Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Erlend Cannif el Lun Jun 20, 2016 10:11 am

Aquella noche la luna llena coronaba el firmamento y los lobos aullaban en el bosque reclamando sangre.
No era la mejor noche para ir a la zona más profunda del bosque, pero Moira me había dicho que tenía que recoger no se qué plantas para uno de sus clientes enfermos, y dado lo cabezota que resultaba esa vampiresa caza ardillas sabia que de no ir yo, lo haría ella.
Así que me limité a asentir cuando me dijo como eran esas florecillas y galopar a toda velocidad hacia el lugar señalado por aquella loca que en vez de arrebatar vidas las sanaba.
Negué con la cabeza cortando con mi machete cada una de esos tallos solicitados y los metí con rapidez en una pequeña bolsa de piel marrón que al parecer aquella mujer utilizaba para conservar en perfecto estado sus propiedades.
Supongo que debió de sorprenderle que me ofreciera a hacer de recolector con tanta facilidad, mas aun así, su pequeña inocencia no la hizo sospechar que solo lo hacía pare evitarle peligros para los que aquella dama no estaba en absoluto preparada y por el contrario yo sí.
Asegure la cinta de la bolsa a mi cinto cuando todo quedo recogido y me dispuse a montar sobre mi negro corcel, cuando el silencio cubrió el bosque y el ruido de una rama quebrarse a escasos metros de mi delato la posición de uno de los amigos que venía a jugar conmigo aquella noche.
Sonreí sádicamente lanzando mi mano hacia atrás y desenvainando la espada bastarda que pendía de mi espalda con destreza.
La así con sendas manos acariciando la empuñadura envuelta en cuero y fije mis ojos en los matorrales de donde provenía aquel sonido.
Mi primer enemigo no se hizo de esperar, y tras este le siguió media docena más que me rodeaban acechando el mejor lugar por donde atacar a este inmortal que estaba más que dispuesto a entablar batalla aquella noche.
Mis ojos se oscurecieron por el inminente aroma de la guerra, casi podía sentir el sabor metálico entre mis labios que se entreabrían para mostrarles la naturaleza de mis afilados colmillos que como los ajenos se preparaban para el inicio del fin.
Fue entonces cuando mi corcel esquivo a una de las bestias saliendo desbocado hacia lo más profundo del bosque.
-¡Parece que esta noche será vuestra ultima luna, pedir algún deseo a vuestra madre, pues hoy contemplara vuestra muerte! –Rugí provocándolos manteniendo la posición sin dejar flanco alguno sin cubrir -¡Vamos, me teméis!


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Kyros Kierkegaard el Lun Jun 20, 2016 8:28 pm

No es solitario. No. En lo absoluto. Aunque la naturaleza de vez en cuanto le da una sublime comitiva provocándole olvidar el agobio de esa  soledad que quiere apoderarse secretamente de su ánimo. Incluso las rocas, todas desperdigadas y ordinarias, le dan ese aspecto al paisaje tan oportunamente y todo en él es excelso. Además del fulgor que desborda el astro lunar aquella noche: el plenilunio alimenta con su luz las copas de los árboles y el camino mismo que seguía a lomos de una yegua.

Despacio, Sanya —acarició el pelambre dorado de su caballo encabritado, apaciguando su inquietud. A lo lejos se escuchó el cantar de los lobos a la luna. Notó que el sonido era más lejano de lo que percibía, así que la preocupación de huir o quedarse negociando por su vida se desvaneció al instante. No estaba en posición de enfrentarse a nadie esa noche y no deseaba echar a perder su paseo nocturno. Agitó suavemente las riendas y la yegua aumento el trote de su andar.

La vegetación comienza a manifestar un aumento de color y tonalidades; se estaba acercando a una zona donde abundaban las flores silvestres. Los lirios y gladiolos rendían reverencia por capricho de la brisa. Fue capaz de distinguir un arbusto de romero por su olor tan característico. Recordaba que en Palacio, en aquellos días de infancia, podía sentir cómo se filtraba con fuerza el olor por las paredes. Incluso en su claustro percibía la vida fuera de su habitación. Poco después conoció la apariencia de ese fruto.

¡So, Sanya!—esta vez el caballo se había levantado en sus dos patas traseras, dando un relincho sonoro. A unas cuantas varas pudo distinguir a una figura encorvada que se movía velozmente en dirección al corazón del bosque. Y luego vio tres más que le seguían el paso. Se concentró un poco para sumergirse en el que lideraba al grupo de licántropos, lo cual no fue muy difícil. Se sorprendió al observar que toda una manada entera se había reunido en un círculo amplio, rodeando a un hombre con espada en mano. Kyros sacudió su cabeza para volver a observar su propio panorama, junto con las flores silvestres.

Agitó bruscamente las riendas y la purasangre se apresuró a seguir el mandato de su jinete. Galopó raudo hacia la profundidad del bosque. Aún cuando el pensamiento fugaz de no tener ningún afecto por los de su raza a veces se hacía presente, su naturaleza le negaba el  no acudir a brindar apoyo a quien lo necesitase.

Su entrada fue tosca, inclusive derrumbó a una de esas criaturas. Notó que la mayoría eran débiles y este podría ser su último día de vida si esa hoja de acero besaba su existencia. Así que se interpuso entre ellos y el espectro, con afán de detener una masacre. El aura de aquellas bestias era incluso más pálida, sentía la debilidad de los licántropos y la fuerza incontenible del vampiro. Realmente iba a ser una masacre y aunque el que empuñaba la espada podía hacerle frente a más de cinco, los otros no tardarían en despedazarlo. Estaban en desventaja. Trató de encontrar al líder y sostuvo una mirada que podía hacer temblar hasta la criatura más temible.

Retírense si valoran su vida—le comunicó. Al no ver una reacción inmediata acudió a sus poderes: el licántropo líder pareció perder el equilibrio. Dejó de gruñir y se tambaleo en su sitio. La manada entera se dio cuenta de este hecho, lo cual los hizo sentir igual de desorientados que su líder, sólo que el único bajo los efectos de la confusión era la bestia que se encontraba a dos varas de él.

Esto no durará mucho tiempo—se dirigió al hombre detrás suyo, mirándole desde lo alto de su corcel—. No los siga provocando, caballero. Nos superan en número. Es mejor evitar un derr…—se detuvo en seco. Reparó en la presencia de una mujer, que también se interpuso entre el hombre y los licántropos, casi a su misma altura. Al parecer, también quería evitar una contienda.




