Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA HUMAN HUNTING - PARTICIPAN ALICE D. DEFORT Y MEFISTO TEMPORIS - PARTICIPAN ELORA PAINE Y HÖOR CANNIF UNITED WE STAND, DIVIDED WE FALL - PARTICIPAN AXEL BLACKMORE, XARYNE ACKERMAN, GAEL LUTZ, ELORA PAINE THE HAUNTING - PARTICIPAN PIERO D'PÁRAMO & DOMINIQUE DE BRICASSART EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 12/60
Afiliaciones élite abiertas
Última limpieza: 17/01/17


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Pillado [Privado-Asura]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Lun Sep 12, 2016 3:06 am

Promesas incumplidas que se desvanecen... como un suspiro.





Desde que regresó a Paris, hacía unos meses, había cerrado tratos y otros sin embargo, seguían en el aire esperando a ser zanjados. No era fácil, nadie querría una herencia como la suya, llena de trampas y de negocios que se fueron a pique, otros ni siquiera se llevaron a cabo. Y todos ellos, guiados por su padre. ¿Cómo haría para ponerlos todo en orden? No solo debía dinero, ya pagó una cantidad considerable para saldar algunas deudas, teniendo que terminar por no prescindir de su casa italiana donde se crió.

Todo tenía un precio y el italiano lo estaba pagando con creces. Aún le parecía imposible verse en aquellas circunstancias pero ¿qué era mejor? ¿echarle valor y poco a poco ir saliendo de aquella trampa? O…¿simplemente rendirse, dejarse vencer y terminar entre rejas por fraude, impago? No deseaba tal cosa, por eso, se presentaba como el culpable y responsable de cada contrato firmado, haciéndose cargo como su padre debió haber hecho en su momento. Los negocios eran los negocios y no iban a poder con él.

Esa mañana, estuvo reunido con un compatriota italiano. Llegaron a un buen acuerdo, estaba totalmente dispuesto a cumplir cada una de las condiciones estipuladas y él a cumplir su parte del trato. Aquella persona, le acababa de ofrecer en bandeja el mejor contrato hasta ahora, parte de los inmuebles que aún quedaban pendientes en Paris, este comerciante estaba interesado y ambos llegaron a una buena oferta. El humor del italiano cambió a uno más alegre, se podía apreciar en su sonrisa amplia y en esos hoyuelos que se marcaban al sonreír.

Aún vivía en casa de Asura Nanami, intentó encontrar una vivienda acorde a lo que contaba en sus bolsillos pero imposible , también exigía pero acaso ¿no podía al menos disfrutar un poco de la vida a la que le tenían acostumbrado? Se crió en la clase alta italiana, una de las familias pudientes más conocidas en el terreno Italiano y en el Parisino, ahora..él intentaba que su apellido no cayese en el olvido con la etiqueta de “mentiroso y corrupto”, levantaría no solo su nombre también su propia existencia. Su padre ya estaba muerto y a él le quedaba mucho por vivir, al final tendría que elegir un camino para él no tan vergonzoso, solo…tendría que conseguirlo si no…terminar por elegir ese sendero negro.

Se encontraba en su habitación de la casa cuando la puerta se oyó de fondo, de manera insistente. Éferon entrecerró los ojos, tomando alguna de sus pertenencias y asomarse, intentó que no le viesen por si acaso para ver de quién se trataba. Dos hombres vestidos elegantemente de negro, lo buscaban…estaba seguro de ello.

-Buscamos a Gianetti, sabemos que reside aquí ¿dónde se encuentra la dueña de la casa? -las formas no eran las correctas, no venían a conversar precisamente. Casos como este terminarían por ocurrir y no era para menos, lo temió y ocurrió. Éferon fue en busca de Asura, tenía entendido estaba en su habitación y entró en ésta como un huracán, cerrando la puerta a su paso y apoyar la espalda para de algún modo, no entrase nadie ni oyesen nada.

-Asura, me buscan. Te juro que no sé porqué es. Mi padre… están enfadados y. Andiamo,… -intentaba pensar, no sabía cómo pero si huía por una de las ventanas o puertas traseras terminaría por confiar que era ese al que buscaban, un delincuente -Intento solucionar pero todo es demasiado complicado, no puedo estar aquí, ni seguir viviendo bajo tu techo…tengo que irme, se me ocurrirá algo, lo solucionaré. Baja y diles que vuelvan más tarde… solo tengo que conseguir dinero, lo haré pero…ayúdame, per favore-la miraba a los ojos, con tono y gesto suplicante… estaba deseando que la tierra se lo tragase.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Miér Sep 14, 2016 6:26 am

Aquella mañana las luces del sol se colaban por la ventana mientras yo todavía seguía tumbada en la cama, habían pasado unos cuantos días desde que Efe se había quedado en casa de forma algo permanente, sabía que quería solucionar sus problemas y que lo estaba intentando, me constaba de ello. Lo había visto volver a casa a veces tarde por cuestión de alguna reunión de negocios, sabía que estaba hablando con la gente adecuada para sacar adelante todo lo que tenía encima… peso que no veía bien que cargara él solo, todo lo que tenía sobre ellos era una carga muy pesada que se la habían impuesto, que él no había decidido llevarla y que estaba solventando como buenamente podía.

Suspiré todavía tumbada en la cama, me fastidiaba mucho verlo de aquella forma y que tuviera que pasar por todo aquello, no era justo para él. Cerré los ojos unos segundos y me moví sobre la cama quedando tumbada de lado y me mordí el labio, aún me costaba creerme que hubiera pasado todo aquello en mí cama y con aquel hombre, muchas veces pensaba que todo había sido un sueño producto de mí mente y de mí imaginación, pero cuando lo veía por casa o veía a su perro en el jardín… sabía que había pasado. Había sido tan bueno conmigo y me había tratado tan bien que muchas veces rememoraba aquella noche que habíamos pasado juntos.

Decidí que ya estaba bien de estar tumbada en la cama y me levanté para darme un baño, seguro que la señora Haruka ya estaría preparando el desayuno y seguramente en un rato subiría para decirme que ya estaba todo listo. Me bañé sin prisa alguna sabiendo que tenía tiempo y cuando salí me envolví en una toalla comenzando a quitar el agua de mí pelo para que este se secara solo, hacía buen tiempo y no tardaría mucho en secarse. Fui hacia el armario y dejé caer la toalla quedándome desnuda para ponerme un Yukata cómodo y ligero que utilizaba para estar por casa, uno algo más holgado de lo normal y que no se ceñía demasiado a mí cuerpo.

Volví a entrar al aseo para comenzar a desenredar mí pelo y justo cuando acabé que iba a dejar las cosas sobre el aseo dejándolo todo como estaba, sentí que la puerta de mí habitación se abría y se cerraba de forma algo sonora. Cuando me asomé por la puerta lo ví apoyado en esta contra su espalda, sus ojos me buscaron y pude ver en ellos algo de… ¿temor? ¿Qué es lo que estaba pasando? No era propio de él entrar así a mí habitación y mucho menos quedarse contra la puerta, con aquella mirada…


-¿Efe? –pregunté acercándome hasta que finalmente me dijo lo que estaba pasando, que unos hombres lo estaban buscando y que no podía quedarse más allí… maldición, sabía que en algún momento esto podía pasar pero no pensaba que fuera a ser tan pronto. Él estaba intentando solucionar todo y sin embargo todo eran pegas por el camino, pequeñas piedras que ralentizaban su paso hacia lo que él quería conseguir. Me acerqué hasta quedar delante de él con gesto tranquilo y cogí una de sus manos con las mías- Tranquilízate Efe, nadie va a sacarte de mí casa hoy, así que no te preocupes –llevé la otra mano a su mejilla y la acaricié de forma suave, como si con ello quisiera que intentara calmarse- Bajaré y hablaré con ellos, les diré que no estás y que se vayan porque no pueden irrumpir así en mí casa. Ahora subo, quédate aquí –dejé un beso en su mejilla y salí haciéndolo a un lado para bajar bajo y encontrarme con aquellos dos hombres, vestidos perfectamente de negro, parados en mi puerta. Les dije que no sabía dónde se encontraba Éferon y que no sabría cuándo llegaría, que tenía unos asuntos que atender, además de decirles que no podían presentarse así en mí casa y les cerré la puerta. Subí farfullando por las escaleras y entré en mí habitación donde me encontré a Efe sentado en mí cama, me acerqué hasta donde estaba y me senté a su lado acariciando su brazo- ¿Estás bien? ¿Por qué no te dan más tiempo? No lo entiendo–apoyé mí cabeza en su hombro y suspiré, el sueño idílico se había te rminado.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Mar Sep 20, 2016 1:57 pm

Porque todo mi mundo.. es arena.




Los hechos hablaban por sí solos. Y nadie, ni siquiera Asura que conocía la historia de sus “negocios”, podía imaginarse cómo se sentía y lo impotente. Sus orbes verdes no solo reflejaban temor, desesperación…también se había terminado por sentir culpable consigo mismo de ser incapaz de evitar ciertas circunstancias. Como justo esa. Ser perseguido como un criminal cuando en absoluto era aquello, si no alguien que evitaba a toda costa, manchar aún más su apellido.

Qué ruin y despreciable , cuánto maldecía al maldito tipo aquel que sin más… usó calumnias contra él. Malditos ricachones que se creen dueños de todo. Éferon, no sabía dónde meterse, qué hacer o qué decir. Enfrentarse a ese error, a esos hombres le era completamente imposible. No podía dar la cara ahora, no cuando acababa de firmar uno de los contratos más importantes pero ¿y de qué servía cuando ahora mismo se sentía que había vuelto a fracasar?

Esperó pacientemente a que Asura le diese vía libre, cuando fue ella a buscarlo…el italiano se encontraba de un lado para otro en la habitación, guardando sus pertenencias. No podía quedarse allí, lo fueron a buscar a casa de los Nanami y a ella no, no iba a hacerle pasar por ese trago, en absoluto. En cuanto oyó la puerta, se detuvo frente a la maleta…cerrando los ojos, sopesando una respuesta para darle. Pobre Asura, no tenía porqué aguantar aquello… menos cuando los problemas eran suyos.

-Es fácil. Mi padre debe mucho y yo intento pagar las deudas como buenamente puedo. Necesito mucho dinero y no llego a los cortes. ¿Qué no lo entiendes? Yo tampoco, lo he perdido todo y más, incluso lo que no tengo ¿qué vas a cuidar de mí? ¿pagar mis deudas? ¿acaso crees que voy a permitirlo? Es mi problema, nada más… no voy a meterte en ellos. Ya es demasiado que me dejes quedarme aquí. Y no… no pienso recibir un no por respuesta porque pienso marcharme… ya te exploté demasiado. Te lo agradezco…mucho, inmensamente -giró el rostro, buscando su mirada y desviarla, por vergüenza… una que incluso le hizo sonrojarse, de rabia.

Intentaba pensar con claridad, al final… tendría que recurrir a ciertos trabajos que no deseaba y nunca se hubiese planteado pero ¿Acaso no era lo mejor? conocía a amigos suyos que se hicieron ricos de la nada. Negocios turbulentos, sí… negocios “de cama” pero todo por pagar su deuda, no era poca… y entre los contratos firmados y demás , podría conseguirlo. La sola idea de tener que acostarse con mujeres por dinero fue su última opción pero… ¿acaso tenía más?

