Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Orchid. {priv.Corbin}
Hoy a las 7:45 am por Corbin Lockwood

» En busca de... // Privado - Ryuu
Hoy a las 7:02 am por Aneu Chandler Arkensow

» Time out. {priv. Aletheia}
Hoy a las 6:54 am por Anaé Boissieu

» Respuestas // Privado
Hoy a las 5:07 am por Storm

» Vann stein (privado)
Hoy a las 4:21 am por Lund

» Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)
Hoy a las 4:00 am por Höor Cannif

» A prueba de muerte | Privado
Hoy a las 3:29 am por Agnar Jorvik

» Sin luna[Libre]
Hoy a las 2:04 am por Sylvana Di Angelo

» A suspicious job (Calliope)
Hoy a las 1:54 am por Soren Kaarkarogf



Spirits of the Past [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Arkana el Mar Mar 15, 2016 10:05 pm

La memoria hace hoy triste, cual la luna
que aparece de día, aquel momento.
—Dante Rossetti.




Encontrarse con las ruinas del pasado, no siempre puede resultar beneficioso para la mente y mucho menos para el corazón. Los recuerdos se convierten en una terrible tempestad que amenaza con destruir cada fragmento de sensatez que se pretenda conservar.

Los museos suelen ser los lugares predilectos en donde exhibir el pasado no va más allá de una simple contemplación, pero pocos se sienten verdaderamente identificados, o siquiera conmovidos, por aquellos restos de lo que ya fue. Algunas veces se empeña el mortal en enterrar sus vivencias; incluso, se aferra a la idea de guardar bajo tierra los restos de aquellos que amaron en vida y los abandonan a su suerte, a que se desgasten en el olvido. Pero no siempre se puede hacer a un lado el tiempo que ya pasó, hay memorias que se quedan ahí presentes y hay algunos que también lo hacen, como Arkana.

Puede que haber vivido tantos siglos en una lucha constante, le esté comenzado a pasar factura, pero lo que más le pesaba en esos momentos, era el pasado que regresaba de entre las arenas del desierto, como una tormenta que arrastraba consigo verdades, que hasta ese entonces desconocía. Encontrarse con la realidad, no fue algo que le agradara, en realidad, esas revelaciones terminaron abriendo una brecha entre su razón y sus sentimientos, siendo incapaz, en ese momento, de equilibrarlos de la mejor manera. Tampoco iba a derrumbarse, sin embargo, sabía que no estaría mucho tiempo en un mismo lugar, de brazos cruzados, sin hallar un porqué. Estar frente a frente ante los restos de civilizaciones, consideradas extintas, no era tan grato como lo había sido en ocasiones anteriores. Arkana no podía mirar aquellas ruinas de la misma manera que en otras veces. Se sentía incapaz de no verse opacada por la melancolía; aunque había vivido muchos años, nunca se desligó de su humanidad y del mundo arcaico que la había visto crecer.

Se deslizó por el extenso pasillo, hallando la manera de distraerse, de evadir, quizás, el dolor que la arrastraba de nuevo a sus andanzas como humana.

Cuando, finalmente, huyó de las ruinas, se encontró con piezas pertenecientes al Renacimiento y no pudo evitar detenerse a admirar una de las obras más importantes de Leonardo Da Vinci. No tuvo la oportunidad de conocerlo directamente, pero algunos de los miembros de la hermandad, si pudieron hacerlo y le contaron maravillas sobre aquel genio de la pintura. Arkana se llevó los dedos a los labios y se quedó sumida en sus pensamientos; si aquellos que siendo humanos no se cansaron de luchar por el bien común de todos, ¿por qué tendría que desistir ella cuando tenía tiempo infinito para seguir con dicha batalla? Estaba siendo egoísta y desconsiderada con todos los compañeros de Agartha. Sólo bajó la mirada y retrocedió un par de pasos, tropezando accidentalmente con alguien que, al parecer, acababa de entrar en la sala.

—Disculpe, no le vi cuando llegó —se excusó, mientras hacia una leve reverencia.



