Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


In Memoriam [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

In Memoriam [Libre]

Mensaje por Yízo el Mar Ago 30, 2016 12:28 pm

Hace tan solo unos meses que llegamos con mi amigo Oswald a la vieja ciudad de París, fueron meses largos y angustiosos en los que nos vimos obligados a adaptarnos a un nuevo modo de vida, a una nueva ciudad, y a una forma distinta de solucionar nuestros problemas. Ya no contábamos con que el apellido Murdock nos sacara de los apuros, no teníamos ni sus contactos, ni su dinero, aunque sabiendo las desventajas que ese apellido acarreaba... Pasar hambre de vez en vez no era tan malo después de todo.

París era una ciudad distinta, con sus propias costumbres e historia, pero así y todo me hacía acordar en muchos aspectos al ambiente británico. Las calles sucias, el gentío inmenso, las enfermedades y la peste ¡Glorioso el momento en el que el ser humano inventó el perfume! No creo que pudiéramos vivir en un mismo perímetro si no fuera por semejante maravilla de descubrimiento.

La primavera parecía traer un pequeño aliciente a las, por lo general, embarradas calles de la ciudad, de cualquier manera no había dado ni siquiera tres pasos fuera del local donde había comprado un nuevo libro que ya tenía las botas llenas de... en verdad no quería saber de que...

Podían faltarnos ciertos lujos, pero habían algunas cosas que no estábamos dispuestos a dejar de lado, en mi caso: La buena lectura y mi ropa limpia, antes muerto que ir desprolijo por la vida. Al enterarme por casualidad que en uno de los comercios del centro había un único tomo de “In Memoriam” no pude dominar mis ansias de correr a buscarlo, salí en cuanto termine las tareas del hogar, aunque para entonces ya era entrada la noche.

Por lo general iba acompañado de Oswald cuando tenía que hacer ese tipo de cosas, no era seguro ir solo. Pero mi amigo había estado ocupado con ciertos asuntos hasta muy tarde, y probablemente siguiera así durante toda la noche. El vendedor, ni lerdo ni perezoso, se había aprovechado de mi condición para cobrarme un poco de más, ¡Pero había valido la pena!

Distraído como estaba, admirando mi nueva adquisición, no me di cuenta que había captado la atención de cierto tipo de gente poco amigable, personas que apenas merecían recibir semejante calificativo. Tres hombres me seguían y solo lo noté cuando estaban a escaso medio metro de mi persona, mala cosa, ya era tarde para salir corriendo.

Lo primero que sentí fue un fuerte golpe en la nuca, seguido por otro en el hombro, rebote contra la pared más cercana, me dejaron algo atontado, pero por intuición me cubrí la cabeza con ambos brazos, intentando que reducir los daños al mínimo. Sabía hablar francés, pero en su modo formal, y lo que hablaban esos hombres parecía una versión mucho más rudimentaria, campesina si se quiere; aunque varias palabras eran bastante claras.

-Sucia basura negra - Decía uno de ellos mientras me golpeaba en el abdomen repetidas veces.

-Fijate, ****** sabe leer - Comentó otro mientras se reía, luego me golpeó la mano que sostenía mi preciado libro el cual cayó a la calle.

-Miren si ****** los dientes, tal ******* venderlo - Dijo el tercero muy emocionado, y aunque no entendiera del todo las palabras podía imaginarme lo que seguía. Sentí como abrían mi boca a la fuerza...

Es gracioso, en momentos como esos el primer pensamiento que llegaba a mi cabeza era “Espero que no hayan roto el libro”, seguido de “Ojala sus manos no estén demasiado sucias”. Intenté resistirme, aunque tres contra uno ya de por sí era injusto, pero además sabía que no podía defenderme como correspondía de ellos, sí llegaba a golpearlos quien recibiría todo el castigo de la justicia sería yo, no ellos. ¿Un extranjero de color contra unos respetables ciudadanos blancos de París? No tenía posibilidad alguna de que me escucharan.

