Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Descubri algo completamente nuevo [Priv. Darina]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Descubri algo completamente nuevo [Priv. Darina]

Mensaje por Niel el Jue Ago 18, 2016 5:37 pm

“Nadie es muy grande para cuentos de hadas”


Con solo unos meses de llegado al mundo ya se sentía muy cansado, estaba agotado de estar enfermo y sentirse tan aburrido. Y aun teniendo claro cómo podía lidiar un poco con aquello no era una opción viable cuando el cielo se estaba oscureciendo y su padre estaba en casa. Solo quería llorar pero no le favorecía hacerlo, acababa durmiéndose con su estómago sintiéndose vacío y con lágrimas en sus ojos que no alcanzaban a ser llanto.

Así eran sus noches hasta que el sol matutino le traía a su cuidadora  que le alegraba por algunas horas, constantemente soñaba con eso, pues más que aquellos acontecimientos no conocía demasiado, nada además de ese cuarto y sonidos externos pero no los relacionaba con nada, nunca nadie lo había asomado a la ventana siquiera para que supiera que había más mundo… tampoco lo visitaba nadie a aquel cuarto y así se quedó dormido observando la poca luz de luna que entraba al cuarto, siempre se preguntó de dónde venía… era demasiada luz para una vela, tenía que ser realmente una vela gigante pero desde su cuarto no lograba verla. Le hubiera gustado poder escuchar un poco más de música para dormir, sin embargo, no fue posible. El silencio de la noche le arrullaba hasta que los perros comenzaban a ladrar y aquella noche no fue la excepción… sin embargo no fueron solo los perros a los que estaba acostumbrado, estos fueron seguidos por gritos que le hicieron sentarse en su pequeña cuna.

Niel obviamente no tenía idea, de que su casa se encontraba adentrada un poco entre árboles, el sendero para llegar era simple para quienes sabían que allí existía otra vivienda, sin embargo los que no lo sabían pensaban era un camino sin terminar y solo seguían de largo pues era una ruta segura y poco concurrida para llegar a la zona comercial desde el norte de parís.

Fue un sonido muy rápido y la verdad le daba algo de miedo mirar el pasillo que por la noche estaba sumergido en completa oscuridad, sabía que habían sido los gritos de una mujer, suponía que de la que solía ver pasar frente a su cuarto muchas veces… aquella mujer que al parecer era su madre, pero solo había sido un momento antes de no escuchar nada más. Y cuando pensó que todo se había calmado escucho el disparo de una escopeta que le hizo volver a acostarse y comenzar a sollozar al caer de espalda, hacia pequeños pucheros y caían lagrimas ante el susto que estaba sintiendo, vio un cuerpo caer en el pasillo y se quedó quieto, este solo volvió a levantarse y recibió otro impacto pero no se detenía, escuchaba a su padre gritarle a aquel ser que al parecer era una mujer conocida por él. Era como una pesadilla, que no entendía, era un bebe tan solo… y estaba escuchando como mataban a sus padres, aun sin tener conciencia de lo que era la muerte. Luego solo se escuchaba su llanto en la cuna, tan así que ni siquiera escuchaba los pasos de aquel ser que parecía una joven mujer de piel blanca cubierta por sangre… tanto de ella como de sus víctimas y ojos encendidos como la llama de una vela, esta solo se dirigió a él mirándolo con desprecio mientras Niel seguía llorando. Este ser le levanto de la cuna con ambas manos diciendo que su finalidad en la vida había terminado… pero que se llevaría hasta al último ser que portara la sangre de aquel hombre que había matado minutos antes, esto le hizo llorar más pues sentía que esta apretaba su pequeño cuerpo luego de moverlo con violencia. Su llanto ya no era de miedo si no que de dolor, tan solo quería despertar y ver el sol nuevamente.




