Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Donde mas podría ir? Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Donde mas podría ir? Libre

Mensaje por Manon Proulx el Jue Jun 16, 2016 8:04 pm

Había pasado toda la mañana recorriendo el mercado, allí, logró conseguir un poco de fruta, algunas verduras, pan duro y un puñado de caramelos que le diera un anciano vendedor de flores. Las siguientes horas, se dedicó a recorrer el largo camino que la separaban desde el mercado al campamento gitano, volvía feliz al campamento, pues si todo salía bien, Anna, podría hacer una deliciosa comida con todo lo que había conseguido, aquella gitana era una de las pocas personas en la comunidad romaní, que trataba con cariño a la pequeña, tal vez tenía que ver el hecho de que la joven era una viuda con dos niños pequeños a quienes alimentar y a los que no podía dejar solos, no mientras fueran tan pequeños, aquello hacía que no pudiera salir a trabajar, pero desde que había conocido a la pequeña payita, como solía llamarle, su vida había mejorado, juntas se ayudaban. La mayor cocinaba para los cuatro, mientras la menor, se dedicaba a buscar lo que pudiera en la ciudad, desde comida, hasta ropa y algunos objetos que luego, Anna, podría vender entre los mismos gitanos. Dorianne, era feliz con ese trato, pues por un ratito, todos los días de la semana, podía sentirse parte de una familia y también disfrutar de una cena caliente.

Tras aquella cena, y luego de ayudar a la joven mamá a limpiar los trastos de cocina, Dorianne se apresuró a escurrirse entre los carromatos, allí, abajo de uno de éstos, cercano a donde los gitanos solían reunirse por las noches a charlar y contar anécdotas de la vida y la historia del pueblo romaní, la pequeña Dori, solía esconderse para escuchar aquellos relatos. Allí escuchaba atenta las historias de fantasmas, leyendas y aventuras. Se sorprendía con algunas, mientras con otros solía tiritar de miedo, arrebujada en una manta. Lo único que en verdad detestaba de esa veladas, era tener que volver sola al desvencijado carromato que tenía por vivienda. Solía correr con todo lo que le permitían sus piernas y cerrar la puerta de su refugio, con los ojos muy abiertos, el corazón latiendo fuerte y sus manitas heladas. Pero todo el susto se le disipaba en cuanto encendía una vela y la luz cálida de la llama alumbraba todo el lugar. Allí luego de rezar por el alma de su abuela, y por que sus papas volvieran pronto a buscarla, se quedaba dormida, hasta que la luz del amanecer le indicaba que era tiempo de volver a recorrer las calles y buscar nuevamente la forma de sobrevivir un día mas.

Aquella noche, se quedó dormida, bajo el carromato, escuchando las historias, cuando despertó, el fuego se estaba apagando, y ya no quedaba ningún gitano al rededor del fuego, así que se escurrió y se sentó a orillas de las brazas, suspirando mientras sus manos y pies se calentaban por calor que éstas despedían. Su mirada se dirigió a donde su carromato se encontraba, lejos de todos los demás, muy cerca del bosque, apartado de la comunidad, pero no del todo desprotegido. Se veía tan solitario, tan oscuro, frunció sus labios y un gesto de disgusto se formó en su dulce rostro, debería correr, porque caminar hasta la puerta del carromato le parecía una proeza demasiado difícil de cumplir. Inspiró fuerte, y se levantó de la madera que había sido su asiento hasta ese momento, caminó los primeros paso y luego corrió, corrió, lo mas rápido que pudo, hasta que casi llegó a su refugio, pero algo le decía que no estaba sola, podía sentir una mirada, una presencia que la acompañaba.



Manon Proulx
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 21
Puntos : 3
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/01/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde mas podría ir? Libre

Mensaje por Jasper Miller el Mar Jun 21, 2016 11:06 pm

Las viajes lo habían llevado por todo lado, bueno a decir verdad sería la “calle” quien le ha llevado por todos lados desde los rincones más ostentosos hasta los más deprimentes, pero ahora estaba de nuevo en la bella Paris, ya todo había sido todo diferente, su presencia era menos “llamativa”, por decirlo de algún modo, claro que todo era una fachada, como buen comerciante de estafas que era aquel joven tenía primero que envolverse nuevamente en el terreno sin llamar la atención de las personas, buscar a los viejos amigos y evitar a los enemigos y por qué no, hacer nueva lista de amistades.

La bella París había sido aclamada en las noches como algo maravilloso y por eso estaba aquel muchacho de regreso. Sus ojos bailaban entre las caderas de las gitanas que danzaban alrededor del fuego, otra noche más y estaba enamorado de las callejeras que abundan por ciertos sectores, estaba estudiando a la competencia, y fue en medio de aquellas callejeras que encontró aquello que se le había perdido, la adrenalina por el juego peligroso. Tomó entonces una de las cajas que encontró tiradas por el suelo, de su bolsillo tomó una canica pequeña y con tres vasos comenzó su acto de “magia”. Uno a uno las personas que pasaban se interesaban en aquel movimiento de manos pero nadie podía adivinar en que vaso se encontraba la canica. Claro que todo es hasta que un mal perdedor lo encuentre.

Había estado jugando con aquel hombre hasta que el tipo molesto porque no adivinaba tumbó el pequeño e improvisado puesto por fuera, revelando el truco del aquel estafador, la canica era de metal y con su anillo podía atraerlo hacia sí, los gritos, improperios y demás actos se desenvolvieron para mala suerte junto al joven que, para salvaguardar su vida huyó de ahí, aunque la turba enardecida igual lo seguía por lo que correr era su única opción. El camino se acortaba pero poco a poco iba llegando a un buen escondite, una casa, al menos por uno momentos usaría el jardín —Bonita choza, veamos que se cuece por estos lares— se limpia las prendas lo mejor que puede caminando entre aquel prado sin darse cuenta que iba acercándose al límite de lo permitido. Una fuerte brisa que helaría a cualquiera le hace tiritar justo cuando una pira de humo se deja ver entre unos árboles, sediento, con hambre y más que nada cansado de tanto caminar en la fría noche decide acercarse pero para su sorpresa lo que encuentra con carromatos de gitanos por todo el lado; un campamento; sin despertar a los inquilinos camina despacio hasta lo que sería la fogata, pero antes de llegar sin querer tropieza con algo, o alguien obligando a él y a la otra persona a caer de bruces contra la tierra.

—Demonios— murmura por lo bajo quedándose acostado sobre el suelo mirando el cielo nocturno, uno que extrañaba ya —Qué bonito, lástima que no pueda quedarme mucho tiempo a admirarlo— se levanta mirando a la mujer a la que indica que haga silencio acercándose a lo que quedaba de fogata —Creo que podré encenderla, pero si guardas silencio por unas horas ¿ter parece?— extiende la mano para ayudarle a ponerse de pie.



La pobreza no es falta de recursos, solo de ingresos

Jasper Miller
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 30
Puntos : 16
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.