Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Nuit Pleasures ~ Privado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Lun Abr 18, 2016 9:39 am

Había pasado casi un año desde que me había independizado formalmente viviendo por mí cuenta, en un piso que había encontrado en el centro de parís. Quedaba bastante cerca del burdel por lo que no perdía mucho tiempo en el trayecto y, además, quedaba también cerca de la casa de Naitiri. Le había prometido visitarla el fin de semana y había pensado en un postre nuevo para llevarle, me encantaba cocinar postres, por lo que cada vez que le hacía una visita siempre solía llevarle algo.

La echaba de menos, había vivido casi cinco años con ella y pasar a vivir sola era algo totalmente diferente. No me quejaba para nada y además había sido yo quien decidió dar el paso… en algún momento tendría que hacer mí vida y dejar que ella siguiera con la suya, aunque sabía que no era ninguna carga, pero era lo suficientemente mayor como para vivir por mí cuenta.

El piso era lo bastante grande como para una sola persona y, además, no estaba sola del todo. Adoraba a los animales y por ello tenía un gato, pardo de ojos verdes, que se llamaba Suri y una perra, muy parecida a la que Naitiri tenía, pero esta era blanca que se llamaba Nabudis. Y al igual que a ella a mí también me gustaba mucho leer por lo que tenía una estantería llena de libros que me había ido regalando durante el tiempo que viví con ella, había cogido su pasión y había sido ella quien me la había infundado. Por lo que, de alguna forma, me gustaba compensarle todo lo que había echo por mí.

Si no hubiera sido por ella seguramente mi vida habría sido muy diferente, habría acabado igualmente en el burdel puesto que quién me encontró en la calle fue la Madam pero… el hecho de vivir en un sitio ajeno al burdel era algo que agradecía mucho y el amor que tenía que por ella… no se podía comparar nada. Era mi hermana mayor, aunque fuéramos hijas de diferentes madres, y la quería y consideraba como tal. Y así lo haría durante toda mi vida.

Decidí levantarme de la cama y limpiar la casa y organizarla antes de salir a trabajar, era una maniática del orden y no podía ver nada fuera de su sitio, por lo que siempre limpiaba y recogía todo todas las mañana. El piso no era muy grande por lo que me daba tiempo a hacerlo sin ningún tipo de problema, aproveché para salir un rato y aprovechar el buen día que hacía y cogí a Nabudis y me fui a dar una vuelta con ella, me gustaba dar paseos al aire libre e ir con ella era una gozada, era una perra muy obediente y que siempre me hacía caso.

Tras darle un paseo bien largo volví a casa y preparé algo para comer mientras les ponía algo de comer, y comida de más, por si acaso llegaba tarde que no se lo acabaran todo. Me alegraba que ambos se llevaran tan bien y casi siempre estaban jugando el uno con el otro, Suri era un poquito malo con Nabudis pero se notaba que se querían y que ambos estaban jugando, jamás los había visto pelearse y jamás había visto ninguna herida causada por ninguno de ellos.

Tras dejar todo listo y preparado me di un baño antes de salir de casa, me cambié de ropa y finalmente me dirigí hacia el burdel, no sin dejar un beso a cada uno antes de salir como despedida. Todavía era algo temprano y el sol aún no se había escondido en el cielo, pero me gustaba llegar alto más temprano a mi hora cuando iba a trabajar. Dejaba todo listo y preparado y hablaba con alguna de las chicas que allí había. No es que tuviera muchas amigas, pero al menos el tiempo se hacía algo más ameno mientras esperábamos a los clientes.

Aquella noche estaba convencida de que, como de costumbre, uno de ellos acudiría como había estado haciendo hacía un tiempo. Lo había visto varias veces por el burdel y jamás había tenido nada con él hasta que, tras esas dos veces, fue él quién me pidió aquella noche. Y las siguientes veces que había vuelto al burdel me había seguido pidiendo, por lo que podía considerarlo como que era uno de mis clientes fijos y asiduos.

Por el momento no tenía queja alguna con él y me lo pasaba bastante bien cada vez que venía, incluso disfrutaba cuando venía por las noches y me pedía. Últimamente ya no tenía que decirme nada, cuando lo veía por allí sabía lo que iba a pasar y no tenía que informarle a la Madam de a quién quería, ella lo dejaba entrar y yo ya lo esperaba arriba en la habitación, no me gustaba demasiado llamar la atención ni hacer nada a la vista de los demás, me gustaba que todo quedase de forma más privada.

Giré por una de las esquinas y pude ver con claridad la entrada del burdel y me dirigí con paso tranquilo, llegaba con tiempo suficiente de sobra. Nada más entrar lo primero que vi fue a la Madam, en su sitio como siempre, al menos al principio de la noche donde luego más tarde dejaba en la entrada a un hombre para que controlara todo aquello. Hacía un par de años que había tomado aquella medida de seguridad, y todas estábamos encantadas con aquello. Nos sentíamos algo más seguras.


-Buenas noches, Alessia –sonreí mientras me quitaba el abrigo y lo dejaba detrás de donde ella se encontraba, un pequeño cuarto donde podíamos dejar nuestras cosas. Nadie allí me llamaba Arisley, de hecho, ni siquiera Naitiri lo hacía… siempre había utilizado mi segundo nombre, me hacía sentir algo más segura con todo lo que había pasado.
-Buenas noches Madam, ¿el ambiente está tranquilo? –la mujer sonrió y me miró de arriba abajo durante unos segundos, mientras dejaba que me evaluase con la mirada.
-Sí, de momento está todo tranquilo. Ya sabes, a medida que se acerque la noche el lugar va cobrando más y más vida –reí, tenía toda la razón en aquello.
-Si, la noche les hace sentirse más vivos… o, al menos, les hace tener mejor cuartada para venir a un lugar como este y escapar de sus esposas –se rió ante mi comentario, porque no era la primera vez que acudían hombres casados al burdel, ni serían los últimos- Me voy arriba –asintió con la cabeza y me dirigí por el salón notando que habían pocos hombres y habían algunas chicas sirviendo bebidas con las bandejas. Pasé de largo y comencé a subir por las escaleras directas a mí habitación, la que siempre utilizaba cada vez que estaba allí. Por el camino me encontré a una de las chicas, una que tenía unos cuantos años más que yo, y que todavía seguía ahí.
-Buenas noches, Alessia –me dijo y devolví el saludo, ya que era algo que no negaba a nadie.
-Buenas noches, ¿todo bien? –pregunté más bien por cortesía que por otra cosa. No me llevaba con ninguna en especial, pero aquella mujer era una víbora que no dudaba en recordártelo, como si fuera ella la que mandara en el lugar.
-Acabo de terminar con un cliente, así que bien. Si hubieras llegado antes… -me miró, sonriendo de lado- Pero seguro que estás esperando al adecuado, ¿verdad? Qué ingenua eres –enarqué una ceja, me enervaba como ella sola.
-Ya… seguro que si hubiera estado yo antes no habría dudado en escogerme a mí. La hipocresía es que no es lo mío, ¿sabes? Yo no tengo problema en decirte lo víbora que eres, al igual que no me importa que te siente mal cuando te lo diga –y seguí andando metiéndome en la habitación, negando con la cabeza. Qué mujer más odiosa. Me adentré hacia el armario y miré la ropa que podía ponerme aquella noche.  



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Mar Abr 19, 2016 1:43 pm

Oscuridad. Nada más y nada menos que eso. Una oscuridad tan espesa que te impide ver tus propias manos, ni siquiera sabes donde estás. Te encuentras perdido en una cárcel que es mucho peor que unos simples barrotes, de la que jamás puedes salir ni dejar entrar a nadie. Tu inmortalidad. Una inmortalidad que sabes que va a durar hasta el fin de los tiempos si no aparece un licántropo que quiera acabar con tu vida o un cazador que quiera hacer más de lo mismo. Una inmortalidad que carece de sentido cuando estás lejos de tus seres queridos y de cualquiera que has podido conocer con el paso de los años y sabes que un día todos dejarán de estarlo, el tiempo pasa por ellos como debería pasar por ti. Pero el tiempo está detenido, el tiempo para ti se ha parado en el mismo segundo en el que un vampiro te mordió y te dio de beber su sangre, para condenarte y formar parte de lo que era él. Y todo cambia. Pasa de ser luz, de ser diversión, de ser vida… A ser oscuridad, todo es una misma línea recta.

Hasta que aparece alguien que te hace pasar de ser una línea recta a tener unas cuantas subidas o unas cuantas bajadas. Me había pasado eso una de las noches en las que había ido a visitar el burdel. No solía recurrir a los servicios de las damas que allí trabajaban tan eficientemente, me gustaba ir a la parte del bar, relacionarme con otros seres, beber hasta que ya no pudiese más y marcharme a mi casa, como llevaba haciendo todos los viernes, hasta que la vi a ella. Su pelo rojo como el fuego fue la llama que me encendió, que prendió una vela en mi oscuridad y esta dejó de ser tan espera y oscura como lo llevaba siendo años. ¿Porqué ella? ¿Por qué ella y no otra persona? La curiosidad se implantó en mí y fue por eso que la pedi aquella noche, necesitaba saber de ella y conocerme a mí mismo en una faceta que desconocía y que hacía tiempo que no sentía. Alessia Un nombre que me acariciaba el paladar cuando lo pronunciaba y lo dejaba salir entre mis labios. La joven era  un soplo de aire fresco en los treinta años que llevaba siendo vampiro, el primer rayo de sol tras la tormenta.

Aquella noche de viernes, terminé  de cazar a uno de los asesinos que me había provocado varios dolores de cabeza, pues era escurridizo, esquivo, y había sido una suerte encontrarlo esta noche. Fue un placér romperle el cuello con mis propias manos, no sin antes, haberle roto todos y cada uno de los huesos de los pies y de las manos, incluyendo un dislocamiento de codo. Como había gritado, seguramente como gritaban sus víctimas cuando les cortaba el cuello. Maldito bastardo. Su sangre me llenó de energía, llevaba días sin alimentarme por el estrés que me provocaba el no poder atraparlo, pero todo había terminado y estaba eufórico, hoy era una buena noche, por lo que Alessia, iba a tener una buena suma de dinero y algún que otro obsequio, ella era la que me inspiraba a hacer las cosas mejor, aunque no tuviese ni idea de mis sentimientos, ni de nada de lo que yo hacía. Me fui a casa a cambiarme de ropa, me puse un traje negro con camisa pero sin corbata, no quería ir demasiado arreglado. Cogí el primer coche de caballos que vi y me subí, indicándole el lugar al que quería que me llevase. El cochero no dijo ni mu, todos teniamos mucho que callar cuando se trataba de un burdel el lugar de destino. ¿Cuántos hombres iban allí a ser infieles? ¿Cuántos se iban allí a inventarse una vida? Yo el primero. Alessia aún no podía saber nada, no teníamos la suficiente confianza como para pregonarle la verdad. Solamente le había dicho que era juez y trabajaba en los altos cargos de la justicia, que eso era lo que hubiese sido si no hubiese obtenido el don de la inmortalidad, ahora atrapaba malechores a mi propio método.