Agartha ¡Rise!:

Enigma:
avatar
Arkana
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 66
Puntos : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 31/07/2013
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Baldassare Donizetti el Dom Abr 03, 2016 1:52 am


“From my rotting body, flowers shall grow and I am in them, and that is eternity.”
― Edvard Munch


Hace varios días ya que la exposición dedicada a su obra había sido retirada. En ella había conocido a Soren, con todas sus particularidades y había mostrado al mundo esta nueva versión de él. Porque Baldassare era un hombre que como fénix, moría y renacía de sus cenizas, un ciclo perpetuo y a ratos cansado. De ese modo, su presencia en el museo era más rara aún, porque aunque esta nueva encarnación de él fuera… más sociable por decirlo de algún modo, no dejaba de ser quien era. ¡Era un anciano! Aunque su cuerpo se hubiera congelado en el cenit de su esplendor.

Vagó por las salas, sutil y silencioso como el fantasma de un pasado más brillante y prometedor. Sus pasos eran un compás preciso, pero es que todo en él resultaba perfecto más allá de toda lógica. Cosas que sólo con el tiempo se podían perfeccionar y él había tenido de sobra. Su mente, atribulada como de costumbre, lo obligó a navegar muy lejos de los pasillos del Louvre, moviéndose en automático sin prestar atención realmente a nada. Y es que su vida había estaba plagada de sucesos que lucían importantes, últimamente. No sólo era el peculiar vampiro sueco, sino también estaban la señorita Hemingway y el acertijo que significaba Simonetta.

Pasó junto a un cuadro suyo de hace siglos que se mantenía en la colección permanente. La observó un instante, dándose cuenta que esa obra fue plasmada y hecha por un Baldassare muy distinto. Entonces dejó el ala de arte para adentrarse en la de las viejas civilizaciones. Donde vasijas e ídolos que él usó y adoró en Roma, ahora se exhibían como vestigios de lo que fue y nunca más iba a volver a ser, como todas esas otras representaciones suyas, que mataba a voluntad. Cuando se hartaba o cuando ya no tenían más que ofrecer. Era un regalo, qué hombre podía jactarse de volver a comenzar, pero una maldición también, porque era agotador y era una constante competencia consigo mismo.

Ahí, también, pudo ver su rostro maltratado por la erosión y las guerras. Una efigie de Apolo para la que él posó, obra de Cato, su mentor. Se observó unos segundos, era una obra muy parecida a la que él tenía en casa, aunque la suya se conservaba mejor, sin embargo, era una de esas piezas de las que jamás iba a deshacerse.

Continuó su recorrido, repentinamente sintiéndose acongojado. Porque había ido sólo para enfrentarse a los rastros de su pasado, a las huellas de su caminar. A través de un arco, accedió a la siguiente sala donde sólo había otro visitante. Se acercó para poder ver lo que ella veía pero tan sólo la tuvo más cerca, pudo darse cuenta de su inmortalidad. Se quedó pasmado un segundo, el mismo que ella aprovechó para darse la vuelta y chocar con él.

No, yo… —fue reacción atropellada ante la disculpa. Había sido su culpa, después de todo. Relajó la postura y sonrió—. Yo tuve la culpa —la imitó y ejecutó una reverencia, retomando su usual seguridad al manejarse ante el mundo.


Última edición por Baldassare Donizetti el Jue Jul 14, 2016 9:46 pm, editado 1 vez


Beauty is terror.
Whatever we call beautiful, we quiver before it.
And what is beauty? Terror:


Genuine beauty is always quite alarming:
avatar
Baldassare Donizetti
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 110
Puntos : 147
Reputación : 60
Fecha de inscripción : 20/10/2015
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Arkana el Vie Mayo 20, 2016 11:46 pm

Entiendo por escultura
lo que se consigue a fuerza
de quitar de la materia.
La Conexión Buonarroti.





Y podía ella compararse con aquellas esculturas errantes del pasado; podía ser su piel muestra de la inclemencia del tiempo, y la belleza del alma del escultor, quien se enfrentaba a la materia intentando hallar a Dios. Había muerto una vez para renacer nuevamente como un viajero sin destino, alguien que sólo se dedicaba a vagar de manera perpetua por el amplio mundo, sin soñar jamás con ver al universo abrirse ante sus ojos. No obstante, luchaba por que otros pudieran hacerlo, pues, en su interior aún conservaba la calidez de la bondad humana. Arkana no había perdido la esencia de lo que fue en su pasado mortal, pero con el pasar de los siglos se sentía más cansada, como si su mente ya hubiera aguantado suficiente. Por esa misma razón, buscaba refugio en la soledad de los amplios templos, intentando encontrar a ese Creador del que hablaba Buonarroti cuando esculpía.

