Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA THE BOND OF THE BLOOD - PARTICIPAN DRAKE ENDE Y JOSSETTE LOUVRE. LA LLAVE - PARTICIPAN POSEIDÓN Y CRYSANTHE KASTAROS. EL CAOS VISTE DE GUERRA - PARTICIPAN ORN, DRITTSEKK, BRÖKK TOLLAK, SOLEIL, KATTRINA. NOCHE DE HALLOWEEN - PARTICIPAN VLADIMIR ROMANOVS y MAGGIE CRAIG.




Espacios libres: 17/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 30/07/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» Orchid. {priv.Corbin}
Hoy a las 7:45 am por Corbin Lockwood

» En busca de... // Privado - Ryuu
Hoy a las 7:02 am por Aneu Chandler Arkensow

» Time out. {priv. Aletheia}
Hoy a las 6:54 am por Anaé Boissieu

» Respuestas // Privado
Hoy a las 5:07 am por Storm

» Vann stein (privado)
Hoy a las 4:21 am por Lund

» Dark Road to Arizona. [Ruta 66~2017]. (priv)
Hoy a las 4:00 am por Höor Cannif

» A prueba de muerte | Privado
Hoy a las 3:29 am por Agnar Jorvik

» Sin luna[Libre]
Hoy a las 2:04 am por Sylvana Di Angelo

» A suspicious job (Calliope)
Hoy a las 1:54 am por Soren Kaarkarogf



Retazos de lo que otrora fue una vida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Retazos de lo que otrora fue una vida

Mensaje por Gyda el Sáb Jul 09, 2016 7:16 am


Año 643 a.C

Para todo hay un final… y un comienzo

La nieve le quemaba el rostro. El riachuelo junto al que la dejó había dejado de sonar hacía tiempo, congelado debido al anochecer que se cernía sobre la tierra. Sabía que iba a morir, lo sentía muy dentro de ella. Quizá fuera lo mejor. ¿Cuántos tiempo más podría aguantar junto a aquel hombre? El miedo se había vuelto parte de su vida tanto como el respirar; incluso dormida sentía el cuerpo tenso y en alerta, esperando su llegada. Los gritos y los golpes en aquella cabaña solitaria se perdían entre los árboles, dejándola, como siempre, sola. Luego él se marchaba y llegaba la calma, una tranquilidad efímera e irreal, puesto que, a su vuelta, todo volvía a empezar.

El frío ayudaba a calmar el dolor que sentía en el pecho al tomar aire, pero, a su vez, la sumía en una inquieta calma que la iba apagando poco a poco. Por un momento intentó levantarse, echar a andar y marcharse a casa de nuevo. Hizo incluso un amago apoyando las manos sobre el terreno, pero los brazos no respondían a sus deseos. Los ojos seguían abiertos, pero poco se podía ver ya. La luz bajaba a la misma velocidad a la que se esfumaba su vida y los primeros aullidos llegaban hasta sus oídos. El crujir de la nieve tras ella, un hocico rastreando el suelo en busca de algo que comer. Cerró los ojos intentando acabar con todo de una vez, pero no parecía que el destino estuviera dispuesto a concederle ese honor.


Cuando abrió los ojos la luz no había cambiado demasiado, pero si el lugar donde se encontraba. Estaba cubierta con una gruesa manta y arropada por multitud de almohadones, con un calor agradable proveniente de la chimenea que había a su izquierda. A la derecha, grandes ventanas mostraban el mundo exterior, completamente blanco y muy frío. Se incorporó en la cama y sintió que el dolor estaba remitiendo. Podía moverse, podía respirar sin morir en el intento. «¿Dónde estoy?», se preguntaba. «¿Habré muerto?». Miró a su alrededor: no había rastro de ningún otro ser vivo con ella. Se sentía inquieta, pero curiosa al mismo tiempo.

