Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Nigromante & Vampiro: La primera confrontación | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nigromante & Vampiro: La primera confrontación | Privado

Mensaje por Stéfano Tiersen el Lun Jun 20, 2016 8:29 pm

The birth of darkness for lost love

La gracia, la calidez y el corazón bondadoso que poseía Stéfano había sido consumido por el hechizo invocado dos semanas atrás en el reencuentro con Lilith. Aquel ser que se encontraba habitando en el refugio de Lucciano ya no era el joven hechicero; ahora, convertido en un maligno espectro corrompido por la nigromancia y el poder que ejercía sobre las almas y algunos demonios se fortalecía en la espera del vampiro que lo liberaría de esa maldad o Stéfano creyó al invocar el hechizo.

Lucciano, ausente no era consciente del peligro que no solamente corría él, si no también la mujer que ambos, o al menos cuando existía Stéfano, amaban. El local del vampiro, los rincones secretos, el santuario y su lugar de descanso fue arrasado por la fuerza de los espectros que controlaba Saknet como se hizo llamar el ser que poseyó a Stéfano tras la ejecución del hechizo maldito. El refugio de Lucciano estaba plagado de las almas que se aferraron a él después de que éste bebiera de la sangre cuando estuvieron vivos. Por la cantidad distribuida Saknet sólo pudo deducir que se trataba de un vampiro antiguo, aquellos llamados hijos de los milenios, bebedores de sangre con habilidades poderosas y que seguramente Stéfano no hubiera podido confrontar sin la ayuda del espectro que en la playa destruyó o la invocación del hechizo que borró rastro de la existencia de Stéfano.

Con su poder, trajo a la no vida a los muertos de los alrededores, un pequeño ejército que había construído un trono puesto directamente hacía la entrada principal. Con poderosos hechizos selló el resto de entradas para que el vampiro estuviera forzado a usar la puerta principal y sólo esa. Sentado, Saknet aguardaba cubierto con una capa negra que ocultaba su cabello y la mitad de sus ojos verdes que brillaban como incandescentes y expulsaban una especie de fuego fatuo que se desplazaba a los costados desvaneciéndose antes de tocar las orejas, su rostro se tornó esquelético. Tenía el torso descubierto, musculoso y con un tono de piel gris, los brazos eran igual de musculosos pero la piel en éstos era más oscura, las manos estaban deformes, los dedos delgados crecieron y las uñas estaban largas siendo todavía más negras que la piel parecida al carbón. Llevaba puestas unas muñequeras de oro con siete metales que incrementaban el poder y a la vez producían un efecto de escudo para hechizos de brujas o cualquier ser mágico, de su cuello colgaba una piedra volcánica en forma de runa que protegía su torso desnudo, era como si llevara puesta una armadura invisible. Una cinta dorada dividía el pantalón negro y holgado, que con la capa era la única prenda de Saknet, pues sus pies consumidos y de un negro carbón estaban descalzos.

Saknet convirtió varias almas en fuego fatuo que se desplazaba por el oscuro lugar, de muros agrietados y suelo lleno de moho por los muertos que no dejaba descansar e iban de un lado a otro apestando el lugar. La sensibilidad en el cuerpo de Saknet no existía, no sentía dolor físico, los olores no le repugnaban y obtuvo una habilidad para ver en la oscuridad alimentándose de la energía de las almas. Aparentemente sólo él estaba sentado; empero, alrededor de él y de manera invisible un torbellino de almas lo protegían como una barrera mágica. Saknet no iba a caer en el defecto de sobrestimar a su rival, dos días atrás confrontó a una bebedora de sangre que ostentaba 3 mil años de edad, ni el poder mental con el que infrigía dolor o la manipulación mental doblegó a Saknet, del combate aprendió cosas y estaba seguro que Lucciano no iba a ser un problema, mucho menos si ella estaba presente.

Desde que se fue de su lado en la playa, Stéfano y posteriormente ya consumido por la oscuridad como Saknet tuvo conocimiento de ella, seguía en Francia según sus fuentes (espectros que habitaban en todo Paris), mas perdió la pista de ella al enfrentar a la hija de los milenios. Sin embargo, ella regresaría tarde o temprano. La pregunta era «¿quién de los dos llegaría primero?», ¿Lilith para encontrar el cadáver de Lucciano o viceversa? No importaba como fuera, Saknet no había sido creado para disfrutar del sufrimiento de Lucciano si lo primero que hacía era matar a Lilith, por ahora el único objetivo en aquel representante del nigromante corrompido era asesinar a Lucciano y accidentalmente liberar las almas que estaban atadas a él.

Stéfano quizá se pudo haber preguntado si Lilith, después de haber escuchado y visto a los espectros y almas malditas que pertenecían a Lucciano luego de que éste bebiera de ellas cuando vivían como humanos, había desistido de su ingenuidad de vivir por siempre como un vampiro. Mas esas cuestiones también habían desaparecido.


________________________________________________________________________________



The love never end:

Stéfano Tiersen
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 30
Puntos : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nigromante & Vampiro: La primera confrontación | Privado

Mensaje por Lilith O'Hara el Jue Jul 28, 2016 7:42 pm

Había pasado una semana y media desde aquel momento en el que rechacé una vez mas a Lucciano y le había contado de la existencia de aquel viejo amor el cual había regresado días más atrás a confundirlo todo dentro de mi cabeza. Había estado a punto de ser una inmortal y cumplir lo que por tantos años había anhelado, el vampiro me lo había ofrecido junto a su corazón sin pedirme nadamas a cambio pero, la voz de Stefano reclamándome por mis deseos a la inmortalidad había retumbado sobre mi cabeza en ese momento.

