Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Sáb Sep 03, 2016 1:07 pm

Hacía solo unas horas que nuestro barco había atracado en el puerto de París, y Assur, mi amo y señor (esto lo digo con retintín), me había ordenado abandonar el mismo con el propósito de encargarme de su acomodación en uno de los lujosos hoteles de la ciudad; y como varias semanas encerrada en un camarote con él se me habían hecho eternas, aquella vez acepté sin rechistar sus órdenes y puse rumbo hacía uno de aquellos lujosos edificios de los que me habían hablado en el muelle.

Me encargué de conseguir los caballos que portarían nuestro equipaje hasta el hotel, y que yo me encargaría de colocar, no fuese que aquí el señor "obedece o te quedas sin sangre" se fuese a romper una uña inmortal; y tras cargarlos con todo lo que habíamos traído desde Transilvania, los conduje hasta el lujoso hotel llamado " Des Arenes", (adivina que significaría aquello).

He de reconocer que el rápido paseo hasta llegar al edificio por las calles parisinas me hicieron sentir libre por unos minutos; el aire fresco de un anochecer de primavera golpeaba mi rostro, refrescando mis ideas y engañándome sobre mi futuro. Sabía que no podía ser libre, que por mucho que odiase a Assur, solo él tenía lo que necesitaba para subsistir, y que tarde o temprano mi alma también sería suya, como había hecho con mi cuerpo en tantas ocasiones.

Resoplé molesta mientras bajaba del caballo y buscaba en el interior del hotel un mozo que se hiciese cargo del equipaje, mientras yo me ocupaba de hacer los registros pertinentes en recepción para nuestra estancia. Lo mejor de estas cosas era cuando me preguntaban por el oficio de mi amo.."Chuparte la sangre" debería ser aceptado como tal; pero mientras las altas esferas se ponían de acuerdo en si incluirlo o no dentro de dicho ámbito, a mi me tocaba edulcorar la verdad. " Es un hombre de ciencias; se ocupa de investigar la anatomía femenina", contesté mientras la recepcionista enarcaba una ceja confundida y yo cogía las llaves para subir a la suite que había reservado para nosotros.

Assur no había especificado si quería dos habitaciones o una, así que me tomé la libertad de coger una, y si acaso no era lo que él había pensado, pues lo solucionaría durmiendo en el suelo y santas pascuas.
Tras darle una propina al mozo que había subido las maletas, y guardarlas tal y como estaban en el armario, me tumbé en la mullida cama disfrutando de los pocos minutos de tranquilidad que me quedaban, pues en pocos minutos oscurecería y tenía claro que Assur aparecería para aguarme la fiesta. No sé como lo hacía, pero estuviese donde estuviese siempre lograba localizarme.


Última edición por Noreen Sheenan el Mar Sep 06, 2016 9:04 am, editado 1 vez




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Dom Sep 04, 2016 11:06 am

No tarde en detener mi montura a las puertas del lujoso hotel donde había encomendado a mi esclava que tomara una habitación para nuestra estancia.
Me gustaba acudir a los sitios con las cosas bien atadas, y la verdad, antes de dar descanso a mi cuerpo, el hambre tenia que ser saciada.
Algo que no me costo en absoluto lograr cuando en el burdel de París varias prostitutas se ofrecieron a dejarme beber hasta saciarme a cambio de unas monedas.
La verdad es que aplaque mis ganas con ellas, de alcohol sexo, sangre en una orgía de esas que sin duda resultaban tremendamente excitantes y placenteras.

Recogí las llaves en la recepción tras confirmar que la reserva estaba correctamente hecha, así que pedí por favor que subieran un buen menú para la cena de mi acompañante, así como dos botellas de champang frio en una cubitera y a poder ser también algunas fresas recién cogidas para ella.
La recepcionista con mucha amabilidad me entrego las llaves, así como me aseguro que en la mayor brevedad posible tendría mi demanda en la puerta.
Acerqué mis labios a su oído alzando ligeramente una ceja.
-Tengo otra petición Madam, necesitaría que ademas de esas dos botellas, haga subir una doncella con champang suficiente para llenar una bañera. A ser posible haga también llamar a una dama de compañía.
Vi como la dama abría los ojos incrédula, mas pronto deje caer un buen fajo de monedas que sin duda pagarían no solo las botellas, la cena y la estancia, si no también su discreción en esta escena.
Le sonreí de medio lado antes de perderme por las escaleras que sin duda me llevarían a la habitación donde me esperaba ella.

Noreen, mi ultima adquisición, una esclava de sangre siempre sedienta. Indomable, aun le costaba asumir que yo era quien poseía el control y ella por mucho que lo intentara acabaría cediendo a todos y  cada uno de mis miseros caprichos.
Ella era mía, puede que aun no lo supiera, puede que a diferencia del resto de msi esclavas ni siquiera lo pudiera asumir todavía.
Mas esta noche le demostraría de nuevo que yo era su “amo” que el control sobre su voluntad era mio y que ella solo existía para complacerme, y de buen grado.

Entre por la puerta con una sonrisa, mientras me acercaba a ella por detrás acariciando con suavidad la piel de su brazo.
-Te quiero desnuda -le susurré en el oído antes de pasar de largo para depositar la chaqueta de mi traje en la silla que frente a un pequeño escritorio de madera de roble se encontraba.



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Dom Sep 04, 2016 1:02 pm

Noté como mi amo había hecho su entrada triunfal en el hotel, y que con calma subía las escaleras que lo llevarían hasta mí. No sabía porque era capaz de sentirlo incluso sin verlo, como el vello de mi nuca se erizaba y mi cuerpo reaccionaba a traición ante su inevitable presencia. Resoplé contrariada cuando mis ganas de verlo se hacían presentes y mi raciocinio desaparecía.

Odiaba sentirme así; odiaba necesitarlo de esa forma, de necesitar su sangre para subsistir. Una sed que solo se aplacaba con su elixir y que me hacía arrastrarme y obedecer incluso a sus deseos más inhumanos para conseguirla. Y lo que más odiaba es que sabía que a la larga mi parte humana desaparecería, que solo sería su voz a la que obedeciese y que me convertiría en su autómata.

De un salto me levanté de la cama en la que todavía permanecía acostada, gruñendo por sentir el fin de esos momentos de libertad que la luz del sol me había regalado. Estiré las sábanas y recoloqué mi falda, comprobando que todo estaba listo para su llegada a la suite. Suspiré enojada conmigo misma, y recé porque al "amo", (como detestaba aquella palabra) estuviese de buen humor y tuviésemos una noche tranquila..o por lo menos, lo más tranquila posible.

No escuché sus pasos tras de mí, ni siquiera la puerta abrirse, solo su aliento en mi cuello mientras sus palabras atizaban mi oído; mientras su frío tacto me hacía estremecer en una mezcla de miedo y atracción que era incapaz de controlar. En esos momentos mi mente iba por un lado, y mi cuerpo por otro. Mi cuerpo lo necesitaba, anhelaba sus caricias el roce de nuestros cuerpos entrelazados, necesitaba que me alimentase con su sangre, que aplacase mi síndrome de abstinencia; mientras que mi mente solo deseaba desaparecer; ser capaz de marcharme y acabar con esa dependencia absurda que todavía no sabía bien como había empezado.
El problema era que en aquel preciso momento mi sed y mi cuerpo hablaban más fuerte que mi razón, y la distancia que había puesto entre ambos para quitarse la chaqueta me resultó hasta dolorosa.

- "Muy bien cielo, eres una esclava maravilosa. No sé como he podido estar no se cuantos milenios sin ti..déjame que te recompense"- refunfuñé mientras ponía la voz en falsete imitándolo a él que todavía estaba de espaldas después de haber dicho que me desnudase: ni un gracias, ni un besito en el cuello ni nada.