Pagué al cochero cuando paró delante del burdel y me bajé, tenía ganas de verla. Crucé la puerta y vi a la Madamme, tan elegante y educada como siempre. ―Bonjour Madam. ¿Cómo está? Ya veo que sigue estupenda como siempre. ― Pasé sin decir nada más, no eran necesarias las palabras. En vez de subir las escaleras para subir a la habitación en la que siempre me reunía con mi querida Alessia, me desvié hasta el bar, teníamos algo que celebrar y no se podía celebrar nada sin una buena botella de alcohol. Pese a que odiase el alcohol, nunca decía que no a un buen vino. Escogí uno de los muchos que me indicó la camarera, lo llevé en una cubitera con hielos junto a dos copas. Pagué por ello y me di la vuelta, saludando a la Madamme de nuevo cuando pasé por su lado. Esta vez, sí que subí las escaleras en dirección a la habitación.  ¿Estaría ya en la habitación? Miré el reloj, era la hora indicada, teníamos unos horarios los cuales yo siempre cumplía a raja tabla y se los había indicado e impuesto en cada visita. Se sabía la hora de entrada pero no la de salida. Golpeé en la habitación dos veces antes de entrar. ―Buenas noches.

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Miér Abr 20, 2016 7:03 pm

Después de encontrarme con aquella víbora la cual no pude evitar decírselo en la cara, ya que me había soltado que si hubiera llegado antes hubiera tenido un cliente, me adentré en la habitación. Chasqueé la lengua asqueada con todo aquella, odiaba que la gente se sintiera superior en ciertos aspectos y no entendía como la Madam le dejaba todavía trabajar allí… si hubiera llegado antes, ni siquiera el cliente se habría acercado a ella, eso lo tenía claro. Aunque tampoco me interesaba robar clientes, tenía a un par que eran fijos y con los cuales disfrutaba… pero, sobre todo, con el que tocaba en pocos minutos.

Había conocido a Reed hacía unos meses atrás cuando lo vi por el burdel un par de veces siempre en la barra, la tercera vez que lo vi, me había pedido para que fuera suya aquella noche. Y, desde entonces, cada vez que venía los viernes no hacía falta que dijera nada a nadie, ya sabía lo que iba a querer y a quién iba a pedir. Desde entonces era un cliente mío fijo, que ninguna de las demás chicas podía optar porque solamente me pedía a mí. Sabía que aquello jodía a un par, pero el cliente era el que mandaba.

Al principio las primeras veces me había impuesto unos horarios de los cuales al principio me negué en rotundo, ya que no me gustaba acondicionarme a ningún cliente… pensaba que, en aquello, debía de ser el cliente. Pero con el paso del tiempo lo había aceptado, incluso me gustaba porque disfrutaba con él y sabía que, cuando que me tocaba, iba a ser una noche muy placentera.

Por eso sabía que en apenas unos minutos llegaría, llamaría a la puerta y… el placer comenzaría. Nunca fallaba, nunca llegaba tarde y solamente había algo que nunca sabíamos; cuando iba a salir por aquella puerta. Sabía la hora de entrada pero no la de salida. Y no solamente nos dedicábamos a darnos placer, porque sí, él también me daba placer… sino que de vez en cuando alguna conversación en la cama teníamos después de haber acabado, por supuesto.

Me gustaba por eso, porque no solamente iba con la intención de meterse entre mis piernas y proporcionarme un par de orgasmos, sino que en parte, me dejaba descubrir algo de él. Sabía que era abogado y que era de alta clase, se notaba porque siempre iba bien trajeado y su perfume distinguido lo terminaba de enmarcar como tal. Sabía que tenía treinta años y aunque me llevaba algunos años, cosa que no me importaba pues estaba acostumbrada a tratar con hombres más mayores, lo consideraba bastante educado y maduro de los que muchos se pasaban por allí.

Me acerqué decidida hacia el armario donde estaba toda la ropa que podía utilizar y me cambié la que llevaba de casa, era algo que siempre solía hacer pese a que venía recién duchada de casa, nunca trabajaba con ropa mía. Me puse un conjunto de encaje bordado rojo, a juego con mi pelo, y me cubrí con una bata negra con adornos de flores que era transparente y que dejaba relucir lo que llevaba bajo. Me miré en el espejo para ver que estaba bien y que todo estaba perfecto cuando escuché unos golpes en la puerta. Justo, tan puntual como siempre.

Mientras me acercaba a esta vi como él abría la puerta y me saludaba mientras lo observaba con la mirada. Aquel traje le quedaba realmente bien bajo aquel abrigo que llevaba, sus ojos se clavaron en los míos y sonreí cuando vi que entraba con una cubitera y una botella, y dos copas. Debía de reconocer que era guapo y apuesto y entendía, perfectamente, porqué muchas chicas querían que pasara una noche con ellas.



-Buenas noches, Reed –llegué hasta su lado mientras él cerraba la puerta y miré la cubitera viendo que era una botella de vino- Oh, ¿hay algo que tenemos que celebrar? –me reí coqueta cogiendo yo la cubitera y quitándole las copas acercándome a la mesita que había cerca de la cama, dejando allí las cosas y sacando la botella mientras, de reojo, veía cómo se quitaba el abrigo y lo dejaba en el perchero que había cerca de la puerta- Tan puntual como siempre, querido, menos mal que siempre llego con algo de tiempo –reí divertida por la broma porque siempre estaba mucho antes de que él llegase para cambiarme de ropa y destapé la botella sirviendo el vino en las copas. Las cogí y me acerqué hasta donde estaba, cerca de mí, y le entregué la suya.- ¿Te gusta el conjunto que llevo puesto? Sé que te gusta el color rojo –sobre todo, el de mí pelo- así que he preferido ponerme un conjunto de ese color –la bata estaba abierta y dejaba expuesto lo que llevaba, contrastando con mi pálida piel- ¿te gusta? –le pregunté haciendo un puchero girando mi cuerpo hacia un lado y otro, sin moverme del sito, como si fuera una niña pequeña y lo miré- ¿Por qué brindamos?



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Jue Abr 21, 2016 12:42 pm

Cuando abrí la puerta y pasé al interior del habitáculo las ropas que en ese momento llevaba Alessia captaron mi atención. Llevaba una bata que dejaba entrever el conjunto de lencería de encaje rojo que llevaba puesto, simplemente eso. Mordí mi labio, se veía mucho más deliciosa que el olor de su sangre. Muchas veces al besar su cuello en nuestros encuentros carnales, había estado tentado de probar su sangre, pero si eso ocurría, estaría perdido, pues la perdería a ella, por eso siempre que quedaba con ella me alimentaba primero, para no tener ningún tipo de tentación con el líquido rojo que inundaba su cuerpo.

Quitó la cubitera y las copas de mis manos y cerré la puerta con el pie. ―Sí, hay una gran cosa que celebrar, querida Alessia.― Mientras ella servía el vino en las dos copas dejé mi abrigo en el perchero que estaba cerca de la puerta, así ambos estaríamos mucho más cómodos. Me acerqué a ella mientras se reía por la broma que acababa de hacer ella misma y le dediqué una sonrisa. ―¿Has estado con algún cliente más?― Quería establecer nuevas normas a nuestros encuentros, el olor que dejaban otros hombres en su cuerpo francamente me molestaba aunque se duchase e intentase quitárselo. Cogí la copa que me ofrecía y di un sorbo, estaba exquisito, la señorita camarera me había aconsejado muy bien.

La miré de arriba a bajo, divertido, excitado de verla con esa ropa. Sabía sacarse partido a su joven cuerpo y lo hacía muy bien, era pícara, sexy, salvaje... Era perfecta, la manzana roja que brillaba en el árbol del jardín del Edén. ―Estás hermosa, Alessia. Te sienta muy bien el color rojo, ya lo sabes.― La acerqué más a mí y le olisqueé el pelo. Me separé para poder decirle el porqué celebrábamos hoy algo. ―He encerrado a un asesino que llevaba semanas siguiendo. Por eso estoy contento y por eso vas a ser recompensada.― Acaricié su mejilla, mirándola a sus ojos claros. Lo de encerrarlo era falso, claramente me lo había comido tras torturarlo un poco, pero eso era algo que ella no iba a saber.

Ven.― La traje hacía mi cuerpo y la agarré por la cintura, para llevarla hasta el sofá que presidía la habitación. Nos sentamos en él, pese a que la cama era mucho más cómoda, pero eso lo dejaríamos para luego. ―Desnúdate, por favor. Quiero darte algo, pero quiero ver como te queda sin nada.― La miré con apremio, estaba nervioso, igual iba a ser demasiado para ella y quizás me iba a poner pegas al ver el regalo que le iba a hacer, la conocía poco, pero sabía que era cabezota al aceptar regalos. Muchos clientes querían hacer regalos a sus cortesanas, pero pocas lo aceptaban.




Spoiler:

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Sáb Abr 23, 2016 12:09 pm

Nada más entrar por la puerta lo observé de arriba abajo, era un hombre que siempre que acudía a nuestro encuentros, cada viernes, venía con un conjunto diferente de traje que le quedaba muy bien. En aquella ocasión no se había puesto corbata e hice un pequeño mohín, me gustaba juguetear con las corbatas que traía antes de comenzar a desnudarlo, era una pequeña forma de control que podía ejercer sobre él.

Le quité la cubitera y la dejé en la mesita que había al lado de la cama y pasé a servir las dos copas, no era muy dado al alcohol pero, si había subido la botella no iba a hacerle el feo de no beber y brindar por lo que fuera que la había subido. Di un sorbo al vino y suspiré, estaba muy bueno, había tenido buen ojo y sabía que no era uno de los baratos. Pero también sabía que, para Reed, eso no importaba en absoluto. Se lo podía costear, y lo sabía perfectamente. Enarqué una ceja ante su primera pregunta queriendo saber por qué brindábamos y negué con la cabeza.


