Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Sacrifice Theory [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sacrifice Theory [Privado]

Mensaje por Klaus McQuoid el Vie Mar 04, 2016 6:21 pm

Sumido en el asombro, he escrutado desde los ventanales
Las macilentas praderas del entorno.
(H.P. Lovecraft)



—¡No me cuestiones mierda! Yo sé lo que hago... —Exclamó un hombre, casi encovardo por el efecto del alcohol en su cuerpo—. Deja, ¡no necesito nada! Puedo seguir adelante yo solo.

—Maldito terco. ¡Deja que te ayude! Somos compadres —le replicó el otro que intentaba ayudarlo, pero sólo recibió un manotazo en la cara.

Klaus observaba la escena con interés, causándole ésta, suficiente gracia como para mantener una sonrisa en los labios. Ambos hombres estaban completamente ebrios e intentaban ayudarse mutuamente, a pesar de estar casi arrastrándose de lo borracho que estaban. Se mantuvo apoyado en la barra, bebiendo poco a poco su whisky. El lugar estaba abarrotado de sujetos como aquellos, a los que el inquisidor miraba sólo por puro entretenimiento, no pudiendo evitar reír cuando uno de éstos maniobró para alzar al otro y terminaron cayendo ambos al suelo. Uno de ellos, el más robusto, se percató de que Klaus se burlaba de ambos y como pudo se alzó para confrontarlo.

—¿Qué? ¿Te parece muy divertido? —Preguntó el tipo, haciendo el intento de caminar. Pero apenas dio un par de pasos.

—No, para nada. Sólo me acordaba de algo gracioso... Bonne nuit —le respondió Klaus, alzando su vaso y retirándose de inmediato.

Había sido descubierto y eso ameritaba que debía cambiar de lugar. Ya conocía a esa clase de hombres, cuando bebían, las neuronas dejaban de funcionarles y no les importaba irse de las manos con cualquiera. Klaus no gustaba de gastar energías, ni palabras, en esas situaciones, ya bastante tenía con ser inquisidor. Así que, prefirió ignorar las palabrotas del borracho yendo a parar a un extremo de la taberna, para poder terminar tranquilamente su trago. Estaba agotado, pero dormir no estaba en sus planes, no lograría conciliar el sueño tan fácilmente; además, tenía un par de misiones en mente y aunque no fuera un soldado, se incluyó en la lista. Había un interés muy personal en dicha travesía.

Se quedó ensimismado en sus pensamientos, sacando conclusiones que carecían de toda lógica. Volvió a pedir otro whisky y entre el hedor del tábaco y el alcohol, desvió la mirada de su bebida y observó a alguien conocido a varios pasos de distancia de donde él se encontraba. Frunció el ceño y se dirigió entonces hacia donde estaba aquella persona. No entendía que hacía Zlatan ahí a esas horas. Sabía que le gustaba frecuentar el burdel, pero muy rara vez iba a la taberna. Klaus se sintió invadido por la duda y un escalofrío recorrió su espalda. Mientras avanzaba, creyó ver que un animal de gran tamaño se le abalanzaba encima, sin embargo, al parpadear, se dio cuenta que era una simple ilusión.

—¡Zlatan! —Exclamó, notablemente alterado por aquella visión espectral que había tenido—. ¿Qué haces aquí?




I just...:


Klaus McQuoid
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrifice Theory [Privado]

Mensaje por Zlatan Hadžić el Miér Mar 16, 2016 12:10 am


“No matter where you are, you're always a bit on your own, always an outsider.”
― Banana Yoshimoto, Goodbye Tsugumi


El ejercicio de las lágrimas resultaba fútil después de todos esos siglos. El consuelo de las meretrices, un placebo cuyo efecto cada vez duraba menos. Su vida y su inmortalidad se erigían frente a él como sinsentidos, y era cuando más desdichado se sentía. Miraba a su alrededor y se daba cuenta de lo solitaria de su existencia y que, si daba un paso más, sería caer todavía más bajo. No es como si se caracterizara por alzarse perenne y triunfante. En la puerta del burdel, dos chicas, demasiado jóvenes, le pareció, lo invitaron a pasar con sensuales movimientos de manos y caderas. Estuvo tentado a hacerlo, ¿qué debía ser diferente? Nada, creyó. Conocía a una, había estado con ella antes y ella pareció alegrarse de verlo ahí, y Zlatan no supo cómo sentirse con eso.