-Creo que sé lo que haré. Me quedan aún contratos por firmar y con suerte… alguien me ayudará a conseguir otro trabajo secundario… uno que será mejor que no sepas de qué se trata -chasqueó la lengua, sentándose abatido en la cama… todo se estaba desmoronando bajo sus pies.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Lun Sep 26, 2016 9:29 am

Ni siquiera yo misma sabía qué era lo que podía hacer para ayudarlo con todo aquello, no sabía muy bien lo que le pasaba por la mente y sabía que no iba a dejar que lo ayudara. Bastante había sido ya con que se quedara aquel tiempo en mí casa, en la que yo me ofrecí deliberadamente a que se quedara, porque no me molestaba, porque no me importaba ayudar a un amigo cuando estaba pasando un mal trago, y para mí Efe era importante. Era de hecho al único que consideraba como un verdadero amigo, aquel que siempre había estado ahí desde el principio, aquel que me había ayudado mucho con el idioma y que había aprendido mucho más gracias a él.

Suspiré apoyada contra la puerta de la habitación mientras lo observaba guardar las cosas en la maleta, sabía que este día iba a llegar pero no pensaba que pudiera ser así como acabara. Sabía que estaba intentando encontrar soluciones a sus problemas, me constaba y sabía que no lo había conseguido. Pese a todo yo siempre le había animado a que continuara y siguiera buscando soluciones, le apoyé cuando más lo necesitaba y ahora me dolía en cierta forma ver que se tuviera que ir así.

Aquellos hombres no me había gustado como habían venido a mí casa y el asunto que traían entre manos, causa de ello era como estaba ahora Efe. Lo veía moverse por la habitación de un lado para otro, como si realmente no supiera lo que estaba haciendo y actuara más por inercia y mecanismo. Me mordí el labio ante sus palabras y no supe qué responderle, ¿qué era lo que debía de decirle en aquellos momentos? No lo sabía, no sabía cómo hacer que se sintiera mejor o qué era lo que estaba en mí mano para ayudarle.

Él no iba a aceptar más ayuda por mí parte por mucho que yo se lo pidiera, y tampoco se iba a quedar por mucho que yo le rogara que no se marchara… ya me lo estaba dejando en claro. Había tomado su decisión y aunque me gustara más bien poco debía de aceptarla, no podía decirle nada porque sabía que no iba a servir de nada. Cerré los ojos unos segundos y los abrí para grabar su imagen de espaldas, sintiendo que pasaría mucho tiempo hasta que volviera a verlo así de nuevo.


-No puedo obligarte a que te quedes si tú así no lo deseas, y tampoco quiero hacerlo. Eres una persona libre, Efe, solo puedo apoyarte en las decisiones que vayas a tomar. Me entristece que te tengas que marchar así cuando sé que estabas haciendo todo lo que podías y tenías en tus manos para solucionar esto, y espero que puedas solucionarlo pronto… me gustaría volver a ver a ese Efe sin preocupaciones en su rostro
–porque era cierto, del hombre que conocí al que tenía ahora enfrente de mí había una enorme diferencia. No me gustaron las palabras que salieron de sus labios refiriéndose a que no preguntara qué clase de trabajos se refería y ni siquiera quise preguntar, me acerqué hasta donde estaba él, me senté a su lado y enredé mis dedos en su pelo, acariciándolo, como si de alguna forma quisiera que se calmara y relajara, bajando esa mano hasta coger su rostro y hacer que me mirara- No pienso preguntar en cuanto a eso, solo espero que tengas suerte y que esos negociones se cierren. Tampoco quiero que olvides que aquí estoy, que puedes venir para hablar conmigo cuando quieras y de lo que quieras, que si quieres evadirte aquí me tienes, porque pese a todo soy tú amiga, y quiero que eso lo tengas muy claro –acabé por esconder mí rostro en su cuello, respirando su aroma y disfrutando de aquellos momentos sabiendo que pronto todo terminaría.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Jue Sep 29, 2016 4:39 am

Mi camino de rosas , rosas que se marchitaron… al llegar aquí.



Llegó el momento de pensar rápido, de escoger otros caminos y no mirar atrás. Debía ante todo ser valiente como hasta ahora, afrontar la realidad y en absoluto rendirse. Pero permanecer allí dificultaría su vida y pondría en peligro no solo su existencia, también a Asura. No iba a permitir que a su amiga le pasase nada, se lo prometió, bien ambos lo sabían mejor que nadie. Su lucha, iba a ser dura y permanente hasta que toda aquella pesadilla pasase y no, no iba a ser fácil…

Intentaba pensar pero tanta presión le sobrepasaba. Estaba perdiendo los nervios, así no podía pensar en un plan menos llevar a cabo nada. Sus ojos verdes se cerraron de golpe cuando Asura apareció por la habitación, suspirando al oír la puerta cerrarse. Suspiró largamente… oírla no ayudaba mucho porque él no quería marcharse pero no tenía más remedio. No la miró directamente hasta que pasaron unos minutos, estaba visiblemente afectado…nervioso y algo más. Al girar el rostro, sus orbes verdes se clavaron en ella…y su mano, la apoyó en una de sus mejillas, acariciándola con infinito mimo.

-Lo sé, Asura. Sé que no quieres que me marche pero si no lo hago te pongo en peligro y si han venido hasta aquí es porque tu casa la tienen localizada. No te quiero meter en mis asuntos, ni siquiera yo debería estar metido pero sabes que no tengo otra -con el pulgar, le acarició su mejilla y deslizó los dedos con mucho cariño… estaba claro que él tampoco quería irse, no quería ser un lastre en su vida -Me importas demasiado, tu amistad me importa tanto que no quiero verte involucrada ¿lo entiendes? -bajó un instante la mirada, lo que iba a confesarle no es que fuese algo de lo que estuviese orgulloso.

-No quiero andarme con rodeos. Mi camino y mi vida, van a cambiar y no tengo otra… voy a tener que escoger la última opción ¿qué cual es? Sabes que muchas mujeres me miran con ciertas intenciones y quizás debería aprovecharlo. No quiero, no lo deseo… mi nombre quedará manchado pero al menos el dinero no será problema, les pagaré y… por fin seré esa persona sin preocupaciones. No es que tenga más opciones porque no voy a aceptar dinero porque tendría que devolvértelo y entonces mi bola volverá a ser aún más mayor

Dejó de acariciar su mejilla y se levantó, ya tenía sus cosas preparadas, solo debía esperar por si lo esperaban fuera ya entonces no podría tener ninguna opción de huir. Suspiró mirando por la ventana, su imponente figura… observando perdido, más que nunca por la ventana, la esencia de Éferon se había apagado… no era el mismo y quizás tendría que pasar un tiempo para que así fuese…

-Lo siento pero no veo otra salida… no sé qué hacer. Se me han agotado las ideas y por más… por mucho que pienso no se me ocurre nada…acaso ¿crees que hay otra opción? -



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Jue Oct 06, 2016 9:18 am

Ver a Éferon así era un claro signo de que no estaba bien, era una de las pocas veces en que lo estaba viendo así de mal, alicaído, triste, nervioso y algo más que no supe realmente lo que era. Verlo me partía porque nunca lo había visto de esa manera y se me hacía hasta extraño. Sabía de sobra que sus problemas eran graves y gordos, sabía que había intentado ponerle remedio pero no lo había podido hacer. Rogaba porque saliera de aquella espiral que lo estaba engullendo, porque podía ver poco a poco como el hombre que yo había conocido se iba apagando lentamente… y aunque yo intentase por todos medios ayudarlo sabía que él no se iba a dejar. Suspiré mirándolo cuando lo tuve a mí lado dejándole tiempo para que hablara cuando se sintiera listo para ello, no quería agobiarle y quería dejar que él fuera quien diera el paso.

Sus ojos, esos ojos pardos cual felino se clavaron en los míos y pude ver la sombra que se cernía sobre ellos. Mucho distaba aquel hombre que tenía delante del Efe que yo había conocido, y me daba rabia verlo así. Su mano acarició mí mejilla, gentil y suave, y me quedé a la espera de que él dijera aquello que tuviera que decir sin yo interrumpirle. Sabía que no quería meterme en aquello y que no podía quedarme más aquí, había estado muy bien, pero sabía que era hora de que marchara.


-Sé que no me quieres meter por el medio al igual que sé que te tienes que ir de aquí –no me gustaba, pero era lo que había- Entiendo también que no quieras verme involucrada, es algo que si me pasara a mí tampoco querría para contigo –solté un leve suspiro- Lo único que puedo ofrecerte es que te quedes hasta que encuentres otro lugar donde quedarte, solo si quieres, no es una obligación –esperé para ver qué era lo que tenía que decirme pero, lo que salió de su boca, fue algo que jamás esperé escuchar. ¿Estaba escuchando realmente aquello…? ¿Iba a…? Oh, Kamisama, que no fuera realmente aquello que estaba pensando. Me quedé muda de la impresión por sus palabras, mí boca se abrió ligeramente por la sorpresa y la conmoción se expandió por mí cuerpo al saber lo que estaba diciendo. ¿Cómo podía llegar a pensar en algo como eso?

Vi cómo se levantaba y se acercaba a la ventana mirando por ella y lanzando un suspiro… todavía seguía sin creerme las palabras que habían salido de sus labios. ¿De verdad iba a vender su cuerpo por dinero? ¿Esa era la única opción que le quedaba? Me negaba a creerlo, no podía pensar que aquel hombre hubiera tomado aquella decisión porque no me lo creía… debía de haber algo más, podía haber otra solución que no fuera venderse a él mismo para saldar aquella deuda. No me gustaba su idea, de hecho, me cabreaba sobre manera pensar que tenía que venderse a sí mismo para salir de aquel agujero en el que le habían metido.



-¡No puedes hacer eso! Tiene que haber otra manera –di un puñetazo a la cama llena de rabia, pensar en que otorgara placer a otras mujeres, por dinero, era algo que me daba escalofríos y que me ponía los pelos de punta- ¡Shimatta*! –solo de pensarlo o imaginarlo me cabreaba de una forma que llegaba a cotas insospechadas. Me levanté quedándome detrás de él pero sin llegar a tocar su cuerpo, quedándome solamente a escasos centímetros entre nuestros cuerpos- No pienso dejar que hagas eso –le dije con el ceño fruncido. Estaba cabreada y sentía que necesitaba romper algo, pegar a algo, o a alguien, para aliviar aquello que me recorría por el cuerpo- Para eso prefiero retenerte aquí, atarte a mí cama si es necesario y ser yo quien te page aunque sepa que tú no lo haces por el dinero -¿había dicho yo aquello? Sí, lo había dicho. Al parecer dejar atrás mí virginidad me había hecho ser más lanzada de lo que creía- Puedes buscar otras cosas, eres un cocinero excepcional y puedes encontrar trabajo de eso perfectamente… -apoyé mí frente en su espalda y suspiré- Todo menos eso…




*Shimatta: Maldición



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Mar Oct 11, 2016 9:58 am

¿Acaso barajaba otras opciones? ¿podía o tenía la oportunidad de demostrar que era aun mejor que su padre? No, era completamente imposible. Atrapado en las deudas, salió airoso de una gran parte pero aún debía mucho, quizás demasiado para afrontarlo. Intentaba pensar con claridad, pensar por fin en una salida y la única que veía más fácil con unos beneficios que le permitiría pagar a ciertos periodos de tiempo…era esa, el ser un hombre de compañía.