-No he estado con nadie más, Reed. He llegado apenas diez minutos antes de que entraras por esa puerta y… no soy tan rápida –sonreí de lado y noté cómo me miraba tras haberle dado la copa sonriendo satisfecha por el resultado que estaba viendo en sus ojos. Reí entre dientes, divertida- Lo sé que me queda bien, al igual que sé que te gusta. Por eso me lo he puesto –volví a dar otro sorbo a la copa- ¿Me vas a decir, por qué brindamos esta noche? –pregunté antes de notar cómo me acercaba a su cuerpo por la cintura y olía mí pelo que sabía que le gustaba, muchas veces se había pasado mucho rato acariciándolo y a mí, por general, no me molestaba en absoluto. Me producía unas cosquillas cada vez que lo hacía y me dejaba hacer divertida. Abrí mis ojos para mirarlo cuando dijo que había encerrado a aquel tipo y lo miré con una sonrisa- ¡Enhorabuena, señor Reed! Me alegra que contribuya e encerrar a asesinos y limpie la ciudad de ellos –subí con mí mano libre por su pecho ya que sabía que era algo importante para él y lo miré cuando acarició mí mejilla- ¿Recompensa? Debería de recompensarte a ti, que has sido quien lo ha cogido –dejé que me pegara de nuevo a su cuerpo y me dejé llevar hasta el sofá donde me senté a su lado, sonreí por sus palabras de que me desnudara y dejé la copa en el suelo, al lado del brazo del sofá para no tirarla más tarde.

Me levanté del sofá dejando una caricia en su brazo mientras lo hacía y me puse delante de él y comencé a quitarme la bata que llevaba puesta, dejándome solamente en el conjunto de ropa interior rojo que me había puesto para aquella ocasión. La dejé tirada en el suelo junto a mis pies y, sin dejar de mirarlo a los ojos, desabroché el sujetador que dejé caer al suelo haciendo compañía a la bata, y los pantys corrieron la misma suerte deslizándose por mis piernas hasta llegar al suelo. Me acerqué de nuevo donde estaba Reed y me senté a su lado, cogiendo la copa de vino del suelo y dando otro trago.



-Sabes que no tienes que regalarme nada y no es algo que me guste pero… por hoy, haré una excepción, por haber atrapado a ese asesino –me mordí el labio- Muy bien, ¿cuál es la sorpresa? –era lo único que iba a aceptarle, sabía que no me gustaba demasiado los regalos y lo iba a hacer solamente por ese único motivo.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Mar Abr 26, 2016 11:29 am

Sonreí con una pequeña sonrisa torcida, esta noche era para mí, toda y completamente mía. Ningún hombre le había puesto las zarpas encima a mi dama de fuego. Bien. Esto tenía que ser así todos los Viernes, aunque tuviera que pagarle el doble o el triple por ello, el dinero no me importaba de ninguna forma, eran simples monedas, de las cuales, poseía muchas en el banco Parisino. Lo más complicado venía ahora ¿Cómo se iba a tomar esta pequeña exclusividad? Esperaba que bien. Yo si fuese ella, si estuviese en su lugar, me sentiría lleno de júbilo. ―Quiero que los días que vaya a venir, seas sólo para mí. Que ningún otro hombre te toque más que yo. Estoy dispuesto a pagar lo que me digas, la cantidad no supone un problema, como ya debes saber. ― Estuve tentado de ponerle sobre las manos un puñado de monedas, pero me quedé callado, esperando su aceptación a mi propuesta. Si decía que no, me iba a ver obligado a convencerla usando mis métodos, aunque no fuese lo apropiado.

Mordí mi labio ante su descaro y su pequeño momento de egocentricidad. Que mona era cuando se ponía así. Le hacía parecer un poco más mayor de lo que era, más segura de sí misma y con las cosas claras. ―Me alegra saber que conoce mis gustos, señorita. ― Yo esperaba algún día conocer los suyos también, y no solo eso, también conocer todo de ella, desde cuantos lunares tiene en la espalda hasta sus más oscuros secretos. Le dije el motivo por el cual brindábamos y por el cual me encontraba más que satisfecho, estaba pletórico. La sangre de ese maldito cabrón me había sentado más que bien. Esperaba no volver a necesitar beber sangre hasta pasados unos días, quizás una semana, así tenía tiempo de buscar otro asesino a quién matar. La miré de nuevo con una sonrisa torcida pero sincera, no se hacía ni una idea si quiera de cómo limpiaba la ciudad de los malechores... Era ella mi musa, la que se merecía cualquier recompensa. Besé el dorso de su mano que estaba sobre mi mejilla antes de contestar. ―Venga, haz lo que te digo. Te voy a recompensar porque quiero. No le des más vueltas. ― Dije en un tono divertido, animándola a que hiciera lo que le había pedido, algo sencillo para una cortesana.

Se fue desnudando poco a poco siempre con mi mirada puesta en ella, en su precioso cuerpo. Esta mujer me encandilaba como si mirase a una divinidad, era Venus o quizás Afrodita… Algo así tenía que ser. Terminó de quitarse la bata, la cual cayó al suelo y tras ella, le siguieron el sujetador y los pantys. Tuve que aferrarme al sofá con algo de fuerza, pues si no mantenía la cabeza fría, me iba a perder en su cuerpo y en sus labios. Se volvió a acercar al sofá, tras dar un sorbo más a la copa de vino.  Yo a su vez, la imité y también bebí de mi copa. Era el momento. Dejé la copa en el suelo y saqué una pequeña caja negra, dentro, había un pequeño colgante de plata y en su centro, relucía un pequeño diamante blanco. Era algo sencillo, pese a que era caro. ―Es esto. Póntelo cuando tengas algún evento o cuando tú quieras. Pero no salgas de noche por las calles tú sola con él. No se sabe cuando puede aparecer un ladrón para robarlo. ― Al ser de plata, mantendría a los licántropos lejos de ella, por lo que era una medida de protección también. No esperé su respuesta, de sí le gustaba o si no lo hacía. Se lo coloqué  y besé su nuca. Estaba preciosa con ello puesto.

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Vie Abr 29, 2016 9:41 am

Todo estaba listo y preparado para el encuentro de aquella noche, cuando entró por la puerta vestido de aquella manera tan elegante como él solía vestir, cogí la cubitera y la dejé sobre la mesita para servirnos a ambos el vino que había en ella, ofreciéndole la copa mientras me decía el motivo por el cual estábamos brindando aquella noche.
De lo poco que lo conocía sabía que era abogado y que se encargaba de encerrar a los criminales que había en la ciudad de París, y no es que hubiera pocos precisamente. Era todo un justiciero, y por lo que tenía entendido, era uno bastante bueno. Lo miré enarcando una ceja ante sus palabras… era algo que no estaba realmente en su mano, por mucho dinero que pudiera pagarme por ello.



-Reed –lo miré sin querer ser demasiado brusca con lo que le iba a decir- me encanta cuando vienes todos los viernes y estamos… horas aquí metidos –porque sí, cada vez que venía no era solo para media hora, o una hora… el tiempo con él se alargaba de una forma que parecía realmente que habíamos estado menos tiempo del que era- Pero eso es algo que no puedo concederte. Porque no es algo que dependa de mí –aunque sí que podía hacer pero, no sabía exactamente si la Madam me dejaría hacerlo o no, aunque estaba convencida de que si él soltaba una cuantiosa suma de dinero ella no pondría pega alguna.

Sonreí cuando dijo que conocía sus gustos, porque sí, era algo que con el paso de las veces que habíamos ido quedando me había guardado en la memoria. Para esas cosas tenía mucha vista y sabía lo que le gustaba, igual que en la cama, sabía todo lo que le gustaba y lo que le desagradaba… con cada sesión, aprendía un poco más de él. Por eso me había puesto ese conjunto, porque sabía que le iba a gustar verme con el puesto. Reí ante su desesperación de que comenzara a desnudarme y lo hice, a veces sacaba esa vena de mandón que tenía que me hacía mucha gracia, porque sabía que no la sacaba de “malas”, sino que simplemente era así. Un juez mandón… quién lo iba a decir.

Comencé a desnudarme sin apartar la mirada de la suya viendo sus reacciones, sabía que lo que llevaba puesto iba a durar muy poco pero igualmente había querido ponérmelo para que él lo viera. Lo vi aferrarse al sofá y reí entre dientes, de forma coqueta, sabiendo lo que provocaba en él cada vez que me veía desnuda… y de nuevo, me lo volvía a mostrar. En esos momentos, con él, me sentía un poco poderosa… sabía lo que le gustaba y a mí me encantaba dejarle de aquella forma, era algo que no comprendía muy bien pero que para una joven como yo, era sorprendente y maravilloso. Me senté en el sofá a su lado y tras darle un sorbo a su copa me enseñó una caja negra mientras miraba esperando saber lo que llevaría dentro. Como bien sabía, no era propia de aceptar regalos pero solamente por aquello se lo iba a conceder.

Me quedé embobada durante unos segundos mirando aquel precioso colgante que había en la caja, era totalmente blanco con un pequeño diamante justo en el centro. Precioso y bello a la par, blanco como mi piel, lo miré a él durante unos segundos y antes de que dijera nada… ya me lo estaba poniendo. Recogí mi pelo para que le fuera más fácil y cerré los ojos ante el beso en mí nuca. Toqué el diamante que había en el centro viendo como iba a juego con el tono de mí piel y me giré a mirarlo. Le habría costado carísimo, no tenía duda alguna. Era precioso, y claro que lo iba a utilizar, pese a que no aceptase normalmente regalos de los clientes.



