Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA CE QUI NOUS UNIT - PARTICIPAN DAMIAN ALARCÓN Y LORA BELLAMY. RELEASE THE BEAST - PARTICIPAN ASTOR GRAY Y GWANGJONG GOREYO. VANN STEIN - PARTICIPAN HÖOR CANNIF, ULF TOLLAK, GIULIANA MORDRAKE, DANIELLE MORGAN, LUND, STAN MCQUINN, KHAYLA. NOSTALGIA - PARTICIPAN SUNI KANG y GWANGJONG GOREYO.




Espacios libres: 05/48
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 28/11/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




El origen de un corazón de piedra / flashback / Emelia Borromeo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El origen de un corazón de piedra / flashback / Emelia Borromeo

Mensaje por Emelia el Dom Ago 21, 2016 11:10 am

En un tiempo lejano I


No existe un solo corazón que sea duro como el diamante, que en algún momento de su vida, no haya sido un suave y delicado corazón, ingenuo y deseoso de ser entregado al amor correspondido. Así era el corazón de aquella jovencita de cabellos rubios, tan claros como si fueran blancos, llamada Emelia. Había llegado a Italia junto con su padre y la nueva pareja de éste. Su madre había muerto cuando ella apenas contaba con siete años.

Había sido un periodo de su vida, tan triste y doloroso, que estar viviendo un momento tan hermoso y casi mágico, le hacía latir su corazón, con la fuerza de un potro salvaje. Se había enamorado, de un joven que conoció en uno de sus paseos a caballo. Emelia, que era una habida lectora, creyó que era amor aquello que sentía por aquel muchacho y lo que él sentía por ella. Fue por esa certeza, que cruzó un limite del que se arrepentiría toda su vida. Entregó su virginidad, su corazón y sus sueños a su amor, a ese ser que era tan dulce y puro, un hombre especial, quien le reveló que era un hechicero, le maravilló con sus poderes, y le hizo sentir que bajo su protección, nada malo podría pasar.

Pasó un mes de aquella noche en que conoció el significado de entregarse en cuerpo y alma. Las semanas posteriores a aquel encuentro, parecieron ir bastante normales, seguían encontrándose, diciéndose cuanto se adoraban. Una tarde, Emelia llegó muy preocupada al encuentro con su amante, porque sus padres querían volver a España. Como había pasado unos días con vómitos y nauseas, la esposa de su padre, había llamado al medico, quien les informó que la joven estaba en cinta. El señor Borromeo le había dado una paliza que no se olvidaría por mucho tiempo, y la había encerrado en su habitación, pero con ayuda de una criada, había logrado huir, para encontrarse con su amado. Había preparado todo detalladamente, escribiendo una carta que entregó a la criada y que debía ser llevada hasta donde el joven se encontraba, en ésta le explicaba su angustiosa situación y le suplicaba que la fuera a encontrar en el lugar donde se habían jurado amor eterno.

Cuando pudo escapar, se sintió feliz, pues su doncella le había dicho que la carta había sido entregada en mano, que el joven la había leído y que le decía que allí le esperaría. A sí fue que la joven española llegó a la cabaña y esperó, recordando los momentos románticos que había vivido con su amante, en ese mismo lugar. Mas las horas pasaron, el sol se ocultó, la noche llegó y pasó, la angustia fue creciendo cada hora y segundo que transcurría sin una sola señal de él. Se había quedado dormida, despertó, cuando alguien entró en la cabaña, creyó que era su amado, mas no fue así, ya que el que la tomó por los brazos, zamarreándola, fue su padre, quien la llevó casi arrastrándola, llegando a un convento en donde la dejó, para que allí pasara los meses que necesitaría para deshacerse de su pecado.


Cuando en el convento pudo quedarse sola, y una de las monjas le entregó el pequeño atado de sus pertenencias, que sus padres le habían dejado, encontró entre esas ropas, una carta, era del puño y letra de su amado. La abrió con desesperación, intentando entender que estaba sucediendo, como había llegado allí esa nota y si en ella él le decía que pronto la sacaría de esa prisión, mas nada fue lo que ella deseaba encontrar entre esas frases. Pues simple y llanamente, le decía, que no la había amado jamás, que no se haría cargo de un hijo que no deseaba y que bien podía olvidarse de él, que lo que había deseado de ella, Emelia, se lo había entregado sin prejuicios y ya nada le atraía de ella.

Emelia sintió como su corazón se quebraba en mil pedazos, nada podía hacerle mas daño, algo dentro de ella había muerto al comprender que él la había usado, que jamás la había amado.

FLASHBACK | AÑO 1780 | ITALIA | VERANO




avatar
Emelia
Condenado/Licántropo/Clase Alta
Condenado/Licántropo/Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 42
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 13/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El origen de un corazón de piedra / flashback / Emelia Borromeo

Mensaje por Emelia el Dom Jun 18, 2017 5:48 pm

Aquella noche, luego de dejar a su pequeña niña a las puerta del orfanato, esperó paciente hasta que las  monjas abrieran aquel portón y cargaran en brazos a la bebé. De sus labios, un suspiro se escapó, como si en verdad fuera su última exhalación. Tal vez, en cierta forma,  lo que había muerto en ella, era su alma, pues desde ese instante, se sintió vacía, como si en su interior, en su corazón, solo existiera un inagotable abismo que nada podría llenarlo.


Su padre, quien al verla en ese estado, por un segundo sintió un leve atisbo de arrepentimiento, quiso consolarla, - hija, no te preocupes... sabes que es lo mejor para esa criatura y para ti -, dijo, mientras con su mano derecha, tomaba la delgada mano de su hija, que parecía tan fría e inerte, como la de un muerto. La mirada de aquel hombre, se dirigió al rostro en penumbras, que sentado a su lado, parecía ni siquiera respirar, - ¡Emelia! por Dios, reacciona, ¿que era lo que esperabas? ¿mantener entre nosotros el pecado y la vergüenza que has acarreado a nuestra familia? -, sus palabras salieron atropelladas, de forma furiosa, como si se tratara de un gruñido, que no podría ser escuchado ni por el chófer, ni por nadie que pasara caminando por aquel lugar, pero si serían audibles para aquella joven que apenas podía con su existencia. Cada palabra, se convirtió en una puñalada en su alma ya moribunda. El cuerpo de Emelia comenzó a temblar, por los silenciosos sollozos que de su interior emergieron.

El resto del viaje, desde el lago de Como, hasta Venecia, ninguno de los dos, habló una sola palabra. Cada posada en la que se detenían para hacer descansar los caballos o cambiar de carruaje, jamás se dirigieron la palabra. Él, comía, mientras ella, prefería tomar una habitación y recostarse en el lecho, mientras continuaba dejando que su alma se diluyera en llanto interminable.  

Cuando por fin llegaron a Venecia, su padre, mostraba un gran alivio, ya no tendría que hacerse responsable por aquella hija, podría volver al lado de su esposa y dejar que la iglesia les ayudara a curar el corazón de aquella descarriada. En aquella ciudad, la familia de Emelia, contactó con un alto funcionario del clérigo y de la inquisición. Fueron escoltados hasta el Palacio Mocenigo, propiedad de aquel funcionario y sede secreta de la inquisición. Allí la joven, dejaría el mundo secular, para convertirse en lo que mas tarde, muchos temerían, un ser viviente, pero sin alma, sin piedad, ni amor para entregar a nadie.




avatar
Emelia
Condenado/Licántropo/Clase Alta
Condenado/Licántropo/Clase Alta

Mensajes : 60
Puntos : 42
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 13/03/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.