Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Un brillo de esperanza [privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Dallarth el Dom Jul 17, 2016 6:07 pm



Un brillo de esperanza.....

Dallarth.

Un nombre que muy pocos recordaban y que muchos ocultaban saber. Cartas le llegaban a la cobija que se había fabricado con telas de varias formas y colores, situadas bajo las copas de los enormes árboles que el bosque francés poseía. Era tal la belleza que el Transilvano no dudo en instalarse bajo la belleza de la fauna salvaje.

Siempre despertaba rodeado entre tanta belleza. Su aseo constaba siempre de baños congelantes en los lagos de Francia, con mucha suerte conseguía un baño caliente en algún refugio del que su recompensa pudiera costearse por sí solo o alguna dama de clase media le otorgaba el baño ella misma y con eso se iba después de nuevo a dormir bajo las estrellas en su pequeña improvisada tienda de campaña.

Esta semana no había recibido ningún encargo por parte de alguna familia que precisara de sus necesidades de pintor y su estómago no hacía más que rugirle al despertar hasta que satisfactoriamente conseguía algo que llevarse a la boca. En cambio, solamente tenía unas pocas monedas en su bolsillo ajado que por sí solo aprendió a coser. Han sido tantas las personas que ha conocido que algunas le enseñaron cosas que él mismo ni se molestó en aprender. Se había cosido el bolsillo y con suerte ya no perdía más monedas, pero ni con ello le llegaba para un bollo recién horneado.

En la mañana se despertaba de mal humor, y esta misma mañana no era la excepción. Estaba convencido de que las mismas personas le encontrarían para reajustar cuentas de las que él mismo desconoce, tendría que moverse de sitio y así seguir perdiendo el tiempo buscando personas que le dejaran trabajar tranquilo. Estaba cansado mentalmente de todo. Quería que cambiara las cosas a mejor, que esa niña pequeña de sus pesadillas dejara de encontrarse con él todas las noches, quería cosas que amar o simplemente lo que quería era respuestas a sus miles de preguntas que están en el aire.

- Uff…-Resoplo un hombre cansado de seguir la misma rutina, un hombre que espera que algo cambiara en su vida o al menos que pudiera decir “Bueno, ha merecido levantarse esta mañana” Días e incluso años piensa que ha luchado por una causa que desconoce y que el mismo destino no quiere que recuerde.


CODE BY @RIELY



Dallarth
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 13
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 11/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Amber Bellard el Dom Jul 17, 2016 7:26 pm



Un brillo de esperanza.....


Había decidido ayudar a su doncella, la joven había quedado en encontrarse con cierto caballero en la plaza Tertre, y como era de esperar, Amber, se propuso ayudarla, así con la escusa que debían hacer algunas compras y terminar la tarde en la modista, salió muy temprano junto a la doncella, para realizar aquellas tareas.

Por discreción, no usaron el carruaje familiar, vehículo que siempre estaba a disposición de la joven Bellard, sino que decidieron usar uno de alquiler. Pronto consiguieron uno y subiendo al coche, emprendieron el viaje al centro de la ciudad. En una media hora estuvieron en la plaza Tertre. Como habían acordado, el joven, un sirviente del palacio, las estaba esperando. Amber miró para otro lado mientras sonreía al ver la forma en que se abrazar y besaron, como si llevaran tiempo sin verse. Los enamorados le agradecieron su silencio y ayuda para tan hermoso encuentro, irían a pedir una fecha de matrimonio a una pequeña iglesia que se encontraba a varias cuadras. - ve con cuidado, pro no te olvides que a las siete de la tarde, debemos encontrarnos aquí para volver las dos a casa - le recordó, - a esa hora estaré en el café de las flores, me buscaras y nadie se enterará de nuestra pequeña incursión - sonrió contenta por su plan, largamente planeado.

Cuando quedó sola, se dispuso ha realizar algunas compras, paseó por diferentes negocios de vestimenta, pero no encontró nada que le gustara, luego eligió una corbata para su padre, ademas de una camisa, un pantalón y zapatos, se había acordado que pronto sería el cumpleaños de su padre y no le había comprado nada. Dejó todo pagado y con la dirección de la casa, aunque apartó para llevar, un pequeño paquete con unos guantes de cabritilla, para hombre, ese presente se lo entregaría en mano. Se dispuso a tomar el almuerzo, pues había salido tan apurada que apenas si había comido una manzana, así que moría de hambre.