Al final, disculpándose, cómo iba a ser si no, les dijo que en otra ocasión sería. Dio media vuelta y en lugar de regresar a casa, vagó por la zona hasta que la algarada de una taberna llamó su atención. Siempre espectador, nunca partícipe, tomó un sitio al fondo, donde no era más que una sombra. Pidió una botella del mejor vino de la casa, que no era de muy buena calidad, de todos modos y se estuvo sirviendo en una copa con calma. Como si temiera regresar al abandono de su hogar. Por largos minutos estuvo así, sin interactuar con nadie y alzando la vista de vez en cuando, cuando una trifulca entre borrachos merecía su atención.

Siempre se había sentido un forastero. Con esa forma de ser suya, jamás había logrado pertenecer a ningún sitio. Luego vino la inmortalidad, que lo aisló aún más. Más tarde, la herencia musulmana significó un estigma en medio de una institución tan arraigadamente católica. No supo si esa era la maldición que iba a cargar hasta el final de los tiempos, o tenía una habilidad muy especial para llegar a los sitios donde estuviera más fuera de lugar.

Se sirvió un poco más de aquel vino espantoso y aunque su mirada morena se quedó fija en un par de borrachos que luchaban por mantenerse en pie, su mente estaba muy lejos, en otro tiempo, en otro punto geográfico. Así que cuando escuchó su nombre, parpadeó un par de veces, como para acomodar sus ideas. Sonrió con ese gesto tan suyo que no importaba cuanta dicha tuviera, no dejaba de verse melancólico. Se puso de pie.

Klaus —musitó e hizo un ademán para invitarlo a su mesa—. Yo… ¿qué haces tú aquí? —Reviró la pregunta aunque sabía que era más común que su joven compañero estuviera en un sitio como aquel.

Para alguien constantemente azorado por las situaciones de la cotidianidad como Zlatan, encontrar personas con las que se sintiera cómodo era raro y por ello lo apreciaba. Klaus poseía cualidades que el médico valoraba, además, existía en él un sutil anhelo por el pasado que le recordaba a sí mismo. Siempre le había agradado, y por ello le alegró topárselo en ese sitio. Tan azaroso y tan desencantado como cualquier otro rincón en París.

Creí que estarías inmiscuido en alguna misión —bajó la voz un poco, aunque realmente nadie les estaba poniendo atención—. Siempre has sido más de acción que yo, no sé qué haces de este lado. Pudiste ser un gran espía o soldado, incluso —halagó con sinceridad. Aunque en apariencia no era mucho más viejo, los siglos le pesaban y solía mostrarse paternal con su colega.

¿Quieres? No te lo recomiendo, pero es lo que hay —tomó la botella de vino y la levantó ligeramente—. Veo que vienes alejándote de los problemas —con el mentón señaló a los borrachos que antes habían increpado a Kalus—, pero me intriga más saber qué hacías aquí para empezar.


Kiss me, you're beautiful - These are truly the last days:


Zlatan Hadžić
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 20
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/02/2016
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrifice Theory [Privado]

Mensaje por Klaus McQuoid el Dom Mayo 15, 2016 1:52 am

De no ser por la terrible historia de su familia, de seguro no estaría ahí; tampoco hubiera conocido a Zlatan. Pero los designios del destino no podían evadirse por los mortales, las sentencias del tiempo se cumplían como tenían que ser y no como los hombres deseaban. Nadie podía hacerle frente a las barreras del cosmos; ningún humano, animal o criatura abismal, era quien para juzgar al hilador de la vida. Klaus no podía escapar de lo que era, de su origen, y mucho menos de su extraña misión. Por eso, en vez de luchar contra ésta en vano, decidió cumplirla con paso firme, aliándose a sus enemigos de ser posible y sacrificando valiosas horas de sueño para que las piezas del rompecabezas encajaran adecuadamente.

Apenas logró deshacerse de la oscura visión; había quedado aturdido, y dada su condición como brujo, no ignoró el sentimiento abrumador que lo invadió en ese instante, cuando se dirigía de buena gana a un conocido. El desvelo, junto con el licor, parecían jugarle una mala pasada, pero eso no impidió que cambiara de opinión con respecto a los planes que tenía en mente. Klaus era un hombre testarudo, que cuando se empeñaba en algo, no había fuerza alguna que lo hiciera cambiar de opinión. Y si aquello tenía alguna relación con el pasado familiar, menos desistía, así tuviera que arriesgar su propia vida, tal y como lo hizo su hermano Sigmund en las montañas de la vieja Irlanda.

Cuando por fin retomó el control de su mente, ignorante de la mayoría de las palabras pronunciadas por su compañero, bebió por completo su whisky, para intentar hilar de manera lógica la conversación, si tener que verse como quien no hace caso a los comentarios de su interlocutor.

