Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Simple y Sencillo / Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Amy Defoe el Mar Mar 08, 2016 9:49 am

 Y el cielo se puso de color rojo intenso cuando la muerte fue el final,  Laura murió en manos de aquellos hombres que querían quitarle su corazón para obtener un mundo mejor. Todo se nublo por completo las nubes anaranjadas comenzaron a llorar y la lluvia se intensificó cuando el cuerpo de Laura cayó en el manto de césped tiñendo todo de un color rojo carmín… –  mi voz sonó como si de una muerte real se tratara, ahí estaba yo concluyendo con mi historia para los niños, bueno ellos no eran tan pequeños sino más bien de mi edad, era primera vez que les contaba a ellos historias, ya que mi historias siempre eran para los infantes (de 5 a 10 años) – El viento comenzó a correr trayendo consigo los aromas de las violetas que tanto le gustaban a la niña que al ser cubierta por ese aroma su cuerpo se levantó y estirando los brazos  a la lluvia y el viento hicieron que se desvaneciera por completo… y en ese momento  del suelo brotó un rosal color rojizo con tintes violetas, ahí el rey mandó hacer un altar en honor a su hija, la del buen corazón.  los aplausos se intensificaron, mis cuentos no tenían mucho sentido pero me craneaba la cabeza para que sonaran a veces terroríficos, dulces, tristes, alegres, en fin ningún cuento lo repetía dos veces porque eran historias que se me ocurrían en esos momentos, pensé un instante mientras acudía con Jeanne, ¿Es necesario que tengan sentido?  – le pregunté a lo que ella me dio una larga charla por sobre como contar las historias, pero la mayoría de las cosas ya las sabia. 

Fui hasta donde los niños esperando que me hubieran dejado algo de comer a lo que me encontré con el plato lleno de migajas, suspire y sin reclamar las junte guardandolas en mis bolsillos, ya era hora de irme al refugio y de ahí al mercado para vender algunas cajitas musicales que me había robado, necesitaba dinero así que sacrificaría  tres de mis cajas de música. Salí de la corte de los milagros con la frente en alto intentando pensar en mi próxima historia, quizás iría a la biblioteca a ver algún libro, eso si es que me dejaban entrar a ese lugar. Suspire y seguí mi camino por los callejones de la ciudad, me los conocía mejor que a mí mismo rostro, sabia en qué lugar estaba aunque fuera con los ojos cerrados. 

Doble en una esquina y unas damas bien vestidas me pasaron a llevar –  ¡Hey! Tengan más cuidado- les dije y seguí mi camino balbuceando – Todo porque tienen esos trajes, esos vestidos… hay sí, si se ven tan bellas – comencé a burlarme de ellas mientras yo caminaba con dirección sur, recogí mi cabello en una coleta mirando mi reflejo en un ventanal inmenso, me detuve por completo y logre verme, mi cabellera tomada, hacia que mi rostro se viera fino, sin maquillaje, sin nada, mis ropajes el de cualquier niño, unos pantaloncillos que no eran de mi talla y estaban afirmados con un cordel de zapatos, arriba una camisa amarillenta antes era blanca, que le había hecho unas costuras para que se ajustara a mi delgada figura, mis zapatos uno de un tipo y el otro totalmente diferente. Me quedé ahí mirando, pensando en lo que era, en lo que veían los demás, sentí una angustia tremenda… y solté mi cabellera, escuche unas risas del otro lado y note que detrás del cristal había unas damas del buen vivir riéndose de mí, les saque la lengua y les hice unas vulgaridades y continúe mi camino, pensando. Necesitaba ir donde los niños al orfanato ahí me sentía segura… Sin más comencé a caminar, con la mirada en el suelo ya en ese momento no me importaba nada. Los vestidos no se hicieron para que una niña como yo los ocupara, pensaba mientras metía en mi cabeza la idea que a final de cuentas lo que importaba no eran las apariencias sino lo que uno era como persona ¿Cómo era yo? Deje que mis hombros parecieran abatidos, realmente tenía de los dos polos… una ladrona, trabajadora, encantadora, cuentacuentos, vendedora de manzanas no era lo mejor del mundo pero… eso era yo… no necesitaba de vestidos ni cosas caras… me conformaba con lo simple y sencillo, repetí lo último varias veces Simple y sencillo , no necesito de esos vestidos para que… no los necesito… mi ropa es cómoda y cómoda tome aire contuve la respiración unos segundos y seguí caminando… 