Sabía perfectamente que ella se negaría, no lo vería bien en absoluto. Asura lo quería demasiado para dejar que su mejor amigo se tirase por ese precipicio pero también lo hacía por ella. No quería que nada ni nadie le hiciese daño y menos que él tuviese que ver. Sonrió, de medio lado, con infinita ternura esperando que no se lo tomase todo lo mal que sonaban sus propias palabras. Qué opción más inhumana, indigna pero jodidamente fácil… muy fácil.

-Me quedaré hasta que encuentre algo y lo sabes. Sé que no lo ves bien, pequeña pero es que no puedo pensar en otra cosa. Quedaría en el anonimato, ninguna señora que esté dispuesta a pagar me delataría si no sería lo mismo por mi parte…por eso es tan fácil -hizo una mueca, él tampoco estaba de acuerdo y poco a poco se iba convenciendo. Pobre del italiano, aquel que jugaba entre faldas y ahora su trabajo más viable era el hecho de tener que retozar con mujeres para pagar sus propias deudas.

Se giró, encarándola, mirándola intensamente y deshacerse de ternura con la imagen de aquella joven que le importaba mucho más de lo que ella llegase a imaginar. Ella le había cuidado, le dio un techo, un plato en la mesa y le había hecho descubrir ciertas cosas… que desconocía, sí…ella era la total culpable de aquello.

-Shimatta -repitió como ella, mordiéndose el labio inferior , arrancándole una de sus divertidas sonrisas. Le encantaba oírla hablar o decir expresiones en su idiota natal. -Espero que no sea un insulto a mi persona -presionó su nariz con su dedo índice, un gesto tan tierno -Eso suena demasiado bien, el dedicarme a la cocina pero si digo mi apellido, ya se sabe… Los Gianetti no tienen reputación aunque no tenga que ver con ellos. Es una opción pero no tengo tantos contactos, tampoco podría empezar de cero lavando platos… no pagan un franco -resopló y la atrapó entre sus brazos, apoyando su cabeza en la ajena -Me encantaría ser uno de esos cocineros que les felicitan por sus creaciones pero en mi caso…voy a tener que oír lo bueno que soy en la cama…

La separó de él para mirarla fijamente, le había hecho gracia eso de atarlo en la cama, ninguna se había atrevido a ello, solo ella misma. Besó su frente, jugando con su pelo, meciéndola entre los brazos y sopesar la idea de poder entrar en algún restaurante…quién sabía si la idea de las mujeres quedase descartada.

-Me encantaría probar, esa idea como opción… ¿me ayudarías? Tienes influencias… y bueno, no sé…es pedirte mucho. Ah y suena muy bien eso de secuestrarme y atarme en la cama…sí -rió, ocultando el rostro en su cabello, besando su cuello con infinita suavidad.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Vie Oct 21, 2016 11:57 am

Me negaba en rotundo aceptar que Efe tuviera que trabajar de aquello para pagar sus deudas, había muchos trabajos más que podría desempeñar y que no tuviera que llegar a esos extremos… no, rotundamente no. Haría todo lo que estuviera en mí mano para que aquello no llegara a suceder, me daba igual si tenía que atarlo a la pata de mí cama para que no se moviera de ella, o ponerle unos grilletes a los barrotes de mí cama para que no se moviera… porque no, no iba a dejar que cometiera semejantes actos. Aquello me… desagradaba por completo, solo el hecho de pensar de que él pudiera estar con otras mujeres me desquiciaba.

Sabía lo ligón que era y las miles de mujeres que quisieran morir de placer entre sus brazos como yo había soñado millones de veces. Pero una cosa era pensar que pudiera estar con cualquier mujer porque él así lo quisiera, a que estuviera con otras mujeres a cambio de dinero. No, eso no podía aguantarlo ni soportarlo. No dejaría que cayera en ese pozo y haría lo que fuera para que eso no llegara a suceder. Efe tenía más cualidades que las de seducir y dar placer a una mujer, ¿Qué se le daba muy bien? Sí, por experiencia propia, se le daba demasiado bien. Pero no concebía que llegara a hacer aquello.


-No es solo por el anonimato Efe, hay otras salidas que no rebajarte a eso para salir de la deuda en la que estás metido
–no comenté nada sobre que se quedara, no iba a poner pega alguna hasta que encontrara otra casa y aprovecharía el tiempo con él todo lo que pudiera. Se giró entonces para mirarme y sus ojos fueron directos a los míos, aquellos ojos pardos que tanto me gustaban. Seguía cabreada, y mucho, sentía que debía de descargar todo lo que llevaba dentro a base de golpes, necesitaba bajar y entrenar para distraerme de lo que me estaba diciendo y de la rabia que recorría mí cuerpo. Lo miré con los ojos entrecerrados cuando pensó que le había dicho algo a él y negué con la cabeza con una leve sonrisa- Baka* -le dije esta vez mirándolo directamente, dándole a entender que esa vez sí que le había dicho algo aunque no fuera nada grave ni muy fuerte- Eso sí que lo ha sido –le escuché hablar dejando que me rodeara con sus brazos y resoplara, mis brazos rodearon su cintura y dejé mí cabeza en su pecho mientras me asqueaba y me cabreaba el hecho de que pensara aquello- Eres muy buen cocinero, Efe, y estoy segura de que en cuanto le demuestres a alguien lo que vales realmente se darán cuenta y poco a poco será mejor. No digas esas cosas –me refería a su última frase, no quería ni pensarlo.

Me separó para mirarme y yo dejé mis ojos puestos en los suyos, rogando para que no tomara esa opción que tenía en mente. Dejó un beso en mí frente y suspiré por ello pensando en más cosas que él pudiera hacer que vender su cuerpo a cambio de dinero. Me dejé hacer por él en todo momento mientras mis manos acariciaban una su espalda y la otra uno de sus brazos, sintiendo como él jugaba con mí pelo. Levanté mi vista para mirarlo todavía estando apoyada contra él.



-¡Pues claro que te ayudaría!
Cualquier cosa que no fuera dejar que se metiera en ese mundo- Haría lo necesario para que evitaras tener que tomar ese camino, puedes encontrar trabajo como cocinero y estoy segura de que en cuanto vean lo bueno que eres no tendrán dudas en ofrecerte un puesto. Paso a paso Efe, quién sabe si dentro de unos años estaremos ante un gran chef –reí levemente más contenta con esa idea- Tengo un conocido que va a abrir un nuevo restaurante… puedo hablar con él y decirle que te haga una pequeña prueba, y que él decida si te contrata o no. Aunque seguro que lo hará, eres muy bueno –reí levemente por ello- También había pensado en que si eso no funciona, coger unos grilletes y esposarte al cabecero de la cama, así seguro que no te podrías mover… y te tendría solo para mí –lo último lo dije más a broma, pero lo de los grilletes era cierto que lo había pensado. Rodeé su cuello con mis brazos y cerré los ojos ante el beso en mí cuello, estaba algo más tranquila aunque las ganas de descargar adrenalina seguían latentes todavía. Me separé un poco, cogí su rostro con mis manos y lo miré de forma fija- Prométeme que, antes de tomar cualquier decisión, harás esa pequeña prueba… por favor –terminé rogándole en un susurro dejando un breve beso en sus labios. Me negaba a que tomara aquella decisión.



*Baka: Tonto



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Sáb Oct 29, 2016 4:26 am

¿Acaso alguien no hacía todo y más por limpiar su nombre? Y él lo haría si con ello por fin, se libraba de su condena , una que le pisaba los talones desde el alba hasta que el sol se pusiese. Barajó muchos caminos pero escoger era mucho más complicado ¿cuál era el acertado? Podía equivocarse pero en estos instantes de su vida ¿qué importaba? Podría sacar mucho dinero con el simple hecho de escoger cierto “oficio”, si se le puede llamar así. Muchas mujeres pagarían por pasar un solo rato con él, podía aprovecharse de eso, su éxito con las mujeres…un trabajo fácil pero sin duda para él, una falta de respeto a sus principios de caballerosidad.

Era muy fácil eso de “puedes dedicarte a otra cosa”. En Paris , la gente de clase alta no trabajaba en ciertas negocios en concreto, más que nada por su reputación como caballero. Amaba y respetaba a las mujeres sobre todas las cosas, dedicarse a eso sería como decepcionarlas de todas maneras las maneras posibles. Él, teniendo que recurrir a ese tipo de trabajo, con tal de ganar unos francos. Suspiró largamente, mirándola fijamente a los ojos, ella no estaría de acuerdo nunca en eso pero tampoco es que pudiese hacer más, haría lo preferible a su situación fuese lo que fuese.

-Estás muy segura de que me escogerán como chef… si es así te debo una comida, una especial, una durante todo el día… pase lo que pase ¿prometido? -sonrió de aquella manera picara y juguetona, pellizcando la nariz con dos de sus dedos y bromear de alguna manera en aquella situación. Nunca perdía ese don, ver algo bueno entre toda aquella tragedia. Suspiró, sonriendo agradecido a sus palabras, entendía que le encantase sus platos pues era su amiga, sincera siempre… pero tenía cierta adoración por él -Al final me creeré eso de que soy buen cocinero, pequeña nipona -

Esperaba que aquel hombre, ese empresario que apostaba por un nuevo negocio de restauración gastronómica en Paris, contase con él. La verdad es que no entendía como podía ser capaz de superar esas pruebas, apenas cocinó en casa pero nunca para chef expertos, con ser el pinche de cocina sería más que suficiente. Entre ese trabajo y el pensado pero no elegido de momento… podría pagar poco a poco ¿por cuánto tiempo? quizás lo que le quedase de vida.

-Podemos ir a echarle un vistazo, al sitio y con suerte… me invitas a cenar a ese sitio nuevo, puedo sugerirle otros sabores… y quien sabe si con mi encanto natural consigo el trabajo ¿qué te parece? -tomó sus manos y las acercó a sus labios para besar cada uno de sus dedos, los diez junto con una sonrisa gatuna… ese hombre y su forma de tratar como reinas a las mujeres -Pero qué bonita estás hoy, ragazza -murmuró riendo por lo de atarle… eso le hizo relamerse de nuevo, mordiéndose el labio inferior… como si fuese inocente y no pensase nunca en ciertas cosas.

-Y si no… te invito a uno de esos cappuccino o esos intentos que intentan hacer aquí…los expertos en croissant -enarcó una ceja, curioso, un italiano y una japonesa en Paris… eso sí que era de lo más raro -Venga, que me has animado ¿vamos al restaurante y aprovechamos para qué me consientas? -con esa mirada suplicante… ¿quién iba a resistirse?