Admiraba la sutileza del pincel de Da Vinci, la manera en que guardaba su conocimiento en la espléndida imagen del cuadro; las formas de la pintura se abrían ante ella como un cosmos de infinito conocimiento. Y, en su descubrimiento, terminó encontrando a un semejante, aunque éste era un poco más joven que ella, quizás por algunos siglos. El mundo antiguo y el mundo clásico se miraron fijamente por primera vez, comprendiendo en el silencio, que ninguno era diferente al otro.

Arkana observó al otro vampiro y sonrió, haciéndole un ademán para evitar que él recargara con la simple culpa de haber incurrido en el espacio personal del otro.

—No tiene porque culparse. Si no hubiera estado tan distraída en primer lugar, este pequeño accidente no hubiera ocurrido, joven —habló de manera pausada, con la casi infinita paciencia que solía conservar siempre—. Supongo que también quería ver la obra de Da Vinci, ¿no? Era un genio en el Renacimiento; un hombre con mucha sed de conocimiento y especial rival de Michelangelo Buonarroti. —Volvió a girarse para prestar atención en la pintura que había estado viendo minutos atrás—. Hombres con un espíritu resistente, debo asegurar...

Sin repararlo, se había hundido nuevamente en sus memorias, sintiendo el fervor por la materia de la que hablaron los antiguos. Era aquello lo que tanto defendía Agartha, el legado más importante de su querido Badr, quien había sucumbido irremediablemente a su propia oscuridad.

—Lo lamento, tiendo a dejarme llevar un poco cuando me encuentro con estas piezas de antaño —se dirigió nuevamente al muchacho, sin apartar la vista del cuadro—. ¿Tiene alguna muestra preferida? Me parece magnífico que exista un lugar como este, a pesar de la cantidad absurda de marchantes que hay en la ciudad. El arte ha retomado un camino muy diferente que en antaño. Ahora se volvió un negocio, igual como lo hace la mente del hombre actual...

Dejó la frase en el aire, dando a entender algo más en ella, algo que ella ocultaba fervorosamente en los recovecos de su mente, pero que no quería exponer libremente. Sólo fue un comentario a la ligera. algo que se dice por decir, mientras se está con el pensamiento ausente.



Agartha ¡Rise!:

Enigma:
avatar
Arkana
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 66
Puntos : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 31/07/2013
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Baldassare Donizetti el Jue Jul 14, 2016 10:26 pm


“My melancholy is the most faithful sweetheart I have had.”
— Søren Kierkegaard


Con la delicadeza con la que una morpho azul da un aleteo, Baldassare se irguió de nuevo y frente a la mujer rubia, solos en aquella sala consagrada al arte, pareció un rey antiguo, recién despertado de un sueño de siglos. Y ella, una reina también, que ha llamado por mucho tiempo al letárgico monarca. El vampiro mantuvo una expresión relajada y seria, aunque cuando fue llamado «joven» arqueó la comisura de los labios en forma de una sonrisa inteligente como la de un zorro. Intuyó, mas no estuvo seguro, que ella poseía algunos años más a cuestas, siglos o milenios incluso.

Y cuando le habló de los grandes maestros, se sintió nostálgico. Él los había conocido, trabajado a su lado, aprendido de ellos, y también transmitido algunos trucos. Por desgracia para él, no podía quedarse demasiado tiempo con ninguno.

Pero ¿no son acaso eso todos los artistas? Hombres de espíritu resistente —si lo sabría él. En el arte había encontrado aliciente y refugio. Razón y locura a la vez, para poder continuar en una eternidad que no pidió. Su espíritu, moldeado por años y años, por piedras y dagas, por cinceles y mazos, era resistente. Y era un artista. Esa era la única certeza que tenía, ya que desconocía qué más era, y nunca lo sabría.

No, no se preocupe —se apresuró a decir, y no sólo eso, sino a tomar la mano de la mujer, helada como la suya, y besarla en el dorso—, adoro cuando la gente habla con pasión —tardó un segundo más de lo debido en soltarla, y fue premeditado. Su sonrisa para entonces, se había acentuado hasta hacerla completa.

