Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 20/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




A Path of Light and Darkness

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A Path of Light and Darkness

Mensaje por Selina Greystoke el Sáb Abr 23, 2016 5:20 am


Un par de ojos claros que reflejan inocencia pueden volver a tu memoria sin que te lo esperes...

Era media mañana cuando abrí la gaveta de mi escritorio de ébano y saqué tintero y pluma para responder la correspondencia que me había sido dirigida desde Lincolnshire. Había una cantidad bastante grande de documentos legales que reclamaban mi atención, pero fue el sobre en el cual resaltaba la letra de mi padre  el que en ese momento me distrajo de cualquier otra cosa. Había leído su carta hace unos días, y aunque en ella me explicaba algunas cosas relacionadas con el baronío para luego pasar a darme indicaciones sobre ciertos asuntos que consideraba de importancia diplomática en Paris, fueron sus últimas palabras las que lograron conmoverme. En ellas pude notar que deseaba saber como estaba, sabiendo perfectamente que la razón de mi estancia en la ciudad de las luces me llevaba a atender todo lo relacionado con el fallecimiento de mi gemela.

Tenía la pluma lista entre mis dedos pero estos no comenzaban aún a trazar letra alguna, y es que no estaba segura de cual era mi estado o de como comenzar a responderle. Alcé la mirada y la retuve en la ventana antes de levantarme y acercarme a ella para contemplar el vasto jardín trasero y los múltiples árboles cuyas hojas mecidas por la brisa me recordaron otras que igualmente adornaban una fuerte rama de la cual colgaba una red. A mi mente regresaron un par de expresivos ojos de una forma muy clara y vívida, como si volvieran a estar frente a mi. Ojos de un azul claro cristalino que me miraban asustados y sorprendidos al encontrarse con los míos que le examinaban de vuelta con suspicacia.

Estaba abstraída en ese recuerdo cuando escuché un par de golpes en la puerta seguidos de la entrada del mayordomo, quien tras entregarme un par de nuevas misivas me indicó que la nueva cocinera había llegado pero que habría que rechazarle y solicitar un reemplazo. La mujer se había presentado con un niño a pesar de que la presencia del mismo no se encontraba contemplada en el contrato.

-Tráigala hasta acá Mr. Dockery e igualmente hágala pasar con el muchacho.-

El hombre de cabellos grises hizo una reverencia y siguió mis indicaciones. Tras unos minutos tocaron a la puerta y la mujer hizo acto de presencia. Como cualquier mujer de la clase laboral su atavío era humilde, y de su mano un niño de unos once años me miró con la curiosidad característica de su edad. La mujer se presentó y mis ojos permanecieron fijos en su hijo. Era cierto que yo misma había dado la indicación de no contratar personal que trajese niños a la mansión pero lo menos que podía hacer era ofrecerle la cortesía de escucharla antes de informarle que debía partir.

Le solicité que me contase su situación actual y así me enteré de que su esposo había fallecido hace un par de semanas. Durante el relato mis ojos se cruzaron con los del muchacho, y al hacerlo, a mi mente regresaron aquellos ojos claros cuyo dueño se encontraba esta vez de pie, observándome desde lo alto mientras yo me encontraba en el suelo entre las hojas, y con rapidez él bajaba la daga para dejarla descansar a su costado. Mi mirada se mantenía fija en la de él, en la cual notaba un brillo que denotaba remordimiento, y otra cualidad que en este momento reconocí al observar al pequeño que se encontraba en la habitación. Inocencia, eso fue lo que encontré en esos ojos y que no reconocí de inmediato, al no observarla a menudo y porque a veces, me encontraba demasiado ocupada como para recordarla en la mirada de un pequeño.

Carraspeé sin haber siquiera escuchado el resto del relato de la mujer. -Pueden quedarse. El señor Dockery le informará acerca de sus funciones y en cuanto a su hijo, sé que a nuestro jardinero, el sr. Mason le caerían bien un par de manos diestras y una mente que pueda aprender rápido.- El mayordomo me observó con sorpresa, sin comprender del todo porque la joven baronesa había tomado repentinamente esa decisión, pero de sus labios no brotó una palabra. Mantuvo su formalidad acatando las órdenes y se retiró con mujer y niño del estudio.

Estando sola de nuevo recordé que al día siguiente tenía una cita ineludible y que debido a ella debía postergar cualquier otro asunto. Debía acudir a una fábrica abandonada en la zona abandonada de las afueras de la ciudad. Sonreí lentamente y regresé a mi escritorio, tomé la pluma entre mis dedos y comencé a escribir.