Yízo
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 35
Puntos : 37
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 24/08/2016
Edad : 201
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In Memoriam [Libre]

Mensaje por Archer V. Dirsak el Lun Sep 05, 2016 1:48 pm

Tras una mañana un tanto ajetreada, Archer había tenido un rato corto para poder relajarse y descansar. Se tumbó bajo un árbol en uno de los parques más cercanos y abrió un libro, una edición de bolsillo, de un manuscrito bastante interesante, "In Memoriam". Le habían comentado al vendérselo que era una trama bastante adictiva, y en un principio no se lo pareció, aunque sin apenas darse cuenta, las páginas se pasaban prácticamente solas, no sentía el aire en su rostro, ni siquiera un atisbo de calor de aquella tarde en su piel. Al menos no tenía quehaceres esta tarde, así que no le preocupó demasiado el tiempo que pudiera tardar leyendo o el tiempo que se le pudiese pasar volando. Simplemente leyó y leyó, sin fijarse en la gente que pasaba y lo miraba con desdén,como si aquello que estaba haciendo fuese algo malo o estuviese prohibido. Sin embargo, de lo que si se percató es de cómo iba cayendo la noche. Así que por su propia seguridad, se levantó e inició el paso.

Mientras caminaba, pensaba en una pequeña rotura en una de las páginas centrales del libro, por lo que estaba decidido a ir a la tienda a reclamarle otro tomo al vendedor, o al menos algún tipo de enmiendo. Lentamente la noche se fue haciendo prácticamente en su totalidad, dejando una visibilidad muy reducida, tan solo apoyada por unos tenues y titubeantes luceros que se cernían sobre las sucias y malolientes calles de aquella zona de París. -¿Cómo es posible que esta parte del mundo, en la que no quieren vivir ni las ratas de la cloaca, donde hay más mierda en las paredes que en un establo, pueda haber una librería que venda ejemplares tan buenos como este?- Pensó mientras avanzaba hacia su destino. Mas al llegar, algo le sorprendió. No fue que la tienda estuviese cerrada, en realidad ya era algo tarde, si no unos ruidos un tanto inquietantes y estruendosos provenientes de la bocacalle cercana. El hechicero se acercó a ver, y pudo ver como tres parisinos aporreaban a un pobre hombre que yacía en el suelo sin poder oponer resistencia. -"Seguro que podemos vender sus dientes"- Decía uno de ellos mientras le abría la boca al pobre hombre.

-Umbrarum abditis noctis venit ad me et non improperat- Susurró, mientras sus manos cogían un fulgor de un color similar al esmeralda, pero más oscuro, como si venas negras saliesen del mismo núcleo intentando aprovecharse de su luz. Entonces, puso una de las manos en el suelo y y mirando a los tres jóvenes, que se habían percatado del brujo, dijo a voz audible. -Aullad, animales, aullad y huid, si no queréis conocer el oscuro lado de la vida esta noche, si no queréis pagar por vuestros pecados, corred sin mirar atrás, id a llorar a vuestras casas.- Tras esas palabras, uno de ellos echó a correr, temeroso de perder la vida, pero otros dos se quedaron, valientes y estúpidos. -¿Crees que tenemos miedo de un truco de magia? ¿Acaso no sabes que la hechicería solo es un cuento de niños viejo?-

Archer, que todavía mantenía la mano en el suelo los miró a los ojos y sonrió. -Ahora sabréis lo que son los cuentos de niños... De nocte consurgens, securi mortis- Tras apenas dos segundos, un círculo del mismo color que el fulgor de sus manos, se amplió bajo la palma, tomando un gran tamaño en el suelo. Del mismo, una silueta encapuchada emergió, con una guadaña más larga de lo habitual, con una sonrisa profunda y oscura. Fue entonces cuando, sin poder evitarlo, ambos cayeron al suelo, quedando inconscientes por el shock de lo que acababan de ver. Sin pensarlo un momento, Archer se acercó al muchacho y lo miró a conciencia. -¿Estás bien? Esos animales se han cebado contigo. No temas de mi, no ha sido más que una ilusión, mi nombre es Archer, encantado de conocerle. ¿Quiere que nos vayamos?- Le invitó antes de que aquellos dos volviesen a levantarse

Archer V. Dirsak
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 16
Puntos : 7
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 31/08/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In Memoriam [Libre]

Mensaje por Yízo el Mar Sep 06, 2016 9:00 am

De entre las voces del gentío que pasaba por la calle, ignorando de forma esmerada el ataque del que estaba siendo víctima, y los comentarios “bromistas” de mis atacantes, pude escuchar una cuarta voz que se alzaba por encima de todas las demás. “Aullad, animales, aullad y huid” los amenazaba el extraño, eso pude entenderlo con claridad, estaba dicho en un perfecto francés, no como el de mis atacantes.