A regañadientes y murmurando me desabroché la falda sabiendo que obedecía o no comería aquella noche. Dejé deslizarse la prenda por mis muslos hasta llegar al suelo, donde saqué primero un pie y después el otro, quedándome solamente con las braguitas. Continué con los lazos del corsé, que pronto dejaron mis endurecidos pezones liberados. Odiaba mi cuerpo, de verdad. E impotente como me sentía, lancé el corsé contra su espalda antes de que se diese la vuelta.

- Perdón amo, se me ha escapado.- me disculpé tratando de contener la risa. Reconozco que estaba mal de la cabeza, pero es que no lo podía evitar.- ¿Desea algo más, mi señor?

Luego me fustigaría por arrastrarme de esa manera, pero ahora mi objetivo lo tenía delante, su sangre, y dando dos tímidos pasos con la cabeza mirando al suelo, me acerqué a aquel cuerpo que tanto anhelaba.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Lun Sep 05, 2016 4:24 am

Una sonrisa de medio lado que por supuesto no alcanzo a vislumbrar se dibujo en mis labios cuando oí su vocecita fingida imitarme a mis espaldas diciendo unas graciosas tonterías que le gustaría escuchar y que por supuesto yo jamas le diría.

Mas para mi satisfacción personal podía sentir como se quitaba la ropa a mis espaldas, primero la falda, despacio, casi podía imaginarla, para luego un golpe seco impactar furtivo contra mi espalda.
Me di la vuelta para encontrarme con sus ojos y esa disculpa aun mas fingida que sus anteriores y tontas palabras.
Como siempre obedecía, mas..lo hacia a su modo, ese modo rebelde que me excitaba de un modo u otro.
Queria doblegar su voluntad, era lo mas parecido a domar un caballo salvaje, mas con la diferencia de que a estos seres podías follártelos, pervertirlos y convertirlos en tus mas fieles aliados.

Camine hacia ella, acercándome con descaro, para detenerme frente a ella en silencio, cerca, tan cerca que su aliento impactaba furioso contra mis labios.
Sonreí casi rozándolos con los míos, podía sentir cada resquicio de deseo en su piel no solo por la sangre que bombeaba desbocada por mi interior si no por mi cuerpo.
Abrí los labios ligeramente, rozando casi como si de un suspiro se tratara los suyos, para después dejarlos anhelantes.

Sus ojos me siguieron por el lujoso habitáculo, hasta que me detuve frente al mueble bar para servirme un bourbon con hielo.
-¿me has echado de menos? -pregunte con una picara sonrisa admirando su desnudez, su tersa piel, su rubia melena y sus ojos azules, que ahora me miraban oscuros por la sed y el deseo.
-¿tienes ganas de beber? -le pregunte con doble sentido mientras le mostraba mi copa, mas de sobra sabia que no era eso lo que quería, ni lo que anhelaba ni lo que necesitaba, era mi sangre, carmesí, espesa, embriagadora como el mas puro éxtasis lo que la mantenía allí, desnuda dispuesta para mi en todas y cada una de sus firmas.

La puerta repiqueteo, mas vi entonces como tomaba del suelo la camisa para cubrirse, algo que mi gesto de negación freno en seco, mas con un ligero movimiento de mi mano le indique que abriera la puerta, así, desnuda.
Sus ojos se clavaron en los míos, enfadad, irascible, mas camino desnuda para abrir encontrándose al otro lado con un mozo al que casi se le cae la cubitera y el champan de las manos.

Sonreí con picardia cuando esta con las mejillas sonrosadas le indico que lo dejara sobre la mesa, estaba claro que el tipo no podía dejar de mirar mi tesoro preciado mientras yo frente a ellos bebía del bourbun mirando la escena excitado.

Lleno la bañera con el champang, y como vino se fue por donde había sido llamado.
-métete ahí dentro -le pedí con los ojos rojos de deseo antes de servir sendas copas de champang que esperaba la fueran desinhibiendo para ponerla a tono.
-Tengo otra sorpresa para ti que no se hará de esperar, mas mientras bebamos juntos



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Mar Sep 06, 2016 2:54 am

De una forma sensual y cautivadora, mi amo se acercó hasta mí haciéndome desearlo a cada paso que daba. Cada paso que hacía que mi respiración se entrecortase y mi cuerpo anhelase sus caricias. Era uno de esos momentos en los que mi razón y mi rebeldía desaparecían, cuando todo mi ser lo único que deseaba era complacerle sintiéndome suya, su esclava, estando por completo a su merced para obtener lo que con tanto ahínco deseaba.

Nuestros labios se rozaban, azotándome con su aliento mientras yo contenía mis deseos de hacerlos míos, de saborearlos y morderlos con la lujuria que en mi cuerpo se desataba. Y ahí estaba esa otra parte de mi ser, esa que no lo detestaba por las vejaciones a las que me sometía, esa que lo deseaba por encima de todas las cosas. Contuve mis impulsos, ahora era él quien tenía todo el control y yo lo sabía. Era él quien decidiría cuando y donde obedecería, me acababa de convertir en su juguete.
Suspiré de frustración cuando se alejó de mí para poner rumbo al mueble bar, observando como se servía una copa. Mirando como con cada movimiento suyo por la estancia me invitaba a gozar bajo él.

- Siempre es un desazón estar separado de vos, amo.- susurré con cierto retintín en un momento de cordura en el que volvía a ser yo y no la esclava quien pensaba; más me acerqué a él con paso lento y sinuosos. Hasta que esa pregunta, esa que tanto odiaba, volvió a hacerse con mi razón.- Estoy sedienta, como siempre.

Unos pasos me acercaron a él con la esperanza de recibir lo que tanto deseaba en esos momentos; lo que calmaría mi síndrome de abstinencia por esa sustancia que era más poderosa que cualquier otra droga conocida, que para mi suerte o para mi desgracia, solo él poseía, y por la que me hacía pagar un alto precio.

En esos momentos llamaron a la puerta; enarqué una ceja confundida haciendo el intento de vestirme de nuevo para recibir a la inoportuna visita, más un gesto de Assur me  dejó claro que dicha visita la tenía planeada, y que era de esa guisa como quería que la recibiese. ¿Podía ser más bochornoso? Suspiré hondo compungida y cabreada, lanzándole una de esas desafiantes miradas que a él tanto le divertían, antes de encaminarme hacia la puerta y atender a quien volvía a golpear la puerta.

Tuve que sujetar de un extremo la bandeja que portaba aquel joven muchacho que venía con una cubitera y champán, clavando mis ojos en los suyos, avergonzada por ese momento tan incómodo del que mi amo seguro que estaba disfrutando. Le indiqué donde dejar la cubitera, y tras esto volvió fuera para pasar un carro con otras botellas de champagne y vaciarlas en la bañera.
Los miré confundida a ambos, aunque por la pícara sonrisa de mi amo aquella escena formaba parte de su maléfico plan de aquella noche. El muchacho no tardó en desaparecer la habitación, lanzándome una última mirada furtiva que recorrió todo mi cuerpo desnudo para después marcharse con premura.

Las órdenes de mi amo estaban claras, más no me terminaban de convencer del todo. ¿Por qué me daba la sensación de que esa sorpresa no me iba a gustar? Me acerqué a la bañera e introduje despacio un pie en ese líquido dorado, y congelado. Lo volví a sacar y observé a mi amor acercándose con dos copas de champagne, invitándome a beber con él mientras esperábamos algo ¿o a alguien? Un escalofrío recorrió mi espalda solo de sentirlo tan cerca.

- ¿Ha pensado, amo, que igual aunque la idea sea apetecible, este baño está helado?- confirmé compungida y soltando ésta última palabra con cierto énfasis, sabiendo que me haría meterme en la bañera sí o sí y que le importaba un rábano si me convertía en un cubito. Fingí un puchero porque no quería congelarme, porque prefería calentar el lecho que fuera nos esperaba y acercándome a él, esperé que además de la copa se decidiese por fin a alimentarme.


