Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Mar Mayo 03, 2016 3:54 pm

Recuerdo del primer mensaje :

https://www.youtube.com/watch?v=c2pHBcdDCzY


Habían pasado unas semanas desde lo del cuchillo de Gael, en las cuales la vida de la bruja había dado un giro de 180 grados. Primero había conocido a Xaryne, y se habían dejado llevar por una tórrida pasión que las había encerrado en su buhardilla por unas pocas noches. Pero la cazadora era muy hermética, germana, fría y cuadriculada para algunas cosas, como por ejemplo para decirle dónde vivía, o qué narices había ocurrido en su pasado para que no quisiera hablar de ello. Por el momento la bruja le dejaba todo el espacio que ella parecía necesitar porque estaba demasiado ocupada tratando de asimilar tantos cambios. Le gustaban los hombres. Y ahora también las mujeres. Vaya lío.

Los días se le antojaban cortos cuando esperaba verla aparecer por el callejón. Las horas pasaban voladas a su lado y el sol las sorprendía exhaustas y amodorradas. La vieja Brisienne le había propinado un par de escobazos por andar despistada pensando en las musarañas. Pero al menos la bruja había recuperado una chispa de vitalidad y buen humor que hacía siglos que no recordaba tener. Por fin parecía que algo comenzaba a ir bien, o al menos no rodaba cuesta abajo como era costumbre en su vida.

https://www.youtube.com/watch?v=-n2hhQ9PS1s&list=PLA7qUFOoGxETsqkrl3QqJW48fngs-Q1rP&index=4

Era viernes y ya hacía dos semanas y media que no veía a Xaryne. Su humor se había helado como un témpano. Se había largado a Alemania, sin decirle ni el motivo ni la fecha de regreso: “Es personal”. Le había soltado. Ya. ¿Y qué debía hacer ella con esa información? era una puta mierda de información. ¿Sabía si quiera que volvería? le había dicho que sí, pero no sabía cuándo.

Elora no sabía de muchas cosas, pero en abandonos era especialista. Creció sin padre, sin amigos y hasta su madre se había largado. Y ahora Xaryne la dejaba con palabras vagas y miles de dudas.  Había tragado ya demasiada bilis como para no olerse las excusas. Quería pensar que regresaría, pero sería más fácil si se hacía a la idea de que no. La muy maldita se lo dijo justo cuando se estaba vistiendo para ir a trabajar, sin poder tener la opción de quedarse, de hablarlo o de… bah!. Ni siquiera sabía si valía la pena. La cazadora lo había hecho así para no tener que dar explicaciones, para seguir manteniendo a Elora fuera de lo que estuviese guardando con tanto ahínco. Pues la bruja no quería meterse donde no la invitaban, si no era bienvenida, a tomar por culo. Así que apretó los dientes le deseó buen viaje y salió por la puerta. Ese iba a ser el día que comenzaría su deseada venganza y que ya había aplazado demasiado con aquel asunto sentimental. Sus heridas en la espalda ya no sangraban, estaban cerradas, y el cabrón de Mauritz de Buisson había regresado de su viaje. Era el tiempo de actuar. Notaba el frío crecer en su interior cada vez que regresaba a su buhardilla vacía, llena de polvo, con la única compañía de los tarros de vísceras, hierbas secas y aceites de intensos olores. Sentía la rabia avanzar ennegreciendo su corazón, volviéndolo de piedra e inmune al dolor ajeno.

Bajó una noche al Two Bells donde el nuevo rico estaba tomando pintas y alternando con la plebe para llevarse a alguna incauta a la cama y poder descargar en ella todas sus frustraciones sexuales y sus problemas no resueltos de la infancia. Pero es anoche no iba a encontrar a el placer, iba a verse cara a cara con su destino.

— ay Mauritz…San Martín se acerca y tu nombre está escrito en su lista…— murmuró Elora cuando lo vislumbró entre la turba de borrachines del pub irlandés.

Inspiró hondo y compuso la mejor de sus sonrisas. Pagó al camarero por la bebida que más tarde una camarera le llevaría a Mauritz, diciendole que era cortesía de la casa, y poder verter en ella el polvo rojo que se disolvió rápidamente. Cuando hubo dado el primer trago se acercó a él y le susurró algo al oido. El desconcierto inicial del ricachón fue sustituido por una sonrisa de medio lado. Así que la chica quería más tema, se lo había pasado bien al final del cuento. Cuando terminó la bebida, alentado por las provocaciones de la bruja, ya era tarde para dar marcha atrás. Se había tomado la dosis de poción para un elefante. Elora probó a manipular su voluntad… y sorprendentemente funcionó.

Los siguientes días Mauritz se sintió irremediablemente atraído por aquellos ojos castaños y comenzó a complacer sus deseos, uno tras otro. Vestidos. Sombreros. Una perla negra para el cuello. A ratos el hombre se sentía confundido porque tenía algunas lagunas, pero volvía de nuevo a pensar en ella y salía a buscarla.

Esa noche Elora estaba de muy mal humor. No soportaba tener a Mauritz todo el tiempo del brazo, pero sabía que debía aguantar, porque todavía quedaba un largo camino hasta que éste le pidiera matrimonio y le legase todos sus bienes. Esa noche se encaprichó en ir al restaurante de Gael. No sabía muy bien por qué, quizás porque aunque hiciera semanas que no lo veía, era la única persona que más o menos le resultaba cercano y agradable. Era una tontería, quizás ni siquiera saliese de la cocina, o hasta puede que se hubiera ido de la ciudad, a saber. Pero por una vez en su puñetera vida quería ir a ese sitio de lujo, sin que tuvieran lástima de ella, y si podía al menos verlo de refilón, ya le valía. Quizás es que la bruja no quería enterrar del todo a la vieja Elora, y cederle todo el terreno a la hija de puta en la que se estaba convirtiendo.

Entraron en el local, del brazo, y el mâitre les hizo un hueco ipso facto en una mesa cerca de una ventana. La hija de Paine, la bruja indigente, esa noche llevaba un vestido de seda burdeos, con el pelo recogido en la nuca, cayendo cual cascada de bucles. Lucía sobre el pecho la perla gris, guantes de encaje negro y escarpines a juego. Probablemente nadie la reconociese con esa pinta de persona decente y rica, nadie pensaría que era la muchacha de la tienda de hierbajos, la que tenía más remiendos en su falda que una vela de barco.


Última edición por Elora Dahan el Miér Mayo 04, 2016 8:23 am, editado 1 vez




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Dom Mayo 15, 2016 4:15 pm

Todo lo que pensaba que podría sentir ante esta situación, lo estaba sintiendo. Mi imaginación se empeñaba en hacerme ver imágenes de manos babosas y pálidas recorriendo su cuerpo, lo que hacía que una ráfaga de furia me invadiera cada vez que veía de refilón a ese bastardo.

Sacudí la cabeza para apartar esos pensamientos. Elora me quería y yo a ella, eso era lo único que importaba. Suspiré, preguntándome mentalmente qué estaría haciendo. De repente, unos brazos pequeños y cálidos me rodearon por detrás. Sonreí, cómo extrañaba el calor de su cuerpo. Me di la vuelta y la envolví en un abrazo profundo, buscando que cada centímetro posible de su piel rozara la mía, acunando su cabeza contra mi hombro y aspirando su aroma, tan exótico y tan familiar a la vez. Cómo me gustaba su olor.
- Hola pequeña...- la llamaba así cuando me sentía más vulnerable.

