Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
LUCERN RALPH

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
HERO JAEJOONG

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

MODERADORA

ENVIAR MP
SALOMÉ AMERIS

MODERADORA

ENVIAR MP
LARA KARSTEIN

MODERADORA

ENVIAR MP
RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA VAGGÖ

MODERADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

MODERADORA

ENVIAR MP

CLIMA ANGELS FALL - PARTICIPAN ASTRID J. BERGÈS Y NAXEL EBLAN ¿QUIERE UNA MANZANA? - PARTICIPAN ANDREW LAMBERTI Y SOREN KAARKAROGF LA NOCHE DEL BARÓN - PARTICIPAN ALPHONSE DE LA RIVE Y CORDELIA HOLTZ EL DESTINO DEL GUERRERO; CICATRIZADO - PARTICIPAN LAZARUS MORRIGAN Y JESSICA SAINT-BONNET EL JARDÍN DE LAS PLANTAS - PARTICIPAN SARA ASCARLANI Y KATHARINA VON HAMMERSMARK



Espacios libres: 00/60
Afiliaciones élite cerradas
Última limpieza: 01/06/16


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Night's Hunter | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Night's Hunter | Privado

Mensaje por Cédric Moncrieff el Jue Sep 15, 2016 11:56 pm

Su garganta vibraba, dejando escapar un gruñido por lo bajo. Esa noche, al igual que las anteriores, se sentía como un maldito acosador. No importaba que en esa ocasión, sí hubiese llevado consigo a Baltic. Desde que viera partir a la humana  en aquél parque donde se conocieron, no había podido sacarla de su mente. Su olor, había quedado impreso en su piel. Aunque ya hubiese pasado más de un mes, Cédric la habría podido localizar sin precedentes. Después de todo, era un excelente rastreador. Había alcanzado el puesto de líder debido a su facilidad para dar con los paraderos de sus enemigos. Encontrarla, había sido jodidamente sencillo. ¿Cómo demonios iba a explicarle porqué estaba tras sus pasos? Le había prometido que si se cruzaban, o bien era por casualidad, o porque se veía obligado a terminar lo que había empezado entre ellos. Si era sincero consigo mismo, tenía que reconocer que odiaba faltar a su palabra. Los Moncrieff, nunca se retractaban. Él, sin embargo, se veía obligado a hacerlo. Su cachorro no había vuelto a cambiar a humano desde esa tarde. No importó cuántas veces intentara convencerlo, la transformación nunca se produjo. Cuando tocaba la mente de su hijo, percibía algo diferente, como si éste simplemente estuviese esperando. ¡¿Esperando qué rayos?! Cédric no podía comprenderlo, pero comenzaba a sospechar que la respuesta estaba en aquélla mujer y su hijo. Por ello, la había buscado y observado desde la distancia. Era una mujer hermosa, que parecía centrar toda su atención en su pequeño. ¿De haber sido ella la madre de un cambiante, hubiese actuado de la misma forma? Esa era una pregunta que jamás podría responder, pero que sin duda, se las ingeniaba para aparecer en su mente cada vez que pensaba en ella.

¡Demonios! Ni siquiera cuando estaba tallando madera podía sacársela de la cabeza. Se había encontrado dibujando el contorno de su rostro en más de una ocasión. La agitación versus emoción de Baltic, lo sacó de su ensimismamiento. Si quería salir de dudas, y no volverse loco pensando en que la transformación de su hijo había sido producto de su imaginación, más valía no prolongar ese forzado encuentro. “Tú tampoco la has olvidado”, gruñó, acariciando la cabeza del cachorro, que sostenía sobre su hombro. El peso del pequeño era liviano y el cazador, se sentía demasiado cómodo cargándolo de esa manera. Fue en ese momento, que Bal clavó sus patas traseras en su espalda, en su afán por saltar de su agarre e ir al encuentro de la fémina. “¿Quieres esperar un poco más? Probablemente tú, seas bien recibido. No puedo decir lo mismo sobre mí”. Se quejó, recordando, una vez más, las palabras dichas entre ellos. La había amenazado, sin darle siquiera el beneficio a la duda. Para Cédric, todo era negro o blanco. Había pasado de los tonos grises hacía mucho tiempo. “Podrías ahorrarme la visita. Sólo tienes que hacer lo que sea que hayas hecho en su presencia.” Gruñó, por lo que sería la enésima vez. Era una noche fría, pero para los tipos como él, no significaba nada. Sus cuerpos regulaban la temperatura. El cachorro le lamió la mejilla, claramente entendiendo sus palabras. O al menos, eso quiso creer él.  Dado que no le gustaba dar explicaciones, se preguntó qué demonios diría para justificar su llegada. Con esa cuestión en mente, cruzó la calle finalmente. El olor de la hembra se intensificó, despertando al lobo en su interior.  A la bestia le gustaba. Oh sí, definitivamente, lo hacía.