Manzanas Ricas Manzanas:



Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 134
Puntos : 127
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Fagan el Mar Mar 15, 2016 10:43 pm

Con la espalda apoyada contra una pared, Fagan observaba con atención a las personas ir y venir. Era uno de esos días en los que terminaba temprano sus obligaciones y sin más que hacer, se ponía a caminar por las calles ya algo olvidadas de París. Regresar a aquel sitió después de todas las desventuras amorosas vividas no era para nada sencillo, para el lobo era prácticamente imposible andar cerca de lugares donde alguna vez estuvo con Saskia, algo que reducía sus sitios para visitar y distraerse; esos detalles eran de hecho el motivo por el que estuviera solamente ahí, inmóvil y expectante a lo que sucedía a su alrededor.

París era una ciudad peculiar. Existían momentos donde se podía ver e incluso creer que nada espectacular sucedía y sin embargo, la ciudad poseía un lado oscuro, uno donde las pesadillas o los sueños se volvían realidad convirtiéndolo todo en una maravilla; con todo y eso, el licántropo se encontraba observando una ciudad demasiado tranquila para su gusto, siendo ese el motivo por el que la visión de una muchacha en pantaloncillos haciendo señas contra las mujeres dentro de una tienda llamó su atención. Si no mal recordaba, aquella muchacha se dedicaba a contar cuentos a los chiquillos en las calles y ¿Cómo lo sabía? Antes de haberse ido de París, Fagan se detuvo en una ocasión a escucharla y la verdad es que aunque los cuentos no eran conocidos, eran bastante entretenidos.

Ignorando toda la desagradable situación que la chica acababa de enfrentar con el grupo de mujeres que salía de la tienda de vestidos, Fagan comenzó a seguirla, escuchando al pasar cerca del grupo de damas, como es que todas hablaban de manera desfavorable del atuendo de la joven, dejándolas ver ante el lobo con unas desconsideradas que carecían de sentido común. ¿Cómo podían juzgar tan severamente a alguien que de manera evidente no gozaba de una situación económica favorable? Dejando de lado entonces a las desconsideradas y poco pensantes damas, el licántropo siguió los pasos de la chica, pensando que se dirigía a un sitió donde contaría uno de sus famosos cuentos, nada más alejado de la realidad pues el cuento del día, ya había sido contado.

Siguiendo los pasos femeninos por cerca de dos calles, Fagan comenzaba a desesperarse. Con cada paso se acercaban más a una de sus zonas de visita prohibida, siendo ese el motivo de que decidiera darle alcance a la chica, alcanzando a escuchar sus palabras antes de interrumpirla.
¿Irás a algún sitio a contar un cuento? – la pregunta fluyó de manera natural, del mismo modo en que sus ojos recorrieron las ropas femeninas al ya estar mucho más cerca – Y me agrada más tu ropa que la de todas aquellas mujeres, sus malas actitudes opacan todo lo bello que un vestido llega a ser – asegurar eso no era necesario, aún así, le nació hacerlo.



La soledad en sí misma puede ser peligrosa

Fagan
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 26
Puntos : 21
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 31/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Amy Defoe el Vie Mar 18, 2016 10:58 am