Última edición por Noreen Sheenan el Miér Sep 07, 2016 4:15 pm, editado 1 vez




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Mar Sep 06, 2016 8:35 am

No puedo negar que disfruté viendo como obedecía, como su mirada se perdía mas de una vez en la mía frente a su desnudez mientras aquel tipo la escudriñaba de arriba a bajo.
Ella era mi propiedad, tan mía como las otras, la diferencia era que eso ella aun no lo sabia, mas lo aprendería, despacio, doblegaría su espíritu con cuidado.

Vi como introducía un pie en la inmensa bañera para sacarlo de inmediato mirándome fijamente para alargar lo fría que la sentía sobre su cálida piel.
-¿Acaso no soy también yo frio? -espeté con una sonrisa de medio lado -mas por ende estas deseando yacer en el lecho a mi lado, sentirme entre tus piernas ¿cierto?

Le acerque la copa de champang mientras con un suave movimiento de mi mano empujaba su mano y la copa hacia sus labios.
-Bebetela entera -ordené -quizás entres así en calor mas rápido -apunté mientras mis ojos contemplaban la bañera aun vacía anhelando ver en ella su cuerpo sumergido en ese liquido dorado.

Deslice mi mano por su muslo, despacio mientras mis ojso se clavaban en esos labios que bebían aquel burbujeante liquido de un trago.
-Así pequeña -susurré dejando que mi mano alcanzara su cintura con suavidad para atraerla contra mi descargando mi aliento contra sus labios.

Su cuerpo busco el mio con las caderas, insinuante, necesitada, mientras yo le acercaba aquella segunda copa ordenando que hiciera lo mismo que con la primera.
Así me deje caer de rodillas frente a aquel cuerpo desnudo alzando un instante la vista para clavarla enrojecida en esos ojos claros.

Deposite un beso en su muslo interno, ascendiendo despacio con mi lengua, trazando el camino hacia su sexo que sentía como se humedecía por momentos.
-¿que deseas? -le pregunté golpeando ocn mi aliento sus labios menores aun sin tocarlos. Oí como un jadeo golpeaba la copa de vidrio para pronto seguir bebiendo apurando aquel liquido dorado que se perdía entre sus labios.
Sonreí de medio lado antes de posar mis labios sobre su sexo, introduciendo mi lengua entre aquellas dos montañas que se abrían a mi paso entre jadeos y gemidos.
Sus piernas flojearon cuando mi lengua rozo su clítoris, con el que me entretuve un buen rato, golpeando, lamiendo, jugando, cada vez mas y mas rápido.
Oí el cristal caer de sus manos, vació mientras sus manos buscaban el sustento en la pared que tras de si era testigo de cada uno de sus gemidos.
Su mano ahora se enredaba en mi pelo, ansiosa me pedía mas, hundiendo mi cabeza por completo entre sus piernas, dejando que paladeara cada resquicio de su sabor, mojada, caliente así me esperaba.

Sentía cada vez como su respiración se ajetreaba, mas rápida, mas ronca, dejando escapar de sus labios gemidos ahogados mordiéndose una de las manos.
Estaba a punto, en ese momento pare, alce los ojos mientras relamía mis labios para contemplar su cara de placer que pronto fue sustituida por la desesperación, empujaba de nuevo con sus manos mi cabeza, implorandome que continuara, mas no lo hice, simplemente la admire antes de ponerme en pie.
-¿Quieres mas? Pregunté a sabiendas de que todo su ser se moría por correrse -pues entra en esa bañera



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Miér Sep 07, 2016 5:15 pm

Reconozco que una sonrisa pícara apareció en mi rostro cuando con sus palabras parecía que era capaz de leer mi mente, ¿cómo si no iba a saber que estaba pensando en deshacer las sábanas de aquella enorme cama con él entre mis piernas? ¿Tan predecible era que en el poco tiempo que llevaba bajo su control sabía lo que se me pasaba por la cabeza?

Lo que me pasaba cuando estaba tan cerca de él era pura contradicción, lo odiaba o lo amaba al mismo tiempo, aunque también dependía del tipo de deseos que quería que cumpliese. Me gustaba sentirme protegida por mi amo, sabía que siendo suya nada malo podía pasarme, incluso disfrutaba de nuestros ratos en la cama cuando solo estábamos nosotros, cuando mi deber era solo darle placer a él y no a nadie más. Me gustaba como me sometía bajo su cuerpo, como me hacía estremecer con sus caricias, tocando cada parte de mí que sabía que me enloquecía.
Pero al mismo tiempo lo odiaba porque sabía que para él yo solo era un juguete más, que pronto se cansaría de la novedad y quedaría relegada a un segundo plano.

Me tendió la copa de champagne, alegando que con su contenido entraría antes en calor. Eso era algo que no pensaba discutir, porque tenía razón, lo malo es que el líquido de la bañera volvería a bajar mi temperatura de nuevo.

-¿Y digo yo que no hubiese sido mejor idea pedir chocolate caliente y luego mojar churros?- susurré antes de beberme el líquido espumoso que entraba con rapidez por mi garganta. Cuando me percaté de mi comentario y del churro que a mí me apetecía saborear, casi me atraganto. Menos mal que Assur no podía leer mi perversa mente..porque ..¿no podía..no?

Su mano recorrió parte de mi cuerpo mientras me orillaba hacia el suyo. El roce que su mano sobre mi piel provocaba era complicado de explicar, pues aún estando tan frío como aquella bañera en la que quería que me metiese, su tacto me abrasaba por dentro; necesitando más de él, necesitando todo de él. Mi cuerpo se rozaba contra el suyo, buscando esa excitación que haría que me hiciese suya en ese momento, buscando que me sometiese de la forma que quisiese, porque en ese preciso instante mi deseo dominaba mi razón.

Me tendió la segunda copa que portaba en la mano animándome a que repitiese la operación, ¿es que él no iba a beber?; iba a preguntarlo cuando se arrodilló frente a mí, acariciando con su lengua la parte interna de mi muslo; una caricia que me hizo jadear sabiendo lo que vendría después.
Desde luego aquel inmortal sabía como convencer a una mujer de lo que quisiese; gemí frente a la copa de champagne, bebiendo todo lo rápido que pude para que continuase con aquella magnífica tortura que entrecortaba mi respiración.

Sentí como su lengua recorría los labios de mi henchido sexo, como lamía y succionaba mi clítoris en un guerra sin tregua en la que yo sería clara vencedora; apenas podía contener los jadeos que salían de mi garganta y retumbaban entre aquellas cuatro paredes alicatadas, mientras yo sentía la humedad de mi sexo descendiendo por el interior de las piernas.

Sujeté su pelo por instinto, ese instinto que me instaba a marcar el ritmo del placer que solo él había sido capaz de darme; un placer que siempre le pertenecería aunque fuese yo quien lo sintiese, pero en momentos como aquel no me importaba ser su esclava.

Mis piernas comenzaron a flaquear por la excitación que me producían sus caricias, como su boca se hacía con mi clítoris sin compasión; adoraba que me follase con la boca, y tuve que sustentarme en la pared más cercana para no caer al suelo, del mismo modo que había caído la copa de cristal haciéndose añicos. Eché la cabeza hacía atrás, exponiendo mi cuello, arqueando mi espalda que se preparaba para un momento crucial.

Un fuerte gemido salió de mis labios que sintiéndose vacíos deseaban ser besados por el vampiro que estaba consiguiendo tan solo con su lengua hacerme alcanzar el orgasmo más intenso que hasta ahora recordaba. Cerré los ojos, sintiendo como una oleada de calor recorría mi cuerpo anunciando la llegada de aquel clímax tan deseado...y de pronto las caricias cesaron.
Enarqué una ceja contrariada y busqué su mirada que se clavaba en la mía. Traté de conseguir que continuase moviendo su cabeza; gesto inútil pues se puso en pie mientras yo resoplaba compungida.
El juego acababa de empezar, y era yo la que más ganas tenía de que terminase.Me había llevado al extremo en que todo mi ser haría cualquier cosa por terminar lo empezado, donde las ganas de él sublevarían por completo mi razón, y lo peor de todo, que no me importaba que eso sucediese.

