Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Un sabado perfecto (privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Dragomir Negrescu el Mar Mayo 31, 2016 12:46 am

Era un bello sabado de descanso. En los últimos tres días había logrado juntar dinero suficiente para no tener que robar y además darse un descanso de salir del campamento. No le molestaba ir a la ciudad pero hacía ya bastante que no visita el bosque. Así que ese día muy temprano salió de su tienda y fue a pasear. La neblina nocturna aún ocultaba los senderos y el paisaje, pero conforme sus píes iban andando, podía notar con más claridad los  troncos y las ramas. Supo que iba amaneciendo cuando la actividad de los pájaros se hizo evidente, sus cantos se mezclaban y marcaban un alegre despertar. Poco a poco los demás ruidos se hicieron evidentes, más pasos provocaban el crujir de las hojas en el suelo, el aleto, el movimiento del aire contra las hojas de los árboles. Era un buen día y era un buen momento para dormir un rato. Así que se busco un lugar y se acomodó, durmiéndose  casi al instante.

Cuando sus ojos se abrieron, tenía a un conejo sobre su estómago. Se limitaba a olfatearlo y movía con mucha rapidez su nariz y sus bigotes. Sonrió divertido y quiso mover con lentitud su mano para acariciarlo pero el animal lo percibió y huyó. No supo con certeza cuánto tiempo llevaba ahí pero sería mejor regresar y darle una visita a su familia. Su madre le recibió con la misma sonrisa cálida que le regalaba, se abrazó a ella y beso sus mejillas, seguido saludo a su padre y a sus hermanos menores. Su día de trabajo se terminó cuando hizo aquella visita, pues fue ayudando con todos los quehaceres diarios de la casa. Iba y venía, de remendar ropa paso a cocinar la comida, de esperar a que estuviera todo terminó por ayudar a apilar la leña en su lugar, de revisar el huerto llego a tender ropa. Todo lo realizaba mientras intercambiaba palabras con sus familiares. Pronto recordó que no había contado sobre su cliente más impresionante en esos días, siempre elegía uno para relatar su encuentro con sus padres, quienes adoraban escuchar de las historias que les llevaban sus hijos. Sin más fue contando todo sobre aquel hombre del que desconocía su nombre, la victima que temía revelar secretos que le superaban. Tenía una sonrisa tan linda y unos ojos tan expresivos. Su madre le regaño por no prestar atención a la comida que comenzaba a quemarse por andar pensando en ese hombre pero después escuchó atenta a la forma en que habían tratado a su hijo. Ella aseguraba que un hombre se conocía por cómo intimaba con personas de clase inferior y de clase superior, para ella ese joven misterioso era una gran persona, además de que podía notar que su hijo se emocionaba demasiado al hablar de él.

Después de eso comieron hasta saciar sus barrigas y charlaron sin cesar. Iban a dar las cinco de la tarde cuando decidieron que ese día debían bailar un poco y se pusieron a ello, Dragomir invito a bailar a su madre mientras sus hermanos y su padre tocaban música alegre, al poco tiempo unos cuantos más se unían y cantaban y bailaban. Era un buen sabado y aún estaba por mejorar.


Última edición por Dragomir Negrescu el Dom Jun 26, 2016 2:54 pm, editado 1 vez



Dragomir Negrescu
Gitano
Gitano

Mensajes : 62
Puntos : 69
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Eckhardt Lars el Dom Jun 05, 2016 3:08 pm

El encuentro con aquel místico gitano había propiciado los sueños que siempre consideró utópicos; días soleados rodeado de su familia, amigos y, lo más importante para él, poder estar de la mano de su pareja sin tensiones que enturbiaran la relación con sus más cercanos. Lo que más deseaba era conocer la sensación de llegar a casa y poder relajarse con alguien a quien amara. Sin presiones, miedos o inseguridades. Poder salir a la calle sin ser juzgado. El gitano le abrió parcialmente los ojos, su mentalidad abierta había sosegado su espíritu, pero también despertó aquellos anhelos.

Había prometido volver a verle y pensaba hacerlo, no solo por cumplir con su palabra, sino por el deseo de conocerle mejor y confesar por primera vez en voz alta su secreto. Había esperado toda una semana para hacerlo, su horario de clases le impedía tener mucho tiempo libre entre semana, así que el sábado a primera hora peleó frente al espejo con qué ropajes vestir para presentarse ante él. Optó por algo sencillo y cómodo, viéndose tal cual era él, un hombre de procedencia humilde, y tras asegurarse que llevaba encima el reloj de su abuelo salió enérgico de casa rumbo al campamento gitano.