Los golpes se detuvieron, aunque solo por las dudas prefería no quitar la protección de mis brazos de mi cabeza, quizás alguno intentara darme otro golpe aprovechando la distracción. ¿Magia? ¿Había escuchado bien? ¿De verdad? Había cruzado el mar, alejandome miles y miles de kilómetros de mi hogar, y allí estaba de nuevo, cruzándome con un portador de magia. Esto parecía algún tipo de extraña ironía que me planteaba el destino, con ese humor retorcido que demostraba tener.

Por el rabillo del ojo noté un fulgor pero por experiencias pasadas supe que lo mejor que podía hacer en esa situación era no mirar, me quedé quieto en el piso a la espera de que todo terminara y que con suerte me dejaran ir a mi casa de una vez, a leer mi libro tranquilo.

-No se preocupe, Señor, no es algo a lo que no esté acostumbrado - Dije con mi tonada ligeramente extranjera mientras me sentaba. Podía sentir los golpes dispersos por mi cuerpo, el labio roto en las comisuras producto de la fuerza que habían hecho para mantenerla abierta - De verdad se lo agradezco, Señor, es usted muy amable - Adopte una postura sumisa, no era buena idea el devolverle la mirada a una persona de sus características - Señor Archer entonces, mi nombre es Yízo, aunque mis amos me llamaron Tomas, si prefiere un nombre cristiano - Levanté la vista un segundo, extrañado por el ofrecimiento, aunque la baje de inmediato - No quisiera importunarlo aún más Señor, ya es bastante el que me haya sacado de este apuro.

Como mi ángulo de visión estaba ya en el piso, no me costó nada encontrar mi libro, tirado a un costado como si fuera basura. Me agache para agarrarlo y lo limpie lo mejor que pude con la manga de mi abrigo, aunque mi ropa no estaba mucho más limpia luego de haberme visto obligado a revolcarme por el suelo. Pase la mano libre por el chaleco, con gesto de repugnancia ante el estado en el que me encontraba.

-Por otra parte, con estas pintas no puedo ir muy lejos - Observe a los hombres que me habían golpeado, aún estaban en el piso por lo que parecía inconscientes - Puedo tolerar los insultos y los golpes, pero que arruinen una ropa nueva y un libro recién comprado es algo en verdad abominable- Pasé rápido las paginas para evaluar los daños, aún podría leerlo aunque con algo de esfuerzo - ¿No tendrá problemas si estos caballeros lo acusan de utilizar magia, Señor?

No muchos creían en la magia, pero entre los que sí creían estaba por ejemplo la iglesia, quien no solía tomar a bien que las personas se anduvieran involucrando con ese tipo de “fuerzas diabólicas”. Tal vez ese tal Archer era lo suficientemente influyente como para que esa perspectiva no le preocupara, como solía pasar con sus antiguos amos, o tal vez confiaba mucho en sus habilidades.

Yízo
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 35
Puntos : 37
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 24/08/2016
Edad : 201
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In Memoriam [Libre]

Mensaje por Archer V. Dirsak el Miér Sep 07, 2016 12:00 pm

Ayudó al joven a levantarse. De verdad le habían dado una buena sacudida, aunque no se asombró, en aquellas sucias y oscuras calles parisinas era de lo más normal. Cada día, a cada hora, la gente maltrataba y abusaba de los esclavos, sin darles apenas opción a dialogar o a defenderse. De igual modo, nunca iban solos, si no un grupo de tres o cuatro personas, como el que había apaleado al pobre chaval. Lo que realmente asombró al hechicero fue la compostura y el buen hablar del moreno, quien se defendía muy bien en el idioma, a pesar de su marcado acento inglés. Su porte era muy elegante e interesante. Se dio cuenta del libro que acababa de recoger del suelo y se asombró ver la misma portada que en el suyo. -Vaya, para ser un esclavo tienes muy buen gusto. ¿Quien te enseñó a leer?- Preguntó antes de comenzar a caminar hacia las calles más anchas e iluminadas de París. -Y no te preocupes, no podrán hacer nada más que demostrar unas acusaciones vacías. No temo a las denuncias ni a que me sigan, nadie podría atraparme, y si lo hicieran no saldrían muy bien parados, pero aún así, no te preocupes, no soy mala gente- Argumentó entre risas continuando el camino.