-Es precioso, Reed, me encanta –toqué de nuevo el collar y luego pasé a mirarlo a él- Muchas gracias, aunque sabes que no tienes que comprarme nadame mordí el labio ante el echo de no ponérmelo de noche- Solo llevaré cuando tenga que ir a alguna fiesta, te prometo que no lo llevaré todas las noches por si acaso pasara algo –lo miré durante unos segundos y me acerqué a él subiendo mis manos por su pecho hasta llegar a sus hombros, inclinándome hacia él- Y ahora, ¿me dejas compensarte por ello? –Sonreí- Quiero que veas lo agradecida que estoy por el regalo.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Miér Mayo 04, 2016 12:21 pm

¿Cómo que no dependía de ella que solamente fuese mía los viernes de cada semana? Claro que dependía de ella. Ella tenía que ser la que lo elegía, a la Madamme seguro que no le importaba pues siempre era un cliente que cumplía y pagaba la cantidad precisa para disponer de Arisley el tiempo que me correspondía. Ni un minuto más ni uno menos. Sus palabras me hicieron enojarme un poco, estuve tentado de comenzar a utilizar uno de mis poderes con ella, pero no quería llegar a ese punto, me parecía feo engañarla también con sus acciones… Suspiré y acaricié sus manos, mirándola de reojo. ―Hablaré con la Madamme. Con lo que le pago deberá de ser suficiente para que acepte esa norma. ¿Por qué tu quieres que eso sea así verdad? ― No tenía opción de decir que no. Sabía que le agradaba mi compañía tanto personal como sexualmente.

El poder que ejercía sobre mi cuerpo se veía incrementado al tenerla desnuda delante de mí, para después, tenerla sentada a mi lado. Miles de chispas de luz se arremolinaban en mi ser, dejando solamente unos pocos huecos de oscuridad, aquellos que nunca se iban a marchar, pues eran lo que verdaderamente era yo, en lo que me había transformado hacía ya treinta años. Coloqué el colgante sobre su cuello y sonreí, le quedaba como un guante, como si hubiera estado creado expresamente para que ella lo llevase. Esperé con una sonrisa su respuesta, le tenía que gustar. No había más opción. Mis ojos se centraron en ella mientras esta subía las manos hasta mis hombros, pasando por mi torso. Si estuviese desnudo estas caricias encenderían una parte de mí que estaba en duermevela. Mi rostro se tornó en una mueca pícara ¿Con qué me iba a compensar? Seguramente con una sesión de sexo satisfactoria para ambos. ―Claro, puedes compensarme como gustes Alessia.Pero antes, debo hacer unas gestiones. ― Me levanté del sofá y antes de salir por la puerta la miré. ―Vengo ahora. ― Salí de la habitación cerrando al terminar y bajé las escaleras.

No iba a permitir que se me pasase esta oportunidad de hablar con la Madamme acerca de mis visitas privadas y exclusivas con Alessia y seguramente era lo que iba a pasar si esperaba demasiado o al final del encuentro, o si lo dejaba en sus manos cabía la posibilidad de que Alessia no le dijese nada e incluso me mintiese al respecto. Esquivé a unas cuantas chicas que subían a las habitaciones con sus respectivos clientes y llegué hasta donde estaba la Madamme. Toqué su hombro con mi mano para captar su atención, ya que estaba enfrascada revisando unos papeles que tenía. Le conté exactamente que era lo que precisaba, todos los viernes por las noches quería en exclusividad a Arisley, de principio a fin, sin importar cuanto insistiesen los demás clientes o ignorando el precio que ponían por esas noches. Al principio, estuvo reticente a aceptar mi propuesta, pero usé mi poder sobre ella y la convencí. Satisfecho, volví escaleras arriba. Entré en la habitación con una sonrisa ancha. ―Siempre consigo lo que me propongo, Alessia.




Spoiler:

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Mar Mayo 10, 2016 1:35 pm

¿Podía realmente él tener ese tipo de exclusividad? Era algo que no sabía y que no había visto en el burdel en lo que llevaba allí, y Naitiri jamás me había comentado nada al respecto, por lo que daba a entender que a ella no le habían pedido aquello. Estaba convencida de que la Madam no pondría ninguna pega por lo que él fuera a pedirle. Sabía que era un cliente que siempre pagaba sin importarle el tiempo que hubiéramos estado en la habitación y del cual nunca había recibido quejas.

Más bien, al contrario. Había escuchado algún que otro comentario respecto a él de chicas envidiosas que lo querían para él, pero era Reed precisamente quien me quería y escogía siempre, algo que me alegraba, porque en verdad disfrutaba cada vez que él venía. Lo miré durante unos segundos ante su pregunta, ¿qué podía decirle? Aunque mirándolo por el lado positivo, sabría que con él no tendría ningún de tipo de problema… al menos, no lo había tenido por el momento.


-Si estuviera en mí mano dártelo, créeme, prefiero que seas tú a que sea cualquier otro. Contigo tengo… más confianza –sonreí mientras me daba aquella cajita y sacaba aquel precioso colgante, que miré embobada durante unos segundos. Le habría costado carísimo, no tenía duda alguna de ello. Dejé que me lo pusiera y agaché mí rostro para observarlo al contraste con mi color de piel y luego me giré para mirarlo. Debía de compensarle por aquello, aunque no aceptara de normalidad regalos pero este iba a ser una clara excepción- Te puedo compensar de muchas maneras satisfactorias –porque, sino, ¿para qué estaba allí? Me lo quedé mirando durante unos segundos mientras lo observaba levantarse y acercarse a la puerta, enarqué una ceja ante sus palabras y… suspiré cuando me dejó sola.

Seguramente iba a hablar con la Madam, la cual no le pondría ninguna pega, y todos los viernes sería mí único cliente. Sonreí de lado, tal como hoy, seguramente iba a ser el único cliente que tuviera porque dudaba de que me dejara estar con otro más. En ese aspecto, iba a tener suerte. Me acerqué al espejo que había y contemplé mí reflejo con aquel colgante, brillando con la luz de la lámpara y mí pelo rojo cayendo por uno de mis hombros. Era una combinación algo extraña pero, a la vez, hermosa. No pensaba que pudiera quedarme tan bien ese color teniendo una piel tan blanca.

Opté por sentarme en la cama con la copa de vino dando un par de sorbos, no le llevaría mucho el hablar con la madam y me crucé de piernas esperándolo. Cuando oí que la puerta se abría y alcé mis ojos azules hacia ella, viendo como entraba con una sonrisa de oreja a oreja, clara señal de que lo había conseguido. Sus palabras me lo confirmaron y, dando otro sorbo más, me levanté de la cama acercándome a él a paso lento, parando solamente para coger su copa, y seguir mí camino mientras lo observaba fijamente. Le tendí la copa cuando estuve delante de él y sonreí.


-Deberíamos brindar entonces porque hayas conseguido lo que te proponías, otra vez
–sonreí divertida alzando mí copa y darle un sorbo- Y ahora… -una de mis manos comenzó a desabrochar los botones con un poco de esfuerzo, pero una vez salía uno el resto era mucho más fácil- ¿Te puedo desnudar ya, y recompensarte? –solo había abierto hasta su abdomen y dejé mí mano justo ahí mientras lo miraba con una sonrisa, pura inocencia con un toque de lujuria.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Sáb Mayo 14, 2016 8:40 am

Su insinuación ante compensarme de manera satisfactoria encendieron mi alma y mi cuerpo, provocando que tuviese ya ganas de perderme entre su pelo y su cuerpo caliente. Aún recordaba la primera vez en la que había solicitado sus servicios tras haber estado un par de viernes pensándomelo, tras darme cuenta de que la quería para mí, fuera como fuere. Y ahora estaba un poco más cerca de conseguir mi objetivo, pues la Madamme había aceptado sin rechistar a que fuese mía todos los viernes, sin excepción, me daba igual si se encontraba enferma o con la menstruación. Cada viernes iba a ir a donde ella estuviera y pasaría tiempo con ella, hasta conseguir que sintiera en su corazón vivo lo que sentía yo en el mío muerto.

Al volver a la habitación, me la encontré sentada con las piernas cruzadas encima de la cama, y con la copa de vino en sus manos. Se levantó de la cama, cogió mi copa de vino del suelo al lado del sofá y se paró delante de mí, tras darme la copa. Brindé con ella y reí por sus palabras. ―Soy un hombre muy persuasivo, señorita.― Y ella no sabía cuanto podía llegar a serlo... Comenzó a desabrochar los botones de mi camisa y me dejé hacer, era todo un contraste cuando sus suaves y delicadas manos me tocaban, pues estaba calientes y mi cuerpo completamente helado. Coloqué en mis labios una sonrisa torcida y agarré sus manos, casi con ternura. ―Lo que me pregunto es que hago aún con ropa y tu desnuda. No estamos en igualdad de condiciones.― Solté sus manos, dejándole total libertad para que me desnudase al completo, de cabeza a los pies.

Una vez desnudo, la llevé a la cama, pero me coloqué yo debajo, dejándole completa libertad para que me hiciese lo que quisiera. Acaricié su rostro con una de mis manos, dejando la otra apoyada en la almohada que tenía sobre la cabeza. ―Eres demasiado bella, Alessia.― Sonreí, cerrando los ojos, centrándome en notar su cuerpo sobre el mío, escuchando como su corazón latía bajo su pecho y su sangre corría por todo su ser...

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Mar Mayo 17, 2016 10:02 am

Mientras me quedaba a solas en la habitación me contemplaba en el espejo con aquel colgante notando la diferencia que había, nunca había pensado que podía quedarme tan bien algo tan blanco como aquello siendo mi piel tan pálida, pero me gustaba el contraste que creaba. Era precioso y seguramente carísimo, aunque sabía que Reed podía permitírselo pero… no era algo que debería de hacer. No tenía por qué hacerme regalos y si lo había aceptado había sido, únicamente, porque había encarcelado a un criminal, no por otra cosa.

Removí el vaso moviendo mí muñeca mientras esperaba a que volviera, seguramente, la Madam no pondría ninguna pega e inconveniente a que me pidiera todos los viernes… para ella era algo asegurado y, sabiendo como era, no le iba a importar en lo más mínimo. Di un sorbo más a la copa justo cuando Reed entraba de nuevo por la puerta, su sonrisa me aseguraba que se había salido con la suya, y suspiré ante la idea. Cada viernes lo tendría a él por completo, sin ningún cliente más, solamente a él. En exclusividad, como si fuera algo V.I.P que solamente pudiera tener él. Al menos, durante esos segundos que lo pensé, fue cómo me sentí.

Le sonreí acercándome a él parando a coger su copa para dársela y brindar por aquello, se había vuelto a salir con la suya, por segunda vez aquella noche, y eso era motivo de celebración. Iba a ser suya cada viernes no importara lo que pasara, hasta que él se cansara de todo aquello y decidiera que ya había tenido suficiente. ¿Se podría llegar a cansar algún día? ¿Lo haría yo? Reí por sus palabras.