Tengo muchas muestras que me gustan. Las de las culturas clásicas me ponen un poco nostálgico —dijo con vaguedad, aunque era obvio que se refería a ese punto en el que alguna vez fue mortal, aunque dicho dato se hubiera borrado de su memoria—. Las de los grandes maestros flamencos me encantan, “El Jilguero” de Fabritius es una obra tan sencilla y hermosa por igual. El pobre ave con esa pequeña cadena en una de sus patas… es como si nos dieran permiso de mirar a hurtadillas un trozo de vida, la del pintor —explicó con soltura. Recordó la trágica historia del taller del pupilo de Rembrandt, que se quemó y con él muchas de sus obras.

Sin embargo, si hay una que deba destacar… no es una muestra en sí, sino una obra que está a unas cuantas salas de aquí. No que me guste, sino que me causa conflicto —se inclinó como si quisiera contarle una confidencia, a pesar de que estaban solos. A lo lejos sólo se escuchó una tos y unos pasos—. Es porque yo la pinté —al fin soltó, sonó divertido y al alejarse de ella, le guiñó un ojo.

No todos los días, o noches mejor dicho, encuentro damas tan avezadas en el arte. Soy Baldassare Donizetti, es un placer —se llevó una mano al pecho, hizo una reverencia y aguardó como una más de las estatuas que los rodeaban.


Beauty is terror.
Whatever we call beautiful, we quiver before it.
And what is beauty? Terror:


Genuine beauty is always quite alarming:
avatar
Baldassare Donizetti
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 110
Puntos : 147
Reputación : 60
Fecha de inscripción : 20/10/2015
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Arkana el Mar Sep 20, 2016 1:52 am

¿Quién más digno de conocer
al mundo que un artista? Sus ojos lo ven todo;
su alma se abre al encuentro de lo extraordinario.





Durante mucho tiempo se mantuvo aislada del exterior. No lo hacía por temor, sino, por ser incapaz de conectar con la mentalidad de las personas de esa época; eso era algo que le disgustaba muchísimo. No juzgaba los nuevos cambios, pero las cosas iban por caminos inesperados e indeseados. Parecía como si los enemigos de Agartha estuvieran dando grandes pasos sin mucho esfuerzo. La humanidad era conducida directo a su desdicha sin siquiera percatarse de ello. Y presentía que, ni siquiera sus astutos adversarios, eran conocedores de esa fuerza invisible que lo llevaba todo al caos primigenio.

Arkana dejó a un lado tan terribles teorías para poder centrarse en lo que estaba ocurriendo en ese momento. Aquel encuentro inesperado, causado por un simple tropezón, empezaba a tornarse agradable, diferente, y sin duda, algo que la distraía un poco; una actividad que no disfrutaba desde hace mucho. Y no porque los miembros de Agartha fueran unos ignorantes, era muy al contrario de eso, aquellas personas eran brillantes; pero últimamente la situación estaba tan tensa, que olvidaban siquiera respirar y liberarse del deber por escasos segundos. Por esa misma razón, no hubo minuto en el que Arkana no se sintiera culpable por intentar tomar un pequeño respiro; sólo quería dejar su mente descansar un momento. Necesitaba estar en paz después de tanto tiempo, esperanzada con la idea de que pronto recobraría su antigua fortaleza.

Tal vez el museo inundaba su corazón de antiguos recuerdos, pero eso no apartaba el hecho de que era un sitio que le gustaba. Le agradaba estar ahí para recordar, con especial devoción, su antigua existencia humana. También rememoraba a amigos que dejaron este mundo hacía ya varios siglos atrás. Era una experiencia hermosa; una experiencia que prefería compartir con su soledad. No obstante, esa noche hizo una excepción. Compartiría la velada con alguien nuevo, pero que, al igual que ella, poseía un vínculo muy especial con el mundo clásico, y por supuesto, con el arte. ¿Qué mejor coincidencia que esa?

—Lo son. Es algo digno de admirar desde tiempos antiguos. La mente del artista es un maravilloso universo; su alma es un tesoro muy valioso —expresó con absoluta sinceridad—. A mí también me complace el poder compartir esta noche con alguien igual de apasionado —confesó, esbozando luego una sutil sonrisa—. Y más si este alguien tuvo mucho que ver en la historia del arte.

La mirada de Arkana fue la de una confidente, como si pudiera deducir, más allá de las palabras, parte de la existencia del otro vampiro. Pero no dijo más nada después de eso, sólo dejó que él se expresara y dejara que las palabras simplemente fluyeran. Que toda su genialidad se desbordara por el lugar. Porque sí, así eran los artistas, amantes de los detalles, del mundo, de la existencia misma; unos apasionados en su propio cosmos. En su locura seguían siendo personas totalmente cuerdas. Los admiraba por todo eso y más.