People only see:
...what they are prepared to see:
I'm just a:

Kyros Kierkegaard
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 25/05/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Moira Landvik el Mar Jun 21, 2016 4:29 am

Me sorprendió sobre manera que Erlend se prestase tan dispuesto a recolectar varias plantas del bosque que necesitaba para unas infusiones; pero quizás el remordimiento de haberme causado tanto dolor los últimos días fue lo que le empujó a hacerlo.
Le expliqué con detalle como eran las flores de Cardo Santo y del Serpol, y como extraerlas; el romero y la lavanda ya las conocía, así que sin más dilaciones  partió con rapidez con mis bolsa de piel de oveja cual alma que lleva el diablo.
Más un extraño sentimiento se me instauró en el pecho; y como el hecho de que me indicase que me quedase en casa era el mejor incentivo para que hiciese lo contrario, cogiendo mi bolsa salí tras él, siguiendo una distancia prudencial para no ser detectada.
La luna llena ocupaba un lugar presidencial en el cielo, y la claridad en el bosque era mayor que otras veces, más unos aullidos lejanos me hicieron apresurar mi marcha para salir de allí cuanto antes.
Maldije cuando perdí el rastro de Erlend, de modo que seguí sobre mi caballo caminando despacio para no pasar ningún olor por alto. De pronto, escuché los cascos de un caballo que venían hacía mi a toda velocidad. Era el corcel de Erlend; menuda bronca me iba a echar; cuan fue mi sorpresa cuando descubrí que el caballo iba solo y desvocado.
Pensé que el corazón se me salía del pecho, ¿donde estaba el vampiro?
Si le pasaba algo por mi culpa no me lo perdonaría en la vida; así que ni corta ni perezosa espoleé a mi caballo en la dirección por donde había aparecido el de Erlend. Si estaba en peligro, tenía que ayudarlo.
Unos aullidos de lobos fuera de sí me dijo que Erlend estaba cerca; me acerqué todo lo rápido que pude, más para no delatar mi posición, dejé marchar a mi corcel, que acostumbrado a volver a casa, no correría peligro alguno.
Al acercarme a la pelea, observé como al menos una decena de lobos rodeaban a Erlen; cómo lo hice todavía es un misterio que no logro recordar, pero me coloquñé a su lado, sacando una navaja que llevaba en el cinto.
- ¿Es que siempre te tienes que meter en líos?- susurré mientras lo miraba de reojo, sin perder un ápice del movimiento de aquellos licantropos, que lo más seguro es que acabasen con nuestras inmortales vidas.
Más no se me ocurrió otra mejor forma de morir que a su lado.



Moira Landvik
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 241
Puntos : 222
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 17/05/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Ariyne el Mar Jun 21, 2016 10:26 am

Desde el día anterior y por primera vez, el nerviosismo se apodera de mí, la inquietud y el miedo por lo que se avecinaba esta noche, tanto que en pequeños gestos  insignificantes como era pasar el plato a Danna del desayuno, era retardado y con el pulso tembloroso que ella intenta consolar y calmar, manteniéndome  firme  la muñeca al terminar el movimiento. Sonreía agradecida por su intento, sabía que lo que yo sentía era mucho mayor en ella, más por lo recuerdos que esas pesadillas arrastraban  día si y día también pero siendo más intensas en noches previas a Luna llena.

Noche que inevitable llega, mi  loba interior se muestra guerrera, impulsiva y se moría por estirar las patas y aullar como en cada ciclo lunar donde huesos crujen para tomar su posición, manos que pasan a ser garras, rostro humano que deja paso a lo que algunos ven como bestias después de numerosas razas que puedan existir, pelaje que recubre cada parte del cuerpo, donde los huesos ya no duelen y debo dejarme llevar  por el instinto, por el olfato e intentando razonar conmigo misma para no acabar despertando con sabor a sangre en mi boca como la anterior vez en Escocia.

Corrí a prisa hacia los bosques, entre callejones y buscando zonas  poco visibles para que no sospecharan, preguntaran  o miraran raro, siendo mi prioridad el alejarme de todo humano, por mi cuenta quise mantener el toque de queda en Escocia a pesar de estar en Paris, no podía hacer distinción.Al llegar a los bosques y tras aullidos que anuncian la presencia de lobos, la transformación se desencadena  sin poder detener mi propia naturaleza y acabo por convertirme en una loba de pelajes claros marrón  entremezclado con grises que dibujan una máscara  rodeando mis ojos hasta disiparse a lo largo de mi  nariz, un tono un poco más oscuro en el lomo, patas y pecho blancos y zarpas proporcionadas como lo era todo su cuerpo incluyendo su musculatura, perdiendo toda consciencia humana.

Me adentre en el claro  tomando velocidad, siguiendo rastros que llamaban mi atención, rastreando a entre ellos, aquellos que aullaron antes que yo. Me detuve por segundos cuando a mitad de ellos un caballo se cruza delante de mí, reconozco  su olor y  desearía que esto  no fuera un aliciente como para ir hacia ello como un objetivo al que devorar, oir umpulsos comn mis patas traseras saltando troncos caídos y secos, el rastro sigue vivo aunque cruzan otros olores este resalta sobre el resto.

Por fin llego a donde quiero aunque  aún no me dejo ver, observo mimetizándome entre los arbustos y árboles a quien tenía el nombre Erlend, avanzo un poco más para quedar por  delante de unos ramales. También veo a una mujer de similares características que del vampiro que conozco de cerca, me adelanto y  hay otro hombre más,todos idénticos  en raza a la que me rebelaba sin quererlo.Gruñidos de sus fauces que tentaban contra Erlend por su provocación, otros que siguieron después de este. Momento en el que aparecí entre los árboles gruñendo a mayor tono que ellos, al líder e  incluso a los vampiros a partes iguales.No tardé en abalanzarme sobre aquellos que no  pertenecían a mi linaje ni a mi manada, estaba marcando territorio, empezando por  aquel que se desorienta por algo que no consigo averiguar.Luego irían ellos.


Última edición por Ariyne el Sáb Jun 25, 2016 6:42 am, editado 2 veces



«Tantas cosas por decirte y tan pocas salen de mi boca.Deberías de aprender a leer mis ojos cuando te miro».— Frida Kahlo.

me:




Ariyne
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 172
Puntos : 134
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 04/05/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Erlend Cannif el Mar Jun 21, 2016 2:26 pm

Cuando ya veía el inminente combate frente a mis ojos, y casi podía sentir la sangre de aquellas bestias en mis colmillos apreció cuchillo en mano la pequeña vampiresa caza ardillas, mis ojos se abrieron por la sorpresa y se fruncieron por el inminente cabreo que su presencia provoco en mi.
-¿Es que siempre te tienes que meter en líos?- preguntó mirándome de reojo, como si no fuera consciente del peligro al que ahora mismo se veía envuelta y que yo había tratado de evitar por todos los medios.
Un gruñido fue todo lo que obtuvo por respuesta pues seguía con mis ojos a aquellas figuras dispuestas a atacarnos, claro que ahora la situación había empeorado considerablemente, no solo debía tratar de que no me mordieran y de matarlos a todos, ¡no!, si eso no era suficiente, ahora tenia que cuidar de aquella inconsciente.