Me dijo que venía a buscarme porque tenía miedo a los fantasmas, cosa que sabía que era mentira y quedó muy teatral. Sonreí ligeramente, el ansia por devorar su piel aumentaba por momentos. Y aún más cuando vi que solo llevaba un camisón y el pelo suelto.

Subí a la habitación con facilidad y la observé tumbarse en la cama. Estaba agotada. Yo también notaba el cansancio, pero lo superaba la necesidad de ella.
Me tumbé a su lado y me apoyé sobre un codo. Sonreí, su silueta perfecta se recortaba con el atardecer. Me incliné y me obligué a besar suavemente su mejilla. Su suavidad era increíble. Me mordí el labio y giré su cara suavemente hacia mí, fundiéndonos en un lento y profundo beso. Sonreí y le susurré mirándole a los ojos:
- No sabes cómo te echaba de menos así...



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Dom Mayo 15, 2016 6:30 pm

Elora echó el cerrojo y susurró unas palabras a los entes que montarían guardia en el pasillo. Jana tenía orden de despertarla por la mañana antes de que Delphine o Mauritz la requiriesen, y tenía orden también de avisarla con cualquier cosa que pudiera perturbar su descanso. Aquella habitación iba a ser un templo y nadie, absolutamente nadie pondría un pie en ella.

-Ya está, tenemos vigilancia etérea, cerrojos y el servicio avisado de no molestar. Podemos dormir tranquilas.- Echó la llave y la dejó sobre la mesilla para después tumbrase en la cama al lado de Xaryne. Levantó una mano y la posó en su mejilla, acariciándola con el pulgar. Era tan suave, sin la textura de lija de una barba, que daban ganas de frotarse como un gato por toda su cara.

Todo aquello tenía sentido porque tenía un ancla, Xaryne la anclaba a la realidad, la anclaba al presente y al futuro. Le besó despacio, suavemente, por el puro placer de disfrutar del tacto de sus labios, del calor de su piel, del latido bajo su pecho. Se dejó acariciar y besar, sintiéndose como un marinero que regresa a puerto tras navegar tempestades.

Se acurrucó a su lado, enredando los pies entre los suyos y descansando la mejilla sobre su pecho. Le gustaba seguir con las yemas de los dedos los dibujos de la piel de Xaryne, pero estaba tan cansada que no podía apenas mantener los ojos abiertos. Bostezó y murmuró casi ininteligiblemente.- te veo ahora en mis sueños... no tardes.

Se durmió al momento, porque estaba agotada y su mente necesitaba desconectar. A pesar de estar en terriotio enemigo y hostil, aquella habitacion era un remanso de la mas absoluta paz. Esa tranquilidad llegaba de la mano de la alemana tozuda y psicópata, y al final iba a ser cierto que cada olla tenía su tapadera.




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Miér Mayo 18, 2016 2:59 am

Se durmió casi al instante. Verla allí tumbada con aquella paz... me lo daba todo. Aquella muchacha alegre y mordaz había tenido una infancia llena de abandonos. Ese miedo a la soledad la había hecho como era, recubierta por un escudo de ironía que era difícil de traspasar. Aún no sabía qué había hecho para conseguirlo. Le acaricié un brazo suavemente para no despertarla, estaba agotada.

Yo también lo estaba, pero verla dormir un ratito compensaba todo lo que había estado sufriendo por ella a lo largo del día. Era curioso que yo, la muerte negra en Alemania, cazadora de vampiros y asesina de Inquisidores me sintiera tan... normal a su lado. No sabía si era por el hecho de que simplemente me quería a mí y no a lo que era. Que había sabido ver... mucho más allá.
Me dormí pensando en su sonrisa y abrazada a la tibieza de su cuerpo.

Cuando desperté apenas era el alba. Miré a Elora, que de tan agotada que estabs no se había movido en toda la noche. Me levanté de la cama con cuidado y me vestí. Antes de bajar a los establos me quedé mirándola, me acerqué y le di un suave beso en la cara.
- Estaré cerca pequeña.

Di un salto y desaparecí en las primeras luces del alba, dirección a los establos y a comenzar el día en aquel capítulo de venganza.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Dom Mayo 22, 2016 5:45 pm

Bajé a los establos y me dirigí directamente hacia el cubículo de Zaros. Dormitaba plácidamente. Suspiré tranquila, me había quedado preocupada. Si llegarana hacerle algo...
Sacudí la cabeza y empecé mis quehaceres matutinos, limpiando las cuadras y acicalando a los caballos.

Sonaron las 10 en las campanas de la iglesia. De repente, un par de caballos empezaron a pifiar. ¿Qué les estaba poniendo nerviosos? Entonces lo oí. Un arrastrar de pasos, extremadamente lentos, acechando bajo la luz del día. Sólo podía ser una cosa.
Trepé hasta las vigas del techo con relativa facilidad y observé como el ghoul demacrado entraba y se relamía mirando a los caballos. Mierda, no tenía a mano mis armas, pero sí que había un cuchillo en las alforjas de Zaros.

Mientras el ghoul se acercaba a los caballos creyéndose solo en los establos, me acerqué sigilosa a Zaros y recogí el cuchillo oculto. Aunque los ghouls eran medio humanos, no había que subestimarlos. Aunque éste en concreto estaba tan desesperado por conseguir sangre que se había rebajado a la de animal.

Di un salto y caí detrás de él. Ni siquiera le dio tiempo a girarse antes de que su cuerpo cayera atravesado a mis pies.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Lun Mayo 30, 2016 3:27 am

El ghoul era un desastre de ghoul, famélico y enclenque. No le duró ni medio asalto a Xaryne. Pero lo que indicaba aquello es que las sanguijuelas andaban cerca, si se habían atrevido a llegar tan lejos, a una casa rica, es que algo se estaba cociendo.

Normalmente los ricos compraban su inmunidad, por eso los vampiros solían tener recursos, porque cobraban un "impuesto de protección" a aquellos que no querían tener nada que ver con ellos. Claro estaba, que la mayoría de humanos ni siquiera sabían que existían, pero en secreto, las clases altas conocían de su existencia y se aprovechaban de sus recursos y contactos para enriquecerse todavía más.

Por su parte, Elora se había vestido y peinado a conciencia, porque esa mañana iba a reunirse con el señor Higgs, el secretario de su futuro marido y resposable de todas sus finanzas. Era un hombre de unos 55 años, alto, canoso y muy británico, puntual como el Big Ben. Lo recibió en la biblioteca y le ofreció el mejor té inglés que había en la casa, evidentemente aderezado con unas gotas de poción para absorber voluntades. Necesitaba atarlo bien atado, porque él iba a ser quien le procurase la fortuna de los Buisson.

señor Higgs, espero que el té sea de su gusto, jamás me atrevería a opinar de té con un inglés.

señorita Dahan, está bastante bueno, descuide. ¿Por dónde quería empezar?.— El brevaje ya había hecho efecto. Estaba mal que lo dijera ella pero...Era una bruja cojonuda.

verá, ya sabe que Mauritz quiere que nos casemos cuanto antes, y me ha dado carta blanca para hablar con usted de negocios. Me preocupa bastante que todo el imperio textil esté en manos de él, porque eso le daría muchos motivos a sus competidores para liquidarlo ¿no cree? temo por su seguridad, no quiero perder a mi marido por temas de negocios ¿entiendo lo que quiero decir? Mire, no tengo necesidad de esconderle que me he criado en los barrios bajos, y allí se funciona así, cuando alguien es una amenaza, se le liquida y punto. He pensado que podría ser mejor constituir una sociedad con varios socios y repartir las acciones, así no habrán tentaciones de quitarlo de en medio.

