Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


L'éternité d'un cauchemar [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

L'éternité d'un cauchemar [Privado]

Mensaje por Eydís L. Arnardöttir el Lun Abr 11, 2016 1:56 pm

Eydís se removía inquieta en la cama. Su cuerpo estaba empapado en sudor y se estremecía, pero no conseguía despertarse de la eterna pesadilla que la atormentaba cuando el cansancio le arrebataba la consciencia. Siempre la misma escena, nada cambiaba en ella. No reconocía el escenario, aunque se le hacía inmensamente familiar. Un poblado rodeado de verde que estaba casi segura de no haber pisado nunca. Y, aun así, lo veía con total claridad, de la misma forma que podía ver las vistas desde su ventana u observar el atardecer sobre el río Sena. Pequeños placeres que había adquirido desde que había pisado París.

La muchacha corría en sueños, angustiada, escuchando unos pasos que la perseguían y que cada vez se aproximaban más. Iban a alcanzarla, como siempre, y la consciencia de lo que iba a pasar a continuación pesaba sobre su pecho, impidiéndole respirar con normalidad. Sentía que se ahogaba, sí, pero aun así no podía parar. Si lo hacía, estaría muerta. Escuchó, entonces, una macabra carcajada que erizó el vello de su espalda. Tragó saliva y corrió todo lo que sus pies le permitieron, pero no fue suficiente. Esa sombra que se cernía sobre ella en sueños, acabó alcanzándola, como siempre. Daba igual lo que hiciera, que decidiera cambiar el rumbo de sus pasos, siempre acababa en el mismo lugar. Siempre terminaba en ese comedor que hacía las veces de cocina y alacena.

No había estado nunca, era muy distinto al de su casa o al comedor de la casa en la que se hospedaba en París, pero desprendía un olor terriblemente familiar. Un olor que, cuando despertaba, no conseguía recordar. Gritó. Gritó hasta que su garganta se quedó muda. Por el rabillo del ojo observó el metal del cuchillo que había cortado su piel y que estaba impregnado de un brillante color rojo. Su sangre. Aunque no podía afirmarlo con certeza lo supo. Poco a poco fue perdiendo la consciencia, aunque sus labios repetían entre susurros un nombre que no llegaba a entender. Un golpe seco, una puerta abriéndose. Una cálida caricia sobre sus mejillas. Unas dulces palabras. Lágrimas. Un beso sobre sus labios. Y, como siempre ocurría, Eydís despertaba sobresaltada, sin llegar a ver bien el rostro del hombre que, cual caballero, intentaba salvarla, sin conseguirlo.

Se levantó de inmediato, sintiendo todavía esa falta de aire en sus pulmones. Respiró un par de veces, pero no conseguía nada. Abrió la ventana y dejó que el frío aire nocturno acariciara su piel, pero ni siquiera eso fue suficiente esa vez. Desde que había llegado a París, sus pesadillas parecían todavía más reales, más intensas, y ni siquiera el despertar conseguía marcar una diferencia entre sueño y realidad. Necesitaba salir de allí. Las cuatro paredes de su habitación, de la casa, se le caían encima y aumentaba la presión que sentía. Necesitaba salir, pasear. Estaba teniendo un ataque de ansiedad. O puede que este lo estuviera arrastrando del reino de Morfeo. Fuera como fuera, la joven salió de allí, cruzando toda la estancia, hasta que sus pies dieron con el frío suelo de la calle.

Miró a su alrededor, pero no consiguió distinguir más que las siluetas de los edificios. La luna había quedado oculta por una intensa neblina que no permitía casi ni caminar, pero eso no le impidió echar a correr, sin importarle el rumbo, sintiendo como su corazón comenzaba a bombear gran cantidad de sangre, como si tratara de compensar la que había perdido en el ataque de sus pesadillas. Y como si una parte de ella quisiera gritar el nombre que había susurrado entre sueños sin lograrlos, cientos de lágrimas rodaron por sus mejillas.

Eydís L. Arnardöttir
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 16
Puntos : 5
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 02/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: L'éternité d'un cauchemar [Privado]

Mensaje por Røthgar Sbjören el Lun Mayo 09, 2016 12:29 pm

"Te amaré hasta mis últimos días, y hasta más allá de ellos; porque ni siquiera la muerte podrá separar mi alma de la tuya".

···

Cuando se estaba tan perturbado, era muy difícil tener la misma noción del tiempo que cualquier otra persona que respirase y caminase igual que él. Hacía a penas un mes escaso que había vuelto de entre los muertos, haciéndole partícipe de la nueva era que le deparaba en aquellas tierras extrañas que tan sólo había tenido el "placer" de pisar en dos ocasiones anterioresa ésta. Las horas del reloj, para él no eran más que otro adorno que las grandes mentes crearon para contabilizar ese tiempo del que uno dispone, pero que en realidad no era más que una absurda forma de delimitar el día en sus distintas porciones. Añoraba esos tiempos anteriores a su maldición, dónde el sol no servía más que para secar la ropa cuando ésta se mojaba. Dejando así que la noche fuese igual de productiva y alegre que las mañanas de hoy en día. Allí, cuando disfrutaba de las largas horas en las que su pueblo festejaba una buena cacería o un nuevo nacimiento, y él abrazaba a su mujer mientras reían poc cualquier cosa alrededor de una hoguera a la intemperie; esos tiempos eran los mejores, bañando su mente de buenos recuerdos a los que aferrarse cuando despertaba del sueño.