Trate de cubrirla con mi cuerpo, pero nos daban vueltas y la posición era difícil de mantener, fue entonces cuando apareció el tercero en discordia arrasando con su montura a una de las bestias, un inmortal de cabellos castaños y ojos penetrantes que empezó ha hacer no se bien que magia con aquellos lobos, que por un momento amenos parecían quedar ligeramente atontados.
—Esto no durará mucho tiempo—dijo desde lo alto de su corcel—. No los siga provocando, caballero. Nos superan en número. Es mejor evitar un derr…

Negue con la cabeza aunque ahora mismo aquel hombre era mi mejor opción para sacar a la testaruda de Moira de allí.
La tome con un brazo por la cintura y cogiendo impulso se la lance al caballero que me miro sin entender bien cual era la idea que rondaba por mi cabeza en aquel preciso momento.
-¡Sacala de aquí| -rugí hundiendo mis ojos en los ajenos justo cuando vi una loba cuyo olor me era completamente familiar saltar dentro del circulo y colocarse frente a mi.
No lo podía creer ¿Ariyne? ¡bien!, la situación mejoraba por momentos,  ahora tenia que preocuparme por ambas, pero esta no pareció quedarse en el sitio y aprovechando la debilidad del líder sometido a la magia aun del inmortal del caballo, se lanzo como alma que lleva el diablo contra su yugular.

El tiempo de parlamentar había terminado con ese acto de la loba, y ahora mi espada pedía a gritos sangre, casi del mismo modo que mis demonios ser apaciguados.
Bastarda en mano me abalance sobre el primer enemigo sajandole una de sus zarpas en su primer intento de alcanzarme, grito de dolor frente al mutilamiento y aproveche aquella debilidad para tomando impulso y de un golpe seco sajar la cabeza del lobo que rodó por el suelo manchando de sangre la fresca hierba.
-¡Ariyne| -grité preocupado tratando de abrirme paso hacia ella -¡llevatela! -rugí al hombre que ahora quedaba a mis espaldas con Moira entre sus brazos.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Kyros Kierkegaard el Jue Jun 23, 2016 12:36 am

La yegua dorada empezó a remover inquietamente la tierra bajo sus cascos. Al igual que su jinete, su naturaleza era dócil; todo aquel incidente alarmaba al animal increíblemente, empezándole a causar problemas al vampiro para controlar su montura. En cuanto al jinete, la adrenalina de una posible riña sofocaba agresivamente su disposición diplomática. Además, por supuesto, de la negativa que el vampiro le daba ante una solución pacífica.

En vez de seguir su consejo, empuja a la mujer de cabellera castaña hacia él. Ante su mirada desconcertada, sus reflejos retardados arriban: estira firmemente el brazo para terminar de impulsar a la mujer a su montura, ayudándose de la otra para terminar de situarla en el borrén delantero. Instintivamente, la rodea de forma sobreprotectora. En ese instante, notó rápidamente cómo otro licántropo se abalanzaba contra la bestia confundida.

No temáis, mi dama. Os ruego que guardéis el cuchillo para evitar posibles heridos— logró decir, tratando de calmarse más a sí mismo que a la mujer entre sus brazos. Asintió al instante ante el mandato iracundo del sobrenatural. Espoleó a su caballo y tiró de las riendas con fuerza, esperando que con ello el caballo galopara lo más veloz posible, abriéndose paso entre los licántropos que se empezaban a arrojar al espadachín, gruñendo y dando mordiscos. No obstante, estaba a media milla del lugar cuando decidió girar bruscamente—. Sujétese con fuerza, mademoiselle—le dijo suavemente a la castaña.

Mientras llegaba a la escena tuvo tiempo para observar panorámicamente el lugar donde se realiza la contienda: el vampiro ya había acabado con la vida de dos de aquellas bestias, blandía la espada con perfectas maniobras. Junto a él luchaba la licántropa, con la misma vehemencia que el vampiro. A pesar de ello, no iba a ser suficiente, así que renunció a su afán  apacible y encaminó por una diagonal a su yegua en contra de la primera bestia que se encontró, evitando que atacara por la espalda al otro de su raza. El caballo empujó al licántropo y este salió dando una voltereta, soltando un aullido de dolor. Se dio cuenta de que la dama entre sus brazos aún no había guardado la daga. En vez de aquello había apuñalado en un movimiento rápido antes de que su yegua sacara por los aires a su enemigo—Os sabéis defender muy bien—atinó a decir sorprendido al ver la sangre empañada en el acero, sin motivarla ni reprocharle este acto. Después de todo, sus  vidas peligraban.

Volvió a virar las riendas cuando se encontraba a unos diez pasos de la contienda para tomar impulso y derribar a otra de aquellas bestias lobunas. Observó que poco a poco los licántropos se iban replegando, otros huían gimoteando con la cola entre las patas. Suspiró aliviado al ver que los cuatro— logró contar—, había salido ilesos de aquella “batalla”. No obstante, el fantasma del fracaso se asomó en su rostro, ya que no pudo evitarla. Apenado, guió su yegua hacia el vampiro, que con su espada sanguinolenta, sonreía ante el triunfo de aquella contienda.




People only see:
...what they are prepared to see:
I'm just a:

Kyros Kierkegaard
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 25/05/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Moira Landvik el Jue Jun 23, 2016 7:32 am

Toda respuesta de Erlend ante mi presencia fue un gruñido. Aquello me traería consecuencias después, estaba segura de ello. Aunque quizás no hubiese un después.
Los licantropos nos rodeaban aunque mantenían su posición. Sin querer ser pesimista, iba a ser complicado salir de allí con vida.
De pronto, otro vampiro subido a caballo apareció en escena, y por lo que pude deducir era capaz de causar cierto letargo en los lobos, cuyo jefe de manada parecía ahora confundido.¿Cómo hacía eso?
¿Acaso era un conocido de Erlend y salía en su defensa? Su rostro era apuesto, y apostaría por un alto linaje. Sus ademanes eran propios de alguien educado en la alta alcurnia. El nuevo invitado propuso a Erlend aprovechar aquel momento de confusión para evitar la pelea; no era conocido de Erlend, eso seguro; si lo conociese no se le hubiese ocurrido privarlo de matar a unos cuantos licantropos y salir huyendo.
En menos de un segundo, Erlend me cogió de la cintura, lanzándome con fuerza hacia aquel jinete desconocido."Sácala de aquí", ordenó sin dar oportunidad de replicar. El inmortal, raudo en reflejos, me asió antes de que cayese junto a su corcel, y me situó en su montura, delante suyo.
En aquel momento, por si había sido ya poco humillante el rechazo de Erlend hacia mi ayuda, apareció su querida loba, con la que parecía más que dispuesto a luchar. Incluso en esos momentos, también la elegía a ella. Pensé tras bajar la cabeza y mirar las crines de aquel caballo, mientras su jinete me recomendaba guardar mi daga para evitar peligros. Quizás debía guardar la daga en medio del corazón.
-Sujetese con fuerza.- me indicó amablemente el inmortal mientras ponía a su corcel al trote para salir de allí. Quizás fuese lo mejor. Erlend y la loba serían más que capaces de salir de aquello, y como me había demostrado, yo solo le estorbaba a su lado.
Más cuan sorpresa fue cuando el jinete dio la vuelta a su caballo, para volver al lugar de la lucha. Con gran maestría dirigió a su corcel para abatir a una de las bestias, momento que aproveché yo para sesgar parte del cuerpo de aquel animal mientras volaba por los aires.
-Os sabeis defender muy bien.- apuntó el inmortal situado tras de mí. Sonreí ante la idea de que al parecer él era el único capaz de ver en mí algo bueno.



