Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Wandering the unknown (privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Mirko Lautrec el Vie Mayo 06, 2016 2:19 am

Wandering the unknown

La noche había llegado demasiado lento para su gusto, quizás era porque estaba sumamente nervioso ¿Y quien no lo estaría luego de que un cadáver te hablara desde el más allá en el cementerio?, se había pasado todo el día trabajando en el restaurante con la mente distraída, por poco y había confundido la sal con el azúcar cuando preparaba su famosa sopa de pescado. Inclusive el jefe se había quejado de que se estaba demorando más de lo normal con la comida.

Aún así las horas habían pasado en el restaurante si ningún accidente y al rededor de las 8 de la noche se encontraba en la entraba en el área de gitanos como había acordado con Cailen. Era su primera vez en aquel lugar y para ser franco hubiese preferido visitarlo de día, pero no podía pedir permiso en su trabajo para ir en la mañana ¿Que iba a decirle al jefe? ¿Que necesitaba un día libre para jugar a detective paranormal?, no, simplemente nadie se lo creería y no iba a exponerse a perder su trabajo por faltar sin avisar. Además esperar hasta que tuviera un día libre no era una opción, habían acordado que el asunto había que resolverlo lo antes posible.

Irónicamente se sentía más nervioso ahora que cuando estaban en el cementerio, quizás era porqué los vivos le daban más miedo que los muertos, los vivos podían hacer cosas atroces mientras que los muertos... bueno, estaban muertos y como Mirko desconocía la existencia de otras criaturas sobrenaturales no tenía idea de que otros seres aparte de los humanos pudieran caminar en la tierra.

Habían llegado al campamento y Mirko notó que los gitanos les miraban con una mezcla de sospecha y hostilidad, los niños se escondían tras las faldas de sus madres con expresiones curiosas. Mirko se sentía completamente fuera de lugar y bastante incómodo, estaban completamente en desventaja pero debía confiar en Cailen quien había dicho que conocía a un gitano en particular que podía ayudarles a descifrar el misterio.

Caminaron hacía una tienda que se encontraba iluminaba por un candelabro, el invierno había dado paso a la primavera pero la noche aún era bastante fría por lo que Mirko llevaba un largo abrigo azul oscuro y una bufanda de lana. Al menos ya no nevaba.

- Hemos venido en busca del señor Negrescu ¿Podemos entrar? - Inquirió Mirko desde la entrada de la tienda junto a Cailen. Realmente esperaba que aquel hombre fuera de fiar.


"Conocimiento es poder"

Mirko Lautrec
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 198
Puntos : 200
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Cailen Gowan el Mar Mayo 17, 2016 11:35 pm

Había acompañado a Mirko esa mañana la restaurante, para intentar explicar al jefe de éste los motivos por los que me había tenido que retirar de improviso el día anterior (inventados claro, no le diría que había salido a buscar herramientas que había dejado en un cementerio tras desenterrar un ataúd). Lamentablemente el hombre si bien podía ser razonable, no toleraba las mentiras y para mi mala suerte, nunca he sido buen mentiroso. Me despedí de Mirko esa mañana agradeciéndole por haberme dado el puesto, aunque fuera por un día y me retiré.

Llegando a casa de Mirko lo primero que hice fue guardar el reloj, aquel que misteriosamente se detuvo cuando las manecillas marcaron las diez y así se había quedado desde entonces. Dormí por la tarde, no había nada que hacer en casa de Mirko y la espera me había colmado la paciencia, por lo que opté por una siesta en el sillón. Desperté un par de horas antes de la hora que habíamos acordado para reunirnos. Me di un baño y tomé la misma camisa que me quedaba grande, así como una chaqueta gastada. Por fin el invierno había terminado, me salvé otro año del inmisericorde frío. Justo antes de salir se me ocurrió que podría hacerle un regalo al gitano por la amabilidad que tuvo conmigo el otro día.