"Las bestias salvajes no tienen misericordia"

The Moncrieffs:




Moon Called:


Cédric Moncrieff
Condenado/Cambiante/Clase Media
Condenado/Cambiante/Clase Media

Mensajes : 71
Puntos : 70
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 04/04/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Night's Hunter | Privado

Mensaje por Leigh Lezarc el Dom Oct 16, 2016 12:30 am

"No esperes a que me rinda,
que no ha de confesar mi lengua la culpa que no tengo"

Miguel de Cervantes Saavedra

Leigh era cazadora desde hace ya bastantes años, por lo que era completamente normal que hubiese notado la presencia ajena desde el primer momento en que empezó a seguirla. Inicialmente, creyó que se trataba de una sencilla verificación de promesas, como si buscara saber de primera mano si ella le pasaba información a alguien acerca de los cambiantes, o incluso cualquier otro posible signo de amenaza para él y su pequeño. Pero Leigh no hablaba con otros distintos a sus empleados, sus palabras eran pocas y sus contactos limitados.

No obstante, lo supo cerca en más ocasiones, en las que tuvo que contenerse para no enfrentarlo de una vez por todas con un arma bien empuñada entre sus manos, amenazándolo tal como él hacía, aunque a su modo. Pero se contenía con bastante esfuerzo, porque tenía claro que de actuar, revelaría que no era una mujer cualquiera, y que podía defenderse a sí misma y a su hijo con armas y fuerza que se había esforzado en dominar a la perfección. No importaba que desde Julien no pudiera salir a cazar, porque el entrenamiento superaba en años aquél receso obligatorio. Ahora era madre y tenía que ver sola por su hijo; no había nadie más en quien confiara sus cuidados y debía sumarle la desconfianza que le sentía a Ryley; si dejaba sólo al niño, quizás él se lo llevara. Por esa época, Leigh era más mujer que cazadora y, probablemente, eso continuara así por el temor que sentía de perder a Julien: lo único que tenía y lo que más le importaba. Seguía entrenando en casa, claro, pero era muy difícil considerar apartarse de nuevo de su pequeño, aunque eso le costara darle otro brusco giro a su mal trajeada vida.

Ella avanzó un par de calles más, tenía la intención de dirigirse al Des Arenes, el hotel que había comprado recientemente para tener en qué ocupar su mente durante más tiempo. Los negocios se le daban bastante bien, y ahora se esforzaba el doble para prosperarlos. Leigh, era la responsable de lo que fuera a heredar Julien algún día, la única encargada de su presente y futuro bienestar. Sin embargo, cambió su camino y avanzó hacia la zona residencial, un lugar de por sí más concurrido a esa hora y en el que quizás estaría más tranquila a la hora de actuar. Atravesó unas tres calles y al saberse de nuevo perseguida, se detuvo en seco. Estaba molesta, detestaba sentirse vulnerable de cualquier manera y más aún cuando llevaba en la carriola a su pequeño hijo. Sin más, se giró de pronto y miró a los ojos al cambiante adulto, pero lo hizo de manera seca, cortante e incluso amenazante a pesar de no decir nada. Acto seguido, cambió de acera otra vez, como si buscara recordarle que ella cambiaría siempre su camino cuando siquiera de lejos lo observara ¿Cuánto tiempo tendría que escapar de él por el bien de su hijo? Leigh sabía lo amenazante que había sido él en ese primer encuentro ¿Quién le aseguraba que ahora no aparecía para terminar lo que antes había iniciado? Sus pasos tras de sí, de nuevo, la hicieron detenerse otra vez, más molesta, más irritada al saber que lo cruzaría mil veces en esa misma ciudad que ambos habitaban. Esta vez, notó de nuevo al cachorro, que parecía intentar soltarse de los brazos ajenos para saltar a su encuentro
—Si viene a confirmar que no incumpla mi promesa, pierde su tiempo, porque mantengo lo que digo. Ahora dígame lo que quiere al venir tras de mí o redireccione sus pasos— espetó con tono frío, lo que creyera él ya le importaba poco, no pensaba mostrarse débil cuando sentía que él pretendía aterrarla.