Moira Landvik
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 241
Puntos : 222
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 17/05/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Ariyne el Sáb Jun 25, 2016 9:32 am

Gruñidos entre forcejeos  que pese a su aturdimiento por la habilidad  que desconozco le influye, no le sirvió de nada frente a la fuerza de mi mordedura, acabo por desangrase, la adrenalina me envuelve y deseo continuar con mi hazaña e ir por otro de ellos, instante que Erlend pronuncia mi nombre, hocico ensangrentado y ojos ámbar con los no dejo de mirarle más como mi objetivo próximo, instante en el que sin ningún tipo de reparo la cabeza de ese licántropo es separado del cuerpo ,podría decir que me dio pena pero no mentiré, no era mi manada no era Danna, ninguno de ellos lo era por lo que su final  no me importa, la de ninguno de ellos.

Era increíble la sensación de adrenalina, como podía incluso igualar por poco muy poco aquellas mordidas, donde a cambio de sangre mi cuerpo sentía ese subidón ese pico de cambio que al día de hoy mantenemos e incluso superamos con creces en otros campos. Pero no podía divagar demasiado sobre ello por el simple detalle que no era la misma.

Pude ver como uno de los caballos se abría paso entre ellos con aquella otra mujer que mencione tenia similares características inmortales, alejándose y evadiendo los intentos de otros por derribarlos al que casi llego a unirme si no llega a ser que el olor que desprendía  el más cercano, —Erlend—  destacara como en aquel encuentro fortuito con el caballo que huía,pero fue intento frustrado por culpa  de los otros.Avance a ellos que insistentes  volvieron a la carga hacia nosotros, luche  y mordí haciendo ver  mi valía y la fuerza que este cuerpo me otorga. Me lleve alguna mordida superficial en el costado  y de la que no era momento de quejas mi prioridad era hacer saber al contrario que esos terrenos a partir de ahora serían  míos y  de Danna, de nadie más.

Aun eran demasiados, estaba claro que no iba a poder sola, quería tener Erlend solo para mi y descuartizar a mordidas su cuerpo inmortal, asegurando mi parámetro y autoridad a los vampiros que  no tardaron en regresar, así  me lo pedía mi instinto  en esta forma, pues estaba claro que si fuese ocurrido con apariencia humana jamás se me ocurriría hacerlo, a ninguno de ellos. Ayudaron a derrotar a los que no se rendían, otros sin embargo observe atónita su huida, ya no tenían líder al que seguir y  algunos de sus compañeros de manada muertos, cuyos cuerpos están en el suelo desangrándose, muriendo, auras desapareciendo.

Tras la fuga de los lobos cobardes  por fin tenía  ante  mí  el objetivo principal de toda aquella emboscada, lo rodee  parando  de frente, enseñando los dientes mientras gruñía amenazante, patas traseras  flexionadas sin apartar la mirada fiera sobre él , me impulsé y salte….



«Tantas cosas por decirte y tan pocas salen de mi boca.Deberías de aprender a leer mis ojos cuando te miro».— Frida Kahlo.

me:




Ariyne
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 172
Puntos : 134
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 04/05/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Erlend Cannif el Sáb Jun 25, 2016 12:15 pm

Nunca un combate había durado tan poco, reconozco que seguía con ganas de mas, mis demonios gritaban desbocados por la sed de sangre pero no quedaba ninguno en pie, ninguno a excepecion de mi loba que contra todo pronostico hundió sus ojos amarillos en mi y me saco los dientes.
Casi caigo de espaldas al recular frente a aquella inesperada declaración de intenciones cuando ya me acercaba a ella con la sonrisa del vencedor instaurada en mis labios.
Abrí los ojos como platos, sin llegar a comprender, entonces lo entendi, al tomar la forma de lobo perdían el control, su humanidad, y yo ahora era su presa, el mayor enemigo que tenia frente si.
Aquello no me pasaba con Katherine, ella si era capaz de controlarse, no se como llamaba a esa magia que utilizaban algunos de los licantropos de su especie, algo de Galla...
-¡Mierda! -gruñí enfundando la espada para no hacerle ni un rasguño cuando se abalanzo salvaje contra mi cuerpo -Si me quieres besar no es el momento -bromeé rodando por el suelo para evitar ser alcanzado por sus fauces.
No corrí tal suerte con sus garras que desquebrajaron mi camisa y se llevaron un jirón de mi piel entre sus zarpas.
-!No le ataquéis! -Grite a los otros dos -¡Ella es mi prometida. Le daré esquinazo en el bosque!

Me alce sobre los pies aun con mi cuerpo acuclillado mientras veía a la loba derrapar dispuesta nuevamente a darme alcance.
Viré sobre mi mismo posando la mano en el suelo para darme impulso y empezar una frenética carrera a través de los bosques, casi podía sentir el aliento de la loba dándome caza, alcance.
Las ramas pasaban a toda velocidad a mi alrededor mientras mis pies pisaban la hojarasca emitiendo los ruidos de una presa huyendo a la carrera.
Perfecto  pensé al ver como mi brazo que no cicatrizaba todavía iba dejando un rastro de sangre a mi paso.
El mejor modo de despistar a un depredador era ese, dejarle una señal inconfundible de mi, pensé con ironía. Aunque eso me dio una idea que aun arriesgada podría funcionar. Nuevamente giré haciendo zigzag  sin detener mi frenética carrera por el bosque, esperaba que hacerla derrapar con cada cambio de rumbo fuera suficiente, aprovechando mi tamaña menor, para sacarle algo de ventaja y guiarla hacia el único sitio donde podría mantenerla atrapada sin hacerle ni un rasguño.