Caminé hasta el lugar envuelto en aquella chaqueta, dudando de a momentos si en verdad quería enterarme del misterio que encerraba aquella visión en el cementerio. Las imágenes que esa mujer me mostró fueron horrorosas, y con eso había tenido más que suficiente. Por un lado quería huir y abandonar aquella búsqueda, pero dos cosas no me lo permitían: la primera: Saber que aquella mujer nunca encontraría la paz de quedarse las cosas así. La segunda: Pura e insaciable curiosidad.

-¿Listo? -Cuestioné a Mirko cuando estuve ya a su lado, notando de inmediato su semblante desconfiado y temeroso. Seguramente así me vi yo aquella noche en el cementerio. -Mirko tranquilízate, les pondrás nerviosos y creerán que vienes con malas intenciones. -Y era en serio. Observaba los rostros de aquellas personas que íbamos encontrando, algunos nos miraban con odio. ¿Cuál era la palabra que había usado el hombre esa vez? Payo.  Estaba detrás de mi acompañante al momento de abrir la puerta pero casi al instante me asomé por encima de su espalda para ver quién había atendido.

-¿Dragomir? -Pregunté con una sonrisa de oreja a oreja al reconocerle. -¿Me recuerdas?


Old stuff:



Venance, Amadeo y Cailen:


Gracias Selina:


Cailen Gowan
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 228
Puntos : 272
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 07/09/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Dragomir Negrescu el Jue Mayo 19, 2016 6:56 pm

Ese día se había dedica a purificar por completo aquella tienda que usaría para la ocasión. Así como hacer la limpieza de sus barajas, arreglar la bola de cristal y hacer algunos otros acomodos dentro del lugar. Había escuchado sobre la historia del cementerio gracias a su encuentro con Cailen hacía unos días antes, al inicio le pareció que había sido solo una leyenda urbana pero poco a poco resultaba ser cierto, además de que tenía una cierta unión con una historia que rondaba en el campamento. Ese día no quiso decirle nada al muchacho pues no creía que fuera pertinente, además de que debía de hacer algunas investigaciones y preguntas. Aparte le pidió a Cailen que se reunieran de nuevo, con el otro joven, para poder desentrañar ese misterio.

Faltaba una hora para el momento del encuentro y él comenzó a fumar, un habito al que no solía recurrir pero necesitaba despejar su mente. Escucho pasos fuera de la tienda y después su apellido. Sonrió divertido por eso y abrió, encontrándose con aquel hombre y su semblante desconfiado. Su sonrisa solo pudo ensancharse por eso, además de que notaba a su pueblo observando a aquellos dos con esa misma desconfianza.

̶ El señor Negrescu es mi padre y se encuentra de muy mal humor, así que dudo que quiera atenderlos ̶ comentó mientras ladeaba ligeramente la cabeza para poder ver a Cailen y sonrió más. ̶ ¿Cómo no recordarte? Mi madre se ha enterado que vienes y te ha prepara comida para llevar. Pasen, por favor ̶

Se hizo a un lado para que sus invitados pudieran entrar a la tienda y después los guió hasta la única sala. Habían tres almohadones en el suelo, rodeando una mesa de té baja que sostenía en el centro la esfera de cristal en su pedestal. A los lados se mantenían unas velas encendidas, siendo esas la única fuente de luz. Tomó asiento en uno de los almohadones y le indico a sus acompañantes que hicieran lo mismo en los restantes.

