Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Tú haces que mis días negros se vuelvan luz. {Privado}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tú haces que mis días negros se vuelvan luz. {Privado}

Mensaje por TJ Von Forben el Miér Mar 23, 2016 10:57 pm

Se despertó con unas tremendas ganas de entrenar, observó de reojo que el reloj de su mesa de noche marcaba las cuatro y quince de la mañana, de ese modo, se incorporó de su lecho, ubicando unos pantalones en su cuerpo, unas botas viejas de color negro y por ultimo una camisa blanca, y salió así a la parte trasera de la casa donde se encontraba todas las cosas para entrenar de los cazadores de la familia Von Forben. Al llegar miró palos, troncos que estaban cubiertos de cuerdas para golpear, armas, en fin cosas. Tenía que hacer un calentamiento primero, así que empezó a mover el cuerpo hacia los lados, estirando brazos, varias veces, después salió de la casa, todavía estaba oscuras. Inicio a correr por unas cuantas cuerdas, trotar mejor dicho hasta aumentar un poco más la velocidad, a T.J le gustaba correr, le gustaba que el cuerpo este en formar, así la cacería sería más fácil, con una buen cuerpo, la velocidad aumenta más.

Después de correr por media hora, regresó a su hogar, si no se equivoca faltaban otra media hora para hacer las cinco, perfecto para seguir con su entrenamientos, antes de entrar a la parte trasera, miró hacia los lados, ninguna alma, de seguro estaba dormidos, claro, un domingo por la mañana, aparte de él ¿A quién se le ocurre despertare? Pero para un cazador como este hombre, la mañana es para hacer frutos, está hora es perfectamente aprovechada, para entrenar o sencillamente cazar algo. Suspiro adentrándose ahora así a su casa. Llevaba dos horas entrenando, golpeaba ahora el tronco, recordando las cosas que me habían pasado, no quiere que de nuevo lo lastimen, porque siente un gran vacío en su corazón, un gran odio hacia aquellos personas llamadas sobrenaturales, mientras seguía golpeando no ms di cuenta que las manos comenzaron a ponerse rojizas, estaba tan dolido, al recordarlo, al pensar las cosas.

Dejó de golpear las cuerdas y pegó su frente en está cerrando sus párpados. Sin decir nada, salió, nuevamente corriendo hacia la oscuridad del bosque para despejarse, tanto odio en su corazón, una venganza que la verdad no le favorecen. Pero al estar en el bosque, suspiro, recargándose en un trono cuando se cansó, vio hacia el cielo, no veía casi nada porque las copas de los arboles cubrirán la maravilla. Se deslizo hasta caer en el suelo con sus manos en el rostro, cubriendo esas malditas lagrimas traicioneras. Se quedó ahí. No quería regresar, no quería volver al mundo real. Toda la felicidad que despertó en un dos por tres se esfumo, como arte de magia.

TJ Von Forben
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 5
Puntos : 2
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú haces que mis días negros se vuelvan luz. {Privado}

Mensaje por Inmaculada Bellpuig el Miér Mayo 04, 2016 11:15 am

Las primeras luces del alba habían amanecido recientemente dándole paso a un nuevo día, un día cuya agenda, para variar, se encontraba repleta de cosas por hacer, con cada minuto programado y organizado para aprovechar lo máximo posible tanto la luz del sol cómo el día que tenía “libre”. Con el paso de los años había llegado a la conclusión que la mejor manera de alcanzar cualquier objetivo, conseguir todo aquello que uno se proponía era tomar el camino de la meticulosidad y la precisión, el no dejar nada al azar puesto que cosas como el destino y la fortuna no existían, solo existían los esfuerzos, el trabajo y los logros personales. Era por todo eso que siempre seguía un riguroso procedimiento para hacer cada cosa, un sistema que nunca me había fallado y que siempre había dado sus frutos. Apartando un momento la mirada de la carta de mi hermana menor que acababa de llegar le di un trago a la taza de café que tenía en el único rincón despejado de ésta, comprendía bien que ésta siempre me preguntara por lo mismo en sus cartas, que se preocupara por el hecho de que dedicara todo mi tiempo a mi trabajo en vez de cultivar una vida social. Pero también sabía de sobras que mi hermana en vez de entregarse a la lógica y al pensamiento racional se dejaba llevar por las emociones. Quizás a ella le fuera bien de esa manera, pero yo no era capaz de verme a mi misma en la misma tesitura que ella, no cuando siempre tenía y tendría la necesidad de conocer todos los detalles, los pormenores y cualquier contratiempo que pudiera tener cada cosa. No, definitivamente las emociones y el dejarme llevar nunca sería algo que estuviera hecho para mi.

Dejando la taza con el café ya helado sobre el único espacio libre y sin libros de la mesa me levanté, dirigiéndome al ventanal que daba al exterior y por el que, en la distancia, se distinguía el bosque. Por un momento, sentí la necesidad ilógica y sin sentido de ir a dar un paseo hacia el bosque; algo que prácticamente refuté antes de que el pensamiento lógico de que tal vez si iba podría encontrar un par de hierbas medicinales que solía usar y que se me estaban terminando. Con esa idea en mente, eché una mirada a la agenda del día, observando que hasta lo próximo que tenia programado, tenía el tiempo de sobras para ir hasta el bosque y volver con tiempo de sobra. Recogiendo las cosas, y tras unos escasos minutos mas, me encontraba saliendo de casa en dirección del bosque, a un paso ligero, hacia el lugar concreto en dónde me dirigía. Fuera de lo previsto, en el momento en que empecé a adentrarme en el bosque, mis pasos se desviaron de la ruta preestablecida, llevándome hacia un claro en dónde ya había alguien; alguien que conocía perfectamente.

Dejando escapar un suspiro al observar tanto la postura en la que estaba cómo al oler el ligero olor salino de las lágrimas dudé un momento en acercarme ante el pensamiento que tal vez quería estar solo y que nadie presenciara el estado en el que se encontraba, pero algo me decía que necesitaba todo lo contrario. Mordiéndome el labio durante unos escasos segundos y dejando las dudas a un lado ya que dudar ante mis acciones no era algo a lo que estaba acostumbrada, crucé el claro y me agaché a su lado. —Si dejas esa expresión triste y esa pose derrotada, quizás deje que me des caza Thomas James —dije en un vano intento de bromear, definitivamente éso no era lo mío, a fin de cuentas a quién se le daban bien las relaciones sociales y el tratar con los demás era a mi hermana no a mí. Para mi desgracia y para mi propio disgusto, el área de las relaciones públicas se me podía considerar un poco... torpe y, en lo que debía mejorar algo que no estaba dispuesta para nada a aceptar.



Inmaculada Bellpuig
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.