Se levantó y se acercó hacia las ventanas. Posó las yemas de los dedos sobre el cristal, sintiendo el frío, y miró a través: el sol estaba oculto casi en su totalidad, tiñendo el mundo de color rojo. La imagen era sobrecogedora, hermosa. Un mundo que parecía virgen e inmaculado, esperando a que alguien lo descubriera por primera vez.

—Has despertado —dijo una profunda voz tras ella.

Se giró, sobresaltada, y fue cuando le vio. Estaba semioculto en las sombras de la habitación sin moverse de su lugar. La luz disminuía en el exterior y, cuando el último rayo se ocultó tras las montañas, el hombre dio el primer paso hacia ella. Por cada paso del hombre, la joven daba otro hacia atrás hasta que chocó contra la ventana.

—¿Quién eres? —preguntó, pegándose más al cristal—. ¿Dónde estoy?

Se había acercado tanto que al fin pudo verle el rostro. Tenía la piel pálida, unos ojos penetrantes y un aspecto imponente. Sonrió ante sus preguntas, mostrando así los colmillos, puntiagudos y terroríficos. Gyda tragó la poca saliva que le quedaba.

—Eso no importa —contestó la bestia—. Ahora estás a salvo.



Spoiler:
avatar
Gyda
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 63
Puntos : 72
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Retazos de lo que otrora fue una vida

Mensaje por Gyda el Lun Ene 23, 2017 4:13 pm


Año 640 a.C

Chapoteó en el agua de la bañera de latón jugueteando con la espuma del jabón que flotaba en la superficie. Hacía alrededor de un mes que había llegado a aquella casa que nada tenía que ver con la que había habitado hasta ese momento. El cuarto de baño donde se encontraba eran más grande que la chabola donde había malvivido con aquel desgraciado, y sólo su habitación tenía el tamaño suficiente para considerarse una casa de tamaño mediano. Recostó la espalda contra el borde redondeado y posó los brazos unos segundos antes de decidirse a salir del agua. Los dedos arrugados eran testigos fieles del tiempo que había pasado a remojo. Y es que todos sus baños eran tan largos que el agua se enfriaba con ella dentro.

Se secó con una toalla suave y se vistió con el vestido que le habían preparado las doncellas de la casa. Después salió a la habitación y se sentó en el sillón junto a la ventana, como cada tarde, a esperarle. El sol estaba a punto de esconderse y su pulso se aceleró ante lo que sabía que vendría. En cuanto el último rayo de luz se escondiese, empezaría a escuchar los pasos en el pasillo. Después vendría el chirrido de la puerta, el crujir del suelo de la habitación y su voz grave dándole sus buenos días.

En eso pensaba cuando el sonido de la puerta la sacó de su ensimismamiento. Se levantó como un resorte y se alisó el vestido, dejando las manos juntas a la altura del vientre.

—Buenas noches, Gyda —le saludó él.
—Buenas noches —contestó ella, con la mirada fija en el suelo.

¿Qué sería aquella vez? ¿Saldrían a pasear, como la primera noche? ¿O tendrían al fin una cena en la que él comería algo? Gyda no era tonta, y se dio cuenta de que aquel hombre no se alimentaba a la vez que ella. Sólo le veía por las noches, mientras que los días los pasaba sola, en su habitación o en los jardines.

—Ven. Acompáñame.

No se opuso, aunque tampoco hubiera podido. Aquella voz era imponente y dictatorial, imposible de desobedecer.

Le dio la mano y le siguió por el pasillo hasta la terraza. Una brisa suave le erizó el vello, a lo que se le sumó el tacto suave de sus dedos sobre su barbilla. Le obligó a girar el rostro con tranquilidad, como si no tuviera prisa. Él, en realidad, no tenía ninguna.

—No te muevas —susurró contra sus labios—. Déjame hacer algo... contigo.

Gyda se quedó quieta, como una estatua, y por primera vez le vio cenar. De ella.



Spoiler:
avatar
Gyda
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 63
Puntos : 72
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 18/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.