Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Sunshine · Libre ·

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sunshine · Libre ·

Mensaje por Mieri G. Milanova el Mar Sep 06, 2016 2:09 pm

*Click aquí para escuchar la melodía que Mieri tararea.

···

Raros eran los días en los que Mieri tenía toda la libertad del mundo para salir y explorar el mundo, de hecho, tan sólo había logrado alejarse de 3 a 5 cuadras de lo que consideraba su "hogar". Ésta vez, la casona había sufrido algunos daños debidos al temporal acaecido días atrás. Lo bueno, quizás, de todo aquello era el hecho de que la casona se mantuviese cerrada para los nuevos huéspedes, mientras intentaban arreglar los desperfectos que habían dejado varias alas en las que era impensable acceder, así como el tejado que necesitaba un poco de cuidados, ya que al parecer no aguantaría una nueva llovizna.
Sin embargo, aquel día amaneció radiante y el sol parecía devolver la normalidad a todo el destrozo sufrido alrecedor. A penas quedaba un poco de fango en recovecos dónde la hondonada era mayor, sin embargo, era hermoso ver cómo las flores fueron regadas de forma natural ya que apetecía mucho tumbarse sobre ellas sin importar cuán mojadas estuviesen. Mieri, decidió dar un gran paseo por el bosque, cargando con una mera cesta de mimbre en la que guardaba algo de fruta por si se le hacía tarde recogiendo flores. Ella amaba ese trozo de naturaleza, ahí cuando el rol brillaba tanto que hacía que las diminutas gotas resplandeciesen como el mineral más brillante de todos, demostrando una vez más que la naturaleza era una de las experiencias más bonitas a disfrutar en soledad.

Mieri tarareaba una canción que no se le quitaba de la cabeza, aunque en realidad no recordaba haberla escuchado en ningún sitio anteriormente. Las luces que se filtraban de los árboles, bañando su rubia cabellera, quizás era lo más cerca que estuvo de recibir algo de cariño. Ese aspecto de su vida, en lugar de otorgarle ciertos malos hábitos a utilizar con la gente, le otorgó una inmensa dulzura a repartir en cada cual que conocía, que aunque fueran pocos, se merecían todo el agrado por su parte. Ella, no deseaba cosas más allá de lo que cada día le brindaba, no le era necesario un vestido nuevo ni regalos como los que se hacían otras personas, sin embargo, cualquier detalle, por muy pequeño que fuese, le daba a ella la mayor de las felicidades, ya que entendía ese gesto como algo más profundo que un mero obsequio. La gratitud en ella siempre estaba presente.


···

Mieri G. Milanova
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 65
Puntos : 48
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 13/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sunshine · Libre ·

Mensaje por Alizée Beau-Mystére el Vie Sep 09, 2016 12:05 pm

"Hojas de abeto griego, piel de serpiente cascabel y agua del río que una vez estuvo helado..."

Repetía la lista de cosas que debía reunir una y otra vez, una y otra vez, intentando así que no se le olvidase nada, pues ya tuvo suficiente con olvidar el pergamino en casa. Alizée se deslizaba por las altas hierbas del bosque como si patinase sobre hielo, observando atentamente cada rincón en búsqueda de lo que necesitaba y tirando de su túnica negra para evitar que esta se quedase enmarañada en las ramas. El sol, ese enemigo suyo pero a la vez aliado, brillaba con fuerza esta mañana, tanto, que a veces conseguía cegarla momentáneamente si se atrevía a mirar el cielo. Algún que otro pajarillo se le cruzaba por delante, interpretando esas canciones que la hacían despertar al alba y que tanto le sacaban de quicio si era antes de las seis.

Podría hacer que os quedárais sin pico, ¿lo sabéis, verdad? — refunfuñó apuntando con el dedo índice a los dichosos pájaros, y es que hoy era uno de esos días en los que la desvelaron antes del amanecer.

Siguió su camino, aún murmurando entre dientes lo mucho que odia a esas aves cantarinas, hasta toparse con un enorme abeto griego. En este bosque, sólo existen tres abetos de ese tipo y Alizée tanteó el terreno hace unos años para así poder encontrarlos más fácilmente. Era realmente alto, tanto, que ni con veinte escaleras de madera podría alcanzar a tomar las hojas de la copa y esas eran justo las que requería para preparar la nueva pócima.

Es hora de magia...¡Frigidus ventus! — formuló claramente mientras se sentaba delante del grueso árbol y recogía entre sus manos las hojas que iban cayendo desde arriba gracias al conjuro que acababa de realizar.

El ruido de los charcos en la hierba junto con el sonido de una melodía que le era familiar, le desconcentró por completo, haciendo que todas las hojas se le cayesen por encima en vez de ir directas a sus brazos. Parecía que alguien se acercaba.



Alizée Beau-Mystére
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 27
Puntos : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.