—Es extraño verte por aquí, este lugar no es muy de tu gusto —habló finalmente, sin tener que alzar la voz, pues, siendo Zlatan un vampiro, no era necesario—. ¡Jah! ¿Esos de ahí? —Terminó riendo al ver de soslayo a los dos borrachos de quienes se estaba burlando minutos atrás—. Sólo espero que nosotros no terminemos en las mismas condiciones... Sería vergonzoso.

Dejó escapar un pesado suspiro, recordando apenas lo que había escuchado. Zlatan siempre le recalcaba que debía ser soldado o espía, que estaba capacitado para ello, y si bien, tenía razón, Klaus no tenía sinceras intenciones de ayudar en la inquisición. Sólo se unía a las misiones que a él se le venía en gana y luego, continuaba haciendo sus propias averiguaciones en la Biblioteca, buscando registros sobre la traición de Ludovic.

—Como he dicho antes, no estoy tan interesado en pertenecer a esos grupos. No siempre me apatece ir de "cacería". La mayoría de las misiones que cumplo, me las tomo muy personales —respondió con simpleza, tomando la botella de vino y sirviéndose un poco—. No he podido dormir bien las últimas noches. —Confesó—. Mi cabeza es un maldito rompezabezas. No, eso no. Es un laberinto... Por más que intento hallar lógica a esos sueños, retorno al mismo lugar. Por eso es que estoy aquí. Necesito ahondar más en todo este asunto, Zlatan, o terminaré volviéndome loco.

Guardó silencio unos segundos, quizás muy largos, quizás muy cortos; para como se encontraba su mente en ese momento, el tiempo carecía de lógica y no era tiempo realmente.

—Me he alistado en la cacería de un grupo de cambiantes. Según dicen los rumores, ellos tienen algo que es "valioso"; no sé, tal vez, información relevante. Y cuando su Santidad anda interesado en estas cosas, es por algo. Me interesa saber qué es antes de que los lleven a Roma —expuso claramente sus intenciones, bebiéndose casi todo el vino que se había servido. No estaba del todo seguro si aquello tenía que ver con su familia y sólo había forma de averiguarlo: tenía que ir a enfrentar la verdad por sí mismo.



I just...:


Klaus McQuoid
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrifice Theory [Privado]

Mensaje por Zlatan Hadžić el Lun Jul 11, 2016 11:08 pm


“People find meaning and redemption in the most unusual human connections.”
— Khaled Hosseini


Se encogió de un hombro, restándole importancia. No queriendo ahondar en sus propias motivaciones para estar en un lugar como aquel. Klaus lo sabía, sabía que era más propenso a otro tipo de lugares. Zlatan era alguien demasiado consciente de sí mismo, a veces incluso podía sentir la frialdad de su piel atravesarle como espadas, o la sed de sangre inundarle la boca con regusto a hiel, y por ello mismo, prefirió simplemente escuchar; su acompañante inesperado, no obstante, pareció distraído. Siempre lo había visto algo distante, y el sarajevita podía entender y respetar eso, sin embargo, aquello se había acentuado recientemente.

Rio de buena gana, con esa melodía nostálgica que recordaba a los Balcanes y sus guerras y sus leyendas; negó con la cabeza también al tiempo que se servía más vino. Dada su condición, resultaba más resistente al alcohol, además, éste no era uno de sus vicios. El único que realmente tenía eran las mujeres, ni siquiera amantes, sino prostitutas, las más rotas y las más tristes; un bálsamo a un sopor que no lograba entender del todo pero al que, a base de soportarlo, se había acostumbrado.

¿Y crees que el alcohol te va a ayudar a aclararte? No te estoy juzgando, sabes que no, sólo lo encuentro peculiar —al fin habló, mirando el vaso vacío, antes lleno de whisky, y ahora el vino que acompañaba a Klaus—. ¿No es eso, después de todo? Una cruzada personal, todo este asunto, no creo… —se detuvo—, olvídalo —rectificó—. Quiero decir, iba a mencionar que todos estamos metidos en este entramado por empresas personales, pero no es así —alzó el rostro y el juego de las sombras de la oscura taberna lo hicieron lucir más muerto que de costumbre—, he visto a compañeros nuestros, amantes de la doctrina, ciegos de fe, ser los más crueles —confesó y chasqueó—. ¿Quién soy yo para juzgar? Renuncié a mi fe original buscando redención —quiso reír, pero no lo logró. En su rostro quedó grabado sólo el intento como una vieja, casi desaparecida cicatriz.