Estimado padre,
Me alegra mucho tener noticias suyas y agradezco tanto indicaciones como el saber que todo va bien en nuestras propiedades. Estoy bien, y sé que estaré bien durante el resto de mi estadía en Francia. Gracias a un encuentro fortuito he comprendido que aún tengo mucho que puedo realizar con efectividad y espero con entusiasmo que mañana llegue pronto para que a la llegada del alba pueda iniciar una nueva empresa...

by BellaBlack




Royal Hunter:








Seilen:

C&S:
avatar
Selina Greystoke
Cazador/Realeza
Cazador/Realeza

Mensajes : 89
Puntos : 92
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 19/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Path of Light and Darkness

Mensaje por Selina Greystoke el Jue Mayo 19, 2016 10:58 pm


Cuando una perfecta armonía sale a tu encuentro debes atesorar ese momento como algo especial...

A pesar de que tengo veintidos años, muchas veces siento que tuviese el doble. Puedo decir, sin exagerar que en los últimos cuatro años he atravesado por más circunstancias que aquellas que muchos atraviesan en toda una vida. Son pocas las veces en las que he llegado a sentir una paz absoluta y si me pusiera a contarlas, me sobrarían dedos de las dos manos. Supongo que es por ello que aún me sorprende rememorar el viaje en carreta y percatarme de que, acostada sobre el heno, con la brisa tardecina de París acariciando mi rostro y el sopor del sueño provocado por el cansancio que provocaba el entrenamiento, pude experimentar una perfecta armonía, pero omitiría lo más importante si no mencionara que el despertar al lado del joven de los ojos expresivos tuvo que ver con ello.

Apenas han transcurrido unas horas desde que me bajé de la carreta y me despedí de él, y sin embargo, si cierro los ojos aún siento ese cosquilleo que se abre paso en mi ser y me percato de la comodidad y la sensación de perfecta paz que sentí al despertar ydescubrir que estaba muy cerca suyo, rodéandole accidentalmente con mi brazo y a pesar de que ahora hay una distancia de varias millas, mi palma aún percibe la calidez de su pecho. Supongo que es algo que únicamente podré compartir con estas hojas, porque tras mirarle dormir profundamente estoy segura de que él no llegó a percatarse de lo sucedido y yo, para ser honesta... no creo que podría mencionarlo.

Me basta con cerrar los ojos y aún vuelvo a estar tumbada a su lado sobre el heno, observando su perfil bajo la luz solar y la forma en que los rayos iluminan su cabello mecido por el travieso viento que se empeña en jugar con sus mechones oscuros. Y a decir verdad... no sé ni por qué escribo esto. Imagino que es posible que me haya causado una impresión más fuerte de lo usual, él es... diferente a los personajes con los que trato a menudo, lo cual me desconcierta y hace que el recuerdo se vuelva obstinado en mi mente que se pregunta ¿realmente es él así?

Intuyo que si. Debido a mi título y mi "oficio" de cazadora me es imposible abrirme como le veo hacer con sus emociones, ser una hoja al desnudo para que el mundo lea mis líneas y sepa como soy en verdad y que es lo que pienso. Creo que esa es la razón por la que él me agrada, me hace pensar que quizás, si me lo permito, puedo ser así, en ciertos momentos... o cuando compartamos alguna plática. Ya sé, es descabellado pensar de esta forma, apenas le conozco. Pero si tengo dudas al respecto sé que en los futuros días en que esté entrenando podré encontrar respuestas. Hasta ahora siempre he logrado lo que me propongo.
by BellaBlack




Royal Hunter:








Seilen:

C&S:
avatar
Selina Greystoke
Cazador/Realeza
Cazador/Realeza

Mensajes : 89
Puntos : 92
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 19/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Path of Light and Darkness

Mensaje por Selina Greystoke el Jue Jun 23, 2016 7:51 am


Tan solo una tontería...

Días de entrenamiento... Días en los que incluso antes de que aclare ya me encuentro despierta, finjo no recordar ningún compromiso en el palacio y me escabullo incluso antes de que despierte el personal... Me escapo antes de que mis consejeros puedan presentarse y recordarme algún compromiso, recorro alegremente el camino que me lleva al bosque y comienzo a correr en medio de los árboles, recordando su rostro... Su imagen acude a mi mente y mi ser me indica que él me está llamando de algún modo. Aún estando a metros de distancia, la certeza de ello me anima a correr en su dirección y acelero tanto como puedo segura de que debo encontrarlo. En ese momento mi memoria recrea su rostro, las emociones que suelo ver en sus ojos claros e incluso rememora el timbre de su voz sin haberle visto nuevamente aún.