Abrí mi morral buscando unos francos que tenia para comprar un  pan, los demás francos los había dejado en mi casa tenía que ahorrar para comprar los materiales que me hacían falta para el techo de mi casa improvisada y me faltaban unas cuantas monedas y me gustaba ahorrar para comprar algo bueno a final de cuentas si seguía así algún día podría arrendar una pieza o un piso en algunos de los edificios del sector más vulnerable el mismo donde vivía actualmente pero de material sólido infle mis cachetes mientras seguía buscando en el interior del morral hasta que di con los francos, di un pequeño salto de emoción al menos tendría para comer en el día, seguí mi camino tratando de dejar atrás el mal rato con las monas y sus vestidos,  me detuve en una esquina para cruzar a la pastelería cuando escuche la pregunta del joven   abrí los ojos bien grandes y lo quede mirando un tanto sorprendida, luego escuche lo que decía sobre mi vestimenta y baje la mirada mirando mi propia ropa alce la mirada y no pude contener el sonrojar de mis mejillas, no me salieron las palabras de manera inmediata pues me había tomado por sorpresa – No… iba… yo – Dije y moví mi cabeza para despejar las ideas que tenia contenidas en mi mente – Hoy no me toca contar cuentos… los niños no salen hasta mañana para que me puedan escuchar – le contaba historias a los niños porque era una manera de abrir su imaginación y los niños del orfanato salían tres veces por semana a la ciudad para comprar víveres ahí aprovechaba yo para contarles cuentos, - En la mañana ya hice mi ronde de cuentacuentos – otro de mis trabajos en la corte de los milagros – así que por ahora no hay cuentos – levante mis hombros desviando la mirada hacia la pastelería, evitando toparse con sus ojos intrigantes nuevamente.


Iba a cruzar la calle cuando sentí aquello que llaman intuición – Pero puedo contarte un cuento si lo deseas – a final de cuentas día libre significaba hacer lo que quisiera y al parecer él era algo así como un admirador, la sola idea me hizo sentir incómoda así que llegue y cruce sin siquiera escuchar su respuesta, esto no me pasaba a mí, nadie nunca me había preguntado por mis cuentos ni mucho menos si los iba a contar llegue a la pastelería y me volví a encontrar con las monas y sus vestidos las mire con desprecio y me acerque a la persona que atendía con una enorme sonrisa le pedí – Quiero dos panes por favor – deje los francos encima del mesón y espere a que me los diera en una bolsa de papel – Ahí está la niña- niño – oí decir de una de las mujeres que ahí estaban, tomé mi bolsa y me gire para mirarlas – Ha! Ustedes creen que les siento envidia… alguien me dijo… Sus malas actitudes opacan lo bello de sus vestidos – les gruñí, y salí con la cabeza en alto de aquel lugar y con una sonrisa enorme en mi rostro había tomado las palabras del joven que me había hablado, ¿por ciento donde estaba? Comencé a mirar por todos lados buscándolo no había notado que el mismo entró a la pastelería junto a mi – ¿me estas siguiendo? Entrecerré los ojos mirándolo, evitando sus ojos de manera casual.



Di un paso y me puse frente de el – ¿Me llamo Amy y tú? – Vamos había que celebrar la victoria de sus palabras ya que habían sido la guinda de la torta, las monas del buen vestir habían quedado calladas luego de mis palabras y eso significaba que había dado en el clavo, o mejor dicho que aquel joven tenía toda la razón, por eso mismo él se merecía mi respeto…  y tal vez un cuento o una manzana… 







Manzanas Ricas Manzanas:



Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 134
Puntos : 127
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Fagan el Vie Abr 15, 2016 11:19 pm

Su aparición fue demasiado repentina, o al menos eso entendió al ver como la joven de los pantaloncillos se quedaba sin saber como responder ante sus palabras. Quizás llegar de una manera tan abrupta no era lo mejor, pero en la situación de Fagan era simplemente lo único que podía hacer, pues por nada del mundo pensaba llegar hasta sus zonas prohibidas, aquellas zonas que alguna vez recorriera con Saskia. La joven cuentacuentos sin embargo, encontró la manera de volver en si misma y ser capaz de articular frases completas, lo que quitó un peso de encima al lobo.
Es así… – suspiró al escuchar que aquel día no era día de cuentos. Que bien que le hubiera sentado al licántropo distraer su mente escuchando a aquella muchacha pero no había nada que se pudiera hacer y menos cuando ella aseguraba que su ronda de cuentos llegó a su fin por la mañana. Si tan solo la hubiera encontrado antes. – Es una lastima entonces, me he perdido de escucharte por hoy así que, tendrá que ser otro día – y lo sería, porque él no pensaba darse por vencido. Rondaría por las mañanas aquellos lugares donde ella pudiera estar, no iba a quedarse con las ganas de escuchar un cuento, por más ridículo que fuera que un adulto quisiera oír cuentos para niños.