-No me cabe la menor duda, Reed, de lo que eres. Prueba de ello es el colgante
–que era precioso- que llevo puesto y la sonrisa que traes desde que has entrado por la puerta. Algún día tendrás que contarme el secreto –reí levemente dando otro sorbo a la copa y decidí dejarla encima de la cómoda, que quedaba cerca, para pasar a centrarme en él. Cogió mis manos entre las suyas y sonreí ante sus palabras, cierto, ¿qué hacía todavía vestido?- ¡Oh! Perdóname… un error que enmendaré ahora mismo –dije con cierto tono de inocencia, como si realmente no supiera muy bien lo que tenía que hacer. Seguí desabrochando los botones de la camisa hasta finalmente colar mis manos por sus hombros y dejar que esta callera al suelo. Seguí por sus pantalones haciendo que le siguieran a la camiseta y así prenda por prenda hasta dejarlo totalmente desnudo, al igual que lo estaba yo.

Su cuerpo estaba algo frío seguramente de haber venido de la calle y esperaba calentarlo cuando le agradeciera por el regalo. Me dejé llevar a la cama y me tumbé sobre él sintiendo el contraste de mí piel y la suya, la suya estaba algo más fría que la mía, cosa que esperaba solucionar en cuestión de momentos. Le miré sonriendo por sus palabras mientras mí pelo caía en cascada por mis hombros, puro fuego, contra el hielo de mí pálida piel.



-¿Quieres encontrarme de alguna manera, en especial, los viernes? Ya sabes, desnuda, vestida, semi-vestida… ¿cómo te gustaría encontrarme?
–era la primera vez que me veía en una situación parecida, y no sabía muy bien cómo debía de actuar. Aquello era nuevo para mí.– Estás algo frío… tendré que hacer que entres en calor –reí levemente pasando a besar su pecho para ver si conseguía que entrara en algo de calor mientras mí mano se perdía más abajo y se colaba entre nuestros cuerpos, buscando su miembro para acariciarlo de forma lenta- ¿Qué quieres que te haga, Reed? ¿O me das libre albedrío? –dejé besos y pequeños mordiscos por su cuello, mientras mí cuerpo seguía pegado al suyo y mí mano se movía de forma suave sobre su miembro.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Vie Mayo 20, 2016 12:31 pm

El secreto que tenía le sería revelado, pero mucho más adelante, cuando ella misma se fuese percatando poco a poco de mi condición, de lo que me atraía su sangre, de lo frío que estaba siempre por más que hubiese hecho por el día una temperatura abrasadora y el por qué siempre la visitaba por las noches... Sonreí y asentí. ―Quizás algún día te cuente porqué siempre consigo todo... Si te portas bien.Y aceptas ser mía como yo soy tuyo. Me quedé mirándola mientras me iba desnudando poco a poco, sus manos calientes sobre mi piel fría hacían que el vello de la nuca se me erizase como escarpias.

Verla encima de mí, tan pálida, con el pelo rojo como el fuego cayéndole sobre los hombros, con sus pechos erguidos, era la mejor vista que podía tener en mil años. ¿Le gustaría algún día, cuando supiera lo que era convertirse en mi pareja para toda la eternidad? Ni siquiera la muerte iba a poder separarnos... Era lo que más quería, más que atrapar a cualquier malhechor. Deslicé un dedo desde su hombro hasta su muslo, lo hice despacio, concentrándome en sentir su piel bajo mi dedo. La miré de nuevo a los ojos azules. ¿Cómo deseaba verla? ¿Desnuda? Um. No era todo sexo lo que quería con ella, quería que lo entendiera. ―Prefiero que me esperes vestida. Quizás no nos quedemos aquí. ¿No te gustaría hacer otras cosas conmigo que no sean mantener relaciones? Me gusta tenerlas contigo, pero también quiero conocerte, Alessia.― Cerré los ojos cuando se bajó hasta besar mi pecho, pude notar más de cerca como su corazón latía bajo su pecho. Me relamí un poco, su sangre me llamaba, debía de ser sabrosa... Di un pequeño suspiro cuando noté su mano bajar hasta mi miembro, y la forma en la que lo acariciaba. Disfruté los besos y mordiscos, estuve tentado de morderla yo, pero quizás no fuese lo suficientemente fuerte como para dejar mis colmillos quietos, así que no lo hice y simplemente le devolví los besos en su cuello. ―Puedes hacer lo que quieras. Soy tuyo.― Y no me refería solo al hecho de que fuese suyo esta noche.

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Dom Mayo 22, 2016 9:10 am

Todavía me costaba un poco acostumbrarme a la sensación de poder que podía ejercer sobre algunos hombres, sobre todo, hombres como lo era Reed. Ahora entendía con mucha claridad la mayoría de las cosas que Naitiri me había dicho y que, en su momento, no lograba comprender de ninguna forma. No estaba acostumbrada a que un hombre pudiera ceder bajo mis encantos de esa manera, de hecho, a veces me costaba mucho estar con un hombre a solas.

La primera vez que estuve con Reed estuve de lo más nerviosa pese a que no era la primera vez que hacía aquello, pero desconfiaba de todos los hombres y no podía evitarlo, aún tenía que ganar más confianza en ese terreno… y tenía que aprender mucho sobre ello también. Pero extrañamente me había sentido cómoda, también había ayudado cómo me había tratado él en esos momentos haciendo que mis nervios se esfumaran y disfrutara de aquella noche. Por eso, en parte, no me molestaba que hubiera pedido esa exclusividad… y se lo había dicho; prefería que fuera él a que otro del cual no tenía esa confianza.

Porque aunque no lo pareciera y aunque nunca pudiera llegar a pensarlo e imaginarlo, cuando estabas con un hombre, desnudos, sabías y conocías mucho más que vestido. Era algo realmente extraño y que todavía no entendía muy bien… pero la confianza se iba forjando con cada encuentro, también era cierto que habíamos hablado de muchos temas, que no solamente Reed se dedicaba a venir, hacer lo que había venido a hacer y largarse… muchas veces charlábamos tumbados en la cama, me contaba cosas sobre él, por qué había sido juez, los casos que tenía… era algo ameno y agradable.



-Soy una niña buena, Reed, es algo que tú ya sabes, así que tendrás que contarme ese secreto –reí entre dientes y lo miré divertida, notando cómo me miraba y su dedo que perfiló desde mí hombro hasta el muslo. Me incliné para besar y morder su pecho y escuché sus palabras mientras mi mano descendía por su pecho hasta llegar a su miembro, dándole una leve caricia. Levanté el rostro y lo miré. Era la primera vez que un cliente me decía que no nos quedaríamos en la habitación. Si la Madam se lo había permitido por mí no había problema alguno con ello, así que… me encogí de hombros- Entonces te esperaré vestida, ¿tengo que ponerme… muy elegante? –reí levemente, me hacía gracia que me sacara fuera de allí para… hacer otras cosas. Me sentía como una mujer de compañía, pero seguramente estar fuera era mucho mejor que estar entre esas cuatro paredes- No puedo negarte nada, si te lo permiten, ¿quién soy yo para negarme? –dejé un beso en su nariz y lo miré con una sonrisa, mordiéndome el labio- Todo mío señor Reed –tenía que compensarle por el regalo así que besé sus labios mientras mi mano envolvía su miembro y comenzaba a moverla en un sube y baja lento, sin prisa alguna, para pasar a besar y morder su cuello hasta subir a su oreja, donde di un leve mordisco algo inocente y susurré sobre esta, pegando mí cuerpo al suyo- Sí, a mí también me gusta estar contigo Reed. Me siento extrañamente cómoda.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Jue Mayo 26, 2016 11:26 am

La primera noche que pasé con Alessia estaba realmente nervioso, reavivó en mí algo que había permanecido apagado por la sed de sangre durante mucho tiempo, ya se me había olvidado como era el tacto sobre una mujer, pues llevaba muchísimo tiempo cazando hombres, que solíamos ser los más delincuentes y nos gustaba hacer todo tipo de cosas malas y sobre todo contra ellas, las mujeres que tanto odiábamos y tanto necesitábamos en esta vida. Su piel suave me llamó la atención, era como tocar el terciopelo, o la seda. Toda ella me cautivó y seguía disfrutando de su compañía y de su cuerpo desde entonces. Nunca me había dicho que no a algo. ¿La tenía rendida bajo mis pies?

El secreto iba a tardar mucho tiempo en ser contado, de eso estaba completamente seguro, por muy niña buena que fuese... Las que iban de tímidas y de buenas eran siempre las peores. Se quedó un tanto cortada cuando le dije que quería que me esperase vestida. ¿Nunca había salido con ningún cliente fuera de aquí? Hice una especie de mueca, no le podía llevar a muchos sitios como a cenar, pero sí que me gustaría llevarla al teatro, tenía que culturizarla para volverla un auténtica señorita, a mi gusto. Asentí a su pregunta. ―Sí, quiero llevarte a una función de teatro, creo que te gustará y si no... Pues haré que te guste. ― Le guiñé un ojo. ―¿Puedes llevar un vestido de color neutro? Como color crema, o marrón claro estaría bien. ¿Tienes alguno así? Puedo comprarte yo alguno... De hecho, te compraré unos cuantos.― Sentencié y arrugué la nariz cuando dejó un beso en ella. "Todo mío". Así era. Besó mis labios mientras seguía acariciando mi miembro y suspiré dentro de su boca, era una sensación que me encantaba sentir, cuando ella me tocaba de esta manera.

Pasó a besar mi cuello, cerré los ojos, concentrándome en los olores y los sonidos que podía oler y escuchar en la habitación y agarré sus caderas. Si se sentía cómoda era una buena señal. ―Eres increíble.― Dije e hice un movimiento rápido, penetrándola directamente. Por suerte, ella estaba igual de mojada que yo de erecto, así que no hubo dolor ninguno para ella. Dejé escapar un suspiro y abrí un ojo para poder verle el rostro. ―Mandas hoy, así que... Aprovéchame bien, señorita.― Abrí el otro ojo para poder verla, me gustaba verle la cara cuando le hacía el amor.




Spoiler:

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Dom Mayo 29, 2016 12:10 pm

Aún me era algo extraño que Reed pudiera caer en esa tentación que decía que le provocaba, pero que me hacía sentirme más segura con él y conmigo mismo. Aún me quedaban muchas cosas por aprender de todo aquello y tampoco entendía por qué me pedía a mí… pero no me iba a quejar, a él ya lo conocía, tenía cierta confianza y era mucho mejor tratar con él que con algún otro desconocido. Lo miré alzando una ceja ante que lo esperara vestida, no me esperaba que me soltara que íbamos a salir de allí pero… no estaría nada mal.