Señorita Dahan, me parece una idea estupenda, además si son varios socios nadie pensará que lo está haciendo usted por su propio interés. ¿Ha pensado en los socios?

si señor, tengo claro quienes serían. Aquí tiene los nombres.— le dio una lista escrita en un papel con los porcentajes del negocio que les corresponderían: Leif Paine 15%, Xaryne Ackerman 15%, Gael Lutz 15%, Elora Dahan 25 %, Mauritz Buisson 30%.— así mi marido y yo conservaremos la mayoria de las acciones, con lo cual seguiremos regentando el negocio, y los demás socios tendrá una parte pequeña e insuficiente para hacer nada por su cuenta, pero suficiente para evitar que quieran muerto a mi marido. ¿Que le parece?

Es usted una mujer muy inteligente. El señor Buisson tiene mucha suerte de casarse con usted, se nota que lo aprecia muchísimo y que vela por su bienestar. Déjeme que le diga que pensaba que ese joven insensato jamás sentaría la cabeza.— "no sabes cuanto lo aprecio." Pensó con ironía, componiendo una sonrisa.

Y ahora hablemos de su sueldo. Se lo voy a triplicar, es usted un contable meticuloso y leal, y eso debe tener su recompensa. Tan sólo, infórmeme de cualquier cosa, no quiero que mi marido pierda su valioso tiempo en minucias ¿de acuerdo?

Completamente de acuerdo. Se hará como usted ordene. Buenos día madame.

El inglés se largó a trabajar, mas contento que unas castañuelas, sueldo triple y ahora completamente consagrado a Elora. El plan marchaba más que bien. Tendría que hacer venir a sus "socios" a firmar sus participaciones en el negocio.




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Miér Oct 05, 2016 4:52 pm

Los días pasaban fugazmente y la actividad en la mansión de los Buisson se había multiplicado por veinte. La boda estaba cerca y los negocios se habían diversificado, tal y como ella había pactado con el contable. Ahora el negocio textil estaba en manos de ella y de sus "socios", Xaryne, Gael y Leif. Todo empezaba a rodar como ella había planeado.

Mauritz se impacientaba cada vez más con eso de querer catarla antes del matrimonio, y una noche que volvió de una fiesta, algo borracho, Elora aprovechó para mandar a Jana con él. Le puso una pócima en la copa para que no se pusiera muy agresivo, que ella bien sabía cómo se las gastaba ese bastardo. La chica acudió a la alcoba y un par de horas más tarde regresó con la bruja, llamando suavemente a la puerta. Elora estaba tendida sobre la cama acariciando los cortos mechones de pelo de Xaryne, hablaban de los siguientes pasos, debían ir con mucho cuidado para que nadie notase lo que estaba ocurriendo allí.

Adelante.— Jana entró en la habitación de la que ahora era dueña del negocio. Llevaba el pómulo hinchado y el ojo un poco morado. Chasqueó la lengua y se levantó para mirarla con detenimiento. Le ladeó la cara y rozó con las yemas de sus dedos la mejilla magullada.— Menudo cabrón… lo siento, ya te dije que esto podría pasar… no te preocupes, te pondré un ungüento de hierbas y no quedará ni rastro…

— No me importa madame. Sabía en lo que me metia cuando me contrató. No me duele.
Claro que te duele, si lo sabré yo. Vamos, dejame que te lo vea.— Sacó del tocador un tarro de cristal y comenzó a extender la pomada con suavidad por la piel hinchada.— Te prometo que se acabará pronto.

Observó como Xaryne cerraba los puños con rabia, si pudiera estrangularía al futuro marido de Elora en ese mismo momento, y entendía su carácter huraño aquellos días, pero tenían que aguantar como fuera. No podían fracasar ahora que habían llegado tan lejos.

Jana, necesito que te ausentes un par dias, hasta que no quede rastro de esto ¿entiendes?.— La chica asintió.— diremos que tu madre estaba enferma o algo asi. Ahora vete a descansar.— La ex-prostituta se marchó, casi contenta con el resultado. En el burdel se habría llevado la paliza, sin ganar nada a cambio, por mucho menos dinero y por supuesto sin irse despues de dias libres.

Cuando la muchacha se fue Elora encaró a Xaryne y resopló porque lo que iba a decirle no le haría gracia.
necesito que me des un puñetazo en la cara.— Sabía que la cazadora pensaría que estaba loca y se negaría a hacerlo, pero es que necesitaba que pareciese que era ella la que había pasado la noche con Mauritz, así todo estaría en orden.




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Miér Oct 05, 2016 5:41 pm

Observé la escena con rabia contenida. Últimamente la idea que predominaba en mi cabeza era la de la inmensa variedad de maneras diferentes en que podría matar a aquel degenerado. Destriparlo, romperle todos los huesos, contratando a todas las prostitutas de la ciudas para que lo azotaran hasta matarle... las posibilidades eran infinitas. Pero Elora insistía en que tenía que aguantar un poco más, sólo hasta que se casaran.

La paciencia nunca había sido una de mis virtudes, y cada vez se iba agotando más. Mis días se resumían en meterme en el establo a atender a los caballos e intentar no cruzarme con él cuando daba sus paseos semanales. De alguna manera, me las ingeniaba para que nunca montara a Zaros, que parecía haberle cogido cariño a la bruja y se empeñaba en que la montara ella, aunque Elora parecía no haber superado su trauma con las monturas.

Cuando la pobre chica salió del cuarto y oí la proposición de Elora, la miré con dos ojos como témpanos de hielo que hubieran hecho encogerse de terror al guerrero más valiente. Volví a tumbarme en la cama y le di la espalda, intentando calmar mi ira. Mi voz sonó seca:
- No.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Mar Oct 11, 2016 2:49 pm

Elora se esparaba esa respuesta, no podía ser de otra forma, empezaban ya a conocerse muy bien. Puso los ojos en blanco y resopló. No estaba el horno para bollos. Sabía que le estaba pidiendo mucho a Xaryne, pero..¡joder! si todo eso lo estaba haciendo para tener una buena vida juntas cuando acabase todo. Y también porque tenía derecho a vengarse, a hacerlo a su manera. Pero la cazadora era una cabezota de cojones y todo le costaba un drama.

La bruja no estaba en disposición de tener más paciencia ese día, así que puso los brazos en jarras y la miró intensamente, con los ojos oscuros relampagueando.

