Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


El primer paciente del dia... puede ser el ultimo de la noche -libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El primer paciente del dia... puede ser el ultimo de la noche -libre

Mensaje por Leah Windsor el Jue Ago 25, 2016 6:52 pm

Cuando nuestros sueños se han cumplido
es cuando comprendemos la riqueza de nuestra imaginación y la pobreza de la realidad.


El día había empezado ajetreadamente aun cuando no era de la clase de vampiro que se encerraba y dormía me gustaba ocupar mi tiempo en cosas útiles como ayudar a las personas que necesitaban una mano de más, por las noches los vampiros perdidos solían visitar mi consulta, vampiros poco usuales pero siempre con mucho que decir, el último había sido un jovencito que llevaba poco más de diez años siendo uno y necesitaba simplemente que lo escucharan, me agradaba que las personas se sintieran cómodos con mi presencia, más uno que otro buscaba algo mas, con mis años sabía como tratar a mis pares, me consideraba un vampiro neutral, no tenía enemigos y conocía tantos secretos de parisinos que podía desatar el mismo infierno si se llegasen a divulgar, pero tenía algo que llamaban moral y confidencialidad médico-paciente.

Todos estábamos locos, con unos lapsos escasos de corduras, yo propiamente tal poseía algo que algunos llamaban una loca obsesión, el orden y las cosas hechas de cierta manera, todos tenía un espacio en mi consulta y aunque a veces mis pacientes hacían un desastre me daba el tiempo en siempre dejar todo como debería estar… ordenado.

El reloj comenzó a sonar, marcaba las ocho de la mañana hacía unos minutos el sol había salido y aún alumbraba poco pero lo suficiente como para causarme un daño, termine de mover el gran sofá de una pieza que tenía en mi consulta, ordenando los cojines, doblando los pañuelos, en a lo menos cinco minutos llegaría mi asistente, una joven un poco maniática, al igual que yo, humana que se dedicaba a tomar las horas de mis pacientes durante el día… el horario era de ocho y treinta hasta seis de la tarde, yo trabajaba de corrido por el contrario mi asistente tenía un descanso de dos horas donde ella almorzaba y salía de la consulta, escuche como la puerta se abría y me dirigí hasta la sala de estar – Buenos días Delia – tan ordenada como siempre ingreso me saludo, alegremente y comenzó a ordenar su espacio de trabajo, no sin antes poner afuera el letrero de abierto. – Madame Windsor, hoy viene la Señora esa que es media rara – levante una ceja un poco molesta por su forma de tratar a una persona – Mellisa Moriarty, así se llama, ya te he dicho que no los trates mal… a demás si no fuera por ellos tu no recibirías tu salario mensual – le dije guiñandole un ojo – apenas llegue la haces pasar hoy será un día ajetreado – sonreí e ingrese a la habitación donde escuchaba a mis pacientes…

Tome asiento en mi escritorio y comencé a leer las últimas anotaciones que tenía de cada uno de los pacientes que vendrían a la consulta, había uno que me tenía un poco preocupada y era un hombre que había salido del sanatorio mental hacía pocos meses y aún necesitaba ser tratado con medicamentos y  con cuidado, no hablaba con cualquiera y era muy selectivo, tenía que replantear todo lo que le habían hecho y volver a empezar con miras a que pueda entablar conversaciones nuevamente como una persona normal… esperaba que algún día el pudiera hacerlo…

Del otro lado de la puerta Delia abría dejando pasar a mi primer paciente del dí
a…




Leah Windsor
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 24
Puntos : 11
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paciente del dia... puede ser el ultimo de la noche -libre

Mensaje por Hilda Eddowes el Dom Oct 09, 2016 1:55 pm

La eternidad no distaba de la mortalidad. ¿Por qué? Las dos se regían por etapas, y las criaturas debían ir cambiando conforme algunas. Los humanos y los seres de la noche se parecían más de lo que creían, muchos de ellos se dejaban llevar por sus emociones, mientras que otros la ambición, el poder, la avaricia, etc., lograba que sus acciones fueran tomadas. Cada uno tenía historias por detrás que contar, aunque algunos no lo hacían por seguridad, miedo, o simple nostalgia. Los seres humanos y las criaturas de la noche guardaban secretos, y cada uno de ellos, al ser revelado, podría destruir la existencia del creador. ¿Qué sucedía? ¿Por qué entonces la tan marcada jerarquía de razas? ¿Qué estaba mal? ¿Qué estaba bien? La confusión podría ganar a la claridad, así como la locura a la cordura, todo dependía de la historia por contar.

Hilda era una criatura establecida por el error, el horror, la tristeza, el deseo y la venganza. No existía nada más que eso, en su corazón no podría existir de nuevo el amor, y en sus pensamientos jamás se volverían a crear ilusiones, mucho menos a tener sueños; ya no había nada que quisiera llegar a alcanzar.

Su método de expulsión no estaba sirviendo de nada. Aún sentía que nadie merecía ser feliz, porque ella no podía ni debía serlo, sin embargo reconocía que algo no iba bien en su interior, y aunque no le desagradaba del todo, algunos de sus actos los realizó en medio de cegueras que le recordaban a un pasado aterrador.

No volvería a ser humana, por lo tanto, nunca volvería a tener un vientre saludable, uno que estuviera listo para poder llegar a procrear de nuevo. Sus deseos de ser madre jamás serían reales, pero no sabía con exactitud si eso era lo que deseaba, o sólo se aferró a aquella perdida del pasado. Las cosas daban vuelta en su cabeza, ya nada era como le gustaba, todo cambiaba, quizás ya era momento de dejar tanto dolor y lamento atrás, pero la pregunta del millón era clara ¿Cómo llegaría a serlo? Negó un par de veces al pensar que podría lograrlo, probablemente sus métodos no eran los adecuados, pero la liberaban cada determinado periodo de tiempo. ¿Existía otra forma de sanación? Quizás sí, por eso se puso a investigar de él.

Leah era el nombre que dio como resultado su búsqueda. ¿Una especialista? ¿Qué tendría de novedad aquello? Lo cierto era que lo que llamó su atención fue todo lo que conllevaba aquella mujer, no era común y corriente.

Fue por es que durante la noche merodeó el lugar, y terminó por esconderse en el ático del pequeño consultorio. Sólo debía de salir al horario correcto.

Para su buena suerte, a pesar de aquel horario, la vampiresa que trabajaba ahí tenía todo cuidado para que la luz no le afectara.

Hizo un apareció no sólo con la colega, sino también se adentró a aquel cuarto donde se encontraría su “especialista”.

Señorita Windsor, parece que usted es la indicada para ayudarme con ciertos problemas ¿Será así o la afectaré también a usted? — Sonrió de lado.



Hilda Eddowes
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 9
Puntos : 6
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.