̶ Mi nombre es Dragomir, es un placer conocerlo ̶ dijo en una presentación tardía. ̶ Antes de comenzar, debo tocar dos puntos. El primero es saber si alguno de ustedes desea una copa de té o café. Esta recién hecho y seguro que les ayudara con el frío de la velada ̶ comentó al ver que ambos parecían estar bastante abrigados. Claro que él estaba acostumbrado a llevar poca ropa, como solo el chaleco que le cubría el torso y sus pantalones. ̶ Y el segundo punto, es hablar un poco más sobre la situación y conocer algún rasgo que les haya llamado atención del cuerpo de la victima. Cailen me comento algunas cosas pero quisiera estar seguro de que todos nos encontremos enterados del peligro en el que podríamos caer. Entre nosotros existe una leyenda que habla sobre una dama en el lago, no podría asegurar que sea la misma del cuerpo que ustedes encontraron pero puede haber alguna conexión. ̶ se había puesto ligeramente serio y de vez en cuando fumaba un poco de la pipa. ̶ La leyenda se las puedo contar mientras toman sus bebidas pero debo advertirles que invocaré al espíritu de la mujer en cuestión y que ella podría venir acompañada de alguien más, o algo más maligno. Cuando se hace una conexión, está es aprovechada por más de uno para hacerse escuchar. Así que quisiera saber si están dispuestos a pelear con algo enteramente desconocido ̶



Dragomir Negrescu
Gitano
Gitano

Mensajes : 62
Puntos : 69
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Mirko Lautrec el Vie Mayo 20, 2016 12:53 am

No podía creer que estuviera en ese lugar, de no ser por lo ocurrido en el cementerio estaba seguro de que nunca visitaría la tienda de un gitano en toda su vida. Prácticamente todo lo que le rodeaba iba en contra de sus principios y creencias. Mirko era un hombre de ciencia, jamás había creído en prácticas religiosas, magia, adivinación o inclusive la lectura de las cartas, para él todas esas cosas no eran más que charlatanerías de gente que se imaginaba cosas mientras fumaba opio e intentaba robarte un par de francos con sus predicciones falsas. No pudo evitar observar la tienda con incredulidad, arqueando las ceja como si no pudiera tomarse en serio todo aquel misticismo, la sola presencia del tal Dragomir le hacía dudar de haber tan siquiera puesto un pie en ese lugar.

Pero tenía que obligarse a creer, a tener 'fe' en que allí encontraría respuestas. Hasta el momento no había encontrado respuestas en la ciencia ni en la lógica, por lo que no le quedaba más remedio que aceptar toda esa locura de la adivinación y la invocación de espíritus. El humo de la pipa le estaba comenzando a molestar en la garganta, le recordaba a su padre quien gustaba de fumar en la sala de la casa frente a su cara cuando era niño. Siempre odió su pipa y el humo apestoso que salía de ella.

Mirko comenzó a toser y desvió la cabeza intentando evitar inhalar el humo. Prefirió quedarse callado y permitir a Cailen hablar para que relatara la experiencia, puesto que había sido él quien había experimentado principalmente las visiones y había escuchado las voces. Mirko sólo había visto el cadáver de la mujer en el féretro a sabiendas de que le pertenecía a la tumba de un hombre. Lo que si recordaba era tener un tatuaje con una simbolizaría gitana.

- Tomaré café gracias – Murmuró de manera formal, aún con desconfianza en su voz – Cailen... es quien experimentó la situación paranormal de primera mano y puede dar más detalles al respecto – Comentó recibiendo la taza con café – Por mi esta bien que lo de los espíritus... si es que aparecen claro – Agregó al final, no lo podía evitar, no estaba comprando nada de lo que decía el Gitano, esperaba que en cualquier momento les cobrara una gran cantidad de dinero y salieran de ahí sin resolver nada.


"Conocimiento es poder"

Mirko Lautrec
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 198
Puntos : 200
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Cailen Gowan el Jue Mayo 26, 2016 1:48 pm

-Qué amable de su parte aunque la verdad no debió de molestarse en ello. -Comenté con una sonrisa mientras buscaba en mi bolsillo el objeto que había traído. Saqué entonces una perla, solo había conservado tres de ellas, que alguna vez pertenecieron a un fino collar que mi amigo hurtó a una joven y curiosa vampiresa varias noches atrás, mucho antes de meterme en aquel embrollo. Por ayudarle a encontrar al ladrón me permitió conservar aquellas finas perlas como recompensa, de muchas que eran tan solo conservé esas y decidí usarlas como regalo a tres personas exactamente. -Dragomir, le he traído esto a tu madre, pensé que podrías hacerle un collar o algo. Un pequeño regalo de mi parte. -Dije depositando la perla en la pequeña mesa al tiempo que me sentaba sobre el cojín con ambas piernas cruzadas, una postura a la que estaba más que acostumbrado. -Creo que prefiero el té.