Entre en una zona donde la maleza se hacia mas espesa, y las zancadas rápidas de la loba me daban alcance con mayor facilidad, jadeé haciendo patente el agotamiento que el desgate de la persecución ejercía sobre mi.
Tense el gesto por el dolor cuando rodé nuevamente sobre la hierba perdiendo el equilibrio al sentir una de  sus garras accediendo a la parte exterior de mi muslo.
-¡Joder Ariyne! -gruñí alzándome con dificultad dispuesto para la siguiente embestida de la bestia que corría hacia mi dispuesta a hundir sus fauces en mi yugular.

Alce la vista viendo una rama alta y por un segundo mis ojos oscuros buscaron los ajenos ámbar, un salto tomando impulso para cogerme a ella esquivando asi su cuerpo para unos metros mas allá aterrizar en la hierba y comenzar a correr como alma que lleva el diablo de nuevo.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Ariyne el Mar Jun 28, 2016 6:13 am


Labios que se mueven y palabras pronunciadas que en estos instantes ignoro sin querer, pues mi parte u mano bien pudo para su ataque y hablar, terminar  todo esto como debería haber acabado en el instante de huida de los otros. Pero no, ante él estaba la fiera, la bestia interior que no daba cabida a razonamiento humano, me mantuve enseñándole los dientes  durante el forcejeo queriéndome hacer con su carne, llegando  incluso a tocar su brazo y abdomen con las patas delanteras  dañe, podía oler su sangre ahora más y mejor que en mi forma humana. Oí y vi de nuevo como se movían sus labios y su gesto, pero igualmente pasiva seguía haciendo fuerza contra él pero  aunque costoso llego a dejarme a un lado con  fuerza, por suerte no caigo si no que derrapo  frenándome  con las cuatro patas sin apartar la mirada de él, viendo cómo se aleja, su huida es para mí incitación ahora.

Gruñido más fuerte y ladridos bruscos  diferentes en parte a los de un canino vulgar siguieron mientras comenzaba mi carrera tras él, no importaron los obstáculos que tuviera que saltar o esquivar. Era sorprendente que mis reflejos, mi velocidad de reacción aumentarán  por impulsos involuntarios por el  deseo de conseguir un trozo de mi presa. Mi parte humana lo desaprobaría también.

Seguí el rastro de su sangre que se me antoja por encima del resto de los olores que de nuevo se cruzan en el camino, aceleró la carrera, lo siento tan cerca que casi puedo masticar su carne, pero de repente hay un espacio pequeño, un salto que me desvía, haciéndome derrapar de forma similar a cuando  inicio su huida de mí. Seguí avanzado cuando detecte de nuevo su aroma, el viento estaba a mi favor y pude hilar entre los huecos su rastro, no me impidió atraparle y saltar sobre él de nuevo  y quizás con algo más de fuerza que acabe tumbándolo, más no fue suficiente como para mantener mi mirada ámbar clavada en esos ojos  que se oscurecen. De nuevo entre forcejeos y mordiscos al aire vuelve a escaparse de mis patas, vuelve a huir, no permitiré otra vez por lo que volví a tomar velocidad tras de él, podía oírse mi gruñir tras la maleza que queda a mis espaldas, introduciéndome en el núcleo del bosque. Ladré con fuerza para que supiera de mi presencia, que la búsqueda por su carne aún continua, esperaba que pronto le diera alcance pero esta vez la definitiva…



«Tantas cosas por decirte y tan pocas salen de mi boca.Deberías de aprender a leer mis ojos cuando te miro».— Frida Kahlo.

me:




Ariyne
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 172
Puntos : 134
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 04/05/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Moira Landvik el Mar Jun 28, 2016 7:12 am

La pelea terminó rápido. Entre la loba y Erlend se hicieron cargo de la mayoría de sus rivales, y el restó salió ahuyentado al ver que el vampiro no sería presa fácil ni se hallaba solo.
Estaba por marcharme del lugar, cuando vi que la loba se encaraba a Erlend, y bajo mi juicio, no era precisamente ganas de jugar lo que tenía. Me tensé en el caballo, preparándome para salir en su ayuda, más las palabras de Erlend llegaron antes de que mi acompañante y yo nos moviésemos ni un ápice.
- ¡ No la ataquéis, ella es mi prometida....!.- sus palabras se clavaron como en mí como afiladas estacas.
Fui incapaz de escuchar nada más; solo oía mi corazón destrozado ante lo que en aquel momento consideré una traición. ¿Cuánto tiempo llevaba ocultándome aquello? Pensé que eramos amigos, que nos contábamos las cosas..¿Cómo en apenas unos días había pasado de no estar con ella a prometerse?
Había sido una ilusa desde el principio, y me tenía merecido todo lo que me pasase al respecto. Mi mente y mi alma fueron entrando en un bucle de oscuridad, del que me costaría mucho salir, si es que lo conseguía.
Pero la culpa había sido mía; siempre me había ido bien no conociendo a las personas de mi alrededor..no confiando..
Erlend salió corriendo hacia el profundo bosque, mientras la loba salía detrás, tratando de alcanzarlo. Supuse que intentaría despistarla, pero....
- Vayamos a ayudarle.- dije con la voz pendiente de un hilo, mientras me giraba hacia mi nuevo acompañante.- Por mucho que sea su prometida, no deja de ser un licantropo.
Aquellas palabras abrasaron mi garganta como si de fuego se tratase..¿prometidos? Volvía a repetirme en mi cabeza.
Aquel sería el principio del fin; ayudaría a Erlend porque lo quería, porque no podía evitar quererle, más cuando estuviese a salvo, me marcharía de París. Era lo mejor para los dos. Él podría hacer un nuevo hogar con su prometida, y yo...pues yo me marcharía sin más.
Silbé a mi caballo, para que nos siguiese en el rescate y cerré los ojos...tratando de aguantar las lágrimas.



Moira Landvik
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 241
Puntos : 222
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 17/05/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Kyros Kierkegaard el Mar Jul 12, 2016 5:41 pm

¡Le daré esquinazo en el bosque!—su rugido quedó más que claro. El vampiro enarcó las cejas ante el suceso. Es decir, estaba completamente impresionado por la increíble química que tenía el otro inmortal con la licántropo. A decir verdad, tal vez sería un poco emocionante tener a tu prometida correteando por el bosque, intentando a cada zarpazo matarte. Entrecerró los ojos mientras los veía alejándose. No era mala idea. Incluso se veía divertido. Rió un poco ante la escena; su yegua pareció entender aquello, porque también relinchó de forma graciosa. Pero no todos se estaban divirtiendo.