¿Te crees que a mí me apetece que me lo des? joder! es que a veces te comportas como una cría!!! Está bien! si no me lo quieres dar, tendré que darme yo misma contra un mueble, a ver si con suerte me saco un ojo o algo...— Se acercó al tocador y empezó a mover los frasquitos para apartarlos y no romperlos al darse el golpe. Apoyó las manos sobre la superficie dando un golpe seco.— Lo siento si estás de mal humor!! yo tampoco estoy para tirar cohetes!! pero es que a veces se te olvida que lo hago por nosotras y por vengarme de ese cabrón. En algun lugar de tu retorcida mente piensas que lo hago para amargarte el día o algo así, y que sepas que me duele mucho que lo creas así; pero trato de no pensar en ello y centrarme en que el final está cerca y después... Tendremos una vida nueva de la que seremos dueñas.— Finalmente dio un manotazo a los frascos y uno de ellos cayó al suelo derramandose.

Bah!! sabes lo que te digo? que hagas lo que te dé la gana. Me voy a buscar a mi padre, que seguro que no tiene tantos problemas para darme un puñetazo y mucho menos para aceptar una vida más cómoda.

Se encaminó al armario a sacar el abrigo para ir en busca de Leif. Su mente bullía con ganas de gritarle a Xaryne, de espetarle que no se comportase como una pazguata, que eso la sacaba de sus casillas. Al menos su pelo no se puso a flotar embebido en electricidad estática, bien, eso era un signo de mejoría, tenía algo más de autocontrol.




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Mar Oct 11, 2016 3:39 pm

No creía que se fuera a dar en serio contra un mueble, aunque lo pensé un segundo. Sí, se daría, estaba lo suficientemente mal de la cabeza. Se puso a maldecir y a llamarme cría mientras yo me mordía la lengua para no soltar todo mi mal humor sobre ella. Sí, estaba de mal humor, toda esta historia se estaba apoderando de mí y hacía demasiado tiempo que no iba a cazar para desahogarme. Estaba más preocupada porque aquel malnacido pudiera tocarla.
Se fue por la puerta y solté un gruñido. Ahora tendría que seguirla, genial. Pero no todo era malo. Así podría conocer a su famoso padre. Huelga decir que no iba a dejar que le pegara, antes pasaría por encima de mí. Tenía que pensar, y deprisa. Me vestí de cazadora, armada, y bajé por la ventana mientras la veía alejarse y le di margen de tiempo para que no me viera.

Bajé a los establos, Zaros me miró expectante. Notaba mi ansiedad, parecía contagiarsele.
- Busca a Elora. - le dije en un susurro mientras apoyaba una de mis palmas en su flanco delantero derecho.
Lo ensillé en un abrir y cerrar de ojos y salí cabalgando en pos de la oscuridad.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Mar Oct 11, 2016 5:07 pm

La bruja en su fuero interno había deseado que en vez del pasotismo de Xaryne, la hubiera retenido, la hubiera insultado, llamando idiota o cualquier cosa, pero no lo hizo. Estaba enfurruñada y se comportaba como una verdadera cabrona. En eseas ocasiones prefería largarse porque saltaban chispas, y entonces podía causar estragos indeseados, incendios o desastres varios. Le vendría bien caminar.

Enfiló por la Rue de Saint Denis a buscar el rio Sena, cruzarlo y adentrarse en el barri latino, en busca de su padre, que de seguro estaría en algun burdel. Le había dado la llave de su vieja buhardilla, así que el pirata podía entrar y salir a placer de su vieja y desvencijada casa. Por allí cerca había tugurios de mala muerte para aburrir hasta al más borracho y malandrín, pero ninguno sería lo suficientemente tugurio para Leif. El primero que le vino a la cabeza fue el Circque de les puces (El circo de las pulgas). El nombre le venía que ni pintado a su padre. Se acercó a las escaleras que horadaban la acerca para llegar hasta la puerta del antro. Tenía que cruzar una especie de pasillo entre dos edificios ruinosos para llegar hasta un pequeño patio trasero donde puerta de madera con remaches oxidados daba acceso al bareto clandestino. Allí no entraban ni los gendarmes. No tuvo que entrar en el establecimiento, porque Leif estaba sentado en el suelo del patio, medio borracho ya a esas horas, sujetando una botella de ron.

padre... te veo bien. No hueles a mierda de caballo como la ultima vez.— Se le acercó y se cruzó de brazos.— vale, te ahorraré los dramas, vengo a ponerte al corriente de todo. Eres dueño del 15% de la fabrica de textiles de Mauritz, falsifiqué tu firma. La boda es la semana que viene y tienes que venir. Y necesito que me des una hostia, ha de parecer que el cabrón de mi marido me ha dado una paliza.




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Leif Paine el Miér Oct 12, 2016 12:35 pm

No estaba teniendo un buen día, ni siquiera una buena semana. Joder, a decir verdad no llevaba el puto año bien. No era fiel seguidor del suicidio, lo veía una cobardía, pero al paso que iba, con la vida que llevaba, estaba lanzándose de cabeza a la combustión espontánea de su patética existencia. A esas alturas ya le daba igual el mar, lo que realmente echaba de menos era su estilo de vida, las cosas que le aportó durante años. El respeto, la camaradería, la emoción de no ver venir los peligros, o de afrontarlos con afán de victoria. Echaba de menos mandar, ver que las cosas funcionaban como debía ser porque era él quien daba las órdenes. No es que ahora le dijeran qué tenía que hacer o siguiera una rutina que le pesara, pero no era lo mismo. Estar en tierra era estar encarcelado, la muerte en vida, y cada día era peor. Así que aquel día no estaba de buen humor. Tal vez también tuviera algo que ver que la luna llena estuviera cerca, pero tampoco se detuvo a pensar en ello.

No era solo el mal carácter habitual, esa noche los mismísimos demonios estaban removiéndose por dentro y, al contrario de otras veces, el ron los hacía más fuertes en lugar de apaciguarlos. De modo que en el momento que llegó su hija, siempre con tanta energía y pisoteando la poca dignidad que le quedaba al pirata, no dudó ni un segundo en cumplir su deseo. Nada más ponerse en pie le cruzó la cara con tanta fuerza que no le extrañó verla salir disparada contra la pared adyacente.

-Pida y se le será concedido - gruñó observando su maltrecho cuerpo en el suelo sin muestra de remordimiento alguno. Alzó la botella dando otro trago sin despegar la mirada de su hija, pasándose el brazo por la boca para recoger lo que derramó. - ¿Satisfecha? Ahora lárgate por donde has venido.

Leif Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 71
Puntos : 68
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 01/04/2016
Localización : Bosques

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Miér Oct 12, 2016 2:06 pm

Enfilé cabalgando quellas estrechas calles como si me persiguiera el mismo demonio. Tenía gracia, nunca había tenido fe en nada, así que el demonio nunca me había dado miedo. Pero por primera vez desde hace muchos años sentía miedo. Miedo de que aquella bruja loca que había ahuyentado se hubiera metido en algo peligroso. Era cierto que sabía defenderse ella sola, era poderosa... pero aún no dominaba del todo sus poderes, cosa que me aterrorizaba por el simple hecho de que si se propasaba la mitad de cazadores de brujas del país irían tras ella. Y yo tendría que matarlos uno a uno.

La idea no me desagradaba, de hecho media sonrisa siniestra desfiguró mi cara mientras recordaba la masacre vengativa que había llevado a cabo. Sacudí la cabeza intentando alejar esos pensamientos, estaba recorriendo los barrios bajos de París ignorando a la calaña monstruosa que percibía a mi alrededor por una razón: Ella.
"Dónde estás..."

