Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


El cazador, cazado. [libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Erlend Cannif el Jue Mayo 05, 2016 8:54 am

París, aquella ciudad que conocí incluso antes de nacer se erguía frente a mi, solemne, inexpugnable y cambiada. ¿Aunque quien no cambia en 1000 años?
Acaricie lentamente las crines de la montura que se enredaban juguetonas entre mis dedos. El viento sacudía ligeramente mi cabello y acompañaba el sonido de los cascos sobre un suelo húmedo por las lluvias.
Aquel bosque poco tenia que ver con los de mis tierras, más aun así, lograba encontrar en él una paz difícilmente descriptible.

El día había caído ya hacia  horas, y solo los pájaros nocturnos acompañaban mi camino, ellos y como no, aquella maravillosa dama blanca que coronaba un cielo sin estrellas.

Noche de lobos -pensé para mis adentros acariciando casi sin darme cuenta el pomo de mi espada.
Desconocía aun el tiempo que permanecería allí, no solía quedarme demasiado tiempo en un mismo lugar, y más aun si no encontraba causa alguna. Quizás esta ciudad sea diferente -musite con una sonrisa irónica.
Si algo me había concedido el paso de los siglos era el saber que nada seria distinto, ni aquí, ni allí donde el camino me llevara.
La esperanza la perdí hacia ya muchos siglos y ahora solo quedaba esto, un monstruo hambriento.

Apreté las rodillas alrededor del cuerpo del corcel y este rápidamente se puso al galopee, tenia que encontrar refugio antes de que el sol hiciera gala de presencia, mi paseo había acabado.
Con un poco de suerte encontraría una cabaña abandonada, sin ella algún hueco en un árbol viejo, mas poco me importaba la comodidad la verdad.

Cabalgue durante horas entre hojas doradas, ramas quebradizas y fuertes troncos cuando la ausencia de ruido me hizo detenerme.
Alguien parecía haber fijado su vista en mi, y seguía mis pasos a escondidas.
Sonreí maliciosamente. Había elegido francamente mal a su victima, pronto se convertiría en el cazador cazado.

Parece que no solo encontraría refugio aquella noche si no también algo de alimento.
Sentí el hambre devorarme por dentro como si de una ponzoña se tratase, mi garganta ardía imaginando el deleite de la sangre.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Gwendolyn D'Aramitz el Jue Mayo 05, 2016 7:49 pm

Una noche más, por las riberas de los pequeños riachuelos que lindan en los bosques, Gwen andaba en una misión enviada por su señoría y aquella noche no era su noche, ella lo sabía muy bien con su estado de ánimo fluctuante, y aunque, odiara admitirlo, tenía que cumplir las órdenes de aquel que estaba por encima de ella. El grupo no era numeroso, la misión no lo requería, sería un patrullaje normal como cualquier otra noche; lástima que no siempre lo que se quiera resulte como se espera.

Por el bosque hasta las altas horas de la noche y con el grupo todavía unido en aquella inspección, Gwen parecía no disfrutar de su trabajo, suspiró de pronto, como si estuviera en un estado de aburrimiento, solo blandía su espada cortando ramas y hojas a su paso con aquellos ojos claros poniéndolos en blanco a cada instante. Sin decir nada, la joven optó por apartarse del grupo en silencio y sigilo, dejándose rezagada hasta estar inmóvil en medio del bosque observando la densa oscuridad de la naturaleza

Sola, quieta con espada en mano, ¿Qué estaba sintiendo? Una calma, una muy grande. Hacía tiempo que no lo experimentaba. Pero había algo que llamaba su atención un sonido tan conocido para ella que simplemente camino entre las sendas de la oscura noche en busca de aquello que le había despertado de su momento de calma, enfurecida iba siguiendo a aquel que le ha arrancado parte de su tranquilidad. Recordó las palabras de sus compañeros en caso de encontrarse con alguna bestia, pero decidió arrojar todo ello a las manos de Dios.

Los minutos avanzan sin detenerse tal como la mujer que mantiene la vigilancia, observa al hombre detenidamente sacando su primera conclusión, es algo que hace que Gwen sonría enfilando su espada frente a su rostro; ella no es como sus compañeros que planean, opta por un ataque frontal por eso está ya caminando con aquella espada en mano directo al hombre, con la sonrisa en su rostro y la mirada fiera puesta sobre su presa.