Uhm—musitó, dudando. Era posible de que el otro vampiro fallara en su intento de aplacar a la bestia y todo se tornara un total descontrol. Pero contemplar esa posibilidad era una pérdida de tiempo: Kyros había sentido la fuerza que emanaba el aura de aquel inmortal. No sería sencillo arrancarle la garganta de un mordisco. Aún así, cerró los ojos, concentrándose en su imagen. No tardó mucho en visualizar la caza que le estaba dando la loba al vampiro. Vaya que le estaba dando pelea. Abrió los ojos de golpe y agitó las riendas fuertemente—¡Vamos, Sanya!

La yegua galopó  rápidamente, atravesando el bosque y siguiendo las huellas que la loba había dejado hundidas en la tierra. El Centinela tardó unos segundos en localizar a ambos, ya que se movían con mucha rapidez por entre los árboles. Pensó rápido en cómo podía detener a la licántropo: tendría que utilizar la fuerza sí o sí, tal vez lanzarse contra ella y disminuir la su velocidad lo suficiente para que el otro tratase de calmarla. No. Pésima idea. ¿Qué podría hacer? El tiempo se le acababa y se acercaban aún más…

¿Qué piensa hacer, madame?—preguntó sin rodeos, un poco agitado— No sé si sea una buena idea abalanzarnos.




People only see:
...what they are prepared to see:
I'm just a:

Kyros Kierkegaard
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 25/05/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Erlend Cannif el Miér Jul 13, 2016 3:48 am

Mi carrera serpeante pronto dio sus frutos y tomando impulso salte el muro que medio destrozado me llevaría a aquella mansión en ruinas que yo tan bien conocía. Refugio donde había ido en mas de una ocasión para pensar, meditar o simplemente beber una buena botella de Whisky sin ser molestado por las gentes de las tabernas y disfrutar así de mi ansiada soledad.
Ahora se me antojaba el sitio perfecto  para atrapar sin ser herida a aquella loba que pronto se convertiría en mi esposa.
Esperaba que en el lecho no pretendiera darme muerte como lo estaba haciendo ahora pensé divertido sin dejar de correr por el patio de armas sintiendo el aliento de la loba en mi nuca.
Resbale frente a la entrada posando mi mano en el suelo e impulsándome con rapidez para corriendo colarme en el interior de la vieja mansión de piedra gris, ocupada ya en gran parte por la propia naturaleza que poco a poco le iba ganado camino.
La loba se colo tras de mi, y ambos nos aventuramos estrepitosamente escaleras abajo hacia las mazmorras de aquel lugar abandonado de la mano de dios.
Atranque la puerta como pude, tratando de ganar un poco de tiempo mientras esta, con su lomo, la golpeaba con tal virulencia que pronto la haría ceder, no tenia tiempo de mucho mas, así que tome una de las cadenas que colgaban del lateral de una de las paredes y la prepare para poder atrapar su cuello.
Esa era mi única oportunidad, mas para colocárselo tenia que acercarse, algo que no se me antojaba nada complicado dado que su intención era matarme.
Un golpe seco venció la puerta mientras un gruñido inundaba la estancia, mostré mis colmillos desafiante.
Ojos ámbar contra ojos rojos, la decisión estaba tomada, sin mas tiempo para pensar mejores opciones, aferré las cadenas con mis manos esperando aquel ataque que no se hizo esperar.
Sus colmillos se hundieron en mi hombro desgarrando jirones de mi piel a su paso, mientras un gruñido de dolor escapo de mis labios, mas con certera destreza y haciendo caso omiso a sus fauces enrede la cadena alrededor de su cuello, cerrando el cepo al ajustarla lo suficiente.
Pude ver como se zarandeaba como un animal salvaje al sentirse apresada, como trataba de huir de su encierro mientras yo dejaba caer mi cuerpo exhausto y herido contra la pared de la mazmorra.
-Tranquila lobita -susurré -la noche va ha ser larga.
Lleve mi mano a mi hombro observando aquella profunda herida que de sobra sabia cicatrizaría lento pues un licantropo me la había causado, mas la verdad, había salido de otras peores, aquello para mi era meramente un rasguño. La primera marca de mi loba.


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Ariyne el Vie Jul 15, 2016 10:25 am



No me detuve en el rastreo, mi objetivo aún estaba por delante de mí, aumentando el ansia por morder su carne, de destrozarle eso es el impulso de mi instinto en esta forma. Ramas que crujen bajo mis zarpas, piedras que esquivo como así el zigzag de sus movimientos a los que cojo el fácilmente su patrón esta vez con rapidez, permitiéndome no perderme entre otros olores que arrastraba por mi cuenta debido a la velocidad que tomaba con mis patas con tal de que mi presa en ese día no se escapara de mis zarpas.

No tardo en dar con él, para cuando me di cuenta ya habíamos salido de la espesa maleza  para darnos de bruces contra una fortaleza que levanta frente a mis ojos ámbar, no reparo en los detalles pues me importaba el bocado que me llevaría a la boca, no como lo haría si fuera consciente ante la belleza que se camuflaba debajo de abundante follaje. Me cole tras de él, tras el muro, sin darle tregua a huir de mis fauces, tal era el ansia por agarrarlo que ambos acabamos precipitándonos escaleras abajo, escuchándose mi gruñidos a milímetros de su cara cuando aún quedaba por encima en aquellas vueltas. Cuando volví a reincorporarme sobre las cuatro patas, él había aprovechado para  huir, movimientos rápidos que le permitieron ocultarse tras una puerta que con fuerza embestía con el lomo para derribarla y acabar por fin.

¡Wouf,wouf!grrrr ¡wouf,wouf!… -,continué vociferando mientras insistía contra la puerta, poco a poco cedía hasta cuando casi me daba por vencida, la puerta cede en un último golpe, camino sobre ella, mostrando los dientes, gruñendo entre ladridos, sin apartar esos ojos fieros de un animal frente a su presa, ninguno de los cedimos ante la mira del otro. Ambos mostrando nuestras armas, colmillos diminutos en comparación a los que enseño con tal de achantar a Erlend, no viéndolo suficiente me impulsé sobre mis patas trasera para abalanzarme sobre él sin ningún tipo de miramientos, estaba tan obcecada en él que no vi venir su movimiento, aquellas cadenas que me rodearon el cuello, me revolví con brusquedad, no deje de ladra ni lanzar bocados al aire hasta que uno alcanzó su hombro, llevándome parte de su carne y sangre un mordisco que supo a poco y no llego a seguirles otros porque la cadena me aparta  lo suficiente como para que queden en el aire. No cesan los ladridos ante una boca que de nuevo se mueve para hablarme, me agitaba  e intentaba escapar de las cadenas, pero son fuertes, tanto que parecían hechas para mi fiera y la sujeción  por mi cuello tampoco me daba posibilidad alguna….