Llegué en el momento justo. Elora salía disparada contra la pared tras el golpe cruzado que acababa de propinarle aquel... Lobo. Lo supe nada más mirarlo. Bajé de un salto de Zaros sin siquiera aminorar la marcha. Mis ojos helados apenas observaron como mis dos cimitarras de plata brillaban bajo la Luna, mientras cada músculo de mi cuerpo era invadido por aquella ansia sobrenatural que reinaba en mi vida antes de conocerla.
Iba a matar a aquella bestia. E iba a regocijarme por ello.

No hubo estallido de ira. No hubo ninguna palabra. Salí disparada a tal velocidad que el lobo solo tiempo de girarse unos milímetros, los exactos para que mis espadas no atravesasen su corazón y solo dejaran dos profundas hendiduras en su costado izquierdo por donde empezó a brotar una sangre espesa. Acabé el movimiento de un salto, dando la espalda a Elora y cargando mi siguiente ataque, decidida a destripar a aquel desgraciado aunque me costara la vida.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Leif Paine el Miér Oct 12, 2016 2:34 pm

Podría haberla oído venir. Podría... si no estuviera tan borracho, si el bullicio alrededor no le ensordeciera tanto. Lo hizo tarde, pero justo a tiempo para evitar que aquel maldito hombre -pues no supo distinguir realmente su sexo solo con la vista- lograra su cometido. Exclamó algo que podría haber sido un ladrido o el gruñido tosco de un animal furioso, y acto seguido arrojó el líquido que quedaba en la botella directo a los ojos de su atacante, cegándole. Por muy lobo que fuera, las viejas costumbres de pelea no se perdían y no había nada mejor que cegar al oponente. Se abalanzó inmediatamente después, cogiéndola por el cuello para estamparla contra la pared a un metro del suelo. Un ronquido tosco latía en lo profundo de su garganta mientras sus ojos se oscurecían. En aquel estado era incapaz de articular palabra, la ira era tanta que mandaba el lobo por encima del hombre. Se acercó a ella y la olió... buscó sacar cualquier información que pudiera para redimir aquella repentina confusión cuando fue atacado. Pero lo que olió no le gustó nada y lo demostró lanzándola hacia el lado contrario.

-¿Qué diantres tratas de hacer, Bruja? - Sus palabras iban dirigidas a Elora, aunque sus ojos permanecieran fijos en la otra. - ¿Vienes acompañada para atacarme a traición? Eres igual que la fulana de tu madre, ¡sabía que debería haberte matado! - Un fuerte grito ronco lo impulsó a atacar de nuevo. La otra estaba cegada por el alcohol, pero él por la ira profunda que sentía en ese instante. Sentir que había vuelto a caer en la trampa de una bruja le tenía descontrolado, de modo que nuevamente tardó en reaccionar y una de aquellas espadas pasó rozando su rostro. El dolor le hizo golpear el estómago de la cazadora para alejarla, apartándose para comprobar que la herida sangraba, igual que las de su torso.

Leif Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 71
Puntos : 68
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 01/04/2016
Localización : Bosques

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Miér Oct 12, 2016 2:51 pm

Elora estaba aturdida del golpe en el pómulo y el rebote contra l apared. Su padre era un hijo de perra agresivo y sin escrúpulos, eso ya lo sabía. Pero...¡joder! un poco más y la hubiera dejado vegetal.

La cabeza le daba vueltas y el dolor de la mejilla irradiaba y pulsaba hasta el ojo, emborronando la visión. Un pitido sordo invadió su cerebro y la escena se desarrolló ante sus ojos como a cámara lenta. Xaryne saltando del caballo, recortando la distancia hacia Leif, sajando su costado con las cimitarras y éste empezando a sangrar. Después la tortilla se dio la vuelta y fue el lobo el que agarró a la cazadora con la mirada furibunda y esa rabia negra destilandose por todos sus poros. ¡Maldita sea! iban a destriparse mutuamente.

La bruja apoyó las manos en el suelo y se incorporó a duras penas.

¡¡¡Ya basta!!! suéltala!!!! y tú suelta las espadas!!!!— Ninguno de los dos estaba por la labor de soltar al otro, allí había sangre y esas deudas se debían pagar. Dio un par de pasos tambaleantes hacia ellos.— mecawenlamadrequemepario!!!! que os estéis quietos ya!!! Padre... ella es Xaryne... mi... mi novia.

¿Padre?¿Novia? la situación era tan absurda que le hubiera dado la risa si no fuera porque la soberana hostia que le había dado Leif le había dormido media cara. Se quedó quieta mirándolos y extendió las manos. La basura del callejón empezó a arremolinarse a su alrededor, volando en circulos. Si algun vampiro patrullaba la zona, o algun cazador, pronto se darían cuenta de que en ese callejón estaba pasando algo.

dejadlo... ya.




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Gael Lutz el Miér Oct 12, 2016 3:40 pm

Escasamente habían pasado dos semanas desde que Xaryne me había montado el pollo en el restaurante, lanzando las sillas y las mesas por el suelo, intentando pegar al hombre que esa noche acompañaba a Elora. El golpe que le había dado en la cara aún parecía picarme en la mano, aunque sabía que para ella había sido como una leve caricia, para mí había significado mucho más, se estaba perdiendo, estaba perdiendo todo lo que Thomas nos había enseñado, la discreción con este oficio y el aprender a controlarnos con los mortales, con gente como nosotros, por mucho que se mereciesen la muerte, nosotros no lo éramos para ellos.

Aquella noche salí de caza, aunque no me apetecía en absoluto, solamente iba a ir a patrullar la zona de los callejones y restaurantes, no quería meterme en el bosque, a la mañana temprano tenía un entrenamiento con Jane y tenía que ir descansado. Solamente de armas llevaba unas cuantas dagas y cuchillos, la ballesta hoy se había quedado en casa. Aunque no iba solo, Mordekai, el pequeño botón naranja que me había dado Elora aquella vez, venía conmigo en el bolsillo de la chaqueta.

Comencé a pasar por los callejones, mirando de uno en uno con cautela, nunca se sabía de donde podía aparecer un vampiro o cualquier otro problema, pero en los dos primeros no vi nada, solo unos gatos buscando algo de comer entre la basura. Seguí caminando, hasta que me pareció ver como unas bolsas de basura estaban volando en círculos. ¿Qué diablos? Hoy no había bebido, no podía estar borracho. Saqué una de las dagas de plata y me coloqué en el centro de la entrada del callejón.

No podía creer lo que estaba viendo. Allí estaban Elora, haciendo volar las bolsas por todos lados, Xaryne peleandose con un... ¿Hombre? Este no era el mismo hombre del restaurante, este parecía un pirata de los cuentos y su olor corporal dejaba mucho que desear. Alcé una ceja y miré a Elora, parecía la única con la que se podía razonar en estos momentos.

Vengo a la fiesta.





Mi ángel:


Gracias chicos <3:


Exorcismo:


Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 311
Puntos : 282
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 24
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Miér Oct 12, 2016 4:52 pm

En aquella vorágine de rabia desenfrenada y dolor, oí una voz conocida: Gael. Una punzada en el pecho me recordó que aún no habíamos hecho las paces por lo del restaurante, y de aquello hacía ya dos semanas. Tendría que disculparme, de verdad quería hacerlo. Porque era él, era quien había sido durante muchos años lo único importante de mi vida. Volví a la realidad, aquel arrebato de sentimentalismo aumentó mi rabia.

