple y sin embargo el pequeño no logró cubrir las expectativas. Se aferró a Patrick, fue lo único que había pedido conservar una vez que se le había ordenado permanecer quieto entre las sombras de la biblioteca. Sus piernas se balanceaban y contrariamente a otras ocasiones no dijo palabra alguna después de haber sido reprendido. Solo espero a quedarse dormido por el cansancio y la falta de alimentos, no habría cena, ni frutas en un platón sobre una mesa limpia. El sonido estrepitoso de los pasos aproximándose le provocaron un sobresalto y entonces pudo ver con claridad a la mujer que seguro estaría encargada de él una vez que su superior terminara de indicarle ciertas pautas sobre su comportamiento. Suspiró esperando un sermón como los recibidos en otroros días. Sin embargo el susurro ajeno en su lengua natal le arrancó una sonrisa cansada. ¿Cuánto tiempo había pasado sin escuchar ese acento grave?

–Patrick, su nombre es Patrick– respondió de inmediato –Pero ¿Sabes un secreto? Le puedes decir Pat, estoy seguro que no le molestará–

Se sintió un poco aliviado y movió su cuerpo para brindarle espacio a la mujer donde pudiese sentarse.

–¿También estas castigada?– Inquirió curioso –Yo sí, creo que ya están hartos de responder a todas mis preguntas, pero ¿Cómo se supone que aprenderé si no me explican? A veces los adultos son tan extraños– movió la cabeza ligeramente.

–Me llamo Yuri ¿Cuál es tu nombre?–

Estiró la mano esperando con ansias escuchar nuevamente ese sonido tan peculiar en ella.





The Promise:

Yuri
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 130
Puntos : 167
Reputación : 76
Fecha de inscripción : 01/06/2014
Localización : Encerrado en la mansión

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Ivka Tolstoya el Dom Mar 20, 2016 8:53 pm

“The best way for me to protect you
is to encourage you to be able to protect yourself.”
― Patricia Briggs, Hunting Ground









Aquella sensación de calidez en su pecho se desperdigó por todo su cuerpo, aquel ser sobrenatural, ese que la inquisición utilizaba y castigaba por un comportamiento tan poco responsable, no era mas que un niño ¿como pretendían que eso pasara?―Oh... hola Pat - saludó al muñeco y sonrío con ternura; tomó asiento en cuanto el niño se movió para hacerle espacio.

Durante toda su vida, había sido testigo de las atrocidades que ciertas razas podían llegara a realizar, pero el sentimiento de curiosidad la embargaba cada que se topaba con un condenado ¿era cierto que no tenían alma? de ser así ¿por que el arrepentimiento?. Claro estaba que Yuri no podía sentir tal cosa, estaba segura que no era consciente del porque en vez de divertirse tenía que trabajar ¿como podían ser tan crueles con él?

Sonrió de forma maternal al escucharle, castigada, probablemente su superior lo vio de esa manera ante todas las negativas de la rusa por regresar al campo. Lo que aquel hombre no sabía era que le había dado la mejor de las tareas.

Movió la cabeza como negativa dejando escapar una ligera risa ―No, nadie ma ha castigado... aún - dirigió la mirada al hechicero, compartiendo en ella cierta complicidad, era probable que recibiera una reprimenda por no tener mano dura con él, pero eso no tenía que saberlo.―¿Te digo un secreto? - se inclinó un poco hacia adelante y se encorvó para que su rostro quedara a la altura del ajeno ―A veces yo tampoco los entiendo - y era cierto, a veces ni siquiera se entendía a ella misma.

―Que bonito nombre tienes, Yuri - no se dio cuenta en que momento comenzó a hablarle en ruso nuevamente, de manera inconsciente, quizás era para hacerlo sentir cómodo―Mi nombre es Ivka - estiró la mano en respuesta tomando la ajena, diminuta entre la suya, necesitaba ganarse su confianza, ya no por lo que la Inquisición le ordenara, si no porque había algo en ella que despertó al verlo y que la obligaba a querer protegerlo


It is better to remain silent at the risk of being thought a fool, than to talk and remove all doubt of it

No innocence left:

Ivka Tolstoya
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 24
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Yuri el Miér Mar 30, 2016 11:19 pm