Niel
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 19
Puntos : 10
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 11/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descubri algo completamente nuevo [Priv. Darina]

Mensaje por Darina Yngling el Lun Ago 29, 2016 10:56 pm

Esa era la tercera noche consecutiva que pasaba lo mismo. Me encontraba dormida en un callejón, había estado escondida de la luz del sol en un conteiner alejado, pero no lograba conciliar el sueño, en principio aparecía el hermoso rostro de mi hijo, flameante y dulce, riendo y contagiándome esa energía. Luego lo mataban. Típico, casi ni me afectaba verlo desangrarse, eran años de pinchazos como esos. Lo extremadamente extraño, era que empezaba otra vez, ahora con las facciones de otro bebé, mucho más niño que mi tesoro. Veía los ojos de una mujer y el odio que emanaba de ella. La muerte había profanado todo. Me escocía la garganta y la figura de Svein yacía en el suelo desamparado. Levantarme agitada no era posible para mí, -pero lo hubiese hecho de haber podido- solamente abría los ojos y fruncía las cejas. Supuse que era esa clarividencia que cada cierto tiempo se activaba y me molestaba. ¿Había algo que podía importarme menos que el futuro? Era inmortal, el mismo futuro era algo corto para mí.

Aun así seguía teniendo la viva curiosidad en mi interior y cuando cayó la noche por completo, sacudí de un golpe la tapa del basural y renací como siempre lo hacía. Era obvio que iba a pasar algo, algo con un dulce niño que no podía permitir que muriera porque mi frustración de madre no me permitía tales cosas. Así que salté desde el callejón a la casa de dos pisos de al lado, como un maldito gato elástico me metí por la ventana cayendo en la cama de una pareja de recursos medios. Eso era suficiente para mí, pues olía –literalmente- como salida de un basural. Los desmayé sin inmutarme, bebiendo de cada rincón de las pieles desnudas hasta sentirme saciada por completo. Había aprendido que si mataba todas las noches la inquisición me iba a encontrar, así que solo me alimenté. Y sin tardar un segundo más me dispuse a bañarme larga y dulcemente, buscando un vestido de la señora de la casa que quedara en mi cuerpo. Algo difícil, en esa ciudad todas tenían cuerpos inmensos, mientras que el mío era delgado como una rama quebradiza. Al final ajusté un corsé hasta que este quedó armónico, pero igualmente suelto. Me miré al espejo y subí los hombros, no tenía importancia realmente como me viera.

Alcé mis brazos, estirándome en lo que sentía una punzada en mi mente, las imágenes venían a mi cabeza y me ofuscaban tanto que fruncí el entrecejo y grité una maldición. Svein no parecía estar cerca, podía sentir su olor a kilómetros cuando insistía en buscarme. Parecía realmente querer morir en mis manos.
Al final me esforcé, busqué el camino que me guiara al lugar indicado y sin una pizca de vergüenza nuevamente volví a saltar por la ventana, sacudiendo mis ropas para ponerme a caminar con el rostro calmo, pero aun así reluciente por la comida abundante que había tenido. Pasaron diez minutos hasta llegar a la zona que me decía mi cabeza. Un disparo me terminó de avisar el camino exacto y mi expresión se trasformó como el de un mismísimo demonio encarnado. ¿Y si volvía a no poder hacer nada? Cólera era lo que estaba haciendo pie en mi estómago, corrí y salté hasta clavar las uñas en las paredes, tal cual lo haría una inmunda bestia del bosque. Había muerte por todos lados, sangre aplastada y revolcada. Las imágenes de hace más de ochocientos años me atacaban y mis colmillos salieron con tanta fiereza que la sangre brotó de la comisura derecha de mis labios. Vi a la mujer agarrando un bebé y de un garrotazo hundí mis colmillos en su cuello, sacando un pedazo de su carne. Rápidamente mis ojos se posaran en el pequeño infante, aplastándolo con la ilusión, escondiendo la sangre por completo, incluso la de mi rostro. Mantuve el espejismo de que no había violencia en tanto tomaba a la susodicha entre manos, agarrándola del cuello, haciendo que el dolor mental le explotara la cabeza lentamente. Buscando que no supiera por qué se moría, si por el dolor psíquico o porque estaba rompiendo cada uno de los huesos de su cuello y garganta hasta que ésta terminó por caer rodando, sentí los huesos que unían la columna con la cabeza en mis manos y al soltarla, se separaron como una flor tirando un pétalo. El ensueño del pequeño iba a terminar pronto y la escena tenía que limpiarse. Rápidamente aseé mis manos y rostro con ropas limpias que había en el suelo y agarré el diminuto cuerpo entre mis brazos, saltando por la ventana como si la casa se estuviese incendiando. — Hola príncipe, ¿cómo te llamas? — Sonreí dulcemente, apoyándolo en el pasto, sinceramente adorando los ojos semi violáceos del pequeño. No supe en qué momento las lágrimas brotaron de mis ojos hasta cubrir mis mejillas por completo. Y no dudé en actuar igual que como lo hacía con Eirik y puse cara de asombro. — ¿Está lloviendo? —