—Es una buena noche para un buen encuentro—

Murmura con el sabor en su lengua de la nueva batalla que tendría, aunque cuando el sol salga seguro que se arrepentiría, no mucho, pero llegaría esa sensación dolorosa pero dulce y placentera.




Cuidado con lo que deseas, se puede volver realidad

The Eyes of th Madness:
Maze Mind:
Trouble Smiling:

Gwendolyn D'Aramitz
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 21
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Erlend Cannif el Jue Mayo 05, 2016 11:47 pm

De frente, así entraba espada en mano una mujer de ojos claros y penetrantes que parecía no temer a la muerte.
Sacudí la cabeza incrédulo ¿tanto jaleo por una chiquilla?
Sonreí de medio lado al escuchar sus temerarias palabras, sin lugar a dudas era una inquisidora, y si bien sabia algo de ellos, era cuan mortíferos podían llegar a ser.

Hundí mis ojos en los suyos mientras giraba mi espada entre las manos, analizando así a mi próxima victima.
-Es muy amable señorita -musite entreabriendo los labios lo suficiente para dejar mis colmillos al descubierto -se ha tomado la molestia de traerme la cena.

Hechas las presentaciones el combate no podía demorarse más, basta de juegos, pensé, o el sol sera quien me de caza.
Me acerque a ella despacio, como el depredador que era, sin apartar mis ojos de los suyos ni por un instante.
-A ver que sabes hacer pequeña -susurre con cierta curiosidad.
Deslice mi espada suavemente por el filo de la suya, como un amante con su fulana, invitándola a realizar el primer movimiento.
Desvié mis ojos por un instante a sus labios, tenia que reconocer que era francamente hermosa.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Gwendolyn D'Aramitz el Vie Mayo 06, 2016 5:31 am

Silencio nocturno que ha traído a cuenta recuerdos casi olvidados, daba gracias que aquello le tomo de manera imprevista y no frente a sus compañeros de la inquisición, Gwen miró al hombre con la mirada perdida, ojos bien abiertos, inhalando y exhalando profundamente; su punto se quebraba con los nudillos blancos de sujetar fuerte la espada en la mano. Poco a poco la paz se transformó en una ira desmedida, en una cólera que estaba estallando.

El choque metálico, el golpe del metal contra el metal rechazando el contacto, alejando la espada enemiga. La mirada cambia por una oscura cargada de ira pero su sonrisa es la de sarcasmo e ironía, está completamente fuera de sus cabales y en su mente solo ronda una idea “acabar con aquel ser que la ha menospreciado”

—¿Pequeña? Es todo lo que puedes argumentar de alguien— risa lacónica que deja empuñando su espada frente a aquel desconocido lanzándose a atacar golpeando la espalda ajena

—Cierto olvidada que los hombres cuando tienen una impotencia o problema lo exteriorizan hacia otros— la sonrisa que deja cuando muestra el filo de su espada en lo alto

Apunta con su arma directo al pecho del hombre —Dejemos las amabilidades para los muertos y no te he traído tu cena, aunque si quizás tu muerte, señor Vampiro— de su rostro se ha borrado toda expresión dejando solo la sombría apariencia

Queda frente al hombre con viento jugando a favor y en contra de cada uno, en aquel momento daba gracias de estar solapara poder moverse con mayor facilidad aunque en su contra juegue aquel vestido que lleva.




Cuidado con lo que deseas, se puede volver realidad

The Eyes of th Madness:
Maze Mind:
Trouble Smiling:

Gwendolyn D'Aramitz
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 21
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Erlend Cannif el Vie Mayo 06, 2016 6:19 am

Chispas rojas del golpear de los aceros, y aquel acunarte murmullo forjado a fuego de nuestras espadas chocando contra si.
Ninguno de los dos parecía estar dispuesto a ceder un paso al otro, cubría bien sus flancos, y rechazaba mis ataques contraatacando con el arrojo impropio en una mujer.
Sus labios se curvaban mostrando un placentera sonrisa irónica, sádica. En su mirada solo encontré la ira y el desprecio que le producían los de mi condición.
Tampoco la culpaba por ello, era un monstruo y eso ambos lo sabíamos.

Sintiose atacada en su ego, pues sus palabras mostraban casi el mismo desprecio que sus ennegrecidos ojos al mirarme.
Sonreí de medio lado cuando bromeo sobre mi hombría, como si yo tuviera algo que demostrarle a aquella chiquilla engreída.
Alzo la espada contra mi pecho, sus labios volvieron a abrirse para decir no se bien que estúpidas palabras, esquive con un rápido movimiento el filo de su arma y golpee con mi empuñadura su rostro.