Estaba habituado a toparse con fachadas austeras, caras larga y muchos otros adjetivos que eran propios de los soldados a la orden de la iglesia. Debido a que la gran mayoría de los inquisidores sobrenaturales resultaban estar en la misma situación que la suya, brindando sus habilidades bajo amenazas, pues ellos mismos eran incapaces de encajar del todo en el ámbito inexorable bajo el cual estaba estrictamente controlado. En el santo oficio, resultaba difícil hallar quien tendiera la mano a otros en situaciones precarias, incluso la confianza podría ser traicionada. No obstante, esas limitantes se erigían como conceptos ajenos a la capacidad y raciocinio de Yuri, quien a pesar de no recibir respuesta positiva a la gran mayoría de sus interrogantes, sentía que quizás algo andaba mal en su conducta, arrastrándole a un estado de nostalgia y hastío constante.

Los orbes inquietos del pequeño se iluminaron ligeramente cuando la joven aceptaba a saludar a su viejo amigo, como parte de esa ya peculiar interacción que solía mostrar. Ese detalle para el pequeño contaba en demasía, así que estaba casi seguro que el encierro enla biblioteca podría llegar a buen puerto.

–Saluda Patrick, ella será nuestra nueva compañera–

Yuri sujetó la diminuta cabeza del muñeco simulando una respuesta positiva de su parte.

–Dime–

Susurró con suavidad mientras acomodaba a Patrick nuevamente a su lado y sonrió cuando la inquisidora volvía a hacer uso de la palabra refiriéndose a su propia confusión de esa forma.

–A veces actúan de forma extraña, aunque no debo negar que no todos ellos son malas personas– suspiró –Quizás es parte de su trabajo el comportarse herméticos–

¿Podría ser eso posible? Un adulto como aquella mujer que se hallaba confundida ante los actos en ocasiones poco racionales del resto de sus colegas. Resultaba ser la primera vez que el pequeño escuchaba algo así, pero se sentía cómodo con dicha respuesta al sentirse apoyado en su teoría.

El cálido roce de la mano ajena le despertó de sus cavilaciones.

–Muchas gracias Ivka, tu nombre resulta ser muy bonito también–
respondió extendiendo un poco más la comisura que sus labios formaban.

Dentro del organigrama, pocas veces se había encontrado con soldados que compartieran su nacionalidad; hecho que de algún modo le hacían verse en casa nuevamente.

–Ivka ¿Llevas mucho tiempo dentro de la inquisición? Sabes yo he estado aquí desde que tengo uso de razón y  nunca te había visto ¿Trabajas aquí, en la biblioteca?–

Posó su mirada inquieta en la ajena, aguardando una respuesta.





The Promise:

Yuri
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 130
Puntos : 167
Reputación : 76
Fecha de inscripción : 01/06/2014
Localización : Encerrado en la mansión

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Ivka Tolstoya el Vie Mayo 06, 2016 7:24 pm

“Adults are just obsolete children
and the hell with them.”
― Dr. Seuss










Sostuvo la mano ajena entre las propias por un poco mas antes de, con suavidad, colocarla sobre la rodilla del niño. La inocencia era algo que la Inquisición no había logrado arrebatarle aún, aquella mirada curiosa y sin malicia se lo confirmaban.

Sonrió con ternura al mirar el gesto de Patrick tomando ahora con los dedos índice y pulgar de la diestra, el pedazo de tela rellena que formaba el brazo, estrechándolo en un saludo peculiar, si Vasiliy la viera ahora... había muchas cosas que él no sabía sobre ella, y el instinto maternal, bueno, ese era inclusive uno que Ivka ignoraba tenía.

Lo escuchó con atención, le pareció una aseveración demasiado correcta para haber sido elaborada por alguien de su edad, eso le hizo preguntarse ¿y si al crecer, en vez de madurar, pierdes la capacidad de ver todo con mas claridad? Yuri tenía no mas de diez años y a pesar de la vida que había tenido -crecer dentro de la Inquisición siendo explotado por ella, no era la mejor definición de crianza o infancia- parecía tener mayor conciencia que muchos de sus compañeros de santo oficio.