Camino al restaurante, pasó por una tienda para artistas y se quedó prendada por unos lapices que estaban en el escaparate. No lo pensó dos veces entró y compro los lapices y unas pequeña agenda de viaje, como las que viera user a los escritores y a los artistas viajeros. cargando su tesoro, se dispuso seguir su camino, mas apenas hacer unas calles, llegando a una zona donde los artistas callejeros solían utilizar para vender sus obras, o músicos tocar sus instrumentos, se quedó absorta en un hombre que dibujaba. Se acercó a él, con una reverencia cual si fuera un artista del Louvre y dejó que sus orbes se deleitaran con su obra.


CODE BY @RIELY



Amber Bellard
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 69
Puntos : 44
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Dallarth el Dom Jul 17, 2016 7:53 pm



Un brillo de esperanza.....

Limpiar el veneno de su envenenada piel le resultaría como estar dentro de un castillo frágil de cristal, como si estuviera a punto de romperse, esperando a alguien que lo viera como era en realidad, pero una mujer, no tendría ni 18 años siquiera – Chiquilla – Se dijo para sí, poco audible para que solamente aquel pensamiento en alto estuviera solamente con sí mismo y no ser juzgado por la muchacha que le observaba con cierta determinación, pero le observaba con tanta firmeza que ya su pulso no se concentraba en el trazado del lienzo.

Incomodidad.

- ¡Agh! –Una imagen fuerte vino a su mente como el azote del recuerdo olvidado – Irin….-Susurro para sí mismo. Un nombre y un recuerdo que sabía amargo en su paladar. Su caballete se había desplomado y montado un espectáculo en el suelo, su carboncillo se había roto por la mitad y su lienzo estaba emborronado por la suciedad de las calles, pero él…estaba repentinamente sudando y con el corazón acelerado. Sus manos ásperas estaban agrietadas, pero temía lo peor. Temió lo peor porque por culpa de su torpeza sutil, había manchado el bajo del bonito vestido de la única persona que le había mirado fascinada, la muchacha que le miraba con firmeza, con unas bonitas facciones y cabello bien ondulado.

- No debería de estar por estos lares Madame –Dijo con brusquedad. No quería que una persona de aspecto adinerado sufriera algo por su culpa, no quería que sufriera algún problema grave y que encima tuvieran que echarle la culpa. Ya tenía suficiente preocupaciones, ya tenía motivos para poder alejarse de todos un buen tiempo, pero como siempre, la suerte casi nunca estaba de su parte. Él y sus pesadillas, ahora la imagen de una mujer similar a la belleza de la misma muchacha que lo miraba y había manchado su vestido. Se veía de un momento a otro envuelto en una celda. De todas maneras viviría bajo un techo de piedra. Viviría al menos en cuatro paredes de muros bloqueando el duro frio del invierno, pero ahora hacía calor así que en parte agradecía estar en una tienda de tela.



CODE BY @RIELY



Dallarth
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 13
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 11/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Amber Bellard el Lun Jul 18, 2016 5:23 pm



Un brillo de esperanza.....


Estaba realmente apenada, no había sido su intención molestarle, pero al parecer lo había hecho, pues el artista distrajo su atención, y  su lienzo, materiales, rodaron estrepitosamente al suelo. El atril cayó a los pies de Amber, haciendo que se asustara y de sus labios saliera un pequeño grito, avergonzada se disculpó con un  tímido perdón.

Instintivamente se acuclilló, dejando sus paquetes a un lado para ayudarle a levantar la obra, que tomó en sus manos, la contempló  y no pudo mas que admirar su trabajo, que a pesar de estar arruinado por algunas manchas de barro, seguía siendo bella - es hermoso - dijo aun con sus ojos fijos en el dibujo. Extendió sus manos cargando con cuidado le trabajo, como si se tratase de un objeto de sumo valor. Mientras devolvía la obra, negó con un gesto de su cabeza, - no, no se preocupe, no creo que nadie se fije en una simple... institutriz - mintió, ¿porque lo había hecho? tal vez porque no quería parecer una niña caprichosa, tal vez porque quería demostrar que podía cuidarse sola, o simplemente porque fue lo primero que salió de su boca sin pensar.