«Tantas cosas por decirte y tan pocas salen de mi boca.Deberías de aprender a leer mis ojos cuando te miro».— Frida Kahlo.

me:




Ariyne
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 172
Puntos : 134
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 04/05/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Moira Landvik el Vie Jul 15, 2016 12:45 pm

La tristeza fue dando paso a la rabia que se forjaba en mi interior, mientras aquel inmortal desconocido y yo cabalgábamos en la misma montura con un destino incierto, más agradecí su presencia, pues no creo que sola hubiese atinado a responder así. Me sentía traicionada por Erlend. No porque se hubiese comprometido, era libre de hacer lo que quisiese, sino por el hecho de no habérmelo contado antes y y por enterarme por accidente. Se supone que éramos amigos.

Cabalgamos a gran velocidad entre el frondoso bosque, tratando de no perder la pista del vampiro al que me daban ganas de estrangular con mis propias manos y que sin embargo iba tras él para ayudarlo, para intentar que su prometida no le diese caza. Tenía ironía el asunto.
Ambos iban rápido, pero mi acompañante consiguió alcanzarlos cuando a pocos metros observé una casa en ruinas donde Erlend consiguió darle esquinazo, escabulléndose entre las mismas. Me dio la impresión de que no era la primera vez que visitaba aquel lugar, pues sus movimientos eran rápidos y precisos; más la loba lo siguió sin más objetivo que hacer de él su cena.

Volví a escuchar la voz de mi acompañante; dudaba sobre nuestra actuación  al respecto, más yo no tenía duda alguna. Su voz me inspiraba serenidad, a pesar de la tensión del momento.

- Desmontemos aquí y veamos si Erlend nos necesita. Igual ha sido capaz de encargarse él solo de su prometida; en caso contrario, tres contra uno mejor que un cara a cara con la licántropa.- susurré con voz neutra.-

Sabía el motivo de mi persecución. No me perdonaría dejar a Erlend a su suerte, más trataría de inmiscuirme en sus asuntos lo mínimo posible. Bajé de la montura del inmortal casi dando un salto, cuando el animal todavía no se había detenido. En esos momentos llegó mi corcel, del que cogí las riendas y tocándole el hocico le dije que esperase. Erlend debería volver de alguna manera a casa.
Saqué una pequeña cerbatana de mi bolso, con varios dardos impregnados con mandrágora. Un par de impactos, quizás tres, y la loba caería en lo brazos de Morfeo sin presentar batalla. Y esperé la respuesta de aquel desconocido que en aquellos momentos era mi mayor apoyo.



Moira Landvik
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 241
Puntos : 222
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 17/05/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Kyros Kierkegaard el Lun Jul 25, 2016 1:27 pm

La fortaleza de las patas de su yegua permitía la velocidad con la que cabalgaban, y la belleza de ellas como pilares crisoelefantinos refulgía al rozar suavemente la hierba. El vampiro pudo vislumbrar una gran residencia en ruinas por entre los árboles y ladeo su trayecto para aparecer frente a la entrada. Temía la posibilidad de que alguno saliera herido; al parecer todos ellos se conocían y él era el verdadero intruso en tremendo ajetreo. Inspiró aire con vehemencia para lograr calmar toda aquella inquietud que dejaba la persecución; luego tiró una vez más de las riendas, pero esta con más fuerza y en un movimiento largo, para que su caballo se detuviese. Estaba en medio de la hazaña cuando descubrió que la vampiresa había desaparecido de la montura en un pestañear. Sonrió ante la acción y descendió sin prisa al detenerse su yegua.

Madame—comenzó, apresurándose para llegar a su altura, cuando un caballo blanco hizo su aparición, para luego encaminarse a la que sería su dueña—. Uhm, madame, debo comentarle que no seré de mucha utilidad si es que decide utilizar la fuerza para aplacar la ira de esa licántropo—. Su voz salió presurosa. Evitaba en lo posible despertar del todo sus sentidos sobrehumanos, porque aquello le daba unas ganas incontenibles de cazar. Aunque era capaz de controlar ese afán, luego de la persecución era como si se encontrara en el inicio hacia un progresivo impulso de cacería—. Debe entender que realmente no des…—se detuvo al ver como la vampiresa extraía un pequeño canuto, un arma a base de dardos. Se sorprendió al ver que al menos no era como la espada del otro o algún revólver. Eso podría solucionar su indecisión—. Dígame qué debo hacer…Puedo utilizar una cuerda o entregarme de cebo para que pueda disparar—masculló con total seriedad mientras entraba, sin prisa aún, a la mansión.

Estaba realmente desgastada por el paso del tiempo; oscura y húmeda. Podía oír los ladridos de la loba e incluso los forcejeos contra una cadena. Se concentró rápidamente en el otro vampiro: su panorama empedrado cubierto de polvo y telarañas en el techo se disipó para dar paso a uno aún más oscuro lleno de celdas. Vió una puerta y la mano del otro sobre una cadena, haciendo empuje sobre aquella entrada para evitar que la loba entrase. Estaba ganando tiempo—Están abajo...son mazmorras—dijo, sacudiendo levemente la cabeza para mitigar la visión. Había tenido dos siglos para perfeccionar aquella habilidad, además que Arzhael le había enseñado estrategias para asimilar la clarividencia con mayor rapidez.

No tardó en ubicar las escaleras, que estaban medio destrozadas tras el paso de ambos combatientes—Es por allá—señaló con la cabeza, mientras se encaminaba a ella con rapidez esta vez.




People only see:
...what they are prepared to see:
I'm just a:

Kyros Kierkegaard
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 47
Puntos : 39
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 25/05/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Moira Landvik el Sáb Jul 30, 2016 6:32 pm

El vampiro que me acompañaba desmontó sin prisa, y tras unos momentos de dudas sobre nuestro plan de rescate aceptó acompañarme dentro de aquella mansión en ruinas donde Erlend se había metido para resguardarse de la loba que amenazaba con descuartizarlo.
Entramos con premura en el interior, y cerré los ojos tratando de dejarme guiar por los sentidos.

Se oían unas cadenas de fondo, junto al aullido de la licántropa, que parecía enfurecida. Sin dudarlo, los sonidos provenían de una parte inferior de aquel lugar, donde por lo que pude notar,  no era la primera vez que Erlend había visitado. Su olor estaba por todas partes, pero no con la misma intensidad. Conocía aquel lugar, y quizás por ello había llevado a su prometida hasta allí.
"Prometida"; de nuevo esa palabra que me quemaba al pronunciarla.

- En las mazmorras..por allá.- dijo el inmortal que me acompañaba en aquellos momentos de tensión, sacándome de mis propios pensamientos envenenados.