El ambiente gris de París no empañó su positivismo, se detuvo para comprar algo de vino, dulces y bollos de canela para no llegar con las manos vacías, y nada más acercarse al campamento empezó a contagiarse con la alegría que se respiraba en el lugar. La música le sorprendió, un tanto incómodo por si llegaba en algún momento familiar e íntimo, pero cogiendo aire se reafirmó con sus intenciones y siguió avanzando, llegando finalmente a lo que parecía un claro entre las chabolas, donde los niños bailaban y los adultos tocaban sus instrumentos. Todos riendo, disfrutando. ¿No era aquello la felicidad? Una sonrisa iluminó su rostro al reconocer entre todos ellos al gitano moreno del pasado encuentro. Con el corazón algo acelerado, recorrió los metros que faltaban hasta llegar a la celebración y esperó, inquieto, a ser advertido.



Eckhardt Lars
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 27
Puntos : 20
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Dragomir Negrescu el Dom Jun 26, 2016 3:19 pm

No era extraño que al final todo el pueblo gitano se encontrara participando en la fiesta, sobre todo un sábado por la tarde. Habían colocado mesas a los alrededores, donde se encontraban ollas y platos llenos de alimentos, y vasos con diferentes licores, muchos se encontraban comiendo, otros mantenían conversaciones animadas. Los niños y varios jóvenes bailaban al son de la música, aquellos músicos cansados eran reemplazados por otros. Nunca faltaban las risas y Dragomir se mantenía bastante ocupado bailando y charlando.

En cierto momento de descanso, se mantuvo sentado, sosteniendo a su sobrino más pequeño en brazos y observó con atención aquella festividad. No entendía por qué todos ellos eran catalogados como la escoria del mundo, procuraban no molestar a nadie, buscaban ganarse los alimentos de la forma más honrada posible y siempre se mantenían alejados de todos lo que no pertenecían a su gremio. Su mente se detuvo cuando su sobrino comenzó a demandar más atención por su parte y estaba en eso cuando se percato de que dos de sus hermanos hablaban de un extraño ahí presente.

-Ya llego- murmuró sonriendo con felicidad y se levantó, atravesando todo aquel gentío, aún con su sobrino en brazos, hasta llegar frente a él. -¡Bienvenido! Has llegado en un buen momento. ¿Deseas comer? ¿Beber algo?- no espero a su respuesta y lo tomó del brazo, dirigiéndolo hacia donde estaba toda su familia. -¿Pudiste llegar sin problemas? ¿Nadie intento hacerte nada?-



Dragomir Negrescu
Gitano
Gitano

Mensajes : 62
Puntos : 69
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Eckhardt Lars el Miér Jul 20, 2016 3:05 pm

No tenía ninguna idea preconcebida sobre los gitanos, su familia había tenido relación con una familia allá en Alemania tiempo atrás, pero para entonces él era todavía muy pequeño y le mantuvieron alejado de los tratos de negocios que hicieron, por lo que aquella fiesta le sorprendió gratamente. De haberlo sabido, sin duda se habría interesado mucho antes en aquel lugar tan pintoresco y alegre. Se le iluminó la sonrisa al ver a Dragomir acercarse, quedándose pasmado ante la imagen del atractivo moreno con un infante en brazos. ¿No era aquello lo más adorable que había visto en días, incluso meses? Se quedó nuevamente cautivado por él, por el aura que desprendía, por aquella mezcla de inocencia y atractivo salvaje. Estaba seguro que acababa de sonrojarse ante el pensamiento que cruzó su mente, y carraspeó subiéndose las gafas con el dedo buscando disimular.

-Hola Dragomir, gracias por invitarme. - Le sonrió al pequeño, naciendo enseguida ese instinto paternal que aguardaba a la espera de algún día tener sus propios hijos. - Claro, lo que sea estará bien. ¿Seguro que nadie se sentirá incómodo por mi presencia?

Le siguió un tanto incómodo por las miradas curiosas, respondiendo a todas ellas con un saludo cortés inclinando la cabeza y sonriendo. Llevaba ropas sencillas, el cabello algo arrebolado por haberse peinado solamente con los dedos, y el abrigo abierto pues el clima parecía volverse cada día más caluroso. - No sabía si debía traer algo así que... he traído un poco de todo. - Le mostró la botella y los dulces que sostenía aún en las manos. Tras unos segundos en silencio, añadió - te ves resplandeciente hoy, te sienta bien estar en familia... - sonrió, mirándole de reojo.