Dispuesto entonces a volver sobre sus pasos y encontrar alguna otra distracción, la voz de la joven le hizo detenerse pero antes de que fuera capaz de responderle, ella ya se encaminaba en dirección a la pastelería. La manera de actuar de la muchacha era bastante peculiar, pues después de ofrecerse a contarle un cuento terminaba por alejarse, aún así, como Fagan no fue capaz de responder al ofrecimiento, la siguió. Al entrar tras de ella a la pastelería, el licántropo se percato de la presencia de las mujeres que antes se hubieran burlado de la ropa de la cuentacuentos. Las damas, si es que podía llamárseles así, comenzaron a hacer comentarios desagradables nuevamente y si bien al lobo no le agradaba meterse en asuntos ajenos, tampoco le gustaba la actitud de aquellas mujeres. Estaba por defender a la joven cuando la voz de ella hizo alusión a lo que Fagan antes le dijera. Una risita se le escapo cuando sin recaer en su presencia, la muchacha salió de la pastelería con la cabeza en alto, dejando al grupo de mujeres sin saber que responder y sumamente avergonzadas al ver como es que la niña-niño como la llamarán antes, las dejaba humilladas frente a él y al pastelero. Con educación, el licántropo dejó la pastelería, encontrándose con la mirada de la jovencita que rápidamente se alejó de la suya.

Se encogió de hombros ante la pregunta.
Me dijiste que podías contarme un cuento si quería, por eso es que te seguí – Amy, así se presentaba la cuentacuentos – Fagan y es un gusto conocerte Amy – lanzó una mirada al interior de la pastelería, desde donde el grupo de mujeres les observaba con curiosidad, como si fuera realmente extraño que ellos estuvieran juntos y hablando – pero más gusto me ha dado ver como pusiste en su lugar a ese grupo de engreídas – dijo sin despegar la mirada de la pastelería hasta que las mujeres dejaron de mirarlos, solo entonces volvió sus ojos a la muchacha – ¿Te gustaría que camináramos a otro sitio? – no quería tener que estar lidiando con las miradas curiosas y mucho menos que Amy escuchara más comentarios despectivos por parte de seres humanos tan repulsivos.



La soledad en sí misma puede ser peligrosa

Fagan
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 26
Puntos : 21
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 31/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Amy Defoe el Jue Mayo 05, 2016 2:26 pm

Victoriosa ante mi actuación  la sonrisa en mi rostro no me la quitaría nadie, pero el crédito no era solo mío, sino más bien de aquel joven pues solo había replicado sus palabras en defensa propias, yo tal vez le hubiera dicho alguna barbaridad y con eso me hubiera ganado no se quizás una noche en el calabozo o quién sabe. En ningún momento le sostuve la mirada al joven, no me gustaba que me miraran a los ojos mucho menos cuando estábamos en plena calle, además me gustaba no llamar la atención de las personas acomodadas, ya que así era más fácil robarles sin que se dieran cuenta.  – Fagan que nombre más extraño – dije mientras asentía con la cabeza y nos pusimos a caminar en dirección contraria a la que venía anteriormente. – Te contaré una historia solo si respondes unas preguntas – entrecerró los ojos mientras hacía  que mi cabeza formulara las preguntas de buena manera, digamos que era mi método de defensa ante Violadores - ¿Por qué un hombre con clase quiere escuchar historias de una niña? ¿Qué gano yo en contarte un cuento? – en realidad la última pregunta era la que menos me importaba, por el contrario la primera era la que me interesaba, mis cuentos eran dirigidos a niños a los cuales les permitía soñar e imaginar cuentos de fantasía, nada real… mi idea era simplemente sacarlos del diario vivir y mostrarles que no todo es como tiene que ser…


Hice una pausa entre la última pregunta para hacer otra - ¿No te molesta que te acompañe?  -  a muchos de la clase alta no les gustaba que la gente como yo les anduviera rondando, ya sea porque eso le podría bajar el perfil o porque podrían sufrir el robo de alguna de sus especies, al final todo era un puro egoísmo, seguí caminando mientras esperaba las respuestas - ¿Sabes que mis cuentos carecen de sentido? Cierto – tenía que asegurarme que el anteriormente me hubiera escuchado porque de lo contrario quedaría como una tonta frente a él. - ¿Me has dejado algún franco alguna de las veces que has oído mis cuentos? – esta  pregunta era de esas con pillerías, porque me daba lo mismo el hecho de los francos, porque no lo hacía con ese fin, sino con el fin de entretener a los pequeños…