Su movimiento fue claro, me quería dentro de la helada bañera, y era mi turno de mover ficha. Sonreí con picardía acercándome a sus labios y mordiéndole el inferior, sintiendo el sabor metalizado de su sangre, que ahora mismo no era mi prioridad. Caminé de forma sensual por el suelo del baño, y sin perder ni un momento la conexión entre su mirada y la mía, me introduje en el frío líquido mientras maldecía por dentro.
Mis pezones no tardaron en endurecerse, y mi piel erizarse por el contraste de temperatura, pero por encima de todo, eran las palpitaciones de mi vagina las que me tenían extasiada.

- Ya estoy dentro; ahora lo quiero todo.- susurré con lujuria mientras me recostaba y abría mis piernas ofreciéndome por completo a él.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Mar Sep 13, 2016 5:38 am

Una sonrisa de complacencia asomo a mis labios cuando la vi hundirse en el frio liquido de champagne.
Su respiración estaba agitada, podía oír bombear de forma salvaje ese corazón que me pertenecía, no de un modo romántico si no cierto, su sangre era la mía, ella me debía no solo obediencia si no devoción..solo que aun no lo sabia y eso, eso era lo que mas me excitaba, doblegar su cuerpo, su mente, hacer que se rindiera frente a mi.

Introduje la mano en el liquido que llenaba la tina, para acercar dos de mis dedos a su sexo, ella estaba abierta de piernas, jadeando frente a la idea de que siguiera mansturbandola, quería correrse y para que mentir yo quería follármela de todas y cada una de las formas posibles aquella noche.

Hundí mis dedos en su cálido interior mientras mis ojos la observaban enrojecidos, tiró la cabeza hacia atrás, dejándola apoyada al borde de la bañera, sus labios se entreabrieron dejando que el aire saliera ronco cuando mis dedos empezaron a moverse con un ritmo lento.
Sonreí de medio lado al ver como su cuerpo se movía completamente excitado, mio, buscando con sus caderas mi mano, quería mas, como lo había dicho antes, lo quería todo.
Jadeó bruscamente cuando mis dedos empezaron a moverse rápido, estaban empapados y no solo de alcohol, la sentía disfrutar, gemir, sus paredes me acogían vibrantes, mentiras el ritmo quedaba marcado por sus caderas que se impulsaban salvajes a mi encuentro.

Lleve la muñeca a mi boca y saje mi piel con mis colmillos, llevándosela con las gotas carmesí escurriendo por ella hasta  su boca.
Senti sus manos aferrarse a ella desesperada, lamiendo la sangre, apropiándose de ella sin parar de jadear, estaba muy excitada, al borde del orgasmo y mi sangre no hacia otra cosa mas que eso, intensificar sus sensaciones.
Darle su sustento, su droga, embriagarla de una forma salvaje.
Mordió la muñeca cuando sus paredes vibraron contra mis dedos, se estaba corriendo, absorbiendo mi sangre desesperada.
Sus gruñidos contra mi piel estaban poniéndome muchísimo, mi virilidad empujaba con virulencia mi pantalón deseando salir, deseando entrar en su interior de forma brusca.

Saque mis dedos apartando a su vez la muñeca de su boca, que ahora manchada de carmesí me buscaba, sedienta, de mas sangre, era el momento en el que sin duda estaría mas colocada, sonreí mirándola mientras mis pasos se alejaban en busca de sendas copas de champagne, podía sentir sus ojos clavados en mi nuca, esperando mi regreso.
Le tendí una de las copas mientras la otra iba a parar a mis labios.
-Bebe -le ordené observando su cuerpo desnudo hundido en aquel liquido dorado.



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Jue Sep 15, 2016 3:41 am

El amo se acercó con los ojos rojos cargados de deseo y una sonrisa de medio lado dibujada en su rostro. Había obedecido sus órdenes, y toda devoción sería recompensada.
Introdujo su mano en el frío líquido donde yo me bañaba, rozando sus dedos la cara interna de mis muslos, consiguiendo que mi cuerpo alcanzara tal excitación que ni siquiera sintiese ya el helor producido por el champagne.

Jadeé al sentir sus dedos introduciéndose despacio en mi más que humedecida vagina, haciéndose paso en su interior al tiempo que yo abría más las piernas facilitándole el acceso. Su cara de satisfacción me lo decía todo, le excitaba verme así, le gustaba verme a su merced, y deseaba hacerme suya de la forma que fuese. Gemí por sus pausados movimientos que me llevaban a la locura, a desear más, a llegar al punto de suplicarle el colofón final a esa masturbación en la que no me daba tregua.

Eché mi cabeza hacia atrás, entreabriendo mis labios para dejar escapar mis gemidos al ritmo que sus dedos me hacían vibrar por dentro con un ritmo que tomaba una velocidad prometedora. Aferré mis manos en la bañera, apretando con fuerza, imaginando que era su espalda la que arañaba cuando me penetrase con su endurecida hombría que moría en intentos por salir de su pantalón. Mi cuerpo lo buscaba, respondía a cada golpe de su mano contra mi sexo arqueándome la espalda, anunciando el inicio de aquel orgasmo que tanto había deseado.

Fue entonces cuando me ofreció ese elixir que sustentaba mi vida, ese líquido carmesí que me doblegaba a él de todas las formas posibles, ese que me hacía dependiente de su presencia, y que en momentos así juro que no me importaba. Agarré su muñeca como si vida dependiese de ello, de hecho así lo hacía, y chupé con lujuria mi mayor necesidad.

Saboreando cada parte de su ser, haciendo mía esa parte de su esencia que me abrasaba la garganta a su paso, que recorría cada célula de mi cuerpo de un delicioso frenesí, que llenaba mi cuerpo de excitación y una lujuria desmedida que sin duda pensaba desatar con él. Mordí su muñeca con fuerza cuando las paredes de mi vagina vibraron, cuando el clímax era inminente y mi sexo se abría más a él, a su deseo, al mío.

Se separó de golpe de mí, arrebatándome las dos cosas que más deseaba en ese momento mientras mi mirada se clavaba en la suya, observando sus pasos dirigirse de nuevo hacia la botella de champagne, llenando sendas copas y acercándose de nuevo a mí, sin desviar nuestras miradas un ápice, cómplices del desenfreno que se avecinaba y del que ambos éramos conscientes. Mi lengua recorrió mis labios sensualmente, limpiando cada rastro de su sangre, de mi vida.

- ¿Y no prefieres bebértelo directamente de mi piel?- susurré con una picara sonrisa tomando la coma que me ofrecía, observando esos carnosos labios que me hacían estremecer solo con mirarlos, y gritar de placer cuando me hacían suya.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Dom Sep 18, 2016 11:25 am

Su invitación resultaba demasiado tentadora para ser ignorada y aunque admito que el juego esperaba que durase mucho mas, mi hombría pedía a gritos entrar a la guerra, sentir el calor de su sexo. Mi voluntad se quebraba frente a la imagen de aquella mujer desnuda, jadeante, acariciándose, desafiándome, esa que a mis ojos lograba entrecortar mi respiración.

Me acerque a ella para sacarla de esa bañera tirando de su cintura, jadeé contra sus labios pegando mi cuerpo al suyo, cada movimiento de esa piel dorada, alentaba mis ganas, pronto nuestros labios se encontraron, voraces, con sabor a champang, a sangre y frutas maduras.
Jadeé contra su boca recorriendo con mi lengua cada recoveco, enredándola con necesidad a la ajena, que en un duelo mortal buscaba mas de mi.

Sus manos se pasearon ávidas hacia mis pantalones, sentían mi dureza golpear su vientre desnudo, y sabia que lo quería dentro, podía sentir como se estremecía con cada roce de mi piel.
El botón pronto cedió ante sus diestros dedos, que sin separarse ni un ápice de mi cuerpo clamaban por liberar aquello que anhelaba casi tanto como mi sangre.
Pronto mis pantalones quedaron en un lado del suelo, tras ellos le siguió mi camisa.