Eckhardt Lars
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 27
Puntos : 20
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Dragomir Negrescu el Mar Jul 26, 2016 11:44 pm

-Me alegro de que hayas logrado venir. - Le dijo más sonriente que antes, aún caminando por entre todas las personas que se encontraban ahí. Su sobrino se mantenía callado y quieto mientras observaba con atención a aquel hombre tan curioso y ajeno a todo. - Todo saldrá bien, no te preocupes. No pasará nada mientras no decidas ofenderlos de alguna forma. Pero eres un profesor, saber comportarte así que no debes preocuparte por nada- le sonrió medio burlón. En realidad nada pasaría mientras Eckhardt se mantuviera con él, al inicio podrían ser un poco distantes los demás pero en poco tiempo lo aceptarían.

-No era necesario que lo hicieras pero me alegro de que lo hayas hecho. Mi padre te agradecerá por los dulces, los demás por la botella- siguió caminando un poco más hasta que se detuvo repentino por aquel comentario. -¿Resplandeciente?- preguntó con curiosidad, viendo después a su sobrino quien solo se encogió de hombros y miro igual al extraño. -Ah cierto, el es mi sobrino Wesh.- dijo mientras señalaba al niño. -Wesh, el es mi amigo  Eckhardt, es profesor- terminó la introducción y el niño hizo un simple ademan con la mano para después esconderse en el hombro de Dragomir. -¿Quién habría creído que mi sobrino sería tan tímido? Vamos, que aún debes comer-

La familia para Dragomir lo era todo y nunca se cansaría de decirlo, él vivía para estar con ellos y solo deseaba verlos felices. Cuando llegaron a la mesa que estaba junto a su carreta, bajo al niño para dejarlo con sus otros dos sobrinos y después llevo a su acompañante con su familia. -Padre, Madre, les presento a Eckhardt. Es profesor. Eckhardt, te presento a mi padre, Velkan, y mi madre, Ileana-

-Es agradable ver que Dragomir trae a un amigo a casa, es un placer- dijo su madre, aceptando los regalos. -Por favor, pasa y come. También hay bailes y cantos si deseas, puedes pasar el tiempo que quieras aquí- después se dio media vuelta para ir por un plato lleno de caldo y otro con un pan relleno de queso. -Gracias, muchacho. Pásala bien, no dejes que mi hijo te obligue a hacer travesuras- comentó su padre, empezando a comer de los dulces.



Dragomir Negrescu
Gitano
Gitano

Mensajes : 62
Puntos : 69
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Eckhardt Lars el Vie Jul 29, 2016 12:32 pm

No podía negar su nerviosismo. Ser un libro abierto en el terreno emocional era toda una desventaja, aún cuando no había nada que temer de aquella buena gente. De hecho, aquel lugar era reconfortante, le hacía sentirse como en casa, de vuelta a Alemania. Le vinieron a la memoria aquellos domingos en casa de sus abuelos, con toda la familia reunida alrededor de una enorme mesa a la que apenas alcanzaba a asomar la nariz. Las risas, las charlas relajadas, incluso la música -aunque muy distinta a la de sus recuerdos- le traían con fuerza el pasado.

-Qué nombre tan magnífico, joven Wesh - el pequeño le recordó a sí mismo y no pudo evitar sonreír a la vez que sentía una extraña calidez en el pecho. La forma amorosa con que Dragomir sujetaba al niño, así como su tono de voz, distaban mucho del hombre asalvajado que conoció días antes en las calles parisinas. Este le provocó un vuelco al corazón que encendió sus mejillas, buscando subirse inmediatamente las gafas queriendo ocultarlo.

"Estúpido" se dijo, "no te precipites". Eran aún desconocidos, no sabía de él más que su nombre y lo poco que iba conociendo aquel día, sin embargo no podía evitar sentir su corazón desbocado cada vez que sus miradas se cruzaban. Aquella situación no resultaba incómoda por estar en un lugar desconocido con tanta gente alrededor. No, lo que tenía sus rodillas como si fueran gelatina era el conocer a toda la familia del hombre que empezaba a gustarle.

Los nervios no impidieron que estrechara con firmeza la mano de su padre y diera un beso en la de su madre, sonriendo cortés a la vez que recatado. - Muchísimas gracias. Es un placer conocerles. Por favor, acepten esto como una muestra de agradecimiento por su invitación. - Les entregó los dulces y el vino, asintiendo con la cabeza a modo despedida cuando se alejaron.

Un suspiró de alivio escapó de sus labios, se sentía menos tenso ahora que volvían a estar los dos a solas. Bueno, al menos sin nadie cerca más que las miradas que todavía les lanzaban. - Tienes un familia estupenda, Dragomir. Estar aquí me trae recuerdos de mi tierra, mi familia. - Le miró aún perdido en sus recuerdos, pero cuando sus ojos volvieron a encontrarse sintió aquel vuelco de nuevo y buscó desesperadamente ocupar el silencio. - ¿Podrías ofrecerme algo para beber, por favor? El camino hasta aquí es agradable, pero largo, siento la garganta seca.