Sonrió un tanto nerviosa, pues no le gustaba mentir, mas ya estaba hecho. Aun tenia en sus manos el lienzo, aunque el artista lo había tomado del otro lado, no lo soltaba, sonrió como una tonta, o por lo menos lo pensó, pues aquellos ojos le provocaron cosquillas en el estomago. Soltó presurosa el lienzo, mientras volvía a acomodar un mechón de su cabello que se había soltado de su sencillo peinado. No podía dejar de pensar que había sido su culpa el hecho de que el trabajo terminara emborronado, a lo que pensó en comprarlo, pero si lo hacía, ¿no quedaría evidente que no era de clase media? no supo como hacer, para pagar el desastre que había cometido por molestar en su trabajo al pintor.

Volvió a inclinarse para tomar sus paquetes que habían quedado en el suelo, y al levantarse, tenía una decisión tomada, aunque no sabía si el hombre lo aceptaría. Le contempló por un segundo antes de hablar, - disculpe, sé que su obra se arruinó por mi culpa, le he interrumpido su concentración y acabé destrozando su creación - tragó saliva, porque no sabía como lo iba a tomar, ademas porque no sería algo muy común en una joven, pero si no se lo preguntaba se quedaría con las dudas. Volvió a mirarle a los ojos, grises con tintes azules, tan bellos como el mismo cielo de París, - ¿me permitiría comprárselo? no me ha quedado mucho tras las compras, pero podría intentar pagar una parte y luego otra - dijo con la voz que se iba haciendo menos audible, mientras su piel se volvía de un rojo mas encendido.



CODE BY @RIELY



Amber Bellard
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 69
Puntos : 44
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Dallarth el Lun Jul 18, 2016 5:45 pm



Un brillo de esperanza.....


Dallarth masculló algo entre tanto titubeo de la joven. Según las palabras de la dicha, era institutriz. Otro día que no se llevaría comida a la boda, otro día que siempre estaban con promesas que quien sabe si las iba a cumplir. Abruptamente cogió el lienzo entre sus manos, prefirió disculparse pero ya el segundo de disculpa paso rápido, perdiendo la oportunidad, ya daba igual, no lo haría. Le dijo que nadie se fijaría en ella y él como estúpido principiante tenía el escote del vestido delante de sus narices, algo inevitable para la vista, cosa que su mente seca y solitaria solo imaginaba algo, acabando con una incomodidad bajo sus pantalones.

Tosió con cierto desdén, apartando a la joven para que diera unos pasos hacia atrás, alejándola de sí mismo, no quería que a pesar de ser una institutriz –cosa que dudaba con la calidad de la tela del vestido – le miraran de pervertido y encima comenzaran a lanzarle piedras por cualquier parte que pudiera él andar. Ya su vida se acabaría. Si estaba realmente perdido, se perdería aún más. No, no quería estar cerca de la muchacha bonita y dulce que encima le brindaba una promesa de pagarle, pero ¿Lo haría realmente?

- Parece que siempre es igual – Comenzó a decir – Es una bonita promesa que no alimentará mi cuerpo ni mi alma señorita – Termino por decir, aclarando que por muchas promesas de que si le iba a pagar o no, eso no acabaría llenando su estómago vacío de hacía varios días aunque haya tomado trozos de pan o algún que otro plato caliente en los comedores de Paris – No debe rodearse entre gente que no dudaría en robarla, incluso el alma si con ello sacaran algo de provecho – Murmuro esta vez estando cerca del oído de la joven la cual ahora cayó en la cuenta, desconocía su nombre. Tan cerca estaba ahora de la joven, que su corazón estaba acelerado. Teniendo en cuenta su edad sabía que bien podría ser el padre de la joven, pero nuevamente aquel escote y delantera ahora estaban a milímetros de su torso, rozándose con su camisa desteñida y con algún otro parche.


CODE BY @RIELY



Dallarth
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 13
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 11/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Amber Bellard el Lun Jul 18, 2016 6:27 pm



Un brillo de esperanza.....

-No he dicho que no le fuera a pagar - dijo con un dejo de reproche - cuando doy mi palabra la cumplo - terminó su frase, mientras le miraba con un poco de rencor, - no me conoce, pues de hacerlo sabría que jamás doy mi palabra en vano - cruzó los brazos sobre su pecho, sin darse cuenta que así los apretaba aún mas, haciéndolos mas generosos de lo que eran naturalmente.