Y no, no pudo contener su sorpresa al escuchar la confesión de su acompañante. Todo cuanto le reveló era totalmente encantador para Arkana. ¡Cuánto extrañaba a sus viejos amigos artistas! Aquellos genios que le hicieron la batalla menos tormentosa.

—Entonces, debo asegurar una cosa, que usted proviene de las raíces del mundo clásico, ¿no es así? —inquirió—. Yo vengo de unos siglos más atrás; nací en los inicios de las primeras civilizaciones. Crecí con la grandeza de Babilonia. —Quiso dejar un escapar un suspiro cargado de pura tristeza, pero no, se mantuvo tan serena como de costumbre, como lo eran las efigies egipcias—. Es un placer, Baldassare. Puede llamarme Arkana con toda confianza; es un seudónimo que ha formado parte de mi existencia desde antaño, cuando dejé a un lado mi naturaleza mortal —expuso—. Y quizás esté abusando de su compañía, pero me encantaría ver esa obra de la que me hablaste. Estuve un tiempo... dormida. Hay veces que las largas guerras agobian al espíritu más resistente.



Agartha ¡Rise!:

Enigma:
avatar
Arkana
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 66
Puntos : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 31/07/2013
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Baldassare Donizetti el Sáb Nov 26, 2016 10:08 pm


“The painter has the Universe in his mind and hands.”
― Leonardo da Vinci


Si un oído ajeno se atreviera a escuchar la conversación, sin duda creería que esos dos habían perdido la cordura. También podía apreciarse que se trataba de dos seres que invitaban, que en su belleza te llamaban, te hipnotizaban, y eso era inevitablemente peligroso. Para fortuna de todos, en ese momento, se encontraban solos en esa sala del museo. Baldassare sonrió de nuevo, de lado como un chico demasiado confiado. La diferencia es que, a pesar de su apariencia, no era ningún muchacho, y su confianza provenía de siglos de experiencia.

Provengo de la antigua Roma —respondió al fin. Sonaba raro decirlo así: «antigua», pero a final de cuentas, eso era. Ahí donde estuvo su hogar ahora se erigían templos católicos que hubieran hecho llorar a sus dioses. No explicó nada más, tampoco. No valía la pena ahora.

Alzó ambas cejas al escucharla hablar. No había errado, era mucho más antigua que él y eso le fascinó. En ese momento parecía un hombre —o vampiro— fácilmente impresionable, pero no lo era, al contrario, era tan difícil decirle o mostrarle algo que lo sorprendiera que sin duda esta ocasión era algo especial.

Arkana —musitó. Le pareció sumamente adecuado y estuvo a nada de decirle que Baldassare era una especie de pseudónimo también, sin embargo, se contuvo. No le gustaba hablar de sus tragedias, y no iba a manchar esa velada con ellas. Eran pasado, y ahí debían quedarse.

Ya veo —alzó ambas cejas—, en eso nos parecemos. Aunque no me decidí por el letargo, sino por la reclusión. No fue hasta hace poco que volví a salir. Supongo que después de tantos años, nos aburrimos, o nos sentimos agobiados —continuó con un dejo casual. Había algo de coquetería también en su voz y sus ademanes, pero nada peligroso o que se fuera a salir de control.

Por supuesto, sígame por aquí — con educación tomó el codo de su acompañante para empezar a guiarla entre las galerías interconectadas por arcos—. Esta es la única obra permanente que existe de mi autoría en este lugar, pero en más de una ocasión han traído colecciones, o me han dedicado muestras. No crea que lo digo por alardear. ¿Qué puedo yo presumir que usted no haya visto o hecho? —La soslayó. Tuvo cuidado con sus palabras, pues había más de una escultura o pintura que lo representaba a él. Cuando cruzaron la tercera sala, se detuvo.

En el muro de la izquierda había tres cuadros de tamaño mediano, en el que estaba frente a ellos, interrumpido por el arco que conducía a la siguiente sala, había dos, uno a cada lado del umbral. Lo mismo sucedía en el que estaba del lado que ellos habían entrado. Pero en el último, completo también, estaba una enorme pintura que ocupaba todo el espacio. Su marco dorado de madera lucía viejo. En él, la escena era muy clara: filas y filas de soldados romanos, sus lanzas elevadas al cielo, y el César dando una orden desde el podio. La luz y la composición la hacían lucir como si estuviera viva.