Nuevamente uno frente a otro, el viento sacudiendo su  salvaje melena y aquel vestido nada propicio para la batalla, acompasando cada curva de su delicioso cuerpo.
-Llevo muerto mucho tiempo, mi señora -susurre curvando mis labios con desidia -mas tiene razón en algo, he sido demasiado generoso en mis palabras, usted no me llega ni para el aperitivo.

Sus ojos brillaron frente a los míos, furiosa, ida. Nuevamente se encontraron nuestros aceros y con ellos nuestros cuerpos. Podía oler su fragancia, aquella que era capaz de hacerme enloquecer, La sangre.
Vire sobre mi pie derecho colocándome a su espalda. Aferré su mano y pomo de espada con mi mano derecha mientras colocaba mi arma rozando su largo cuello.
-Voy a darle un consejo -susurré a escasos milímetros de su oído -si no quiere morir joven, dedíquese a otra cosa ¿criar hijos tal vez?


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Gwendolyn D'Aramitz el Mar Mayo 24, 2016 2:30 pm

Oh, no, el silencio había sido cortado de raíz por el estruendo y fiero choque de espadas que chirriaban arrojando las pequeñas brescas de hierro. Otro escalofrío recorrió por la espalda de Gwen, peor era muy distinto a los que solía tener cuando estaba en medio de alguna batalla, ese era más fiero y peligroso, quizás era lo que aquel hombre esperaba ver en ella, aunque realmente era todo lo opuesto.

Los choques entre espadas continúan así como aquel bailen que ambos estaban creando, pero, inadvertidamente un golpe la despertó de manera peligrosa; sentía su rostro caliente especialmente cerca a la nariz, sus dedos fueron los primeros en responder a aquella sensación y lo que no espero ver Gwen era la sangre que goteaba de sus fosas nasales; la risa que dejó escapar ante lo sucedió era una de su propia locura, de su orgullo herido y de sí misma al ser atacada en los puntos que más odiaba.

—¿Quién querría ser aperitivo o cena de un ser como tú? Hay mejores vampiros por esta ciudad, más fuertes, más sensuales incluso más atractivos a la vista de alguien como yo— sonrisa irónica que se queda a un lado para lanzarse nuevamente contra la espada ajena, pero uno de sus flancos queda descubierto lo que es aprovechado por el enemigo.

¿Cuántas veces ha estado en esa situación? Algunas y sin contarlas en su mente simplemente dejo caer su espada, Gwen tomó la espada de aquel vampiro presionándola más contra el cuello hasta dejar que una gota resbalase por aquella blanca piel. Nuevamente el silencio invadió el lugar, no pronunció palabra alguna de veneno o por pedir clemencia y piedad, no creía en ellas de igual manera, lo único que hizo la inquisidora fue reír, su risa fue todo lo que escapó de aquel momento por el “consejo”, uno muy semejante al que le había dado su tío «Habéis cambiado mucho hija mía. Eres como tu madre realmente en belleza y fuerza, deberías considerar casarte con Lord Alexander para que tengas hijos»

—Como si fuera a hacerlo, si pudiera realmente hacerlo. Patético que hables de esa manera si dices que estás muerto, que sabes tú de tener hijos o de casarte con alguien, que sabes de esos malditos sentimientos de amor, si vas a aconsejarme entonces hazlo bien pero no uses palabras que no comprendes o quizás son los celos los que hablan de ti, el odio de que una mujer lleve una espada y no se quede en casa esperando a un hombre a que la maltrate— golpeo con su codo el estómago del hombre y con sus zapatos con fuerza clavó el tacón de uno de ellos en el pie de él y su nuca golpeaba el rostro del hombro.

Se suelta del hombre tronando su cuello sonriéndole —Para los hombres solo criar hijos es una opción, quizás deberías usar tu propio consejo, porque no te dedicas tu a ello a criar hijos, sería mejor que molestar a inquisidores con tu presencia pidiendo que te mate— una tenue sonrisa muestra Gwen alzando los puños para dar comienzo a otro tipo de encuentro.





