Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Nuit Pleasures ~ Privado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Lun Abr 18, 2016 9:39 am

Recuerdo del primer mensaje :

Había pasado casi un año desde que me había independizado formalmente viviendo por mí cuenta, en un piso que había encontrado en el centro de parís. Quedaba bastante cerca del burdel por lo que no perdía mucho tiempo en el trayecto y, además, quedaba también cerca de la casa de Naitiri. Le había prometido visitarla el fin de semana y había pensado en un postre nuevo para llevarle, me encantaba cocinar postres, por lo que cada vez que le hacía una visita siempre solía llevarle algo.

La echaba de menos, había vivido casi cinco años con ella y pasar a vivir sola era algo totalmente diferente. No me quejaba para nada y además había sido yo quien decidió dar el paso… en algún momento tendría que hacer mí vida y dejar que ella siguiera con la suya, aunque sabía que no era ninguna carga, pero era lo suficientemente mayor como para vivir por mí cuenta.

El piso era lo bastante grande como para una sola persona y, además, no estaba sola del todo. Adoraba a los animales y por ello tenía un gato, pardo de ojos verdes, que se llamaba Suri y una perra, muy parecida a la que Naitiri tenía, pero esta era blanca que se llamaba Nabudis. Y al igual que a ella a mí también me gustaba mucho leer por lo que tenía una estantería llena de libros que me había ido regalando durante el tiempo que viví con ella, había cogido su pasión y había sido ella quien me la había infundado. Por lo que, de alguna forma, me gustaba compensarle todo lo que había echo por mí.

Si no hubiera sido por ella seguramente mi vida habría sido muy diferente, habría acabado igualmente en el burdel puesto que quién me encontró en la calle fue la Madam pero… el hecho de vivir en un sitio ajeno al burdel era algo que agradecía mucho y el amor que tenía que por ella… no se podía comparar nada. Era mi hermana mayor, aunque fuéramos hijas de diferentes madres, y la quería y consideraba como tal. Y así lo haría durante toda mi vida.

Decidí levantarme de la cama y limpiar la casa y organizarla antes de salir a trabajar, era una maniática del orden y no podía ver nada fuera de su sitio, por lo que siempre limpiaba y recogía todo todas las mañana. El piso no era muy grande por lo que me daba tiempo a hacerlo sin ningún tipo de problema, aproveché para salir un rato y aprovechar el buen día que hacía y cogí a Nabudis y me fui a dar una vuelta con ella, me gustaba dar paseos al aire libre e ir con ella era una gozada, era una perra muy obediente y que siempre me hacía caso.

Tras darle un paseo bien largo volví a casa y preparé algo para comer mientras les ponía algo de comer, y comida de más, por si acaso llegaba tarde que no se lo acabaran todo. Me alegraba que ambos se llevaran tan bien y casi siempre estaban jugando el uno con el otro, Suri era un poquito malo con Nabudis pero se notaba que se querían y que ambos estaban jugando, jamás los había visto pelearse y jamás había visto ninguna herida causada por ninguno de ellos.

Tras dejar todo listo y preparado me di un baño antes de salir de casa, me cambié de ropa y finalmente me dirigí hacia el burdel, no sin dejar un beso a cada uno antes de salir como despedida. Todavía era algo temprano y el sol aún no se había escondido en el cielo, pero me gustaba llegar alto más temprano a mi hora cuando iba a trabajar. Dejaba todo listo y preparado y hablaba con alguna de las chicas que allí había. No es que tuviera muchas amigas, pero al menos el tiempo se hacía algo más ameno mientras esperábamos a los clientes.

Aquella noche estaba convencida de que, como de costumbre, uno de ellos acudiría como había estado haciendo hacía un tiempo. Lo había visto varias veces por el burdel y jamás había tenido nada con él hasta que, tras esas dos veces, fue él quién me pidió aquella noche. Y las siguientes veces que había vuelto al burdel me había seguido pidiendo, por lo que podía considerarlo como que era uno de mis clientes fijos y asiduos.