¿Desde cuando había dejado de ser la Muerte Negra para convertirme en una sentimental? Ese debate interno lo dejaría para más tarde. Ahora mi prioridad era destripar a aquel ser que había golpeado a Elora. Pero sus gritos me sacaron de mi vorágine asesina. ¿Padre? ¿Había dicho padre? ¿Acababa de... presentarnos?

Relajé ligeramente la postura sin dejar de mirar a aquel ser que sangraba por cada una de sus heridas cuando el sabor de la sangre vino a mi boca y escupí a un lado. El cabrón me había dado con ganas. No entendía nada de lo que estaba pasando y solo quería rajar en canal a aquel lobo harapiento. Pero me obligué a mirar a la cara amoratada de Elora, sin quitar la posición de combate.

Se me partió el alma. Su cara estaba fatal, parecía que en vez de un golpe le hubieran dado una paliza. Gruñí. Todo el empeño que estaba poniendo en controlarme se desvaneció y me abalancé sobre el lobo, que se movió con rapidez y solo se llevó un ligero corte en la cara.
- Tú no puedes ser su padre... alimaña.

Miré a Gael, entre desconcertada y furiosa, intentando que alguien arrojara algo de luz sobre aquella situación antes de que Elora se descontrolara o alguien muriera, y todos teníamos bastantes papeletas.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Leif Paine el Miér Oct 12, 2016 6:13 pm

No fueron los gritos, sino la presencia de magia en el ambiente lo que detuvo su avance, pues a punto estuvo de saltar de nuevo sobre su atacante. Miró alrededor sin saber qué más esperar, evitando tocar nada de lo que flotaba a su alrededor por si, de algún modo, podía hacerle daño. En momentos así recordaba que Elora era bruja, no solo eso, añadiendo que era hija de su madre sentía cierto respeto hacia ella -algo que jamás de los jamases admitiría ante nadie. Mataba a los brujos, pero en el fondo era porque les tenía miedo desde que aquella malnacida le condenó en vida. - Lo creas o no a esa desleal fulana la engendré yo. Así es de grande su traición - fulminó a su hija con una mirada de desdén.

Era incapaz de razonar en ese instante, no por ir borracho -lo cual era un factor importante- sino por sentirse acorralado y traicionado. Con lo tranquilo que estaba minutos antes y ahora... Su hija y su manía por degradarle más de lo que ya lo hacía él mismo con sus actos; un hombre, que al parecer era mujer en realidad -aquello hizo explotar su cerebro-, intentando matarle y, por si fuera poco, aparecía un tercero armado. Deseó poder vomitar todo el alcohol que tenía dentro con tal de ganar algo de lucidez, no las tenía todas consigo mismo ante aquella situación. Aunque quitara a Elora de la ecuación, dos cazadores seguían siendo demasiado para el estado en el que se encontraba.

Escupió a un lado la sangre acumulada en su boca sin apartar la mirada de aquellos tres, posándola sobretodo en Elora cargado de ira. - ¿Novia? - ladró cargado de mofa, - vas a tener que inventarte algo mejor para explicar esta traición. Pienso despellejarte... a los tres si es preciso. - Volvió a ponerse en posición de ataque, agazapado. La herida del costado punzaba con peligro, al tocarla notó que estaba perdiendo demasiada sangre. Mala señal, su don curativo se veía mermado con tanto alcohol en sangre.

Leif Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 71
Puntos : 68
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 01/04/2016
Localización : Bosques

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Jue Oct 13, 2016 11:34 am

Elora recibió doble bofetada, por un lado la de verdad, la que le había girado la cara y empotrado contra los ladrillos de la pared. Y por otra, la verbal. Debería estar ya acostumbrada a las barbaridades que le decía Leif, y casi lo había conseguido, pero en el fondo sí que dolían. Sabía que su alma estaba atormentada, que era un monstruo que se resistía a aceptarlo, y cuando lo miraba muchas veces sentía cierta lástima, cierta compasión. Sabía que era una fiera acorralada, no sólo victima del alcohol, sino víctima de la vida, del destino, de sus errores.

A la gente que lo juzgaba sin saber, ella podría preguntarles ¿Qué habrías hecho tú en su lugar? es muy fácil y cómodo opinar sobre los demás, y gratuito. Por eso ella no juzgaba, trataba de mantener la mente abierta antes de hacerle cruz y raya a alguien.

Pero lo que estaba en juego allí no sólo era sus sentimientos heridos, allí había sangre, la del lobo, y bien sabía lo que Leif era capaz de hacerle a quien osaba atacarle. Corrió hasta él y se interpuso entre el lobo y la cazadora.

Xaryne, detente!!! déjalo!! es mi padre!!.— Extendió un brazo como protegiendo a Leif, haciendo que los desperdicios que volaban los rodeasen ahora a ambos. Su pelo estaba ya flotando como las serpientes de la cabeza de Gorgona, ya que la magia corría deprisa por su cuerpo. Adelantó la otra mano rozando la chaqueta de la cazadora. Quizás Xar sintiense que le había dado la espalda a ella por defender a su padre, y no era del todo así. Simplemente, Gael y Xar eran dos cazadores entrenados y su padre estaba borracho y descontrolado, alguien debía defenderlo.

Allí estaban las tres únicas personas que le importaban en este mundo, y estaban intentando matarse entre ellos. Genial. Miró a Gael con una súplica en la mirada, le estaba pidiendo que parase a Xaryne, que había entrado en frenesí asesino y le estaba pidiendo que no cazase a Leif. Ambos eran cazadores, podrían hacerlo, deberían hacerlo. Pero era su padre y no iba a permitirlo de ninguna de las maneras.— por favor...— musitó.— por favor... no me dejéis huérfana, viuda y sin mi único amigo en el mismo día...

El botón de Gael se agitó en su bolsillo. Mordekai estaba en guardia, listo para protegerlo de la amenaza, pero a la vez se inquietaba, porque la única que tenía el poder de desatarlo, de liberarlo, era Elora, que fue la invocadora del ritual.

Cambió su tono de voz, más pausado y más conciliador. — ¿podemos hablarlo?...¿podemos bajar las armas y tranquilizarnos un poco?




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Gael Lutz el Jue Oct 13, 2016 12:08 pm

Mis ojos no podían creer lo que estaban viendo. Esto era peor que esas obras de teatro en la que se enrollaban entre ellos de las peores maneras y al final quedaban todos muertos. ¿Quién iba a morir esta noche? Seguramente Elora, pero de pena. Ese hombre que estaba siendo atacado por Xaryne resultaba ser su padre. Elora tenía un fuerte moratón en la cara, como si le hubieran dado una paliza. Uní cabos, su padre le había pegado y Xaryne se había vuelto como una psicópata para defender a su chica. Pero algo no cuadraba, Elora podía defenderse sola y estaba completamente seguro de que le hubiera estampado hasta un rinoceronte a su padre para protegerse, pero no lo había hecho.