La preocupación del joven era asombrosa, ¿A que persona de su categoría podría importarle más un libro y cuidar su imagen que la paliza que le pudiesen dar o el perder los dientes? Archer había quedado anonadado con la reacción, pero no la dio a notar, debía mantener cierta compostura ante aquel hombre. -Vamos, cerca de aquí hay un hostal, allí podrás asearte y pediremos que limpien tus ropajes. Y no te preocupes, todo corre de mi cuenta.- Las calles estaban húmedas y sucias, los caballos dejaban sus deshechos en cualquier parte y mucha de aquella gente no lo recogía, quizás esperando que, por ser de altos linajes, la gente de a pie no les contestara. Y efectivamente así pasaba, nadie contestaba a los nobles y ricos, como si fueran seres de otro mundo o superiores, cuando sangran igual que cualquier otro. Estas cosas siempre le hacían recordar la creencia que tenía Gerges sobre su persona y como un rey le hizo ver a la sociedad que no era diferente a los demás.

Tras doblar la esquina se encontraron con el lugar que Archer había mencionado. Su parte exterior dejaba mucho que desear; la pintura de las paredes vieja, desgastada y cayéndose a pedazos, los barrotes de las ventanas oxidados y carcomidos por el tiempo, el cartel que lo anunciaba era de madera de roble, pero una madera muy vieja, tanto que el dibujo comenzaba a ser ya un tanto difícil de distinguir, pero se apreciaba una especie de oso en una cueva con un fuego encendido. "La gruta de los grandes", ponía justo debajo de aquel dibujo tan horrendo. -Bueno, aquí es amigo. No te dejes engañar por las apariencias, por dentro es completamente diferente. Y por cierto, tu acento Inglés es bastante notorio, ¿Londinense?- Le preguntó, intentando descifrar algo sobre su antigua vida.

Abrieron la puerta del hostal que, mas que un hostal parecía una posada, y dentro era como un mundo a parte. Las estanterías y muebles muy modernistas, con grandes grabados tallados a conciencia en aquella madera tan profesionalmente trabajada. En el suelo una alfombra que, por sus formas y dibujos, se denotaba india, y las lamparas de acero forjado en una calidad y belleza incomparables. -¿Que te había dicho? Sorprendente, ¿Verdad? Digámosle a la dependienta si pueden arreglar y limpiar tu ropa mientras te duchas.- Y animó al joven Yizo a acercarse a la mesa de las dependientas que, acorde al lugar donde trabajaban, ambas eran bellísimas.

Archer V. Dirsak
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 16
Puntos : 7
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 31/08/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In Memoriam [Libre]

Mensaje por Yízo el Jue Sep 08, 2016 4:52 pm

El hombre se portaba extrañamente amable conmigo, sospechosamente amable diría más bien, y eso me inquietaba un poco, ya de por sí era suficientemente raro el que se detuviera a ayudar a un esclavo, pero que además se quedara allí conmigo, hablando con tanta confianza... Raro, simplemente raro. No había visto un comportamiento así en nadie más que Oswald, pero en su caso era entendible, nos habíamos criado juntos, me veía más como a un hermano que como a un sirviente.

-No me cabe la menor duda de que así es, Señor - Respondí ante su afirmación de que no era una mala persona, al menos hasta el momento había demostrado tener más de una virtud, lo cual no aseguraba nada, pero al menos le daba el derecho a la duda - Oh... No, no, señor, no podría, no estaría bien que abusara así de su bondad, ya ha hecho más que suficiente - Intentaba mantener mi gesto amable, nada bueno podía salir de una situación como esa, pero tampoco podía darme el lujo de ofenderlo - No... Es que... Pero... - No había caso, el hombre empezó a caminar y pretendía que lo siguiera, así que eso hice.

Apure el paso y fui tras él ¿Y sí me estaba metiendo en algo aun más peligroso? Quizás este señor que parecía tan amable era en verdad un traficante de esclavos, tal vez me dejaría dormido de un golpe en cuanto nadie estuviera cerca y despertaría en un sitio desconocido, desnudo y junto a otra docena de esclavos a la espera de ser vendidos. Un escalofrío recorrió mi espalda al pensar esa posibilidad, pero mientras el hechicero se mostrara cordial no podía hacer nada, tenía que seguirle la corriente.