Doblamos por varias esquinas mientras le escuchaba ante las respuestas que me daba, llegamos a una especie de plaza, no era la principal esta estaba más arruinada y se notaba que poco la cuidaban, en una de las bancas tome asiento mientras imaginaba que historia podría contarle al joven, normalmente siempre contaba algo que me había pasado mezclado con la fantasía que pudiera salir de mi cabeza, en  realidad era más difícil pensar en que contar que solo abrir la boca y dejar que las palabras fluyeran como siempre lo hacían, pero yo sabía porque lo hacía, el no quedar como una tonta era una de esas posibilidades, tenía que ser algo no muy elaborado ya que lo mejor de todo era lo simple y lo sencillo – ¿Preparado para un cuento?  - dije al fin mientras me levantaba de un salto de la banca y girando en mis talones intentaba ponerme seria- Había una vez… 







Manzanas Ricas Manzanas:



Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 134
Puntos : 127
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Fagan el Miér Jun 15, 2016 10:58 pm


Enarco la ceja y una sonrisa se asomo a sus labios, una que la muchacha aquella no podía ver al estar evadiendo lo más posible el mirarlo.
- Si, mi nombre no es muy común – observo nuevamente dentro de la pastelería al grupo de mujeres que ya ni siquiera se atrevían a girarse para contemplarlos – Creo que a mi madre le agradaba saber que tenía un hijo único en todos los sentidos – mencionó ponerle atención real a sus palabras. Un nombre era simplemente la manera de diferenciar a las personas y nada más que eso, una manera de poder presentarte a los otros y si bien esa manera de pensar le dejaba la opción de mentir sobre su nombre, la realidad es que a Fagan le gustaba el suyo.

Aceptada su propuesta de caminar lejos de donde se encontraban, ambos se encaminaron, no sin que antes la joven de nombre Amy pusiera ciertos términos para contarle al lobo un cuento. El licántropo no creyó que existiera la necesidad de asegurar a la muchacha que respondería sus preguntas, después de todo, de no haber pensado en hacerlo no se hubiese molestado en continuar avanzando a su lado. Las preguntas salían una tras otra y Fagan debió prestar mucha atención a cada una de ellas ya que deseaba responderlas apropiadamente. Ciertas preguntas hechas por Amy le hicieron pensar bastante mientras que otras, simplemente le hicieron reírse por lo bajo; y no fue sino hasta que el silencio se hizo entre ambos que el lobo supo que su momento de responder había llegado.
- La clase a la que pertenezco poco tiene que ver cuando se trata de cuentos, después de todo sé que te escuchan personas de todas las clases sociales, las he visto. Niños pobres y ricos sentados a tu alrededor escuchándote, al igual que sus padres o los cuidadores – sonrió – Desconozco los motivos de todas esas personas pero en mi caso, quiero escuchar tus historias porque son entretenidas y eres buena contándolas – hizo una pausa entonces antes de responder a la siguiente interrogante que Amy había hecho – Con respecto a lo que ganarías, puedo darte cualquier cosa que quieras además de mi sincera gratitud – y en lo último hablaba muy en serio pues la compañía de la muchacha desviaba sus pensamientos de las zonas prohibidas y del dolor que le significaba estar en París sin Saskia a su lado.

Enarcó la ceja desconcertado juntos antes de soltar una carcajada.
- Si me molestaras, ¿Crees que te hubiera seguido? – negó con firmeza – Apreció más tu compañía que la de personas tan desagradables como las mujeres de la pastelería – hizo una mueca – ni siquiera sé como pueden soportarse ellas mismas – carraspeó después de hacer aquel comentario que de cierta manera estaba un poco fuera de lugar – pero bueno, volviendo a tus preguntas. Sé muy bien que tus cuentos son diferentes aunque no creo que carezcan de sentido, al menos no del todo – sonrió entonces pensando en su respuesta a la última pregunta – Lo he hecho. He dejado francos para ti porque verdaderamente los mereces y mira que no digo eso de cualquier cuenta cuentos.