Elora se puso entre medio, extendiendo un brazo en ademán protector delante de su padre. Eso a Xaryne no le iba a hacer ninguna gracia, mientras, su padre estaba en posición de defensa o eso era lo que parecía, porque se tambaleaba por el alcohol que tenía que llevar en sangre. Suspiré y noté como Mordekai se revolvía en mi bolsillo, no estaba seguro si sabía de quién tenía que defenderme o había notado la presencia de Elora, su creadora cerca de mí. ¿Podían sentir esas cosas? Desconocía aún muchas cosas sobre el pequeño botón.

Volví a suspirar al escuchar las súplicas de Elora y agarré a Xaryne por detrás de sus brazos, levantándola en el aire y alejándola un poco de esos dos, seguía siendo un peso pluma. Miré al padre de Elora. —No podrías ni despellejar a un conejo en tu estado. Y no vamos a hacerte nada... A no ser que Elora lo pida.— Sabía que Elora no iba a pedirlo, no era tan cruel como para dejar que su novia y su mejor amigo matasen a su padre. Desvié mi mirada a Xaryne, a la cual le dediqué una mirada con dureza, seguía enfadado con ella y por su comportamiento infantil, parecía un mapache con la rabia. —Cálmate de una vez. Sabe defenderse sola, no tienes que ser siempre el héroe de la historia.— Dejé de agarrarle por los brazos y los crucé sobre mi pecho, esperando que locura era la que faltaba por llegar.





Mi ángel:


Gracias chicos <3:


Exorcismo:


Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 311
Puntos : 282
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 24
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Jue Oct 13, 2016 1:12 pm

Tanta tensión y el esfuerzo por autocontrolarme empezaban a darme pinchazos en las sienes. La situación estaba siendo demasiado subrrealista. Elora tenía un padre lobo, al que parecía que había acudido para que le diera un golpe, del que no parecía arrepentirse en absoluto, sin ahondar en el tema de los términos en los que estaba denominando a su hija.

No sabía qué pensar. La rabia aumentaba cada vez que miraba a la cara a Elora, desfigurada y amoratada por el golpe que acababa de recibir. Seguía notando el sabor a sangre y bilis en la boca y se me estaba agarrotando la mandíbula de tanto apretar los dientes. Tenía que salir de allí.
Gael me agarró de los brazos y no supe por qué, pero me dejé arrastrar hacia atrás por aquel tacto cálido que conocía bien. Cualquier otro se habría quedado sin manos en el mismo momento en el que hubiera osado tocarme en aquel estado de ira. Pegué mi espalda a su pecho y noté sus brazos cruzados. Si algo no me anclaba a aquella posición, saltaría para matar aquel desgraciado.

Entonces caí en la cuenta de la posición de Elora. Lo estaba... protegiendo. A aquel monstruo que casi la mata estampándola contra una pared. Veía el sufrimiento en sus ojos, pero mi ansia de sangre unida a toda la rabia de aquellos día me impedía relajar mis propias manos sobre las espadas, con los nudillos blancos por el férreo agarre. Las palabras de Gael me hicieron reaccionar. Tenía que salir de allí, o alguien iba a acabar muriendo, y en cualquier caso Elora sufriría.
Aún no lograba entender por qué no había sido capaz de contarme que su padre era... como era después de aquellos meses juntas. Me sentí traicionada y la miré intensamente a los ojos, mientras sentía una daga helada inundando mi corazón para acabar reflejándose en mis ojos, que de tan claros parecían témpanos de hielo.

Hice lo único que me sentía capaz de hacer. Silbé entre dientes y apareció Zaros. En tres segundos envainé mi espada y subí al caballo, evitando mirar a Elora. Zaros notó mi ira y se levantó en dos patas, pero me mantuve firme. Di la vuelta al caballo y me alejé galopando, dispuesta a matar a todo lo que se cruzara en mi camino.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Leif Paine el Jue Oct 13, 2016 2:41 pm

Tranquilizarse... Soltó un bufido de mofa. Tranquilizarse era la última cosa capaz de hacer en ese instante, aún cuando la actitud de Elora cambió para... ¿protegerle? Se hubiera reído si no estuviera tan cabreado y dispuesto a saltar sobre aquellos dos. Que su hija insinuara siquiera aquello era aún más humillante que cuando le rebajaba con sus palabras. "Sucio, borracho, pulgoso..." consciente de la realidad en ellas, pero una enorme falta de respeto viniendo de su hija.

Las palabras del cazador no ayudaron en nada, solo avivaron más el fuego de su ira. Con una mano en el hombro de su hija, la apartó a un lado dando un paso hacia aquel par con la mirada clavada en ambos. - ¿Es eso una amenaza? No tengo ni para empezar contigo - escupió en su dirección poniéndose en guardia ante el movimiento de la que parecía un hombre, pensando que saltaría de nuevo hacia él, pero la aparición del caballo lo detuvo. Ladeó una sonrisa y soltó el hombro de su hija. - Cobarde...

Dio por finalizada aquella bizarra y repentina escena de la que aún no lograba desentrañar lo ocurrido. Su hija llegaba pidiéndole que la golpeara para luego verse metido en una cacería en la que fue el protagonista. Se tocó de nuevo el costado, pasada la tormenta el dolor se volvió real y la preocupación algo obligado. Gruñó en dirección a su hija. - ¿A eso has venido? ¿A meterme en problemas? Has dejado que dos cazadores me alcancen... - Apartó la mirada totalmente decepcionado. - Olvídame, Elora. - Tenía claro que ya no podría volver a la ciudad, no ahora que los cazadores conocían su rostro y su naturaleza. El último vestigio de libertad que encontraba en cantinas y burdeles acababa de serle arrebatado. ¿Que tenía un mal día? Bueno, sin duda siempre se podía volver peor.

Dándole la espalda a ambos se fue por el mismo callejón que la loca del caballo, con la mano presionando su costado a la espera de llegar de una pieza al bosque y poder sanarse la herida antes de desangrarse. No era por el alcohol, ni el haber sido atacado, mucho menos humillado... nada de eso le había importado nunca. Hubo un día en el que le alegró saber que tenía una hija con los huevos bien puestos, pero acababa de darse cuenta que no encajaba en su mundo ni nunca lo haría. Era mejor despedirse de una vez.

Leif Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 71
Puntos : 68
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 01/04/2016
Localización : Bosques

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Elora Paine el Jue Oct 13, 2016 3:03 pm

¿Qué narices estaba pasando allí? las cosas se habían desarrollado de una forma que escapaban de toda lógica. Su hubiera reído por la ironía que subyacía bajo todo aquello, pero no tenía ni puta gracia. ¿Ahora se iban los tres? ¿Y cada uno en una dirección? pues no tenía suficientes clones de sí misma para ir tras todos ellos.

Mierda...Joder.AAAAGHHHH.— soltó un gruñido de frustración y se acercó a Gael.— por favor, ve a por ella, evita que se meta en líos más gordos... dame dos horas, y os iré a buscar donde tú me digas.— Tenía que curar a su padre, remendar el entuerto y tratar de recuperar a Xaryne. Tenía mucho trabajo por delante. Apretó el hombro del cazador pidiendole disculpas con la mirada y tras eso apretó los dientes, se armó de paciencia y murmuró algo por lo bajo. Ahora tenía que llegar hasta su padre.

