Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Vientos nocturnos - {Céfiro}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vientos nocturnos - {Céfiro}

Mensaje por Nyx Blackhalo el Lun Jun 20, 2016 3:15 am

Una noche más, otra sin el mas mínimo indicio de aquel al que durante años había buscado, pero aún así no podía darme por vencida, no aún, no mientras me quedara una pizca de determinación, el rastro podría haberse enfriado, las pistas que encontraba sobre él cada vez eran mas escasas, pero a pesar que éstas fueran escasas seguían apareciendo haciendo que mi determinación se fortaleciera en cada una. Seguía vivo, lo sabía, lo sentía, no necesitaba que nadie me lo dijera. Muchas habían sido las noches en las que me había despertado, sobresaltada, presintiendo el peligro a pesar de que me encontrase en la seguridad de mi cama y no había sido capaz de volver a conciliar el sueño hasta que esa sensación se había desvanecido; de la misma manera que me había dado cuenta que éstas se habían vuelto mas constantes, mas frecuentes desde que me encontraba en París y eso solo me llevaba a una conclusión: él estaba aquí, en la misma ciudad.

Dejando escapar un leve resoplido de frustración y con cierta resignación vi como el contenido de mi jarra se había prácticamente volatilizado, no solía beber y mucho menos frecuentar lugares en donde sirvieran alcohol, pero hoy era un día que no me apetecía estar a solas con mis pensamientos, algo que en la mayoría de las ocasiones me era indiferente. No, hoy era mi vigésimo sexto aniversario, el mio y el de él, me repitió la vocecilla de mi consciencia en un tono que me resultaba realmente molesto. Era cierto, para mi él podía resultar un completo desconocido, nunca le había visto, ni tampoco poseía el mas mínimo recuerdo sobre él: bien sabía que era una búsqueda a ciegas con un alto porcentaje de fracaso, una búsqueda que llevaba en curso por casi veintiséis años y que apenas yo había heredado en la última década; poniéndole mas y mas anhíco al ver cómo mi padre empezaba a desfallecer, al ver como éste a pesar de perder la fe hacía lo que podía en un último intento de devolverle la sonrisa a mi madre; una sonrisa que a pesar de lo que decían de ella años del secuestro, era apenas visible y fugaz.

Notando como la frustración que sentía siempre en estas fechas del año volvía a estar en auge, no pude evitar golpear la mesa con toda fuerza que era capaz —maldito seas —dejé escapar con un gruñido sabiendo que nadie de los que solían frecuentar el lugar y que estuviera en su sano juicio se acercaría a dónde me encontraba, no cuando era fácil percibir que mi humor no era el mejor— ¿por qué no apareces de una bendita vez?¿tanto te gusta hacerte de rogar? —musité mirando con furia la jarra vacía, cómo si ésta en realidad fuera él, cómo si mis palabras a pesar de que fueran dirigidas a la nada le pudieran llegar de alguna manera. Sensación que, por un momento, sentí completamente real, cómo si realmente si le hubieran llegado y, estuviera dónde estuviera me hubiese escuchado. Con cautela, mi mirada recorrió con sospecha el lugar, buscando alguien que pudiera estar observándome, o que estuviera lo suficientemente cerca como para oír mis palabras, hecho que descarté tras un momento, lo que había sentido había sido simplemente obra del alcohol, no podía ser que él estuviera cerca y no hubiera intentado acercarse—. Te odio —musité con la voz ligeramente quebrada, siendo ésta la mayor muestra de hasta que punto me dolía la situación y lo mucho que me desesperaba no ser capaz de conseguir ni el mas mínimo resultado y, para que mentirme, lo mucho que deseaba el poder ponerle finalmente rostro a la parte de mi que me faltaba.



Nyx Blackhalo
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 9
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 24/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vientos nocturnos - {Céfiro}

Mensaje por Céfiro el Jue Jul 21, 2016 5:51 pm

Esa noche había decidido salir a cazar, no porque fuera su deber, o su único medio de sustento, sino porque una sensación extraña, que varias veces, a lo largo de su vida, le asaltaban, un sentimiento, o mas bien una certeza, de que alguien pensaba en él, que debía estar en otro lugar y no allí.

Aquella sensación le acompaño desde la mañana, cuando se dedicó a buscar algunos elementos que necesitaría para la cacería. Al salir de la armería, un dolor pequeño, pero persistente se clavó en su cabeza, en su cienes, tal que fuese una pequeña vocecilla que le reclamaba el no hacer algo importante. Maldijo por lo bajo y continuó con sus tareas, ya se le pasaría esa molestia. Pero no fue así, luego de pasar la tarde planeando la estrategia que usaría aquella noche, el malestar se fue intensificando.

Se bañó, cambió sus ropas, usando el típico atuendo de cazador, pantalón, camisa holgada, las sobaqueras con los cañones, acomodó las dagas en la cintura, como también otras mas pequeñas en las botas, se colocó el abrigo largo, perfecto para disimular sus armas. Al finalizar se contempló en el espejo, sonrió de costado, al verificar su apariencia, cuando su mirada se encontró con el reflejo de sus ojos, unos ojos grises se presentaron nítidos, observándole con fijeza, estaban cargados de tristeza, de enojo, de reproche y nuevamente la voz se hizo presente en su cabeza, con mas fuerza, con un dejo de reproche. Entre cerró los ojos y apretó la mandíbula, - basta, basta... no se quien eres, pero no tienes derecho a entrar en mi cabeza... sal de ahí - dijo enojado, girando su cuerpo y tomando lo primero que encontró en su camino, estrellándolo en la pared, ofuscado, se tomó la cabeza con las manos y se dejó caer en lecho, mientras gritaba por la frustración de no poder entender quien le estaba haciendo aquello.

Con un humor de los mil demonios, decidió posponer la caza, prefería hundirse en los vapores etílicos, tal vez si embotaba su cabeza, aquella vocecilla, no seguiría recriminándole un encuentro que no entendía, ni sabía como podría ocurrir. Apenas llegar a la Taberna, se acomodó en la barra, pidió un vodka y apenas cayó en sus manos, lo tragó como si se tratara de agua, arrugó el ceño, apretó su mandíbula y tras sentir como el alcohol quemaba su garganta, pidió otra medida mas.

Fue entonces cuando escuchó una voz que le pareció conocida, su mirada recorrió cada una de las mesas, buscando a la que hablaba, entonces la joven volvió a decir algo que le sonó demasiado parecido a lo que la maldita vocecilla le recriminaba, mas cuando iba a increparla por lo de meterse por su mente y decirle que no la conocía, un "te odio" salió de esos bellos labios, - vaya, el que pueda provocar tanto malestar a una señorita así, debería estar siendo cazado - dijo sonriendo de lado, intentando encontrar una forma de conocer a esa mujer, pues algo en su interior le decía que debía hablarle - solo espero que no cargue su odio conmigo - dijo mientras levantaba su copa y efectuaba un brindis - a la salud del gilipollas que no sabe como tratar a una dama -, lo sabía podía comenzar una batalla campal, pero estaba harto de aquella vocecilla taladrándole los sesos.



Céfiro
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 38
Puntos : 12
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2014
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.