Observé cómo se acomodaban los presentes y notando el evidente desagrado que sentía Mirko por el humo de la pipa, la verdad es que también me molestaba hasta cierto punto pero era más que nada el hecho de que me había acostumbrado al olor, muchos vagos y ladrones como yo ocupaban su dinero en cigarros o de vez en cuando en algún puro, muchas veces irritando a la gente a propósito escupiéndoles el humo grisáceo en el rostro. Como aquel inquisidor…

Sacudí mi cabeza levemente ante el nada grato recuerdo y volví a la realidad, esta vez prestando atención a la conversación. No pude evitar darle un leve codazo a Mirko ante su comentario, sabía que no era creyente y que le costaba trabajo asimilar todo aquello que ocurría, Dragomir era un buen hombre pero bien sabía yo que nunca se debía jugar con la paciencia de la gente sin importar cuán amables se mostraran. -¿Dices que puede venir acompañada? -Titubeé de repente preso del miedo, fantasmas eran mi segundo temor más grande, la idea de que tendría que invocar a aquel espíritu no me hacía ninguna gracia, mucho menos imaginar que era posible que alguien le hiciera compañía. -¿Qué tan probable es que eso suceda?

Trataba de imaginarme el peor escenario, también podía ser posible que no pasara nada “fuera de lo usual” pero tampoco me gustaba eso de jugar con la suerte pues en ese tipo de azares siempre había salido perdiendo. -A ver ¿cuál es la leyenda que dices?


Old stuff:



Venance, Amadeo y Cailen:


Gracias Selina:


Cailen Gowan
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 228
Puntos : 272
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 07/09/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Dragomir Negrescu el Dom Jun 12, 2016 12:04 am

-Mi madre estará complacida y encantada con tu regalo, sabes que siempre eres bienvenido en nuestra casa-

Después de llevar a sus invitados a sus lugares y de escuchar sus pedidos, apagó el cigarro y luego fue a atender aquellas necesidades de los dos acompañantes que tenía. Para él se sirvió una taza de té y después llevo las tres a la mesa, repartiendo cada una frente al correspondiente. No prestó atención a las palabras que le dirigía aquel hombre tan rígido, no era la primera vez que le llegaban escépticos y sabía que no sería la última vez.