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Lun Nov 21, 2016 3:08 pm

Me alegraba mucho poder ayudar a Efe para que no tuviera que vender su cuerpo para conseguir el dinero y poder salir de aquella deuda que lo había arrastrado a aquel agujero negro, la sola idea de que podía complacer a otras mujeres por dinero… me daban escalofríos. Sabía que, perfectamente, él podría tener a cualquier mujer que quisiera para darle placer igual que me había dado a mí, no iba a negar aquello… pero una cosa muy diferente era que lo hiciera por dinero. Me negaba en rotundo. Para eso yo misma prefería pagarle con tal de que no llevara acabo aquella idea.

Por suerte para mí mi mente se acordó de que pronto iban a abrir un nuevo negocio y que seguramente necesitarían a alguien en cocinas, al igual que personal, había visto cómo se manejaba él e la cocina y estaba convencida de que no tendría ningún tipo de problema en pasar la prueba, por lo que sonreí sintiendo que él también estaba algo de mejor humor y reí cuando dijo que estaba convencida. Lo estaba. lo había visto manejarse en mí cocina y había probado lo que había hecho, todo estaba delicioso y no tenía dudas al respecto.


-Estoy convencida de que te cogerá en cuanto pruebe algo que hayas hecho, no lo digo porque sea tú amiga, sabes que siempre soy sincera con las cosas y Efe, por favor, todo estaba buenísimo –bueno, todo lo que había podido probar antes de que él llevara la cena a otro concepto que no había tenido en mente. Recordar aquella noche, en concreto, hizo que mis mejillas se tiñeran de un color rosado y sentí que tenía calor al evocar en mí mente lo que aconteció aquella noche, en aquella habitación, y sobre aquella misma cama. Me había llevado a cotas insospechadas para mí y el recuerdo hacía que una corriente de calor me recorriera el cuerpo por completo. Asentí con la cabeza ante la idea de ir al lugar para echarle un vistazo, sería lo mejor y así él podría hablar con el dueño sin ningún tipo de problema. Reí levemente cuando comenzó a besar mis dedos uno a uno, sintiendo su mirada, esa mirada felina que tenía sobre mí que me hizo morderme el labio dejándome hacer. Lo miré de arriba abajo y puse mis ojos en los suyos- Tú también estás muy guapo –sonreí por ello y terminé riendo por su entusiasmo, alegrada con verle de mejor humor que hacía unos minutos cuando me dijo aquello- Está bien, creo que sería buena idea ir al lugar y que hablaras con el jefe tú antes de que todo empiece… sería una buena oportunidad para ti. Y luego… me debes algo, ya sabes –le di un breve golpe en su hombro y luego me miré cómo iba vestida y lo miré- Primero tendré que cambiarme de ropa, ¿o quieres que vaya con este Yukata? –Reí entre dientes- No, ¿verdad? Tú vas muy bien vestido, yo me cambio en un momento y salimos hacia le lugar. Hace tiempo que no veo a Pierre y seguro que nos puede dejar una mesa para quedarnos allí. Le vas a encantar, estoy segura –dejé un beso en su mejilla- Y si no… bueno, siempre puedo atarte a mí cama y solucionado –mordí su labio inferior unos segundos y me eché a reír separándome para acercarme al armario y sacar la ropa que me pondría para salir, cuando la cogí y me giré vi que él todavía seguía en la habitación. Dejé la ropa sobre la cama y comencé a desatar el Yukata mirándolo- ¿Pretendes quedarte ahí todo el rato, Éferon? –pregunté medio en forma burlona, medio de forma atrevida sin quitar mis ojos de él y deshaciendo el nudo, dejando que la prenda se abriera de forma lenta, dejé que cayera al suelo cuando el nudo fue desatado y comencé a coger la ropa sobre la cama- ¿Podrías decirle a la señora Haruka que nos vamos en breve, y que no prepare nada para nosotros? –pregunté mientras me vestía, evitando su mirada sobre mí cuerpo porque, de lo contrario, no podría cambiarme en la vida- No tardo mucho, lo prometo –reí levemente y cogí lo necesario para peinarme mientras esperaba que él se fuera bajo como le había dicho. Había jugado con fuego y lo sabía, en cierta parte, me sentía más envalentonada de lo normal con él.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Mar Nov 29, 2016 2:21 pm

Lo que más temía a aquella alternativa de trabajo, profesión… era la prueba, si no la pasaba terminaría teniendo que elegir un camino muy distinto, uno que a ninguno de los dos gustaba pero ¿acaso tenía otra opción? seguía pensativo, meditando bien las ideas que tanto a uno y a otro se le venían a la cabeza. No solo esperaba pasar la prueba, lo que más le importaba al italiano era decepcionar a su amiga. Iba a hablar con aquel chef, ¡no podía fallar algo como eso!.

Nunca estuvo tan decidido a hacer algo, más si le encantaba. Adoraba la cocina, más…cocinar para otros, que selo dijesen a Asura. La nipona siempre encantada con sus platos y la gracia que le hacía él metido en la cocina, de un lado para otro…como si realmente ese fuese su mundo. Pez en el agua, así podía definir cómo se sentía cuando tenía que ver con la gastronomía. Un mundo de posibilidades se le abriría si conseguía ese trabajo.

-Prometido, además ¿quién mejor que yo mismo para venderme? Sería absurdo… y sí , te debo una como me escojan y si no también por haberte decepcionado-arrugó la nariz en una graciosa mueca y besó su mejilla fugaz, dejando escapar una risa que acarició la mejilla de la joven… ese hombre inconscientemente se dejaba desear.

Se miró a sí mismo, él podía ser un desastre en infinidad de cosas pero jamás en su vestuario. Nunca iría mal vestido a ningún sitio. Sus orbes verdes, se clavaron en ella, intensamente con esa proposición de atarlo a la cama…le gustaba mucho más que ir a cualquier sitio y eso que se jugaba el cuello y su futuro. No pudo evitarlo, se acercó a ella, rodeándole por la cintura, la nariz…junto con su lengua, hicieron un camino hasta su oreja en donde sí, los condenaría a los dos.

-Me gusta tu proposición ¿quieres que te la deba? Un… favor no que suena mal…pero sí un modo de…darte las gracias - mordió su lóbulo y se separó como un niño travieso para esperarla abajo en el hall. El muy arrebatador, se miraba en el espejo …buscando imperfecciones. Siempre tenía que ir perfecto, inmaculado y aunque ya lo iba siempre se aseguraba de ello.

Oyó los pasos de la joven y se giró para recibirla con una sonrisa , ofreciéndole su mano y su brazo para que emprendiesen el camino hacia aquel codiciado restaurante. Hacía mucho no comía ciertos alimentos, se le escapaban de su presupuesto… ostras, marisco fresco… postres realizados con los más exquisitos y extraños ingredientes que en Paris no se podían conseguir.

-Me muero por un tartufo italiano e chocolate blanco… un buen capuccino y más que no voy a decir más porque terminaré comiéndote a ti -el muy descarado era imposible que se le escapase una, siempre tentado a la suerte…



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Mar Dic 27, 2016 2:26 pm

Realmente esperaba que aquella prueba diera sus frutos y resultados, odiaría que Éferon terminara ejerciendo aquel tipo de trabajo y, en cierta forma, me ponía de muy mal humor solamente de pensar en ello… así que no quería ni imaginar cómo estaría si realmente aquello pasara… no quería ni pensarlo, así que desvié aquellos pensamientos que tenía sobre ello y lo miré. Estaba convencida de que pasaría aquella prueba sin mayor esfuerzo posible, lo había visto en la cocina yendo de un lado para otro, controlando miles de cosas él solo y sabía que era bueno, de lo contrario jamás se me habría ocurrido decirle que probara con aquel trabajo.

Siempre sería tan… provocador como él solo, era una cualidad que tenía innata y que sabía aprovechar muy bien. Conocía también de su labia y sabía que se vendería como nadie se hubiera vendido jamás en la vida, así que por eso no temía nada al respecto. Tan sólo quedaba cambiarnos de ropa, más yo que él, y dirigirnos hacia aquel lugar para comenzar la prueba y poder disfrutar también de salir a comer algo los dos solos, algo que me apetecía muchísimo.


-Sé que nadie mejor que tú para venderte, pero también sé que no te va a hacer falta… cuando él te vea cocinando y pruebe alguno de tus platos estoy convencida de que sobrará esa labia tuya que tan bien se te da emplear –reí entre dientes de forma leve, para luego ver cómo terminaba por acortar el espacio que nos separaba, rodar mí cintura con su brazo y… sentir su lengua a la par que su nariz dejar un recorrido ascendente desde mí mejilla hasta mí oreja. Un leve jadeo escapó de mis labios ante aquello, tenerlo tan cerca y provocándome de aquella forma que solo él conseguía hacer. Me mordí el labio por ello y, envalentonada a la par que divertida porque todavía siguiera con la idea de atarlo en mí cama y que yo tampoco había descartado, rodeé su cuello ladeando un poco mí rostro, lo justo para que quedaran sobre sus labios y sonreí mirando sus orbes verdes- Me parece un buen pago y una buena forma de darme las gracias –una muy buena forma, habría que decir, terminé por separarme para comenzar a coger la ropa y cambiarme para ir al local. Hacía tiempo que no veía a aquel hombre y estaba convencida de que se alegría de verme, más cuando viera a Efe y como se manejaba en la cocina.

Al final terminé por decantarme por un vestido sencillo tradicional de mí país, de un color azul turquesa adornado con flores en lila y rosa que combinaba con el azul, mayormente sakuras en flor que caían como pétalos por el kimono, no era demasiado ajustado por lo que me permitía mayor movilidad pero sí resaltaban y realzaban mis curvas. Me hice un semi recogido dejando algunos mechones sueltos por mí rostro, cogí un pequeño bolso y bajé para encontrarme con Efe parado ante un espejo. Aquella imagen me hizo reír haciendo que él se diera cuenta de que estaba allí y, como todo buen galán, se acercó para ofrecerme su mano y su brazo para que me cogiera a él. Enlacé mí brazo con el suyo y eché una mirada hacia atrás donde la señora Haruka nos miraba marcharnos, con el carruaje ya preparado para partir. También me ayudó a subir a este y después se subió a él y le indiqué hacia dónde nos dirigíamos.