Por el momento no tenía queja alguna con él y me lo pasaba bastante bien cada vez que venía, incluso disfrutaba cuando venía por las noches y me pedía. Últimamente ya no tenía que decirme nada, cuando lo veía por allí sabía lo que iba a pasar y no tenía que informarle a la Madam de a quién quería, ella lo dejaba entrar y yo ya lo esperaba arriba en la habitación, no me gustaba demasiado llamar la atención ni hacer nada a la vista de los demás, me gustaba que todo quedase de forma más privada.

Giré por una de las esquinas y pude ver con claridad la entrada del burdel y me dirigí con paso tranquilo, llegaba con tiempo suficiente de sobra. Nada más entrar lo primero que vi fue a la Madam, en su sitio como siempre, al menos al principio de la noche donde luego más tarde dejaba en la entrada a un hombre para que controlara todo aquello. Hacía un par de años que había tomado aquella medida de seguridad, y todas estábamos encantadas con aquello. Nos sentíamos algo más seguras.


-Buenas noches, Alessia –sonreí mientras me quitaba el abrigo y lo dejaba detrás de donde ella se encontraba, un pequeño cuarto donde podíamos dejar nuestras cosas. Nadie allí me llamaba Arisley, de hecho, ni siquiera Naitiri lo hacía… siempre había utilizado mi segundo nombre, me hacía sentir algo más segura con todo lo que había pasado.
-Buenas noches Madam, ¿el ambiente está tranquilo? –la mujer sonrió y me miró de arriba abajo durante unos segundos, mientras dejaba que me evaluase con la mirada.
-Sí, de momento está todo tranquilo. Ya sabes, a medida que se acerque la noche el lugar va cobrando más y más vida –reí, tenía toda la razón en aquello.
-Si, la noche les hace sentirse más vivos… o, al menos, les hace tener mejor cuartada para venir a un lugar como este y escapar de sus esposas –se rió ante mi comentario, porque no era la primera vez que acudían hombres casados al burdel, ni serían los últimos- Me voy arriba –asintió con la cabeza y me dirigí por el salón notando que habían pocos hombres y habían algunas chicas sirviendo bebidas con las bandejas. Pasé de largo y comencé a subir por las escaleras directas a mí habitación, la que siempre utilizaba cada vez que estaba allí. Por el camino me encontré a una de las chicas, una que tenía unos cuantos años más que yo, y que todavía seguía ahí.
-Buenas noches, Alessia –me dijo y devolví el saludo, ya que era algo que no negaba a nadie.
-Buenas noches, ¿todo bien? –pregunté más bien por cortesía que por otra cosa. No me llevaba con ninguna en especial, pero aquella mujer era una víbora que no dudaba en recordártelo, como si fuera ella la que mandara en el lugar.
-Acabo de terminar con un cliente, así que bien. Si hubieras llegado antes… -me miró, sonriendo de lado- Pero seguro que estás esperando al adecuado, ¿verdad? Qué ingenua eres –enarqué una ceja, me enervaba como ella sola.
-Ya… seguro que si hubiera estado yo antes no habría dudado en escogerme a mí. La hipocresía es que no es lo mío, ¿sabes? Yo no tengo problema en decirte lo víbora que eres, al igual que no me importa que te siente mal cuando te lo diga –y seguí andando metiéndome en la habitación, negando con la cabeza. Qué mujer más odiosa. Me adentré hacia el armario y miré la ropa que podía ponerme aquella noche.  