Antes de abandonarlo en la playa aquél día, lo había visto llenarse de odio y jurando asesinar a Lucciano antes de que pudiera convertirme pero yo sabía que eso tan solo lograría que se maldijiese mas a si mismo y por el bien de los 3 no se lo permitiría. De alguna forma yo me sentía ciegamente convencida de que todo ese odio por él y también hacia mi tan sólo era el reflejo de la impotencia al no poder encontrar a su hermana arrebatada por esos sanguinarios condenados y por sentirme perdida entre las criaturas que habían asesinado a su propia familia, en el fondo sabía que aún existia una forma para recuperar el alma de aquel brujo perdido entre la peor de las mágias, lo unico que habia que hacer era ayudarlo a encontrar a su hermana para que reaccionara.

No lo dejaría solo, estaba convencida de ayudarle en su busqueda a pesar de tener que aplazar un poco mas la converción a la cual ya me había decidido, desgraciadamente el hombre con el que había estado viviendo desde hace un año no podía entenderlo, para Lucciano lo único que habia pasado era que yo lo había rechazado nuevamente y sin saber las verdaderas razones las cuales amenazaban la vida de ambos.

Desde que mi cuerpo había sido limpiado de su ponzoña y por fin el vampiro salió de adentro de mi mente que no se aparecia cerca de mi cuarto ni siquiera para saber cómo me encontraba, tampoco permitía  que la servidumbre me hablara o contestara las preguntas acerca de el, no podía saber si Lucciano se había ido de viaje nuevamente o simplemente estaba en casa y no quería verme. Habia sido como si estuviera sola... era tan deprimente.

En más de una ocasión había visto a las mucamas que entraban a cuidarme llenas de terror o con la cara bañada entre lágrimas pero ni una se atrevía a decirme que era lo que pasaba, también varias veces había notado que faltaba alguna y me la habían cambiado sin previo aviso, cuando les preguntaba me hacían sentir como un fantasma invisible o una pared a la que nadie notaba, nadie me dirigía la palabra excepto para cuidarme y llevarme comida.

Los días habían pasado muy lento o por lo menos eso me hacían sentir al estar ahí encerrada.
¡Pero que tontería era aquella! Lucciano perfectamente sabía lo mucho que me molestaba que me mantuviera encarcelada y que siempre estaría buscando la forma de escapar, le habia dicho claramente que por el momento no podía mantenerme viviendo en su masión pero el por otra parte no lo entendió. Mis fuerzas estaban recuperadas por completo y el estado anémico en el que al principio me encontraba había desaparecido... ¿Y si me iba ahora mismo?

No lo pensé dos veces, decidí levantarme de la cama para alistar mis objetos personales aunque debido a que habia estado recuperandome en la habitación del vampiro no tenia nada de lo que me pertenecía en ese lugar. A falta de mi propia ropa decidí aventurarme dentro del closet de Lucciano para encontrar algo para cubrirme y no salir en camisón a plena luz de la luna.

-Lo siento mucho... -susurré mientras acariciaba alguno de sus trajes y elegí el mas pequeño y ligero.

Naturalmente aquellos ropajes me habian quedado grandes, pero cualquier cosa habia sido mejor a salir semidesnuda a las calles, después conseguiría algo mas apropiado para usar afuera.

Esculqué entré los cajones de su escritorio para buscar papel, tinta y así poderle dejar una nota.

"Él es importante para mí también y le he hecho una promesa que tengo que ir a cumplir...
Lo siento mucho, pero por todo el amor que te tengo... Te juro que volveré.
Lilith."

Una nota demasiado breve pero que al mismo tiempo revelaba todo, los sentimientos que habia estado reprimiendo ahora mismo me sobrepasaban, además de que temía que quizá aquel hombre que habia abandonado en la playa siguiera enojado y no me dejara volver con vida... pero mi esperanza era mas fuerte, lograría tranquilizarlo y de no lograrlo ni Lucciano ni ninguna otra persona tendría que pagar los platos rotos... o por lo menos moriria en el intento.

Espere a que llegara la media noche y en cuanto ya no escuché nada del otro lado de la puerta hice algunas maniobras con una navaja que me habia encontrado en los cajones entre otros alambres. Después de varios minutos habia resultado triunfadora en mi batalla contra el seguro de la puerta para abrirla y proceder directo a la fuga. Al caminar entre el pasillo buscando las escaleras pensé que aquello había sido demasiado fácil... lo cual ya era extraño, Lucciano siempre había logrado encontrarme en otras ocasiones que habia intentado esconderme de él.

Me escabullí hasta las escaleras de manera silenciosa, pero esto no duró mucho ya que frente a mi se atravesaron extrañas figuras deformes similares a las que Stéfano me había mostrado en la playa. Gemí asustada, pero de inmediato tapé mi boca para no crear mucho ruido... aquellos fantasmas agonizaban a gritos, mas ese no era lo que me habia ocasionado terror.

-Tu... -susurré aterrada. Algunos de aquellos seres obscuros, semitransparentes y agonizantes tenían rostros conocidos, todos mujeres y sin duda alguna en algun momento me habian atendido mientras me encontraba debil por la anemia. Estaba segura de que a algunas de ellos ya las había visto varias veces... era la servidumbre que a través de estos días había desaparecido y nadie me había querido decir nada.

En ese momento entendí que estaban muertos y no era deificil adivinar como habian terminado de aquella forma. Pero, ¿Como era que los estaba viendo?, ¿Quien los habia invocado?



“Prendimos la llama por el final...”



Que haces... Cuando tu primer amor al que creíste muerto ¿regresa?
Él... está vivo.:






Lilith O'Hara
Prostituta Clase Baja
Prostituta Clase Baja

Mensajes : 271
Puntos : 251
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 14/04/2014
Edad : 23
Localización : Mansión de Lucciano Vecchio

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario http://kisstherainandthestars.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.