Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Olvidar es imposible para el que busca venganza. → Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Olvidar es imposible para el que busca venganza. → Privado

Mensaje por Narcisse Capet el Miér Ago 10, 2016 8:19 pm

“"Yo sé por qué las familias han sido creadas con imperfecciones.
Te humanizan.
Están hechas para que te olvidas de ti mismo de vez en cuando,
para que el hermoso equilibrio de la vida no se destruya.”

- Anais Nin






Maximiliano. ¿Dónde se encontraría su hermano?

Desde que su hermano se marchó, nunca le perdió la pista. Cada determinado tiempo se escribían cartas. La gran separación también era parte de un plan; de una gran estrategia. Desde que sus padres murieron, y alguno de sus hermanos, los Capet sobrevivientes supieron que aquello había sido un asesinato. Debían ser fuertes, unidos, pero sumamente inteligentes. Probablemente podría ser un gran error que el destino de todos hubiese tomado caminos distintos, pero era elemental para poder recabar las pistas que les llevarían al asesino de la familia.

¡Ellos serían los siguientes! ¿Permitirían que el apellido Capet se extinguiera? ¿Dejarían que más sangre se derramara? Por supuesto que no.

Lo último que supo de Maximiliano es que andaba viajando separado de su esposa. Si, su hermano había contraído matrimonio, aunque la idea nunca fue muy del agrado de la líder de los bibliotecarios. De igual modo le gustara o no, su hermano iba a hacer lo que se le diera en gana. Así que no le quedaba de otra que aceptarlo. Supo que Ishbel se adelantaría en el camino. Que llegaría a París mucho antes que él. ¿Lo sabría el asesino?

Poco sabía Narcisse de su cuñada, según las cartas de aquel que poseía su sangre, era una buena mujer, de carácter y muy hermosa, pero nada más que eso. ¿Sabría cocinar o pelear? ¿Sabría leer o solo servía al hogar? Más valía que no fuera una inútil, porque eso no lo llegaría a tolerar, necesitaría entrenarla para lo que viniera, pero primero debía de conocerla. Ya estando en territorio parisino, la líder de facción sabría donde la encontraría, mandó a cuidarla, vigilarla, y que nadie si quiera pudiera hacerle daño a uno de sus cabellos.

Le envió una misiva para permitir reunirse pronto. Ese instante de ser posible.




10 de agosto del año 1800



Estimada Ishbel:



Espero su llegada a la ciudad haya sido placentera, que no haya tenido inconvenientes en su camino. Mi hermano me informó de su llegada, tengo entendido que pronto arribará, por lo que es importante nuestro encuentro. Debo compartirle alguna información antes de recibirlo. Me ha dicho sabe por completo la situación que tenemos encima.

Mandaré un carruaje para que la traigan a mi hogar. Esperaré ansiosa.






 Narcisse Capet.





Era momento de poner las cosas en su lugar. No citaba a Francine porque sabía seguía lamentando la perdida de su pequeño hijo. Eso debía informarle también a Maximiliano, quizás él podría hacerla entrar en razón. No perdía la esperanza en ello.

Tomó un libro y lo colocó en su regazo. Tomaría una breve lectura esperando a que llegara su invitada. Sentía curiosidad ¿Para que mentir? Era la primera vez que se encontraba frente a su cuñada.

Para Narcisse no cualquier podría ser mujer de su hermano, esperaba no decepcionarse o terminaría por hacer hasta lo imposible por destruir ese matrimonio.


Cosas que suceden:

Narcisse Capet
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 100
Puntos : 152
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 06/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olvidar es imposible para el que busca venganza. → Privado

Mensaje por Ishbel Capet el Miér Ago 10, 2016 11:45 pm

“In every conceivable manner,
the family is link to our past,
bridge to our future.”
― Alex Haley













Nunca había estado tan lejos de casa ni había estado tanto tiempo separada de Max, desde que él llegó a su vida, a pesar del secreto y la cautela, siempre habían estado juntos. Aquello suponía una prueba que la escocesa podía sobre llevar.

Se habían separado mes y medio atrás, con rutas y paradas distintas, desde su partida, ella había viajado por mar y él por tierra. Cuando por fin toco tierra, recibió una carta con caligrafía desconocida pero pulcra, aquello la llenó de inseguridad ¿habían fallado en algo? ¿todo su esfuerzo se vio tirado por la borda?, aún con todo el miedo que la embargaba, abrió la carta y la leyó.

Un sentimiento de tranquilidad la embargó aunque ¿si las hermanas de Maximiliano eran capaz de conocer su ubicación, porque aquellos que los atormentaban no lo harían? ahí fue en donde creyó en el poder de alcance de la Iglesia y le alegraba estar de su lado.