-Así es, Señor, al parecer debo seguir practicando mi francés - Miré el lugar con desconfianza, todo parecía indicar que mis sospechas eran ciertas. Maldije a Oswald por estar ocupado y no haberme acompañado, esto no hubiese pasado de estar caminando junto al que todos interpretarían que era mi amo, podría haber comprado mi libro a un precio justo y estaría ya en el hotel de nuevo, leyendo tranquilo - En verdad no es necesario, Señor, no estoy lejos de donde se hospeda mi amo... Esto podría dar pie a malos entendidos...

Por dentro sin duda que era muy distinto, muy lujoso para ser una simple posada ¿Que clase de gente se hospedaba en un lugar así? Mal que me pesara no tenía otra alternativa más que entrar, sí salía corriendo sería demasiado sospechoso. Aunque, de todas las sorpresas que Archer me había dado, la mayor era sin duda su propuesta de hablarle a las muchachas del lugar para que ¡Limpien mi ropa!

-¿Que está diciendo usted, Señor? Eso es simplemente imposible, tendré suerte si me dejan pasar - Me había dado la vuelta y le hablaba en voz baja, sin quitar la vista del suelo, no quería ser irrespetuoso y ganarme así otra golpiza, pero tampoco podía hacer lo que me estaba pidiendo - De verdad se lo agradezco, no dudo de su buena voluntad, pero es peligroso que esté aquí sin mi amo, Señor - Las dependientas esperaban a mis espaldas, pero probablemente aguardaban a que Archer dijera qué deseaba, no yo. Era el dueño del esclavo el que pedía por servicios o en su defecto enviaba a su siervo a que le buscara algo, pero esto... Esto era demasiado extraño - Si quiere puedo decirles que el Señor Archer desea una habitación, claro, sí es lo que el Señor desea - Agregue enseguida como para que no pensara que lo estaba contradiciendo.

Yízo
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 35
Puntos : 37
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 24/08/2016
Edad : 201
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In Memoriam [Libre]

Mensaje por Archer V. Dirsak el Mar Sep 13, 2016 11:37 am

Archer sonrió al ver la timidez del joven, aunque llegó un momento en el que pareció un tanto asustado. No podía creer que tras todo ese embrollo, el joven de piel morena continuase manteniendo la compostura como lo hacía, le parecía sublime y al mismo tiempo triste. No se imaginaba por la de cosas que debería de haber pasado para llegar a un estado de concentración tal como para poder seguir comportándose de aquel modo frente a lo que le había sucedido. –Oh, no es ninguna molestia, y no digas que es tu amo, es mejor decir jefe, es menos denigrante para ti, al menos en mi opinión. Y si me lo permites, a mí me gustaría que mis trabajadores llegaran limpios a su puesto, no embarrados y hechos polvo. ¿Tú qué opinas?- Se quedó mirándolo un segundo, rebuscando en el fondo de su alma para intentar descubrir el porqué de aquella compostura. El hechicero sospechaba de algún tipo de embrujo al principio, pero lo descartó en seguida. Al parecer, simplemente era un hombre fuerte.
 
-Vamos Yizo, aquí no discriminan a nadie, esto es como el escondite de la gente humilde. Para ellos, cada persona es una vida, independientemente de su estatus social, del dinero que posea o las tierras que haya heredado, aquí eres uno más, no debes temer por nada.- Sonrió, intentando hacerle ver que en realidad no tenía ninguna mala intención sobre él, para hacerle ver que simplemente era un hombre al que le gustaba ayudar a aquellos que lo necesitasen de verdad. Y en ese momento, el jovencito necesitaba cambiarse y arreglarse para no presentarse de ese modo frente a su señor.
 
Tras unos segundos y observar el que joven vacilaba, decidió ser él quien se acercase a la recepción de la posada a arreglar el papeleo con la rubia que esperaba tras el macizo de madera. Fue sencillo y rápido, incluso la chica sonrió en el momento en el que le comentó que el mulato se sentía abrumado en la sala al ser la primera vez en París que no depende de nadie y podía hacer lo que quisiera por sí mismo, sin dueños, sin ataduras. Simplemente acabaron de firmar y el brujo se giró hacia lo que creía su nuevo amigo. -¿Ves? Ya está arreglado, incluso diría que le gustas a la rubia de ojos saltones, ¿no te parece atractiva? Bueno, de cualquier modo, te han preparado la habitación 303, recogerán tu ropa y la asearán para cuando acabes de darte la ducha. Y tranquilo, puedes disfrutarla sin problemas, tienes algo más de media hora para usar la habitación a tu antojo. Yo te esperaré aquí.-Le dio la llave de la susodicha habitación y se sentó en uno de los sillones de la recepción, esperando a que el joven acabase.
 