Fue en ese momento cuando se dio cuenta que no le había dicho su nombre, sus piró, dejando salir la frustración de su pecho, - por cierto me llamo Amber... - iba a decirle su apellido, pero temió que pudiera conocer el apellido y sacar alguna conclusión, descubriendo su mentira. Había extendido su mano, para que él tambien se presentara. Mas no esperó que él respondiera, - y le aseguro que se lo pagaré... -, en ese momento su estomago hizo ruido, había desayunado tan poco, ademas de caminar por tantas calles y negocios, que a esa hora ya moría de hambre, - bueno, morir de hambre... no - caviló pensando en lo que el hombre acababa de expresar, él si podía decirse que no comía seguido, en cambio a ella, jamas le había faltado nada, por lo que se sintió doblemente avergonzada al escuchar su propio estomago reprochando por alimento. Bajó entonces sus manos al estomago, liberando la presión en sus pechos y dejándolos aún mas visibles, inconsciente de lo que un hombre pudiera experimentar en su cuerpo al contemplar unas curvas generosas y virginales. - disculpe - dijo al ver la expresión en el rostro de su interlocutor, - creo que somos dos, a los que nos vendría bien un buen plato de comida... - sonrió, volviéndose a sonrojar - déjeme que de alguna forma comience a pagar mi deuda -.


CODE BY @RIELY



Amber Bellard
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 69
Puntos : 44
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Dallarth el Mar Jul 19, 2016 11:47 am



Un brillo de esperanza.....

No dijo nada pues lo primero que hizo fue recogerlo todo y empaquetarlo para poder mantenerlo consigo mismo. Se quedó de pie frente a Amber sujetando una bolsa de viaje que parecía llevar todo su material de trabajo. Esperando estaba que le sacaba a la pobre muchacha una cabeza y media – Espero que sea un plato con condimentos Espetó como única petición que se le pudiera conceder a un hombre sin apenas recursos para llevarse comida a la boca. Notó como las demás personas se fijaban en ambos, pero ya era costumbre de que mujeres se le acercaran a dejar una limosna por sus bellos trabajos sobre el lienzo, tampoco es que fuese un da Vinci, pero se le daba bien lo de pintar.


Comenzaron a andar por algunas calles de París, la verdad que la escuchaba preguntar o hablar de varias cosas pero Dallarth solamente estaba diciendo monosílabos hasta que se veía completamente imbécil por lo que opto por solo asentir y murmurar con la boca cerrada. Debía de estar incomodando a Amber o simplemente aburriéndola porque él mismo no quería meter la pata con sus palabras u algo que pudiera hacerla sentir incomoda de verdad.

– Me hago llamar Dallarth –Dijo algo para romper él mismo su coraza de hielo. Dicen que cuando una persona dice su nombre ya estas comienzan a tener una unión invisible que puede fortalecerse o simplemente desaparecer en el aire. Dijo su nombre después de haber estado callado mientras escuchaba a Amber hablar a diestro y siniestro – Sí, claro –Dijo con aire seco. Aún no parecía soltarse de momento. Lo mismo es que aún no veía el momento idóneo para ello.

-¡Cuidado! –Sujeto la cintura avispada de Amber contra su cuerpo antes de que la muchacha terminara en el barro de los adoquines que formaban el suelo que pisaban. Al parecer un niño corría detrás de una pelota que se había escapado, pero Dallarth ahora estaba sujetando con firmeza su mirada contra la de Amber, afianzando el agarre de su cintura, sus labios inminentemente se secaron a la necesidad de saciarse con los labios jugosos de la joven que sujetaba.

– Cuanto quiero probar esos labios….-Susurro para sí mismo pero no captó que lo había dicho en alto y para su maldición, lo habría escuchado Amber a quien aún sujetaba por la cintura – Digo, lo lamento, me excedí….-La soltó lentamente para darse la vuelta y rascarse el pelo, echárselo hacia atrás e intentar calmar las pulsaciones aceleradas de su corazón traicionero.


CODE BY @RIELY



Dallarth
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 13
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 11/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Amber Bellard el Mar Jul 19, 2016 5:58 pm



Un brillo de esperanza.....


Sonrió feliz al ver como juntaba sus cosas, guardándolas en un morral, Amber pensó que era tan grande como era aquel hombre, pues al pararse a su lado, se dio cuenta que le sacaba mas de una cabeza, Elevó su mirada para contemplarle y no escondió su sonrisa cálida, estaba tan contenta que apenas comenzaron a caminar, no paró  de preguntar y contarle cosas, referentes a la pintura, a su trabajo y así hicieron varias calles. Escuchándole decir monosílabos, pero que para ella eran muy importantes, ¿porque lo era? aún no lo sabía, pero había algo en ese hombre que le provocaba seguridad, como si fuera parte de si vida, desde hacía mucho tiempo.