Los pasos de ambos les llevaron hasta calles más humildes, más solitarias pero sobre todo más abandonadas. Muchas personas de la clase alta huían de aquella clase de sitios pues temían ser robados en el instante menos esperado, sin embargo para Fagan era como andar en sus territorios. Como licántropo aprendió que para no llamar demasiado la atención lo mejor era usar rutas alternas y solitarias, sitios inesperados y potencialmente peligrosos, precisamente porque pocas personas los transitaban viviéndolos de manera irónica en zonas seguras para sobre naturales. Cuando una nueva plaza apareció ante ellos y Amy tomó asiento en una maltrecha banca, Fagan se sentó a su lado, manteniéndose en silencio en lo que esperaba saber si sus respuestas habían sido convincentes para la muchacha.
- Completamente preparado – aseguró en el instante que su acompañante se levantaba de un salto y se ponía frente él. Los ojos del lobo se mantuvieron fijos en la frágil figura de la muchacha y su cuerpo entero se relajo mientras que escuchaba el inicio del relato, uno que sería solo para él.



La soledad en sí misma puede ser peligrosa

Fagan
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 26
Puntos : 21
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 31/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Amy Defoe el Jue Ago 25, 2016 7:26 pm

Cada persona era un verdadero laberinto ninguna en todo el mundo era igual a la otra y aunque aquel joven había prestado su atención en mis cuentos, me traía el recuerdo de uno de mis amigos de infancia que también poseía un nombre bastante extraño, a cada pregunta que hice le había dado una respuesta, tan o más inteligente mente respondida se había ganado y merecido el cuento que le contaría a continuación, entre todas las historias carentes de sentido  solo se me vino a la cabeza un pájaro… una jaula y una persona… tome aire inflando mi pecho con una sonrisa en mis labios y luego de un giro  completo de mi cuerpo le puse delante de él, muchas veces habían dicho que poseía una expresión corporal nata, la verdad no entendía mucho que quería decir eso, pero como fuera… era el momento de un cuento y siempre necesitaba mucho espacio para recrear la historia…

Había una  vez un pájaro – moví mi brazos de manera que fueran alas para el espectador -  adornado con un par de alas perfectas y plumas relucientes, coloridas y maravillosas. - dije con entusiasmo y energía, mostrando mis delgados brazos. - En fin, un animal hecho para volar libre e independiente ,- rodee el lugar donde se encontraba Fagan -  para alegrar a quien lo observase. – Me hice apreciar como si de un maniquí fuera-   Un día una mujer lo vio y se enamoró de él. – Mi voz sonó un poco más seria de lo normal, para dar suspenso a la historia  -  Se quedó mirando su vuelo con la boca abierta de admiración, con el corazón latiéndole más de prisa, con los ojos brillantes de emoción. Lo invitó a volar con ella, y los dos viajaron por el cielo en completa armonía. – moví mi cuerpo como si estuviera volando por los aires, con una sonrisa que reflejaba libertad.- Ella admiraba, veneraba, adoraba al pájaro. – me detuve mientras decía aquellas palabras.  Y acercándome al más de lo necesario y mirándolo directamente a los ojos continué -Pero entonces pensó: ¡Tal vez quiera conocer algunas montañas distantes! – Me aleje de el mientras daba una vuelta y volvía a tomar distancia. -  Y la mujer tuvo miedo. Miedo de no volver a sentir nunca más aquello con otro pájaro. – mi rostro enmarcaba el espanto y el miedo -  Y sintió envidia, envidia de la capacidad de volar del pájaro – mi voz se tornaba seria y fuerte… - Y se sintió sola -  me detuve  y me  acerque a él sentándome a su lado.

Y pensó: Voy a poner una trampa. La próxima vez que el pájaro venga, no volverá a marcharse. – dije con desaire, simulando que sostenía una jaula en mi mano y simulando un rostro malévolo. - el pájaro que también estaba enamorado, volvió al día siguiente, cayó en la trampa y fue encerrado en la jaula. – hice un pequeño puchero, semejando la tristeza del encierro.