Me siento con más energía que nunca, me trepo a un árbol y espero a que aparezca para saltar hacia él cuando menos lo espere, siempre procurando sorprenderle, constatando de esa forma que mi memoria recuerda con precisión los detalles de su rostro y que no me engaña con ellos. Aunque cuando comenzamos a entrenar no puedo evitar fijarme nuevamente en dichos detalles mientras esquiva mis golpes y lanza nuevas ofensivas que ha aprendido ya. Y a veces el distraerme con ello logra que me haga caer o que pierda momentáneamente el equilibrio y que él gane el corto enfrentamiento en el que nos enfrascamos al entrenar.

Claro que no siempre soy yo quien llega al lugar de encuentro primero, él ahora me sorprende desde algún ingenioso escondite, asunto que me llena de una satisfacción que a veces no sé como expresarle... Supongo que eso es lo que más me inquieta ahora, recordando el hecho en mi habitación, me recuerdo que debo mencionarle lo mucho que entusiasma el que ya no este dispuesto a permitir que mis ofensivas le golpeen o que me las tenga que ingeniar más para sorprenderle...

Juro que lo iba a hacer hoy, que estaba a punto de decírselo mientras almorzábamos sentados a la sombra de un árbol. Suelo llevar comida en el bolso que llevo a la espalda y disfrutamos de ella cuando terminamos de entrenar. Así lo hacíamos hoy, mientras los rayos solares del mediodía se colaban entre las ramas, reflejando su luz en las hojas secas que nos rodeaban e invitándonos de esa forma a descansar. Creo que hablábamos de algunos ejercicios, la verdad no lo sé. Se me escaparon las ideas cuando detuve mi mirada en él y lo observé sonreír. No es algo que esté acostumbrada a ver, raramente sonríe, pero en ese instante lo hizo y mi mano se detuvo a medio camino hacia mi boca dejando caer un trozo de pan.

Sonreí sin darme cuenta y sentí algo parecido a lo que me invadió aquel día en la carreta. Aquello y una sensación extraña pero cálida en mi vientre que no supe comprender... y tampoco podía apartar la vista y dejar de mirarle.

Aunque ahora ese recuerdo me desconcierta... eso y preguntarme qué siento cuando él sonríe... No sé si quiero saberlo... No sé ni siquiera porque me hago esta pregunta. Es esa maldita manía que tengo de analizar las cosas. Es una tontería ¿no? Seguramente lo es... y sin embargo, si pudiera pedir un deseo en este momento sé lo que pediría, desearía estar de vuelta en el bosque y volver a verle sonreir...  
by BellaBlack




Royal Hunter:








Seilen:

C&S:
avatar
Selina Greystoke
Cazador/Realeza
Cazador/Realeza

Mensajes : 89
Puntos : 92
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 19/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Path of Light and Darkness

Mensaje por Selina Greystoke el Sáb Ago 20, 2016 11:37 pm


Al final del pasillo...

Él está aquí, en mi hogar.  Aún no me lo creo. Descansa al final del pasillo, en una de las habitaciones de huéspedes. Personalmente me encargué de que le acomodasen bien y de que tuviera todo lo que necesitaba.  Era importante que descansara para que se repusiese del todo y aunque en cierta forma lo he raptado del hospital, no iba a permitir que regresase al callejón. En el castillo se atenderán sus heridas, el mejor equipo de médicos estará a cargo de él. Así que estoy preparada, por si encuentro enojo hacia mi expresado en su rostro cuando finalmente despierte del todo... Lo afrontaré si es por su bien y seguramente él entenderá...

Tan pronto estuvo acá me escurrí en su habitación, después de haber mandado a llamar a mi doctor personal, es el mejor de Paris y quería que supervisase su atención. Creo que él apenas se percató de lo que sucedía, probablemente aún no sabe que le habíamos trasladado pues el médico le mantuvo sedado. Dice que es mejor así, para que descanse y se curen mejor sus heridas, que el muchacho estaba demasiado estresado cuando intentaba revisarle.