Aquí lo tiene —señaló la obra de gran formato—, es de las pocas pinturas que he hecho sobre el tema de mi nación, y de un tamaño tan monumental —continuó y se acercó. Así pudo apreciar las pinceladas. Era una obra maestra, sin embargo, como artista, Baldassare siempre estaba inconforme y notaba sus fallos de manera demasiado clara—. La guerra, al parecer, ha sido el hilo conductor de la humanidad —le dijo sin mirarla, con los ojos azules aún clavados en los trazos.


Beauty is terror.
Whatever we call beautiful, we quiver before it.
And what is beauty? Terror:


Genuine beauty is always quite alarming:
avatar
Baldassare Donizetti
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 110
Puntos : 147
Reputación : 60
Fecha de inscripción : 20/10/2015
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Arkana el Miér Abr 19, 2017 1:18 am

Aunque la tierra y el hombre desaparezcan,
y soles y universos dejen de existir,
y solo Tú hayas quedado,
cada existencia existiría en Ti.
—Emily Brontë.





Justo cuando creyó que todo se había derrumbado, entre los recovecos de un museo surgió la esperanza, esa irreverente señal del destino señalándole que no debía rendirse; que las muestras ahí conservadas, no eran para atormentar sus memorias, sino para hacerle ver quién era ella y cuáles eran sus raíces. ¡Claro! Estaba ahí por una razón sustancial, mucho más valiosa que cualquier otro tesoro, que, incluso, la tranquilidad de muchos. ¡No! Ella no podía permitir que la tempestad la abatiera con sus alas de desaliento, debía continuar en pie, aunque los siglos le pesaran como cruces de piedra maciza.

Quizá, la presencia de aquel vampiro era la señal que necesitaba, el rayo que atraviesa el cielo veloz, cortando la oscuridad del manto nocturno. Sí, era esa luz en medio de las penumbras. Un artista que le recordó sus andanzas, a sus amigos extintos... a su causa. Tal vez, por eso, sonreía con orgullo, pero no de ese orgullo que existe en los ególatras, sino del que sostienen las personas agradecidas con los beneficios del destino. La velada no podía iniciar de mejor manera. Los dioses habían confabulado a su favor esta vez.

—Es fácil descubrir a los nuestros, y no me refiero a la raza, sino a los antiguos como nosotros. Nuestras civilizaciones mantenían características similares, a pesar de que algunas surgieron varios siglos después, pero una cosa no quita la otra —agregó, con esa confianza tan propia de ella, la que demostraba que era una persona con un largo recorrido—. Las nuevas generaciones aún siguen aprendiendo de las pasadas, es una cadena que nunca se quebrará. —Hizo una larga pausa, debía darle la razón, el tiempo podía volverse algo difícil de llevar. Por eso muchos terminaban hundidos en la locura—. Es cierto, no puedo restarle veracidad a sus palabras. Pero, después de tanto luchar, ¿para qué detenerse? Es como el mortal que decide hallar cobijo en el suicido, hallándose en un callejón sin salida, cuando la vida empezará a ofrecerle soluciones.

Aunque en apariencia resultara una mujer muy joven, cuando hablaba, rebosaba una sabiduría que sólo con los años de experiencia podía conseguirse. Y cómo no, si Arkana había vivido lo suficiente como para dirigirse con tan seguridad hacia otros, incluyendo a otros como ella, cuya diferencia de edad era poca. No le importaba, desde antaño se acostumbró a tenderles la mano a otros, de servir de guía, para ser exactos.

Pero antes de alargar más su plática, la insana curiosidad la obligó a callar, y por supuesto, a seguir al otro inmortal en silencio, siendo él quien hablara esta vez. No cabía la menor duda de que era un auténtico artista, no de esos charlatanes que profesaban cosas vacías. ¡Ella había estado con maestros! Y ese muchacho no era la excepción, cosa que confirmó con mayor peso cuando estuvo frente a esa obra suya. Arkana enmudeció, pudo hallar en la escena algo más que simples pinceladas. Alzó la diestra, como si intentara tocar el lienzo con la punta de los dedos. De haber tenido un corazón latente, éste le hubiera dado un vuelco en el estómago.