Todos los días ella miraba al pájaro. Allí estaba el objeto de su pasión, y se lo enseñaba a sus amigas, que comentaban:- Eres una persona que lo tiene todo- Sin embargó, empezó a producirse una extraña transformación: como tenía al pájaro, y ya no tenía que conquistarlo, fue perdiendo el interés. -  mientras hablaba hacia las mímicas correspondientes de interés y a la ves de desinterés. Me quede en completo silencio mirando el vacío. De un brinco me levanto y tomo asiento en el suelo frente al único espectador de aquel cuento. - El pájaro sin poder volar ni expresar el sentido de su vida, se fue consumiendo, perdiendo el brillo, se puso feo, - encogí mis hombros, tratando de poner el rostro apagado, sin brillo sin vitalidad -  y la mujer ya no le prestaba atención, excepto para alimentarlo y limpiar la jaula. – moví mis manos como si estuviera barriendo basura.

Un buen día, el pájaro murió. - aguarde silencio unos instantes, con mi rostro triste – y la mujer se puso muy triste, y no dejaba de pensar en él. – hice un puchero mientras volvía a sentarme a su lado - Pero no recordaba la jaula, recordaba sólo el día que lo había visto por primera vez, volando contento entre las nubes. – moví mis brazos sin mover mi cuerpo como si volara…  me quede en silencio pensando en el cuento que acababa de contar… no sabía cómo terminar… baje mis brazos y mire mis propias manos un momento en silencio – A veces no vemos lo simple y bello de la vida – le dije hablando con él, más que contándole el cuento – Fin – termine por decir.







Manzanas Ricas Manzanas:



Amy Defoe
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 134
Puntos : 127
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 13/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Fagan el Miér Sep 14, 2016 10:12 pm

Desconocía si algo de lo que había dicho o hecho en el transcurso de las calles juntos convenció a la muchacha de contarle un cuento, pero fuera lo que fuera que la llevó a decidirse a hacerlo, Fagan lo agradecía. Un cuento no era algo que la mayor parte de las personas estuvieran buscando oír, sin embargo, quizás un cuento era justamente lo que el licántropo necesitaba para sacarse de la mente aquellos recuerdos que no hacían más que entorpecer su regreso a París.

Expectante y deseoso de escuchar lo que aquella muchacha tenía para contarle, el lobo se recargó tranquilamente sin que sus ojos perdieran de vista a la cuenta cuentos que le dio la espalda unos segundos, todo para volverse nuevamente a él transformada en algo más que una simple persona. Los movimientos efectuados por Amy, su voz y hasta su mirada cambiaban por completo cuando se concentraba en contar un cuento; aquello era algo que Fagan había notado desde la primera vez en que se detuvo a escucharle, sin embargo, ahora que la veía de más cerca le parecía aún más sorprendente todo lo que la cuenta cuentos era capaz de hacer.

Con la mirada fija en ella, siguiéndole incluso cuando giraba a su alrededor y se acercaba o alejaba de él, Fagan puso enteramente su atención en el cuento que era relatado por la muchacha, ese que de cierta manera le traía nuevamente a la mente el recuerdo de Saskia. Con aquella vampiro habían tenido una relación extraña, un tanto parecida a la que Amy relataba en su cuento. Ambos habían tratado de poseer al otro y en ese intento terminaron matando su amor por el otro. Una sonrisa nostálgica apareció en los labios del licántropo. Aquel cuento aparentemente contado al azar era parte de lo que necesitaba para decirse que las cosas quizás habían terminado mal entre él y la vampiresa, pero que mientras duró fue muy bueno. Como la cuenta cuentos decía, no siempre se veía lo simple y bello de la vida.

En cuanto la palabra fin salió de los labios de la joven, Fagan se puso de pie y comenzó a aplaudir.
No paras de sorprenderme Amy. No eres solo una muchacha con quien se disfruta hablando, además eres sumamente talentosa – la elogió porque la muchacha lo merecía – tu cuento me ha hecho pensar en mi mismo – se encogió de hombros, mirando a otro lado – tus cuentos siempre que los escucho me hacen pensar en mi mismo – y como la nostalgia amenazaba con atacarle nuevamente, desvió su atención a algo que parecía ser más interesante y prometedor – Bueno, te dije que te daría lo que quisieras a cambio del cuento, así que dime Amy ¿Qué puedo darte a cambio de tu historia?



La soledad en sí misma puede ser peligrosa

Fagan
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 26
Puntos : 21
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 31/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simple y Sencillo / Libre

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:12 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.