Descanso en el puerto de arribo y espero tres días al transporte que la llevaría al encuentro con su familia ¿en que momento se había ganado el derecho de llamarles así? lo cierto era, que no conocía mucho sobre sus cuñadas, quizá lo necesario, pero no mas de lo que su esposo le contaba -que podía llegar a ser mucho pero jamás lo suficiente-. Tardó una semana mas en poder finalizar su viaje, estaba agotada física, mental y emocionalmente, pero aún así, fue al encuentro dispuesta a demostrar de lo que era capaz, nerviosa y emocionada por volver a reencontrarse con su esposo, una parte de ella se sentía perdida al estar lejos de él, al menos la parte que le quedaba y que no pensaba en su hermana.

―Es capaz de destrozar la moral de alguien con tan solo una mirada y ahora la moral de la joven inquisidora no se encontraba tan estable.

Arribó a la residencia, descargaron su equipaje -el cual no era mucho- y le indicaron el camino que debía de seguir para encontrarse con su cuñada. No había sido criada en alta cuna, no era una bestia salvaje pero tampoco era una damisela, era atrevida, decidida, se le daba mas una pelea que una conversación; pero allí estaba, entrando a la casa para encararse a parte de su futuro.

―¿Hola? - ¿debería llamarla por su nombre? ¿mencionar el adjetivo que la calificaba como parte de su familia política? ¿debería husmear hasta encontrarla?. Caminó unos pasos hasta que la encontró, perfecta y única obra de arte viviente que volteaba las páginas del libro con delicadeza ―Buenas tardes madame, es un placer conocerla por fin- hizo una reverencia.

Ishbel Capet
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 10
Puntos : 7
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 08/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olvidar es imposible para el que busca venganza. → Privado

Mensaje por Narcisse Capet el Miér Sep 07, 2016 2:59 pm

Llevaban muchos años desde la muerte de sus padres. Eran tan sólo unos niños. Infantes que desde incluso antes de su nacimiento, iban a ser hombres del futuro, mujeres prometedoras; revolucionarias. Los Capet habían agrandado el número de miembros en su familia, su apellido iba a ser recordado, retumbarían las trompetas al anunciar su llegada, todo sería gloría. Un vida llena de promesas. Así iba a ser.

Todo se derrumbó desde aquel trágico accidente, aunque de accidente no había tenido nada. El asesinato de sus padres había sido de los más crueles, incluyendo a su hermano mayor, ese que fue descuartizado por un par de manos. Ella sabía todo eso, tuvo que hacer grandes investigaciones, recrear escenas dolorosas, dejar caer más de mil lagrimas, y convertir su corazón en acero, sin embargo habían millones de preguntas. Mismas que indicaban existía un propósito, y que existirá de nuevo.

¡No debían dejar que eso ocurriera nunca más!

Francine, su hermana menor, pudo rehacer su vida. Tuvo un adorable esposo y un pequeño hijo, mismo que ya no vivía, y que debía también ser vengado. ¿Quién deseaba hacerles tanto daño? La llama de su hermana había sido apagada, estaba maltrecha, y Narcisse la odiaba por débil e inservible. No deseaba contarla en nada.

Decidió, el día en que su sobrino murió, que no deseaba más dejar entrar a nadie a su vida. No deseaba más sobrinos, ni cuñados, mucho menos un amor. Simplemente deseaba vivir para vengarse, para poder honrar la memoria de sus padres. Narcisse y Maximiliano serían quienes cobrarían venganza. Sin embargo había que reconocer algo que estaba fuera de su alcance: Ishbel. ¿La estimaría? ¿La querría? ¿Le importaría? ¿La odiaría? Era muchísimo más fácil que la odiara, de solo pensarlo ya estaba sintiendo nauseas. Nadie sería lo suficiente para su hermano, ¿O sí? Maximiliano no era tonto, si la había escogido, había sido por algo.

Las puertas sonaron, los clientes avanzaron, el show estaba por comenzar.

Narcisse alzó la mirada para poder observar a la joven. Su primera impresión no fue mala. Ishbel tenía el cabello oscuro, la tes blanca, delgada aunque se notaba la ejercitaban bien. No era fea, le parecía hermosa, pero una cosa era la imagen y otra el interior, ¿sería fuerte? Para estar con Maximiliano, saber su historia, y aún así seguir con él, debía serlo un poco, ¿por dónde tenía que empezar? Esas partes incomodas le molestaban, le aburrían. ¿Debía ser como con sus trabajadores?

Buenas tardes, Ishbel — Era la esposa de su hermano, no iba a andar pretendiendo cosas que no eran. — No sé si estés de acuerdo, pero pensaba instalarlos en la mansión en lo que encuentran algo correcto y seguro — Sonrió cerrando el libro y poniéndose de pie. — Vayamos al comedor, debes estar hambrienta — Mandó que hicieran el mejor banquete para recibir a su cuñada. — Cuéntame, que esperas de París — Narcisse siempre sacaba ventaja de todo, sus preguntas mantenían doble intención.


Cosas que suceden:

Narcisse Capet
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 100
Puntos : 152
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 06/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olvidar es imposible para el que busca venganza. → Privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:10 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.