Aquel día comenzaba a caer y no fué hasta que levantó la vista que se dió cuenta de que le rodeaba una espesa niebla; la misma que vió justo antes de morir por primera vez.

Rothgar sentía cómo la piel se le erizaba, como si el ambiente estuviese cargado de misticismo y magia, una que podía percibir no por tener poderes, sino por la experiencia que tenía tras haber compartido cama y corazón con una bruja. Por un instante se trasladó mentalmente a aquel lugar; hacía el mismo helor, se respiraba la magia en el aire así como sentía un vacío inmenso tras revivir aquel fatal desenlace.

Rothgar estaba en el bosque en aquel preciso instante, pero aun así sus pies caminaron por entre la espesura como si su mismo instinto le hiciese caminar, el mismo que podría llevarle a una muerte segura. Y se encontró con lo que sus pies buscaban, más bien era su corazón el que parecía haber tirado de ese hilo imaginario que le unía a su fallecida esposa. Rothgar vió entre la niebla a una muchacha, ataviada con una tela simple que la hacía parecer más etérea que la imágen que se había formado en su cabeza, dada la niebla. Rothgar la miró a los ojos por un instante y sin poder evitarlo, sus piernas flaquearon, dejándole caer de rodillas, como si hubiese encontrado lo que tanto tiempo llevaba buscando.... Era tal la sensación, que se quedó petrificado, hundido en aquella miseria que impregnaba cada trozo de piel, rindiéndose ante la imágen de su mujer como si de una diosa se tratase.

- Lilja. - Alcanzó a pronunciar, con la voz áspera por el desconcierto.

···


"Si quieres paz... prepárate para la guerra"


Darling:

Røthgar Sbjören
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 77
Puntos : 65
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 26/05/2011

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: L'éternité d'un cauchemar [Privado]

Mensaje por Eydís L. Arnardöttir el Sáb Jun 25, 2016 4:07 pm

Estaba desesperada, pero eso no era algo nuevo. Su corazón palpitaba demasiado rápido, como si pretendiese salirse de su pecho, algo que le ocurría cada vez que despertaba de una de sus pesadillas. La sensación de vacío que se apoderaba de ella no solía abandonarla nunca, pero instantes después de despertar esa sensación se acrecentaba todavía más, impidiéndole respirar con normalidad. Era por eso que necesitaba un poco de aire puro, más del que se podría colar por una ventana abierta. No era extraño que se dedicara a pasear por la noche, durante horas, perdiendo la noción del tiempo. Las imágenes se sucedían en su cabeza una y otra vez, mientras ella intentaba encontrarles sentido alguno. Eso era algo que nunca ocurría y aunque debería estar acostumbrada, no podía hacerlo. Necesitaba encontrar algún tipo de lógica, pero se sentía incapaz. No se trataba de una simple pesadilla, sus sueños eran los mismos noche tras noche. Y, a pesar de eso, no conseguía identificar nada. Eran paisajes que le sonaban, sensaciones que la agobiaban, un rostro que nunca conseguía ver porque siempre acababa despertando en ese preciso instante…Demasiadas cosas que no podía expresar, que no podía contar a nadie y que la iban hiriendo poco a poco.

Caminaba distraída, sumida en sus pensamientos, hasta que algo hizo que elevara la vista. O mejor dicho, alguien. Una silueta se dibujó frente a ella, recortada por la tenue luz que la luna desprendía desde el cielo oscuro. Eydis se quedó paralizada. Su cuerpo no le respondía, sus pies parecían haberse quedado fijos en el suelo, como si de un hechizo se tratase. Una parte de ella gritó de forma desesperada que se marchara de allí, pero otra…se lo impidió. En su lugar, clavó su mirada en ese desconocido que iba avanzando hacia ella.

Estaba cerca, demasiado cerca. En ese preciso instante se percató de que tan solo iba con el camisón. A cada paso que el desconocido daba ella iba sintiendo cada vez más miedo, pero algo continuaba impidiendo que se moviera. Ladeó ligeramente la cabeza, conteniendo el aliento. Apretó los puños. Estaba nerviosa, aunque eso era algo normal. Un auténtico desconocido estaba demasiado cerca y no sabía muy bien las intenciones que tenía. Y, encima, ella se había quedado congelada, no podía moverse, no conseguía que sus pies respondieran y la ayudaran a salir corriendo de allí. Un nombre salió de sus labios y fue entonces cuando retrocedió un par de pasos. ¿La conocía? Nadie se refería a ella utilizando su segundo nombre, mucho menos en París, pero…Tragó saliva y observó todos y cada uno de los rasgos del hombre que estaba arrodillado a sus pies.─Se…se equivoca de per…persona, caballero─susurró, reaccionando por fin y alejándose un par de pasos, sin dejar de mirar a ese hombre.

Eydís L. Arnardöttir
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 16
Puntos : 5
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 02/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: L'éternité d'un cauchemar [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:35 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.