-Vas muy guapo –lo miré de arriba abajo- estoy segura de que le gustarás al señor Philippe –le sonreí y dejé una mano sobre la suya, tranquilizándolo de alguna manera- verás como todo sale bien –le apreté la mano, dejé un beso en su mejilla y por el camino hablamos de temas algo más triviales para tranquilizarlo, pocos minutos después el carruaje se paró enfrente de aquel local, le volví a sonreír y bajé para entrar y encontrarme con Philippe- ¡Philippe! –lo llamé captando su atención, que estaba hablando con varios hombres que seguramente fueran los camareros del lugar, se giró y al verme sonrió extendiendo sus brazos.
-¡Señorita Nanami, cuánto tiempo! –Me dio un abrazo que respondí y me miró con una sonrisa- ¿Estás bien? Bueno, a la vista está que estáis bien –rió y asentí con la cabeza y me separé un poco mientras Efe entraba al lugar. Miré alrededor y luego puse mí vista en él.
-Veo que la apertura del restaurante va muy bien, me alegro mucho por ello.
-Ya sabes que los comienzos son algo complicados… pero dime, ¿habéis venido a comer? –reparó entonces en mí amigo y me mordí el labio, asintiendo levemente con la cabeza.
-En verdad… sabía que estás buscando a alguien para las cocinas, así que te he traído a mí amigo para que… bueno, le hagas una prueba. Es un cocinero muy bueno. Te presento a Éferon Gianettime adelanté y reí levemente- luego nos quedaremos a comer, si tenemos sitio claro –él asintió con la cabeza y se dirigió a Efe para hablar con él mientras yo los observaba, ahora dependía de él quedarse con aquel trabajo.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Vie Ene 06, 2017 6:17 am

Asura, iba a hacer por él algo que no olvidaría nunca. Su amiga, confidente… aquella que jamás le había fallado. Ahora, se encontraba dándole esperanzas , unas que perdió y no encontraba salida. La seguridad con la que le miraba, le describía lo bien que le iría le animó aún más para presentarse como candidato a esa cocina. Bien sabido , para sí mismo, esperaba tener suerte en aquella cocina. Y su sueño volaba en su cabeza, seguía imaginándose dueño de un local de alto prestigio en el que solo podía tener buenas críticas, la gente repitiese, fuese conocido por sus platos y no por sus deudas en este caso.

-Ni pienses que eso me lo voy a tomar a la ligera. Bueno, en este caso …tú, cuando me ates a la cama y me tengas solo para ti… sé perversa, me dejaré… cumplirás todo lo que has imaginado… mejor pago imposible -dejó un beso fugaz en sus labios, mientras se preparaban para salir hacia el restaurante.

Mentalmente, creaba un menú que pudiese impresionar a ese hombre, o quizás simplemente debería acatar órdenes, ser rápido, saber cómo cortar alimentos…sazonarlos, añadirles ese toque que cualquier buen cocinero guardaba bajo la manga. Su toque especial, ese a especias de su tierra que en conjunto daban a cualquier comida un sabor diferente. Meditaba camino al restaurante, en completo silencio, podía paladear lo que cocinaría…siempre que le dejasen. Sin poder evitarlo, se echó a reír .

-Lo tendría mucho más fácil si… se llamara Philippa… pero bueno, intentaré deslumbrarle con mis artes ¿es allí? y no me digas que voy guapo, tú estás radiante… soy afortunado de tenerte como acompañante -¿la verdad? Estaba inquieto, nunca hizo pruebas de cocina y menos para entrar en una, él… optando por algo que deseaba desde hacía mucho tiempo pero los negocios familiares pesaban más y ahora, debía de hacerlo por partida doble.

-Éferon Gianetti, un placer. Veo que su restaurante es toda una novedad, permítame que haga referencia al lugar, es perfecto, buen sitio, seguro que buena comida…estoy seguro. Y bueno, mi amiga y acompañante me tiene en muy alta estima, si me deja hacerle prueba… estoy seguro que no se arrepentirá. Y sí, yo invito, me gustaría una mesa para dos pero eso será después de la prueba. ¿Me la concede? No le defraudará -el hombre lo pensó bien, acababan de abrir y aún los cocineros no estaban fijos , le indicó hacia las cocinas y el italiano se giró, guiñándole un ojo a la nipona con total picardía.

La prueba fue muy bien, le indicaron que debía de hacer unos tipos de corte, un entrante, el principal y el postre. Como no, su tiramisú, pasta y pequeñas tostas especiadas con setas. El hombre no dijo nada de momento, solo se quedó meditando y el italiano, sin darse cuenta…salió con su delantal puesto, sentándose en la mesa donde le esperaba su amiga. La imagen era graciosa como arrebatadora, alguien tan apuesto como él de cocinero no tenía precio.

-Tenemos sitio para comer y creo que la prueba ha ido bien…espero la respuesta del chef ¿tú crees que me cogerán? No me he equivocado, es más, a uno de los pinches le he hecho rectificar



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Dom Ene 15, 2017 11:49 am

Estaba convencida de que Efe no tendría ningún tipo de problema para pasar aquella prueba, de hecho, sabía que la pasaría y que entraría de cocinero en aquel lugar. Sabía que mí amigo no lo iba a coger si él no era lo suficientemente bueno para su restaurante, pero aunque sabía que él era mí amigo le haría una prueba como se la podría hacer a cualquier otra persona que optara por el puesto. Era un hombre que sabía distinguir la amistad del trabajo y eso era muy valorado, no iba a coger a Efe sin saber si podría servirle para su restaurante o no.

Reí levemente mientras dejaba que él tuviera algo más de protagonismo, oyendo cómo se vendía a aquel hombre que era mí amigo y que me alegraba de que el comienzo del local fuera tan bien. Apenas llevaba unas semanas abierto y todavía estaba buscando los empleados adecuados, por lo que sabía que no se negaría a hacerle una prueba. Éferon tenía esa labia tan característica que le había venido tan bien, aunque por aquella vez no debía de convencer a aquel hombre de palabra, sino demostrando lo que valía. Me retiré hacia una de las mesas cuando Efe dijo que luego nos quedaríamos a comer y me senté mientras un camarero se acercaba para tomarme nota de lo que quería, no pedí de momento nada salvo un poco de vino mientras esperaba que hiciera la prueba.

No supe realmente cuánto tiempo estuvo en aquella prueba en la que yo me ponía nerviosa, no había visto a Philippe salir en ningún momento y no sabía si aquello era bueno o malo, pero esperaba que Efe pasara aquella prueba, tener que recurrir a la opción que él tenía en mente era lo último que quería para él. Sabía que tomaría sus propias decisiones, pero él también sabía al igual que yo cuál era su sueño… y ese distaba mucho de serlo. No supe cuántas copas me bebí, quizás un par, hasta que finalmente apareció mí amigo dirigiéndose hacia donde yo me encontraba.

Llevaba puesto un delantal blanco que hacía contraste con el traje que llevaba, parecía contento por lo que supuse que la prueba habría ido bien y no tuvo ningún tipo de problema. Verlo con un delantal era una verdadera delicia, me parecía muy sexy ver a un hombre cocinando y ya había visto en acción cómo era Efe, pero verlo con aquel delantal hizo que sonriera y luego me mordiera el labio durante unos segundos sin apartar mí vista de él. Se sentó delante de mí y parecía que estaba contento con el resultado, así que le sonreí y le puse un poco de vino en la copa que tenía delante.


-Estoy segura de que ha ido bien, no entiendo mucho pero no ha venido en ningún momento para decirme nada malo sobre ti y bueno, quizás nos de la respuesta cuando terminemos de comer y así podamos disfrutar un poco. Aunque te digo que, si no le hubieras gustado, ya me lo habría dicho. Es alguien de confianza y por eso te he traído, te vendrá muy bien empezar en un sitio como este e ir ganando experiencia, sé que te defiendes en la cocina y no tengo duda de que pasará la prueba –alcé la copa d vino, a modo de brindis y di un trago- He estado revisando la carta mientras tanto, pero como tú has estado ahí dentro y seguramente hayas tenido que preparar algo, te dejaré a ti que escojas lo que crees que está más bueno –reí levemente y cogí una de sus manos con una de las mías- Gracias por dejarme darte esta oportunidad y no cerrarte en banda, créeme, te hubiera golpeado hasta que aceptaras hacer esta pequeña prueba –reí al imaginarme de nuevo que lo tumbaba con una de mis llaves, como había echo en aquel baile en el que todo había empezado y tomado un rumbo diferente- Y no se me olvida que, pases o no, me debes una recompensa y ya me la cobraré. Yo decidiré si soy mala o… muy mala –ladeé un poco la cabeza y quise quitar de mí mente aquella imagen porque notaba que mí cuerpo se incendiaba poco a poco y ahora quería disfrutar de aquel momento- Dime, ¿qué has tenido que preparar en esa prueba? ¿Has hecho alguno de tus platos famosos? Si no es así, y te cogen, deberías de decírselo porque están riquísimos –esperé a que él contestara mientras el camarero se acercaba para tomar nota.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Vie Ene 20, 2017 1:08 pm

El peor momento de su vida, de incertidumbre, tensión y emoción fue justo ese, el hacer la prueba ante un honorable chef. Le debía todo a aquella joven, Asura se había convertido en gran parte de su alegría. Podía no ser escogido y aún así, no le importaba por el simple hecho de haber podido demostrar su talento, tener una oportunidad. Eso, no se pagaba ni con todo el dinero del mundo.

¿Cómo se sintió? Como verdadero pez en el agua, en la cocina, en su terreno. Corte perfecto, bien aderezado, punto de cocción. Se tuvo que cerciorar de hacerlo todo bien, como quería aquel hombre y lo más importante para el italiano, Asura estuviese orgullosa de él. Por eso cuando salió, le mostró la más sincera de las sonrisas. Esperaba no decepcionarla, sería más que a sí mismo. Hizo aquello por ella y nunca podía pagárselo. Sonrió ampliamente, mostrando sus dientes , blancos como perlas, sonrisa que destacaba contrastando con su piel morena.

- ¿Tú crees? Puede que no le gustase del todo, o mucho… no me dijo nada solo que me saliera fuera y disfrutase de la comida. Lo que él no sabe es que yo prefiero disfrutar de ti , eres el manjar más exquisito que pudiese preparar el mejor chef del mundo -pura galantería, Éferon no perdía el tiempo, sabía muy bien cómo ganarse una sonrisa y una de esas miradas en la que se lo prometían todo.

Negó con la cabeza , ya le hubiese gustado hacer ese tiramisú que a la nipona le encantaba, tomó sus manos, acariciando éstas con los pulgares y no perder la sonrisa en ningún instante, quería trasmitirle lo agradecido, cómo se sentía en esos momentos y quién mejor que ella para saberlo. Rió como un niño, incluso los ojos verdes se entrecerraron presos de la felicidad.

-Si supieras lo bien que se siente cuando… cumples uno de tus sueños, si no me escogen no importa pero. ¡Andiamo! Es lo mejor que me ha ocurrido en mucho tiempo y… no sé como agradecértelo aunque eso de mala y o muy mala me gusta. Y no, no hice ninguno de mis platos, tenía que adaptarme a los del restaurante, ragazza -dejó escapar un suspiro, dentro de cocina había visto preparar unos entrantes riquísimos con tomate y patata -Es un restaurante muy mediterráneo y tienen unos ingredientes de muy buena calidad. -miró la carta y en un par de minutos supo qué pedir, sabía lo indecisa que era su amiga así que se permitió el lujo de arrebatarle la carta y sugerirle.

-Risotto de setas de primero, ah! Los entrantes, unos tomates confitados con una salsa para chuparse los dedos y bollos de ajo y perejil, dentro tienen como mozzarella… un bocado y puedes sentir todas esas sensaciones y sabores en la boca. El postre…. te lo dejo elegir, al final me llamas acaparador… y ¿qué pasa? ¿por qué me miras así?

El italiano no se había percatado de que seguía con el delantal puesto… pero y ¿Qué? así estaba bien.