Tenía que ir vestida de forma elegante y eso me hizo mirar, por unos segundos, la ropa que tenía allí y… bueno, me mordí el labio. Allí no había mucha ropa que cuadrara con lo que él había pedido así que seguramente tendría que venir vestida de casa de aquella manera, esperarlo aquí e irnos. Porque la ropa que tenía en la habitación distaba mucho de poder ser utilizada fuera de allí.



-Sí, creo que tengo algún que otro vestido de esos colores, lo tendré en cuenta para la próxima vez –hice una mueca cuando dijo que me compraría varios vestidos y negué con la cabeza. Eso sí que no podía permitírselo, una cosa era la joya que me había regalado, pero aquello sí que no podía aceptarlo- No quiero que me compres vestidos, Reed, yo ya tengo vestidos aunque no de los colores que pides… pero no hace falta que lo hagas. De hecho, no los aceptaré cuando me los traigas. –Y me sentaba mal rechazarlo, pero aquello sí que no iba a consentirlo… por un motivo en concreto valía, pero yo tenía vestidos en casa elegantes- Me pagan lo suficiente como para comprarme yo los vestidos que quiera –y en ese punto, no iba a permitir réplica alguna.

Sonreí coqueta cuando noté cómo suspiraba por lo que mí mano en su miembro le provocaba, aún me fascinaba todo aquello, tener ese tipo de… poder sobre un hombre y saber utilizarlo era maravilloso. Sobre todo cuando lo sabías controlar y cuando era qué tenías que hacer, o no. Me incliné para pasar a su cuello mientras mi mano seguía moviéndose sobre su miembro y sentí como aferraba mis caderas con fuerza, ¿qué era increíble? No me lo creía para nada, pero si él lo decía… debería de tener razón.

No me dio tiempo a hacer mucho más porque, me agarró con fuerza, y me penetró de una haciendo que gimiera contra su cuello sintiendo cómo invadía mi interior con su miembro, sintiendo el contraste entre estar ardiendo, y su miembro algo más frío. Una combinación excitante que envió un escalofrío por toda mí columna. Lo miré echando mí rostro hacia atrás y cerrando los ojos unos segundos, acostumbrándome a aquella sensación. ¿Me dejaba mandar? Era algo que nunca me había dejado hacer, normalmente, era él quien llevaba siempre el control de todo. Y, por unos segundos, no supe realmente lo que debía de hacer al decir que yo mandaba.



-Vale, voy a aprovecharte –reí de forma baja con él todavía dentro de mí y comencé a mover mí cadera de forma lenta subiendo y bajando sobre su miembro, solté un suspiro por el placer que sentía y cerré los ojos mientras seguía moviéndome, poco a poco, aumentando el ritmo de forma lenta encontrando uno que realmente me gustara. Me mordí el labio y gemí cuando hice un círculo con mí cadera. Nunca me habían dejado mandar, y me sentía algo perdida. Apoyé mis manos en su pecho y lo miré dejando que mi pelo cayera sobre uno de los lados rozando mí brazo y llegando hasta su pecho mientras movía de nuevo mí cadera- Ayúdame –murmuré sobre sus labios gimiendo sobre estos, aumentando más y más el ritmo sintiéndome algo más cómoda y mordiendo su labio entre mis dientes.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Lun Jun 06, 2016 7:03 am

Alessia era una mujer que tenía todo lo que podía desear, pero lo que me sacaba de quicio es que quisiera aparentar ser humilde, no ser caprichosa ni materialista como eran todas las mujeres. Y ella lo era. En cuanto probase un atisbo de la riqueza que poseía se volvería materialista y caprichosa, como esas mujeres que gastaban los francos que ganaba su marido en una sola tarde. Quería que así fuera, porque así eran todas las personas de la clase alta. Quería que fuera así y así educase a los posibles hijos que pensaba adoptar con ella. Y si no aceptaba, iba a usar mi persuasión, que para eso la tenía. El comentario me enfadó y me hizo fruncir el ceño en una mueca con mi boca. Estaba cansado de que me dijera que no a las cosas. ―Ya hablaremos más adelante del tema de los vestidos, pero debes acatar que si quiero regalarte algo, lo debes aceptar, por muy caro que sea, Alessia. Si te hago un regalo, lo aceptas sin rechistar. ¿Entendido?― La miré fijamente y utilicé el poder que tenía de la persuasión, para que dijera que sí de una maldita vez, no quería escuchar más una negativa.

La penetración fue algo brusca por mi parte, esperaba que no le hiciese ningún daño, estaba algo enojado, pero no quería lastimarla y mucho menos hacerle algo que pudiera implicar que saliese sangre, si veía o olía su sangre iba a ponerla en peligro. Le dije que la dejaba mandar, quería ver si valía la pena cederle un poco de control. Estuve esperando ansioso para ver que era lo que tenía preparado para mí y para mi infinito placer. Empezó a moverse de arriba a bajo sobre mi miembro, una sonrisa cruzó mi cara y mis manos comenzaron a masajear sus perfectos pechos. Se agachó hasta casi rozar nuestros labios, podía notar su peso sobre mi cuerpo. Abrí un ojo divertido cuando me pidió ayuda. ―Si te ayudo... No estarás mandando, princesa.― Reí un poco, pero accedí a su petición, no me podía hacer el duro si me lo pedía con ese hilo de voz.

Me incorporé en la cama, quedándome sentado, con la espalda apoyada en el cabecero de la cama. La agarré por la espalda para pegarla mucho más a mi frío cuerpo y comencé a dar pequeñas embestidas, haciendo que los movimientos fuesen lentos, pero profundos. ―Sube y baja despacio, ya veras que bien se siente.― Besé sus labios tras acabar las palabras y suspiré en ellos cuando empezó a hacerme caso.




Spoiler:

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Miér Jun 08, 2016 5:58 am

No entendía por qué era tan importante para él el hecho de que tuviera que aceptar todos los regalos que decía que iba a hacerme, quizás lo entendería mejor si mantuviéramos una relación y él quisiera hacerme algún regalo… pero siendo su cortesana, porque era más suya que de nadie ya que era con quien más veces había estado, no lo veía apropiado el que quisiera hacerme tantos regalos. El collar lo había aceptado porque sabía que era importante para él, pero ¿los vestidos? Yo tenía vestidos en casa, y yo podía comprarme vestidos para la ocasión si hacía falta… no necesitaba que él me los comprara. No podía aceptarlo.

Suspiré por sus palabras, aquel hombre era muy cabezota, se le había metido la idea en la cabeza y ya no habría forma de quitársela. Tenía que distraerlo de alguna forma para que dejara de pensar en regalarme cosas y abriera su boca solamente para gemir o pedirme algo. Lo vi fruncir el ceño y escuché sus palabras de que debía de aceptar todos los regalos que me hiciera, y me mordí el labio. No iba a cambiar de idea por mucho que le dijera, ni yo iba a cambiar de idea tampoco.


-Reed, de verdad, gracias por querer regalarme cosas pero no veo que sea necesario… -de pronto, en cuanto él terminó de hablar fue como si todo lo que estuviera diciendo me pareciera bien, quería que me regalara esos vestidos y sonreí- Vale Reed, regálame lo que quieras –le miré y gemí cuando aferrando mis caderas me penetró de una haciendo que cerrara los ojos y tirara hacia atrás mí cabeza. Comencé a mover mí cadera subiendo y bajando sobre su miembro, moviéndola a veces en círculos, mientras me adaptaba a un ritmo que me era satisfactorio, sintiendo cómo él masajeaba mis pechos y me hacía jadear por ello.

Finalmente acabé inclinándome sobre él rozando sus labios con los míos mientras seguía dentro de mí, y le pedí ayuda… seguro que él podía ayudarme a todo aquello. Lo vi abrir un ojo y decir aquello que hizo que le mordiera el labio en represalia por sus palabras, pero sin esperar mucho más se incorporó incorporándome a mí también, me arrimó contra su pecho pasando sus brazos por mí espalda y… gemí. Sus penetraciones eran profundas y lentas, pasé mis brazos rodeando su cuello y aferré su pelo con una de mis manos, dándome un mejor apoyo. Y me moví tal y como me había dicho él.

Comencé a subir y a bajar sobre él de forma mucho más fácil y cómoda debida a aquella postura besando sus labios, dejando escapar gemidos sobre ellos, mientras poco a poco cada vez con más confianza en mí misma aumentaba más el ritmo, subiendo y bajando con más rapidez. Moví mi cadera en círculos al mismo tiempo que bajaba sintiendo como el miembro de Reed entraba por completo dentro de mí, y aquello me hizo temblar echando la cabeza hacia atrás… para volver a comenzar subiendo y bajando. Mí cuerpo estaba pegado por completo al pecho de Reed, creando una fricción contra este que me producía pequeños escalofríos.


-Reed –gemí contra sus labios marcando un ritmo algo más rápido sabiendo lo que realmente me gustaba, mientras el placer se arremolinaba y crecía por mí cuerpo. Pasé a dejar un mordisco en su cuello dejando ahí mí rostro, suspirando y gimiendo contra este, mientras no dejaba de moverme y pegaba más mí cuerpo el suyo apretándome con fuerza.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Miér Jun 15, 2016 6:51 am

Sonreí para mis adentros cuando mi influencia sobre ella surtió efecto. Quizás le cogiese el gusto de moldearla como quería que fuese, quizás solo así consiguiese que me amase como yo la comenzaba a amar a ella y solo así, pudiera ser mi esposa... Pero primero, quería probar sin utilizar mis poderes, quería que me amase como aman los humanos. Sin importar que estén en peligro, sin importarles perder nada... Como auténticos necios. No solamente le iba a regalar vestidos, le iba a regalar una vida nueva y con el paso del tiempo, un mundo nuevo. Quería que fuese mía para siempre y que no perdiese ese encanto de niña que aún tenía y que tanto me gustaba... Como mucho, iba a permitir que creciese dos años más, antes de convertirla en vampiresa. El hecho de tenerla encima y de pensar estas cosas, hizo me que excitase más, así que moví mi pelvis para poder penetrarla con fuerza.