Había pensado en donde llevarlo a comer, primero pensó en el restaurante del Hotel Des Arene, pero aunque era un excelente lugar, ¿como lo podría llevar? allí acudían muchos amigos de su padre, ¿que pasaría si la reconocían? toda la mentira de ser una simple institutriz, caería. Ademas que su padre la enviaría a un colegio extranjero, de saber que estaba por comer con un hombre al que solo conocía su nombre y que pintaba en las calles, con sus ropas limpias, pero remendadas, mostrando a todas luces la diferencias de clases sociales entre los dos. Miró un segundo su falda y comprendió que su mentira había sido muy ingenua, ¿quien podría tragarse lo de ser institutriz con ese vestido? se reprendió al pensar que debería haber usado un traje mas sencillo, pero la verdad era que aquella salida había sido para ayudar a su doncella, no para ser ella el centro de atención. Intentó no pensar en ello y recordar alguna fonda decente para ir a comer, ese plato bien sabroso.  

Giró rápidamente para preguntar si le parecía una fonda llamada Las tres plumas, - me han dicho que es muy buena, aunque no he ido jamás allí - dijo sincerándose. Caminaba sin prestar atención por donde lo hacía, estaba enceguecida con aquellos ojos, que mostraban misterio, enojo, algo de confusión y una gran tristeza, deseaba descubrir aquellos secretos que escondía aquel hombre. Fue la voz de él quien la puso sobre aviso, para luego sentir sus manos en la cintura, jalando su cuerpo atrayéndola a él, inclinó su cabeza hacia tras, para poder verle, observó como él se inclinaba hasta casi rosar sus labios y decía algo. Todo su cuerpo tembló ante aquellas palabras, una sensación que nació en mitad de su estomago, sonrosando su escote, su cuello y mejillas. Jamás hombre alguno había intentado besarle, ni la había sostenido de aquella forma, las manos de la muchacha, se apoyaron temblorosas en el pecho masculino, deslizándose hasta los fuertes hombros, no lo separó, por el contrario estiró su cuello, cerró sus ojos y sus labios rosaron los ajenos, mientras su corazón latía con desesperación.


CODE BY @RIELY



Amber Bellard
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 69
Puntos : 44
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Dallarth el Mar Jul 19, 2016 7:58 pm



Un brillo de esperanza.....


Dulce…amargo…picante….¿primerizo? No. Era uno torpe. Dallarth había sido pillado por desprevenido a pesar de haber dicho esas palabras en voz alta pero el beso de Amber le pilló por sorpresa, como el fuego que se propaga con rapidez a través de una selva virgen. Ahora le besaba la nariz a Amber, no pudo más que reírse después de que se separó de ella unos pocos milímetros.

– HAHAHA –Para poder ser un hombre que desconocía lo que era pasar un rato agradable rio con ganas en esos instantes que probablemente Amber le estaría observando con indiferencia o lo mismo se sonrojaría como ha estado haciendo todo este rato HAHAHAHAHAHA –Seguía riéndose, su risa amenguo, paraba la risa debido a que ya sentía la incomodidad de Amber mirándole a través de su piel – Discúlpame Amber, ha sido grato este momento –

Tomo la mano de Amber con cierta sutileza y bajando cabeza y torso beso con galantería el dorso de la mano. Era suave, frágil y olía a lirios mezclado con un toque de vainilla. Adoraba la vainilla Tengo hambre ¿Dónde está ese plato que me dijiste?Sonrió un poco más animado que cuando caminaron las calles para encontrar un mesón con un buen plato caliente que llevarse a la boca, y en un cuanto se puso a andar hacia la puerta que le señalo con anterioridad Amber, este ofreció el brazo como buen caballero que era.