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Reed Wilde el Mar Ago 23, 2016 11:57 am

Me distraje unos momentos con la espuma que cubría nuestros cuerpos, me daba más pena el que la espuma cubriese su precioso cuerpo que el mío, pero ella, con su pie, iba apartando poco a poco esta de mi torso y podía ver parte de este, pero no todo y tampoco lo que quedaba cubierto bajo el agua. Estaba en desventaja sobre ese tema, así que ahora ella se iba a tener que aguantar sin saber mi edad. Si lo pensaba con la cabeza fría, era un pederasta… Pero ella me encantaba, me encandilaba, la vela en el sótano que alejaba las tinieblas y las hacía menos espesas. La volví a mirar directamente cuando comenzó a reír y le dediqué una de mis mejores sonrisas, seguro que si sabía mi condición y mi verdadera edad lo de que le daba igual mi edad se le borraría de la mente de un plumazo, pero por suerte, nunca iba a saber la verdadera… Hasta que fuese el momento adecuado claro. Le lancé un poco de espuma mientras me daba tiempo a pensar en su suculenta pregunta. Era una pregunta con doble filo para ella. Podía significar algo inocente o de poca importancia o quizás le pudiera dar un mayor significado e importancia… Solté un pequeño “mmmhh” mientras esperaba a que se me ocurriese algo. ―Veamos que podría pedirte… ¿Muchas citas? Ya has aceptado a ser solamente los Viernes… ¿Probamos también con los Sábados? ¿Con todos los días de la semana? ― Estaba jugando con fuego, casi se había puesto histérica con lo de que solamente fuese mía los viernes como para que aceptase todo esto… Pero lo haría. Reí para quitar importancia a mis palabras. ―¿Qué te parece alguna cita entre semana? Los Miércoles, Viernes y quizás Domingos… ¿Qué te parece eso? Después de un tiempo podrás saber mi edad, lo prometo. ― Dije y me moví, para quedar delante de ella.

La carne estaba deliciosa en mis recuerdos, y ahora con el paso de los años sin duda tenía que haber mejorado mucho su sabor al igual que el dulce. En cierta parte ella me daba envidia porque iba a poder disfrutar de todos y cada uno de los sabores que tomásemos esa noche y yo iba a tener que hacer una buena actuación para que se creyese que estaba disfrutando… Acaricié su hombro, mientras pensaba en los delincuentes que iba a tener que matar tanto antes y después de la “cena” porque iba a ser horrible para mí. ―Conozco un sitio, hace tiempo que no voy, pero hacen un postre delicioso, espero que lo sigan haciendo. Tiene chocolate y helado de vainilla… Podemos ir ahí si no tienes un lugar mejor. ― Tanto el dinero como el lugar me daban igual, podría llevarla a cenar al mismísimo Palacio Royal si quería. Dejé que dejase un mordisco en mi labio inferior para después de escuchar sus palabras, besarla. ¿Cómo ningún hombre había visto en ella lo que yo veía? Estaban realmente obcecados o malditos por un matrimonio sin amor. Por suerte mis padres nunca me concretaron ningún matrimonio y ahora y entonces, era libre en ese tema. Negué con la cabeza. ―Es como eres en realidad, Alessia. Joven, esbelta, valiente, inteligente… Podría seguir, pero me voy a quedar arrugado aquí dentro. ― Me incorporé en la bañera y salí, quitando la espuma de mi cuerpo y secándome con un albornoz que encontré. Cogí otro para ella y esperé a que saliese de la bañera.

Besé rápidamente sus labios, pasé a la habitación en la que habíamos compartido tanto y comencé a vestirme. Ya era tarde, tenía hambre y ella tenía que descansar. Coloqué mi gabardina encima cuando ella se asomó por la puerta del baño. Estaba tan perfecta así como estaba… Tan mía. ―Debo irme ya, Alessia. ¿Nos vemos el Miércoles? Te pasaré a buscar aquí a las ocho. ¿Vale? Te traeré unos vestidos, te los pruebas y eliges el que más te guste para ir al teatro. Después cenaremos y luego ya veremos qué podemos hacer. ― Dejé un par de besos por su rostro y me marché de la habitación sonriendo. Pagué a la Madamme los servicios de esta noche, me dejé envolver por la luz de la luna y salí en busca de la última víctima de esta noche. Quien fuese iba a sufrir el hambre que me había dado estar con Alessia tanto rato.