-Más de un espíritu camina entre nosotros, esperando el momento para hacerse presente ante los ojos de los vivos- explicó mientras le sonreía de forma tranquilizadora a Cailen. No quería espantarlos, aunque era evidente que el único espantado era el menor de ellos, pero sí debía de mantenerlos advertidos. Muchos farsantes jugaban con bolas de cristal y terminaban con heridas sin sanación, era por eso que eran pocos los gitanos que se dedicaban a la lectura con bolas de cristal y les tomaba tiempo perfeccionar la técnica. -Los gitanos son conocidos como brujos desde los primeros momentos de la vida y eso se debe a que nosotros aceptamos a los que mantienen magia dentro de la sangre.- comenzó con la historia, tomando un sorbo de su té para después dejarlo a un lado. Colocó su mano sobre la bola de cristal y le sonrió a Mirko. -No negaré que pueden existir entre nosotros los gitanos algunos que mantengan sangre de hechiceros pero nuestros poderes no provienen de ellos- fue moviendo su mano con tranquilidad sobre la bola y dentro de ella fue surgiendo la imagen de varias personas, reunidas alrededor de una fogata. -Pero ellos eran una excepción, ellos jugaban con magia oscura y poseían poderes que nadie comprendía- la imagen fue borrándose para dejar paso a otra, en donde se veían hombres y mujeres realizando rituales. -Se decía que ellos solucionarían cualquier problema que tuvieras y tenían tanta fama, que un día decidieron intentar lo impensable. Nosotros creemos que la muerte solo es un paso más en la vida y como tal debemos respetarla. Ellos jugaron con eso.- de pronto la imagen de una joven se presento en la bola de cristal, iba cubierta con una túnica y se le notaba nerviosa. -Les pidió ayuda. Se encontraba en problemas y creía que sería asesinada, ellos le ofrecieron una opción pero tendría que renunciar a lo que nos hace humanos. Aceptó sin tardanza y entonces se marchó, lo que ella no sabía era que tendría que morir- detuvo su mano, su mirada estaba concentrada en la bola de cristal y después de un momento retiro su mano y miro a sus invitados. -Después de que asesinaron a la mujer, los gitanos buscaron su cuerpo y aferraron su alma a este mundo. Podría volver a vivir si se vengaba de aquel que la había matado, el futuro de ambos se encontraba ligado por la muerte. Al encontrarse en este mundo de nuevo, el espíritu de la mujer se lleno de rabia y odio contra aquel que le había prometido el universo y que solo la había utilizado. Ahora deambula por estos bosques, buscando la forma de vengarse- terminó el relato y miro a sus compañeros. Se termino su té y observó con atención el fondo. -Esa es la historia que existe entre nosotros, no podemos confirmarla pues los gitanos que usaron su poder para atar a la mujer murieron de forma extraña. Los mayores aseguran que fue la misma muerte la que vino por ellos y se vengó de que jugaran con sus presas. Algunos susurran que fue la mujer quien les quito la vida al notar que no podría cruzar al más allá ni renacer o vivir.-



Dragomir Negrescu
Gitano
Gitano

Mensajes : 62
Puntos : 69
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Mirko Lautrec el Dom Jun 12, 2016 9:51 pm

Cuando el gitano comenzó a hablar, Mirko desvió su mirada hacía las paredes de la tienda, habían demasiadas cosas que le llamaban la atención de ese lugar y se preguntaba si esos objetos y reliquias realmente tendrían algún poder mágico o serían sólo por decoración para que la gente que visitara la tienda estuviera más propensa a creer en toda esa parafernalia. Volvió su vista al anfitrión cuando este estaba explicando la historia de la desdichada mujer que había cometido el grave error de jugar con la delgada línea que separaba la vida y la muerte.

Se acomodó en el asiento mostrando interés, a él siempre le había fascinado la posibilidad de revivir a un cadáver, había estudiado por años anatomía, herbología y medicina general pues la posibilidad de reanimar a un muerto le intrigaba, era como si de alguna forma con ello pudiese desafiar a Dios mismo.

Observó las imágenes que se formaban en la bola de cristal y aunque su mente le decía que todo aquello debía de tener una explicación más allá de la magia, tenía que aceptar que resultaba sorprendente ver las imágenes proyectadas en la bola. Cuando Dragomir terminó el relato Mirko arqueó una ceja con expresión dubitativa.

- ¿Será posible que se trate de la misma persona? - Preguntó más para si mismo que para sus interlocutores - Si es un espíritu vengativo pudo habernos hecho daño, pero aquí estamos, sin ningún rasguño, lo que me hace inferir que no es tan poderosa como todos creen y realmente necesita de la intervención de los vivos para poder descansar ne paz - Concluyó y segundos después agregó - Claro está, si es que estamos hablando de la misma mujer -

Bebió un par de tragos más de su café y volvió a quedarse pensativo.