Nuestras bocas perdidas en una jadeaban al unisono cuando la alce por las nalgas hundiéndome en su interior.
Sus cálidas y mojadas paredes acogieron mi dureza que violenta se movía empalandola al ritmo que sus caderas se sacudían en mis manos buscando la profundidad que anhelaba.

Lamí el alcohol de sus pechos, succionando de forma abrupta cada resquicio de su piel, mordiendo con tenacidad sus pezones que duros jugaban con mi lengua.
Su espalda se arqueaba mientras sus brazos aferrados a mi cuello se tambaleaban de un lado al otro con cada embestida mientras jadeábamos entremezclando nuestro aliento devorándonos el alma con cada beso, con cada gemido con cada gesto.

Tiro de mi pelo forzándome a ladear el cuello, una sonrisa se dibujo en mi rostro, sabia que quería mas vitae, que estaba ap unto de correrse, y la idea me ponía muchísimo.
Leve mi uña a mi cuello para hundirla ligeramente y dejar que el liquido carmesí goteara lentamente, resbalando hasta la clavícula.
Su boca lo devoró sedienta, gruñendo mientras movía las caderas contra mi falo de forma enérgica.

Gruñí cuando mis falo vibro en su interior llenando cada resquicio de su vagina de mi simiente, dando los ultimo coletazos de mi busque le sustento de la pared, mentiras esta, aun enganchada a mi cuello se corría gritando mi nombre contra mi piel.



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Mar Sep 20, 2016 4:16 am

Me mordí el labio de forma sensual, clavando mi mirada cargada de deseo en la suya y esperando que aquel gesto desatase en Assur la lujuria que en sus pantalones luchaba por salir; esa que me decía que aunque su juego no había hecho más que empezar, quería hacerse partícipe del mismo.

Sonreí de forma triunfal cuando sus pasos se aproximaron de nuevo a la bañera donde yo me encontraba sumergida, cuando sus ojos me decían sin palabras lo que deseaba de mí, de mi cuerpo. Sus fuertes manos se posaron en mi cintura para sacarme de aquel frío líquido en el que me encontraba, y que por la calidez de mi cuerpo ya no sentía. Como una pluma me izó para posarme frente a él durante apenas unos segundos, en los que nuestros ojos se encontraron, en los que nuestras bocas se buscaron sedientas de esa pasión que había estado controlada demasiado tiempo.

Nos dejamos llevar por el deseo, acariciando nuestros cuerpos como dos simples amantes que necesitaban el ardiente contacto del otro, besándonos de forma apasionada como si el fin del mundo estuviese cerca y aquel instante fuese nuestra despedida. Busqué a tientas el botón de su pantalón que mantenía presa esa parte de su anatomía que tanto necesitaba, de la que requería su presencia para dar rienda suelta a mis deseos más carnales. No tardé en liberar su endurecido pene que con fuerza golpeaba mi vientre, humedeciéndolo con cada roce, haciéndome saber que estaba tan preparado para mí como yo para él.

Un sonrisa de medio lado se dibujó en mi rostro cuando izándome del trasero me penetró con fuerza, al tiempo que nuestras bocas seguían unidas y un gemido de satisfacción salido de mi garganta murió en sus labios. Pude sentir como su enorme falo se abría paso en mi interior, donde las paredes de mi sexo lo acogían gustosas y anhelantes de sentirlo tan dentro, tan profundo.
Arqueé la espalda cuando el ritmo de sus embestidas se torno más salvaje, donde mi amo me empalaba sin contemplaciones de esa forma tan nuestra, tan personal, donde no solo buscaba su placer, sino también el mío. Gemidos y gritos salidos de mis labios llenaron la estancia cuando Assur apresó mis pechos en su boca, succionando con maestría los pezones, al tiempo que aceptaba mi invitación de beberse el champagne de mi cuerpo.

El movimiento de mis caderas se tornó más rítmico, más profundo, buscando con éste gesto esa total plenitud que solo él sabía darme. Tiré de su pelo haciéndole ladear su cabeza a un lado, buscando esa dosis de mi droga que me haría alcanzar el orgasmo más intenso jamás imaginado, ese que comenzaba a sentir en mi interior y que culminaría de un momento a otro. Como si pudiese leer mi mente, él se realizó una pequeña incisión en el cuello, dejando brotar aquel líquido carmesí que sustentaba mi vida, que me abrasaba por dentro con su paso y que no dudé en degustar, mientras mi lengua succionaba al mismo ritmo que las envestidas mientras me follaba de forma salvaje y descontrolada.

Gemí junto a su cuello, mordiendo ligeramente su piel cuando sentí como alcanzaba el clímax en mi interior, como mi sexo acogía la humedad de su elixir, sintiendo esas últimas sacudidas que lo habían hecho mío por unos minutos, y dejándome llevar tras él, sentí como un volcán en erupción se apoderaba de mi cuerpo, como aquel orgasmo impulsado por su sangre me hacía tocar el cielo con las dos manos; un cielo que sin duda no habría alcanzado sin él.

Me relajé exhausta entre sus brazos, besando aquella herida que se cerraba por segundos, dejándome  abrazar por aquel inmortal que no solo era mi amo, sino que en momentos como aquel, era el centro de mi universo. Aspirando su olor, ese que me orillaba a mantenerme junto a él, y no solo por su sangre, que sin duda me sometía a sus más oscuros deseos, sino por esa sensación que albergaba mi alma de no necesitar otra cosa en mi vida que no fuese tenerlo a mi lado.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Miér Sep 21, 2016 5:30 am

Lentamente nuestras respiraciones se acompasaron, aun con mi mano contra la pared y su cuerpo pegado al mio rodeado por mi brazo.
Su boca aun se aferraba a esa herida que ya casi había cicatrizado, sonreí al ver como se relamía, como se excitaba aun con mi sangre en su interior, con mi simiente resbalando por sus piernas.
-vuelve a la bañera -ordené con una picara sonrisa mientras aflojaba mi agarre para dejar que por si misma se mantuviera en pie.

Admito que de todas mis esclavas, esta era con diferencia la que mas me excitaba, ese comportamiento rebelde, ese que sin poder, trataba de desafiarme cada orden, cada palabra. Admito que su cuerpo me excitaba tanto como su férrea voluntad, esa que al doblegarla me producía un éxtasis similar al que a ella mi sangre.

Sus ojos me miraron suplicantes, era consciente de lo que quería, algo que nunca le daba, compartir lecho conmigo se me antojaba demasiado personal, demasiado intimo para hacerlo con una esclava, era por eso, que siempre pedía en los hoteles suites, con dos habitaciones individuales que tuvieran un lugar común para ambos.

Mas le juego lejos de haber acabado solo acababa de empezar y la sorpresa no se hizo de esperar, la puerta sonó, mientras una sonrisa picara se dibujaba en mis labios.
Tome los pantalones para dejarlos correr por mis piernas cubriendo así mi hombría antes de abrir la puerta.
-Buenas noches señorita, adelante.

Una mujer de cabello oscuro se adentro en la habitación, su cuerpo cubierto pro una gabardina de la fría noche pronto quedo a merced de nuestros ojos, que ataviada son un ligero vestido y con un corseé rojo que lazaba las dos buenas razones por las que se encontraba allí nos miraba a ambos con ganas de divertirse y porque no, de cobrar la sustanciosa suma de dinero ofrecida.

Le serví una copa de champagne, que esta pronto llevó a sus labios mientras sus dedos se paseaban raudos por mi pecho descubierto hasta morir casi en mi sexo, que por ende aun no rozó alargando así el momento.
-Desnúdate -le ordené cuando hubo apurado su copa.

Esta me la tendió obediente para que de nuevo se la rellenara mientras una a una y bajo mi atenta mirada iban cayendo las prendas que cubrían aquel cuerpo perfecto.
Preparé tres copas, con una sonrisa lasciva para después tomar su mano y acercarla a la bañera donde nos esperaba mi esclava.
Le dí una de las copas a ella hundiendo mis ojos en los suyos que me miraban con desconcierto y con algo mas que no lograba acabar de vislumbrar.