―Tienes razón, no todos los son... - no pudo evitar traer nuevamente a su pensamiento a Vasiliy ―Quizá solamente han olvidado como simplificar las cosas, quizá ya han olvidado como sonreír - ¿y ella? ¿dónde quedaba? allí se dió cuenta que desde hacía mucho tiempo ella también había olvidado a verle el lado alegre y sencillo a la vida, a sentarse para disfrutar la puesta de sol o la sensación de frescura al caminar descalza por la casa ―Somos complicados ¿verdad? - se acercó ligeramente, aquella pregunta la formulo en un susurro y en un tono que pedía entendimiento.

En ese momento se relajó, llevó las manos al filo del asiento y encorvó un poco la espalda, la mirada enternecida no desapareció ―Muchas gracias Yuri - respondió a su halago, sintiéndose tranquila al ver que de a poco, el también se relajaba.

―¿Que si... llevo mucho aquí? - aquella pregunta la saco un poco de balance, no por que fuera inapropiada, si no porque le hizo recordar que en realidad, toda su vida había sido preparada por y para la milicia de la Santa Iglesia ―Pues... - se mordió el labio inferior y desvió la mirada hacia arriba haciendo cuentas mentales, recorriendo su propia cronología ―Verás, mi abuelo fue parte de la Inquisición y practicamente, crecí aquí... bueno, no en Francia, pero formando parte de esto - sus manos manotearon en un circulo queriendo explicar a lo que se refería, de pronto se preocupo por que sus palabras se enredaran demasiado y no pudiera explicarle con claridad.

―Hace años, forme parte de tu facción, pero de igual forma... hace años que estoy encerrada detrás de pilas de libros y manuscritos - le dio un tono divertido a lo que explicaba su vida diaria. Entonces sintió un hueco en el pecho, aquel niño estaba al frente de batalla, una vida por delante y expuesto de aquella manera, su mano se movió por instinto hasta posarse sobre su cabeza y acariciarla con suavidad hasta que la caricia maternal llegó a su pequeña mejilla ―Pero ahora ya sabes donde encontrarme - le sonrió con sinceridad, le dio carta abierta a buscar refugio con ella si así lo deseaba.

Respiró profundo y bajó las manos hasta su regazo con determinación ―¿Realmente quieres estudiar los manuales? - en sus ojos había suspicacia, en su voz complicidad, al final de la pregunta, una sonrisa sin malicia pero que incitaba a la travesura apareció ―Se por donde salir sin que nos vean, pero debes prometerme que no te alejaras de mi lado - ahora le hablaba con seriedad pero sin dejar de impregnar las palabras con delicadeza y dulzura.


It is better to remain silent at the risk of being thought a fool, than to talk and remove all doubt of it

No innocence left:

Ivka Tolstoya
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 24
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Yuri el Lun Jul 18, 2016 4:20 pm



Los orbes del pequeño no dejaban de estudiar con detenimiento los movimientos naturales de Ivka, una mujer por demás estaba decirlo muy hermosa. Pero no eran aquellas características físicas lo que causaban curiosidad en el menor, sino las atenciones que ella tenía con él. Regularmente el modo en el cual las niñeras o sus mayores se dirigían hacía el eran en modo brusco, exigiendo atención siempre y reprimiendo ese lado inquieto que estaba por demás decirlo, era propio de un chiquillo de su edad, no obstante, ella se regía con un tono de voz delicado y esas manos, eran suaves y con un tacto cálido, resultaba algo impropio quizás idealizar a Ivka como su madre, o bien, como un modelo materno que aparentemente no le hacía falta. Cuando se trabaja en una organización como aquella, donde cada movimiento es prácticamente dictaminado por jerarquías y personajes de mayor poder, los días están dictaminados de antemano y los sentimientos quedan completamente abolidos.

Muy en su interior, deseo que este tipo de visitas se volviesen recurrentes y entonces podría charlar con ella en un ambiente muy diferente.

Asintió, atento a la proliferación ajena y descubrió que quizás no todos los adultos resultaban ser aburridos, pocos casos como lo era Ivka aún tenían su lado alegre y fraterno. Aparentemente ella poseía un pasado igualmente difícil, aunque para el raciocinio del menor su propio camino estaba en aparente orden, solo tenía que aguardar un poco más y mamá volvería a estrecharle entre sus brazos.