Cuidado con lo que deseas, se puede volver realidad

The Eyes of th Madness:
Maze Mind:
Trouble Smiling:

Gwendolyn D'Aramitz
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 21
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Erlend Cannif el Miér Mayo 25, 2016 2:05 am

Contemple los ojos de aquella inquisidora, que lejos de parecer asustada me plantaba cara con una sonrisa ladina, no mentiré, su pasión en el combate era envidiable, mayor que la de muchos de los suyos, aunque le faltaba técnica y posiblemente alma.
—¿Quién querría ser aperitivo o cena de un ser como tú? Hay mejores vampiros por esta ciudad, más fuertes, más sensuales incluso más atractivos a la vista de alguien como yo -sus palabras salian de su boca como dagas de acero.
Reí divertido ante tal afirmación mientras de nuevo atacaba al franco descubierto de su derecha.
-creía que esto era un combate, no que estaba eligiendo al siguiente inmortal que meter entre sus piernas -me burle con sarcasmo.

La mujer lanzo su espada a un lado, no se bien si en una muestra de locura o de valentía total y con mi espada en su cuello rio de forma sádica. Dejando que la sangre carmesí resbalara por este al apretarse contra el filo de mi espada.
Mis ojos se oscurecieron, por la sed de vitae, aquella de la que era mas que esclavo. Relamí mis labios frente a ella sin dejar de mirar aquella gota que se perdía en su clavícula.

Mas su siguiente frase fue la que capto mi atención al completo, esta vez mirando sus ojos que escondían una tristeza indómita que trataba de ocultar con sus palabras.
—Como si fuera a hacerlo, si pudiera realmente hacerlo. Patético que hables de esa manera si dices que estás muerto, que sabes tú de tener hijos o de casarte con alguien, que sabes de esos malditos sentimientos de amor, si vas a aconsejarme entonces hazlo bien pero no uses palabras que no comprendes o quizás son los celos los que hablan de ti, el odio de que una mujer lleve una espada y no se quede en casa esperando a un hombre a que la maltrate.

Ladee la cabeza sin dejar de mirarla, más acababa de hacer un corto repaso de mi vida en una frase que cayo sobre mi como una losa.
¿que sabia yo del amor? Que era destructivo, mi maldición, mi peor error. ¿Hijos? En eso llevaba razón jamás pude sujetarlo entre mis brazos, solo su imagen borrosa venia a mi memoria una y otra vez torturándome día y noche.

Esta vez fue ella la que aprovecho mi descentracion, propinándome un golpe en el estomago y un zapatazo en el pie separándose así de mi, no sin antes golpear con su nuca mi cabeza.

La mire, aunque en este instante no había rastro de odio, sentía que estaba mirándome a mi mismo en un espejo, aquella mujer tenia tantos demonios como yo mismo y cabalgaban a sus anchas por cada gota de su sangre.

-de donde yo vengo, las mujeres eran grandes guerreras, las llamábamos escuderas -afirmé con calma lanzando mi espada contra el suelo -no creo que una mujer deba solo criar hijos, porque solo las grandes guerreras paren vikingos.

Alzo los puños en busca de pelea, sonreí de medio lado sin imitar su gesto
—Para los hombres solo criar hijos es una opción, quizás deberías usar tu propio consejo, porque no te dedicas tu a ello a criar hijos, sería mejor que molestar a inquisidores con tu presencia pidiendo que te mate -gruño nuevamente

-lo tendre en cuenta señorita inquisidora para cuando pueda engendrar uno -musite con sarcasmo esperando su siguiente ataque, que sabia que no tardaría en llegar.
Alce la vista hacia sus ojos
-subís demasiado el puño derecho, y mantenéis muy bajo el izquierdo, cuando corráis hacia aquí dejareis vuestro estomago medio descubierto, sera muy fácil hundir allí mi mano, rasgar vuestra piel y arrancar vuestro corazón. Cubriros bien mi señora. -afirme con un tono sereno.
Mi intención no era ofenderla aunque por lo poco que la conocía así se lo tomaría, mas bien era ayudarla, no pensaba matarla, al menos no esa noche.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Gwendolyn D'Aramitz el Miér Jun 15, 2016 11:45 pm

Con el frio abrazo de la noche ambos contendientes estaban listos para dar el golpe que les permita ganar el encuentro; para Gwen no había mejor forma que aquella, incluso su sonrisa se había tornado más sincera y a la vez siniestra; la inquisidora sabía bien lo que aquel hombre, o ser, estaba tratando de conseguir, y no podría decir que lo lograba pero tampoco que le resultaba complicado porque sin mucho esfuerzo lentamente iba llenando la cuota a pagar.