—No se sienta inconforme con lo que ha hecho —mencionó en voz baja, con el debido cuidado. Conocía a los artistas, solían ser almas hermosas, como caprichosas—. Esto es magnífico, el tema puede resultar trágico, sobre todo para alguien que tuvo que vivirlo en carne propia. En cada trazo hay una parte suya, su esencia está plasmada en esta pintura. Tal vez otros no lo noten, pero yo sí —explicó, colocándole la mano sobre el hombro. Había gesto delicado y tierno en tan repentina acción de su parte, pero así era ella—. Hasta dentro de nosotros mismos existe la guerra. Sin el caos, nada existiría; se trata de un equilibrio universal, uno que es muy difícil de romper. Aunque existan seres que estén empeñados en ello... La balanza no puede siempre inclinarse hacia un solo lado.




Agartha ¡Rise!:

Enigma:
avatar
Arkana
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 66
Puntos : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 31/07/2013
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Baldassare Donizetti el Sáb Jul 15, 2017 8:12 pm


Le sorprendió —de buena manera— escucharla hablar así, porque constantemente él dejaba llevarse por sus demonios, sin embargo, la pregunta pronunciada por la boca ajena le llegó al alma, lo que le quedaba de ella: ¿para qué detenerse? Exacto, para y por qué ahora, si ya había sorteado tantos infiernos. La autocompasión era último demonio que le restaba por derrotar. Y lo haría, en ese instante se lo prometió en la intimidad de sus pensamientos.

Se envaró de nuevo, frente a su obra, como un soldado que contempla los estragos de su lanza, montañas y montañas de cadáveres y el fuego consumiendo una ciudad entera. Dio un par de pasos hacia atrás, hasta volver a quedar junto a Arkana, la soslayó nada más antes de volver a responder algo. Más bien reflexionó y al final se decidió por asentir con entendimiento.

Gracias —musitó bajito y al fin se volvió para verla. Le sonrió con ese dejo melancólico y sabio que parecía anacrónico en sus rasgos juveniles—. Eso es cierto. Es una idea muy grecolatina, ¿no lo crees? Que del caos proviene todo lo demás, sin embargo es la única que encuentro adecuada para, más o menos, explicar los fenómenos de la vida y la muerte. Como artista no suelo ponerme tan metafísico, pero como artista, me es inevitable filosofar. A veces creo que paso más tiempo discurriendo sobre todos esos temas que plasmándolos en lienzos y mármol en realidad. Es parte del proceso —terminó con una leve risa, mirando una vez más su obra que parecía viva, que en cualquier momento la batalla comenzaría ahí mismo, en ese microcosmo que fue capaz de plasmar.

Tal vez él mismo era el caos, y de él surgían mundos y universos en forma de arte. No que quisiera sentirse un dios, no aspiraba a eso, no en su cinismo, pero las declaraciones de Arkana ahora cobraban un nuevo sentido, más profundo y duradero. Aunque intuía que ella no era de las que hablaran para no causar impacto. Con lo poco que la conocía, podía adivinar que era al contrario. Y no supo si se debía a sus años o siempre había sido de ese modo.

¿Lo sientes a menudo? La guerra que se libra aquí —y señaló su propio pecho—. Es decir, a veces yo creo que tantos años deambulando por la tierra provoca que confundamos, o dejemos de sentir. No lo sé, quizá sólo me ha sucedido a mí, sentir el entumecimiento de los siglos— se movió para buscar un lugar donde sentarse, al centro de la sala había una banca misma que ocupó, para luego hacerse a un lado, como una invitación abierta a su acompañante para que se le uniera.

Agradezco tus palabras. Siento que la existencia de un ser tan antiguo como yo es solitaria, pues encuentro a muy pocos de mi edad, o más viejos que me den Norte. Así que encontrarte ha sido bueno —la miró y le sonrió. «Bueno» era una palabra bastante sencilla, sin embargo, Baldassare sabía que no hacía falta complicarse para expresar lo que quería. Que a veces lo más sencillo era lo mejor y más certero.

¿Crees que ese sea nuestro trabajo? Mantener el balance, quiero decir —y por lo mismo que acababa de decirle, que no siempre se topaba con vampiros tan antiguos, aprovechó para hacerle preguntas, preguntas que había tenido desde hace mucho. Y aunque apenas la conocía, sintió que era adecuado, que si alguien podía responderlas sería ella y no iba a dejar pasar la oportunidad.