Demasiado estresado.. esas palabras traen de vuelta a mi mente sus cicatrices y me oprimen el corazón... De verdad... hubiera deseado saberlo antes, haberle tratado mejor aquel día en la fábrica... No ser tan corajuda con él... Cada vez que la visión de sus cicatrices regresa a mi mente siento una una tristeza infinita, como si agarraran un cuchillo y con el me cortaran por dentro. Siento ganas de llorar de rabia, de impotencia, de deseos de restituirle por la forma en que le trataron... de abrazarlo, de haber estado con él en aquellos años, de deshacer todo de alguna manera, aunque sé que es imposible... Solo puedo intentar mejorar el ahora, asegurarme de que esté bien.

Apenas se marchó el médico entré de nuevo en la habitación, me senté a su lado en la cama y le observé dormir. Su pecho se elevaba con su respiración pausada y su rostro... parecía el de uno de esos ángeles que adornan las ventanas de la catedral que suelo visitar. No estaba segura de que fuera lógico que al mirarlo mis latidos se aceleraran tanto, que sintiera pequeños golpes en mi vientre, aleteos que no podía detener. Ni siquiera atiné a moverme, mi mirada se fijó entonces en sus labios y...

Allí fue cuando enrojecí y me levanté corriendo. Tan rápido como me lo permitieron mis piernas, salí de la habitación sin darme cuenta de que di un portazo detrás de mi.

Lo único que se me ocurrió fue alcanzar el jardín de atrás, lanzarme sobre el pasto y comenzar a hacer flexiones de brazos. Una, dos, tres... diez... veinte... llegué a cincuenta...

Sentí mi pulso disparado y me dejé caer sobre el pasto al terminarlas, viendo el cielo sobre mi cabeza y pensando otra vez, algo confundida, mientras mi mirada se desviaba hacia la ventana de la habitación en la cual se encontraba él...

Y luego de nuevo contemplé el cielo, las nubes... Otra vez recordé aquel sentimiento dulce y extraño, el de mis labios sobre los suyos en el hospital... y aquella caricia suave que calentaba mi corazón. Y es que era así exactamente, como estar en el cielo, rodeada de nubes...

Suspiré, sacudiendo mi cabeza, con mi cabello dorado desparramado sobre el pasto, preguntándome que pensaría él de mi si supiera lo que hice... ¿Pensaría que había perdido la cabeza? Enrojecí otra vez de solo pensar que se enterase...

Me levanté y continué entrenando, dejando que el viento fuese el que me refrescase mientras me movía, realizando movimientos enérgicos con mis brazos... pensando en que me gustaría que se quedara en el castillo hasta el día de mi cumpleaños... Y de repente supe que se lo propondría y la idea hizo que el sol brillara más fuerte y que me sintiera más animada mientras continuaba ejercitándome, sintiendo mucho más ligero y alegre mi corazón.
by BellaBlack




Royal Hunter:








Seilen:

C&S:
avatar
Selina Greystoke
Cazador/Realeza
Cazador/Realeza

Mensajes : 89
Puntos : 92
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 19/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Path of Light and Darkness

Mensaje por Selina Greystoke el Vie Abr 07, 2017 12:41 am


Extracto de lo escrito de mi puño y letra unas semanas después de llegar a Paris.

Las semanas en Paris han pasado volando, apenas atino a darme cuenta del tiempo ya transcurrido. No sé exactamente adonde se ha ido este, lo que si se es que no ha sido suficiente para indagar sobre la muerte de Devina. Poca ha sido la luz que mis pesquisas me han brindado, a pesar de mis constantes visitas a la comisaria. El detective encargado de la investigación no ha tenido más remedio que llevarme de vuelta al lugar de los hechos y brindarme más información acerca del caso, aún fuera de Inglaterra resuena el apellido Greystoke y el mencionarlo me hace mover hilos. Aún no me acostumbro a que sea así, o a mi nuevo título, pero supongo que eso vendrá con el tiempo.

Esperaba encontrar alguna pista en el lugar del suceso pero no he percibido gran cosa, únicamente escombros. De todas formas pienso regresar todas las veces que sean necesarias. No lo sé… pensé… pensé que debido al lazo que nos unía sería capaz de sentir algo, pero al estar allí no fui capaz. No pude sentir la certeza que necesito, esa que de forma rotunda y contundente me libere de ella para darnos descanso a las dos. Sé que suena terrible que piense de esa manera, pero necesito la certeza y necesito pensar en mi. Se que debo dejar de pensar que la veo a ella cuando observo mi reflejo en el espejo, y necesito poder cerrar los ojos y encontrar una paz que me elude a pesar de que me aferro en encontrarla.