En fin —suspiró—. Esta cacería debe tener pistas para tu búsqueda, o algo así de valioso. Sé que no vas en pos de algo de este tipo sólo por hacerlo. Sólo espero que encuentres lo que estás buscando —Zlatan no sabía el qué, Klaus nunca se lo había dicho. Tampoco se sentía con derecho a preguntar. Quizá por eso se llevaban bien, por la discreción inherente al vampiro.

Timidez, determinación estúpida o simple confianza, podía ser nombrada como uno quisiera y sería la correcta.

Sólo te cuidado. Eres bueno, muy bueno y lo digo en serio, no dejes que la revancha personal manche lo que eres o has conseguido —bebió de nuevo de la copa aquel horrible vino. Ese era él, sobre todo cuando se trataba del hechicero. No quería inmiscuirse de más, parecer entrometido, pero no podía evitar ofrecer su consejo.

No esperaba que Klaus lo siguiera, o recordara. Zlatan ni siquiera estaba seguro de que fuera de hecho el mejor consejo. Estaba en su naturaleza. Retribución para redimirse. Regresar algo al mundo al que le arrebató tanto, sin ver que esa deuda hace mucho que había quedado saldada.


Kiss me, you're beautiful - These are truly the last days:


Zlatan Hadžić
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 20
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/02/2016
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrifice Theory [Privado]

Mensaje por Klaus McQuoid el Lun Ago 15, 2016 11:47 pm

Ser inquisidor no era sinónimo de bondad y mucho menos de justicia. Todo lo que rodeaba a aquella odiosa institución era un teatro enfermizo de mentiras e intereses burdos de líderes corruptos. Klaus estaba consciente de ello, y muchos ahí dentro también lo sabían. Pero los propósitos personales eran más fuertes que cualquier barrera de principios; éstos eran la razón que lo conducían a permanecer ahí, atado a normas estúpidas y misiones completamente indignantes. Por suerte, y ya conociendo a lo que se enfrentaba, pues su hermano mayor había sido un notable inquisidor, Klaus decidió mantenerse en un grupo tranquilo y reservado. Los Bibliotecarios tenían una labor importante y un tanto arriesgada, pero alejada de todos los vicios de las demás facciones; eso era una significante ventaja para poder cumplir con su misión de vida sin levantar demasiadas sospechas. Sólo un par de veces solía postularse a otro tipo de misiones, y lo hacía por el hecho de que ésta tuviera algo que pudiera ofrecerle información relevante.

No solía confiar en otros miembros, salvo en Zlatan. Quizá porque había visto en él a una persona transparente, a pesar de su pasado marchito y la notable pesadumbre de su espíritu. Klaus veía en él a un hermano mayor, alguien a quien contarle sus miedos sin sentir vergüenza o temor a ser engañado. Por eso, justo en ese momento, apreciaba que estuviera ahí, cuando su memoria comenzaba a hacerle una mala jugada y el alcohol no parecía ayudar mucho.

—Ya sé que no lo hará, pero… —dijo en voz baja, un tanto apenado por su debilidad—, a veces calma mi ansiedad. No es la mejor opción, sólo es la única que me ha funcionado cuando estoy solo. —La palabra cruzada erizó su espalda e hizo que su corazón latiera más rápido. Cada vez que la escuchaba no reaccionaba de buena manera, y al parecer, Zlatan pudo darse cuenta de ello—. Una cruzada…

Al caer en cuenta que había repetido la palabra, mientras estaba ausente en sus miedos, sacudió su cabeza y volvió a servirse más vino. Bebió un poco, sólo para pasar la extraña sensación que lo había dejado pasmado.

—Yo no los llamaría compañeros —replicó con cierta molestia—. Ellos son capaces de traicionar a un amigo, a un hermano, y hasta a su propia madre, por una fe errónea. Esos… esos son lo que la Inquisición dice; son débiles de espíritu y sentencian a otros para poder sentirse buenos en algo. —Exhaló, golpeando la mesa con el puño cerrado—. ¿Cuánto tiempo más tendremos que estar así? Esto se convierte en algo muy cercano a lo que debe ser realmente el infierno. Y no te malinterpretes, no juzgas mal. Sólo eres un hombre más buscándole sentido a su existencia.

Volvió a callar, quedando un silencio sepulcral entre ambos, como si se hubieran aislados a sus pensamientos de un momento a otro, pensando en sus propias batallas personales. Klaus volvió a beber vino, meditando las palabras de Zlatan, quien parecía aún más distante que él. Colocó una mano en su hombro para poder llamar su atención.