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Jue Sep 22, 2016 3:27 am

Podría haber seguido sumida en ese abrazo el resto de la noche; un abrazo que, para que negarlo, envolvía no solo mi cuerpo sino también mi alma. Me dejaba llevar por esos sentimientos que afloraban en mi interior cuando parecía que la situación era bien distinta, situación en la que ya no había amo y esclava, sino dos amantes necesitados del calor que el otro les brindaba. La sensación de su sangre recorriendo mi cuerpo aumentaba mi forma de sentir, de anhelar su cuerpo junto al mío.

Pero lo malo de soñar despierta es que con un simple gesto te devuelven a la cruda realidad; esa en la que dejas de ser alguien especial y vuelves a convertirte en un objeto para quien te da las órdenes.
Escuché a Assur decirme con una sonrisa de medio lado que volviese al frío líquido dorado que me esperaba en aquella cuba de porcelana, indicio de que el juego no había acabado, y que podría darme con un canto en los dientes si la noche terminaba medianamente bien.

Busqué su penetrante mirada con la mía, tratando de entender porque no eramos capaces de tener una noche de placer normal, donde después pudiésemos quedarnos profundamente dormidos enredados en un dulce abrazo. Porque siempre me echaba de su lado después de compartir esos momentos que se antojaban tan íntimos; quizás para él el sexo solo era sexo, pero para mí, cada vez que me hacía suya, cada vez que se apoderaba de mis labios, era mucho más que eso. Olvidate de los sentimientos, pensé, él no te quiere ni jamás te va a querer. Solo era un juguete más con el que divertirse, y dejar abandonado a un lado cuando se aburriese.

Picaron a la puerta y enarqué una ceja confundida, visualizando su rostro y comprendiendo con su gesto que aquella visita no era inesperada, y que por ende formaría parte del juego que había predispuesto para aquella noche.
Se colocó los pantalones de nuevo, dejando al descubierto su endurecido abdomen antes de dirigirse a la puerta para dejar pasar a su invitado/a.

Lejos de obedecer su orden e introducirme en la bañera, observé desde el marco de la puerta toda la escena que me contrariaba y enfadaba por momentos. Una mujer joven entró con una falsa sonrisa dibujada en sus labios, y se acercó de tal forma a Assur que no me dejó dudas acerca de la profesión de ésta. Juraría que un gruñido salió de mi garganta cuando observe como su sucia mano acariciaba eso que creía mío por derecho, aunque en realidad no me pertenecía. No tardó en quitarse la ropa tras beberse el champagne que mi amo le había ofrecido, y cuando percibí que sus pasos se dirigían hacía mí, de un salto me metí en la bañera ofuscada y con un cabreo monumental.

No tardaron el llegar al cuarto de baño donde yo los esperaba sentada en el interior del frío líquido que había hecho desaparecer cualquier pensamiento lujurioso en mí.La prostituta clavó sus ojos en mi cuerpo, imaginó que pensando que narices hacía bañándome en aquel líquido dorado que minutos antes ella se estaba bebiendo, y que ahora portaba en la copa sujetada con su mano. Rehusé saludarla, una simple mirada cargada de odio era todo aquello que necesitaba para saber que no estaba de acuerdo con eso, y que si tuviese ocasión la despellejaría cual conejo.

Assur adelantó unos pasos acercándose hasta la bañera y  una copa para mí, hundiendo sus ojos en los míos, observándome desconcertado al no entender muy bien mi tensión, pero que sin embargo, no tardaría mucho en aparecer.
Si esperaba que brindase por la noche que nos esperaba, es que no me conocía todavía. ¿Quería jugar? Jugaríamos, pero porque no tenía más remedio que obedecer. Toda la magia que había sentido minutos antes cuando habíamos estado solos se había esfumado en cuestión de segundos, y de nuevo la rabia y el odio se apoderaban de mí.

Vacié el contenido de mi copa en la bañera con la más sarcástica de mis sonrisas, total, un poco de líquido más o menos no importaba, y con cuidado de no romper la copa por si luego me clavaba los cristales (que con la suerte que tenía sería lo más probable) la hice rodar por el suelo hasta que golpeó los pies descalzos del amo; justo en el momento en que nuestras miradas se cruzaron, y pude hacerle entender con todo lujo de detalles y con solo una mirada, lo mucho que lo odiaba en ese momento.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Dom Sep 25, 2016 5:55 am

Su mirada no mentía, clara como el día me mostró su desagrado nada mas ambos nos introdujimos en el baño, mas si eso no bastaba tomo la copa que le di acariciando su mano para posteriormente y sin apartar sus ojos de los míos vaciarla en la bañera con una medio sonrisa.
Una cargada de ira, odio y desencanto, una que a decir verdad me importaba poco o nada.
Un gesto con la cabeza basto para que la mujer que tenia enfrente, mucho mas solicita por cierto se acercara, su mano acaricio lentamente mi torso, abriendo sus labios para rozar beligerante mi cuello.

Dí un trago de aquella copa mientras mis ojos seguían desafiantes anclados en los de mi esclava, esa que miraba la escena furiosa, enfadada.
La prostitutas iba dejando un reguero de besos por mi pecho, deslizándose lentamente hacia abajo.
Podía oír su respiración ronca contra mis abdominales mientras sus ávidos dedos bajaban en busca del botón de ese pantalón que liberaría lo que ella ansiaba en ese momento.
Una pausa fue lo que se tomo para beber de la copa, vaciandola lentamente en sus labios mientras acuclillada frente a mi hombría sonreí con picardía.

Mis ojos por ende seguían buscando a los de mi esclava, desafiándola por haberme desafiado, esperando ver su reacción frente a los actos de esa mujer.



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Dom Sep 25, 2016 11:21 am

Nuestras miradas se mantenían fijadas en la ajena, demostrando así que ninguno de los dos daría su brazo a torcer, que aquello se convertiría en una lucha de titanes donde ninguno saldríamos claros vencedores. Sabía que yo era su esclava, que le debía obediencia, pero situaciones así, en las que me hacía sentirme totalmente humillada, nublaban mi sumisión y sacaban todo el rencor acumulado por todas aquellas veces en las que había cedido sumisa a sus encantos, y necesitada de su sangre.

Observé como la ramera se acercaba a él sin dilación, besando su cuello y gimiendo de forma fingida al acariciar su piel mientras descendía por su pecho; observé como Assur esperaba mi reacción, como deseaba que acabase obedeciendo con tal de no dejar que ella disfrutase de su cuerpo, y por los dioses mismos que me estaba costando un infierno no arrancarle la cabeza a aquella puta que se pensaba que podía acariciar su asquerosa lengua por el torso de mi amo.

Resoplé furiosa levantándome en la bañera sin dejar de mirar la escena que me sacaba de mis casillas; que me hacía sentir un odio que no entendía, y saliendo de ella cubrí mi cuerpo con una toalla para secarme; dejando que el líquido que resbalaba por mi cuerpo acabase acumulado en el suelo; regalándole a mi amo la más cruel de mis sonrisas, al hacerle pensar que había claudicado, que volvía a ser una esclava que le debía obediencia.

Fue entonces cuando la ramera comenzó a buscar el botón del pantalón que la llevaría a su placer más deseado, ese que minutos antes había pensado mío, y que ahora me daba cuenta de que estaba equivocada. Era mío solo cuando él lo deseaba, cuando él decidía dármelo, así que sin querer darle más importancia a aquel absurdo sentimiento de celos descontrolados, dejé caer la toalla al suelo, y comencé a andar hacia donde ellos se encontraban.

Miré a Assur con picardía al estar a su lado, provocándole con mi cercanía y justo en ese momento en que nuestras miradas se cruzaron de nuevo, le di un empujón con la cadera a la puta que la hizo trastabillar, desviando entonces mi mirada y continuando mi camino hacia el exterior del cuarto de baño, dando un portazo al salir.