Blood is only a lesson
Flores rojas:
You betrayed me:
And:

Darina Yngling
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 28
Puntos : 33
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 25/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descubri algo completamente nuevo [Priv. Darina]

Mensaje por Niel el Sáb Oct 01, 2016 10:04 pm

Su llanto era sin duda desgarrador para cualquiera, era impensable que alguien lastimara de tal forma a un ser que no tenía siquiera como defenderse, aun cuando aquel ser estaba siendo sumamente suave para sus capacidades el pequeño estaba sintiendo mucho dolor y por lo demás estaba asustado, solo era un bebe. Y entre llanto se mantenía quiero, ni siquiera pateaba o movía sus bracitos en un intento inútil por escapar, ni siquiera logro ver como otra mujer entraba en la habitación. De pronto solo sintió que no había más dolor pero su cuerpo aún no se convencía y solo por el susto seguía llorando hasta que cayó en su cuna de golpe, se quedó allí un momento frente a sus ojos el tejado se llenaba de hermosas luces de colores que le hacían olvidar el miedo que había sentido solo momentos antes, sus ojos algo violáceos aun derramaban unas cuantas lagrimas mientras se preguntaba de forma vaga y despreocupada que había pasado… ni siquiera asomaba la mirada fuera de su cuna, las luces le llamaban demasiado la atención… era algo desconocido y sin duda hermoso lo cual le hacía ignorar la sangrienta escena que estaba aconteciendo a su lado.
 
De pronto un rostro amable y juvenil se asomó, no le había visto nunca antes pero no le quito la mirada de encima ni por un segundo. Era la persona más bella que había visto en su corta vida… por lo que no opuso resistencia a que esta le sacara de su cuna, incluso mientras se acercaban a la ventana con su pequeña mano y sin comprender que su vida cambiaria siendo esa la última vez que estaría en esa casa movió su manito despidiéndose de su pequeña cuna que había sido su único mundo hasta ese momento.
La brisa fresca golpeo su cara haciéndole buscar refugio contra el cuerpo de la mujer que le tenía entre sus brazos, aunque solo quería mirar todo lo que estaba ocurriendo, nunca había mirado fuera de su ventana y ahora estaba afuera de su casa, su cabecita se movía con desesperación de un lado a otro como si en cosa de segundos fuerana  meterlo nuevamente a la casa, la mujer lo bajo al suelo e intento mantenerse en sus dos piernas pero luego de intentarlo por unos segundos acabo por caer sobre su trasero, toco el pasto por primera vez en su vida y arranco un poco para acercarlo a sus ojos se veía bien… lo suficiente como para querer meterlo en su boca y a eso iba directamente cuando escucho la voz de la mujer por lo que se detuvo. Solo le sonrió y miro sus manos, recordando que su cuidadora le enseño a mostrar un dedito cuando parecían preguntarte algo, esto era por si le preguntaban qué edad tenia y como iba a cumplir pronto un año solía mostrar su dedo índice en respuesta aun cuando no tenía muy claro que le estaban preguntando. Luego solo le vio llorar y se sintió incomodo, intento volver a ponerse de pie, sujetándose de la mujer y estiro sus pequeñas manos para secar las lágrimas que veía en ella…aunque tenían un extraño color que llamaba la atención del pequeño.
 




Alzo su mirada al cielo y estiro una de sus manitos a la nada para ver si llegaba a caer agua… pero no había nada por lo que negó rápidamente, su mirada estaba perdida entre tantas estrellas… pero cuando los perros cercanos comenzaron a ladrar se arrepintió de estar fuera de su cuarto, busco refugio cerca de aquella mujer… quería irse de allí… a algún lugar seguro por lo que tomo la mano de esta e intento caminar tembloroso para irse de allí.