Las extraño a las dos, hay muchas cosas que quisiera preguntarle a madre… No tengo la menor idea de si estoy llenando sus zapatos y a menudo la odio por haber caído y haberme heredado este legado sin haberme dado la menor pista al respecto. Sin embargo no he de caer, sé que saldré adelante. Se que soy más fuerte que ella, porque quiero aferrarme a aquello que quiero con un empeño y una voluntad que a ella le resultaron escasas al dejar atrás a sus hijas.

A pesar de las sombras, aún deseo continuar y seguir adelante. Se que soy una cazadora y que soy una Greystoke pero ante todo necesito recordar que soy Selina.
by BellaBlack




Royal Hunter:








Seilen:

C&S:
avatar
Selina Greystoke
Cazador/Realeza
Cazador/Realeza

Mensajes : 89
Puntos : 92
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 19/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Path of Light and Darkness

Mensaje por Selina Greystoke el Lun Jun 05, 2017 3:55 am


El llamado de mi sangre.

Hoy recibí un telegrama proveniente de Lincolnshire. Mi mayordomo personal, Mr. Thomas fue quien personalmente se encargó de tocar a la puerta de mi estudio y entrar en el con el rostro preocupado. Mr. Thomas era un hombre de alrededor de unos cincuenta años, de expresión más bien estoica, modales impolutos y perfectamente capaz de llevar a cabo todas las ocupaciones que su puesto le exigían, además de encargarse de supervisar que el resto del personal del castillo cumpliese a cabalidad con todas sus tareas y las completaran como se esperaba de ellos.

Tenía que admitir que poco a poco se había ido ganando mi estima, solía ser bastante discreto y aunque era uno de los miembros del personal que se percataba de forma más directa de que la condesa de Inglaterra solía desaparecer de forma inesperada a menudo ordenándole que la excusara de cualquier reunión o compromiso que se presentase, nunca me había preguntado el motivo de las mismas. Claro que la diferencia entre su posición y la mía no le permitía cuestionarme pero tampoco me parecía que estuviera en su naturaleza el ser más entrometido de la cuenta o fisgonear en los asuntos de la señora del castillo como podían sentir inclinación otros trabajadores. Esos aspectos sumados a su discreción me habían hecho tomarle afecto, aunque en ocasiones se me cruzaba por la mente que en realidad no sabía mucho acerca de su vida o de su familia.

Mi mayordomo conocía perfectamente todo lo relacionado con mi procedencia y el hecho de que llegase un mensaje de parte de mi padre por ese medio causó ese cambio en su gesto lo que a su vez provocó que el mio se inquietase. Antes de que hablara, y al ver el telegrama en sus manos ya lo había tomado de la pequeña bandeja de plata para sostenerlo entre mis dedos. Las primeras líneas eran inquietantes en demasía. Provenían de mi padre, quien me informaba que se econtraba enfermo y que por ello había enviado a su abogado a Paris a que me notificase acerca de algunos asuntos legales que requerían atención inmediata. Finalizaba indicándome que su enfermedad no era grave, que esperaba recuperarse pronto y me indicaba que le presentara mis saludos a algunos miembros de la realeza a quienes tenía en estima.

Tomé asiento en el sofá y dejé la nota a un lado con aire pensativo. Habían pasado ya algunos meses desde que me presenté en esta ciudad. En un inicio mi intención había sido permanecer en la capital francesa solo unas semanas pero poco a poco mi estadía se fue alargando. Ahora me percataba de todo el tiempo que ya había transcurrido. Sabía perfectamente que existían dos razones decisivas por las cuales aún no regresaba a Inglaterra, una de ellas tenía que ver con el joven que como mi huésped se recuperaba en el castillo. Mi mente viajó de regreso a Lincolnshire y me percaté de que extrañaba mi hogar. Mi tierra me llamaba, deseaba ver los amplios terrenos, pasearme de nuevo por mis propiedades, visitar nuestros viñedos y sobre todo visitar a mi padre. Mis dedos tamborilearon sobre la madera de la mesa lateral y por primera vez me pregunté si debería volver, si lo haría de forma temporal o no, y si de alguna forma, sería posible que mi huésped viajara conmigo.

by BellaBlack




Royal Hunter:








Seilen:

C&S:
avatar
Selina Greystoke
Cazador/Realeza
Cazador/Realeza

Mensajes : 89
Puntos : 92
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 19/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Path of Light and Darkness

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.