Eckhardt Lars
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 27
Puntos : 20
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Dragomir Negrescu el Jue Ago 04, 2016 10:28 pm

No estaba seguro de sus reacciones internas por las reacciones que se mostraban en el rostro de aquel hombre. Le gustaba el sonrojo y el nerviosismo del profesor, sobre todo cuando intentaba ocultarlo de forma tan obvia. Además ese día iba bastante más guapo que la vez anterior que se habían encontrado, se veía más joven, algo más risueño. Aparte parecía sentirse a gusto rodeado de todos los gitanos y no parecía incomodarse por la forma de vida en la que se encontraban ellos, eso era ya algo que Dragomir apreciaba por parte de Eckhardt.

-Gracias, son una buena familia- dijo asintiendo y sonriendo divertido. -Pueden llegar a ser algo abrumadores, además de que somos muchos- comentó dejando salir ahora una risa. Ya lo había discutido antes con una amiga, su familia tan numerosa tenía eso como desventaja. Eran muchos y a veces todos querían todo el mismo tiempo. Después lo observo con curiosidad, esperando a ver si decía algo más sobre su tierra o su familia. Ahora que lo pensaba, no recordaba saber de él más que su profesión y su nombre. -Sí, disculpa, ahora traigo- dijo algo confundido por el cambio de tema tan brusco.

Fue hasta donde se encontraban sus padres y de ahí regreso junto con Eckhardt, dejando una taza y una jarra. -Es vino, espero te guste. Lo produce un vecino y le queda bien, además de que va perfecto con el pan de queso que hace mi madre- le sirvió entonces el vino en la taza y después se sirvió en otra. -A mi madre le gustaría tomar contigo un poco de lo que trajiste pero dice que en un rato más. Así que no te pongas nervioso aún- se acomodó al lado del profesor y dejo su mirada en él. -Por cierto, ¿fueron verdad mis predicciones? casi nunca sé si se hacen realidad. Bueno sí se hacen realidad pero no me entero de ello ni de cómo salieron del problema-



Dragomir Negrescu
Gitano
Gitano

Mensajes : 62
Puntos : 69
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Eckhardt Lars el Dom Nov 06, 2016 1:30 pm

-Sin duda es una buena familia - sonrió cómplice, - y no me preocupa que sean tantos, mi familia también es muy numerosa. Probablemente haya crecido más en todo el tiempo que hace que no les veo... - fue apagando la voz, pues no quería ponerse nostálgico o entristecer el ambiente, había ido para divertirse y pasar un rato agradable con Dragomir, a quien no podía quitarle la vista de encima, aunque no dejara de rehuirla por si le incomodaba.

Tomó la copa servida y le dio un generoso trago, lamiéndose los labios para saborear la caricia amarga y afrutada que dejó el vino en su boca. - Está muy bueno, deja buen sabor. Gracias. - Miró alrededor en busca de un asiento, aposentándose en cuanto lo encontró, mirando a su nuevo amigo para ver si le acompañaba. Rió por su comentario, rascándose la mejilla sin querer admitir que, en efecto, una charla con su madre iba a incomodarle. No porque no le apeteciera, siempre le gustaba entablar conversación con gente mayor, se aprendía mucho; sino porque se trataba de su madre. Haberla conocido antes siquiera de plantearse un acercamiento más romántico con Dragomir le ponía nervioso. ¿Y si no estaba a la altura?

-La verdad es que sí, se hicieron realidad... - le miró de reojo con una pequeña sonrisa. - Hace unas noches, mientras daba un paseo, fui asaltado por dos ladrones. Nada importante, por un momento incluso colaboré para que simplemente se fueran... no es que llevara mucho dinero encima. - Metió la mano en el bolsillo sacando el reloj de su abuelo - pero entonces quisieron llevarse esto... y no pude permitirlo. Me da un poco de vergüenza admitirlo, pero no soy nada bueno peleando. Nunca me ha gustado la violencia, así que tenía las de perder.

Recordó con todo detalle aquella noche, con la vista clavada al suelo se perdió por un momento en todas las dudas que le asaltaron cuando hubo regresado a casa. El haber sido tan impulsivo entregando su sangre a un ser de la noche simplemente por gratitud... ¿tendría razón su abuela, siempre tan sabia, que era demasiado bueno con la gente? - Pensé que lo había perdido cuando apareció un hombre en mi ayuda. La cosa se puso tensa cuando vio que estaba herido, aquel hombre era un vampiro, pero supo controlarse y ambos salimos airosos del encuentro.

Se giró y le miró fijamente a los ojos. - No me hubiera perdonado faltar a mi palabra de venir a visitarte...



Eckhardt Lars
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 27
Puntos : 20
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 02/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un sabado perfecto (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:11 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.