-Vamos, ¿a qué esperas? No creo que a tu señor le guste que llegues tarde, ¿verdad?- Entonces cogió un periódico y lo comenzó a leer, como haciendo caso omiso a lo que hiciera Yizo a partir de ese momento, pero sin quitarle un ojo de encima. Le seguía pareciendo curioso que un esclavo pudiese leer y, seguramente, escribir. Debió haber tenido una vida mucho mejor que ésta en el lugar de donde proviene.



Archer V. Dirsak
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 16
Puntos : 7
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 31/08/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In Memoriam [Libre]

Mensaje por Yízo el Vie Sep 16, 2016 10:49 am

Cada vez albergaba menos dudas de que todo eso se trataba de una trampa, el hombre incluso utilizaba argumentos comúnmente pregonados por los movimientos idealistas que pretendían acabar con la esclavitud. Seguramente se había estudiado muy bien al personaje para poder decir esas palabras con tanta convicción y seriedad, pero Yízo sabía bien cómo funcionaban este tipo de cosas y no pensaba dejarse engañar.

-No equivoque el término, Señor, en verdad no tengo jefe, sino un amo, creo que eso debería ser evidente al verme - Dijo el hombre muy serio aunque manteniendo un tono sumiso a pesar de todo - No soy un trabajador, soy un esclavo, Señor - Le sonaba extraño el tener que aclarar algo que era tan evidente, pero claro, estaban jugando el juego de “soy un humilde sirviente que cree en tus palabras de libertad y derechos para todos”.

Miro la costosa decoración, lo bien vestidas que estaban las muchachas de la recepción, el buen gusto que denotaba la distribución del lugar y negó con la cabeza. Por el momento lo mejor era seguir con todo ese asunto, a ver por cuánto tiempo podría mantener la fachada el caballero Archer antes de que demostrara sus verdaderas intenciones.

-Yo no tengo estatus social, señor, solo los ciudadanos lo tienen y yo no soy un ciudadano - No estaba diciendo ninguna mentira, los esclavos no tenían posición social porque para empezar no eran considerados humanos, y los derechos eran para la especie humana - Sí usted lo dice, Señor - Dijo ante el comentario sobre la rubia, siquiera la había mirado, se le había enseñado a no observar a las damas para no incomodarlas - En verdad semejante amabilidad es algo inesperado, y simplemente no puedo salir de mi asombro, solo alguien de la aristocracia podría permitirse tales lujos.

Agarró la llave que le ofrecía Archer y, aún algo indeciso, fue en busca de la habitación que le había sido asignada. El cuarto contenía una cama para una persona, una mesa pequeña, y en una habitación separada una tina con un poco de agua caliente y otro balde al lado con más agua, una toalla y una barra de jabón. Yízo inspeccionó todo el lugar en busca de alguna puerta secreta por la que pudieran sorprenderlo, pero no encontró nada. Sin estar convencido del todo aún, se quitó la ropa y fue a asearse, no podía negarse a un buen baño, no importaba que tan extraña fuera la situación.

Cuando salió su ropa ya estaba lista, pero por mas relajante que hubiese sido todo no dejaba de tener sospechas. Revisó su traje para ver si no tenía ningún alfiler oculto, miró dentro de su libro, pero tampoco encontró nada allí “Tal vez quieren presentarme bien limpio a los posibles compradores”, pensó el esclavo.

No quería, ni podía, darse el lujo de quedarse más tiempo allí para averiguar qué era lo que Archer tenía planeado. Se acercó a la ventana de la habitación y la abrió, estaban en un segundo piso, pero con las rápida huidas que tenían que hacer habitualmente con Oswald ya se había acostumbrado a tener que bajar por sitios incluso más riesgosos.

Por suerte la noche había caído por completo en la ciudad, así que ocultaba su figura a la vista de los transeúntes. Caminó con cuidado unos pocos pasos, manteniendo la vista fija en el pequeño borde que lo mantenía a salvo de caer varios metros hasta el lodoso piso de las calles de parís. Se agachó al llegar a la esquina y agarrándose de la saliente dió un salto, aterrizando con pies y manos, para luego pararse y empezar a caminar como si nada hubiese pasado.

Yízo
Esclavo
Esclavo

Mensajes : 35
Puntos : 37
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 24/08/2016
Edad : 201
Localización : Paris

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In Memoriam [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:13 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.