Niel
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 19
Puntos : 10
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 11/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descubri algo completamente nuevo [Priv. Darina]

Mensaje por Darina Yngling el Dom Oct 09, 2016 2:12 pm

Ese odio irremediablemente salía de mi interior como si fuese a quemar todo a su paso, odioso y fiero. Igual que una bestia que era tocada en su herida, en su “talón de Aquiles”. Estaba consiente que en mi realidad yo no era más que una vil alimaña que se alegraba de las desgracias ajenas. Había disfrutado ver como mi propio esposo se apabullaba en lágrimas y miedo letal, hacia mí hacía no mucho tiempo. Pero no pasaba lo mismo cuando conocía a alguien de pequeño. En casi ochocientos años recordaba cada uno de los niños que había conocido, hasta sus muertes los había acompañado desde las sombras, intentando hacerles unas vidas mejores. Aun cuando eran viejos y marchitos llegaba para despedirme igual que lo haría una madre con sus hijos. Mas yo era eterna y nunca podía irme con ellos, estaba tan maldita que la mala suerte me había seguido luego de ser acusada de traidora por mi propio pueblo. Igual que una hereje que lanzó una mentirosa hechicería sobre la cadena que yo misma forjé para los dioses, en los cuales en ese entonces creía ciegamente. Y sin luchar, mi mente y alma terminó siendo arrastrada por la oscuridad. Ahora otro pequeño haz de luz estaba frente a mí y me emponzoñaba la vida hasta derretirme tristemente. Obligándome de alguna extraña manera a derrochar mis lágrimas hasta el hartazgo. Sus ojos eran de un azul inusual, casi violáceos como así habían sido los de Eirik, de un rubio natural que asimismo había heredado de su parte paterna, solo la tez de mi piel algo rústica y los rasgos sesgados eran de mi parte, ¿podía existir la reencarnación? Me pregunté si no se trataba de una llamada del otro lado que me castigaba por las muertes que había recogido mi mano. — ¿Uno? Ah, ya veo, tienes un año. Te llevaré a un lugar seguro, ya no queda nada para ti aquí. — Era un balbuceo que apenas yo misma podía entender –porque era quien lo decía, de otra forma hubiese sido imposible-. Atiné a levantarme, para ese entonces sintiendo las débiles manos del niño agarrándome con esa fuerza que solo un bebé que no entiende puede tener. Alcé el rostro, permitiéndole tocar mis pómulos, sintiendo esa vil desesperación que se juntaba en mi pecho.

Segundos más tarde me encontré alzándole por las nalgas y cintura, cargándolo cuidadosamente sobre mi cadera en tanto alzaba la capa limpia que había sacado de la casa de los jóvenes humanos. La enredé en la espalda del pequeño y comencé a caminar. Las opciones no eran muchas, tenía un solo lugar al cual podía ir sin que la peste estuviese en cada rincón. No había tenido la intención de volver, pero tampoco me importaba hacerlo o al menos eso creía. Después de todo ese amor enfermo y despiadado nunca había sanado. En el camino intenté buscar con la clarividencia los momentos pasados del chico, rebuscando su nombre entre los recuerdos que podían llegar a pasar por mi mente. Era especialmente difícil obtener esa clase de conocimientos con ese poder, siendo diferente con los lectores de la memoria, algo que no tenía en absoluto. — Tranquilo, no voy a dejar que nada te pase. Shhh, duerme aquí en mi pecho. Buscaré leche para ti y crecerás fuerte y sano. — Me lancé a caminar, mirando a los ojos al pequeño entre sonrisas y pequeñísimas risas que le regalaba para que no se asustara. Con la rapidez de mis pasos no tardamos más de un minuto en llegar a un almacén. Antes de entrar dejé caer un manto de ilusión en la mujer que esperaba atendernos, buscando que en su mente nos viéramos como gente común que entraba, pagaba y se iba. Cosa que no sucedió, no tenía ni medio franco conmigo. Usualmente no robaba a la gente pobre, ahora era necesario. Tomé una caja de botellas de leche con una mano y allí arriba puse algunos alimentos. Me fui sin mirar atrás, teniendo al niño y a su comida en las manos, quizá era una de las primeras veces que agradecía la sobrenaturalidad y la fuerza inhumana. — Soy Darina bebé. Luego encontraré tu nombre. ¿Te gusta el paseo? Parece que nunca viste lo lindo que es el mundo. ¿Te gustan los caballos? “hii hii” ¿Los perros? “guau guau” — Movía la cabeza a ambos lados, dirigiéndome lentamente a la casa de Svein. La lluvia estaba lentamente parando, garuando a medias cuando nos encontrábamos a mitad de camino.


Blood is only a lesson
Flores rojas:
You betrayed me:
And:

Darina Yngling
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 28
Puntos : 33
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 25/03/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descubri algo completamente nuevo [Priv. Darina]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:46 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.