-Tranquila luego me quito el traje y… me quedo solo con el delantal, veo que te ha gustado… y mucho, y sí…SOLO con el delantal.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Lun Ene 30, 2017 10:35 am

Verle sonreír era sin duda una de las mejores cosas que había, su sonrisa iluminaba por completo su cara y sus ojos… esos ojos de gato que poseía estaban brillantes, contentos. Me alegraba enormemente que me hubiera dejado ayudarle con esta pequeña prueba, en verdad, para mí no suponía nada pero para él podía ser un mundo, un mundo nuevo lleno de posibilidades. Empezar desde cero no era fácil, pero el restaurante no llevaba ni dos semanas e iba viento en popa, si Efe conseguía el trabajo y estaba segura que así sería, su vida podría cambiar por completo. Podría empezar poco a poco a ganar experiencia en cocina e ir subiendo de puesto, era todo un experto en la cocina y lo veía muy centrado y metódico cuando cocinaba, así que no tenía duda de que avanzaría poco a poco en su sueño.

Le miré sonriendo dejando que se expresara y me contara aquello que debía de haber hecho en la prueba, apoyé el codo en la mesa y mí rostro lo dejé contra mí mano mientras lo observaba hablar y contarme aquello que había hecho ahí dentro, sin perder la sonrisa en mí rostro. Me gustaba mucho verle así, tan diferente y distinto de cómo había estado hacía unos días, algo más alicaído y cabizbajo… si yo podía hacer algo, cualquier cosa, por ayudarlo… lo haría. Le debía mucho aunque él no me creyera, había sido el primero que había estado ahí cuando llegué a aquella ciudad en la que no conocía a nadie, y desde entonces, siempre que lo había necesitado ahí había estado.

De nuevo volvía a la carga con aquella frase que me hizo reír y negar con la cabeza al mismo tiempo, Éferon siempre sería el mismo, y aquel comentario me hizo reírme sin poder evitarlo. Tan galán como siempre y tan embaucador como de costumbre, eran innatos en él y seguramente de intentar evitarlo no pudiera hacerlo, le sería muy difícil al italiano perder ese toque tan suyo y que a muchas damas les había hecho suspirar más de una vez, e incluso me atrevería a decir de dos. Con esa sonrisa, esa piel bronceada que poseía, y esos ojos de gato era difícil que no pudieran caer ante la tentación… sobre todo cuando te decía cosas como aquella.



-¡Eres de lo que no hay, Efe!
–le di un ligero golpe en una de sus manos y volví a reír de nuevo sin poder evitar que me sonroja un poco, todavía no me acostumbraba a aquellas cosas por más que las oyera, más cuando había pasado lo que había pasado- Entonces relájate y disfruta, olvídate de la prueba por un momento porque estoy segura de que te va a coger, ya verás como tengo razón. Seguramente te dirá luego su respuesta, aunque no creo que tenga mucho que pensar. Seguro que le has gustado, además, por lo que me has dicho le habrá gustado ver lo decidido y seguro que eres cuando entras en una cocina –sonreí para que estuviera tranquilo, no tenía duda alguna de que lo iban a coger. Sonreí de forma más sincera cuando dijo aquello de los sueños. Sí, sabía cómo se sentía al realizar y cumplir un sueño. El primero fue cuando llegué a París y pude comenzar a ver mundo, el segundo había sido cumplido aquella noche junto a él, fue más de lo que pude pedir- Estoy convencida de que sabrás recompensarme por ello –sonreí y dejé que él fuera quien pidiera la carta, él había visto lo que había en cocina y su elección sería mejor que la mía.

Todo lo que había pedido debía de tener una pinta increíble, ya se me hacía la boca agua de nada más nombrarlo y sonreí cuando me dejó el postre a mí elección; chocolate, sería chocolate seguramente porque era algo que me encantaba y a lo que era una completa adicta, así que cuando vino el camarero eso fue exactamente lo que pedí. Cuando se fue e hizo aquella pregunta de por qué lo miraba así no pude evitar enarcar una ceja por ello… tan provocador como de costumbre.



-¿Sólo con el delantal? Mmm, estoy segura de que incluso así me gustaría igual, ¿me cocinarías solo con el delantal? –Pregunté riéndome porque era algo que me hacía bastante gracia, y que si alguna vez pasaba, tendría que darles el día libre al señor y la señora Haruka porque de lo contrario se armaría un revuelo en la casa. No tardaron demasiado en traer los entrantes que había pedido, se veían delicioso y no tardé en coger el bollo que llevaba queso por dentro, di un bocado y… estaba delicioso- Esto está muy bueno –los sabores se deshacían en la boca, y cuando acabé ese cogí el otro entrante que había pedido, que estaba muy bueno también- Me tienes que decir como se hace el bollo ese, está riquísimo.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Vie Feb 03, 2017 8:28 am

En su cabeza no solo barajaba la idea del restaurante y esa otra idea que Asura quería borrarle a toda costa, un buen negocio que sin duda terminaría siendo muy bueno para él, podría pagar con más antelación y solo tendría que hacer lo mismo con las mujeres pero pagando, con la diferencia que… no elegiría, tendría que hacerlo ellas. Soltó un suspiro, se notaba pensativo y no era para menos, iba a terminar volviéndose loco como siguiese pensando tanto. Ahora, se centró en aquella deliciosa comida, en la compañía y la conversación, no importaba nada más o…sí, quería saber qué opinaba sobre otro tema en concreto.

-Eso espero, de verdad que sí. Es lo que más me gusta hacer y lo sabes -sonrió de medio lado, tomando un canapé y saboreándolo, le gustaba deleitarse comiendo y no hacerlo a la ligera, un hombre de gustos exquisitos pero sabía que con ingredientes adecuados podía hacer cualquier plato lujoso. Y así estaba aquello, aparte de que los ingredientes eran óptimos, esos chefs eran increíbles… él sería un simple pinche pero seguro que terminaría en el otro lado… solo había que pulirse.

-No dudes que te recompensaré, dalo por hecho -sonrió mirándola a los ojos, relamiéndose los restos de comida y tomar una servilleta para ayudarla a lo mismo, pasando la servilleta por los labios de su amiga, riendo por lo bajo -Prometo hacerte bollos dulces y salados, prometido. -rió al ver como ella no dejaba de comer de todo lo que había en la mesa, no estaba acostumbrado a cocinar esa clase de comida pero solo era ver una demostración y saber hacerlo, prepararlo, eso quizás era lo que le había sorprendido a aquel hombre.

-La verdad , quería comentarte algo… no es sobre la otra idea disparatada que tanto niegas, es sobre otra que podría salvarme de una. Creo que… me salvaría de las deudas pero sería algo… un tanto delicado. -estaba más serio de lo normal, dio un bocado al bollo, se tomó su tiempo… no era algo que hablar a la ligera…pero tampoco sabía cómo hacerlo -¿Sabes lo que sería más fácil? Casarme con alguien con mucho dinero, tanto como para que quiera pagarme todo lo que debo. Sería muy fácil, por matrimonio tomaría sus bienes, pagaría mis deudas y me tendría como esposo pero…no la amaría . No puedo por mucho que lo desease… sabes que el amor y yo no casamos muy bien

Le dio un trago a la copa, barajar lo del dinero en ese sentido sería una jugada maestra pero ella le conocía, podía ser un truhán, un pillo pero jamás…de los jamases engañaría a nadie. No podía casarse dando promesas y todas las mujeres las pedían, entre ellas ser fiel, dedicarles tiempo…y él no, no se veía casado. Fue tal el pensamiento de imaginárselo que le dio hasta un escalofrío, sacudiendo cada parte de su cuerpo.

-No tengo ni idea qué hacer con el tema, con el restaurante y con lo otro…estoy bastante perdido ¿qué opinas de ello? tu opinión en la única que me importa y lo sabes -la miró fijamente, tomando sus manos y besarla despacio…sin prisa, un gesto cariñoso.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Miér Feb 15, 2017 10:43 am

En realidad la idea de que me recompensara, y el hecho de que se lo estuviera recordando, no era porque quisiera que lo hiciera. Sí, pero más bien se lo recordaba con una sonrisa como si fuera todo a broma, notaba por su tono que para él estaba siendo lo mismo aunque sabía que algo haría por haberle hecho aquel favor. Para mí no suponía nada llevarlo a aquel restaurante y que le hicieran una prueba, el que entrara o no a formar parte de ella dependía enteramente de él y de lo que mí amigo viera en sus dotes culinarias. Fuera de eso nada más importaba dado que se lo tenía que ganar él, yo no había hecho más que llevarlo allí para que pudiera hacer esa prueba, una prueba que por cómo lo había visto salir de contento estaba convencida de que la habría pasado sin duda alguna, aunque mí amigo se esperaría al final para decir su decisión.

Sonreí cuando dijo que era lo que más le gustaba hacer, se le notaba que así era y que disfrutaba en la cocina. Me había bastado para verlo aquella vez en mí casa y quien quiera que lo viera pensaría lo mismo al respecto. Aquel restaurante podría estar empezando, pero mí amigo ya tenía experiencia en aquel mundo y era uno de los buenos, tener a Efe con él solo lo ayudaría a que ambos pudieran mejor y mí amigo recibiría nuevos aprendizajes cocinando para él, por lo que estaba satisfecha de al menos haber hecho que la idea que principalmente él me había comentado quedara un poco al margen hasta la espera de resultados.

No comenté nada al respecto cuando volvió a afirmar que me recompensaría, no dudaba en que lo hiciera y es más, incluso ya me había dicho cómo pensaba hacerlo. Yo no se lo exigiría pero si él quería hacerlo no iba a negarme tampoco por ello, al fin y al cabo, no había hecho demasiado. Pasó la servilleta por mis labios limpiando las manchas que habían quedado y me mordí el labio divertida para luego dar un sorbo a la copa mientras esperábamos a que nos trajeran los platos principales una vez habíamos terminado con los entrantes. Reí levemente ante su ofrecimiento, la verdad es que me gustaba probar toda clase de comida y la italiana era una realmente que me gustaba mucho.


