Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 15/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Notas de un traficante y esclavista.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Notas de un traficante y esclavista.

Mensaje por Sam K. McCruzott el Lun Feb 22, 2016 10:53 pm

El Inicio de todo negocio
El trabajo de un burdelero que vende a sus mujeres por buen dinero nunca acaba, porque cuando va por la vida haciéndose buena fama, siempre llega clientes nuevos con nuevas exigencias y una de esas es para viejas de clase alta, aquellas mujeres que no son bien atendidas por sus maridos y buscan algo de acción, algo de rudeza, fuera de lo cotidiano ¿por qué no van al burdel? Porque son viejas finas de aquella clase tan rimbombante, de esas que farfullan y farfullan y humillan a otros, pero no saben que lo que quieren es alguien con manos rudas que les quite ese control y solo sean lo que todas las mujeres son, putas salvajes.

Y, hay que ver que algunas mujeres son osadas, unas putas osadas, qué se creen? Dueñas del mundo y de los hombres, acaso no ven que están para servir y nada más, para abrir su puta boca y chupársela a los hombres que se la pongan delante, porque no saben hacer nada bien hay que amaestrarlas hasta en esas labores tan fáciles, pero claro siempre responden con “el tiempo me da la puta práctica, tenme paciencia” paciencia los putos calzones de la virgen.

Al final con las mujeres no se puede mostrar clemencia ni paciencia porque se te guindan de los gemelos solo para joderte la vida, mano dura es lo que necesitan y en el burdel es lo que tienen, por eso siguen yendo a parar ahí, aunque claro algunas no lo hacen por voluntad propia, pero siempre les termina gustando.

Cínicas son las mujeres


avatar
Sam K. McCruzott
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 77
Puntos : 44
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Notas de un traficante y esclavista.

Mensaje por Sam K. McCruzott el Dom Oct 23, 2016 10:19 pm

Comenzando el Oficio
Todo hombre que se dicte de ser buen comerciante, sobre todo en los negocios de la compra y venta del placer, ha tenido por lo menos la parte de haber estado dentro de ese mundo no como los objetos a vender si no por parte propia, como se diría, con voluntad y poder de entrar y salir de esas acciones. Al menos así se puede explotar mejor a la mercancía que llega a las manos de uno. Lo que uno puede sacar de esa “experiencia” suele ver con los castigos, ya que siempre son buenos a la hora de corregir a aquellas que se quieran pasar de vivo, si lo que uno aprende son las mañas del oficio y con eso ya se puede hacer uno una idea al final.

Al inicio el negocio no es tan grande, el primero burdel que tengo es pequeño y casi un antro de última categoría, las prostitutas al parecer resultan ser las más feas del lugar y poco agraciadas sexualmente, es un desperdicio de tiempo y dinero, así que comienzo mejor a expandir el negocio a otros horizontes, mejor dicho a otras tierras, aunque por esas carnes viejas y magulladas no dan mucha pasta, pero al final comienzo a entender ese pequeño mundo, dándome la oportunidad de expandir mis horizontes.

Poco a poco el negocio va cambiando así como la mercadería que se oferta, se varía y desaparece luego de un tiempo mientras ingresan nuevas al burdel; lentamente voy haciendo algo de reputación entre ese mundo oscuro y negro que se oculta, pero que todos tratan de entrar por la paga y por qué por el hecho de hacer negocios más productivos y así poder deshacerse de lo que no sirve

Al menos para algo deben servir al final


avatar
Sam K. McCruzott
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 77
Puntos : 44
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Notas de un traficante y esclavista.

Mensaje por Sam K. McCruzott el Vie Dic 23, 2016 6:20 pm

Al parecer, tengo al lado a una 'intocable' según ella misma se describe. Tiene ese lujo del que casi todo el mundo carece que le permite ahorrarse cualquier tipo de explicación ante quien sea. Pero está equivocada en algo, y no tardo en hacérselo saber. — ¿Pánico? Para nada. No era miedo. O al menos no del todo. Tan solo quería salir de ahí. Y no hay muchas salidas de un tren en marcha. — Recalco manteniendo el ritmo de la caminata que llevamos hasta ese momento. Esquiva mi pregunta de manera poco sutil, dejando la pelota en mi tejado.
— Tengo que hacer un recado para recoger mis cosas. Luego... No lo sé. — Simple y conciso. Por un segundo, al pensar en mi arco, casi creo poder acariciar su cuerda con el dedo índice. La punta de una flecha... Casi tan punzante como sus nuevas palabras.
Es algo que no me sorprende. Antes o después tenía que preguntar, es lógico. Pero joder, ¿Ya? ¿Ahora? Tomo aire, intentando escoger las palabras adecuadas para contarla que... Espera, ¿Vas a contárselo? ¿Así, sin más? Sí. Es precisamente lo que voy a hacer. Ha demostrado ser de fiar, por ahora. Además, de vez en cuando tampoco viene mal soltar algo de carga. Con lo cual... Sin parar un segundo, la miro de lado, como si sus ojos pudieran darme la respuesta que ella misma espera. — Es complicado... Si te ríes, juro que no saldrás de aquí para contarlo. — "Bromeo." — En determinadas ocasiones puedo... Escucho a alguien. A veces son susurros apenas audibles, otras gritos que parecen querer hacer explotar mi cabeza.— Comienzo a explicar, devolviendo la mirada al frente.


avatar
Sam K. McCruzott
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 77
Puntos : 44
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Notas de un traficante y esclavista.

Mensaje por Sam K. McCruzott el Jue Mar 23, 2017 6:12 pm

Comenzando el Oficio
”La carga viene este fin de semana.”

Así comenzó la nota, aun era un inexperto mozuelo en un mundo de tiburones y gordas matronas que sabían del oficio, pero poco a poco me haría campo en ese negocio y que mejor que trabajar con los hombres más crápulas de esta vida, los mercaderes de barcos, ellos podían traer un buen cargue de mujeres de todas partes y enviarlas a otros lugares, era el mejor negocio y así uno puede ir renovando las mercancía, siempre y cuando uno tenga cuidado con la ley que de vez en cuando se da sus bajadas en los muelles.

Tenía que apurarme, estaba a punto de recibir mi primer cargue de mujeres traídas del sur de las américas, con algunos negros para trabajar y venderlos luego, quizás también en el prostíbulo. El corazón late tan fuerte que te ensordece por la adrenalina del momento, nadie sabe lo que es vivir en ese mundo y jamás podrán experimentarlo. El ver llegar al barco, esperar que todo se apague y por ultimo casi a las horas de la madrugada abrir esas zonas ocultas de los barcos y ver la mercancía, valorarla, tasarla y para luego llevarla al burdel a inspeccionarlas con más detalle todo eso antes del amanecer, uno trabaja contra reloj y la emoción de ser atrapado es l mejor.

Se que soy iniciante y no tengo bueno ojo para estas cosas, pero, las que escogí para el burdel tienen buena pinta y las para vender como esclavas en casas de ricos, si, era buen negocio. De todo el embarqué me quedé con diez, seis a prostituir y los otros cuatro para vender como animales de carga.



avatar
Sam K. McCruzott
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 77
Puntos : 44
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Notas de un traficante y esclavista.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.