- ¿Entonces no se sabe quien fue la persona que la asesinó? - Preguntó pasando su mirada por ambos jóvenes - ¡Podría ser cualquier persona! Tendríamos que buscar por todo París, además... no sabemos cuanto tiempo haya pasado desde que ella murió ¿Cómo vamos a poder comenzar una búsqueda si no tenemos ninguna pista? -


"Conocimiento es poder"

Mirko Lautrec
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 198
Puntos : 200
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Cailen Gowan el Vie Jul 15, 2016 10:00 pm

En cuanto  Dragomir comenzó a narrar la historia, la bola de cristal que tenía en manos pareció cobrar vida y obedecer a lo que el gitano ordenaba sin decirlo, las imágenes que se proyectaban eran la forma visual de expresar lo que estaba narrando, nos daba detalles esenciales que tomaría mucho tiempo en describir. Estaba atónito sin más, en mi infancia escuché muchas veces hablar de los gitanos -aunque de una forma negativa- sus rituales, su cultura en general y de lo que eran capaces de hacer, la historia de la bola de cristal era muy antigua y una de las cosas más representativas, sin embargo, las fantasías que tenía de niño en cuanto a eso no se comparaba en nada con lo que estaba viendo.

Las imágenes eran casi hipnotizantes, no solo por la ilusión misma, sino por lo que veían mis ojos. Esos paisajes, los rostros, objetos, todo eso me era familiar.

Fue entonces que lo recordé, la realidad me azotó repentinamente. Todo eso, lo había visto en el cementerio, no eran alucinaciones, estaba seguro de que fueron visiones que aquella entidad hizo intencionalmente, tenía la corazonada desde antes pero con eso todo estaba confirmado. Presté poca atención a la historia de Dragomir porque al parecer… ya la conocía.

Podía entender las palabras de Mirko y sabía lo que estaba diciendo pero su voz era un eco lejano que retumbaba por las paredes. -Es la misma mujer Mirko, estoy seguro de ello. -Y lo estaba, el rostro era el mismo, la diferencia era que ahora me lo presentaban… con vida. No estaba la sombra de la muerte impresa en él, los ojos no estaban opacos y la piel era de un color y textura natural, no como el que vi en el cementerio que se mostraba deteriorado por el agua. De repente me sentí agobiado al pensar en todo ello, que una vida hubiese acabado de esa forma y la responsabilidad de devolver algo de paz caía sobre nosotros. -Es tan poderosa como la describen... -Continué. -... quizá hasta más, no sé cómo estoy seguro, simplemente lo sé.

Tomé un sorbo de té para calmar mis nervios, pensé en lo mucho que me arrepentía de haber aceptado hacer un trabajo sucio del cual desconocía los detalles y verdaderas intenciones, de no haber sido tan idiota no estaría metido en todo ese embrollo del que honestamente no quería saber nada ya, pero era tarde para eso.

-Mirko. - Algo muy importante acudió a mi cabeza, algo que por poco pasamos por alto. -El símbolo que tenía el cadáver ¿lo recuerdas? -Pregunté y luego me volví a Dragomir. -Cuando abrimos el ataúd, Mirko vio que la mujer tenía una especie de emblema en la piel… pero no recuerdo cómo era. -En ese momento estaba más ocupado gritando y concentrándome en el pánico que me recorría en el cuerpo que en fijarme la forma del símbolo que tenía la mujer.


Old stuff:



Venance, Amadeo y Cailen:


Gracias Selina:


Cailen Gowan
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 228
Puntos : 272
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 07/09/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Dragomir Negrescu el Lun Jul 25, 2016 11:49 pm

Guardó silencio mientras Mirko expresaba sus dudas y aún así no las respondió, él sentía lo mismo sobre el tema. La historia era eso, una historia y sabía que lo que estaba a punto de realizar era entrar en las partes negras de la hechicería y lo gitano. Una cosa era ser clarividente pero era muy diferente llamar a los espíritus, no se podía jugar con eso y él lo sabía en carne propia.

