Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


En Costas Extrañas || Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En Costas Extrañas || Privado

Mensaje por Castalia Birdwhistle el Miér Mayo 25, 2016 6:15 pm

No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor.
—Ralph Waldo Emerson



Castalia era como un animal salvaje que había nacido en la libertad y en su adultez condenado a una jaula. No entendía los protocolos de Amo-Esclavo; tampoco quería saberlos. La negra suspiro de forma pesadamente mientras seguían caminando hacia lo que sería su nuevo hogar. El personaje que ahora era su poseedor, era tal vez mucho más misterioso que ella misma. Pero solo alzaba sus hombros mientras seguía detrás de él.

Ya había pasado media hora aproximadamente y se habían adentrado a una zona residencial de buena clase. La verdad no se sorprendió; era lógico que si comprabas un esclavo debías estar en una buena posición. Más extraño le parecía que no quisiera utilizar algún carruaje o caballo y prefiriera caminar hasta su morada. Eso le daba ciertas interrogantes ¿Cómo se iba a trabajar? ¿Si debía ir a algún lugar muy lejos? Pero prefería callarse y tragarse sus preguntas al menos hasta llegar y darse una buena ducha con jabón y abundante agua.

Estaba cansada de oler como una cerda. Sus fluidos corporales se habían convertido en uno solo, para volverse un olor totalmente repúgnate; hasta para ella misma, quien estaba acostumbrada al mar y a la poca higiene.

Y pronto habían llegado, pasaron una pequeña cerca de hierro forjado, mientras unos escasos metros de una pasarela los distanciaba de la casa, que sería su nuevo hogar, necesitaba llegar y estudiar el lugar… para ver cuál sería la mejor estrategia que seguir.


I'm fucking sexy:



Castalia Birdwhistle
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 65
Puntos : 55
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Localización : En tierra

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Costas Extrañas || Privado

Mensaje por Athan Avramidis el Dom Ago 21, 2016 12:17 pm

Durante todo el camino se mantuvo en silencio, estaba acostumbrado a no abrir su boca a menos que fuera para decir algo con sentido. No estaba acostumbrado a las conversaciones banales. Estaba acostumbrado a estar siempre solo, así que la perspectiva de tener a alguien cerca no le agradaba completamente, pero haría lo necesario para hacer la estancia de aquella mujer mejor de lo que seguramente sería en cualquier otro sitio.

No tenía interés en su cuerpo, él siempre mantenía su palabra de ser célibe hasta el matrimonio, así que no debía preocuparse por bastardos. Más bien, su único interés en ella, residía en la limpieza, cocina y cura de heridas. Quizás incluso podía hacer que escuchase los rumores de otros criados. Aunque por lo que habían dicho sus dueños, no era una esclava común y corriente.

Abrió la verja exterior de la casa y se apartó, dejándole que pasara primero, tal y como haría con cualquier dama. Sus modales habían sido inculcados a golpes de cucharón por parte de su madre, así que le indicó que pasara delante, haciendo lo mismo con la puerta de la entrada a su hogar.

- No es una mansión, compré una vivienda más acorde a mis necesidades.- Lo cual era una casa de dos plantas en un barrio residencial tranquilo, con un mobiliario escaso y simple. Pero todo en su casa tenía ese aire de comodidad y seguridad. Como si todo hubiera sido colocado precisamente para el confort de un hombre, pero no habían retratos, ni ningún elemento que indicase algo sobre la personalidad del inquisidor. Era más como una vivienda que fuera a ser alquilada en cualquier momento, que un hogar.

Con tres dormitorios en el piso superior, así como dos aseos anexos a los dormitorios, una amplia biblioteca en el torreón que daba al jardín trasero de la vivienda, así como una cocina con almacén en el piso inferior y un salón con una gran chimenea, su casa era un reflejo de que era un hombre soltero que pasaba más tiempo fuera de su casa que en ella.

- Como puedes ver, no estoy casado. Pero necesito alguien que se ocupe de la comida y la limpieza. - Era lo único que se le ocurría pedirle a aquella mujer, mientras la guiaba al piso superior para que pudiera elegir su dormitorio. - Aunque siempre podemos hablar de tus funciones después de que te asees.

Suspiró y señaló el dormitorio del final del pasillo, era la habitación más grande y la que ocupaba para su descanso. Su mobiliario era de roble oscuro, una amplia cama realmente cómoda y un gusto realmente masculino. Incluso cuando entrabas, el olor al cuero y la tinta, eran evidentes, así como un toque sutil a bosque. Algo de eucalipto y pino, como si cada vez que regresaba de su cabaña en el bosque, trajera consigo el aroma restante de la cacería.

- Allí está mi habitación, pero tú dormirás en la más alejada. Puedes decorarla como gustes, si necesitas cualquier cosa imprescindible para tu higiene, lo compraremos más tarde.- Abrió la habitación libre, mientras caminaba por ella, para abrirle las ventanas y ventilarla, así como mostrarle el jardín.- Todas las habitaciones dan al jardín para mayor privacidad, no hay más casas cerca del terreno, así que es un lugar agradable donde podrás pasear. -

Se giró y la miró con cierta resignación, mientras se preguntaba si estaba haciendo lo correcto en darle tantas libertades dentro de su propia casa. Pero mientras no decidiera poner lazos en su habitación, no tendría problemas con ella.

- No poseo ningún vestido, pero puedo dejaros algunas prendas mías hasta que compremos un vestuario acorde a ti. - La analizó y entrecerró los ojos, cuestionándose si debía tener que acudir a esos lugares terroríficos llenos de mujeres y rollos de telas. No deseaba tener a costureras rodeándolo de nuevo. Una sola vez fue suficiente para que sólo tuviera un traje hecho a medida. La forma en la que le midieron los muslos y las caderas, lo había abochornado terriblemente, llenando la sala de diseño de numerosas mujeres con cintas de costura, pegándolas a su cuerpo y dando grititos sobre los mejores cortes que podría sentarle bien.

- Creo que tendré que daros un cinturón para los pantalones, pero las botas y la camisa os servirán de momento. - Era demasiado delgada, pero con suerte, no se le caerían las mangas por los hombros. - ¿Alguna pregunta?.




Gracias Ionel

Athan Avramidis
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 55
Puntos : 67
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 19/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.