El hilo de sangre que corría por aquel cuello, secándose lentamente llegando en su recorrido al escote donde la última gota que se ha formado fue tomada por Gwen llevándola a su boca con la que su lengua tomó saboreando aquel metal fuerte que poseía con una sonrisa por el acto realizado, algo que a muchos inquisidores les provocaría asco y repulsión, más a ella le parecía divertido quizás porque no era como los demás inquisidores, quizás porque su mente era de otro tipo y por eso lo degustaba de aquella manera.

De pie frente al vampiro con una mirada fiera en los ojos, Gwen opto por soltar una risa ante los comentarios del hombre, tanto así que fue subiendo los decibeles de la risa hasta tornarse una carcajada que estaba logrando el objetivo, cambiarle el estado de ánimo, pasar del negro al ácido y luego al negro. Agitó sus cabellos mirándole de soslayo mientras caminaba dispuesta tomar su espada y enfundarla, algo de molestia había en su tono de voz, quizás por las palabras de guerrera que le recordaba más otras palabras y personas.

—¿Por qué habría de hacer lo que me dices? Si ni a los viejos gordos y estúpidos de la inquisición obedezco, ¿Qué te hace pensar que a ti si?— sonrisa acompaña de una leve tos y el carraspeo de la voz.

—No me interesa lo que hacían o no los tuyos, si las mujeres de tu mundo parían o no hijos, me tiene sin cuidado eso, solo quiero algo de tu sangre y punto, no quiero que me encasilles en ninguno de tus parámetros de mujeres que hayas conocido porque no encajo en ellas, así que deja de mencionar a tus mujeres del pasado o las que conozcas hasta ahora. ¿Tan difícil de entender es?— nuevamente los puños se alzan, pero esta vez lo incita a dar el primer golpe.

Llama con su mano al vampiro frente a ella —Ya que dices que podrías rasgarme la piel te invito a hacerlo, si lo haces el primer trago lo invito yo, si no lo haces entonces no eres digno de ser un vampiro y menos ¿Qué dijiste que eras? Vikingo, entonces no lo serás si pierdes este encuentro— se agazapa un poco con el cuerpo hacia un lado, el puño izquierdo hacia abajo y el derecho un poco alzado.





Cuidado con lo que deseas, se puede volver realidad

The Eyes of th Madness:
Maze Mind:
Trouble Smiling:

Gwendolyn D'Aramitz
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 21
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Erlend Cannif el Jue Jun 16, 2016 4:35 am

Ya allí seguía esa mujer de pequeña constitución escupiendo veneno por la boca como una víbora acorralada por un depredador de mayor envergadura que ella.
Invitándome no se bien si a que le diera el golpe de gracia o a irnos a una taberna a ponernos borrachos como cubas y dejar así que nuestros demonios hicieran lo que gustasen con uno y otro saciándose entre si.
Ninguno de los dos planes se me antojaba nefasto, mas bien todo lo contrario. Ladee el rostro mirándola con los ojos tan oscuros como la noche mientras nuevamente adquiría esa posición defensiva que seguía dejando en mi opinión demasiados flancos al descubierto.

Su sonrisa lasciva invitaba al pecado algo extraño para ser una santa inquisidora. Recorrí con mis ojos la sangre seca de su cuello que terminaba sinuosa en el escote de aquel corsee apretado y que elevaban unos pechos turgentes.
Relamí mis labios lentamente antes de desaparecer frente a sus ojos con un rápido movimiento que no tenia nada de humano y si todo de sobrenatural, de la bestia que era desde hacia siglos.
La aferre por el cuello con mi mano diestra y  la estampe contra un árbol de ancho tronco pegando mi cuerpo al suyo para impedir su movimiento.
Su espalda crujió con el choque brutal, observe su gesto buscando dolor en él, mientras de su cabeza resbalaba la sangre roja y caliente que tanto ansiaba en ese momento y que a causa del golpe había abierto brecha en su cabeza.

Lleve mis labios a su cuello, no sin antes dedicarle una sonrisa pérfida y lamí la sangre reseca de este hasta aventurarme en su escote donde este rastro se perdía.
-Sencillamente delicioso -musite relamiendome antes de hundir esta vez si, mis colmillos en su yugular y dejar que su sangre caliente me invadiera sintiendo así como el frenesí se adueñaba de mi interior.