Corrió tras él y lo interceptó en el cruce. La herida era de plata, que era tóxica para los licántropos, y por eso sangraba con profusión. Tenía que pararlo inmediatamente o le haría gangrena.

Espera!! padre, por favor... para un segundo. Lo siento mucho. Esa herida es de plata, tengo que curártela o acabará emponzoñada. Puedes gritarme, insultarme o lo que te plazca, pero déjame que te la cure. Por favor.

Sabía que ponerle una mano encima a Leif en ese estado no era buena idea, así que sólo se colocó delante de él, con el ojo que empezaba a hincharse del tortrazo casi entrecerrado. Pero alguien tenía que bajarse del burro, y con aquellos titanes no había forma de hacer las cosas a buenas. Le tocó tragarse la bilis y rebajarse a suplicar.




"y de repente llega alguien que te hace olvidar el ayer y te hace soñar con el mañana" SEE THIS VIDEO

Elora Paine
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 177
Puntos : 205
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 04/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Gael Lutz el Jue Oct 13, 2016 3:21 pm

Xaryne se quedó pegada a mi cuerpo, pareció que se tranquilizó un poco al sentir mi contacto, pero eso duró demasiado poco. Siempre era como un volcán, y al parecer, acababa de conocer a su tornado. Volvió a explotar cuando se dio cuenta de como Elora protegía a su padre, silbó para llamar a Zaros y salió corriendo, perdiéndose en la noche. Me quedé quieto como estaba, mirando a los otros dos.

El señor llamado Leif se revolvió, parecía un animal enjaulado y con la rabia. Escupió en mi dirección y agradecí a los dioses que su asquerosa baba no llegó a darme y se quedó a escasos centímetros de mis botas. Llega a tocarme ese escupitajo y le hubiera arrancado los pelos mechón a mechón. Que ascazo. Dijo más cosas en contra de Elora y se marchó en la misma dirección en la que se había ido Xaryne, pero sabía que no iba a por ella, estaba herido y sangraba demasiado como para buscarla.

Elora me pidió que fuese a por Xar. Asentí y comencé a correr, la muy puta en Zaros iba a ir demasiado rápido. —¡Nos vemos en tu buhardilla!— Grité antes de desaparecer por el bosque. Seguí corriendo, siguiendo las huellas que había dejado el caballo de Xar en el barro. Esperaba que no estuviera muy lejos... —¡Xar! — Grité un par de veces, esperando que pudiese oírme.

Me paré a coger aliento mientras me apoyaba en el tronco de un árbol. Miré hacía el cielo, estaba encapotado, pero no iba a llover hoy... Mejor, no quería mojarme y perderme esta noche.





Mi ángel:


Gracias chicos <3:


Exorcismo:


Gael Lutz
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 311
Puntos : 282
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 23/12/2015
Edad : 24
Localización : Detrás de ti

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Xaryne Ackerman el Jue Oct 13, 2016 4:29 pm

Había entrado en un estado en el que hacía tiempo que no entraba. La sed de sangre se apoderaba de mi, sólo cabía una cosa en mi cabeza: matar. A quien fuera, a lo que fuera. Me sentía traicionada, un dolor lacerante se extendía por mi pecho y me calaba en las entrañas.

Zaros corría como un demonio, pero le paré en seco. En el fondo de un callejón observé la puerta de un burdel donde dos vampiros, hombre y mujer, flirteaban con una prostituta a la que sin duda se comerían. Se sentían muy seguros, había más dentro del tugurio.

Bajé de un salto y saqué las cimitarras. Los monstruos miraron en mi dirección, pero apenas alcanzaron a ver mi cara antes de que la sangre corriera desde su garganta hacia el suelo. Los decapité de dos tajos limpios. La prostituta comenzó a correr, pero no era mi objetivo. Entré al local, cada vida que segaba me llenaba de sangre, pero lo que en otra ocasión me hubiera dado asco ahora me desfogaba. Fueron cayendo, uno tras otro, sin proferir un solo grito, un solo lamento. Con cada golpe que asestaba una parte de mí rugía, llena de adrenalina y del dolor que me provocaba que quien creía que confiaba en mí, en realidad fuera capaz de ocultarme algo tan importante.

De pronto escuche los gritos de Gael. Mierda. Me quedé en el marco de la puerta y le miré mientras aparecía por el callejón. Mis ropas de cuero, cubiertas por entero de sangre, hacían que lo único que refulgía en la oscuridad fueran dos ojos que congelarían las entrañas del mismo Inferno de Dante.



Xaryne Ackerman
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 91
Puntos : 112
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 24/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Leif Paine el Jue Oct 13, 2016 6:26 pm

Supo que algo raro pasaba con aquella herida cuando notó que no había mejoría alguna, sino lo contrario. A aquellas alturas tendrían que haber empezado a cerrarse, aunque lentamente por el alcohol en sangre, pero no era así y la vista empezaba a nublarse. Estaba debilitándose rápidamente a cada gota que emanaba, empapando ya gran parte de las ropas ajadas que llevaba. Ni siquiera pudo oír el grito de Elora y eso que no estaba tan lejos; avanzaba arrastrando sutilmente uno de sus pies, maldiciendo todo cuanto cruzaba su cabeza, por haber caído en otra trampa de bruja.

Justo en eso estaba pensando cuando la escuchó a su espalda y, aunque el cuerpo se lo pedía a gritos, no se detuvo. - He dicho que me olvides. - Gruñó alzando la voz, intentando no demostrar lo débil que se sentía. - ¿Por qué quieres curarme? Has sido tú quien los ha traído hasta mí. No sé por qué los has detenido, era la ocasión perfecta para deshacerte de una vez por todas del asqueroso de tu padre. - Por mucho que tratara de ocultarlo se notaba el dolor en sus palabras, y no el físico precisamente.

Que no entendía a las mujeres no era ningún secreto, pero si encima estaban vinculadas a él como Elora siendo su hija la cosa se complicaba más. Porque una vocecita le decía que debía hacerse responsable -una voz muy débil a la que siempre hacía oídos sordos y aún así resultaba importante por mucho que le pesara-, pero él estaba seguro que nunca podría hacerse cargo de una responsabilidad como aquella, menos ahora que no podría poner un pie en la ciudad de nuevo.

Se detuvo de repente, mirándola fijamente entre cabreado y agotado. - ¿Qué demonios quieres de mí? Vienes, me humillas y me montas ese circo... y luego me persigues rogando para... ¿qué? ¿curarme? Tú has provocado esto, por supuesto es lo mínimo que espero que hagas, pero no entiendo por qué. - Tuvo que parar un momento porque notaba la falta de aire. Con los ojos entrecerrados trataba de mantener la figura de Elora lo más clara posible. - Los dos sabemos que no soy ni seré jamás un buen padre, lo mejor para ambos sería que me dejaras de una vez por todas. Lárgate con... quien sea que fuera esa gente.

En ese momento tuvo que sentarse porque no podía avanzar más, en el breve lapso de tiempo que estuvo allí parado había dejado un considerable charco de sangre. - Ahora cúrame de una maldita vez para que pueda volver a mi agujero.

Leif Paine
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 71
Puntos : 68
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 01/04/2016
Localización : Bosques

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vuelve a haber carne en el menú. (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:45 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.