–Así que tu abuelo fue inquisidor,  sabes Ivka, a mí también me piden leer manuscritos y técnicas de batalla, debo memorizar conjuros y saber cómo aplicarlos llegado el momento pero debo ser cauteloso, si mi energía se sale de control puedo incluso lastimar a los que me rodean, una vez…– titubeó un segundo pues sin darse cuenta estaba confesando lo que siempre se le pedía guardar con recelo, debía desconfiar de todo mundo, incluso de los suyos, sólo pudo encoger sus diminutos hombros al darse cuenta del fallo –siento que escucharas eso Ivka–

Y desvió su mirada hacia Patrick, único testigo mudo de tantas confesiones y risas del menor.

Cuando la mujer pasó su diestra por la cabeza del niño y aterrizó en una de sus mejillas sintió un poco de alivio.

–Muchas gracias Ivka–

Al momento de ligera incomodidad llegó uno muy diferente, no había una represión, sino un gesto complicidad. Yuri sonrió un poco más natural y aceptó la propuesta de la joven.

–Lo prometo, Patrick también sabe guardar secretos ¿Verdad?–

Dijo con voz segura y levantando la mano derecha en señal de juramento. Tomó al muñeco maltrecho entre sus manos y se encaminó junto a Ivka a través de un laberinto de libros, una sección que no pensó existiera dentro de ese viejo edificio. Miraba de reojo a la mujer y prefirió aguardar en silencio a que fuese ella quien le indicara hacia donde se dirigían.





The Promise:

Yuri
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 130
Puntos : 167
Reputación : 76
Fecha de inscripción : 01/06/2014
Localización : Encerrado en la mansión

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Ivka Tolstoya el Lun Sep 05, 2016 5:24 pm

“The best way to find out if you can trust somebody is to trust them.”
― Ernest Hemingway











La pequeña mano entre la suya, la calidez ajena que de pronto la embriagó, salieron del cubículo y caminaron por la parte trasera, esa oculta entre estantes llenos de viejos libros con lomos de cuero curtido y roído, manuscritos amarillentos con tinta borrada, de esos que si se te ocurría soplar, el aliento se llevaría las palabras.

Llegaron a unas escaleras escondidas detrás de medio librero de madera grisácea y enmohecida, Ivka soltó por un instante la mano del niño, solo para poder hacerse con una de las lámparas de aceite cercanas, encenderla y poder alumbrar el camino que se abría entre la piedra de cantera ―Esta construcción tiene muchos pasadizos, varios llevan a los pisos inferiores, donde solo nosotros tenemos acceso, otros mas llevan al sistema de acueductos y alcantarillas canceladas para que sirvieran como rutas de escape - bueno, no se le podía culpar, finalmente, conocía todos esos detalles, como y donde fue construida tal cosa porque, bueno, esa era también parte de su trabajo.

Volvió a tomar la mano de Yuri y se adentró en aquel pasadizo húmedo y un tanto tenebroso ―Ten cuidado donde pisas, algunas baldosas están sueltas y los escalones no están muy bien hechos - alumbró su sendero hasta que la luz exterior se filtró por una rendija, una pesada puerta de metal bloqueaba su paso ―Y ahora... - volvió a soltarlo, dejó la lámpara en el suelo y se llevó la diestra a la fajilla que llevaba en su cintura, sacó un listón de cuero del que colgaban cuatro llaves, tomó una y la introdujo en la cerradura, un pequeño click se escuchó ―Apaga la lámpara Yuri, por favor - Ivka comenzó a empujar la pesada herrería hasta que, después de un chirrido largo, esta se abrió en su totalidad.

―Recuerda, no puedes esfumarte de mi vista ¿entendido? - se hizo a un lado para que Yuri pudiera salir a respirar aire fresco, el sol brillaba en lo alto pero a penas si sentía quemar la piel, el aroma de césped húmedo por la ligera llovizna de minutos atrás, todo un campo para que aquel niño fuera eso, un niño.

Estarían solos un rato, y quizá después podrían ir por algo de comer ya que aquel jardín, únicamente era una extensión de las areas verdes de la biblioteca pero alejada de las oficinas centrales ―Ayúdame a cerrar la puerta, regresaremos por allí cuando sean las siete ¿trato? -


It is better to remain silent at the risk of being thought a fool, than to talk and remove all doubt of it

No innocence left:

Ivka Tolstoya
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 24
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 01/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lesson one: remember how to be a child --> privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:00 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.