Me tumbé desnuda en la cama que era la de Assur, pues la mía sería la de la habitación auxiliar que estaba a escasos metros de allí; hundí mi cara en la almohada, y dejé salir las lágrimas de impotencia que llevaba rato conteniendo.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Lun Sep 26, 2016 8:40 am

Fruncí el ceño cuando oí el portazo tras de mi, hasta para esto era capaz de desafiarme, seguramente porque ya había bebido de mi sangre, porque aun corría por sus venas y poco o nada le importaba complacerme en ninguno de los sentidos que yo esperaba.

Miré a la mujer que parecía mas bien contenta por la marcha de mi esclava imaginando una noche de placer conmigo y no con ambos.
Craso error el de la puta, pues no era para mi el trofeo psi no para ella, así que me limite a pagarle la suma de dinero acordada y a pedirle amablemente que se marchara.

Tomo su ropa algo malhumorada y una vez vestida la acompañé a la puerta despidiéndome con cierta cortesía ,aunque por su cara de pocos amigos creo que no era al único al que le habían chafado el plan aquella noche.
Deje escapar el aire cabreado, odiaba no salirme con la mía, odiaba que esa esclava me desafiara y odiaba mas aun que se creyera con el derecho de poder hacerlo.

Tome una botella de whisky a la que de un trago le di un buen tiento mientras sentía el ardor bajar constante por mi garganta
Encamine mis pasos hacia la habitación, atronadores como mi humor de perros se detuvieron en la puerta que abrí sin llamar para encontrarme ocn su odiosa mirada.
-no se a que juegas, pero te aseguro que esta es la ultima vez que te permito retarme, de volver a hacerlo te quedaras sin sangre.

Cerré la puerta esta vez si de un portazo siendo yo el que iba ahora a la habitación de invitados donde me senté al borde de la cama dispuesto a dar un buen tiento a aquella botella y por ende dar así por finalizada aquella noche que apuntaba con prometer divertidas experiencias y esa esclava la había trasformado en una noche de mierda.

Pronto mi cabeza fue a otra parte, una mucho mas importante, la incesante búsqueda de Joe, mi hermano, ese que según los rumores había escapado y que se le relacionaba con París en sus ultimas andanzas.






Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Lun Sep 26, 2016 3:53 pm

No tardé en percatarme del ruido de la puerta del cuarto de baño abrirse, más no escuché lo que esperaba, nada de risas, ni de gemidos, tan solo alguna palabra pronunciada por ambos en tono imperceptible. Traté de agudizar mis sentidos, esos que gracias a la sangre de Assur que recorría mi cuerpo, estaban más desarrollados de lo normal. Pero para mi decepción no escuché más que sus pasos dirigiéndose a ¿la salida?

Una sonrisa triunfal se dibujó en mi rostro al saber lo que había sucedido; sin mi presencia en su depravado juego, mi amo ya no sentía interés ninguno por la puta que en el baño había esperado su regreso. No podía estar más contenta en aquellos momentos, no solo por el hecho de haberme salido con la mía, que eso ya era un logro; sino por que Assur había rechazado a aquella mujer que minutos antes le lamía el abdomen y cuyas intenciones iban mucho más abajo.

Me tumbé de nuevo sobre la cama cuando escuché sus pasos detenerse frente a la puerta de su habitación; realmente yo no debería estar allí, claro que tampoco debería desafiarlo del modo en que lo hacía. Mi mirada indiferente se clavó en la suya en cuanto abrió la puerta, una mirada que sin necesidad de palabras me explicó con pelos y señales lo mucho que me detestaba, más ¿por qué seguía manteniéndome a su lado? Podía matarme, directamente o con el simple hecho de dejar de alimentarme. ¿Por qué tolerar a alguien a quien estaba claro que no conseguía domesticar?

Sus palabras confirmaron lo que ya sospechaba, que el odio era mutuo, y que por mucho que me fastidiase, volvería a sucumbir a sus humillaciones por una gota de esa sangre que se había convertido en la razón de mi existir. Salió cabreado de la estancia dando un portazo sin darme la oportunidad a soltarle una pulla de las mías, así que, ni corta ni perezosa me levanté de la cama colocándome una bata de seda blanca sin abrochar que transparentaba mis pezones, y salí tras él, viendo como se retiraba a la habitación más pequeña, que por ende era la mía.

Me asomé al umbral de la puerta con ganas de guerra, con la intención de buscarle las cosquillas (no literalmente),y  dando un paso hacia delante me coloqué a escasos centímetros de él, que sentado en la cama, daba buenos tientos a una botella de whisky que portaba en la mano. Sus ojos se clavaron en los míos, rojos por la rabia; un color que hasta bien poco me habría asustado, pero que ahora eran mi pan de cada día.

-Si estás molesto porque tu puta se ha marchado no la pagues conmigo, os he dejado a solas para no molestar vuestro idílico romance.- contesté con sarcasmo mientras cogía la botella de whisky para darle un trago antes de devolvérsela, sin desviar mi mirada de la suya.- ¿Qué has hecho para cabrearla? ¿Acaso no le has dado lo que quería?

Giré la cabeza hacia un lado, diriendo mis ojos al abultamiento de su entrepierna, dándole a entender que dudaba de su hombría. No sabía porque me gustaba tanto cabrearlo, sabía que mi vida corría peligro, pero el subidón de adrenalina que sentía cuando lo veía con esos ojos del color de la sangre, era mi segunda droga.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Lun Oct 03, 2016 10:33 am

Esa mujer de ojos azul intenso tenia el extraño don de sacarme de mis casillas.
Cada una de esas palabras mordaces como una cobra en pleno ataque iban dirigidas a mi persona, un ser inmortal, milenario que bien podría destrozar su pequeño cuello solo con una de mis manos.

No descartaba hacerlo si seguía abriendo esa bocaza para decir mas estupideces de las que ya salían por ella.
Me había fastidiado el juego, me había dejado excitado y sin la posibilidad de desahogarme como quería y por eso se creía la vencedora de esta partida.

Sonreí de medio lado dispuesto a enseñarle de una vez por todas por que yo era su maldito amo y ella mi esclava. La diferencia entre vampiro y humana.
No tarde ni un segundo en aparecer por sorpresa a su espalda, creo que ni siquiera fue capaz de percibir ese movimiento que me llevaba casi en una teletrasportacion de la cama al punto preciso para girarla para enfrentar mi ardiente mirada.
Roja como el fuego se hundió en sus orbes que por fin veía lo suficiente asustados como para temerme.

Un empujón en su pecho basto para que cayera sobre la cama y otro rápido movimiento me situó sobre ella a horcajadas.
Lleve mis manos a su camisón ,ese que con tanta vehemencia mostraba y de un tirón seco raje la ropa deshaciéndome de los trapos en los que se había convertido sobre el lecho.
Sonrisa ladina se dibujo en mi rostro cuando su cuerpo quedo no solo desnudo si no a merced del mio.

Lleve mi boca contra la suya tomándola sin consuelo, colisionando nuestras lenguas como si fuera un salvaje o un animal en celo.
Mis manos sobrevolaron mi pantalón hasta alcanzar el botón del que me deshice bajándolo lo suficiente después como para liberar mi hombría y mostrarle con ese gesto que a mi nadie se me resistía.
Gruñí contra su boca cuando de forma despiadada abrí sus piernas para de un empujón que la hizo gritar de dolor colarme entre ellas desgarrando todo a mi paso.

Una embestida tras otra, entre jadeos bruscos contra su piel.
Piel que reclamaba excitado, para mostrarle que era mía, que yo era el demonio de su infierno y que si en algún momento ella podía creer o solo intuir que podía ser mi igual que podía jugar a este juego, estaba muy equivocada.

Gruñidos contra gemidos, parecía aun así disfrutar de como entraba tan adentro que no podía mas, orillándome contra su piel una y otra vez, usando como amortiguador el somier de esa cama que se quebraba ocn cada empalamiento a la dama.



Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Noreen Sheenan el Lun Oct 03, 2016 2:39 pm

Una sonrisa de medio lado de mi amo fue todo lo que me indicó que su juego no había terminado, que mis comentarios lo cabreaban sobremanera y que por ende acabaría pagando por ser incapaz de mantener la boca cerrada en momentos como aquel; más ¿qué podría hacerme? ¿Llevar mi síndrome de abstinencia hasta el límite, hasta que suplicase por una gota de su sangre? No sería la primera vez, ni la última que lo hacía, así como tampoco sería la última vez que yo lo retase en su firme propósito de convertirme en su sumisa.

Más lo que hizo no era lo que esperaba; con una rapidez que superaba las leyes de la física, pasó de estar sentado en la cama frente a mí a situarse a mis espaldas, sintiendo de pronto su pecho golpeando mi cuerpo antes de darme la vuelta bruscamente y clavar sus enrojecidos ojos en los míos. No me gustaba el caliz que estaban tomando las cosas; jamás había estado tan asustada, ni siquiera la primera vez que descubrí lo que era. Sabía que sentía mi miedo, ese que hacía crecer su ego y su autoestima; sabía que podía sentir los latidos de mi corazón a galope por mis venas, y que todo ello le provocaba una excitación incomparable.

Ahora estaba enfadado, muy enfadado y lo peor es que la causante de aquel enfado era solo yo.
No podía repartir culpas, ni eximirme del castigo que me haría sucumbir de nuevo a sus órdenes. Más no hubieron órdenes, ni gritos, ni más palabras que me diesen su merecido. Assur tenía otros planes en mente que acabarían de una vez por todas con mi rebeldía. Desconocer lo que tendría preparado me hizo estremecer, aunque no tuve que esperar mucho para comprobarlo.

De un solo empujón caí de espaldas a la cama, revotando ligeramente por el impacto producido sobre el colchón. Su cuerpo presionó el mío antes de que pudiese incorporarme, antes de que siquiera pudiese retractarme de mis palabras o incluso de mis actos. Assur tomó mi boca con desesperación, rozándome con sus colmillos mientras me besaba apasionadamente; enredando su lengua con la mía al tiempo que iba liberándonos de la ropa. Sonreí al pensar que tampoco estaba tan mal el castigo, que el hecho de que tuviese más ganas de mí resultaba excitante y durante unos segundos disfruté de aquel arranque de pasión por su parte.

Gemí al sentir el escozor sobre algunas zonas de mi cuerpo provocado por el roce de la ropa al ser arrancada sin dilación ninguna, hecho que me decía que Assur estaba descontrolado más de la cuenta y que esta sesión de sexo salvaje no terminaría bien, al menos para mí. No tardó en liberar su hombría, esa que golpeaba incesante mi vientre y que forzándome a abrir las piernas para él, introdujo sin contemplaciones en mi interior. Un grito desgarrador salió de mi garganta, ese que le indicaba que no estaba todavía preparada, ese que le excitaba sobremanera; porque lo que deseaba por encima de todo era hacerme daño.

Traté de forcejear con los ojos anegados en lágrimas, traté de gritarle que parase, decirle que me estaba haciendo daño, pero la fuerza de sus salvajes embestidas me dejaban sin aliento; incapaz de revelarme en esa pesadilla donde sus jadeos abrasaban mis sentidos y en los que mi cuerpo se estremecía por el dolor de sus penetraciones. Deseé morir, prefería morir en aquel mismo instante que seguir viviendo ese infierno a su lado. Yo jamás le habría hecho daño, y él..él me estaba destrozando por dentro, y no sólo en sentido metafórico, sino provocándome laceraciones en sus bruscas embestidas que tardarían en curar.

Las silenciosas lágrimas corrieron por mis mejillas cuando decidí dejarme hacer, cuando dejé de oponer resistencia y me resigné en convertirme para él en un juguete más con el que podía disfrutar a su antojo.Su boca hizo presos a mis labios de nuevo, al ritmo in crescendo de sus penetraciones que comenzaron a provocar en mí fuertes pinchazos en mi vagina; la profundidad de éstas doblaba mi cuerpo en dos, y con ellas mi amo inició el final de aquel acto que jamás olvidaría. Sus últimos jadeos junto a mi cuello y los coletazos de su miembro en mi interior me anunciaron que había alcanzado el clímax, terminando también así con mi horrible pesadilla.

Rodó sobre mi cuerpo para tumbarse sobre la cama boca arriba, exhausto por la intensidad de nuestro último encuentro. Era incapaz de mirarlo a la cara; no cuando me había forzado y degradado hasta ese punto. Me incorporé hasta quedarme sentada sobre la cama cuando sentí un extraño líquido caliente entre mis piernas, un líquido de color carmesí que era la muestra de que sus embestidas habían sido demasiado fuertes para mi cuerpo. Las esclavas de sangre dejábamos tener el periodo en cuanto bebíamos sangre de vampiro, al igual que no podíamos quedarnos embarazadas, de modo que aquella sangre que ahora fluía por mis partes más intimas solo podía indicar que el daño que me había hecho no solo dejaría secuelas en mi autoestima, sino también en mi cuerpo.

Gemí dolorida al tratar de ponerme en pie, cogiendo los jirones de mi ropa que estaba tirada en el suelo y dando pequeños pasos en los que el dolor que me resquebrajaba por dentro fui avanzando hacia la puerta de esa alcoba que jamás debería haber cruzado.

- Si el amo no desea nada más, voy a darme una ducha.- susurré junto al umbral de la puerta sin darme la vuelta, mientras la piernas me temblaban por el miedo y aquel líquido carmesí resbalaba por la parte interior de mis muslos.




Quien me da la vida, y al mismo tiempo me la quita.

Noreen Sheenan
Esclavo de Sangre/Clase Media
Esclavo de Sangre/Clase Media

Mensajes : 22
Puntos : 17
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Assur Black el Jue Oct 06, 2016 4:02 am

La vi alejarse en dolorida, sangrando y una parte de mi deseó seguirla hasta el baño. Abrazarla, acunarla y disculparme por le monstruo que era.
Pero el orgullo me dejo anclado a la cama, anclado a mis pensamientos y anclado a la soledad.
Ella me había desobedecido, desafiado y eso merecía un castigo, yo era un monstruo y ella lo sabia desde el principio, desde que esta pacto quedo escrito a fuego y sangre entre nosotros.
Ella era la culpable al osar desafiarme, al retarme con cada palabra con cada gesto, además mi sangre corría por sus venas, pronto sus heridas cerrarían gracias a ella.
No así su orgullo vapuleado y herido, puede que mis actos tuvieran que hacerme sentir como un ser despiadado, pero es que justo era eso lo que era, un vampiro milenario que no alberga sentimiento alguno en su corazón, que toma y deja lo que quiere, cuando quiere.

Oí correr el agua para llenar de nuevo la tina, intuí que estaría lavándose, que sollozaría mientras lo hacia, intuí como se encontraría y del mismo modo supe que era mejor dar por zanjada esa noche en el que no se bien cual había salido como el justo perdedor.

La botella siguió haciendo su papel entre mis labios tratando de aplacar así mi desazón ,ese que se había instalado en mi pecho no se bien por que maldita razón.
No se cuantas botellas acabe, bebiendo, solo que la habitación se difuminaba frente a mis ojos, hasta que me deje caer sobre el lecho cerrando los ojos.

No lograba dormirme y eso que estaba completamente embriagado, así que desvié mis pensamientos hasta el motivo de mi llegada a París, mi hermano, ese hombre que según los rumores había escapado de su prisión eterna.
Cada vez sentía mas cercana de juntar a la familia, una familia que unta era invencible.
Quizás mi grado de embriaguez fue la que me llevo a escribir aquella nota, mas si alguien podía dar con mi hermano, era ella, esa araña negra que tejía todas las informaciones que se sucedían en París, puede que me odiara un poco, mas sabia como llevarla a mi terreno.

Dejé la nota sobre mi mesita de noche, dispuesto a enviar la misiva al anochecer del día siguiente, empezaba el juego...

Fin





Assur:

Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 40
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doblegarás mi cuerpo, pero no mi alma (Privado) (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:30 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.