Spoiler:

Reed Wilde
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos : 22
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Arisley Bouvier el Sáb Sep 03, 2016 2:18 pm

Mientras él estaba enfrente de mí en la bañera yo me entretenía a jugar con mí pie y con la espuma que había en la capa superior, la apartaba un poco mientras este acariciaba el pecho de Reed y dejaba un camino descendente que él en ningún momento paró, a lo que me mordí el labio dejando de tocarle porque había dicho que nada de sexo así que iba a cumplirlo. Sabía que no me iba a decir su edad tan fácilmente aunque yo supiera que él era joven, se veía joven y algún día le sacaría la edad que tenía… pese a que para mí eso no era problema alguno.

Dejé que me rodeara y me coloqué mejor sobre él quitando algo de espuma que tenía en su rostro divertida mientras él miraba al techo y esperé, pero su respuesta no me gustó porque eso significaba que no iba a decirme su edad, y yo quería saberla aunque me diera igual cuánto nos lleváramos. Siempre lo había pensado y nunca se lo había preguntado, así que era algo que quería saber. Me aparté divertida la espuma que me lanzó y esperé a que hablara, cuando lo hizo lo miré de forma fija, ¿de verdad iba a pedirme eso? ¿Todos los días? Iba a decirle algo cuando comenzó a reírse… me estaba tomando el pelo.



-¡No seas malo conmigo!
–le di un leve golpe en el hombro, divertía y medio riéndome por la tomadura de pelo y sonreí- Va… dime, en serio, ¿qué tengo que hacer para que me digas tú edad? –uno de mis dedos perfiló su rostro y lo miré de forma fija ante su respuesta. Suspiré porque aquel hombre seguía con la idea de querer más días, de forma exclusiva, solamente con él. ¿No le bastaba con tenerme solamente los viernes a su entera disposición? Mí dedo se quedó quieto encima de sus labios y lo miré durante unos segundos… ¿ese era todo el precio que pedía por decirme su edad?- ¿Cómo que después de un tiempo? Eso no es justo, juegas con ventaja y te aprovechas de ella –hice un mohín por aquello pero no dije nada, me lo pensaría pero… ya le había dicho que aquello no podía ser. Su mano recorrió mí hombro y sonreí cuando mencionó el sito y el postre que tenían- ¡Mmm, chocolate! Soy una adicta al chocolate, es una de mis perdiciones –reí levemente- Imagínate a ti embadurnado de chocolate… podría comerte –mí tono era una divertido y me reí tras mis palabras- Podemos ir ahí si quieres, dices que hace tiempo que no vas así que… además, quiero probar ese postre y ver si está tan bueno como dices –dejé un beso en sus labios y luego lo dejé que se levantara y que saliera de la bañera, miré mis dedos y noté que estos comenzaban a arrugarse.

Salí detrás de él y cogí el albornoz que me daba para envolverme en el y comenzar a secarme, él salió primero no sin darme un beso antes y comenzó a vestirse mientras yo me secaba y me ponía la ropa y luego la bata encima, para cuando salí él ya se había vestido y se estaba poniendo la gabardina, se acercó a mí y suspiré cuando dijo lo de los vestidos… era imposible discutir con él y más cuando lo hacía de aquella forma, por más que le dijera que no él no iba a cejar en su empeño. Dejé que besara mí rostro y dejé un beso en su mejilla antes de apartarse de mí.



-Te estaré esperando Reed, dejo a tú elección el resto, el vestido lo elegiré yo
–sonreí viendo que se marchaba con aquella sonrisa y negué con la cabeza, parada en medio de la habitación y pensando en que, por primera vez en mí vida, iba a tener una cita el miércoles.  



You And I:



Just Me:





Arisley Bouvier
Prostituta Clase Alta
Prostituta Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 27
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuit Pleasures ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:58 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.