Cuando me sacie, al menos lo suficiente para no matarla, aparte mis labios con brusquedad de su cuello con la boca entreabierta mostrandole así mi naturaleza y como la sangre resbalaba goteando por mis labios aun caliente
-Querías sangre -musité frente a ella con la respiración entrecortada por el éxtasis -y un trago, he decidido tomar ambas cosas.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Gwendolyn D'Aramitz el Lun Ago 15, 2016 11:41 pm

Dolor, un frío y punzante dolor que corría por todo el cuerpo, Gwen sabía muy bien que era ello sus huesos se lo estaban reclamando con fuerza ante el golpe recibido, decir que lo había visto sería una mentira, tanto así que sus puños quedaron rezagados en los hombros ajenos intentando a toda costa apartarlo de su ser, pero le era imposible y eso le molestaba de sobremanera. Ella sabía lo que significaba y lo que traería consigo todo aquel acto “pecaminoso”

Las palabras del inmortal solo provocaron en la inquisidora una risotada de satisfacción, trató de limpiar el resto de sangre que corría sobre su cuello, espalda y escote pero le era imposible por lo que lo más racional fue lamer su propia sangre con aquella sonrisa de perdición que tiene cuando su enfermedad la gobierna. Gwen lamía sus dedos con el resto de aquel líquido carmesí hasta dejarlos secos sin dejar de mirar al hombre, sus fuerzas no eran las mismas desde hace horas, pero aun conservaría su posición de inquisidora, de mujer, de luchadora.

—No sabía que los vikingos atacaban de esa manera, te he subestimado— su sonrisa termina al lamer el pulgar de su diestra.

—Ahora me toca tomar mi trago verdad— con las últimas fuerzas se abalanzó contra él dándole un golpe con la rodilla en el punto bajo de todo ser.

Sonríe tronándose los huesos del cuello —Muy adictivamente delicioso este trago, pero prefiero otros en donde mi sangre no esté implícitamente involucrada a menos que sea sobre una cama y sea la de mi víctima, lástima vikingo, este será tu último trago— una gota corre por su hombro lentamente hasta perderse en sus ropajes.



Pdt: pensé que no habías respondido (recién veo que no tenía vigilado el tema)




Cuidado con lo que deseas, se puede volver realidad

The Eyes of th Madness:
Maze Mind:
Trouble Smiling:

Gwendolyn D'Aramitz
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 21
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Erlend Cannif el Mar Ago 16, 2016 8:41 am

El juego estaba llegando a su fin, ella lo sabia y por ende yo también.
El resto de inquisidores con los que había venido acompañada pronto la echarían en falta, algo que podría traerme problemas, al menos si eran la mitad de fieros que esa niña, que aun sabiéndose perdedora continuaba desafiándome como si no lo fuera.

Algo en ella me gustaba, esa parte sádica y guerrera, creo que justo era esa la que me exigía no matarla, concederle la vida que tan justamente se había ganado en duelo.
Sonreí de medio lado cuando de un rodillazo volvió a apartarme.

No parecía temerme, mas en eso se equivocaba, me subestimaba y eso que ni tan siquiera había empezado nuestra lucha.
-No estas preparada para acabar conmigo, quizás nuestros caminos vuelvan a cruzarse en otra ocasión y quizás ese día nuestros sinos sean bien distintos, mas hoy no es el día ni de que las valquirias bajen por mi, ni que tus santos lloren tu muerte.

Sonreí de medio lado dispuesto a darle el golpe de gracia, ese que la dejaría tranquila mientras era encontrada por sus amados compañeros de viaje y creencias.
Con rapidez me situé en su espalda aferrando su cuello con el brazo, apreté dejándola sin oxigeno mientras ella arañaba mis brazos y pataleaba salvaje tratando de liberarse, poco a poco sentí como su cuerpo flojeaba, sus ojos se entrecerraban y sus brazos caían inertes a cada lado de su cuerpo.
Dejo de forcejear sumiéndose en un lento sueño, pues en le momento preciso libere su garganta para que el aire volviera a llegar a sus pulmones.

-Que duermas bien preciosa, quizás algún día podamos tomarnos o no ese trago, mas hoy aquí se separan nuestros destinos.

Y como llegue me fui, sin dejar mas rastro que el sonido del viento y el de los cascos de mi caballo golpeando la tierra mojada.

Fin del tema.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cazador, cazado. [libre]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:08 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.