-Las pistas nos las dará la mujer que los ha elegido- comentó después de unos instantes más, sonriéndole a Mirko porque sabía que él era el que menos le creería en aquella sesión. -Estoy seguro de que es un espíritu vengativo pero no creo que lleve tanto tiempo muerta,  si es que aún sabe distinguir de a quién herir y a quién no. Con el tiempo los muertos olvidan contra quién iba dirigida su rabia pero como ella solo los ha contactado, significa que aún recuerda contra quien debe ir su ira-

Volvió a guardar silencio mientras pensaba en los siguientes pasos a seguir. Ayudar a un espíritu nunca era sencillo, además de que invocar a aquel que buscabas era igual de complicado que ayudarlo. Sobre todo ahí en ese bosque, no era extraño que por el hogar de los gitanos rondaran fantasmas y espíritus, todos ellos en busca de la ocasión para presentarse y hacer realidad sus últimos deseos. Las palabras de Cailen le llamarón la atención y lo miró con curiosidad. -¿Un símbolo en el cuerpo de la mujer? ¿Recuerdan como era? ¿Puedes dibujarlo?- pregunto ahora a Mirko, levantándose de su lugar para ir por un papel y un lápiz. -Esa es una buena pista con la cual partir- comentó ahora emocionado por cómo se iban desarrollando las cosas. Pero de pronto frunció el ceño y negó con la cabeza. -¿Este es el símbolo que viste?- pregunto mientras se alzaba la manga de la mano izquierda y enseñaba el tatuaje de tres espirales que tenía en la muñeca.

Pocos sabían de la existencia de aquel tatuaje en su cuerpo y no le agradaba mucho que dos ajenos a su gente supieran algo que guardaba casi en secreto. El símbolo del clan unido a la magia oscura, aquel que aludía a la perfecta armonía y equilibro entre cuerpo, alma y mente. Algo que representaba el continuo aprendizaje. La alianza del nacimiento, la muerte y el renacimiento. Dragomir no era un hechicero pero contaba con algunas cualidades para desarrollar poderes, y por eso mismo había ido elegido por ese clan. Al menos antes de que sucediera todo el desastre.

-Yo sé el nombre de ella, así que puedo invocarla sin problemas. Solo deben asegurarme de que quieren seguir adelante-

Tatuje:

U: Una aclaración, el símbolo es celta pero he decidido hacer uso de él porque me gusta jaja y una disculpa por la tardanza



Dragomir Negrescu
Gitano
Gitano

Mensajes : 62
Puntos : 69
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Mirko Lautrec el Sáb Oct 01, 2016 4:39 am

De repente todo parecía ir mucho más rápido, giro su cabeza hacía Cailen y luego hacía Dragomir mientras les escuchaba hablar, conforme se adentraba más y más en misterio, la poca cordura que la ciencia y la lógica le habían dado a su mente a lo largo de los años se perdía en los tentáculos de la metafísica y la intuición. Aquellas eran materias que Mirko no dominaba y conforme Dragomir hablaba de invocar a la mujer muerta, la incredulidad que lo había caracterizado desde un comienzo se fue transformando en inseguridad.

Especialmente cuando Dragomir había mostrado el tatuaje.

- Si... es ese mismo - Murmuró, las palabras habían salido de su boca y le habían hecho notar lo seca que tenía la garganta a pesar de haber estado tomando el té que había ofrecido el gitano. De repente las manos se le habían puestas húmedas por el sudor y fue entonces consciente de que tenía miedo.

Miedo a que todo lo que había alguna vez aprendido en la academia y los libros, no pudieran ayudarle a ese nuevo terreno desconocido en el cual se estaba adentrando.

Y odio esa sensación de no tener bajo control la situación, de no poder darle una explicación científica a todo.

- Adelante - Murmuró con una voz bajita y trémula - Guíanos a través del a invocación... yo no tengo idea de que se deba hacer - Agregó con una mezcla de vergüenza y temor.

OFF ROL: sorry por la demora tan larga!! me encanta esta trama y espero que no se aburran por la larga espera x___x


"Conocimiento es poder"

Mirko Lautrec
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 198
Puntos : 200
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 11/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wandering the unknown (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:30 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.