-Me encantan las cosas dulces, ya lo sabes, así que espero que me prepares muchos bollos dulces de miles de formas diferentes, así el que más me guste podrás luego decirme cómo se hace y tomaré nota para futuras ocasiones –mis ojos lo miraron de forma fija cuando comenzó a hablar sobre aquello que tenía que comentarme. Por suerte no era sobre esa idea que me había dicho al principio, pero igualmente debía de tratarse de algo importante ya que su tono parecía serio y había perdido algo de esa sonrisa en su rostro. Esperé a que hablara dejándole su tiempo. Intenté que la sorpresa ante sus palabras no se viera reflejada en mí rostro, al menos no de forma tan grande aunque seguramente habría visto mí rostro ante aquello. No veía a Efe casado con ninguna mujer porque mí amigo era de un espíritu muy libre y siempre había rehuido de los compromisos… pero, hacer aquello solamente por obtener el dinero en el fondo era algo que me dolía. Engañar así a una mujer… una cosa es que la engañara con sus juegos de cama, pero aquello era engañar sobre los sentimientos y me mordí el labio. Sabía que así pagaría su deuda, pero él no sería feliz ni la mujer con la que se casara podría ser feliz porque estaría viviendo una mentira. Sí, era un camino fácil de tomar… pero que lo marcaría por el resto de su vida. Sus manos tomaron las mías y sí, sabía que mí opinión le importaba pero no sabía qué decirle realmente- Yo… -hice una leve pausa- yo no creo que tú fueras feliz con esa decisión. Es un camino fácil hacia lo que quieres, pero te encadenarías por el resto de tú vida –al menos, era lo que pensaba. Miré hacia otro lado porque muy a mí pesar sospechaba que mí padre estaría orquestando un matrimonio concertado en mí ausencia, y no era algo en lo que quería pensar- No creo que sea buena idea, pero si es tú decisión al final la respetaré… al fin y al cabo no es tan terrible como la primera –fruncí el ceño al recordarlo- ¿Podrías ser feliz viviendo una vida así, Efe? –pregunté mirándolo aunque sabía la respuesta de antemano, solo solté sus manos cuando los camareros trajeron los platos principales, momento que aproveché para dar otro sorbo a la copa de vino- Podría ser una solución rápida para resolver tú situación actual, no lo niego. –No sabía qué mas decirle, sabía que su situación era una desesperada, y prefería verlo casado que no vendiendo su cuerpo a cualquier mujer.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Dom Feb 19, 2017 5:01 am

El tema en sí no era fácil, tampoco algo que le contase a cualquiera. ¿Quién lo sabía? Ella. El hecho de que se casase sería el fin de sus problemas, alguien capaz de hacerse cargo de su deuda, ayudarle con el negocio y por fin, salvarlo, ponerle a flote. Porque no se rendiría, conocía a la perfección el negocio y no iba ni por asomo a dejar que nadie le impidiese seguir con lo que su padre una vez pareció luchar o tener interés…llenar de mentiras y deudas un negocio que podría haberle dado más frutos que deudas.

No sería nada fácil y dudaba encontrase a alguien que no solo le cediese su patrimonio, su dote…todo a cambio de tener un marido florero porque no, no podría amar a nadie. la pregunta existencial que se hacía una y otra vez ¿por qué era incapaz de amar a nadie? era algo que superaba su manera de entenderse a sí mismo. Su vida ya era un caos como para arrastrar a alguien a aquel terreno, por eso, necesitaba alguien que no mostrase otro sentimiento con el italiano que no fuese… amistad, conocidos o simples negocios que llevar a cabo.

A esas alturas, ya le daba igual el hecho de atarse total… ¿no estaba condenado? No quería huir, necesitaba estabilidad y encontrarla sería una tarea tan difícil que la simple idea de casarse… no, preferiría morir antes pero era la solución. Apretó los labios, ya se lo había soltado, sin más y la respuesta de su mejor amiga, la que mejor le entendía… para él…era muy importante. La miró a los ojos, esperando respuesta y…

-No podría amarla, ese sería mi primera condición. A cambio, me comportaría como el marido ejemplar, la cuidaría, protegería y respetaría. Me va a ser difícil eso del respeto porque no voy a poder quedarme las noches en casa viendo la lumbre consumirse. No sé Asura, dudo que alguien aceptase pagarme todo a cambio de… tenerme como marido, soy un desastre completo, de la cabeza a los pies y lo sabes -comenzó a comer en silencio, aún tenía muchas cosas en la cabeza, demasiadas…y no sabía por dónde tirar.

-No sé ni cómo buscar, ni anunciarme… no me voy a poner en un escaparate para que termine diciendo… oh mirad, un italiano en venta… para toda la vida. No sé, no sé cual de todas las ideas que te he dicho es la más disparatada o por el contrario la más acertada. Tú no te casarías solo por tener un marido Asura a cambio de pagarle… eso sería como prostituirse pero de manera diferente… lo siento pero es que no sé ni cómo referirme a eso del matrimonio -saboreó el plato, estaba perfecto… la nipona pudo notar como saboreaba el plato, la comida era su perdición siendo consecuente…

-¿Tú qué harías? -una pregunta lanzada de la cual… podía cambiar su destino o simplemente… dejarlo en el mismo punto, pausado de momento… debía actuar antes de que esa gente volviese a buscarle. Era fácil y no al mismo tiempo.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Jue Mar 02, 2017 6:16 am

La tranquilidad de Éferon al parecer aquel día iba a ser efímera, al haberlo llevado al restaurante para que hiciera aquella prueba había pensado que, al menos, se evadiría por un rato de aquellos pensamientos que le rondaban por la mente para que se centrara en la posibilidad de que obtuviera el trabajo, que era lo que pensaba iba a pasar, y al menos tuviera una vía de escape. Ni por asomo se me habría pasado por la cabeza la idea de que tuviera una tercera opción para saldar aquella enorme deuda que su padre le había dejado sobre los hombros, y que él se había impuesto subsanar.

La idea del matrimonio. Francamente, conociendo a Efe como lo conocía no lo veía casado… mucho menos por algún tema como ese. No quería ser negativa con todo aquello, pero le daba razón a unas palabras que había dicho: nadie se casaba para tener a un marido florero. Quizás alguna mujer de alta clase cuyo marido hubiera muerto y se sintiera sola en su inmensa fortuna… pero no, no veía que aquello fuera plausible. Además esta el problema de cómo ponerse a buscar algo como aquello, debería de ir a la caza de una mujer para que eso pasara y aunque sabía de la labia que tenía el italiano no estaba convencida de que fuera eso lo que solucionara su problema.

Seguí comiendo mientras mí mirada seguía en la suya oyendo cada una de sus palabras mientras en mí mente hallaba alguna forma de poder ayudarlo en lo que fuera posible, y de paso, que fuera lo mejor para él. En realidad de las tres opciones que me había dicho, la que más me gustaba, era la del restaurante. No por nada, sino porque a él le vendría bien y ganar el dinero de forma honrada sería algo con lo que él podría sentirse cómodo, que no vendiendo su cuerpo o casándose en un matrimonio de conveniencia. Me mordí el labio al pensarlo, no por él, sino porque quizás mí destino también pasara por un matrimonio así y no quería ni pensarlo.



-No creo que eso… se anuncie –pinché con el tenedor para llevármelo a la boca y luego lo miré- es decir, creo que tendrías que ir… mmm… a la “caza” de alguna mujer de buena posición económica y estatus social. Sé que hay hombres, al igual que mujeres, que engatusan a los de la alta clase para poder casarse con ellos y así tener algo de esa fortuna. Pero no sé si eso es lo que tú realmente quieres –hice una leve pausa, él me había pedido mí opinión aunque no sabía muy bien como tratar el tema- Yo… es complicado y entiendo que tengas tantas dudas en la cabeza, llevas una carga en tus hombros y tienes que aliviarlo –ya había terminado el plato y pedí el postre aprovechado que pasaba uno de los camareros por allí, pidiéndole un postre de chocolate que eran de mis favoritos mientras él terminaba con su plato- Pero, ¿no crees que te sentirás mejor ganando el dinero de forma honrada, que vendiendo tú cuerpo o casándote con una mujer que sabes que no vas a amar? Sé que es complicado, pero disfrutemos de la comida y veamos lo que te dice mí amigo, luego ya veremos las opciones que tienes y hallaremos la forma de solucionarlo –le sonreí porque de alguna forma quise que se relajara, no lo había llevado a comer para que se preocupara también, tenía que desconectar aunque fuera por unos minutos.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Sáb Mar 04, 2017 3:06 am

Sin duda, su amiga de confianza no se hacía ni una idea a cuánto ascendía su deuda. No era un simple pago, eran varios y de grandes cantidades. Nunca perdía los papeles, siempre pensaba antes de actuar pero después de no solo haber pagado gran cantidad de deudas, aún le quedaba al menos la mitad. Suspiró largamente sin poder articular palabra. Quería pensar en que podía dedicarse a la cocina, pagar y sobrevivir pero era imposible porque por mucho que ganase la deuda siempre sería mayor.

Ninguna de las tres opciones lo salvaría. Ni vender su cuerpo, ni siendo chef…y menos casarse. Era experto en decir lo que las señoras querían oír y eso podía aprovecharlo… pero a la vez ¿y si vendía su cuerpo? Ya lo hacía de forma gratuita solo por pasar un buen rato, ahora podía cobrar por ello y cantidades que ni se le pasaban por la cabeza. Sonrió a la joven , intentando que no leyese en su mirada esmeralda en lo que estaba pensando, ella le aconsejaría, siempre lo había hecho pero esta vez….

-Ni haciendo las tres cosas a la vez, cobraría tanto para pagar las deudas. No te miento, he temido por mi vida, ahora por la tuya… me han visto salir de tu casa. Le has confirmado que no me encontraba allí y no quiero, ni por asomo ponerte en peligro de ninguna clase. Al final, tendré que hacerlo . espero que lo entiendas. Te agradezco que me ayudes pero no puedo hacer otra cosa-se terminó el plato, las ganas del postre se habían evaporado como una nube de humo.

Ser invitado a comer, por ella, era algo que le avergonzaba en cierta parte, nunca tuvo un detalle con ella…solo un simple “hago la cena” era mucho pero no podía ser tan detallista como fue en el pasado. Antes ramos de rosas de todos los colores, ahora alguna cortada y robada de algún jardín desconocido.

-Buscaré a alguien en alguna fiesta, si no es para un negocio, porque para mí lo son… será para otro -estaba decidido, vender su cuerpo y buscar esposa… al final no solo valía con la cocina-No te enfades conmigo, sabes que no tengo opción y que te vean con un Gianetti afecta a tu reputación. Solo hay que mirar alrededor

Ella no se habría dado cuenta, muchos murmuraban en torno a la pareja. Seguramente chismes sin sentido pero volvían a juzgarle, ya no era solo vida o muerte…ahora los estaban acechando. Asura Nanami era muy conocida, ese apellido no podía quedar manchado y menos si él era el culpable. Bajó la mirada, avergonzado como si todos lo señalasen con el dedo…el italiano se estaba derrumbando. Las decisiones ya estaban tomadas.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Vie Mar 10, 2017 12:02 pm

Había intentado por todos los medios que Efe no tuviera que pasara por aquellas opciones, pero tras sus palabras comprendí de una forma algo un poco brusca, en aquel mismo momento, que él había tomado una decisión y que poco podía hacer yo para que desestimara. Aparte de eso, ¿quién era para que tomara una u otra opción? Yo podía aconsejarle y decirle mí opinión, una que aunque había escuchado seguramente no tomara en cuenta, yo había hecho todo lo que estaba en mí mano pero era su última palabra la que valía. Me gustara más, o me gustara menos su decisión, iba a aceptarla porque era lo que hacían los amigos. Lancé un suspiro llevando mis manos a mí regazo intentando que no se me notara el bajón que me había dado con sus palabras, ante todo quería que no lo notara.