A pesar de tener pinta la justa limpia, que apenas ganaba dinero para poder llevarse comida a la boca, siempre mantenía sus principios por delante. Maneras, educación, caballerosidad y sobre todo respeto ante la mujer. La mujer para él era un ser que descendió del edén para ser cuidada y protegerla hasta que los hombres tuvieran su último aliento. Nunca ha levantado una mano a una mujer a no ser que fuera para levantar el vuelo de sus faldas Lo siento Amber –Se retiró de la puerta del restaurante hacia un callejón para poder dejar las cosas claras a Amber – Amber, lamento cual ha podido ser tu reacción referente al beso de antes, pero no…-chisto no encontrando las palabras – Hay un rompecabezas que está vacío y hay muchas piezas sin encajar, piezas de una vida que no recuerdo y que en cada esquina me persigue. Permanezco poco en un mismo lugar debido a constantes amenazas que recibo al cabo del día….No quiero ponerte en peligro, probablemente sea demasiado tarde, pero espero que no te pienses que habrá…..algo más cuando acabemos de comer – Tosió Tal y como dijiste, esto es el cobro por el destrozo del lienzo hace quince minutos – Con aquello dicho, volvió él primero hacia la puerta del restaurante, a la espera de que Amber le hubiera seguido, pero se preocupó al ver que no estaba a su lado - ¿Dónde está? – Bufo hastiado, pensando que nunca probaría un plato de verdad así que no tuvo más remedio que ir en busca de Amber.

Fue al rincón de hace unos instantes y lo que encontró, fue un roto de su vestido enganchado en un saliente de una madera - ¡NO! – Dijo agarrando el trozo roto de vestido, se lo metió en el bolsillo del pantalón y pudo escuchar unos gritos provenientes del norte - ¡Amber! –Gritó y cargándose la mochila al hombro salió corriendo hacia donde se originaban los gritos.



CODE BY @RIELY



Dallarth
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 13
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 11/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Amber Bellard el Miér Jul 20, 2016 11:40 am



Un brillo de esperanza.....



Sus labios apenas rosaron los ajenos, pues él movió su cabeza, haciendo que terminara besando la espesa barba, mientras él le besaba su nariz, como si fuera una niña. Al sentir el beso abrió los ojos sorprendida, mientras él suavemente la apartaba un poco de su pecho y reía, de la sorpresa, pasó al estupor, su piel palideció, ¿acaso se estaba riendo de ella? ¿ no había sido él quien le dijera segundos antes que deseaba probar sus labios, para ahora, despreciarla, de forma muy sutil? frunció el entrecejo, levantando una de sus cejas perfectamente delineadas, estaba a punto de reprocharle su comportamiento, cuando él aseguró que ese era un momento agradable, contempló sus facciones y por primera vez desde que posara su mirada en el rostro del pintor, le observó con las facciones suavizadas, sin el malestar, el dolor, la amargura que viera minutos antes. No, no podía reprocharle su comportamiento, él era un hombre que la vida le había tratado con dureza, ¿acaso no merecía pasar un momento ameno, distendido, sin escándalos por parte de una chiquilla que lo tenía todo, según la sociedad ? claro que no, por eso sonrió de forma tímida y sus mejillas se sonrosaron, pues, lo que acababa de ocurrir, demostraba que la compañía de Amber, traía a la vida de Dallarth, un poco de alegría, y eso fue suficiente para que la joven.

Aquel gesto galante, de besar su mano, como si fuera todo un caballero, hizo que Amber enarcara una ceja, ¿un simple pintor callejero, podía acaso actuar como un hombre de modales distinguidos, que conoce de protocolos? - no - fue la respuesta que surgió en su mente. ¿Quien era en realidad ese hombre que se hacía pasar por vagabundo, por un pintor bohemio? estaba por preguntarle, cuando el comentario de Dallarth la hizo sonreír, era verdad, los dos tenían hambre y ella una deuda que pagar. - no está muy lejos, mira allí, en ese local del letrero color blanco y azul - dijo Amber, mientras señalaba el pequeño restaurante, él volvió a sorprenderla, cuando por propia iniciativa le ofreció el brazo, para llegar al lugar, como una pareja de conocidos o amigos. Mas cuando estaban a punto de ingresar al local, Dallarth, la apartó, atrayéndola a un callejón que colindaba con el edificio del restaurante. La forma en como la había traido hacia él, la cercania de sus cuerpos, su voz apagada, intentando que no los escucharan, sus ojos clavados en los de ella, hizo que todos sus sentidos estuvieran atentos a sus palabras, a sus labios que se movían a milímetros de los suyos. Amber mantenía sus manos en el pecho de Dallarth, y podía sentir su vigoroso corazón, todas las preguntas que tenía para hacerle , fueron contestadas, él no era un vagabundo, era alguien que tenia un pasado, seguramente de clase acomodada, con enemigos que no le dejarían recordar y ella había llegado a su vida para entorpecer su forma de sobrevivir, de huir de esos enemigos. Sintió que el llanto estaba a punto de estallar en su pecho, no podía entenderlo, pero no deseaba que los únicos recuerdos que tuviera de aquel hombre fuera un plato de comida, un almuerzo y nada mas. Pero asintió lo mas serena y formal que pudo a todo lo que él le decía y le pedía. No provocaría mas problemas en la vida del pintor.