Ambos salimos corriendo en dirección de unas escaleras que nos llevaron hasta la parte inferior de la mansión, donde el olor a la sangre de Erlend se hacía inconfundible. Estaba malherido y sangrando.
Seguimos buscando entre las mazmorras guiados por los aullidos de la loba, hasta llegar al lugar donde éstos se encontraban. La loba gruñía cabreada al verse presa por una cadena alrededor de su cuello, mientras Erlend se desangraba sentado con la espalda apoyada en una  pared próxima.
Cogí la cerbatana, y metiendo dos dardos, soplé con fuerza mientras apuntaba hacia la loba enfurecida. Vi los ojos de Erlend clavarse en mí con rabia mientras me acercaba a él para tratar de curarlo.

- Esos dardos no le harán nada a tu "prometida", pero no quiero convertirme en su cena si se suelta.- dije con cierto retintín en la voz, del que era consciente que Erlend se había percatado.- Como mucho caerá en los brazos de Morfeo mientras te ayudo con eso.

Me acerqué a Erlend tratando de no mirarle a los ojos; deseando que no me dijese nada, o no sabía si acabaría curándolo o clavándole yo misma una estaca. Me arrodillé ante él, buscando la herida que tan profusamente le sangraba. Estaba lleno de magulladuras, pero sin lugar a dudas la peor parte se la había llevado su hombro, donde la loba le había propiciado un buen mordisco.
Saqué de mi bolso el ungüento con raíz de azucena  y grasa de cerdo que usaba para ayudar a cicatrizar las heridas sin que se infectasen y preparé el vendaje que le colocaría después, y tras echarle un poco de alcohol para limpiar la suciedad de su piel, comencé a curarle en silencio. Necesitaba terminar allí sabiendo que estaba bien y marcharme cuanto antes; porque sabía que si me quedaba más tiempo del necesario acabaría diciéndole algo de lo que luego me arrepentiría, porque al fin y al cabo, él podía hacer con su vida lo que quisiese.



Moira Landvik
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 241
Puntos : 222
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 17/05/2016
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Erlend Cannif el Lun Ago 01, 2016 4:31 am

No tarde en oír a Moira y al desconocido del bosque llegar a las mazmorras donde por suerte ya había logrado controlar a la loba.
Aun así, nada mas entro Moira cerbatana en mano le lanzo unos dardos que pronto hicieron que mi prometida se derrumbara contra el frio suelo.
Fruncí el ceño mientras me alzaba con rapidez para enfrentar a mi amiga, que tampoco dudo muy molesta en salir a mi encuentro y como si leyera mis pensamientos algo que de sobra sabia que no podía hacer me advirtió de que solo la dejaría relajada hasta que el día la encontrara y mi prometida volviera a su forma habitual.
Me deje caer nuevamente con la espalda apoyada sobre la rugosa pared de las mazmorras buscando la mirada de la que hasta ahora había sido mi mejor amiga, y que ahora enfrascada en sus ungüentos y en mi herida guardaba sepulcral silencio.

Tome su mano forzándola a detenerse en tal empeño-
Lo siento -asegure tomando su mentón con la otra mano para forzarla a mirarme -no he encontrado el momento de confesarte que le había pedido matrimonio, ha sido tan reciente.

Acaricie con la yema de mis dedos su mejilla, entendía el daño que estaba haciéndole a esa mujer que significaba mas para mi de l oque ella creía, creo que incluso mas de lo que creía yo mismo.
-Entiendo que me odies, entiendo que pienses que me estoy precipitando, pero...llevo enamorado de Katherine mil años y no puedo dejar escapar la oportunidad de recuperarla ¿lo entiendes?

Tire de su mano para sentarla a mi lado y hundí mi cabeza entre su pelo posando mi nariz en su cuello, dejando  que me inundara aquel agradable olor que ya se había convertido en mi hogar
-Se lo que piensas, se que ahora mismo dirás que ella no es Katherine, que abra de una vez los malditos ojos, que solo amo su cuerpo mas no su espíritu y puede que así sea, pero necesito averiguar eso por mi mismo ¿lo entiendes¿? No puedo mirar atrás y no saber si hubiera podido o no ser feliz con ella, tengo derecho a intentarlo ¿no crees?

Cerré los ojos hablando contra su piel, sin poder dejar de acariciar su mano con la yema de la mía.
-Su vida es efímera Moira, la nuestra eterna, vive, disfruta, date la oportunidad de amar, quizás algún día sea nuestro momento, quizás algún día nuestros caminos se enlacen de nuevo y no solo como amigos, mas ahora, mi amistad y no otra cosa es todo cuanto puedo ofrecerte.

Abrí mis brazos para dejarla ir, a sabiendas que ese gesto era tan doloroso para mi como para ella.
-Adiós Moira


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:





Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 319
Puntos : 332
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1216
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Ariyne el Jue Ago 18, 2016 2:04 am


Ladridos y ojos de ese llamativo ámbar que adorna en una gruesa circunferencia alrededor de las pupilas, enseñando los dientes deseosos de probar su carne y no ese pequeño bocado que me supo a poco, tirando de la cadena aun sintiendo el daño que producía con el roce sobre mi grueso cuello que mantengo tirante con tal de mi ansiado  bocado.

Odiaba de sobremanera  mi actitud, mi instinto animal sin dejar espacio a  la reacción humana que dista de lo que ahora hacía, al menos hacia él,Erlend, mi prometido, mi vikingo inmortal al que no me perdonaría dañar hasta la muerte y en cambio con otros siquiera lloraría su perdida.

Pronto dejamos de ser solo dos, un  vampiro herido y yo aun insistente por mi parte de lograr escapar de esas fuertes ataduras, vuelvo la mirada, enfurecida, ladrándola sin descanso y avanzándome hacia ella donde las patas delanteras quedan en alza sin poder avanzar  mas de dos pasos por la limitación por las cadenas.

Dos pinchazos  certeros  en el cuello que parecían ser solo eso, hasta que comencé a sentir un cosquilleo que comienza desde el origen de los dardos y que va extendiéndose por todo mi cuerpo. Ladridos que  dejan de sonar  con la misma fuerza, quedando lo equivalente al ladrido de un cachorro cuando intenta  aprender a sonar como un adulto, bajo las patas que me pesan,no puedo controlar  ni mantener mi postura  a cuatro patas por que caigo de lado en el suelo.No oigo nada de mi alrededor a pesar de ver como sus labios  se mueven y como después sus pasos avanzan dejandome atrás, los parpados me pesan y por mas que intento mantenerme despierta,no lo logro y finalmente me quedo dormida, sin poder hacer nada, siendo envuelta por los efectos de lo que fuera aquello.



«Tantas cosas por decirte y tan pocas salen de mi boca.Deberías de aprender a leer mis ojos cuando te miro».— Frida Kahlo.

me:




Ariyne
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 172
Puntos : 134
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 04/05/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros y desencuentros (Moira, Kyros, Ariyne)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:11 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.