-Has tomado una decisión y no creo que pueda, ni deba, hacer nada por cambiarla. Espero que con la decisión que has tomado te ayude en tú camino para saldar esa deuda, de verdad que sí –el buen humor se había esfumado de golpe, así que esbocé una sonrisa como pude y que fuera lo más realista que pudiera cuando no era así como me sentía- Sabía que tarde o temprano ibas a irte de mí casa, era algo lógico. No te ibas a quedar para siempre aunque me hubiera gustado que fueran con otras circunstancias… pero hay que tomar y aceptar las cosas como vienen. –Hice una pausa dejando que él dijera cuales eran sus planes, no me gustaban pero tampoco iba a decirle nada al respecto. Decía que no me enfadara… en realidad, no era precisamente enfado lo que sentía en aquel momento, sino algo de decepción. Tenía que aceptar las cosas tal cuales eran y quizás lo mejor sería que se fuera de casa, ya que como él decía, sabían donde vivía y no pararían hasta encontrarlo. Y quizás fuera lo mejor de todo, porque quizás poniendo un poco de espacio entre él y yo la mente se me despejara y se aclararan las ideas. Había sido como un sueño tenerlo allí, pero sabía que la burbuja explotaría y había llegado el momento. A mí no me importaba lo que la gente dijera, pero al parecer para él era algo bastante importante. Miré hacia un lado y con una de mis manos comencé a darle vueltas a la copa que había sobre mesa, girándola por la base distraída con mis propios pensamientos. No sabía por qué pero se me habían quitado las ganas de todo, incluso de estar allí con él- Aún sigues siendo tú Efe –mí mirada se puso en él, me costaba ver a mí amigo de aquella forma- Que no te quiten eso también



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Vie Mar 24, 2017 9:49 am

Por arte de magia, parecían haberle arrebatado su gracia, aquel aura que le acompañaba siempre se apagó de golpe y Asura podía notarlo. Sus orbes verdes bajaron hasta su plato ahora vacío. Quizás sería la última vez que cenase con ella, como dos amigos…dos personas que se conocían y les gustaba pasar tiempo juntos. En el mismo momento en el que saliesen por esa puerta, la vida de Éferon Gianetti cambiaría para siempre y ella, sería la única que lo sabría, estaría al tanto del porqué… había renunciado a todo por limpiar su apellido y no empezar desde cero… olvidándose de aquella deuda.

Podía hacerlo, ser otra persona, disfrazarse con una máscara…tomar el apellido de su madre y darse una oportunidad pero Asura sabía que no, lucharía a capa y espada…saldaría su deuda y quien sabe si después podría empezar desde cero, si era posible…si no era tarde. Resopló, revolviéndose el cabello, despeinándose…él teniendo ese despiste. Ya daba igual, las cartas estaban echadas, solo esperaba una respuesta.

-Me marcho de tu casa para no exponerte, ya tengo bastante con saber que han ido esta mañana a preguntar por mí… allí. No, no voy a meterte en esto porque es algo de lo que tengo que salir solo. Me importas, mucho además, eres mi amiga… mi compañera en una parte del viaje pero… nos toca despedirnos de alguna manera -le dolía mucho, más despedirse cuando… esas palabras no se encontraban en su diccionario ¿desde cuándo él se despedía de alguien?

-Con esto , no quiere decir que… dejemos de vernos, me gustará cenar contigo… cocinar para ti si quieres pero tendrá que ser sin que nadie nos vea. No quiero que piensen que me pagas por ello, ya es bastante humillante -chasqueó la lengua, sus ojos verdes se clavaron en ella. Triste y abatido, ese hombre determinante y luchado se había reducido a cenizas. Deslizó las manos por la mesa, tomando las de la nipona…entrelazando sus dedos. Iba a hacerle una promesa, no debía pero ¿acaso tendría otro momento como ese?

-Te prometo que siempre estaré aquí. Soy tu amigo, fui tu amante aquella noche y seré lo que quieras que sea , tú solo tienes ese poder ¿qué quieres que sea ahora? podemos despedirnos a nuestra manera. Te lo dejo a ti… hastsa las doce de la noche… soy tuyo

Las últimas dos palabras, tentadoras que en un susurro se lo prometió todo, absolutamente todo… porque solo ella lo merecía, quería despedirse de la mejor manera posible. Le importaba, más que cualquier otra persona… y quizás, la única en su vida. Una vida que al italiano cambiaría… apenas podía mirarla a los ojos.

-No sé si me perdonarás algún día pero… no me odies - eso era lo que más temía que ella dejase de verle… diferente.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Asura Nanami el Vie Abr 14, 2017 9:24 am

Si era sincera conmigo misma no quería que Efe saliera de mí vida de aquella forma, de aquella manera para ensalzarse hacia un camino que se debía obligado a tomar, no por propia decisión, sino por lavar su cara y pagar una deuda que era tan grande que le hacía empequeñecerse con ella. Aquel hombre frente a mí, ese que me había ayudado cuando yo más perdida me sentía en aquella ciudad, el que me había ayudado también a aprender esa lengua que ahora manejaba con algo más de soltura, el que me había hecho descubrir pasiones que jamás habría llegado a pensar que tendría… ese al que ahora veía abatido sin siquiera poder hacer nada por ayudarle.

Me sentía mal por él, no solamente por el simple hecho de que sabía que el camino que iba a tomar no le gustaba en absoluto, sino que además yo no podía hacer nada por ayudarle… al menos más de lo que ya lo había intentado. Convencerle de lo contrario sería una pérdida de tiempo cuando ya me había dado cuenta de que tenía una decisión tomada, tristemente para mí, y que de alguna forma iba a perderlo… ya no podría ir a buscarle como si no pasara nada como había hecho otras tantas veces, o que quedara conmigo con la única excusa de pasar un rato juntos y divertirnos, como los amigos que éramos… y en cierta parte, hasta dolía. Lo iba a perder, y no por la manera en que había penado que alguna vez lo perdería, que sería cuando se enterara de alguna forma lo que sentía por él.

Ni siquiera se iba a esperar a saber la decisión del chef para contratarlo o no, sabía que no era fácil empezar desde cero para pagar esa enorme deuda, pero al menos lo haría con la cabeza en alto demostrando el buen cocinero que era, de la otra forma… es que no quería pensarlo. Y me dolía, me dolía porque veía al hombre delante de mí y me apenaba que tuviera que rebajarse a tanto para salir de aquel agujero en el que le habían dejado… saber que otras mujeres lo tocarían y pagarían por ello… me mordí el labio con fuerza intentando no pensar en ello. Yo sabía que poco más podría tener con él que meros encuentros pasionales alguna que otra vez, de hecho, había sido todo un logro que hubiera tenido aquella noche junto a él cuando parecía que miraba a otras mujeres y no se daba cuenta de lo que despertaba en mí.

Pero, ¿qué más podía hacer? Sabía que no iba a poder tener nada más con él, era algo que había sumido desde el primer segundo en el que en un arranque de valentía le había confesado lo que me hacía sentir, tampoco podía pedir mucho más porque ya intuía las intenciones de mí padre, algo que me traía un poco de cabeza y que tendría que empezar a mirar para intentar ponerle alguna solución posible. Mis pensamientos se esfumaron al sentir sus manos envolver las mías, elevando mí vista hacia él que me miraba de aquella forma. Decía que no lo odiase, y es que en el fondo no podía hacerlo.


-No te voy a odiar, Efe, no creo que pueda hacerlo –porque aunque a mí no me había hecho nada directamente para ello es que igualmente no podría hacerlo- entiendo tus motivos aunque no los comparto, pero ya te dije que te apoyaba en aquello que pudiera –aunque fuera algo totalmente descabellado. Lo miré de forma fija cuando dijo de despedirnos a nuestra manera y que hasta las doce era mío, ¿dejar que aquel hombre me tomara de nuevo? No solo eso, ¿permitir que dejara una marca y una huella que sería difícil de olvidar? Me estaba entregando lo único que, en ese momento, le pertenecía y era libre para él: a si mismo, su voluntad. Era algo extraño pero, si iba a ser la última vez que lo tendría ¿por qué decirle que no? Sería la mejor de las despedidas que tuviéramos- Terminemos de comer, luego podemos dar una vuelta por el parque y… -lo miré mordiéndome el labio, aún me costaba decirlo incluso después de lo que había pasado- si me permites, me gustaría… -ya notaba mis mejillas teñidas y ardiendo- me gustaría ser tuya, una última vez.



Me:





avatar
Asura Nanami
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 112
Puntos : 113
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 21/11/2015

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Éferon Gianetti el Mar Abr 25, 2017 2:56 pm

Lo más importante y preocupaba al italiano, era que su mejor amiga…le odiase. Pensase de él justo lo que no deseaba. Antes de que la nipona se enterase por otras bocas, preferiría serle sincero y abrirse por entero a ella. sus ojos verdes, la miraban fijamente…deleitándose en cada gesto y emoción que expresaba. La conocía y estaba claro que…no solo no lo veía bien, la consumía el hecho de que su mejor amigo retozase con otras por dinero, tener que rebajarse a eso por el simple hecho de poder saldar su deuda, aunque fuese un poco.

Siempre había sido alguien capaz de comerse el mundo, no fingir una sonrisa pues todas fueron sinceras. Menos en esa ocasión. No podía forzarse, sus ojos verdes se habían anclado en ella, rezando mentalmente para que no lo juzgase de mala manera. La quería, era un hecho y por eso, le deseaba todo lo mejor del mundo. Nunca, podría ser como un hombre normal, alguien que pudiese sentir por alguien. En sus normas, esta era la primera y ahora con más razón. No iba a condenarla, menos a ella. La idea de casarse se iba alejando, no deseaba inmiscuir a nadie en sus asuntos y ella…ella debía y la tendría ajena a todo esto.

La miraba , se perdía en ella… y su culpabilidad no hacía otra cosa más que crecer y crecer. ¿Tanto dolía? Más. ver con tus propios ojos como le hacías daño a alguien que te importaba…era muy duro. Rezó mentalmente para oír ese “no te odio” y aún así, necesito oír más. podía haber sido cruel, quedar como un sinvergüenza que solo se había aprovechado de ella pero la realidad era una muy diferente.

-¿Sabes? me gustaría ser tan libre como cualquier tipo que entra por esa puerta. Un hombre capaz de dártelo todo, no me refiero a simplemente joyas o llevarte a comer a sitios caros y elegantes…para eso ya estás tú -bromeó con lo último, riendo por lo bajo… intentando no venirse aún más abajo que en ese momento. -Mía -musitó, relamiéndose al terminar el postre. Lo que acababa de pedirle…lo cambiaba todo.

La miró intensamente, una de sus manos se deslizó por la mesa hasta atrapar una de la joven y enredar sus dedos. La acercó a sus labios, dejando pequeños y dulces besos en cada dedo, sin soltar su agarre, un gesto muy dulce… muy tierno.

-Te invito a la cena y sí , es lo que menos puedo hacer. Y no te equivoques. Seré tuyo esta noche… recuérdalo -aliento que golpeó sus nudillos, mordisco suave y esa sonrisa traviesa que podía significar cualquier cosa. Se levantó dejando el dinero en la mesa y le hizo un gesto para que se fuesen. Ardía en deseos de volver a tomarla, cuidarla y colmarla de mil atenciones que mereciese.

Habían salido del restaurante, un par de calles cuando tiró de ella hacia uno de los callejones. Apenas le dio tiempo a decir nada, su cuerpo apresó el ajeno, haciendo ligeramente presión y buscar su boca a medida que sus cálidas manos envolvían las muñecas

- Soy tuyo -volvió a repetir entre ronroneos, gemidos de pura impaciencia.



Spoiler:
avatar
Éferon Gianetti
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 103
Puntos : 99
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 21/01/2016
Localización : Entre sábanas de seda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pillado [Privado-Asura]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.