Dicho aquellas palabras, Dallarth se separó de ella y caminó rumbo a la entrada del restaurante, mientras ella intentaba no llorar y mejorar su aspecto antes de seguirlo. Cuando estuvo por hacer el primer paso, sintió un fuerte dolor a la altura de su nuca y todo se volvió negro.


CODE BY @RIELY



Amber Bellard
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 69
Puntos : 44
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Dallarth el Vie Jul 29, 2016 7:48 pm



Un brillo de esperanza.....



Dallarth siguió el aroma floral del perfume de Amber hasta que perdió el sentido del olfato debido al hedor de unos contenedores de basura desgastados. Tapandose con el brazo el rostro por el mal olor, siguió hacia adelante aprovechando que no podía hacer nada más que arriesgarse a probar suerte. Por una vez, parecía que las cosas le sonreían.

Andando hacia adelante encontró un trozo del vestido de Amber, de nuevo, siguió hacia adelante y finalmente, en lo que era el fuego de un grupo de camorristas alli, sobre una lona desgastada se encontraba una Amber asustada, su maquillaje estaba desgastado y descorrido por sus dulces facciones. Todo por su culpa. Era un idiota por hacerla sufrir de esa manera. No se merecía que la tratara de esa forma pero también era por haberse quedado atrás por lenta.

-Tsk...- Masculló algo entre dientes, inaudible para aquellos que se  calentaban la comida a la vista de un fuego, escondidos casi a los extremos de la ciudad Parisina - Psst...- Chisto cauteloso para que solo le escuchara Amber, más o menos lo consiguió, suspiro al ver que uno se levantó para inspeccionar que había sido aquel sonido y enseguida se ocupó de dejarlo inconsciente.

Tan solo quedaba uno despierto, se levanto al ver que su compañero no regresaba y en cuanto llego hasta su compañero, Dallarth aprovechó para romperle el cuello como si nada - Mira que son idiotas - Enseguida se sentó cerca del fuego, cogió las conservas recién abiertas y vio el cazo en plena humada. Lo olió y sentandose mejor y en dirección a Amber comenzó a comer la comida - Primero comeré algo - trago, comió y hablaba entre bocados hambriento a más no poder.

- Después te liberaré si me da la gana - Dijo sin importarle demasiado, en ese momento su mente se inundaba de diferentes sabores gustativos, sintiéndose vivo tras mucho tiempo y como hombre que cumple su palabra, cuando acabó de comer desato a Amber de sus ataduras. Sonrió.

 - Hola! - Dijo acabando divertido.


CODE BY @RIELY



Dallarth
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 13
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 11/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Amber Bellard el Lun Ago 22, 2016 9:40 am



Un brillo de esperanza.....



Un golpe seco, un dolor agudo en su cabeza y todo se volvió negro. Al despertar se encontraba en un lugar desagradable, mugriento, maloliente, sus ojos abiertos, aterrados, contemplaban una escena que le parecía sacada de alguna de las novelas policiales que había leído. Tembló no solo por el susto, sino porque parte de su ropa estaba rasgada y el frío colaba por aquellos huecos y erizaba su piel. ¿que había pasado? ¿quienes eran esos hombres? ¿porque les había escuchado nombrar el nombre de Dallarth? ¿que tenía que ver ella con todo ésto?

Su pequeño bolso se encontraba al lado de uno de los maleantes, era lógico que habría robado todo lo de valor que tenía en su interior, sus compras, esparcidas por el suelo, eran ya material de descarte. Uno de los tipos, giró su rostro y la contempló, mientras tomaba el delicado pañuelo bordado que le pertenecía y lo olfateaba como si de un lobo se tratase, mirándola con lascivia, como si esperara el momento adecuado para caer sobre ella. Nerviosa quiso moverse, pero le fue difícil, descubriendo así que la habían maniatado de pies y manos. Volvió a temblar, mientras su corazón latía con desesperación y un sudor frio se expandía por su piel, el escote de su vestido y su rostro, intentó acomodarse mejor, mas solo se lastimaba las muñecas. - no se mueva señorita, que no le valdrá de nada - dijo uno de los hombres, mientras sonreía, - luego de comer, seguiremos con el postre - soltó el comentario el compañero, mientras con su lengua y manos hacía gestos que denotaban significados sexuales.