Gracias:





Gossip:




Just married:


Leigh Lezarc
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 146
Puntos : 216
Reputación : 90
Fecha de inscripción : 21/01/2012
Localización : Lyon, Francia

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Night's Hunter | Privado

Mensaje por Cédric Moncrieff el Dom Oct 16, 2016 2:21 am

Maldita sea. ¿Debía sentirse sorprendido por los altos niveles de hostilidad que emanaban de la fémina por su non grata presencia? Cédric pensó que no, aunque el lobo en su interior, parecía a punto de estallar fuera de su cuerpo para marcar territorio y obligarle a cambiar de idea. Si bien la mayoría de las veces, hombre y animal, estaban de acuerdo; existían aquéllas pequeñas confrontaciones entre ambas partes, las cuales estaban lideradas por el instinto o el sentido común. No es que Moncrieff fuese dado a pensar antes de actuar. Era, después de todo, en esos impulsos salvajes donde convergía con la bestia que había sido parte suya desde que naciera. La percepción de aura, nunca había sido tan inútil como en esa ocasión. Incluso un ciego, podía palpar la tensión que les unía. El aire parecía cargarse con la energía negativa que creaban. Y su lobo, bien podía estar restregándose contra el cuerpo de Leigh, porque ahí estaba de nuevo, ese jodido gruñido por lo bajo de su garganta. Los únicos que, sin duda, parecían ajenos a esa batalla de voluntades, eran los pequeños. Baltic podía sentir que algo no estaba bien del todo, pero no sería la primera vez que ignorara su instinto de supervivencia. Sobre todo, cuando ese instinto, iba dirigido hacia la protección de su padre. El cachorro, podía jugar con el enemigo sin siquiera preocuparse en el destino de su progenitor. Una jodida cosa buena, siendo que era el maldito líder de los condenados, tanto temido como odiado. Especialmente, odiado, dentro y fuera de la Inquisición. Las demás facciones lo odiaban por estar a cargo del grupo de los desalmados, mientras que los de sus razas, lo hacían por seguir órdenes de un humano. Ni hablar de aquéllas organizaciones no afines a la iglesia, tales como los cazadores y aficionados.

– Me retracto, Baltic. Tal parece que tú tampoco eres bienvenido. – Sentenció, esbozando una sonrisa forzada. – Eso es a lo que yo llamo, el encanto de los Moncrieff. – Señaló, enarcando una de sus cejas en dirección a ella; en una clara invitación a que lo negara o, en su defecto, lo confirmara. “Lo apreciarás con los años”, claudicó en los pensamientos del pequeño husky, acariciándolo con su contacto; al mismo tiempo que hablaba. – No he venido a confirmar nada, Lezarc. Considero que el mensaje fue enviado y bien recibido. Aunque he permitido que mi hijo esté presente durante alguna de mis cacerías, preferiría que no fuera cómplice de la matanza de lo que, considero, es una de sus personas favoritas. – No se estaba burlando y desde luego, no estaba buscando provocarla. O tal vez sí, ¿para qué negarlo? Disfrutaba con su afilada lengua y la manera en que le hacía frente. Cédric conocía una forma muy hábil para enfrentarla y hacerle bajar la guardia. El lobo, no parecía estar en desacuerdo con su accionar. Sin embargo, no estaba allí para sucumbir a dichos placeres. – El cachorro y yo estábamos por los alrededores, mintió descaradamente, a sabiendas de que nada tenía que hacer por esos lares, excepto patrullar, pero no sería esa noche. No con Bal encima. – Antes de perderlo de vista por ir en su búsqueda, he decidido satisfacer su curiosidad dándole alcance. Tal vez, ahora que ya la ha visto, decida agradecérmelo. – Su mirada se desvió hacia el hijo de la mujer, mientras recordaba las últimas palabras que ésta le había dicho: que el padre de su hijo estaba muerto. Una noticia que no debía gustarle; pero que lo hacía. Al parecer, la desdicha de otros, significaba la felicidad de la suya. ¿No era así como funcionaba su mundo? Eran animales, bestias que encontraban placer en la destrucción que podían ocasionar, ellos o terceros. ¿Hasta dónde iban a llegar? Cédric, podía empezar a sospecharlo.



"Las bestias salvajes no tienen misericordia"

The Moncrieffs:




Moon Called:


Cédric Moncrieff
Condenado/Cambiante/Clase Media
Condenado/Cambiante/Clase Media

Mensajes : 71
Puntos : 70
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 04/04/2013

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Night's Hunter | Privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:14 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.