—Aunque esta misión no me lleve a las pistas necesarias para mi búsqueda, no me rendiré. —Apartó la mano y le miró con una sonrisa—. Creo que hay algo que nunca te conté. Siempre hablé de una venganza familiar, de un hermano sacrificado y de un viaje a las montañas irlandesas; pero jamás revelé demasiados detalles —mencionó, refregándose el rostro con las manos—, porque en ese entonces no estaba seguro de hablarlo con alguien. Puedes pensar que estoy loco, y sí, quizá lo estoy. Y toda es locura se debe a mi estirpe, a mi sangre… a la sangre de los Merovingios. A la sangre de templarios. Creo que yo no poseo un alma, sino muchas; muchas dentro de un mismo cuerpo que controlan a un mismo hombre. No sé cómo no estoy del todo demente…




I just...:


Klaus McQuoid
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 32
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 06/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrifice Theory [Privado]

Mensaje por Zlatan Hadžić el Dom Sep 25, 2016 11:26 pm


“We are like islands in the sea, separate on the surface but connected in the deep.”
― William James


Comenzó a creer que, a pesar de que ambos se llevaban bien, mucho mejor que con cualquier otro miembro de la inquisición, él no era la mejor compañía. No era alguien sumamente optimista, al contrario, aunque riera o dijera algo positivo, siempre había una tristeza inherente que lo cubría todo, como el manto de una parca o un eclipse permanente. Suspiró. Clavó los ojos en Klaus, tan joven y tan lleno siempre de sorpresas; le admiró eso. Ni en vida él se consideró interesante, así que veía en Klaus mucho de lo que él no consiguió, o iba a conseguir jamás. ¿Envidia? Quizá, una poca. Sonrió después, sin responder, tenía razón, difícilmente podían llamarse compañeros entre ellos, pero Zlatan era conciliador por naturaleza y prefería la diplomacia. Quizá haría un buen gobernante, si de entrada no estuviera claro que el poder lo abrumaría.

Con el golpe, Zlatan miró a su alrededor, no quería llamar la atención de alguien indebido, por fortuna, parecían los más cuerdos en ese lugar.

Se quedó meditando, en eso y en muchas cosas más. Era un hombre con demasiadas cosas en la cabeza y todo pensamiento le resultaba doloroso. Una tortura. Dio un respingo al sentir la mano de su acompañante sobre su hombro y lo miró. No había dejado de prestar atención, pero por un segundo navegó mares distintos. Correspondió la sonrisa y le alegró escuchar algo así. Era todo lo que él no podía ser, sólo lo comprobó. Abrió la boca para decir algo, pero Klaus continuó y temiendo que al interrumpirlo jamás volviera a contarle aquello, guardó silencio. Pero esta vez sus ojos oscuros se mantuvieron atentos al rictus del hechicero, a su boca, a cómo cada palabra era soltada de ese par de labios. Asintió nada más, para invitarlo a proseguir.

Escuchó con detenimiento. En algún punto comenzó a entornar la mirada, intrigado más que otra cosa. Guardó silencio una vez que Klaus hubo terminado, pero fue breve.

No creo que estés loco. No soy el más viejo de los inmortales, pero he visto muchas cosas, así que ya no pongo en duda nada —respondió al fin, con voz queda y algo monótona, pero era sólo porque estaba tratando de encontrar el modo de continuar. Se acomodó en su asiento, recargándose en el respaldo de la silla y cruzando la pierna. Una elegancia envidiable salió a relucir, misma de la que el propio Zlatan decía carecer—. ¿Eso es lo que buscas? ¿Respuestas a… algo que ya sabes? —Reflexionó, frunciendo el ceño. No, la búsqueda de Klaus debía ser otra, aunque relacionada.

Tomó su copa y se mojó los labios con lo que quedaba de vino.

¿Esas almas están en pugna? ¿O todas buscan lo mismo? Quizá son ecos… que tus vidas anteriores dejaron, pero que están ahí —sonrió—. Como te dije, he visto muchas cosas y la gente con tu poder siempre ha llamado mi atención. Alguna vez conocí un hechicero judío en Praga, que adolecía de lo mismo, o de algo muy parecido al menos. El problema con él es que de hecho perdió la cordura —su voz fue perdiendo fuerza y volumen—. No me gustaría que ese fuera tu desenlace. No sé si pueda ayudarte en algo, mi única habilidad real es curar enfermos y saber cosas —rio. Era bastante, pero él lo veía como muy poco, y de muy poca ayuda.


Kiss me, you're beautiful - These are truly the last days:


Zlatan Hadžić
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos : 20
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/02/2016
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrifice Theory [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:25 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.