Le dije entonces como se tenía que mover cuando coloqué mi espalda contra el cabecero de la cama. Me hizo casi y el placer se multiplicó, haciendo que mi miembro se endureciese aún más si fuese posible. El roce se sentía más profundo, la estaba sujetando por las caderas, por lo que le ayudaba a que bajase aún más despacio a la vez que nuestros cuerpos estaban pegados. Mordió mi cuello y sonreí entre pequeños gemidos que dejaba escapar de entre mis labios, iba a aguantar muy poco más, su cuerpo me creaba adicción por todos los poros de su piel y cada vez que lo hacíamos, crecía un poco más dicha adicción. Suspiré en sus labios tras darle un beso. ―Alessia...― Pronuncié en una especie de ronroneo y cogiéndola por la espalda para que nuestros cuerpos quedasen completamente pegados, llegué al orgasmo. Respiré entrecortadamente y besé su hombro, no quise besar su cuello por lo que pudiera pasar.

Me separé de ella y la miré a los ojos, esos ojos que me hacían perder la razón. ―Fantástica, como siempre.― Volví a besarla, pero esta vez en sus labios y me quedé abrazado a ella.




Spoiler:

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Lun Jun 20, 2016 12:12 pm

El ritmo que había cogido estaba empezando a gustarme y gracias a las indicaciones que me había dado Reed comenzaba a sentirme más y más cómoda, ajustándome a un ritmo que me producía placer y que conforme estaba él sentado, sujetando mis caderas, me era mucho más fácil. Mis brazos rodeaban su cuello y una de mis manos aferró su pelo con fuerza mientras me seguía moviendo, subiendo y bajando por su miembro al mismo tiempo que mí pecho se pegaba por completo al de él, creando así una fricción más que añadía más placer aún del que ya sentía.

Sus manos aferradas en mí cadera me ayudaban a subir y a bajar sobre él haciendo que notara como todo su miembro se introducía dentro de mí arrancándome gemidos de mis labios, que ahora estaban por su cuello dejando mordiscos y besos por este mientras escuchaba también los gemidos que salían de su boca, cosa que me hacía saber que lo estaba haciendo bien y que debía de seguir así.

Continué moviéndome sobre cada vez con algo más de rapidez, en aquella postura me resultaba todo mucho más fácil y cómodo y podía moverme con mayor soltura, notando los brazos de Reed rodear mí espalda mientras yo no dejaba de subir y bajar sobre él enfebrecida por el placer, cogí con fuerza su pelo en un puño y la otra mano vagó por la espalda al tiempo que él me besaba en los labios, suspirando mí nombre en ellos sin dejar de moverme. Mi cuerpo comenzó a tensarse anunciando que estaba próxima de llegar al orgasmo y mi agarre a él se intensificó de tal modo que incluso llegué a raspar su piel de la espalda, notando cómo él me rodeaba la mía y en un par de movimientos más… llegué al orgasmo, alcanzando la liberación y sintiendo el placer recorrer mí cuerpo en pequeñas olas, haciendo que temblara un poco por ello.


-Reed… -suspiré con los ojos cerrados sintiendo su beso en mí hombro intentando normalizar mi respiración errática, y los latidos de mí corazón que bombeaban cual caballos desbocados. Se separó para que pudiera mirarle y me dijo aquellas palabras que me hicieron sonreír, disfrutando de su beso y pasó a abrazarme. Suspiré de nuevo y me dejé envolver por sus brazos- No es cierto –dije en voz baja mientras mi respiración se iba normalizando- al final has tenido que ayudarme –levanté mí rostro para verle- No sé por qué me pides a mí cuando hay otras mujeres, en el burdel, que pueden hacerte miles de cosas sin que tengas que ayudarle –me mordí el labio- soy una niña comparada con ellas, que no sabe actuar en cierta situaciones –acaricié su rostro, solamente estaba exponiendo mis pensamientos- Sin embargo, contigo disfruto realmente y siempre me comprendes… creo que eres demasiado bueno conmigo –dejé un breve beso en sus labios y lo miré todavía apoyada contra su piel que estaba fría en comparación con la mía- ¿Quieres celebrar algo más? –ronroneé de forma baja acercándome a su oreja para dejar un mordisco y un lametón en su cuello, antes de volver a mirarle.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Miér Jun 29, 2016 11:52 am

Sonreí ladino cuando noté que su cuerpo se tensaba, el orgasmo estaba inminente en su cuerpo y en el mío, aunque en el mío fuese más fácil de provocar. Me gustaba notar como su cuerpo se tensaba ante el orgasmo, saber que era un orgasmo real y no fingido como hacían muchas otras prostitutas. Alessia era especial y era toda para mí, desde este primer momento, hasta el fin del mundo... O quizás incluso más. Nuestros cuerpos llegaron al clímax y dejamos escapar jadeos y gemidos, pero yo estaba más pendiente en escuchar su ritmo cardíaco que en gemir. Podía oír cómo su corazón latía como un loco por la sensación de placer que le había embriagado... Y eso, era más excitante que mil caricias.

Besé su hombro y después la envolví entre mis brazos, donde debía estar. La sentía caliente en comparación con mi frío cuerpo y me aportaba una sensación muy gratificante. Jugué con su pelo rojo como el fuego, repartiendo su pelo en donde debía estar, colocandolo con perfección, como si nunca se hubiera despeinado. Bajé la cabeza para mirarla cuando comenzó a hablar y a decir las tonterías que estaba diciendo. No pude evitar reírme y la acuné en mis brazos, como si en lugar de dieciocho años, tuviese tres. ― Me dan igual las demás, Alessia. A mí me gusta estar contigo.― Cerré los ojos cuando me tocó la cara y sonreí, me encantaban estos momentos con ella, cuando los dos nos quedábamos relajados.

Besé sus labios con ganas, las siguientes palabras que había dicho me gustaron, era el primer paso de un principio grande, muy grande. Me reí por su siguiente pregunta y dejé un beso rápido en sus labios. Si volvía a acostarme con ella, me iba a costar mucho más no morderla... Su olor era divino. ―Podemos hacer ahora lo que tú quieras, pero sin sexo. Me dejas cansado.― Mentí, pero tenía que protegerla de mi sed. Me incorporé un poco sobre la cama para colocarme más erguido de lo que estaba y miré a la botella y las copas. ― ¿Quieres que bebamos un poco más? ¿Quieres darte un baño? Ahora tú mandas, pequeña.― Volví a acariciar su pelo mientras esperaba a que esa cabecita me dijera que podíamos hacer ahora.

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Mar Jul 05, 2016 10:00 am

Me quedé recostada contra su pecho mientras intentaba que la respiración se regulara y los latidos de mí corazón se normalizaban después de aquello que había hecho con Reed. Me gustaba estar con él porque me trataba de forma diferente a como lo hacían los demás hombres… el me miraba de forma diferente, distinta… no como a un trozo de carne que podían degustar. Me sentía cómoda en su presencia, y eso me daba ciertas libertades que solo me tomaba con él. Por ejemplo; ser algo más cariñosa. No solía serlo con ningún cliente, pero él era totalmente diferente.

Sonreí todavía contra su cuerpo que lo notaba algo frío en comparación a cómo tenía el mío ardiendo, cerré los ojos, y suspiré largamente durante unos segundos dejándome llevar por los resquicios del placer que recorrían mí cuerpo en pequeñas olas, noté que besaba mis hombros y me estrechaba más contra sus brazos, acariciándome el pelo e incluso poniéndolo y colocándolo como debería de estar, cosa que hizo que sonriera sin moverme. Me acunó contra su cuerpo tras mis palabras de que podía escoger a cualquiera de las que había allí, que sabrían mucho más que yo, y se rió para después contestarme a eso.



-Creo que no puedo rebatirte a eso –dije con diversión y subí mí vista a su rostro para recorrerlo con mis dedos, pasando luego a dejar un mordisco en su cuello y un beso en su hombro para decirle qué íbamos a hacer ahora. Sentí sus labios sobre los míos y le correspondí al beso mientras él se erguía en la cama y se sentaba mejor, lo miré con duda durante unos segundos y me mordí el labio… nada de sexo, ¿qué íbamos a hacer ahora? Sonreí ante sus palabras, me gustaba que me llamara pequeña- Me gusta que me digas de esa forma, en parte, en lo que soy –reí levemente y después me levanté de la cama y de encima de él sin decirle nada, fui hasta el aseo y comencé a llenar la bañara para darnos los dos un baño, que aliviaría nuestros cuerpos después de haber practicado sexo.

Esperé hasta que estuvo llena, cerré el grifo, y salí dejando mí cuerpo medio oculto en el marco de la puerta, mirándole con una sonrisa divertida, terminé por salir y cogí las copas en una mano lanzándole una mirada lo más sexy que pude, dándole a entender que me siguiera sin necesidad de hablar para nada, y volví al aseo de nuevo. Había llevado una pequeña mesilla cerca de la bañera para poder dejar la botella y las copas sin ningún tipo de problema. El baño estaba listo y con espuma en una temperatura perfecta, me metí dentro y esperé a que Reed entrara. Cuando lo hizo le miré metida dentro de la bañera, y le sonreí.



-Mejor, ¿por qué no podemos hacer ambas cosas? Te he preparado un baño que vas a compartir conmigo –le hice un gesto con el dedo índice de mí mano para que se acercara- mientras nos terminamos la botella que has traído. ¿Puede haber algo mejor? –lo contemplé, desnudo, parado delante de mí y sonreí para luego subir a su rostro y ladear un poco mí cabeza- Tú baño te espera, y yo también.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Jue Jul 21, 2016 12:02 pm

Sonreí animado de que por fin acatase lo que yo decía sin rechistar como había ocurrido antes con el tema de los regalos y de los vestidos. El haber tenido que usar uno de mis poderes con ella no me agradaba, pero quería moldearla hasta que estuviese lista y preparada para mí. Su cabello rojo brillando por toda la eternidad a mi lado era todo lo que un hombre como yo podía desear. Cuanto antes la transformase y le enseñase mi mundo, más hermosa y joven permanecería. Sus manos recorrieron mi rostro y dejó un mordisco en mi cuello, acto que aproveché para imaginar que ocurriría si fuese al revés... Volvió a subir la cabeza y fue entonces cuando la besé, así distraía a mi mente de mis planes malvados.

Reí con ella, le llamaría pequeña hasta que estuviera preparada para el gran paso. ¿Cómo le iba a contar todo esto? Era una muchacha inocente y sin duda, no se podía ni imaginar con que criatura acababa de terminar de tener relaciones sexuales. ¿La querría con tanto fervor cuando fuese vampiresa? Sí. Ella estaba hecha para mí. Para nadie más. Se levantó de encima de mí para ir al baño y preparar una bañera para dos.