Amber no pudo contener sus lagrimas, ¿como había llegado hasta esa situación? cerró los ojos y dejó que el llanto la inundara. Entonces sintió que alguien intentaba llamar su atención, al principio no pudo distinguirlo, pero luego se dio cuenta que se trataba de Dallarth, intentó sonreír, pues una sensación de alivio le recorrió el cuerpo, mas aún cuando éste fue deshaciéndose de cada uno de los maleantes, ¿que los asesinaba? no le molestó, solo deseaba que la liberara y huir lo mas rápido posible de allí. Mas cuando por fin, el pintor terminó con los delincuentes, en vez de liberarla, lo vio sentarse tranquilo a comer, mientras ella se deshacía en movimientos por liberarse.

Cuando por fin la soltó, Amber, estaba en verdad cabreada, tal vez como jamás lo había estado, así que cuando desató sus manos y pies, la joven se levantó con dificultad, sobó sus muñecas, intentó dar pasos, hasta que se sintió lo bastante segura, todo ésto en pocos segundos. Entonces, el odio, la impotencia y la frustración vivida estalló. Un sonoro bofetón cruzó el rostro del pintor, - como se atreve, por su culpa terminé en éste lugar asqueroso, y en vez de velar primero por mi seguridad, osáis comer las sobras de esos mal nacidos - gritó fuera de sí, no le esperó, giró dispuesta a comenzar a alejarse de aquel hombre.


CODE BY @RIELY



Amber Bellard
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 69
Puntos : 44
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : Paris - Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Dallarth el Lun Ago 29, 2016 6:50 pm



Un brillo de esperanza.....



Era evidente que Amber desconocía del estado de Dallarth – Para empezar he estado comiendo una vez al día con tan solo un mendrugo de pan y algunas sobras que los gitanos me ofrecen a cambio de trabajo duro – tosió – He estado así casi dos semanas. O comía o no salía vivo de este lugar para poder llevaros a vuestro hogar sana y salva –suspiro, supuso que la tarde se tornó mala y no deseada para ambos.

Lo siento, culpa mía pero no tengo nada que ver con esos gañanes que te han hecho esto – se rasco la parte trasera de su cabeza y sonrió encogiendo los hombros - ¿hay cabida para una disculpa? siguió encogiendo los hombros en aquel sitio, supuso que tendría que disculparse más veces para que lo mismo Amber quedara satisfecha. Dios, estaba demasiado hermosa así, sin arreglos, con parte del vestido desaliñado. Se quitó la chaqueta y se la puso a Amber sobre los hombros tapando cualquier abismo de tentación sobre aquel cuerpo femenino.

-Vamos a alguna parte en la que puedas comprarte algo bonito – Dijo rodeándola con un brazo por encima de sus hombros, atrayéndola hacia sí mismo para ir un poco más rápido antes de que el único que quedaba inconsciente se despertara y descubriera al otro muerto sobre el terreno.

Anduvieron por más de un rato. Dallarth cogió en brazos a Amber porque sentía que estaba cansada, aunque hubiera sido tan solo unos minutos que la había dejado sola o bueno, o que la secuestraron, no estaría acostumbrada a tanto movimiento, a tantas experiencias desagradables. Tal y como él veía, era una muchacha que lo mismo ni toco un arma si quiera. Solo habrá visto pizarras y tizas y algún que otro libro aburrido para enseñar a los más jóvenes. Una institutriz no tocaba un arma ¿Para qué? Solo era un ratón de biblioteca, pero por su culpa ahora Amber tendrá que pagar a un psicólogo.

- Hagamos un descanso –Dejo en un banco a Amber para que él pudiera descansar de haberla llevado en brazos. Sus brazos se habían dormido y tenían calambres por todos lados. No se quejaba verbalmente, pero aguantaba la tensión, sentándose en el banco junto a Amber, en silencio, a la espera que alguno de los dos rompiera el silencio.


CODE BY @RIELY



Dallarth
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 13
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 11/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un brillo de esperanza [privado]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:00 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.