Beauty is terror.
Whatever we call beautiful, we quiver before it.
And what is beauty? Terror:


Genuine beauty is always quite alarming:
avatar
Baldassare Donizetti
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 110
Puntos : 147
Reputación : 60
Fecha de inscripción : 20/10/2015
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Arkana el Sáb Jul 22, 2017 1:54 am

¿Por cuánto había olvidado el mundo maravilloso que le mostró su padre en antaño? Por supuesto, la sociedad era muy diferente a la de aquel entonces, pero eso no significaba algo malo, al contrario, se trataba de esa capacidad del humano de poder evolucionar, o al menos de intentar hacerlo. Sus ojos habían visto de buena manera muchísimas cosas, aun así, no dejaba de atormentarla la idea de que, aunque la humanidad pretendía desarrollar su tecnología y realizaba significantes descubrimientos, espiritualmente se iba yendo lentamente al abismo, y eso no podía significar otra cosa que su propia destrucción, porque era así como la ignorancia iría anidando con pericia en las mentes de todos. Entonces, ¿de qué serviría la lucha del dragón dorado? Sin embargo, eran hombres como Baldassare los que la hacían reaccionar, obligándola a alzar de nuevo la mirada.

¡Cuán agradecida estaba con él! Había sido como una especie de terapia, alguien que le fue colocado en el camino para guiarla nuevamente; era como ese ángel de la guarda del que tanto se hablaba en las creencias cristianas. Quizás ese mismo Dios había sido quien le envió a aquel vampiro para arrastrarla a la única realidad a la que pertenecía. Arkana no podía mostrarse como una persona débil, no cuando comandaba a toda una hermandad que llevaba milenios existiendo, y menos cuando muchas personas confiaban en ella, considerándola una legítima heredera de los antiguos.

Se obligó a permanecer atenta a las palabras de Baldassare, a pesar de que su mente se hallaba algo distante. Pero fue esa sonrisa melancólica, tan propia de los hijos arcanos, la que la situó por completo en donde se supone que debía estar. Ya tendría tiempo para reflexionar acerca de los enigmas de sus memorias marchitas.

—Como artista eres un alguien sensible al mundo, porque tu mirada no es la de cualquier hombre corriente. Es inevitable no cuestionarte sobre tu propia labor aquí, incluso cuando se te ha permitido vivir de una manera tan indefinida, que puede convertirse en la más pesada de las cruces. Los mortales suelen querer hacer de todo en su vida porque se tienen que enfrentar a la muerte de su cuerpo físico, pero no miden sus acciones; desconocen la verdad de la muerte, y la curiosidad los lleva indudablemente a una ignorancia que ocultan tras teorías superfluas. —¿Y quién mejor que ella para hablar de esos temas? Su vasta experiencia era suficiente para escribir otra biblia más—. Esa guerra siempre me persigue, porque soy uno de los soldados... Es la guerra que libramos todos, y la única a la que debemos enfrentarnos.

Admitió, y fueron tan enigmáticas sus palabras, que el silencio que se hizo en toda la sala, pareció apoderarse de todo el museo. Apenas pudo apartar la vista de la pintura cuando accedió a la invitación de Baldassare. No era hora de retirarse, aún no. Extrañaba tanto esas conversaciones en las que no se pretendía acabar nunca; en donde la experiencia de cada uno se convertía en la enseñanza del otro.

—Todos nos sentimos solos en algún momento. Es algo que le ocurre a menudo a los mortales, ¡imagínate a los que somos tan antiguos! —dijo, mientras una sonrisa se asomaba en sus labios, como no había ocurrido en mucho tiempo—. Y el sólo hecho de estar rodeado de muchas personas no significa que estemos acompañados. La soledad es compleja en sus actos. Existen seres que están solos, pero se sienten alegres en la compañía de alguien, o algo más. ¿No sientes que el arte es tu amigo? De seguro que sí, porque si has sobrevivido a la dureza de los siglos, ha sido por ese impulso que te ha brindado el arte.

Por un instante tuvo que bajar la mirada, ocultando la profunda frustración que causaron las palabras ajenas. Ella no había logrado mantener el balance, a pesar de la batalla continua en la que se había involucrado para tal fin.

—Mantener el balance —hizo una pausa breve, intentando organizar mejor sus ideas—, es complicado. Dime algo, ¿tú te sientes equilibrado? Internamente hablando, desde luego.




Agartha ¡Rise!:

Enigma:
avatar
Arkana
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 66
Puntos : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 31/07/2013
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spirits of the Past [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.