Salió del cuarto de baño mientras escuchaba como el agua caía sobre la bañera para llenarse hasta la mitad, ya que con nuestros cuerpos el nivel del agua subiría hasta casi rebosar la bañera. Cogió la botella y las copas de vino y volvió a meterse mientras me dedicaba sonrisas y miradas pícaras. Comencé a desnudarme, dejando toda mi ropa doblada sobre la cama, no me gustaba ir mal vestido. Alguien de mi clase debía de estar bien siempre.

Escuché como se metía en la bañera y crucé el umbral de la puerta, no podía ver su precioso cuerpo desnudo dentro ya que lo tapaba la espuma que había echado. Sonreí al escuchar sus palabras y relamí mis labios. ― Tu cuerpo desnudo es mucho mejor que esto. Al igual que tu compañía, Alessia.― Me metí en la bañera delante de ella, estábamos cara a cara. Cogí las copas y serví el vino en ellas, dándole una para poder brindar. ― Por ti y por mí, pequeña. ― Mis ojos brillaban, esto era nada más que el principio. Un principio juntos.

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Dom Jul 24, 2016 4:42 pm

Era extraño el hecho de sentirme cómoda con un hombre, con cualquiera de ellos, pero con Reed la cosa era mucho más diferente… era como si él me viera realmente a mí, como si no se fijara solamente en mí cuerpo y quisiera poseerlo, creyéndose con el derecho de hacerme lo que quiera cuando no era del todo así. Él quería hacer algo más que solamente mantener sexo conmigo, y prueba de ello, era el carísimo colgante que me había regalado y el hecho de querer comprarme vestidos, de sacarme fuera del burdel. Me mordí el labio, ¿cómo lo habría podido conseguir? Conocía desde hace mucho tiempo a la Madam, y que yo supiera, ninguna de sus… chicas, salía con otro cliente de aquel lugar. Reed tenía una capacidad de convicción que no era normal, si la había convencido a ella… ¿qué no sería capaz de convencer?

Decidí que podríamos darnos tanto un baño como acabar la botella así que la llené lo justo para que al meternos ambos no rebosara el agua, acerqué una mesita al borde de esta para dejar las copas y la botella y, antes de entrar de nuevo al baño con ambas copas en la mano, le miré con una mirada que pretendió ser sexy y coqueta al mismo tiempo y me metí esperándolo. Cuando entró al baño yo ya había tomado posición en uno de los lados y lo contemplé mientras me miraba él también a su vez. Me reí por sus palabras y negué con la cabeza.



-Pero has dicho que nada de sexo, así que no tienes por qué admirar mi maravilloso cuerpo –reí entre dientes, divertida por la gracia, y lo miré colocándose enfrente de mí haciendo que el nivel del agua creciera sin llegar a desbordar, y me tendió una de las copas que llenó estando dentro- Por ti y por mí –repetí chocando su copa con la mía, sonriendo cuando me llamó pequeña. Se podía notar que era más joven que él, pero ¿qué edad tendría? Nunca se lo había preguntado y sentía curiosidad, aunque sabía que era también joven pero, ¿cuánto nos llevaríamos?- Reed, ¿qué edad tienes? –di un sorbo de la copa y lo miré- No me malinterpretes, sé que eres joven pero nunca me has dicho tú edad. Yo te hecho unos… 26 ó 27, más o menos –reí entre dientes- seguro que ahora tienes menos y voy a quedar mal –porque, ¿podría tener más? Podría, claro que sí, pero no lo veía más mayor. Dejé la copa de nuevo en la mesita que había traído y lo observé, mí pie hizo un recorrido ascendente por su costado, hasta la mitad de pecho, y volví a bajar hasta su cadera. Había dicho que nada de sexo, pero no me había dicho que no podía tocarlo- Bien, ¿qué planes tienes para mí después de la ópera? ¿Me invitarás a cenar? –Ladeé un poco mí cabeza- sería la primera vez que un hombre me invita a cenar… siempre he ido a cenar con una persona –y estaba claro que esa era Nai, sin duda alguna.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Lun Ago 01, 2016 10:28 am

Me estaba arrepintiendo ya de haber dicho que no quería más sexo. Todo su cuerpo me llamaba para que la hiciera mía, al igual que su sangre. Podía notar su corazón bombeando con ritmo bajo su pecho y el hambre que me estaba entrando era atroz. Quizá alguna vez pudiera saciar mi hambre únicamente de ella, pero aún no era ese día. Seguro que estaba deliciosa si sabía igual que olía. Me relamí mirándola y sonreí, dando a entender que era por lo que había dicho, aunque no le había prestado atención. ― Sí... Nada de sexo, pero me gusta mirarte.― Y dejé mis ojos paseando por el cuerpo que se veía, hasta que brindamos.

Bebí de la copa y dejé que el vino bajase por mi garganta y se perdiese en alguna parte de mi cuerpo. Dejé la copa al lado de la suya encima de la mesita que había traído para que estuviésemos mucho más cómodos. A continuación, me preguntó por mi edad. Y dijo unas edades al azar, basándose en mi apariencia. ¿Cómo decirle que siempre iba a perder? En realidad, podría ser su abuelo o un padre que la tuvo bastante tarde... Si se enteraba de la edad seguramente saldría corriendo como si la hubiese poseído el diablo. Jugué un poco con el agua mientras notaba su pie sobre mi costado, mi pecho y mi cadera. ―No te lo voy a decir, Alessia. Es una pregunta muy íntima. ¿No te resulta más divertido así? Tengo la edad que tú quieras que tenga.― Le guiñé un ojo divertido, este tema podía ser interesante, sobre todo si se obsesionaba por saber mi edad.

Acorté la distancia que nos separaba y la envolví en mis brazos, pasando mis piernas por su alrededor, hasta que nuestros pechos se tocaron. Sus preguntas me hicieron pensar. Hacía treinta años que no comía comida humana. ¿Habría cambiado demasiado? Tenía curiosidad, aunque sabía que no la iba a poder saborear ¿No? Miré al techo, tenía que aparentar normalidad con ella... Así que sí, iba a tener que comer y pagar algo que me iba a saber a corcho. ― Sí, después de la ópera te llevaré a cenar. ¿Qué tipo de comida te gusta? A mi me da igual, así que... Elige tú.― Volví a mirarla y alcé una ceja. ¿Nunca había tenido un novio o alguien que no fuese la mujer con la que vivía para ir a cenar? Era hermosa, joven y era linda por dentro. Tenía que haber tenido muchos pretendientes. ―¿Nunca? No te creo. Eres hermosa, Alessia. ― Besé sus labios, quitando por fin el espacio que nos separaba.




Spoiler:

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 21
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Miér Ago 03, 2016 6:33 am

Era en cierta parte divertida la situación que tenía entre manos, nunca había estado de esta forma con un cliente y me parecía de lo más divertido. Estar en el bañera, con dos copas de vino, junto con un cliente completamente desnudo… y que no estuviera pasando nada. Algo realmente extraño puesto que siempre había mantenido relaciones con los clientes y nunca había tenido charlas como estaba teniendo con Reed. Claro que tampoco nadie me había dicho que me iban a llevar fuera del burdel y me iban a llevar a varios sitios… ni siquiera podía entender todavía por qué Reed había decidido hacerlo conmigo. Era joven, sí, pero seguramente habría alguna mujer que pudiera darle lo que él buscaba sin que esta tuviera que pedir ayuda como me había pasado a mí.

Reí entre dientes por sus palabras aunque ahora no pudiera admirar demasiado mí cuerpo, la espuma cumplía con su función y solamente podría ver de mitad de mí pecho para arriba pues no había llenado mucho la bañera para que luego no saliera el agua. Había dicho que nada de sexo, pero no me había dicho que no pudiera tocarle… y mí pie volvió a subir de nuevo de forma lenta, mientras le observaba beber, y yo tenía la copa en la mano ya medio vacía. Hice un leve puchero cuando me dijo que no me iba a decir su edad y me mordí el labio.


-Eso no es justo, es trampa. Tú sabes la edad que tengo y yo sin embargo solo puedo intuir la edad que tienes
–hice un mohín divertido, como si fuera una niña pequeña y reí divertida- En realidad me da igual tú edad, Reed, solo quería saber si había acertado o no. Aunque sé que eres joven, se te nota –sonreí divertida y dejé la copa sobre la mesita que había acercado- Juguemos, Reed, ¿qué me pides… a cambio de decirme tú edad? –mi pie subió esta vez un poco más, justo hasta el centro de su pecho y sonreí comenzando a bajarlo en un recorrido lento hasta llegar justo a su miembro, pero lo aparté cumpliendo con lo de nada de sexo, y lo dejé en su cadera sin dejar de mirarlo.

Se movió acortando la distancia y rodeó mí cuerpo con sus piernas pegando mí pecho al suyo haciendo que yo también rodeara su cuerpo con mis piernas y quedara como si estuviera medio sentada sobre él, recorrí su barbilla con mis dedos mirando que veía el techo unos segundos y luego me miraba a mí. Sonreí por su pregunta y me mordí el labio pensando en la respuesta.


-Pues… de todo, la verdad. Me educaron para que comiera de todo así que me gusta de todo –Nai ya se había encargado de ello y lo suyo le costó- Quizás, ¿carne? Aunque lo que más me gusta es el dulce, me apasiona. El chocolate sobre todo, es mí perdición. Podría embadurnarte en chocolate, así luego podría comerte –reí por la broma divertida dejando un mordisco en su labio inferior y lo miré pasando mis brazos por su cuello. Negué con la cabeza, no, nunca había tenido a nadie que hiciera esas cosas por mí- No, eres el único Reed… algo que me sorprende, a decir verdad. Nunca nadie me había invitado a… nada. Solo hubo una persona que lo hacía, bueno, ahora lo sigue haciendo pero nos vemos mucho menos. Será… la primera vez que un hombre haga ese tipo de cosas por mí. Ni siquiera he tenido una cita si soy sincera. Los hombres no me ven para algo más que… bueno, un trozo de carne. Él único que ve esa belleza, que dices que tengo, eres tú –besó mis labios y dejé que lo hiciera devolviéndole yo también el beso hasta que finalmente se separó- Eso son los ojos con los que me miras, Reed –sonreí mirándole, tampoco tenía mucho tiempo para conocer a más hombres, pero nadie me había invitado nunca como lo estaba haciendo él.



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:12 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.